Entries from marzo 2015 ↓

El mayor problema al que nos enfrentamos y apenas mostramos el mínimo interés: preservar el suelo

Las guerras, las pestes, incluso el cambio climático, son nimiedades en comparación con la destrucción del suelo

Por George Monbiot, 25 de marzo de 2015

The Guardian

suelo

Imaginemos un mundo en el que no existiese la amenaza del cambio climático, ni problemas en acceso al agua, ni resistencia a los antibióticos, ni problemas relacionados con la obesidad, ni terrorismo ni guerras. ¿Seguro que en esas circunstancias estaríamos libres de peligros? No. Incluso si el resto de problemas que hemos citado no se diesen, tendríamos que hacer frente a otro, que sin embargo se sigue considerando como algo marginal e irrelevante, del que pueden pasar meses sin que se recuerde en ningún periódico.

Se encuentra, literalmente, y también metafóricamente, bajo nuestros pies. La mayoría de los medios de comunicación, a juzgar por la escasa importancia que le dan, lo deben considerar como algo no digno de tenerse en cuenta. Pero la vida humana depende de él. Esto es algo que se sabe desde hace mucho tiempo pero que a menudo olvidamos. En un texto sánscrito del año 1500 a. de C. ya se decía:

De este puñado de tierra depende nuestra superviviencia. Sobre él nuestro alimento, nuestro combustible y nuestro refugio. Nos rodea de belleza. Si abusamos de él, el suelo acabará por destruirse, y con él la humanidad entera”.

Esto no es algo que haya cambiado con el paso del tiempo, pero parece que estamos comprometidos en una guerra de destrucción del suelo, que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación, en el mundo, de promedio, sólo disponemos de 60 años más para que nuestros cultivos sigan desarrollándose. Incluso en Gran Bretaña, que se encuentra a salvo de lluvias torrenciales que nos despojen del suelo, los informes de Farmers Weekly dicen que “el suelo sólo puede soportar unas 100 cosechas más”.

Para atender a la creciente demanda mundial de alimentos, la ONU estima que cada año se necesitarán 6 millones de hectáreas de nuevas tierras de cultivo. Sin embargo, cada año se pierden 12 millones de hectáreas debido a la degradación del suelo. Se destruyen las selvas tropicales y otros valiosos hábitats.

El suelo es un medio casi mágico, un sistema vivo que transforma los materiales y los pone a disposición de las plantas. El suelo contiene más microorganismos que todas las personas que han vivido sobre la tierra. Sin embargo, lo tratamos con desprecio.

Las técnicas agrícolas que se decía iban a alimentar al mundo, ahora nos amenazan con traernos el hambre. En un reciente artículo publicado en la revista Antropoceno, en el que se publicaban los resultados de un análisis realizado en los sedimentos de un lago francés, se dice que la intensificación de la agricultura desde el siglo pasado ha aumentado en 60 veces la tasa de erosión del suelo.

En otro documento, elaborado por investigadores del Reino Unido, se revela que los pequeños huertos que se cultivan a mano tienen un tercio más de carbono orgánico que los suelos agrícolas, y un 25% más de nitrógeno. Esta es una de las razones por las que los pequeños agricultores producen entre 4 y 11 veces más que las grandes explotaciones agrícolas.

Cada vez que menciono este asunto, la gente pregunta: “¿Pero no es cierto que los agricultores tienen interés en cuidar el suelo?. Algunos lo hacen, y los hay excelentes que mantienen el suelo. Pero también los hay en sentido contrario, que sólo pretenden la obtención de rápidos beneficios al coste que sea. Incluso los buenos agricultores a menudo se ven sujetos a impedimentos por un sistema económico y político que parece estar diseñado para crear frustraciones.

Este es el Año Internacional de los suelos, pero seguramente que usted no lo sabía. En el mes de enero, el Gobierno de Westminster publicó un conjunto de normas sobre el suelo, algo mejores que las anteriores, pero insuficientes para afrontar la magnitud del problema: sólo una pequeña multa en forma de recibir menos subvenciones públicas. Sin embargo, esta patética guía fue considerada como algo intolerable por la Unión Nacional de Agricultores, que presentó sus amargas quejas. Parece que su única pretensión fuera la de frenar cualquier cambio que pudiera ser positivo.

En pocos sitios se celebró con tanta alegría la supresión de la normativa europea sobre el suelo que en la Unión Nacional de Agricultores, la única normativa que contenía medidas para frenar la erosión del suelo. La Unión Nacional de Agricultores, con el apoyo del Gobierno, ha luchado durante más de ocho años para derogarla, y lo festejaron cuando lo consiguieron. Mirando hacia atrás estos acontecimientos, nos parece que refleja muy bien los tiempos en que vivimos.

