Entries from octubre 2014 ↓

¿Por qué los bancos quieren nuestros depósitos? No, no es para conceder préstamos

Por Ellen Hodgson Brown, 27 de octubre de 2014

Dissident Voice

banco ladron

Muchas veces nos lo han dicho personas con autoridad: los bancos no prestan sus depósitos, sino que lo que hacen es crear dinero que anotan en su balances. Robert B. Anderson, Secretario del Tesoro bajo la Administración de Eisenhower, lo dijo en 1959:

Cuando un banco concede un préstamo, simplemente lo que hace es anotar en la cuenta del que recibe el préstamo la cantidad que se le ha concedido en préstamo. Ese dinero no se coge de los depósitos de otra persona, ni fue ingresado en el banco por persona alguna. Es dinero nuevo, creado por el banco para uso del cliente al que se le concede el préstamo”.

El Banco de Inglaterra en un boletín que emite trimestralmente, en la primavera de 2014, decía:

La forma en que se crea dinero hoy en día difiere de lo que todavía aparece en algunos libros de texto de Economía: cuando un Banco recibe depósitos de los ahorros familiares y luego realiza un préstamo, lo que hace el préstamo es crear nuevos depósitos.

Cada vez que un Banco realiza un préstamo se crea de forma simultánea un depósito en la cuenta bancaria de la persona a la que se le concede el préstamo, lo que crea nuevo dinero”.

Todo esto lleva a preguntarnos: si los bancos no prestan el dinero de los depositantes, entonces ¿por qué están intentando convencernos de que se los dejemos? Los Bancos intentan atraer a los depositantes, pagando un pequeño interés por estos depósitos. ¿Para qué les sirven a los Bancos estos depósitos?

La respuesta es que mientras que los Bancos no necesitan los depósitos para realizar préstamos, sí que los necesitan para equilibrar sus cuentas. Precisamente la captación de depósitos de los clientes suele ser la forma más barata para hacerlo.

Ajuste de cuentas con la FED

Desde que se aprobó la Ley de la Reserva Federal en 1913 se exige a los Bancos un control de las operaciones salientes por parte de la la Reserva Federal u otro organismo apropiado. Los Bancos mantienen reservas en cuenta en la FED con esta finalidad, y por lo general la cantidad en reserva suele ser la mínima exigida. Cuando se hace una comprobación de la cantidad que del Banco A pasa al Banco B, la Reserva Federal hace un débito de la cuenta de reserva del Banco A y un crédito entrante en la cuenta del Banco B. Si la cuenta del Banco A queda en números rojos al final del día, la FED inmediatamente hace un préstamo al Banco para compensar esta situación. El Banco A a continuación debe reponer la cantidad que excede de la reserva de que disponía (sobregiro).

¿Y cómo lo hace? La captación de los depósitos de los clientes, lo que se llaman depósitos minoristas, es una forma barata de hacerlo. Pero si el Banco carece de depósitos de minoristas tiene que pedir prestado el dinero en los mercados, por lo general de los fondos de la Reserva Federal (en Europa el Banco Central Europeo), donde los Bancos venden sus excedentes de reservas a otros Bancos. Estos depósitos que se adquieren de esta forma se llaman depósitos mayoristas.

Tenga en cuenta que los excedentes de las reservas siempre estarán disponibles en algún lugar, ya que las reservas que tenía el Banco A se han ido a otro Banco. La excepción es cuando los clientes retiran dinero en efectivo, pero es algo muy raro, ya que la mayor parte de las transacciones se realizan con dinero electrónico diariamente en el sistema bancario.

Los préstamos de la Reserva Federal (o BCE) son bastante baratos, apenas un 0,25% de interés anual para los préstamos a un día. Pero todavía es más caro que coger el dinero de lo que han dejado en el Banco los depositantes.

Exprimiendo a los Bancos más pequeños: la polémica de los depósitos mayoristas

Esta es una de las razones por las que los Bancos intentan atraer a los depositantes, pero hay otra razón, más controvertida. En respuesta a la crisis de préstamos que apareció a partir de 2008, el Banco de Pagos Internacionales (BPI; con sede en Basilea), la Ley Dodd-Frank y la Reserva Federal, han limitado la cantidad que los Bancos pueden pedir prestado de los depósitos mayoristas.

La teoría es que los depósitos minoristas son menos propensos a huir del Banco, ya que provienen de la propia fidelidad de los clientes del Banco. Pero como observara Warren Mosler ( fundador de la Teoría Monetaria Moderna y dueño de un Banco propio), la premisa no sólo carece de fundamento, sino que es bastante perjudicial cuando se tienen en cuenta los bancos más pequeños.

Un certificado de depósitos a 10 años comprado a través de un intermediario ( de los depósitos mayoristas) es mucho más estable que los depósitos de los clientes del Banco, que los pueden sacar al día siguiente. Esta regla no sólo establece dificultades innecesarias para los Bancos más pequeños, sino que hace que sus préstamos estén seriamente limitados. Y precisamente son estos Bancos pequeños los que realizan los préstamos a las pequeñas y medianas empresas, y que son también las que crean la mayor parte de los puestos de trabajo de una nación. Mosler dice:

El actual problema con los Bancos pequeños es que el coste de la obtención de fondos es demasiado alto. Actualmente el verdadero coste para los bancos pequeños es probablemente por lo menos de un 2%, una tasa mucho más alta que la que establece la Reserva Federal para los Bancos que son demasiado grandes para quebrar y lo que pagan por su financiación. Esto hace que el coste de los préstamos para los clientes sea muy alto y disminuya la cantidad de prestatarios, debido a ese excesivo coste.

Este alto coste para la obtención de fondos hace que se intenten conseguir los depósitos minoristas y los Bancos compitan por este tipo de depósitos. Mientras que los préstamos crean depósitos y siempre hay suficientes depósitos para financiar todos los préstamos, también se producen fugas. Estas fugas incluyen el dinero en efectivo en circulación, o el hecho de que algunos Bancos, en particular los grandes bancos de los centros monetarios, tienen exceso de depósitos minoristas, o de algunas otras operaciones. Esto hace que para los Bancos más pequeños suban los intereses que tienen que pagar por conseguir los depósitos de los minoristas que salen al mercado, pagando unas tasas muy altas, y eso a pesar de que sus depósitos están asegurados por la FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation. El Fondo de Garantía de Depósitos en España)

Además, los Bancos pequeños se ven obligados a abrir sucursales que pueden aumentar en un 1% los costes marginales, tratando de captar los depósitos minoristas. Así que los Bancos pequeños tienen relativamente difícil acceder a las fuentes de financiación, de modo que los habrían de tener en cuenta el coste de la obtención de estos fondos”.

La solución que propone Mosler es que la FED preste sin garantías y en cantidades ilimitadas a todos los Bancos a unas bajas tasas de interés, y que los reguladores no establezcan limitaciones en los porcentajes de financiación en relación con los depósitos minoristas.

La solución de una Banca pública

Si la Reserva Federal no actúa hay otra solución, una en la que pueden intervenir el Gobierno estatal y los Gobiernos regionales. Podrían abrir sus propios Bancos de propiedad pública, siguiendo el modelo del Banco de Dakota del Norte (BND). Estos Bancos no tendrían escasez de depósitos minoristas, ya que en ellos se encontrarían los ingresos del propio Gobierno local. En Dakota del Norte, todos los ingresos del Estado se depositan en el BND, por ley. El BND se asocia luego con bancos locales, compartiendo préstamos, aportando liquidez y capitalización, y regulando las tasas de interés.

En gran medida debido a esto, Dakota del Norte tiene ahora más Bancos por habitante que cualquier otro Estado. De acuerdo con un Informe del mayo de 2011 emitido por el Instituto para la Autosuficiencia Local, se decía:

Gracias en buena medida al BND, los Bancos comunitarios son mucho más fuertes en Dakota del Norte que en ningún otro Estado… Mientras que la propiedad de los Bancos medianos y pequeños ( menos de 10 mil millones de dólares en activos en su conjunto) representan sólo el 30% de todos los depósitos a nivel nacional, en Dakota del Norte representan el 72% del mercado…

Una de las maneras que el BND tiene para fortalecer estas instituciones es mediante la participación en los préstamos realizados por los Bancos locales y las cooperativas de crédito. Esto amplía la capacidad de préstamos de los Bancos locales…

El BND también ofrece un mercado secundario de préstamos realizados por los Bancos locales…

Aunque los Gobiernos municipales y regionales pueden depositar sus fondos en el BND, el Banco les anima a que efectivamente abran sus cuentas en los Bancos locales de la comunidad. El BND facilita esto proporcionando fondos públicos a los Bancos locales. En otros Estados, los Bancos deben cumplir con unos requisitos de garantía, que son bastante onerosos como para aceptar depósitos públicos, lo que puede hacer que estos depósitos sean más costosos de lo que realmente se obtiene de beneficio. Sin embargo, en Dakota del Norte, los requisitos de garantía no son aplicados por el BND…

En los últimos 10 años, la cantidad de préstamos por habitante que han realizado los pequeños Bancos comunitarios ( los que tienen menos de mil millones de dólares en activos) en Dakota del Norte es de 12.000 dólares de promedio, en comparación con los 9.000 dólares en Dakota del Sur y de 3.000 dólares de media nacional. La brecha es aún mayor en lo que se refiere a los préstamos a las pequeñas empresas. Los Bancos comunitarios de Dakota del Norte han prestado de promedio un 49% más para las pequeñas empresas que en Dakota del Sur, y un 434% más que la media nacional”.

