Entries from diciembre 2013 ↓

Haciendo una buena limpieza de la literatura científica

Por el Pr. Jack Heinemann, 24 de diciembre de 2013
Centro de Investigación integrada en Bioseguridad, vía Newsvine

Hasta el momento más de 785 científicos han firmado una carta abierta apoyando un boicot contra Elsevier, por su retractación en la publicación del trabajo de Séralini y su equipo sobre el maíz transgénico de Monsanto NK603: http://www.i-sis.org.uk/index.php

Hasta el momento más de 785 científicos han firmado una carta abierta apoyando un boicot contra Elsevier, por su retractación en la publicación del trabajo de Séralini y su equipo sobre el maíz transgénico de Monsanto NK603: http://www.i-sis.org.uk/index.php

Food and Chemical Toxicology tomó la inusual medida  el pasado mes de noviembre de 2013 de retractarse de la publicación del trabajo de Séralini (Séralini et al. 2012), que había aparecido en la revista un año antes. Los aciertos y las limitaciones para señalar  los efectos adversos del maíz modificado genéticamente se evaluaron de forma sistemática (Meyer y Hilbeck, 2013); no se falsearon datos, no hubo plagio, ni se encontró nada que no fuera correcto. Sin embargo, en una posterior revisión encontraron que los resultados no eran concluyentes.

Creo que sí, que no andaban descarriados. Ya lo señalaban los autores cuando dijeron aquello de “hacen falta más investigaciones”. Este tipo de declaraciones nunca se ven en los buenos trabajos: los buenos trabajos son conocidos porque son buenos desde el mismo momento en que se publican. No generan ningún tipo de controversia; nada hay incorrecto ni nunca habrá nada incorrecto. Son del agrado de la gente adecuada y de las personas que siempre tiene razón.

A raíz de esta retractación se me ocurrió la idea de revisar mi colección de papeles fotocopiados y deshacerme de lo que me quedaba de mis lecturas de juventud, la cual desperdicié con documentos que nunca debieran de haber manchado mis manos ni obnubilado mi mente…

¿Por qué están ahí? Pensé ¿Por qué no deshacerse de toda esta indigna literatura científica? Les voy a dar algunas de mis recomendaciones de lo que debieran de desechar. Está lejos de ser una lista exhaustiva, pero les invito a que la repasen. Quizás se decidan a repasarla y luego les diré lo que he aprendido.

1.- El primer documento habla de que los genes están formados por ADN

Muchos piensan que a Oswal Avery y a sus colaboradores se les negó injustamente el Premio Nobel en 1944 por su trabajo (Avery et al. 1944) que mostraba que una sustancia llamada ADN (ácido desoxirribonucleico) podía originar cambios hereditarios en una bacteria (Deichmann, 2008). Este documento establece la asociación entre los genes y el ADN que los forman.

El Premio Nobel Gunter Stent, contemporáneo de Avery, dijo de este trabajo: “El descubrimiento de Avery fue muy discutido y se tardaron ocho años en apreciar su valía… la naturaleza molecular del ADN… lo cual por entonces parecía inconcebible, que el ADN pudiera ser el portador de la información hereditaria” (Deichamnn, 2008).

(Nota: ¿ocho años?, la primera señal de que este no fue un buen trabajo)

En el documento que publicaron, Avery et al. incluían una advertencia de que se necesitaban más evidencias. Cuando dijeron que el ADN captado por las bacterias producía un cambio heredable, señalaron por precaución que era posible que “pequeñas cantidades de alguna otra sustancia fuera adsorbida o estuviera tan íntimamente ligado a ella como para escapar a la detección, y que fuera la causa de la transmisión del rasgo y su heredabilidad (Avery et al. 1944)”.

(Ambigüedad, segunda señal de que efectivamente no es un buen trabajo).

El contenido de este documento está presente en los libros de texto utilizados para enseñar Microbiología y Biología Molecular.  El documento es utilizado como un icono en la creación de controles experimentales cuidadosos y significativos. Sin embargo, los resultados de Avery et al. no fueron concluyentes en su tiempo. Así que propongo que se descuelgue de los registros científicos.

2.- Los primeros dos artículos que describían la estructura del ADN y cómo se podía replicar

En sus famosos trabajos de abril (Watson y Crick, 1953b)y mayo (Watson y Crick, 1953a) de 1953 informaban de la estructura del ADN y las implicaciones de esta estructura. Watson y Crick formularon algunos reparos en sus datos: ya en el documento de mayo indican que los datos cristalográficos obtenidos mediante rayos X que aparecen en el documento podrían no ser definitivos.

Lo que hizo tan interesantes estos trabajos fueron las implicaciones genéticas, porque en el momento en el que aparecieron los documentos de Watson y Crick ya había habido varias demostraciones experimentales que señalaban la importancia de los ácidos nucleicos, en particular el ADN, en la heredabilidad de los rasgos (Avery et. al. 1944; Hershey y Chase, 1952). Esta mayor implicación genética ahondaba en que la estructura de la molécula podía explicar en términos bioquímicos cómo se producía la replicación de los genes.

“No se nos escapa que este particular emparejamiento que hemos postulado sugiere el posible mecanismo de copia del material genético”, decían (Watson y Crick, 1952b). Sin embargo, pasarían otros cinco años en verificar esta afirmación, que especulaba sobre la estructura del ADN y las evidencias experimentales de cómo esa estructura participaba en su replicación (Meselson y Stahl. 1958). El modelo de Watson y Crick fue profético, pero no concluyente en su momento; por lo tanto propongo que se retire también del registro científico.

3.- El primer documento (bueno, en realidad no) que mostraba que los genes se transfieren desde las bacterias a las plantas.

La idea de que el ADN (es decir, genes) se podía transferir desde las bacterias a las plantas y animales fue una cuestión polémica durante muchos años (Ferguson y Heinemann, 2002). Algunas de las pruebas más contundentes se observaron por la interacción entre la bacteria patógena Agrobacterium tumefaciens y las plantas, dando lugar a una enfermedad denominada agalla de la corona (Heinemann, 1991). Ya se habían realizado estudios con anterioridad sobre la transferencia de genes entre las bacterias y las plantas, desde los años 1960 hasta mediados de 1970 (Drlica y Kado, 1975; Stroun et al. 1970; Stroun et al., 1977). Sin embargo, un experimento realizado en 1974 no pudo demostrar la existencia de ADN bacteriano en los tumores de las agallas de las plantas (Chilton et al., 1974). El primer equipo que no pudo confirmar la presencia del ADN de A. tumefaciens en las agallas de las plantas también dijo que no pudo reproducir aquellos otros estudios que sí habían encontrado el ADN de A. tumefaciens en la agallas (Chilton et. al., 1977). ¡Pero un momento!, este equipo sí pudo detectar el ADN de la bacteria en las células de la agalla de la planta (Chilton et al., 1977).

La confirmación de la transferencia de ADN de una bacteria a una planta se convirtió en la base para el desarrollo de la Ingeniería Genética, y sigue siendo todavía la técnica empleada  para el uso comercial de las plantas modificadas genéticamente. Como consecuencia, este trabajo permitió más adelante que una empresa obtuviese el Premio Mundial de la Alimentación 2013. Lamentablemente, tanto el trabajo de Chilton et al. de 1974 como el de Chilton et al. de 1977, tenían algunos resultados que no fueron correctos, o en todo caso no concluyentes. Por tanto, sugiero que estos documentos desaparezcan del registro científico.

4.- Documento que muestra que los priones de origen bovino no podían infectar los cerebros de otras especies

En 1995, uno de los principales laboratorios del Reino Unido sobre las enfermedades de los priones publicó los resultados de un estudio sobre si un prión podía transmitirse desde el ganado a los seres humanos (Anónimo, 1995).

El estudio utilizó ratones modificados genéticamente para expresar la versión de una proteína humana, que cambia su conformación cuando se desarrolla la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (ECJ). Esta es la forma humana de la encefalopatía espongiforme. Los ratones expuestos a las proteínas extraídas del ganado que mostraba los síntomas de la enfermedad de las vacas locas, también conocida como encefalopatía espongiforme bovina (EEB), no mostraron un aumento estadísticamente significativo en la incidencia de la enfermedad. Esto sugería que el agente causante de la EEB no podía transmitirse a los seres humanos desde los bovinos (Collinge et al., 1995).

La revista Nature publicó una noticia en la que se informaba de una disparidad de criterios entre estos autores y otros científicos, que alegaban que los resultados no eran concluyentes (Anónimo, 1995). Su argumento se basaba en que la enfermedad podía tener un período de incubación indefinida entre la exposición y la aparición de los síntomas, y que a los animales no se les había realizado un seguimiento lo suficientemente largo para que apareciesen los síntomas (Hope, 1995). Por otra parte, el período de incubación de la enfermedad, que ahora se estaba estudiando en ratones, se sabía que era más largo. También podía ocurrir que los resultados se hubieran falseado por la interferencia por la versión de la proteína presente en los ratones (Heinemann et al., 2013).  El estudio del grupo de control de las ratones que expresaban sólo la forma humana de la proteína se hizo más tarde, de modo que los resultados todavía no estaban disponibles cuando Collinge et al. decidieron la publicación del estudio.