Poco después, el Ministro de Economía, Matthew Hancock, anunció quiénes serían los encargos de llevar a cabo las reformas: las asociaciones comerciales serían capaces de hacer cumplir las regulaciones en sus respectivos sectores. La Asociación Nacional de Agricultores fue de las primeras en obtener este privilegio. Hancock explicó que “forma parte de nuestra agenda a favor del mundo empresarial, que de forma inequívoca aumenta la seguridad financiera del pueblo británico”. Pero no aumenta nuestra seguridad, sea financiera o del cualquier otro tipo. Al revés, se socava.

La desregulación introducida por el Gobierno británico ya casi ha completado su paso por el Parlamento, y obligará a las Agencias de Regulación, incluidos a los dicen ser protectores de la tierra, a “que tengan en cuenta la conveniencia de promover el crecimiento económico”. Pero un crecimiento económico a expensas de comprometer la supervivencia a largo plazo. Esta agenda pro-empresarial no está llevando hacia nuestra propia aniquilación.

Ya no hay interés en estudiar el problema. Sólo la Universidad de Aberdeen ofrece ahora una licenciatura en Ciencia de la tierra. En el resto, ha desaparecido.

Esto es lo que provoca el colapso de la civilizaciones (N. del T.: Sobre el colapso del capitalismo y de su civilización, se puede leer el interesante libro En la espiral de la energía, de Luis González Reyes y Ramón Fernández Durán, que se puede descargar, en dos volúmenes, desde la página de la que incluye el enlace: http://www.ecologistasenaccion.es/article29055.html). Las guerras y las pestes podrán matar a un gran número de personas, pero a largo plazo la población se recupera. Pero si se pierde la tierra, arrastra a todo lo demás.

Ahora, la globalización nos asegura que este desastre se extienda por todas partes. La globalización, en sus primeras etapas, aumenta la resiliencia: la gente ya no depende de la producción local. A medida que se extiende, los procesos destructivos llegan a todos los rincones de la tierra, de modo que disminuye la capacidad de recuperación, y se amenazan todos los ecosistemas.

Frente a este problema, el resto parecen de menor importancia. A los que más importancia damos, se vuelven menores, ya que cada vez nos alejamos más de poder asegurar nuestra propia subsistencia.

El silencio social parece casi absoluto. Nos hemos aislado del entorno natural, alentando la creencia de la posibilidad de que nuestras vidas puedan mantenerse en una especie de desmaterialización, no por medio de los alimentos y el agua, sino por bits y bytes. Es una creencia que sólo pueden estar sostenida por personas que nunca han pasado por graves dificultades, y que por tanto no son conscientes de la contingencia de nuestra existencia.

Y no es que falten soluciones. Ahora parece que el arado del suelo resulta incompatible con la protección del suelo, y son muchos cultivos los que crecen sin emplear esta práctica agrícola. En muchas partes del mundo los agricultores cultivan sin arar ( lo que se denomina agricultura de conservación), a menudo con excelentes resultados.

Hay muchas formas de hacerlo: no es necesario poner el suelo al descubierto. Pero en el Reino Unido, como en la mayoría de los países llamados Desarrollados, apenas se ha empezado a experimentar con esta técnica, a pesar de los esfuerzos de revistas como  Practical Farm Ideas.

Por ejemplo, existe la permacultura, que trabaja con los sistemas naturales complejos en lugar de simplificarlos o reemplazarlos. Pioneros como Sepp Holzer y Geoff Lawton han logrado notables rendimientos en el cultivo de frutas y verduras en lugares que parecían incultivables: 1.100 metros sobre el nivel del mar en los Alpes austriacos, por ejemplo, o en desierto jordano, con suelos muy salinos.

Pero a pesar de todo, el Gobierno se gasta 450 millones de libras en investigación agrícola y desarrollo, con técnicas que arruinan el suelo, sin mención alguna a la permacultura en ninguna página web de dos importantes organismos (NERS y BBSRC), o en cualquier otro departamento.

Este compromiso machista y destructivo parece resistir a cualquier prueba y a toda lógica. No importa la vida en la tierra, vamos a seguir haciendo lo mismo.