En otros Estados, han aumentado los costes debido a las normativas regulatorias, poniendo a los Bancos pequeños en una difícil situación. La cantidad de Bancos pequeños en Estados Unidos se ha reducido en un 9,5% desde que se aprobó la Ley Dodd-Frank en 2010, y su participación en los activos bancarios de Estados Unidos se ha reducido en un 18,6%. Pero este no es el caso de Dakota del Norte, que tiene un 35% más de Bancos per cápita que su vecina Dakota del Sur, y cuatro veces más que la media nacional. La capacidad de resistencia de los Bancos locales de Dakota del Norte se debe en gran medida a esa amistosa asociación con el innovador Banco de propiedad estatal de Dakota del Norte.

—————-

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2014/10/why-do-banks-want-our-deposits-hint-its-not-to-make-loans/#more-56117

—————–

 

 

TTIP: una de las cosas más importantes de la que quizás usted no haya oído hablar todavía

Por Mary Fitzgerald, 29 de octubre de 2014

Common Dreams

Protesta contra el TTIP y el CETA en Berlín a principios de este mes de octubre (Foto: Jakob Huber / ECI Stop TTIP / flickr / cc)

Protesta contra el TTIP y el CETA en Berlín a principios de este mes de octubre (Foto: Jakob Huber / ECI Stop TTIP / flickr / cc)

Después de todo el alboroto que se está organizando en los últimos meses es posible que usted ya haya oído hablar del TTIP, acrónimo de Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión. En palabras llanas: es un gran acuerdo comercial entre la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, que podría afectar a todos los sectores de nuestra vida, desde la atención médica, a la normativa bancaria o el aire que respiramos (También hay otro acuerdo de por medio, el TPP, un tratado de Estados Unidos con varios países de Asia, de la región del Pacífico).

Los activistas, e incluso algunos políticos, están en pie de guerra sobre una cuestión muy importante que está detrás de este Tratado, que en su conjunto podría representar casi el 50% del PIB mundial. Esta importante cuestión que se está negociando en secreto: las empresas petroleras podrían demandar a los Gobiernos que traten por ejemplo de aprobar leyes en defensa del medio ambiente, o las empresas de Tabaco podrían impugnar las restricciones sobre publicidad, y las compañías privadas de salud podrían hacerse cargo de los servicios públicos de salud. Y eso por nombrar algunos pocos.

Un acuerdo que se negocia en secreto

En realidad no sabemos todo lo que puede suponer el TTIP porque las negociaciones se llevan en secreto. La propia Comisión Europea hace caso omiso de una Iniciativa Ciudadana Europea por la que los ciudadanos podrían mostrar su desacuerdo, al negarse a que se puedan enviar las quejas de los ciudadanos ( De hecho, esto podría ser un gol en su propia portería, ya que siempre hablan de que sus mecanismos son supuestamente democráticos, y ésta puede ser una oportunidad para presentar una iniciativa en el Parlamento Europeo).

Lo que sí conocemos es lo que ha ocurrido recientemente. Como dice Saskia Sassen, que lleva estudiando estas cuestiones desde hace décadas: Cuando las Corporaciones adquieren unos derechos a través de los acuerdos de libre comercio, los ciudadanos salen perjudicados, en gran parte debido al efecto boomerang negativo de la pérdida de empleos o al estancamiento de los salarios, y el simple hecho de que ciertos bienes sean más baratos no lo viene a compensar.

También sabemos que es un farsa lo que dice la Comisión Europea sobre por qué los ciudadanos europeos no pueden tener ni voz ni voto en este proceso, alegando que no tendrá ningún efecto jurídico sobre los ciudadanos. Una fuente de provisión para el UKIP (UK Independence Party), como si necesitaran más razones.

OpenDemocracy ha tildado a este Tratado de un Nafta con esteroides (Nafta: North American Free Trade Agreement, un Tratado firmado entre Estados Unidos, Canadá y México). Vea lo que dicen al respecto Frances O’Grady, jefe de la TUC, Saskia Sassen de la Universidad de Columbia y John Hilary de War on Want, junto con otras muchas personas, y participe en los debates.

De algo de lo que sin duda sí que ha oído hablar, pero dándonos razones peregrinas

Del Ébola es difícil que usted no haya oído hablar todavía. En Estados Unidos los principales canales de noticias por fin han llegado (demasiado tarde) a la fiesta, actualizando sus noticias de forma constantes para darnos el número de los nuevos casos sospechosos de infección.

Y sin embargo, en esta cobertura mediática, los puntos clave nos pasan desapercibidos. En el mes de agosto OpenSecurity publicó un artículo de Bob Rigg que aborda una cuestión fundamental: ¿Por qué se ha fracaso en el desarrollo de una vacuna contra el Ébola? La respuesta no tiene nada que ver con la Ciencia, sino con las lacerantes desigualdades de nuestro mundo y las abyectas características del mercado.

Hemos conocido el sorprendente hecho de que el 75% de los infectados por Ébola en Liberia son mujeres, lo que da una idea de esa desigualdad. ¿Por qué? Pues dado que las mujeres cumplen el tradicional papel de cuidadoras, eso dice mucho, pero también hay otra evidencia, más siniestra, y es que algunos hombres podrían estar explotando esta tradición para mantenerse fuera de peligro. Como dice Tooni Akuni en 50.50, se está ignorando lo que resulta más obvio: que con sólo las cifras en la mano, las mujeres deberían estar incluidas en las estrategias para evaluar el alcance del brote, diseñando las respuestas y el desarrollo de las intervenciones.

Ahora que parece que el brote de Ébola se sigue extendiendo, con más de 10.000 infectados hasta la fecha, los pronósticos pueden ser devastadores. Pero dentro de esta tragedia, también hay miles de historias que hablan de valentía y abnegación. Transformation ha publicado una entrevista con un niño que fuera soldado, Abel Learwellie, que habiendo perdido a casi toda su familia debido a la enfermedad, arriesga su propia vida para tratar de ayudar a los demás. Y en Avaaz.org cerca de 4.000 personas con conocimientos médicos y logísticos ya se han inscrito para viajar a África occidental y arriesgar sus vidas en favor de personas que no conocen.

Las razones que dan para hacerlo, con textos en decenas de idiomas, muestran algo de esperanza sobre el futuro de la humanidad. Como dijo Nelson Mandela: “El coraje no es la ausencia de miedo, sino el saber sobreponerse a él”. Abel Learwellie y miles de personas de todo el mundo están inmensos en esto, y debemos dar testimonio de su valentía, así como de toda injusticia en la que se incurra.

————-

Este artículo se publica bajo una Licencia Creative Commons 3.0

————

Mary Fitzgerald es editora jefe de OpenDemocracy. Con anterioridad ha trabajado en Avaaz, y es exeditora de la revista Perspectiva. Ha escrito en The Guardian, Observer, New Statesman y otros. Puede seguirla en Twiter: @maryftz

————-

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2014/10/29/ttip-most-important-thing-youve-never-heard

——————-

¿Qué es el TTIP?

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hU8SsEtFvds]

__________________

 Contra_TTIP

 ___________

Críticas al estudio de Van Eenennaam sobre el impacto de los piensos modificados genéticamente en el ganado

La revisión de los datos de Van Eenennaam sobre la alimentación de los animales con piensos modificados genéticamente no logra contrarrestar los resultados de las investigaciones primarias y no demuestran la seguridad de los transgénicos

GMWatch, 23 de octubre de 2014

transgenicos-en-alimento-de-animales-20110223063247-e94640b8eb1f3f0dc046fc291bf53c12

Críticas a los datos que sobre alimentación animal ha obtenido la exinvestigadora de Monsanto Alison van Eenennaam, que concluyó que los transgénicos son seguros: Prevalencia de los impactos de los piensos modificados genéticamente en las poblaciones de ganado, de Alison Van Eenennaam y AE Young (2014). J Anim Sci, 92: 4255 a 4278

—————

Van Eenennaam presenta conflictos de interés: trabaja en la Universidad de California, Davis, donde se encuentra el Centro Biotecnológico de Semillas, que ha recibido financiación de empresas de Biotecnología como Monsanto. Esta Universidad permite la financiación de becas a los estudiantes por parte de Monsanto.

La abogado y periodista sobre temas de alimentación Michele Simon dijo que la Universidad de California en Davis es “una incubadora de investigaciones para las empresas de Biotecnología”. En su artículo también señala que la empresas de Biotecnología han ayudado a financiar las investigaciones de laboratorio, becas, salarios de los profesores, los gastos de viaje de estudiantes postdoctorales, e incluso la factura de los servicios públicos del campus.

Van Eenennaam, en una entrevista radiofónica en Radio Nacional de Australia el 23 de octubre de 2014, aclara que su estudio, que no es más que una revisión de los estudios realizados por otros científicos, contrarresta los estudios toxicológicos realizados por la Dra. Judy Carman. Sin embargo, en contraste con los estudios de Carman, en ninguno de los estudios de Van Eenennaam se utilizó una dieta que contuviese tres genes transgénicos a la vez, ni revisó el estómago de los animales, ni pesó el útero. Así que no es comparable con el estudio de Judy Carman.

En los estudios de Van Eenennaam se realizan unas mediciones muy bastas, tales como el peso corporal y la mortalidad, diseñadas para tranquilizar a los agricultores que alimentan a sus animales con transgénicos, es decir, que el animal va a engordar lo suficiente como para venderlo en el mercado. En general, no son estudios toxicológicos. Se hacen estudios muy pobres sobre la salud, sobre todo de las personas que consumen estos productos. No se revisan los órganos ni se analiza la sangre; no se estudian las alergias, las tasas de reproducción, las tasas de cáncer, los efectos de la dieta en el hígados, los riñones, el corazón, o los riesgos de diabetes, así como las tasas de infecciones.