Más tarde se demostró que la partícula infecciosa presente en el ganado se podía transmitir a los seres humanos ( y a los ratones transgénicos), con el grupo de Collinge proporcionando pruebas convincentes (Almond y Pattison, 1997). Dos años más tarde se realiza un añadido al artículo aparecido en 1995 en Nature, donde el grupo anunciaba: “También incluimos los resultados provisionales del grupo de control de los ratones que expresaban la proteína humana…con la EEB; estos ratones no presentaron síntomas de la enfermedad en los 264 días posteriores a la inoculación. Sin embargo, a partir del día 489 en adelante, algunos de estos ratones empezaron a desarrollar la enfermedad priónica” (Collinge et al., 1977).

Los resultados del estudio de 1995 no fueron concluyentes en el momento de la publicación, pero el documento se mantiene dentro de la literatura científica. Propongo que se realice una retractación de su publicación.

¿Qué he aprendido?

En primer lugar, que no se hace ningún servicio a la Ciencia o a los estudios futuros si se retiran estos artículos considerados ya clásicos dentro de la Literatura Científica. Se han convertido en iconos por diferentes motivos. Algunos eran revolucionarios y poco apreciados en su tiempo. Algunos eran revolucionarios y oportunos. Otros mostraron deficiencias por un escaso desarrollo técnico, o no siguieron las pistas correctas. Pero podemos aprender de todos ellos. No todo lo que aprendemos de un artículo científico está relacionado con la Ciencia misma.

En segundo lugar,  resultados concluyentes  en algunos aspectos faltaban en todos estos documentos, y casi ausentes en algunos de ellos. Eso no les convierte en irrelevantes para la historia de la ciencia y para aprender cómo funciona la Ciencia.  Las conclusiones concluyentes son fruto de una imaginación empobrecida.

Al decir esto, no quiero sugerir que algunos trabajos científicos no estén mejor realizados que otros. Quiero decir que en la vanguardia de los descubrimientos y la investigación siempre habrá gran incertidumbre: errores experimentales, límites humanos de la percepción,  posibilidades. Los descubrimientos en Ciencia resisten el  paso del tiempo.

En tercer lugar, algunos aspectos de la Ciencia son más controvertidos que otros. Cuanto más cerca se encuentre la Ciencia de los intereses comerciales, o conflictos con otras muchas personas, más fuertes son las quejas. No retractarse de la publicación de ciertos documentos que aparecen en el registro científico, algunos de los cuales no eran concluyentes y algunos estaban francamente mal en aspectos importantes, muestran que la retractación es una decisión política, que no se basa en las omisiones o errores.

En cuarto lugar, lo que estos documentos nos enseñan es que hacer una cosa mal, o no obtener unos resultados definitivos, no es algo infrecuente. No es ni bueno ni malo, sino algo a veces inevitable con lo que hay que tratar. Si no somos capaces de reconocer esto en Ciencia o en Educación, se induce a error a la gente y  a los estudiantes, que piensan que las respuestas son obvias y la Ciencia inequívoca. Eso no es cierto.

Por último, una retractación será visto por algunos como algo que no es tal. Considerarán que los que no están de acuerdo con el documento tenían razón. Una retractación por no obtener resultados concluyentes no muestra eso. Sólo muestra que la comunicación científica está sometida a la Política.

Referencias
Almond, J. and Pattison, J. (1997). Human BSE. Nature 389, 437-438.

Anonymous (1995). BSE results ‘may quell panic’, but caution still needed. Nature 378, 759.

Avery, O. T., MacLeod, C. M. and McCarty, M. (1944). Studies on the chemical nature of the substance inducing transformation of Pneumococcal types. J. Exp. Med. 79, 137-158.

Chilton, M.-D., Currier, T. C., Farrand, S. K., Bendich, A. J., Gordon, M. P. and Nester, E. W. (1974).

Agrobacterium tumefaciens DNA and PS8 DNA not detected in crown gall tumors. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 71, 3672-3676.

Chilton, M.-D., Drummond, M. H., Merlo, D. J., Sciaky, D., Montoya, A. L., Gordon, M. P. and Nester, E. W. (1977). Stable incorporation of plasmid DNA into higher plant cells: the molecular basis of crown gall tumorigenesis. Cell 11, 263-271.

Collinge, J., Palmer, M. S., Sidle, K. C. L., Hill, A. F., Gowland, I., Meads, J., Asante, E., Bradley, R., Doey, L. J. and Lantos, P. L. (1995). Unaltered susceptibility to BSE in transgenic mice expressing human prion protein. Nature 378, 779-783.

Collinge, J., Palmer, M. S., Sidle, K. C. L., Hill, A. F., Gowland, I., Meads, J., Asante, E., Bradley, R., Doey, L. J. and Lantos, P. L. (1997). Addendum: Unaltered susceptibility to BSE in transgenic mice expressing human prion protein. Nature 389, 526.

Deichmann, U. (2008). Antimicrobial resistance in Escherichia coli and Pseudomonas aeruginosa from Intensive Care Units in The Netherlands, 1998–2005. HSPS 34, 207-232.

Drlica, K. A. and Kado, C. I. (1975). Crown gall tumors: are bacterial nucleic acids involved? Bacteriol. Rev. 39, 186-196.
Ferguson, G. C. and Heinemann, J. A. (2002). Recent history of trans-kingdom conjugation. In Horizontal Gene Transfer, M. Syvanen, and C. I. Kado, eds. (London and San Diego, Academic Press), pp. 3-17.

Heinemann, J. A. (1991). Genetics of gene transfer between species. Trends Genet. 7, 181-185.

Heinemann, J. A., Agapito-Tenfen, S. Z. and Carman, J. A. (2013). A comparative evaluation of the regulation of GM crops or products containing dsRNA and suggested improvements to risk assessments. Environ Int 55, 43-55. (Open Access)

Hershey, A. D. and Chase, M. (1952). Independent functions of viral protein and nucleic acid in growth of bacteriophage. J. Gen. Physiol. 36, 39-56.

Hope, J. (1995). Mice and beef and brain diseases. Nature 378, 761-762.

Meselson, M. and Stahl, F. W. (1958). The replication of DNA in Escherichia coli. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 44, 671-682.
Meyer, H. and Hilbeck, A. (2013). Rat feeding studies with genetically modified maize – a comparative evaluation of applied methods and risk assessment standards. Environ Sci Eur 25, 33.

Séralini, G.-E., Clair, E., Mesnage, R., Gress, S., Defarge, N., Malatesta, M., Hennequin, D. and de Vendômois, J. S. (2012). Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize. Food Chem. Toxicol. 50, 4221–4231.

Stroun, M., Anker, P. and Auderset, G. (1970). Natural release of nucleic acids from bacteria into plant cells. Nature 227, 607-608.

Stroun, M., Anker, P., Maurice, P. and Gahan, P. (1977). Circulating nucleic acids in higher organisms. Int. Rev. Cytol. 51, 1-48.

Watson, J. D. and Crick, F. H. C. (1953a). Genetical implications of the structure of deoxyribonucleic acid. Nature 171, 964-967.

Watson, J. D. and Crick, F. H. C. (1953b). Molecular structure of nucleic acids. Nature 171, 737-738.
—-

Procedencia: http://biosafetycooperative.newsvine.com/_news/2013/12/24/22038524-lets-give-the-scientific-literature-a-good-clean-u

El avispero de Oriente Medio: yacimientos de gas y petróleo en el Mediterráneo Oriental

Por Felicity Arbuthnot, 28 de diciembre de 2013

Dissident Voice

levante-gas

Israel podría convertirse en exportador de gas y petróleo si todo va según lo previsto. El gran campo de gas natural Leviatán, situado en el Mediterráneo Oriental, descubierto en 2010, es mencionado muy a menudo como “La costa de Israel”.

Este campo de gas esel más importante que se ha encontrado en la zona de la cuenca de Levante, abarcando unos 83.000 kilómetros cuadrados de la región del Mediterráneo Oriental”.

Junto con el campo de Tamar, que se encuentra en el mismo lugar, descubierto en 2009, las perspectivas son muy halagüeñas para las necesidades energéticas de Israel, y para Houston. Las empresas que realizan las exploraciones son Noble Energy, Delek Drilling, Aver Oil Exploration y Ratio Oil Exploration.

También participa la empresa australiana de Perth, Woodside Petroleum, que ha firmado un acuerdo de entendimiento con una participación del 30% en el proyecto, que en las negociaciones se describe como un acuerdo “de arriba hacia abajo”. De todos modos se especula que Woodside podría retirarse del proyecto “ya que los planes originales se establecieron en un momento de relaciones tensas entre Israel y Turquía. Pero eso ha cambiado, y este gas podría exportarse canalizándolo a través de Turquía”.