*Una versión de este artículo con todas las referencias completas se pueda leer en  Monbiot.com

——————

Procedencia del artículo:

http://www.theguardian.com/commentisfree/2015/mar/25/treating-soil-like-dirt-fatal-mistake-human-life

———————–

La inutilidad del AVE y el continuo despilfarro en cosas que a nadie sirven para nada

Obras_linea_Ave_Fuente_Piedra_Antequera

El número 18-19 de la revista Archipiélago, publicado en 1994, se dedicaba en especial al transporte: Trenes, tranvías, bicicletas. Volver a andar. Ya por aquellos años se hacía una crítica de los medios actuales de transporte y de la necesidad de repensar otras formas de hacerlo, poniendo el énfasis, sobre todo, en el ferrocarril. Entre los artículos, uno de Agustín García Calvo, que me vino a las mientes al leer el reciente Informe de Fedea elaborado por Ofelia Betancor (Universidad de las Palmas de Gran Canaria) y Gerard Llobet (CEMFI). Entre las cosas que dice el Informe, al que no les pongo un enlace por esas absurdas leyes que se aprueban y que castigan una simple referencia a otro medio de comunicación:
– Todas las líneas de alta velocidad existentes en España presentan una rentabilidad social y financiera negativa y, por lo tanto, «ninguna debería haberse construido”.
– La línea Madrid-Barcelona, la más utiliza del AVE, sólo recuperará a largo plazo un 46% de los costes de inversión.
– En el resto de las líneas, la recuperación prevista es de apenas un 11%, o menos.
– En términos sociales, los resultados también son negativos.
– En España se han construido infraestructuras sin una planificación global entre todos los medios de transporte.
– Si no se hubieran construido las líneas de alta velocidad ferroviaria, no habría pasado nada: la gente seguiría utilizando el avión.
– Se podrían haber realizado las inversiones en las líneas convencionales para aumentar su velocidad, a un corte mucho menor.
– Estas inversiones, en las líneas convencionales, habrían tenido un efecto positivo para el transporte de mercancías. La vía de alta velocidad no es adecuada para este tipo de transporte, por tener tramos con una pendiente mayor de la recomendable para ello.
– Que en España no hay suficiente demanda para la capacidad que tiene la red de alta velocidad.
– Que no se debieran construir más líneas de alta velocidad en España.
– Es una situación «extremadamente delicada», porque se pierde toda la inversión realizada y, además, resulta necesaria una inyección constante de dinero público para mantenerla abierta.

El artículo del Prof. Agustín García Calvo llevaba el título Progreso por ferrocarril, regreso por carretera, del que les transcribo el apartado

Consecuente perversión del ferrocarril: Renfe y AVE

Al revés, la imposición de los medios de trasporte más inútiles a lo que lleva es a la perversión de los útiles y potentes.
Es todo eso de que entre nosotros la empresa Renfe, encargada especial de Capital y Estado para la traición al ferrocarril, nos ofrece bien triste y complejo ejemplo:

– cierre de líneas y suspensión de trenes (compensada, por cierto, con la introducción de nuevas líneas de autobuses para llenar la falta así creada, algunos incluso con el nombre mismo de la Renfe impreso sobre la chapa) bajo pretesto de rentabilidad, al estilo de la Empresa como Dios manda;

– lo cual lleva a centrar el gasto y las atenciones en las grandes líneas, esto es, las que unan, a través de desiertos, conglomerados urbanos, y, lo más, en el servicio de los suburbios de dichos conglomerados, ratificando, con lo uno y con lo otro, el ideal de población, desastroso para la gente y para la vida, pero que el Estado y Capital tecnodemocrático requiere y maneja con nombre de Futuro;

– pretesto de rentabilidad, por otro lado, que queda puesto en ridículo cuando el mísero ahorro de unos cientos de millones que producirían esos cierres y suspensiones, sumado con el ahorro aún más miserable que se saque del mal servicio, de los abandonos de estaciones, de los descuidos de las atenciones más elementales, en abundancia y eficacia de material y personal (compensado, eso sí, con la abundancia de administrativos y ejecutivos, destinados a cosas como replanificar horarios, tanto más frecuentemente cuanto más desastrosamente, cuyo mejor servicio al ferrocarril sería que al menos no hicieran nada, en sus oficinas y con sus ordenadores), en frecuencia y puntualidad de trenes, en comodidades de los mismos (que no consistieran, por cierto, en alquiler de espacio para pantallas de vídeos que cieguen la mirada de las ventanillas), cuando ese ahorro se compara con el despilfarro ingente, de millones de millones, que Estado y Capital dedican alegremente a una cosa como el Alta Velocidad, perfectamente inútil para la gente, y que, congruentemente, en su estructura misma demuestra no ser un tren ni un ferrocarril de veras, sino una especie de imitación de avión arrastrándose por tierra;

– cuya única gracia no es la gran velocidad, que a nadie le sirve para nada (salvo a cuatro ejecutivos, previamente programados para que les haga falta) y que consiguientemente se maneja como ideal único de la Empresa y de la Humanidad (lo que importa es llegar: anúlense las horas de vida del viaje en la espera del Futuro), sino que consiste su triste gracia precisamente en los millones de millones que permite mover en vano.