Incluso en la medición del peso corporal hay un problema: a la vista de los datos de estos estudios se dice que si el animal engorda entonces es que es un animal sano. Sin embargo, se observan problemas de obesidad en muchos países y los resultados sobre la salud nos dicen claramente que una persona con más peso no es una persona más sana. Incluso a igualdad de peso, algunos músculos se convierten en grasa, lo que tampoco es saludable. Pero ninguno de estos estudios está interesado en este tipo de sutilezas.

Las mediciones realizadas por Carman incluyen indicaciones sobre el rendimiento, como el consumo de alimento y el peso corporal de los animales alimentados con piensos modificados genéticamente, mostrando que no había diferencia entre los alimentados con transgénicos y los cerdos no alimentados con transgénicos. Es decir, con una observación más profunda fue como el equipo de Carman encontró que aparecían problemas.

El argumento de Van Eenennaam implica que usted puede saber qué animal o persona no presenta diabetes, o enfermedades del corazón, o alergias, o problemas reproductivos, cáncer, etc, simplemente midiendo su peso. Es decir, no sería necesario realizar un examen físico, ni realizar análisis de sangre o ecografías de los órganos interiores, o una resonancia magnética.

Van Eenennaam ofrece una tabla que resume los 10 estudios realizados en cerdos. Se ve claramente en la tabla que varios estudios muestran que sí se produjeron cambios en la bioquímica de la sangre, cambios hematológicos, en la función inmune, en los intestinos, en el peso de los riñones, el peso del hígado, y cambios en las bacterias intestinales en los cerdos alimentados con piensos modificados genéticamente. Sin embargo, llega a la conclusión de que estos estudios muestran que el consumo de piensos transgénicos no produce efectos adversos en los animales.

En la entrevista radiada, Van Eenennaam declaró que todas las proteínas se digieren en el intestino y que no entra material no digerido en los tejidos corporales. Sin embargo, hay estudios que muestran que el ADN de los transgénicos se puede encontrar en el tracto intestinal, a pesar de lo dicho durante años por la Industria y los organismos reguladores de los alimentos transgénicos. No ha tenido en cuenta el estudio de Aris y Leblanc realizado en las mujeres canadienses, que muestra que el ADN de la toxina Bt ( un cultivo modificado genéticamente) se encuentra en la sangre.

En el programa de radio, afirmó que de los estudios realizados por Carman en cerdos no se puede afirmar que se produjera un aumento de la inflamación estomacal de los cercos sin realizar un análisis histológico. O sea, que viene a decir que en estudios en animales no es necesario hacer un análisis histológico para comprobar que están sanos; pero si se encuentra un daño, entonces sí que son necesarios los análisis histológico para probarlo.

Imágenes del estómago de dos cerdos: el de la izquierda es el de un cerdo alimentado con piensos transgénicos y el de la derecha no.

Imágenes del estómago de dos cerdos: el de la izquierda es el de un cerdo alimentado con piensos transgénicos y el de la derecha no.

Esto se puede calificar de doble moral. Hack Heinemann utilizó este mismo argumento en su blog. Por lo que sabemos, no se ha realizado ningún estudio histológico sólo en ratas alimentadas con productos que contienen tres genes transgénicos.

Van Eenennaam observa los datos de producción del ganado de todo el país, de los pollos y las vacas, pero no dice nada de los cerdos. Teniendo en cuenta que la propagación del PRRS (Síndrome Reproductivo y Respiratorio) en los cerdos de Estados Unidos en los últimos años está afectando a los datos de producción en la cría del cerdo, esto indica un uso selectivo de los datos en su estudio.

Van Eenennaam argumenta que los estudios de alimentación en animales ( ensayo controlado aleatorio: ECA) no deben ser utilizados y que se obtiene una información más fiable al comprobar los datos globales de producción animal en Estados Unidos (a esto lo llama un estudio ecológico). Los epidemiólogos saben que los estudios controlados aleatorios son los que más exigencias requieren, mientras un estudio ecológico es de poca fiabilidad. Así que este argumento tendría que ser ignorado, dejando de lado los estudios controlados aleatorios en favor de otros estudios menos fiables y que añaden mucha más variabilidad ( ruido en los datos).

Por ejemplo, muchas cosas han cambiado desde que se comenzaron a alimentar a los animales de granja con los piensos transgénicos. La genética animal ha mejorado ( por ejemplo, mayor cantidad de inseminaciones artificiales usando esperma de los machos con mejores características) y las prácticas de cría animal también han cambiado. Estos cambios podrían estar enmascarando los efectos adversos de los transgénicos en la salud de los animales. Reconoce que se ha producido una mejora genética, pero no considera la posibilidad de que puedan estar enmascarando los efectos de los piensos modificados genéticamente.

Además, se sacrifica al ganado en un período mucho más corto que su esperanza de vida, por lo que los períodos de exposición a los que están sometidos son comparables a un estudio a corto plazo, o estudio subcrónico en términos de tiempo. Incluso las vacas lecheras están sometidas a un período más corto en términos de productividad ( de 3 a 5 años) en comparación con una esperanza de vida mucho mayor.

En Estados Unidos, el ganado vacuno se sacrifica de 6 a 8 meses después de pasar entre 11 a 15 meses consumiendo pastos ( no transgénicos), forraje y leguminosas, es decir, esencialmente no tienen al principio una alimentación con transgénicos, al menos no hasta que la alfalfa RR (Roundup Ready) entró en escena ( siendo todavía muy pequeña su presencia). Se les cambia a una dieta con transgénicos, en torno al 50%, durante los últimos 3 a 5 meses, un período de tiempo en el que se les somete a muchas intervenciones relacionadas con la salud, medicamentos y hormonas, además de consumir maíz, soja y alfalfa transgénicos.

Esencialmente, no hay ganado en Estados Unidos que tenga una vida normal, quizás sólo algunas cerdas y verracos, y algunos toros.

El mejor modelo para comprobar los efectos adversos de los alimentos modificados genéticamente pueden ser los perros y gatos. Estos animales están mostrando nuevas enfermedades aún no explicadas: obesidad, diabetes y cáncer.

En conclusión, la opinión de Van Eenennaam no contrarresta los estudios toxicológicos de alimentación animal realizados en cerdos por Judy Carman y no prueba la seguridad de los transgénicos.

—–

Procedencia del artículo:

http://www.gmwatch.eu/index.php/news/archive/2014/15717-junk-science-and-gmo-toxicity

—–

Lo que piensa del estudio de Judy Carman un antiguo ecologista reconvertido a biotecnócrata, Mark Lynas:

http://www.mitosyfraudes.org/Bio/mark_lynas_cerdos_dieta_gm_ciencia_basura.html

Biología sintética, nuevos riesgos para la salud pública y el medio ambiente

Por Pat Thomas, 9 de octubre de 2014

beyond-gm.org

biologia_sintetica

Cuando oímos hablar de los transgénicos, las primeras imágenes que se nos vienen a la mente quizás sean unos campos de maíz, de soja o de algodón. Pero hoy en día hay un amplio campo de investigación y desarrollo, el de la Biología sintética.

La Biología sintética es un forma extrema de Ingeniería Genética que tiene por objeto “el diseño y la construcción de nuevas partes biológicas, artefactos y sistemas que no existen previamente en el mundo natural, o para modificar los diseños de los sistemas biológicos existentes… para la construcción de organismos de diseño que realizan tareas específicas”. (1)

Es decir, que en lugar de utilizar el ADN ya existente en las plantas o animales, la Biología sintética implica la creación de nuevas secuencias de ADN en el laboratorio, utilizándose para crear nuevas formas de vida o insertar este ADN sintético en el ADN de origen natural.

Es una nueva Ciencia, productos sobre los que no existen normas transparentes o se hayan realizado pruebas de seguridad. Siendo algo elaborado por el hombre, estos productos pueden patentarse y tener plena protección legal, y al menos, en teoría, podrían comercializarse. Los productos cosméticos y los alimentos son consideraron dos de los mercados más atractivos para la Biología sintética.

Ya se hace publicidad de aplicaciones que van desde la elaboración de una hamburguesa en una placa de Petri, a componentes de las plantas medicinales o la obtención de fragancias. Los científicos están realizando extractos sintéticos de sustancias que son producidas de forma natural por las plantas, algunas procedentes de países en vías de desarrollo, como la vainilla, el azafrán, el vetiver, el coco y el ajenjo.

No existe actualmente ninguna regulación sobre los productos de la Biología Sintética. Recientemente un grupo de 116 organizaciones de consumidores, de seguridad alimentaria, de agricultura sostenible, de salud pública y otras, firmaron un documento denominado “Principios para la supervisión de la Biología sintética”. (2)

Este documento esboza la necesidad de salvaguardar la salud pública y el medio ambiente frente a los nuevos riesgos de la Biología sintética y asegurar la participación pública, abierta y significativa en las decisiones respecto a sus usos.

Biología sintética, ¿una necesidad?

Los extractos obtenidos de forma natural y que ahora están en punto de mira de la Biología sintética, no son escasos, pero sí suelen ser de alto valor o se dan en una zona geográfica muy específica. Por ejemplo, los planes de la Biología sintética de elaborar vainillina y comercializarla como natural es una amenaza directa a la renta agraria de unos 200.000 agricultores de Madagascar, México y Tahití. Sin una adecuada regulación, los consumidores quedan totalmente desprotegidos.

La artemisinina semisintética obtenida mediante la Biología sintética, que apareció en 2013, ya ha tenido un amplio impacto en la comercialización del ajenjo obtenido de forma natural, la Artemisia annua (3). Hasta entonces, el ajenjo dulce lo cultivaban unos 100.000 agricultores a pequeña escala en Asia, África y China, y era la única fuente de artemisinina para el tratamiento de la malaria, ACT (tratamiento combinado con artemisinina).