Las reservas del campo Leviatán se estimaban en unos 16700 mil millones de pies cúbicos de gas, pero ahora se estiman en unos 19 billones:

Hemos descubierto casi 40 billones de pies cúbicos de gas, de los cuales 19 billones de pies cúbicos pueden destinarse a la exportación a los mercados regionales y extrarregionales. Las exportaciones podrían alcanzar 2 mil millones de pies cúbicos diarios en la próxima década. Y continuamos con las exploraciones”, declaró el Vicepresidente de Noble Keith Elliot. También se estima que puedan existir 600 millones de barriles de petróleo, según Michael Economides de energytribune.com.

Woodside Petroleum también podría mostrarse reacia a involucrarse en nuevos conflictos, como el que mantiene el Gobierno australiano con Timor Oriental por la extracciones de yacimientos energéticos y de minerales en el Mar de Timor, que incluso ha llevado a Timor Oriental a acusar a Australia “de incordiar a sus funcionarios durante las negociaciones del acuerdo”.

El conflicto de Woodside en Timor Oriental puede no ser nada en comparación con lo que puede entrar en erupción en los campos Leviatán y Tamar. La zona es la denominada Cuenca de Levante. Israel reclama los yacimientos como propios, pero sólo una parte de los mismos se encuentran bajo la jurisdicción de Israel, como se muestra claramente en este mapa y aquí:

cuenca_LevanteTodavía queda mucho por explorar, pero de los yacimientos descubiertos hasta el momento la mayor parte se encuentran en la Franja de Gaza y en Cisjordania, en las aguas territoriales del Líbano y de Siria, que también reclaman la parte que les corresponde.

Como medida preventiva, el mismo día de Navidad, Siria firmó un acuerdo con Rusia para explorar 2190 kilómetros cuadrados. El acuerdo dice: “La financiación correrá a cargo de Rusia, y si el gas y el petróleo descubiertos tienen uso comercial, Moscú recuperará los costes de exploración”.

El Ministro de Energía de Siria, Ali Abbas, dijo que el contrato tiene una duración de “25 años, con varias etapas”.

Siria, cada vez más paralizada por las sanciones internacionales, ha visto reducida su producción de petróleo en un 90% desde el comienzo del conflicto en marzo de 2011. La producción de gas se ha reducido casi a la mitad, de 30 millones de metros cúbicos al día ha pasado a 16.7 millones de metros cúbicos diarios.

El acuerdo entre Siria y Rusia es el resultado de varios meses de negociaciones entre los dos países. Rusia, uno de los principales partidarios del Gobierno sirio, también quiere su parte de la riqueza energética de la Cuenca de Levante.

Líbano está en disputa por su frontera marítima con Israel, presentando su propio mapa en una reclamación presentada ante la ONU en 2010. Israel afirma que Líbano está dispuesto a otorgar licencia de explotación de gas y petróleo en una zona que Israel reclama como su “zona económica exclusiva”.

El envío por parte de Estados Unidos, bajo la apariencia de un intermediario honesto, del Vicepresidente Joe Biden como negociador en este conflicto fronterizo, tendría su gracia si no fuera porque Israel está dispuesto a atacar de nuevo a su vecino. En su visita a Israel en marzo de 2010, Biden dijo: “No hay nada que separe a Estados Unidos de Israel en lo que respecta a su seguridad, nada en absoluto”. Y cuando llegó a Israel: “No hay nada como estar en casa”.

Tras décadas de mediar en las conversaciones de paz entre Israel y Palestina por parte de Estados Unidos, sólo se han visto obstáculos, comportamiento unilateral y duplicidad. Los problemas están a la vista.

Y Leviatán es uno de los siete príncipes del Infierno.

____

Procedencia: http://dissidentvoice.org/2013/12/gas-oil-and-trouble-in-the-levant/#more-52369

OMS: aumento de los casos de cáncer en todo el mundo

Por Ethan A. Huff, 26 de diciembre de 2013

Natural News

Los datos que aparecen en estas gráficas se refieren a España. Procedencia imágenes: Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) http://www.seom.org/en/prensa/el-cancer-en-espanyacom/103644-el-cancer-en-espana-2012?start=1

Los datos que aparecen en estas gráficas se refieren a España.
Procedencia imágenes: Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)
http://www.seom.org/en/prensa/el-cancer-en-espanyacom/103644-el-cancer-en-espana-2012?start=1

(NaturalNews).- La Organización Mundial de la Salud ha publicado recientemente las predicciones de la propagación del cáncer en todo el mundo, lo que implicaría un fracaso en las políticas que se han seguido para disminuir su incidencia. En los próximos 10 años, las tasas de cáncer se pueden incrementar en más de 25%, siendo la mayor parte de este crecimiento en los llamados países en desarrollo, que están fuertemente influenciados por las formas de vida y cultura occidentales.

En el año 2025, la OMS predice que el número anual de nuevos casos de cáncer aumente aproximadamente en un 37%, pasando de un total anual de alrededor de 14,1 millones de personas a 19,3 millones. También es de prever que el número de pacientes con cáncer que mueran de la enfermedad aumente alrededor de un 39%, pasando de los 8,2 millones de personas a los 11,4 millones.

incidencia_cancer2

Haga clic en la imagen para agrandarla

Concretamente, en Estados Unidos se espera que el número anual de nuevos casos de cáncer aumente a un ritmo ligeramente menor que la media del mundo en general. De acuerdo con los datos, alrededor de 1,6 millones de personas pasarán a ser pacientes con cáncer cada año, una cifra que podría aumentar en un 31%, pasando a los 2,09 millones de personas al año en 2025. Sin embargo, las muertes por cáncer podrían aumentar en un 38% durante el mismo período, casi igualando el incremento previsto.

En la mayor parte de los países desarrollados el cáncer es la segunda causa principal de mortalidad después de las enfermedades cardiovasculares, y los datos epidemiológicos muestran el comienzo de esta tendencia en el mundo menos desarrollado, en particular en los países «en transición» y países de ingresos medianos, por ejemplo en América del Sur y Asia. Más de la mitad de los casos de cáncer se registran ya en países en desarrollohttp://www.who.int/features/qa/15/es/

Los países en desarrollo que adoptan los estándares occidentales son más propensos a nuevos casos de cáncer

Las tasas de cáncer siguen aumentando el todo el mundo, pero los países más afectados son China y la India, que están adoptando los estándares occidentales. En la India, por ejemplo, las empresas de Biotecnología con sede en Europa o Estados Unidos han jugado un papel muy importante en la transición de culturas rurales a otras más tecnificadas y urbanas, extendiéndose los organismos modificados genéticamente, a los que se relaciona en muchos estudios con el desarrollo del cáncer.

Lo mismo ocurre en China, donde la ciudades están siendo modeladas al estilo estadounidense, con un modo de vida y unos patrones dietéticos similares. Las formas de vida tradicionales, incluyendo la alimentación y la agricultura, están siendo reemplazadas por el consumismo, la vida sedentaria, una peor alimentación, la agricultura industrial y otras prácticas occidentales.

Como señala el comentarista McClatchy: “Los alimentos transgénicos, la contaminación del agua, la presencia de bisfenoles en los plásticos, en definitiva toda la contaminación de nuestro entorno está relacionada con el desarrollo del cáncer”.

No ha de sorprendernos que los funcionarios de la OMS silencien todos estos factores como asociados al cáncer. Es curioso que el Jefe de Información de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, David Forman, dijese a los medios de comunicación que básicamente sólo el tabaco y el alcohol son las principales causas del cáncer.

La cultura occidentall y sus enfermedades asociadas se están extendiendo por todo el mundo”, resumió McClatchy.

––

Procedencia: http://www.naturalnews.com/043331_World_Health_Organization_cancer_risk_Western_medicine.html

El problema de Turing

Por Romeo Vitelli

Providentia

Turing

Cuando robaron en la vivienda de Alan Turing el 23 de enero de 1952, el suceso no pareció revestir mucha importancia. Como escribiría más tarde Turing a un amigo:

Hace pocas horas que han entrado en mi casa y todavía estoy intentando comprobar qué es lo que falta. Afortunadamente tengo un seguro y pocas cosas han desaparecido que sean insustituibles. Pero todo esto no deja de preocuparme, ya que hace poco también fui objeto de otro robo en la Universidad. Voy precavido, esperando que un ladrillo caiga sobre mi cabeza u otro suceso desagradable e inesperado me suceda en cualquier lugar”.