Agustín García Calvo; Archipiélago, número 18-19/1994
——————————–

Monsanto exige que la OMS revoque su decisión de clasificar al glifosato como probablemente carcinógeno

Por Heather Callaghan, 25 de marzo de 2015

Activist Post

glifosato_OMS

Imagen: blogs.lanacion.com.ar

Una división de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), acaba de clasificar al glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto, como probablemente carcinógeno para los seres humanos. Quizás pueda parecer una resolución un tanto tibia, que se produce después de una reunión celebrada en Lyon, Francia, de 17 expertos de 11 países distintos, para evaluar la carcinogenicidad de 5 plaguicidas organofosforados.

A pesar de que Europa tiene pensado revaluar el año que viene el uso del glifosato, la Empresa Monsanto se ha mostrado indignada por la resolución y la publicidad que se le ha dado. Está utilizando la técnica de la negación, y exige una retractación.

Quizás esta respuesta tan agresiva de Monsanto pueda deberse a que sus acciones cayeron el pasado lunes un 1,9% tras el informe de la IARC.

El Dr. Robb Fraley, Director de Tecnología de Monsanto, expresó asombro e indignación en una reciente declaración, en la que dice que esta resolución va en contra de los “exhaustivos exámenes de seguridad realizados” , señalando que se han tenido en cuenta sólo ciertos datos, impulsando de este modo un dictamen sesgado. Destaca la actual situación normativa, aunque no dice que las Agencias de Regulación basan sus aprobaciones en los estudios hechos por la propia Empresa.

Después de una condena un tanto hipócrita de la IARC y de acusarla de crear confusión, El Dr. Fraley dice:

La IARC no actúa con transparencia…”.

Monsanto lleva ya dos décadas comercializando el glifosato, con un aumento constante de las ventas. Al principio, la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) encontró un riesgo de cáncer por la utilización del glifosato, basándose en ensayos realizados en animales, pero luego cambió de parecer, siendo aprobado su uso a principios de 1990.

En última instancia, el sí o el no está en manos de la EPA, que tendrá en cuenta el Informe de la IARC durante el proceso de revisión, pero sin duda aprobará el empleo del glifosato a pesar de tantos estudios independientes que ponen evidencia sus devastadores efectos para los seres humanos. Por ejemplo, se ha descubierto que causa cáncer de mama sólo con una exposición tan mínima como una dilución de una billonésima parte.

El Director General de Monsanto, Hugh Grant, admitió por primera vez que su arrogancia podría ser la responsable de la reacción de los consumidores en contra de los transgénicos y otros productos utilizados en este tipo de agricultura. Pero no del todo…

Si hicieran un producto que no matase a la gente y no contaminase el suelo, entonces se podría hablar de ciertas actitudes y percepciones.

———————–

Procedencia del artículo:

http://www.activistpost.com/2015/03/monsanto-demands-retraction-for-whos.html

————————–

Artículos relacionados:

http://www.lavaca.org/notas/confirmado-la-oms-ratifico-que-el-glifosato-de-las-fumigaciones-puede-provocar-cancer/

http://www.glifosato.es/gtf-statements/declaracion-del-gtf-sobre-la-reciente-decision-de-iarc-en-relacion-con-el-glifosato?apl=N%3B

————————

¿Qué pasó cuando a Patrick Moore le ofrecieron un vaso de glifosato?

GMWatch, 23 de marzo de 2015

Un momento muy especial: cuando a Patrick Moore se le ofreció un vaso de glifosato en la Televisión francesa.

Un momento muy especial: cuando a Patrick Moore se le ofreció un vaso de glifosato en la Televisión francesa.

Este miembro de los lobbies va diciendo por ahí que el herbicida de Monsanto es lo suficientemente seguro como para poderse beber, sin embargo se niega a hacerlo. Informa Jonathan Matthews.