La comercialización del nuevo extracto, SSA, financiado en gran medida, está amenazando el desarrollo de estos cultivos agrícolas debido a la desconfianza en los mercados y los precios inestables. ¿Pero es necesario este extracto? ¿Pueden los agricultores producir de forma natural y sostenible el suficiente ajenjo natural para satisfacer la demanda mundial de ACT, y al hacerlo apoyar el empleo rural y respetar valiosos cultivos que salvaguardan la salud?

De acuerdo con el Real Instituto Tropical de los Países Bajos, mediante el cultivo anual de Artimisia de entre 17.000 y 27.000 hectáreas, la respuesta es sí. (4)

Los tratamientos accesibles contra la malaria son vitales para millones de personas, pero la pérdida de la renta agraria de la agricultura familiar al obtenerse el producto mediante síntesis química por parte de los laboratorios farmacéuticos occidentales, impulsa la pobreza y se pone en riesgo la salud de muchas personas.

¿Cuál es el alcance del problema?

Una estimación conservadora nos dice que al menos el 50% de los productos farmacéuticos comerciales derivan de plantas, animales y microorganismos. Siete de las mayores empresas farmacéuticas ya han mantenido contactos con las empresas de Biología sintética para producir fármacos sintéticos previamente procesados de origen vegetal. (5)

Con gran rapidez, el Departamento de Negocios e Innovación del Reino Unido ha estimado el mercado mundial de productos obtenidos mediante Biología sintética en 7 mil millones de dólares para el año 2016. (6)

¿Una Economía más verde?

La Biología sintética es defendida diciendo que se trata de un camino hacia una “Economía más verde”, la BioEconomía, ya que se utilizan levaduras y bacterias modificadas genéticamente para producir plásticos, productos químicos y combustibles, en lugar de utilizar productos petroquímicos.

Para mantener la fermentación microbiana a escala industrial, la Biología sintética necesita grandes cantidades de materia vegetal, biomasa. Dado que ya estamos en la actualidad utilizando más recursos de los que el planeta puede regenerar, se aumenta la presión sobre unos ecosistemas ya de por sí sobrecargados.

¿De dónde provendría esa biomasa? Un Informe del Banco Mundial del año 2009 señala que los inversores adquirieron 11 millones de hectáreas de tierras agrícolas en cuatro años, el 75% de las cuales se encuentran en África. En 2011, se observó un aumento en 12 veces la cantidad de tierra agrícola adquirida por los inversionistas extranjeros. (7)

Es probable que esta agricultura destruya todavía más las selvas tropicales, reduzca la biodiversidad al aumentar los monocultivos, como la caña de azúcar ( con unas pobres condiciones laborales). El rápido crecimiento de la Industria con base en la Biología sintética y la falta de tierras de cultivo, es un combustible para la pobreza de las zonas rurales.

¿Dónde terminará?

El patrimonio cultural, la conservación, la biodiversidad y el medio de vida de aquellos que dependen del cultivo de recursos naturales se están perdiendo en favor de unos extractos que se pueden patentar, quedando en manos de una minoría de empresas. Si todo se va a obtener en una placa de Petri, ¿no veremos un mundo colapsado en el laboratorio?

Procedencia del artículo: http://beyond-gm.org/synbio-the-scariest-gmos-youve-never-heard-of/

—-

Referencias:

1 Synthetic Biology information overview, etc group, See: http://www.etcgroup.org/issues/synthetic-biology

2 Principles for the Oversight of Synthetic Biology, Friends of the Earth, Initernational Center for Technology Assessment & etc group, 2012, See:  http://www.foe.org/news/blog/2012-03-global-coalition-calls-oversight-synthetic-biology

3 Synthetic Biology: Livelihoods and Biodiversity, Artemisinin Case Study, etc group, See: http://www.etcgroup.org/sites/www.etcgroup.org/files/ETC-artemisinin-synbio-asestudy2014.pdf

4 Heemskerk, W. et al., The World of Artemisia in 44 Questions, The Royal Tropical Institute of the Netherlands, March 2006, p. i-ii: http://tinyurl.com/7zoazkh

5 Synthetic Biology: Livelihoods and Biodiversity, Artemisinin Case Study, etc group, op cit

6 A synthetic biology roadmap for the UK, 2013, Technology Strategy Board, See:  http://bit.ly/13Yi7cS

7 Global footprint Network, See: http://www.footprintnetwork.org/en/index.php/GFN/page/world_footprint /

—–

 

 

Situación de la epidemia de Ébola en África Occidental con fecha 15 de octubre de 2014

Fuente: Mando África de Estados Unidos (AFRICOM)

Unidades de Apoyo

ebola2_octubre

Distribución de los casos de enfermedad por infección con el virus del Ébola, con la intensidad de su transmisión. Fuente: Organización Mundial de la Salud (1) Haga clic en la imagen para agrandarla

Resumen de la situación con fecha 15 de octubre de 2014

La Organización Mundial de la Salud ha señalado que el número probable de infecciones por Ébola es de 8.914 casos posibles, que se han confirmado o que se sospecha que pueda haber existido dicha infección, entre los cuales se han producido 4.447 muertes. Principalmente los casos se limitan a Guinea, Liberia y Sierra Leona (2).

No se han producido incidentes significativos de seguridad y los tres países se mantienen en una situación estable.

Guinea:

No se han producido incidentes de seguridad en Guinea durante la semana pasada.

Liberia:

No se ha informado de ningún incidente de seguridad relacionado con el Ébola la semana pasada.

Algunos trabajadores de salud de Liberia están teniendo retrasos en sus sueldos, de modo que el Sindicato de trabajadores sanitarios y el Gobierno están intentando resolver rápidamente la situación.

Las Fuerzas Armadas de Liberia terminaron el período de cuarentena parcial en el cuartel de Edward Binyah Kesselly (EBK), después de que se produjesen varias muertes de soldados y civiles, aunque siguen suspendidas las actividades de formación.

Las actividades diarias de entrenamiento han sido suspendidas de forma indefinida. La suspensión del entrenamiento es un intento de limitar las infecciones por el virus del Ébola entre las Fuerzas Armadas.

De acuerdo con los informes de prensa, los trabajadores de salud de los hospitales y atención médica organizaron una huelga en pasado 13 de octubre. En la huelga, convocada por el Sindicatos de Trabajadores del Servicio Nacional de Salud Joseph Tamba, participaron trabajadores sanitarios exigiendo mayor medidas de protección y seguridad en sus puestos de trabajo(3).

Sierra Leona:

No se han producido incidentes de seguridad en Sierra Leona durante la última semana.

Fuente de las referencias:

(U) World Health Organization, no serial number, 26000 SEP 14, (U) Ebola Update Map, cited portion classified: overall document classified:

2

(U) World Health Organization, no serial number, 26000 SEP 14, (U) Ebola Update Map, cited portion classified: overall document classified:

3

(U) AFP, no serial, 130000Z OCT 14, (U) Liberia Medics on Strike as WHO Calls Ebola Worst Health Crisis, cited portion classified: U, overall document classified: U

–———–

Cronología de los principales brotes de la enfermedad por el virus del Ébola
Año País Especie del virus Casos Defunciones Tasa de letalidad

2012

República Democrática del Congo Ébola Bundibugyo

57

29

51%

2012

Uganda Ébola del Sudán

7

4

57%

2012

Uganda Ébola del Sudán

24

17

71%

2011

Uganda Ébola del Sudán

1

1

100%

2008

República Democrática del Congo Ébola de Zaire

32

14

44%

2007

Uganda Ébola Bundibugyo

149

37

25%

2007

República Democrática del Congo Ébola de Zaire

264

187

71%

2005

Congo Ébola de Zaire

12

10

83%

2004

Sudan Ébola del Sudán

17

7

41%

2003

Congo Ébola de Zaire

35

29

83%

(Nov-Dic)

2003

Congo Ébola de Zaire

143

128

90%

(Ene-Abr)
2001-2002 Congo Ébola de Zaire

59

44

75%

2001-2002 Gabon Ébola de Zaire

65

53

82%

2000

Uganda Ébola del Sudán

425

224

53%

1996

Sudáfrica (ex-Gabón) Ébola de Zaire

1

1

100%

1996

Gabón Ébola de Zaire

60

45

75%

(Jul-Dic)

1996

Gabón Ébola de Zaire

31

21

68%

(Ene-Abr)

1995

República Democrática del Congo Ébola de Zaire

315

254

81%

1994

Côte d’Ivoire Ébola de Costa de Marfil

1

0

0%

1994

Gabón Ébola de Zaire

52

31

60%

1979

Sudán Ébola del Sudán

34

22

65%

1977

República Democrática del Congo Ébola de Zaire

1

1

100%

1976

Sudán Ébola del Sudán

284

151

53%

1976

República Democrática del Congo Ébola de Zaire

318

280

88%

10 razones para estar preocupados ante el Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos (TTIP)

Por Kathryn Corlett, mayo de 2014

New Internationalist

Los opositores al TTIP se manifiestan contra el tratamiento de la carne de pollo con cloro, en Munich el pasado 1 de octubre.

Los opositores al TTIP se manifiestan contra el tratamiento de la carne de pollo con cloro, en Munich el pasado 1 de octubre.

Los críticos han calificado el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Europa como “la lista de los deseos de las Corporaciones”, y como “un cheque en blanco para las empresas estadounidenses”.

Los europeos pueden firmar contra este Tratado (TTIP), Iniciativa Ciudadana Europea contra el TTIP, en la siguiente dirección: http://stop-ttip.org/sign/

Extracto: Estos tratados son una amenaza, de modo que todo el mundo cierra filas en contra de ellos, desde los agricultores ecológicos de Alemania a los sindicatos del sector público de Malasia. Estos Tratados se pueden detener. Un tratado similar denominado Acuerdo Multilateral sobre Inversiones (AMI) fue paralizado por la ola de protestas que se produjeron en 1996. La UE ya está dando marcha atrás.