Palabras proféticas. Cuando Turing denunció el robo en su vivienda a la policía, rápidamente empezó a sospechar de su joven amante, Arnold Murray, que pensaba estaba involucrado en aquel suceso. Había conocido a Murray a principios de ese mes y pasaron varias noches juntos en la casa de Turing. La acusación de Turing provocó inquietud en Murray y éste amenazó con revelar a la policía lo de su relación. En aquel momento la homosexualidad todavía era vista como un delito y Turing sabía lo que significaría si Arnold lo manifestaba. A pesar del riesgo, Turing le dijo que era el responsable del daño: Murray admitió que conocía al ladrón (al que le había hablado sobre esta casa), que quizás había decidido que la vivienda de Turing era un buen objetivo, y que probablemente no denunciase el robo. Aunque Turing olvidó el suceso lo suficiente como para reanudar su relación con Murray, sin embargo acudió a la policía con la información que había obtenido. A pesar de que hizo todo lo posible por ocultar la identidad de Murray y la naturaleza de su relación con él, se vio obligado a confesar la verdad. Su destino a partir de entonces se vio marcado por este asunto.

Los policías se asombraron de la naturalidad con la que Alan Turing admitió su homosexualidad. No dio importancia a su estilo de vida y dijo que una Comisión Real estaba estudiando su legalización ( no cual no era cierto). Según la Sección Once de la Enmienda del Derecho Penal de 1885, la conducta homosexual estaba tipificada como indecencia. Sólo se aplicaba a los varones ( todas las referencias a las lesbianas se habían quitado de la citada Ley, aunque las razones no estén muy claras). La Ley no hacia distinción entre actividades sexuales públicas y privadas, sin que se permitiese ninguna excepción. La legislación anterior a 1885 estaba inspirada en conceptos religiosos, calificando a la homosexualidad como un delito contra la naturaleza; las condenas de prisión por homosexualidad apenas terminaron en los tiempos de Alan Turing. Su estilo de vida poco convencional era un secreto a voces para aquellos que le conocían personalmente. El hecho de que Turing fracasase en ocultar su vida privada a los ojos de los demás significó que podía ser acusado y condenado.

El 27 de febrero Arnold Murray y Alan Turing acuden a juicio. Ante la insistencia de su hermano, John Turing, se declara culpable de la acusación formulada contra él. No era posible ningún otro veredicto, ya que la declaración que realiza ante la policía es utilizada como prueba durante el juicio. En muchos sentidos, la condena de Turing era la típica de la época: entre 1931 y 1952, los juicios por conducta homosexual aumentaron en un 500%, como reacción ante la creciente visibilidad de los homosexuales en la sociedad británica. A pesar de la importancia de Turing en los círculos científicos y gubernamentales, la consideración pública como homosexual de Alan Turing era la de considerarle un delincuente sexual, la peor consideración posible dentro de la educada sociedad británica. También tuvo repercusión emocional en la familia de Alan Turing: además de conocer su homosexualidad su hermano, también la supo su madre. Mientras que Ethel Turing lo apoyó, su hermano no dudó en decirle que consideraba la homosexualidad como algo repugnante y de mala reputación.

También fue apoyado por compañeros de Turing de Bletchley Park. Su mentor, Max Newman, y un compañero criptoanalista, Hugh Alexander, actuaron como testigos durante el juicio. Fue una posición valiente teniendo en cuenta la culpabilidad por asociación, siendo considerados también delincuentes aquellos que apoyasen a los condenados por delitos sexuales. Muchos de los amigos de Turing, también homosexuales, se vieron obligados a distanciarse por el temor de que sobre ellos recayesen sospechas. Otros sin embargo se mantuvieron junto a él, a pesar de la naturaleza de los cargos a los que se enfrentaba. Turing tenía ya sobre sí un largo comportamiento considerado escandaloso, lo que sus compañeros calificaban como típico de Turing. Los que lo evitaban con anterioridad tenían ahora más razones para hacerlo. Gracias a la presión ejercida por Newman y otros, Turing pudo mantener su relación con el Kings College de Cambridge, pero no se le renovó el contrato una vez hubo expirado. Turing se mantuvo activo como matemático durante todo el juicio, e incluso asistió a una importante conferencia el 21 de marzo.

El juicio de Regina contra Turing y Murray se celebró el 31 de marzo de 1952, siendo presidido por el juez J. Fraser Harrison. Se presentaron doce cargos contra ellos, centrados en los delitos de indecencia cometidos por Alan Turing y Arnold Murray. Aunque ambos se declararon culpables, el juez comentó la falta de remordimiento de Turing por sus acciones, pero diversos testimonios a su favor dieron lugar a una condena más indulgente. Las penas de prisión para los homosexuales eran ya menos frecuentes ( sólo 174 de los 746 hombres condenados por homosexualidad en 1951 fueron condenados a penas de prisión, por lo general de menos de seis meses de duración), optándose por otras medidas. Arnold Murray fue puesto en libertad condicional (Turing lo defendió durante el juicio); Alan Turing fue puesto en libertad condicional, pero con la condición de que se sometiese a un tratamiento médico cualificado en el Manchester Royal Infirmary.

El primer Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-1) apareció ese mismo año, clasificando a la homosexualidad como un trastorno mental. Aunque el Psicoanálisis había mostrado poco valor en el tratamiento de la homosexualidad, la Ciencia Médica empleó alternativas más radicales. La existencia de hormonas sexuales, los estrógenos y la testosterona, ya se conocía desde el siglo XIX, pero sólo fueron sintetizadas en la década de 1920, comenzando la terapia hormonal. A pesar de que la castración física había sido utilizada durante mucho tiempo en el caso de delincuentes sexuales que habían sido condenados (incluidos los homosexuales), el uso de la terapia hormonal para el tratamiento de las prácticas sexuales estaba en una etapa experimental. La castración química, un término que da lugar a confusión, mediante el uso de hormonas sexuales para controlar el comportamiento sexual fue llevada a cabo por primera vez por investigadores estadounidenses en 1940. Después de medir los niveles de testosterona y estrógenos en los homosexuales que eran condenados, los investigadores concluyeron que los homosexuales tenían una menor cantidad de hormonas masculinas que los heterosexuales ( aunque las cifras varías mucho en las muestras utilizadas). En el documento que apareció ese mismo año, los investigadores señalaban que “si se establecía una etiología biológica, entonces las posibilidades terapéuticas serían mucho más amplias que en la actualidad”. En otras palabras, la terapia hormonal podría proporcionar la tan buscada cura de la homosexualidad.

Sobre la base de estos resultados iniciales, el investigador S.J. Glass llevó a cabo investigaciones adicionales durante el tratamiento de once homosexuales utilizando hormonas masculinas, amablemente suministradas por las compañías farmacéuticas. Este tratamiento experimental fue obligatorio para mucho de los participantes en el estudio ( tres eran varones menores de edad) y los resultados, publicados en 1944, no pueden considerarse un éxito. Según Glass: “sólo en tres de los sujetos se observaron beneficios con esta terapia; en cinco de ellos aumentó el deseo homosexual. No supone por tanto una forma de tratar la homosexualidad masculina”. Al no mostrar ningún beneficio el uso de la testosterona, los investigadores concibieron la brillante idea de utilizar en su lugar hormonas femeninas. Un estudio de 1940 ya había demostrado que el tratamiento con estrógenos daba lugar una eliminación casi total de la libido. La castración física estaba aceptada en muchos estados de Estados Unidos ( hasta 1950, unos 50.000 delincuentes sexuales habían sido castrados según el registro), pero las leyes británicas prohibían el uso de la castración física con fines punitivos. Dada la existencia de un equivalente químico, las autoridades consideraron que esta opción era interesante para el tratamiento de los homosexuales condenados.

En un documento de 1949, F.L. Golla y sus colegas presentaron los resultados obtenidos en el estudio de trece homosexuales condenados, llegando a la conclusión de que “la libido podía ser eliminada en el plazo de un mes”, utilizando altas dosis de hormonas sexuales femeninas. Las autoridades consideraron que “dada la naturaleza no mutilante de este tratamiento y facilidad para su administración a los pacientes, consintieron que se emplease siempre que fuera posible en los casos de hombres con impulso sexual anormal e incontrolable”. Tanto políticos como periódicos ensalzaron el valor potencial de la terapia hormonal. Por otra parte, los críticos advirtieron de la existencia de muchas incógnitas en el tratamiento, con muchos factores de riesgos presentes. El control de los impulsos sexuales antinaturales mediante el empleo de tratamientos hormonales encajaba bastante bien con los avances realizados en otras áreas de la Psiquiatría. Teniendo en cuenta otros tratamientos experimentales como el condicionamiento aversivo, las lobotomías y la terapia electroconvulsiva, este tratamiento parecía relativamente benigno.

En el caso de Alan Turing, la administración de hormonas femeninas para controlar sus impulsos sexuales fue en realidad una decisión voluntaria. Cuando su abogado le explicó las diferentes opciones legales de que disponía (incluida la cárcel), Turing decidió que la administración de la medicación era la mejor manera de estar fuera de la cárcel y poder continuar sus investigaciones. Dada su condición de destacado matemático y miembro de la Orden del Imperio Británico ( que mantuvo a pesar de la condena), el caso estuvo muy presente en los medios de comunicación. Después de ser puesto en libertad condicional, los periódicos locales decían: “Lector de la Universidad puesto en libertad condicional: se someterá a tratamiento terapéutico”. Si a Turing le molestaba todo este revuelo es cosa que apenas comentaba con sus amigos. La libertad condicional le obligó a someterse al tratamiento durante un año. En una carta a un compañero matemático, Philip Hall, escribía:

Estoy obligado a tomar la terapia durante un año. Se supone que es para reducir mi impulso sexual mientras se emplea, volviendo a la normalidad después de que ese período haya terminado. Espero que sea cierto. Los psiquiatras pensaron que era inútil el empleo de cualquier otra terapia. El día en que se me administró no fue desagradable. Tuve una sensación muy agradable de irresponsabilidad después de volver, como cuando se vuelve de la escuela. El comportamiento de los celadores también fue bueno. También me puse muy contento al ver a mi cómplice de nuevo, aunque no confíe en él ni una pulgada”.

La condena también incluía la prohibición de viajar a otros países, incluyendo Estados Unidos (vileza moral era el motivo considerado para negarle la entrada). También se revocaron las medidas de seguridad hacia Turing una vez que terminó el trabajo criptográfico. Aunque Turing se tomó todo esto con mucha calma, estaba preocupado por los efectos secundarios de la medicación. Además de impotencia, que le habían asegurado era sólo temporal, comenzó a experimentar otros efectos secundarios: ginecomastia (hinchazón del pecho), cambios en el estado de ánimo y feminización general, como los síntomas más comunes en los hombres que toman suplementos de estrógenos. A pesar de las dificultades, Alan Turing continuó con su labor profesional ( e incluso tuvo un breve romance con un danés al que conoció un día de fiesta). A pesar de angustia por los diversos problemas derivados de la medicación, completo el año de libertad provisional sin incidentes.

A principios de 1953, parecía tener un brillante futuro. El período de administración del medicamento terminaba en abril, y la Universidad de Manchester votó a favor de crear un puesto de trabajo durante cinco años destinado para él. Su vida privada parecía estable y la homosexualidad más tolerada que nunca.

Su suicidio el 7 de junio de 1954 fue un shock para todos los que le conocían.

Se desconocen las circunstancias exactas de la muerte de Turing. Una limpiadora lo encontró en su casa el 8 de junio; la autopsia determinó que había muerto por envenenamiento con cianuro. Una manzana a medio comer se encontraba junto a su cuerpo, pero nunca se comprobó la presencia de cianuro. Dado que no apareció ninguna señal de advertencia ni nota sobre el suicidio, el motivo ha desconcertado tanto a amigos como a familiares. En la investigación que se llevó a cabo el 10 de junio, el juez de instrucción declaró: “Me veo obligado a concluir que se trata de un acto realizado deliberadamente. En una persona de su carácter nunca se puede saber qué procesos mentales se están dando”. Dictaminó por tanto que Alan Turing se había suicidado “en un momento en que se vio alterado su equilibrio mental”.

John Turing, que asistió a las pormenores de la investigación, no quiso impugnar el veredicto. La prensa publicó obituarios respetuosos con la vida y los logros de Turing y no se hizo ninguna mención a los sucesos de 1952. Ethel Turing, por el contrario, se negó a aceptar el veredicto de suicidio y sostuvo que la muerte de su hijo se había producido accidentalmente por un descuido en el manejo de sustancias químicas. Lo cual podría ser cierto teniendo en cuenta que Turing tenía la costumbre de realizar experimentos químicos en su casa y ya ella le había advertido sobre la posibilidad de un envenenamiento accidental. Muchos de sus trabajos de la Universidad estaban en desorden, y había reservado un tiempo en la máquina Mark II como era su costumbre.

Había redactado un nuevo testamento a principios de ese año; no había ningún signo de que quisiese acabar con su vida. El cuerpo de Alan Turing fue incinerado en el crematorio de Woking el 12 de junio. Su madre, su hermano y su amigo durante muchos años, Lyn Newman, asistieron a la ceremonia. Sus cenizas fueron esparcidas en los jardines, cerca de donde las cenizas de su padre habían sido esparcidas unos años antes. A pesar de que no esté marcado este lugar, en la ciudad de Manchester se han construido numerosos monumentos dedicados a Alan Turing, y también en los alrededores.

¿Qué razón podía tener Alan Turing para suicidarse? Los biógrafos han especulado que pudo haber sido por los persistentes problemas médicos relacionados con la medicación que le habían obligado a tomar. Sin embargo, no dio señales de que los efectos secundarios todavía permaneciesen en el momento de su muerte. También se especuló con la posibilidad de un chantaje o simplemente que fue tomando conciencia de cómo su homosexualidad era considerada por el Gobierno, al que había ayudado a ganar la Segunda Guerra Mundial. En 1950, las Agencias de Inteligencia de los Estados Unidos y el Reino Unido habían marcado a los homosexuales como una amenaza para su seguridad. Cuando se intensificó la Guerra fría, una bala perdida como Alan Turing ya parecía algo inaceptable e incluso su trabajo como consultor informal con las Agencias del Gobierno había finalizado. De todos modos, no asistió a la caza de brujas de los años cincuenta y comienzos de los sesenta, en los que la purga de homosexuales se produjo en la mayoría de los Gobiernos occidentales. Teniendo en cuenta que gran parte de los trabajos que había hecho sobre criptoanálisis estaban todavía considerados como clasificados, las Agencias de Inteligencia no descuidaron del todo su relación con Turing por miedo a que pudiese ser contratado por Gobiernos extranjeros ( en particular por la Unión Soviética).

Es irónico que el hombre que innovó la investigación en Matemáticas e Inteligencia Artificial muriese cuando la era de las computadoras estaba comenzando. Ya existían algunas computadoras (incluyendo la Mark II de la Universidad de Manchester); Alan Turing estuvo a la vanguardia de los avances tecnológicos que se estaban produciendo. Muchos de los escritos de Turing en los que estaba trabajando en esos momentos fueron publicados póstumamente.

Su nombre sigue siendo una leyenda en los círculos científicos y ha recibido numerosos reconocimientos y homenajes por sus logros, que son demasiado numerosos como para mencionarlos aquí. En cuanto a su otro legado, una víctima de la histeria antigay de la época, hay pocas pruebas de que su muerte tuviese un impacto inmediato. A pesar de otros casos de relevancia y de la publicación de un Informe por el Gobierno recomendando la despenalización de la homosexualidad, ésta fue considerada delito en el Reino Unido hasta 1967 (hasta 1980 en Escocia y 1982 en Irlanda del Norte). Incluso tras la aprobación de la Ley de Delitos Sexuales de 1967, se mantuvieron ciertas prohibiciones sobre actos homosexuales, y no fue hasta 1994 cuando las últimas leyes que sirvieron para condenar tanto a Alan Turing como Oscar Wilde desaparecieron finalmente de los libros. Muchos otros países siguieron el ejemplo ( incluidos la mayoría de los países occidentales), aunque la homosexualidad sigue siendo delito en muchos países del mundo.

A parte de no ser considerado delito en muchos países, la homosexualidad dejó de clasificarse como trastorno mental en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastronos mentales en su revisión de 1973. Se catalogó la homosexualidad como trastorno egodistónico, a pesar de las fuertes críticas, hasta que finalmente desapareció en la versión de 1987 del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.

En cuanto al uso de la terapia hormonal en el tratamiento de los delincuentes sexuales, se sigue utilizando en los casos de parafilias (especialmente en casos de pedofilia). Como alternativa a la castración física, el tratamiento hormonal ha mostrado beneficios en la reducción de la reincidencia sexual, aunque su uso sigue siendo controvertido. Mientras que la terapia con estrógenos ya no se emplea en delincuentes sexuales, sí se han utilizado agentes antiandrógenos específicos, como ciproterona acetato (Androcur) y medroxiprogesterona acetato (Provera). Debido a las quejas por efectos secundarios adversos (daño en hígado y riñones), el leuprolide acetato (Lupron) se ha convertido en el medicamento más utilizado en los últimos años. Además de la supresión de la libido, los efectos secundarios que se han indicado son: aumento de peso, letargo, mareos, cambios en el estado de ánimo, y en casos extremos, pérdida de densidad ósea. A pesar de ser voluntario, el tratamiento hormonal por orden judicial es una práctica común en países de América del Norte y Europa, y es probable que esta práctica continúe en el futuro.

El 11 de septiembre de 2011, el Primer Ministro británico, Gordon Brown, emitió una disculpa pública a favor de Alan Turing por la terrible situación que había tenido que pasar al ser tratado como homosexual. La disculpa llegó después de un petición firmada por miles de personas. El activista gay Peter Tatchell dijo que una disculpa similar se tenía que hacer con los cerca de 100.000 hombres británicos que habían sufrido un trato similar: “Hacerlo sólo con Turing porque es famoso no es lo correcto”.