——————

¿Será recordado 2014 como el año de los grandes tratados supranacionales? Hazel Healy analiza los dos intentos de Estados Unidos de que así sea, en lo que se ha denominado como “la lista de los deseos de las Corporaciones”, y “un cheque en blanco para la empresas estadounidenses”.

Bajo la apariencia de estimular la economía mundial, dos Tratados de Libre Comercio se están negociando actualmente, que de firmarse decantaría el poder en favor de las Grandes Corporaciones.

Liderados por Estados Unidos, 12 Estados de Asia, Oceanía y América llevan cuatro años dándole vueltas a la Asociación Trans-Pacífico (TPP). Los otros 11 firmantes potenciales son Canadá, Australia, Nueva Zelanda/Aotearoa, Japón, Malasia, Vietnam, Brunei, Singapur, Chile, México y Perú.

Por otro lado, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP) que Estados Unidos y la Unión Europea llevan negociando desde julio de 2013, negociaciones que continuarán durante los próximos dos años.

De firmarse ambos acuerdos, serían vinculantes y sus términos sólo podrían alterarse mediante el consenso de las naciones signatarias.

1.- Las negociaciones se llevan en secreto, sin conocimiento público

Este acuerdo se está negociando en el más absoluto secreto, de modo que los representantes elegidos no participan en las conversaciones. Lo que conocemos de los términos que se están negociando del Tratado se debe a las filtraciones a las que han tenido acceso algunos diputados, en concreto de los diputados alemanes en el caso del TTIP.

Los repetidos llamamientos para que se publiquen los términos discutidos hasta ahora del Acuerdo han sido en vano. Wikileaks, que ha difundido algunas filtraciones del TPP, está solicitando la colaboración abierta (crowdsourcing) para obtener cualquier nueva información.

En contraposición, la delegación comercial de Estados Unidos tiene más de 600 asesores de las Corporaciones, con acceso ilimitado a los borradores y redacciones previas (1).

Existe por tanto un menoscabo democrático en las negociaciones del Acuerdo, que seguramente no soportarían un escrutinio público.

2.- Sobre los acuerdos de Propiedad Intelectual (IP)

Se ha filtrado el capítulo sobre la Propiedad Intelectual del TPP, descubriéndose que las grandes Corporaciones de contenidos digitales están presionando para que exista un control más restrictivo sobre Internet y la imposición de elevadas multas por infracción de los Derechos de Autor.

Las Corporaciones quieren una armonización con las leyes que sobre la privacidad existen en Estados Unidos, y hacerse con los datos personales de los ciudadanos de la UE. Por otro lado, las Compañías Farmacéuticas están tratando de bloquear el acceso a los medicamentos genéricos.

3.- Aprobar el tratamiento con hormonas

El TTIP puede poner en peligro las regulaciones que sobre seguridad alimentaria existen en la UE, que Estados Unidos entiende como barreras al comercio que provoca mayores costes y retrasos. Así que podríamos ver en Europa la carne tratada con hormonas o la carne de pollo con cloro, que de momento sus leyes más estrictas no permiten en base a un mayor bienestar animal. Las normas sobre el uso de pesticidas también se pueden ver modificadas. Las Empresas de Biotecnología de Estados Unidos, donde proliferan los cultivos modificados genéticamente, quieren bloquear el etiquetado de los alimentos transgénicos en la UE.

4.- Demandas por parte de las Corporaciones

Ambos Tratados, el TPP y el TTIP, incluyen cláusulas abusivas sobre la protección de las inversiones, lo cual permitiría a las Corporaciones demandar a los Estados por aquellas leyes que pudieran ir en contra de sus intereses, incluyendo los beneficios que pudieran darse en un futuro.

Los intereses de las Grandes Corporaciones estarían por encima del interés público, tales como las leyes de protección del medio ambiente o la lucha contra la contaminación. Podrían presentar reclamaciones en los Tribunales Especiales Internacionales, pudiéndose derogar las decisiones de los tribunales nacionales, solicitando sanciones comerciales o compensaciones, sin que exista un límite a dichas pretensiones.

Esto no es algo nuevo del todo. Ya hay Empresas que están demandando a los Estados en virtud de las cláusulas de los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), con alrededor de 500 casos cada año. Por ejemplo, la Tabacalera Philip Morris está utilizando los TBI para solicitar demandas de miles de millones de dólares en Australia y Uruguay como compensación por las leyes contra el tabaco, lo cual es una muestra de lo que está por venir (2).

El TTIP y el TPP lleva los conflictos entre Corporaciones y Estados a nuevo panorama. Con el TTIP, 75.000 nuevas empresas estadounidenses y de la UE podrían demandar a los Estados.

Con un coste de por lo menos 8 millones de dólares en honorarios y otros gastos legales en los Tribunales, sea cual sea el resultado, el temor a un arbitraje tendría un efecto escalofriante en los intentos de aprobar normas de regulación, dejando a los Estados impotentes ante los nuevos riesgos que se pudieran presentar (1).

5.-Abrir el mercado a  empresas como SERCO

En virtud de lo Tratados, los Estados pueden verse obligados a dejar los servicios públicos, tales como educación y sanidad, en manos de las Corporaciones transnacionales. Las personas que están tratando de mantener, por ejemplo en Gran Bretaña el Servicio Nacional de Salud (NHS), están preocupados ante la perspectiva de que el TTIP permita a las grandes Corporaciones estadounidenses de Salud administrar estos servicios.

Los Tribunales ( véase el punto 4) permitirían una privatización irreversible, con una merma en la calidad de los servicios públicos. Canadá ya fue víctima de los acuerdos de Libre Comercio, el Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), siendo demandado por sus regulaciones medioambientales y en otros campos.

Las Empresas estadounidenses podrán competir por los contratos públicos en igualdad de condiciones que las empresas locales, abriéndose el mercado a la dominación por parte de unas pocas empresas transnacionales, como G4S y SERCO, que han copado los servicios de transporte y de seguridad.

6.- Precarización de los derechos laborales

Las leyes laborales existentes en Europa se ven como un inconveniente para las inversiones por parte de Estados Unidos y en Europa para aplicar las medidas de austeridad. Los sindicatos temen que las leyes europeas se adapten a los estándares estadounidenses, de modo que los trabajadores europeos perderían derechos. Los críticos del TPP temen cómo se van aplicar las normas de la Organización Internacional del Trabajo, e incluso si se tendrían en cuenta, y cómo se establecerían los convenios.

7.- Las empresas de fractura hidráulica, encantadas.

Las Empresas están utilizando el TTIP para impulsar una acomodación de las normas de regulación de la UE a las de Estados Unidos, que tienen unos niveles más bajos de protección del medio ambiente. Así que mientras los exportadores de productos alimenticios de la UE desearían reorientar la legislación sobre Protección de los Mamíferos Marinos de Estados Unidos, las Aerolíneas estadounidenses quieren modificar la normativa sobre emisiones de la UE, que establece lo que consideran injustas barreras comerciales. La normativa que supervisa los productos químicos y tóxicos también se podría ver minimizada.

Los Tribunales Especiales ( véase el Punto 4) podrían demandar a los Estados por sus pretensiones de limitar los daños ambientales. Es el caso de Costa Rica, que debido a la firma del TBI se enfrenta a una demanda de una empresa minera canadiense, Infinito Gold, que pretende conseguir mil millones de dólares en compensación por las pérdidas después de que los Tribunales rechazasen sus planes para explotar una mina de oro a cielo abierto en un bosque, cuando el 75% de la población ha mostrado su oposición a la misma. O el caso del gigante energético Vattenfal, que ha demandado a Alemania, en el marco del Tratado sobre la Carta de la Energía, por unos 700 millones de euros por la aprobación de normativas que pueden convertir a su planta térmica de carbón en inviable.

Y bajo el TLCAN, una empresa ha demandado a Canadá por valor de 250 millones de dólares después de que la provincia de Quebec prohibiese la fractura hidráulica.

8.- Menor regulación de las transacciones financieras

El centro neurálgico de Finanzas de la Ciudad de Londres es uno de los lobbies más fuertes a favor del TTIP. Tienen la esperanza de conseguir que se modifique la normativa, como la Ley Dodd-Frank de Estados Unidos, y las limitaciones de la UE sobre la especulación sobre los productos alimenticios básicos. Y también podemos olvidarnos de la Tasa Tobin sobre transacciones financieras.

9.- Falsas promesas

Ambos tratados se están vendiendo como la bala de plata que dará el necesario impulso a la economía mundial. Pero los ingresos, que se estipulan en 100 mil millones de dólares para la UE y en 5,6 mil millones de dólares para Nueva Zelanda, no están tan claros. La mayoría de estas optimistas predicciones vienen desde organizaciones a favor del tratado y de organizaciones empresariales. En contraste, un estudio independiente realizado en la Universidad de Manchester señala que estas predicciones son “muy exageradas y defectuosas”, mientras que la Comisión Europea ha sugerido que el TTIP podría provocar “pérdida de empleos y consolidar la desigualdad en Europa” (4).

Acuerdos anteriores, como el TLCAN, han supuesto la pérdida de 870.000 empleos en Estados Unidos, cuando se había dicho que se iban a crear 200.000 (El TPP ha sido descrito como el “TLCAN con esteroides”) (5).

Lo que se pretende es impulsar la agenda en favor de los mercados, ya que las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio están en punto muerto.

10.- Un plan para todo el mundo

Este tipo de tratados se están convirtiendo en el nuevo estándar de oro para futuros acuerdos comerciales. El TPP se ha definido como la base de acoplamiento para otras naciones de Asia y del Pacífico.

De ratificarse el Acuerdo, sería muy difícil que otros países desarrollen un modelo diferente, más sostenible, sin quedarse fuera del comercio con Estados Unidos, la UE y otros.