Alan Turing, sin duda, habría estado de acuerdo.

—–

Procedencia:

http://drvitelli.typepad.com/providentia/2011/04/the-turing-problem-part-3.html

http://drvitelli.typepad.com/providentia/2011/04/the-turing-problem-part-2.html

http://drvitelli.typepad.com/providentia/2011/04/the-turing-problem.html

Los Bancos de Alimentos y el Opus Dei

Filantropófagos, 22 de diciembre de 2013

entidades

La gran convocatoria de la caridad celebrada entre los  días 29 y 30 de Noviembre de este 2013 por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) pretendía realizar «La gran recogida de alimentos 2013». Como podemos leer en la web habilitada para la campaña www.granrecogidadealimentos.org su urgente objetivo es luchar contra el hambre y el despilfarro mediante el trabajo de voluntarios y entidades colaboradoras entre las que encontramos bancos, grandes supermercados, medios de comunicación o empresas de seguros privados.

Según la web de FESBAL los Bancos de Alimentos «son organizaciones sin ánimo de lucro basados en el voluntariado y cuyo objetivo es recuperar excedentes alimenticios de nuestra sociedad y redistribuirlos entre las personas necesitadas, evitando cualquier desperdicio o mal uso. La organización de un Banco de Alimentos se orienta a un funcionamiento similar al de una empresa, con distintas áreas y un equipo de dirección.»

Lectura del artículo completo…

Los jabones antibacterianos y desinfectantes perjudican al sistema inmune

Align Life, 21 de diciembre de 2013

 Los científicos del Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) anunciaron el lunes 16 de diciembre del 2013 que recientes estudios sugieren que el triclosán y sustancias similares pueden interferir con el nivel de hormonas en los animales de laboratorio y estimulan la reproducción de la bacteria resistente a las drogas. | AP Imagen: http://eltiempolatino.com/news/2013/dec/17/jabon-antibacteriano-no-seria-efectivo/

Los científicos del Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) anunciaron el lunes 16 de diciembre del 2013 que recientes estudios sugieren que el triclosán y sustancias similares pueden interferir con el nivel de hormonas en los animales de laboratorio y estimulan la reproducción de la bacteria resistente a las drogas. | AP Imagen: http://eltiempolatino.com/news/2013/dec/17/jabon-antibacteriano-no-seria-efectivo/

(Health Secrets).- Ya en el año 2007, la prestigiosa Harvard Health Letter decía que el uso de agua y el jabón corriente son tan eficaces en la limpieza de las manos como los jabones antibacterianos y desinfectantes, pero sin provocar un efecto devastador sobre nuestro sistema inmunológico. Pero nadie escuchó aquella advertencia, porque este tipo de jabones y desinfectantes se han extendido por todas partes. Es suficiente el lavado de las manos durante 15 segundos con el jabón corriente para eliminar el 80% de las bacterias, lo que es equivalente a la eliminación que realizan aquellos productos. Desgraciadamente, más de la mitad de los jabones llevan aditivos antibacterianos y desinfectantes. Pero estos aditivos con productos químicos  nos pueden perjudicar. Las empresas tratan de asustarnos con los gérmenes y de que es preciso utilizar productos antimicrobianos.

Pero en realidad, el medio tiene gran cantidad de bacterias y otros microbios, y de la interacción de estos con nuestro sistema inmunológico es lo que nos impide padecer alergias y mantener una buena salud. Sólo con respirar estamos aspirando microbios. Si esteriliza sus manos, la primera cosa que toque va a sustituir los microbios presentes en ella por los que usted ha destruido.

Los microbios forman parte de los seres vivos presentes en el entorno. El uso productos antibacterianos y desinfectantes interfiere en el equilibrio natural entre sus sistema inmunológico y los microbios presentes en el entorno. Nuestro sistema inmunológico se encarga de protegernos contra los microbios, pues para eso está, no habiendo ninguna necesidad de consumir productos químicos tóxicos para realizar esta labor, además de ser absorbidos a través de nuestra piel.

[Véase: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2013/08/28/la-colaboracion-esencial-de-los-virus-en-el-sistema-inmunologico/]

Uno de los productos químicos más utilizados en este tipo de jabones desinfectantes es el triclosán. Cuando el triclosán entra en contacto con el cloro presente en el agua del grifo se forma cloroformo, una sustancia química similar al Agente Naranja, una de las armas químicas utilizadas en la guerra de Vietnam. La Agencia de Protección Ambiental ha clasificado al cloroformo como probablemente cancerígeno para los seres humanos.

La reacción del triclosán con el cloro produce otros compuestos peligrosos, como dioxinas cuando existe radiación ultravioleta procedente del sol o de otras fuentes. Este es un hecho muy preocupantes, pues las dioxinas son muy tóxicas y son potentes disruptores endocrinos. Como estos compuestos son muy estables, la eliminación de estas sustancias del cuerpo es muy lenta, de modo que se pueden acumular hasta límites peligrosos.

Además el triclosán también resulta tóxico para el ambiente, al destruir bacterias acuáticas e inhibir la fotosíntesis en las algas, organismos que realizan la mayor parte de la fotosíntesis de la Tierra. Un reciente estudio aparecido en Francia señalaba la toxicidad del triclosán y de sus subproductos en el medio. Los investigadores descubrieron que el triclosán se acumula en los tejidos grasos, en el pescado y se ha encontrado en las muestras de orina, en la leche materna y el suero. El triclosán es citotóxico y genotóxico, además de alterar el sistema endocrino. Los científicos concluyeron que el uso de triclosán favorece la resistencia bacteriana.

En el año 2009, la Asociación Médica canadiense solicitó al Gobierno que prohibiera el uso de triclosán en los productos domésticos debido a su capacidad para provocar resistencia bacteriana y producir productos peligrosos como el cloroformo.

En un estudio realizado en el año 2010, se comprobó que el triclosán también favorece la aparición de alergias en los niños. Los investigadores notaron que se producían más alergias en aquellos niños que usaban productos con triclosán, ya que la exposición a los microorganismos en uno de los caminos para el desarrollo del sistema inmunológico y conservación de la salud. Otros estudios asocian al triclosán con la aparición de dermatitis alérgica por contacto.

En 2006, otro estudio encontró que pequeñas dosis de triclosán actúan como disruptores (alteradores) endocrinos, debido a que este producto químico imita la hormona del tiroides y llega a aquellos receptores endocrinos de esta hormona.

En 2009, un estudio realizado en animales también encontró que el triclosán tiene un importante impacto en la concentración de hormona tiroidea. El Department of Entomology y Cancer Center de la Universidad de California estudió el triclocarbán, otro compuesto antibacteriano muy usado en jabones antibacterianos y desinfectantes de manos. Comprobaron los efectos a la exposición a este compuesto después de la ducha. Los investigadores midieron las concentraciones en la orina humana inmediatamente después y a las 72 horas, utilizando un gel que contenía un 0,6% de triclocarbán. Descubrieron que el uso diario y continuo de este gel provocaba un estado de equilibrio en la excreción renal, de modo que siempre estaba presente el triclocarbán en el organismo.

Además del uso en jabones antibacterianos y desinfectantes, el triclosán y el triclocarbán se usan en productos domésticos comunes, como pasta de dientes, desodorantes, enjuagues bucales y otros productos de higiene y limpieza. También se encuentra en algunos pesticidas y productos usados en la construcción, o incluso en alfombras.

Así que para mantener su salud, mejor lavarse las manos con un jabón sin estos aditivos. Tenga en cuenta que también se encuentra el triclosán en muchos dispensadores de jabón en los servicios públicos.

Los productos antibacterianos no favorecen en nada su salud, pero sí contribuyen a empeorarla.

Para más información:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22057832

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=investigation%20of%20human%20exposure%20to%20triclocarban

Procedencia: http://alignlife.com/articles/toxicity/hand-sanitizer-and-antibacterial-soap-ruin-your-immune-system

—-

Científicos de México critican revista que vetó estudio sobre transgénicos

AFP

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5iK3r6DqBm09BlyKGkv-Pc846Ocfg?docId=d711a5ec-3b8f-4a74-a787-350ec25db367

impacto_transgenicos

México — Un grupo de científicos mexicanos criticaron este miércoles a una revista especializada en toxicología por haber cedido a «presiones» de empresas trasnacionales para retirar un estudio del francés Gilles-Eric Séralini sobre la toxicidad del maíz transgénico en ratas.

El retiro del estudio de la revista Food and Chemical Toxicology (del grupo Elsevier) «carece de fundamentos científicos y responde a presiones de las trasnacionales que comercializan los cultivos transgénicos», dijo Elena Álvarez-Boylla, integrante de la ONG Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), durante una conferencia de prensa celebrada en Ciudad de México.

El estudio fue publicado en 2012 en la revista y fue «aprobado previamente por pares expertos», pero el 19 de noviembre la editorial anunció al científico francés que su informe sería retractado no porque sus resultados fuesen incorrectos, sino porque «no son concluyentes», recordó Álvarez-Boylla, integrante de la UCCS.

«Pero la ciencia no es concluyente. La ciencia continuamente se autocorrige y complementa, y rara vez se llega en un estudio a resultados definitivos», añadió Omar Arellano, miembro de la misma organización e investigador de ecotoxicología de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

«Es alarmante que un editor y un grupo secreto de personas tome decisiones acerca de una publicación previamente arbitrada por pares, con un impacto público potencial tan importante», sentenció el científico de la UCCS, una organización preocupada por la posible comercialización del maíz transgénico en México.

El estudio afirma que las ratas alimentadas con OGM (Organismos Genéticamente Modificados), sobre todo las hembras, mueren antes y sufren cáncer con más frecuencia que las demás, y también mostraba afectaciones renales en esos animales.

Poco antes de la decisión editorial contra el estudio de Séralini, se incorporó al comité de la revista Richard Goodman, un biólogo que trabajó varios años en Monsanto, gigante estadounidense del sector de los organismos genéticamente modificados.

Monsanto es una de las trasnacionales que tienen en México cultivos de maíz amarillo transgénico en etapa piloto, luego de recibir en 2011 un permiso para ello por parte del gobierno, pese a críticas de ambientalistas. Sin embargo, su comercialización sigue estando prohibida.

Los científicos mexicanos difundieron en la conferencia una carta de David Schubert, investigador y profesor del Instituto Salk para Estudios Biológicos en San Diego, California (Estados Unidos), dirigida al presidente Enrique Peña Nieto.

La misiva, enviada hace un mes, expone los riesgos del cultivo de maíz transgénico, así como la dependencia social y política de las compañías extranjeras que controlan el mercado de las semillas.

México es uno de los principales productores del mundo de maíz blanco, con el que se elabora la tortilla, base de la alimentación local. sin embargo, compra del exterior más de siete millones de toneladas anuales de maíz amarillo, con usos pecuarios e industriales.

Protestas en Italia: tutti a casa

Por Leonardo Mazzei, 22 de diciembre de 2011

Dissident Voice

Imagen: L'eco di Bergamo

Imagen: L’eco di Bergamo

Los medios de comunicación internacionales han decidido dar escasa información, pero desde hace dos semanas Italia es un hervidero de protestas. Desde el Noreste hasta Sicilia un movimiento llamado los forconi (los que blanden horcas) está sacudiendo el país. El nombre de forconi procede de Sicilia, pero sólo es uno de los componentes de las movilizaciones, a las que dan nombre.

Las protestas comenzaron el pasado 9 de diciembre, convocadas por organizaciones autónomas de trabajadores, por campesinos, camioneros y pequeños empresarios, pero participan los amplios sectores de la población afectados por la crisis, y especialmente por la política impuesta por la Unión Europea.

El principal instrumento de lucha es el bloqueo de carreteras. También se han ocupado estaciones de peaje de las autopistas, bloqueando por completo el tráfico o, en la mayoría de los casos, ralentizándolo. Los activistas distribuyen folletos, los conductores se detienen, así en más de 135 localidades italianas.

Sin embargo, en otros lugares las protestas fueron más airadas. En Turín, las actividades comerciales se paralizaron durante tres días. En Génova y en pueblos pequeños, los trenes fueron bloqueados, y en Perugia fue ocupada la sede del partido en el Gobierno. Numerosos cortes de carretera se produjeron en la provincia de Venecia, donde se sumaron a las protestas los estudiantes de secundaria ( más seguida en los centros de los localidades pequeñas que en los de las grandes ciudades).

Un elemento nuevo es que amplios sectores de la población han participado en las movilizaciones, superando a la modesta influencia de las fuerzas que constituyen el Comité 9 de diciembre. Dicho de otra manera: bastaba una señal para que la gente se movilizase, sacando a la calle a personas que nunca habían participado en protestas o estaban al margen de la situación.

Junto a la pequeña burguesía empobrecida, sacrificada en los altares de la Globalización, estrangulada por una presión fiscal insostenible, trabajadores jóvenes, precarios, no sindicalizados, sin ninguna conciencia de clase tradicional, pero ahora conscientes de que el futuro sólo les depara miseria y explotación, adquiriendo un mayor protagonismo.

¿Cuál es el objetivo de las protestas? A diferencia de lo que podría parecer, y esto también es algo nuevo, no hay demandas parciales de tipo sindical o peticiones categóricas. El objetivo es un reto político: no sólo pretenden echar abajo el Gobierno de Letta, sino hacer correr en desbandada a todo el Parlamento y al Presidente de la República, Napolitano. El lema principal es “tutti a casa” (todos a casa), que a primera vista parece algo muy genérico y apolítico. Sin embargo refleja la necesidad de un cambio político radical para acabar con las políticas de la UE. Este “todos a casa” se ve reforzado por la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que ha derogado la Ley Electoral de 2005, y que sirvió de base para la actual legislatura.

Se siente una fuerte necesidad de recuperar la soberanía nacional y monetaria ( la oposición a la UE es uno de los rasgos comunes de las protestas), y se hace una defensa de la Constitución. Se reprocha tanto al Gobierno como al Presidente de traicionar la Constitución.

El Gobierno entiende que esta revuelta del 9 de diciembre puede llegar a convertirse en un desafío. Los serviles medios de comunicación difaman al movimiento, que dicen está controlado por la extrema derecha.

El carácter políticamente contradictorio de las protestas no debería sorprender dadas las fuerzas sociales involucrada en ellas, teniendo en cuenta las tres décadas en las que las formas tradicionales de lucha de clases ha ido decayendo progresivamente, dada la descomposición social provocada por las transformaciones de la producción, promovidas por la Globalización y el Capitalismo. Si se añade la actitud distante y elitista de la mayor parte de la izquierda, entonces se puede entender el espacio que han ido ganando algunas de las formaciones de derechas.

La izquierda está muy poco presente dentro de esta lucha. Salvo el Movimiento de Liberación Popular (MPL), sólo están algunos pequeños grupos y algunos centros sociales del norte. La izquierda debe estar lista para entrar si se quiere evitar la posibilidad de un giro hacia la derecha del movimiento. Ya se está observando una cierta consideración por parte de Refundación Comunista, pero con la única posibilidad de que tenga el status de observador.

En este contexto, se produjo una escisión dentro del movimiento. Una parte de la coordinadora nacional se pronunció en contra de la manifestación organizada para el 18 de diciembre en Roma. Esta manifestación fue sin duda una decisión equivocada, no sólo porque la derecha tomó la iniciativa, sino porque generó desconfianza y desilusión. La protesta resultó ser un fracaso.

Apoyamos la decisión de la Coordinadora Nacional de no participar en la manifestación de Roma, prefiriendo las movilizaciones locales. Hoy en día es prioritario la construcción de comités provinciales y así mejorar la coordinación a nivel nacional. Sólo de esta manera se puede entrar en una nueva fase de desarrollo, con un programa político coherente, de modo que el movimiento se convierta en una fuerza realmente combativa.

Procedencia: http://dissidentvoice.org/2013/12/italy-in-revolt/#more-52307

La planta inteligente

Por Michael Pollan, 22 de diciembre de 2013

The New Yorker

Imagen: The New Yorker

Imagen: The New Yorker

En 1973, un libro afirmaba que las plantas eras sensibles a las emociones, que preferían la música clásica antes que el rock and roll, y que podían verse afectadas por nuestros pensamientos aunque no fuesen expresados verbalmente, incluso si había de por medio cientos de kilómetros de distancia. El libro entró en la lista de best-seller del New York Times. “La vida secreta de las plantas” de Peter Tompkins y Christopher Bird, presentaba una mezcolanza entre ciencia, curanderismo y una visión mística de la naturaleza, lo que capturó la imaginación del público en aquel momento en el que la corriente principal de pensamiento era la llamada New Age. Los pasajes más memorables del libro describen los experimentos que realizó un antiguo agente de la CIA experto en poligrafía, Cleve Backster, quien en 1966, por capricho, sujetó un galvanómetro a la hoja de una dracaena que tenía en su despacho. Para su asombro, Backster dijo que simplemente imaginando a la dracaena ardiendo podía mover la aguja del galvanómetro, registrando mayor actividad eléctrica, lo que indicaba una mayor actividad en la planta. ¿Podían las plantas leer la mente?,, se preguntaban los autores. Backster tuvo ganas de salir a la calle y gritarlo a los cuatro vientos: Las plantas pueden pensar.