Es necesario movilizarse

Estos tratados son una amenaza, de modo que todo el mundo cierra filas en contra de ellos, desde los agricultores ecológicos de Alemania a los sindicatos del sector público de Malasia. Este Tratado se puede detener. Un tratado similar denominado Acuerdo Multilateral sobre Inversiones (AMI) fue paralizado por la ola de protestas que se produjeron en 1996. La UE ya está dando marcha atrás en la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP), y las negociaciones de los Estados del Pacífico están estancadas.

Todavía hay tiempo. Haga saber a sus representantes políticos que usted está en desacuerdo con lo poco que se va conociendo de los términos de la negociación, y haga correr la voz.

––

——-

Procedencia del artículo:

http://gmwatch.org/index.php/news/archive/2014/15703-10-reasons-to-be-worried-about-the-trojan-treaties

——-

Marta Sibina, de Cafeambllet, explica lo que es el TTIP y las razones para oponerse a él:

——–

 

 

“Matar al mensajero”, la trágica historia del periodista Gary Webb

Por Robert Parry, 12 de octubre de 2014

Common Dreams

El periodista Gary Webb en el año 1997. Se suicidaría en 2004 (Foto: Randy Pench)

El periodista Gary Webb en el año 1997. Se suicidaría en 2004 (Foto: Randy Pench)

«Matar al mensajero» narra la historia del periodista Gary Webb que destapó el escándalo de la financiación de la Contra nicaragüense en los años 1990, viendo cómo era destruida su vida por los medios de comunicación. La pregunta que nos hacemos ahora es: ¿Los principales medios de comunicación seguirán encubriendo esta parte del sórdido legado de Reagan o finalmente decidirán publicar la verdad?

La reacción de los principales medios de comunicación ante la película “Matar al mensajero” ha sido más bien tibia, cosa que no ha de sorprendernos dado que aparecen como los villanos, aplastandoal periodista Gary Webb cuando destapó el escándalo de la Contra nicaragüense y el tráfico de cocaína a mediados de los años 1990, después de que los principales periódicos pensasen que todo había quedado bien enterrado en la década de 1980.

No es que la película no tenga otros villanos: traficantes de droga y los Hombres de Negro, los agentes del Gobierno, pero al menos los señores de la droga muestran un poco de humanidad e incluso de honestidad al describir cómo se introducen en el Contrabando de drogas y comparten los ingresos con la Contra nicaragüense, muy queridos por el presidente Ronald Reagan, a los que llamó “luchadores por la libertad”.

Al Contrario, los ejecutivos de los grandes periódicos, como los del Washington Post y Los Angeles Times, son retratados como arribistas sin alma decididos a mantener sus cordiales relaciones con la oficina de prensa de la CIA, mostrando su incapacidad para informar de este escándalo que se estuvo fraguando durante la década de 1980.

Luego, en la década de 1990, arremetieron Contra Webb por sus supuestas imperfecciones en sus reportajes de investigación, más que en los funcionarios del Gobierno de Estados Unidos que toleraban y protegían el tráfico de drogas como fuente de financiación de la Contra, parte de la cruzada de la Guerra Fría de Reagan.

También se muestra la cobardía de los editores del San Jose Mercury News, que se encogieron ante la acometida de los principales medios de comunicación y la crucifixión de un periodista de su casa, y todo por el pecado de desafiar el relato convencional de los medios de comunicación.

Ese es el poder de los grandes medios de comunicación, el pensamiento de grupo, ante el que no cabe ningún tipo de duda. De hecho, el caso de la Contra nicaragüense ya se vislumbraba de forma concluyente en 1985, cuando Brian Barger y yo escribimos el primer artículo sobre el escándalo que publicaría la AP (Associated Press). Obtuvimos la información de dos docenas de personas bien informadas, incluyendo a personas de la Contra, partidarios de la Contra y fuentes del Gobierno de Estados Unidos, la Administración de Control de Drogas, y personal del Consejo de Seguridad Nacional, incluyendo a Reagan.

Pero la Administración Reagan no quería reconocer esta verdad incómoda, sabiendo que se hundiría el apoyo a la Contra, que luchaba contra el gobierno sandinista de Nicaragua. Así que después de la publicación del artículo por parte de la AP, la hábil propaganda del Presidente Reagan montó en contraofensiva, encontrando ayuda en los editores y periodistas del New York Times, The Washington Post y otros importantes medios de comunicación.

Los principales medios de comunicación trataron en la década de 1980 el escándalo de la financiación de la contra como una “teoría conspirativa”, cuando en realidad era una conspiración muy real. La actitud petulante y burlona de los medios de comunicación continuó, a pesar de que la valiente investigación encabezada por el senador John Kerry, en 1989, confirmando lo que decía el artículo publicado por la AP. Newsweek denominó a Kerry “un cachondo experto en conspiraciones”.

Este tratamiento desdeñoso del escándalo se mantuvo incluso durante el juicio contra el general Manuel Noriega de Panamá en 1991, cuando el Gobierno de Estados Unidos llamó a testigos que implicaron tanto a Noriega como a la Contra en el tráfico de cocaína.

El poder del Pensamiento de Grupo

Lo que estábamos viendo era el poder emergente de los grandes medios de comunicación, el Pensamiento de Grupo, impulsado por la conformidad y el arribismo, resistentes a los hechos y a la lógica. Una vez que las personas oficialmente inteligentes de Washington llegaban a una conclusión, no importa lo equivocadas que estuviesen, se defendía en todas partes, ya que ninguna de estas influyentes personas admitirían el error.

Con esto se topó Gary Webb en 1996, cuando sacó a relucir el escándalo de la Contra y el tráfico de cocaína, centrándose en la devastación producida por la venta de la cocaína en forma de crack. Sin embargo, a pesar de admitir los grandes periódicos que habían evitado informar de una historia tan importante, y que en realidad habían ayudado a encubrir, reconocían que su publicación sería devastadora dada su situación.

Así que optaron por minimizar el impacto de los artículos de Webb y se cebaron con él para destruirlo personalmente, que es lo que hicieron los grandes periódicos y lo que “Matar al mensajero” quiere representar. La pregunta que nos hacemos hoy en día: ¿Cómo reaccionarán los principales medios de comunicación ante esta segunda denuncia del escándalo de la Contra y la cocaína?

De las críticas de cine que he leído, algunas son respetuosas, incluyendo la de Los Angeles Times, donde Kenneth Turan escribe: “La historia de Webb está relacionada con la publicación de una serie de artículos… en los que contaba unos hechos todavía hoy en día controvertidos y que muchas personas no querrán oír: que la CIA hizo causa común con los traficantes de droga de Centroamérica y que el dinero resultante de la venta de droga en Estados Unidos servía para financiar y armar a la Contra nicaragüense.

A pesar de ser confirmado por la propia CIA unos años más tarde y que esta conexión existía, los periodistas siguen discutiendo si Webb se excedió en sus artículos”.

Una persona normal se preguntará que por qué si la propia Agencia ha admitido los hechos, que colaboraba con los traficantes de drogas, los periodistas siguen debatiendo si Webb se pudo haber extralimitado ( aunque en realidad subestimó el problema). Habría que decir que quizás el bosque no les deja ver los árboles.

¿Qué tipo de periodista es ése que se obsesiona por diseccionar la obra de otro periodista, mientras que el Gobierno de Estados Unidos se demuestra es cómplice del tráfico de drogas?

Turan continúa diciendo que el mismo extraño patrón apareció en 1996 con la publicación de los artículos de Gary Webb: “Lo que nadie cuenta es que el establishment periodístico, incluyendo periódicos de primera línea como Los Angeles Times, intentase desacreditar los artículos de Webb. El resto de periódicos cuestionaron las partes más oscuras de los artículos de Webb, demostrando lo que alguien le dijo a Webb: “Recibes más fuego antiaéreo cuando estás justo sobre el objetivo”.

Continúan las burlas

Sin embargo, continuó el tono sarcástico de la mayoría de las opiniones, incluidas las del New York Times y The Washington Post, persiguiéndolo hasta el año 1997. Se suicidó en 2004. Por ejemplo, en un artículo publicado en el suplemento del fin de semana, titulado “Siguiendo con la historia de Webb”, se decía: “Esta es mi historia y peleo por ella”.

El comentario de Michael O’Sullivan decía: “Inspirado en la historia real de Gary Webb, el reportero del San Jose Mercury News, conocido por una serie de controvertidos artículos en los que sugiere un vínculo entre la CIA, la epidemia de crack en California y la Contra nicaragüense, un drama recalentado que empieza y termina con insinuaciones. En medio, una generosa capa de más insinuaciones”.

Es decir, las acusaciones que han sido incluso reconocidas por la CIA, eran controvertidas y llenas de insinuaciones y más insinuaciones.

Del mismo modo, la crítica del New York Times firmada por Manohla Dargis menospreciaba los artículos: “Dark Alliance de Webb puede ser técnicamente preciso, pero no establece las acusaciones fundamentales de la complicidad de Estados Unidos con la Contra y el tráfico de cocaína (algo que sin embargo David Carr del Times si tuvo la decencia de reconocer)”. (Ver Consortiumnews.com “La admisión tardía del NYT de la Contra-tráfico de cocaína”).

En un mundo diferente, los principales periódicos habrían aprovechado la oportunidad que les da “Matar al mensajero” para enmendar su comportamiento de la década de 1980, cuando aquel acto criminal pudo haber sido detenido, y luego por su escandalosa actuación en 1990 con la destrucción de la carrera y la vida de Gary Webb. Pero parece que los grandes periódicos pretenden esconderse bajo el ala y simular que nada malo hicieron.

Para aquellos que estén interesados en conocer más a fondo el escándalo de la Contra-tráfico de cocaína, he publicado un informe especial que detalla gran parte de lo que sabemos: Consortiumnews.com, “La sórdida saga de la Contra-Tráfico de Cocaína

En cuanto a la película “Matar al mensajero” la pude ver la noche del pasado viernes con mi viejo colega de la AP Brian Barger, y los dos nos quedamos impresionados por la habilidad con que los cineastas explican una historia bastante complicada sobre drogas y política. La historia personal está contada con integridad y la interpretación de Jeremy Renner en el papel de Webb es convincente.

Matar_al_mensajero-965038094-mainHay, por supuesto, adornos de ficción con propósitos dramáticos, y me resultó un tanto raro que mi consejo de cautela a Webb antes de la publicación de Dark Alliance en 1996 se ponga en la ficción en boca de una persona del entorno del Kerry.

Pero es un asunto menor. Lo destacable de esta película es que se ha hecho. En las últimas tres décadas, muchos directores y guionistas han intentado contar la sórdida historia de la Contra y el tráfico de cocaína, pero todos han fracaso al intentar que les diesen luz verde a su proyecto.

En Hollywood se decía que tal película sería destrozada por los grandes medios de comunicación, al igual que lo fue la serie de artículos de Webb ( y antes lo fueron los artículos publicados en AP y el Informe de Kerry). Hasta ahora los grandes medios de comunicación dirigen sus balas contra “Matar al mensajero” confiando en sus sarcasmos y la presunción de que eso producirá sonrisas.

Quizás los grandes medios de comunicación asumen que se mantendrá la vieja tendencia y la película será pronto olvidada. O tal vez se produzca un cambio de paradigma, y se den cuenta de que su credibilidad hasta bajo mínimos (sobre todo después de su actuación en el asunto de las armas de destrucción masiva de Irak) y que están perdiendo su poder de dictar discursos falsos al pueblo estadounidense.

[Para saber más, pueden escuchar un debate entre Robert Parry y Gary Webb en 1996 sobre sus artículos. Haga clic aquí]

–—-

Robert Parry sacó a la luz muchas de las informaciones sobre Irán-Contra en la década de 1980, publicando en Associated Press y Newsweek. Su último libro Neck Deep: The Disastrous Presidency of George W. Bush, escrito conjuntamente con sus dos hijos, Sam y Nat. Sus dos libros anteriores: Secrecy & Privilege: The Rise of the Bush Dynasty from Watergate to Iraq y Lost History: Contras, Cocaine, the Press & ‘Project Truth‘.

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2014/10/12/can-msm-handle-Contra-cocaine-truth

Vandana Shiva: Alimentación, agricultores y el doble rasero de la OMC

Por Vandana Shiva, 8 de octubre de 2014

Common Dreams

Mujeres trabajando en una pequeña granja en Orissa, India ((Foto: 2006 IDEI, cortesía de Photoshare)

Mujeres trabajando en una pequeña granja en Orissa, India ((Foto: 2006 IDEI, cortesía de Photoshare)

El conflicto entre el libre comercio y el derecho a la alimentación salió a relucir de nuevo en las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en septiembre,cuando la India no cedió en su postura de buscar una solución permanente sobre la seguridad alimentaria antes de firmar el Trade Facilitation Agreement (TFA).

El TFA está diseñado para facilitar aún más el libre comercio, socavando la seguridad alimentaria en la India. Estados Unidos desafió a la India en la reunión Ministerial de la OMC celebrada en Bali en 2013 diciendo que la Ley de Seguridad Alimentaria aprobada por la United Progressive Alliance (UPA) podía aumentar las subvenciones a la alimentación en la India por encima de los niveles permitidos por la OMC.

Las normas permiten unas ayudas de un 10% sobre el valor de los productos agrícolas. Curiosamente, el año base para la India se ha fijado en el periodo 1986-1988. India, con razón, exige que esta fecha pueda cambiar para así reflejar la realidad de los precios de los alimentos en la actualidad. Esta doble rasero que emplea la OMC queda bien a las claras cuando uno percibe que las subvenciones de la India son de 12 mil millones de dólares para sus 500 millones de agricultores y son consideradas como una “distorsión del comercio”, mientras que los subsidios en Estados Unidos son de 120 mil millones para sus 2 millones de agricultores y no se consideran tal. Las subvenciones en la India son de 25 dólares por agricultor, mientras que las ayudas en Estados Unidos son de 60.000 dólares por agricultor, es decir un 2.400% más elevado que las ayudas en la India. Sin embargo, Estados Unidos amenaza a la India exigiendo que elimine esas ayudas a la pequeña agricultura o marginal.

Estas no son las reglas del comercio, sino las reglas de una manipulación forjada durante la Ronda Uruguay (1986-1994) de negociaciones comerciales que llevaron a la creación de la OMC por parte de las empresas de agronegocios, que desean aprovecharse del gran mercado de alimentos y de la agricultura de la India. El debate de la OMC sobre la agricultura y las subvenciones en realidad lo que pretende es que la India deje de subvencionar a sus agricultores a través de la adquisición por un Precio Mínimo de Sustento (MSP), para así dejar a 1250 millones de indios, incluyendo los 810 millones de agricultores cubiertos por la Ley de Seguridad Alimentaria, en manos de las grandes Corporaciones Multinacionales.

Estados Unidos ha afirmado que la India ha duplicado el Precio Mínimo de Sustento en los últimos 10 años. Pero lo que no se dice es que los costes de producción se han multiplicado por más de 10. A pesar de este precio mínimo, los agricultores no son capaces de recuperar su gastos de producción. En 2011-12, los costes de producción del arroz en el Punjab fueron de `1700 por quintal, mientras que el precio mínimo de sustento fue de `1285. Ese mismo año, los costes de producción del trigo fueron de `1500, mientras que el MSP fue de `1110. En Haryana, los costes de producción de arroz fueron de `1613, mientras que el MSP fue de `1350.

En el Nordeste, los costes de producción se han incrementado en un 53% entre 2008-2009 y 2011-12, mientras que el precio mínimo de sustento sólo lo ha hecho en un 20%. Este saldo negativo se traduce en deudas y las deudas que no se pueden pagar se traducen en suicidios. La deuda se contrae debido a la dependencia hacia las multinacionales que venden semillas y productos químicos muy costosos.

Las normas de la OMC están, de hecho, escritas por la Corporaciones para transformar los bienes públicos en mercancías objeto del comercio internacional y la captura de nuestras economías en su propio beneficio. Monsanto, la mayor empresa mundial en la producción de semillas, escribió los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio de la OMC (ADPIC), lo que abrió las puertas a las patentes de semillas y otras formas de vida. Se viene bloqueando la revisión obligatoria del Artículo 27.3(b) de 1999, por la que los Gobiernos, entre ellos el de la India, solicitan que no haya patentes sobre las formas de vida. Cargill, otro gigante de la  producción de semillas, escribió las normas del Acuerdo sobre la Agricultura (AOA) y sería el más beneficiado si la India detiene las ayudas a los pequeños agricultores.

La producción de alimentos es un derecho fundamental, una necesidad básica, sustento de la mayoría de los indios. Las normas que lo rigen deben estar basadas en la sostenibilidad y la justicia, y no deben buscar el simple beneficio de las multinacionales en el comercio de semillas y alimentos.

Es hora de revisar tanto el Acuerdo sobre los ADPIC como el Acuerdo sobre Agricultura de la OMC, ya que están destruyendo la tierra, los medios de vida de nuestros agricultores y negando a los pobres y más vulnerables el derecho a la alimentación. Sólo hay que observar las evidencias: desde la liberalización del comercio forzado por la OMC desde 1995, 300.000 agricultores se han suicidado en la India, debido a la deuda que han contraído por la compra de semillas y costosos productos químicos. Uno de cada cuatro indios pasa hambre, y uno de cada dos niños está malnutrido.

La ingesta media de calorías en las zonas rurales ha disminuido de 2.221 kcal en 1983 a 2.020 kcal en 2009-10; la ingesta de proteínas se ha reducido de 62 gr a 55 gr por día en el mismo período. En las zonas urbanas la ingesta de calorías era de 1946 kcal en 2009-10, descendiendo de las 2.089 kcal de 1983. La ingesta de proteínas se redujo a 53,5 gr de los 57 gr en el mismo período. Estas son consecuencias directas de la reglas de liberalización del comercio, que han transformado el derecho a la alimentación en una mercancía para el comercio y la obtención de beneficios.

Atendiendo a la doble epidemia, suicidios de agricultores y el hambre, es preciso reescribir las reglas del comercio en base a la sostenibilidad y la justicia. La negativa de la India a desmantelar sus sistema de seguridad alimentaria para no beneficiar aún más a las multinacionales, es una oportunidad para redefinir el comercio mundial sobre la base de los derechos de las personas en lugar de la ganancias de las Corporaciones.

La soberanía sobre las semillas es la base de la soberanía alimentaria. Los suicidios de los agricultores están vinculados con el monopolio de las semillas y su alto coste. Las semillas se deben poner de nuevo en manos de los agricultores a través de la creación de bancos de semillas en las aldeas y participar en su mejora para hacer frente al cambio climático.

A nivel internacional, la soberanía sobre las semillas requiere una revisión del Artículo 27.3 (b) de los ADPIC. La soberanía alimentaria implica que los agricultores no se endeuden y sean capaces de obtener unos ingresos dignos y justos. Aunque defendamos el apoyo a los agricultores a través del MSP, es evidente que estos precios mínimos ya no cubren los gastos de producción. El Gobierno tiene congelado el MSP desde 2013-2014. La alternativa es reducir los costes de producción mediante la reducción de la dependencia de los productos químicos y las semillas de las Corporaciones mediante una producción ecológica. Esta es la razón por la que la agricultura ecológica, basada en los principios de la agroecología, se ha convertido en un imperativo para la soberanía alimentaria.