Backster y sus colaboradores conectaron las agujas del polígrafo a decenas de plantas: lechugas, cebollas, naranjas y plátanos. Afirmaban que reaccionaban a los pensamientos ( tanto a los buenos como a los malos) de cualquier ser humano que se encontrase en las proximidades, y a grandes distancias en el caso de que la persona fuese del entorno familiar o cercano. Backster encontró que una planta que había sido testigo de un asesinato pudo distinguir al asesino de entre las fotos de seis sospechosos al registrar un aumento de la actividad eléctrica cuando estaba delante de la imagen del asesino. Las plantas de Backster también sentían una gran aversión por la violencia; otras mostraban estrés solamente con romper delante de ellas la cáscara de un huevo, o cuando se cocía un langostino vivo. Esto apareció en la Revista Internacional de Parapsicología en 1968.

En los años posteriores, varios especialistas en Botánica trataron de reproducir el efecto Backster, sin éxito. Gran parte de lo que se dice en La vida secreta de las plantas quedaba desacreditado. Pero el libro dejó su huella: la gente empezó a hablar con las plantas, les ponían música de Mozart, y todavía mucha gente lo hace. Es una práctica por lo menos inofensiva, pero siempre quedará en nosotros esa capa de romanticismo en torno a las plantas (Luther Burbank y George Washington Carver hablaban y escuchaban a las plantas, con las que hicieron un brillante trabajo). Sin embargo, los científicos dicen que La vida secreta de las plantas hizo mucho daño durante mucho tiempo. Según Daniel Chamovitz, un biólogo israelí que es autor de un reciente libro titulado ¿Qué sabe una planta?, Tompkins y Bird “bloquearon importantes investigaciones sobre el comportamiento de las plantas, ya que se extendió entre los científicos una desconfianza al insinuarse un paralelismo entre los sentidos de los animales y los sentidos de las plantas”. Otros afirman que La vida secreta de las plantas produjo una autocensura “entre los investigadores que exploraban las posibles relaciones entre la neurobiología y la fitobiología”, es decir, la posibilidad de que las plantas fuesen mucho más inteligentes de lo que solemos pensar, capaces de comunicarse, de procesar la información, de aprender y tener memoria…

Fuente: http://www.newyorker.com/reporting/2013/12/23/131223fa_fact_pollan

Fractura hidráulica: cómo Arlington cayó en manos de los frackers

Por Julie Dermansky, 11 de diciembre de 2013

Desmog Blog

Instalaciones de fractura hidráulica en Arlington, Texas, un suburbio de Dallas. ©2013 Julie Dermansky

Instalaciones de fractura hidráulica en Arlington, Texas, un suburbio de Dallas. ©2013 Julie Dermansky

Fort Worth fue la primera ciudad importante de los Estados Unidos que permitió la práctica de la fractura hidráulica dentro de los límites de la ciudad, pero no fue la única: Arlington, Texas, fue la siguiente en caer en manos de los frackers, sólo que esta vez se exigió a los frackers que las instalaciones no fueran una monstruosidad.

Se construyeron bermas en torno a las instalaciones de fractura hidráulica para que estuviesen ocultas a la vista, y en los lugares de perforación se han construido paredes para reducir el impacto acústico. Pero las paredes no detienen la contaminación química.

Kim Feil, una educadora y activista en defensa de la tierra, no es ajena a la exposición a la contaminación química. Ella vivía en New Sarpy, Luisiana, en una zona conocida como el Callejón del Cáncer, debido al elevado número de refinerías y la alta incidencia de cáncer, y se trasladó a Arlington, antes de que comenzará la fractura hidráulica.

Feil observa el desarrollo industrial y asiste a las reuniones que se convocan, Tiene un blog en el que informa a los vecinos sobre los problemas generados por las instalaciones de fractura hidráulica. Otras personas también interesadas comparten historias desgarradoras sobre enfermedades, que ellos creen tienen relación con la fractura hidráulica.

Desde que comenzó la fractura hidráulica, el marido de Feil fue diagnosticado con cáncer, ella empezó a sentir migrañas y su hijo presenta un biomarcador de un tumor suprarrenal. Es difícil establecer una relación directa entre las enfermedades y la contaminación industrial, disponiéndose de un acceso muy limitado a la información, pero ella no tiene ninguna duda de que los nuevos y preocupantes problemas de salud están relacionados con la fractura hidráulica.

Earthworks ha publicado varios vídeos en lo que se observa la emisión de productos químicos a la atmósfera en los lugares donde se realiza la fractura hidráulica, imágenes obtenidas mediante cámaras infrarrojas. Aunque el ojo humano no puede ver esos productos químicos que se escapan de los lugares de almacenamiento, las cámaras de infrarrojos si pueden captarlos. Los productos químicos asociados a la fractura hidráulica son el sulfuro de hidrógeno, el dioóxido de azufre y el metano.

Ranjana Bhandari y su familia viven en una zona de lujo de Arlington. Rechazó los 18000 dólares por acre que la ofrecían por los derechos de explotación, pero se enteró de que la Comisión de Ferrocarriles de Texas podía suprimir sus derechos aplicando la Norma 37. Una ley que inicialmente estaba pensada para proteger a los propietarios ha sido interpretada por los frackers como el de establecer un derecho de perforación cuando un propietario se niega a firmar un contrato de arrendamiento cuando ya la mayoría de los vecinos ha dado su consentimiento.

La negativa de Bhandari en ceder ante Chesapeake Energy se revisó en una audiencia ante la Comisión de Ferrocarriles de Texas. La Comisión votó a favor de Chesapeake. Según Reuters, el portavoz de la Comisión de Ferrocarriles de Texas, Ramona Nye, dijo que no había pruebas de que la fractura hidráulica no fuese segura. También dijo que no es misión de la Comisión el evaluar al equidad o no de la Norma 37.

Bhandari no dispone de los medios para contratar un abogador y presentar una demanda. Se alegra de no haber cedido para que su tierra se sometiera a la fractura hidráulica.

En una reunión del 10 de octubre en la Real Biblioteca de Preston en Dallas, el Director de FracDallas, Marc W. McCord dio una charla sobre el impacto de la fractura hidráulica en los suministros de agua. McCord ofreció las

Director de FracDallas, Marc W. McCord

Director de FracDallas, Marc W. McCord

siguientes cifras: de 2 a 6 millones de galones de agua se utilizan en cada uno de los pozos de perforación ( de 7.500.000 a 23.000.000 de litros), lo que amenaza con agotar los suministros de agua, ya de por sí bajos. De acuerdo con la presentación que hizo el Sr. McCord “en Barnet Shale se utilizan del orden de 1,5 a 9 millones de galones de agua, con un promedio de 5 millones de galones por pozo. En Eagle Ford el promedio es de alrededor de 9 millones de galones de agua, con un máximo de 13 millones por pozo”.

Aunque los representantes de la Industria dicen que la fractura hidráulica utiliza sólo el 1% del agua de Texas, esos datos dan lugar a confusión, ya que el uso del agua no es el mismo en todas las partes. En áreas como Arlington, Fort Worth y al sur de San Antonio, se encuentran en condiciones de sequía, temiéndose que cualquier extracción de agua de uso público pueda dejar a las ciudades sin suministro.

McCord también habló sobre el tema del gas natural, diciendo que es más limpio que el carbón: “La energía utilizada para recuperar el gas mediante la fractura hidráulica produce más carbono que la quema de carbón. El problema es que no se está utilizando el gas para hacerlo”.

Aunque todavía se sigue debatiendo sobre los efectos a largo plazo de la fractura hidráulica, ya algunos de los riesgos de este método de extracción han quedado claros: empleo de millones de litros de agua, agua que no se puede reciclar debido a que está contaminada y debe ser retirada de los suministros; el sulfuro de hidrógeno que se emite en los lugares donde se realiza la fractura hidráulica puede ser letal; las tuberías de gas pueden explotar, y estudios recientes señalan que la fractura hidráulica también está causando terremotos.

Las Empresas de fractura hidráulica dicen haber realizado estudios científicos y ya están apareciendo noticias sobre este asunto, pero es difícil establecer qué es noticia y cual publicidad.

La fractura hidráulica realizada en áreas densamente pobladas aumenta el riesgo para la salud y deprecia el valor de la la propiedad. Sea cual sea el beneficio económico que la fractura hidráulica pueda generar, lo cierto es que las propiedades cercanas donde se realizas estas extracciones bajan de precio, y se contamina el aire y el agua.

Dallas ha conseguido salvaguardar la ciudad al establecer una restricciones de zonificación, que hacen que el empleo de la fractura hidráulica dentro de los límites de la ciudad sea poco atractiva. Los residentes de Dallas siguen pendientes de lo que ocurre en Arlington y Fort Worth, que tratan de hacer ver las desventajas de la fractura hidráulica y así mantenerla lejos de los límites de la ciudad.

(Actualización: el día 11 de diciembre el Ayuntamiento de Dallas aprobó una ordenanza que restringe la perforación a una distancia como mínimo de 1500 pies de las zonas residenciales y otros lugares protegidos, tales como escuelas e iglesias).

http://www.desmogblog.com/2013/12/10/texas-fracking-bonanza-how-arlington-fell-frackers