La doctora Vandana Shiva es una física hindú, ecologista y Premio de la Paz 2010 de Sydney.

–—-

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2014/10/08/food-farmers-and-wtos-doublespeak

——–

 

¿Por qué permitimos que nos estafen las grandes empresas farmacéuticas?

Por Robert Reich, 6 de octubre de 2014

Common Dreams

gasto_farmaceuticoDe acuerdo con la información de la Base de Datos Federal que fue dada a conocer la semana pasada, las Compañías Farmacéuticas y los fabricantes de dispositivos médicos pagaron unos 380 millones de euros en honorarios de consultoría o gastos de representación durante los primeros cinco meses de 2013.

Algunos médicos recibieron más de medio millón de dólares y otros consiguieron varios millones de dólares por los derechos de los productos que ayudaron a desarrollar.

Los médicos dicen que estos regalos no tienen efecto en los medicamentos que prescriben. Pero entonces, ¿por qué las Compañías Farmacéuticas dan este dinero si no obtienen a cambio un adecuado retorno de su inversión?

En Estados Unidos se gasta una fortuna en medicamentos, más por persona que en cualquier otra nación del mundo, y eso no quiere decir que los estadounidenses tengan mejor salud que los ciudadanos de otras naciones económicamente más avanzadas. De los aproximadamente 2.2 billones de dólares que se gastan en la atención sanitaria, los medicamentos representan el 10% del total.

El Gobierno paga esta cantidad a través de Medicare, Medicaid y los subsidios establecidos por la Ley Affordable Care, un pago que se realiza, en parte, indirectamente de nuestros impuestos. El resto lo pagamos directamente, a través del copago, pagos deducibles y primas.

Los pagos o regalos que realizan las empresas de medicamentos a los médicos forman parte de la estrategia de las grandes farmacéuticas para limpiarnos nuestros bolsillos.

Otra estrategia es la que realizan con los medicamentos cuyas patentes están a punto de expirar: hacer pequeños cambios, a veces insignificantes, por lo que técnicamente se considera un nuevo medicamento.

Por ejemplo, en febrero pasado, antes de que expirara la patente sobre Namenda, un fármaco muy utilizado para el tratamiento del Alzheimer, Forest Laboratories anunció que dejaría de vender el medicamento en forma de tabletas sustituyéndolo por cápsulas de más lenta absorción, el denominado Namenda XR. Las cápsulas son simplemente una reformulación de las tabletas. Pero un cambio de tan poca importancia impidió que fuera sustituido por la versión genérica del medicamento.

En definitiva: más ganancias para Forest Labs y más costes para todos nosotros.

Otra técnica utilizada por la Compañías Farmacéuticas es la de seguir haciendo publicidad agresiva de sus marcas incluso mucho después de que hayan expirado sus patentes, que son de 20 años. Los pacientes siguen pidiendo a sus médicos esas marcas, cosa que muchos médicos atenderán.

Estados Unidos es uno de los pocos países que permiten una publicidad directa de los medicamentos con receta.

Una cuarta técnica que emplean las Compañías Farmacéuticas es la de pagar a los fabricantes de medicamentos genéricos para que retrasen la comercialización de sus versiones genéricas más baratas. Son los llamados “acuerdos de pago por demora”, que generan grandes beneficios tanto para los fabricantes que tenían la propiedad del medicamento como para la empresa que fabrica el genérico. Una vez más, somos usted y yo quien pagamos. Esta táctica nos cuesta alrededor de 3,5 mil millones de dólares al año.

En Europa no se permiten este tipo de pagos, pero son legales en Estados Unidos. Los principales fabricantes de medicamentos genéricos han luchado contra los intentos legislativos de acabar con estos pagos.

Por último, mientras que otras naciones establecen los precios de los medicamentos al por mayor, las leyes prohíben en Estados Unidos que el Gobierno use de su considerable poder de negociación a través de Medicare y Medicaid para conseguir unos precios más bajos en los medicamentos. Esto forma parte de un acuerdo con las grandes empresas farmacéuticas, una concesión por su apoyo a la Ley Affordable Care Act de 2010.

Las Compañías Farmacéuticas dicen que necesitan beneficios adicionales para pagar por la investigación y desarrollo de nuevos fármacos. Pero gran parte de la investigación de estas Compañías se hace a través de los Institutos Nacionales de Salud.

Mientras tanto, las Farmacéuticas se gastan más en publicidad y marketing que en investigación y desarrollo, a veces decenas de millones de dólares para promocionar un solo medicamento. Y gasta también cientos de millones de dólares al año en los grupos de presión (lobbies). Solo el año pasado, se alcanzaron los 225 millones de dólares en este concepto, según el Center for Responsive Politics.

Además, las grandes farmacéuticas gastan grandes cantidades en las campañas políticas.: en 2012, desembolsaron más de 36 millones de dólares, siendo por tanto el mayor contribuyente político de toda la industria estadounidense.

¿Por qué seguimos aguantando todo esto? Es fácil decir que no tenemos elección dado lo mucho que la Industria se gasta en Política. Si la gente se mostrase lo suficientemente indignada, los políticos y los organismos reguladores no permitirían esta gigantesca estafa.

Pero la gente no lo parece, y no es así porque gran parte de esta estrategia está oculta a los ojos del público. Pero creo que también se debe porque nos han metido toda esa charlatanería ideológica del libre mercado, que es una cosa independiente y superior a la del Gobierno.

Y puesto que la propiedad privada y la libertad de contratación son el núcleo del libre mercado, asumimos que las Compañías Farmacéuticas tienen todo el derecho a cobrar lo que quieran por los bienes que venden. Y sin embargo, el libre mercado no se puede separar del Gobierno, porque el Gobierno determina la reglas del juego.

Determina por ejemplo lo que se puede patentar y por cuánto tiempo, qué beneficios secundarios crean conflictos de intereses ilegítimos, qué investigación básica debe ser subvencionada, y cuándo el gobierno puede negociar precios bajos.

La pregunta fundamental no es si el Gobierno debe desempeñar un papel en el mercado, ya que sin tales decisiones gubernamentales no habría mercado, no habría nuevos fármacos. La cuestión es cómo el Gobierno organiza ese mercado. Mientras que los grandes fabricantes de medicamentos tienen una presencia desproporcionada en la toma de estas decisiones, el resto de nosotros pagamos más de la cuenta.

–—

Este artículo está bajo una Licencia Creative Commoms 3.0

–—-

Robert Reich es uno de los mayores expertos del país en cuestiones de trabajo y economía, profesor de Políticas Públicas de laRobert Reich Escuela Goldman de Política Pública de la Universidad de California en Berkeley. Ha servido en tres administraciones nacionales, más recientemente como Secretario de Trabajo durante la Presidencia de Bill Clinton. La revista Time le ha nombrado uno de los diez secretarios de gabinete más eficaces del siglo pasado. Ha escrito trece libros, entre ellos un best seller: Aftershock: The Next Economy and America’s Future; The Work of Nations; Locked in the Cabinet; Supercapitalism; y más recientemente, Beyond Outrag (Más allá de la indignación). También es editor de la revista estadounidense Prospect, y Presidente del grupo Common Cause

––

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2014/10/06/why-we-allow-big-pharma-rip-us

——-

 

Charla del Dr. Darío Gianfelici en el Hospital Pediátrico Garrahan: La soja, la salud y la gente

Agradecemos a Meche Mendez el envío de esta información.

El dolor, sobre todo el moral, es un gran movilizador y me impulsó a estudiar, investigar y encontré que el cambio más evidente en el paisaje era la aparición de la soja transgénica y su proliferación monstruosa a partir de 1995.

Estudiando los efectos de los venenos agroquímicos a los cuales la soja transgénica, podríamos decir que es adicta, encuentro que justamente estos efectos tienen que ver con la reproducción, la gestación y la correcta formación de los órganos”… (De su libro «La Soja, la Salud y la Gente)

Soja_salud_genteDe mis recorridas para exponer las ideas que sustentan este libro, se obtuvieron una cantidad de datos y de pensamientos compartidos que la claridad de pensamiento de los compañeros en la lucha, así como las preguntas surgidas desde los asistentes e inclusive desde los cuestionamientos producidos por aquellos que no comparten nuestra manera de pensar, surgen líneas de trabajo y argumentos que es necesario investigar profundamente para ponerlos sobre papel.

Dentro del ciclo “Agrotóxicos y salud” organizado por la Junta Interna de ATE del Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, el Dr. Darío Gianfelici disertó sobre el tema con una charla titulada “La soja, la salud y la gente” el pasado 1 de octubre de 2014,.

El Dr. Darío Gianfelici es médico rural, especialista en Geriatría y Magíster en Salud Mental. Desde la provincia de Entre Ríos viene denunciando desde hace años los efectos que este modelo productivo y sus tóxicos provocan en la salud de la población.

Se contó con la presencia y el valioso testimonio de Andrea Kloster, vecina de la ciudad de San Salvador, provincia de Entre Ríos, que también viene denunciando los numerosos casos de cáncer y otras patologías que están sufriendo en los últimos años los 15.000 habitantes de esta ciudad, que tradicionalmente se ha dedicado al cultivo del arroz, donde también se ha introducido la siembra intensiva de soja desde hace unos años.

Actualmente se encuentran internados el Hospital Garrahan tres niños de esa ciudad por enfermedad oncológica.

A la charla asistieron pacientes y familiares, trabajadores del propio hospital y del Hospital Gutiérrez, periodistas, trabajadores de la Universidad de La Plata y vecinos.

…¡Paren de fumigar…Paren de enfermar…

Paren de matar…!

  (Parte 1)

 

  (Parte 2)

 (Parte 3)

  (Parte 4)

——————————