A raíz de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya clasificado al ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto (glifosato) como probablemente carcinógeno, el periodista y reportero de investigación francés Paul Moreira ha publicado este estupendo vídeo de una entrevista con el defensor de los transgénicos Patrick Moore.

Durante la entrevista, Moore asegura que puede beber un cuarto de vaso de glifosato sin sufrir ningún daño, pero luego, cuando se le ofrece el vaso, le dice al periodista: “No soy idiota”.

La entrevista fue grabada como parte de una investigación de Moreira para la realización de una serie de documentales, “Bientôt dans vos assiettes” (Pronto en su plato), que son emitidos por la televisión francesa Canal +.

El documental muestra los terribles daños producidos en Argentina durante los últimos 15 años por el empleo de las cada vez mayores cantidades de productos químicos en la agricultura, sobre todo en los cultivos de soja transgénica. El documental toma nota de las enfermedades, incluido el cáncer, que padecen las personas que viven en las zonas donde se cultivan las plantas transgénicas Roundup Ready.

Aquí la transcripción de la entrevista de Moreira a Moore, que se realiza en inglés:

Moore: No creo que el uso del glifosato en Argentina esté provocando un aumento del cáncer. Puede beber un cuarto de vaso y no le hará daño.

Entrevistador: ¿Quiere beber un poco? Lo tenemos aquí.

Moore: Estaría encantado… aunque, en realidad…

Entrevistador: Entonces, ¿no quiere beber?

Moore: Sé que no me haría daño.

Entrevistador: Si usted lo dice, tenemos algo de glifosato.

Moore: Yo no soy estúpido

Entrevistador: Entonces, sí que es peligroso, ¿verdad?

Moore: No. La gente intenta suicidarse con él pero no lo consigue, con bastante frecuencia.

Entrevistador: Diga la verdad: es peligroso.

Moore: No es peligroso para los seres humanos. No, no lo es.

Entrevistador: Entonces, ¿usted está preparado para beberse un vaso de glifosato?

Moore: No, no soy idiota.

El entrevistador mira asombrado

Moore: Me va a entrevistar sobre el Arroz Dorado. De eso vamos a hablar.

Entrevistador: ¿En serio?

Moore: Entonces, se acabó.

Entrevistador: Excepto que…

Moore: La entrevista ha terminado.

Entrevistador: ¡Es una buena manera de resolver las cosas!

Moore ( que se levanta para salir): Es un completo idiota.

Lo que no aparece en el vídeo es cuando Moore habla de las mentiras que se están diciendo de que Roundup contribuye al aumento de los casos de cáncer en Argentina. Sin embargo, sí se puede ver en un anuncio del documental de Moreira, en el que también aparece el desconcertado Moore cuando se le ofrece el glifosato para beber.

Esta entrevista fue grabada con anterioridad a la declaración de un panel de científicos de la Organización Mundial de la Salud, de 11 países distintos, anunciando su decisión de incluir al glifosato como probablemente carcinógeno para los seres humanos. Pero Moore está empleando los medios de comunicación social para desacreditar la declaración de la OMS, diciendo que va en contra de las evidencias científicas, comparándolo con la declaración del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) sobre el cambio climático inducido por el hombre, algo que Moore niega de forma acalorada.

Se puede llegar fácilmente a la conclusión de que a Moore le falta credibilidad y que parece obtener prebendas a cambio. Es uno de los principales miembros del lobby protransgénicos, al que le gusta lanzar agresivos ataques contra los críticos de los transgénicos. Incluso ha participado en una campaña para promover a Moore como Embajador de la Ciencia en la EXPO de Milán en 2015.

Moore acaba de regresar de una gira por Asia, donde se reunió con el Ministro de Agricultura de Bangladesh, entre otros. Fue allí para promover el cultivo del Arroz Dorado, a pesar de que este arroz transgénico no ha sido todavía probado ni se puede conseguir. Existen otros cultivos, más fácilmente disponibles, que pueden suplir la deficiencia de vitamina A, como ya se ha hecho en Filipinas.

Esperemos que otros tan astutos como Paul Moreira denuncien las falsedades de las afirmaciones de personas como Moore. Sin embargo, resulta triste que muchos críticos de Moore, como el periodista George Monbiot, hayan tardado muchos años en reconocer su juego.

Vale la pena ver el vídeo.

————————

Procedencia del artículo:

http://gmwatch.org/index.php/news/archive/2015-articles/16027-what-happened-when-patrick-moore-was-challenged-to-drink-a-glass-of-glyphosate

——————————–

¿Dónde está ahora la valiente intelectualidad de Francia?

Por André Vltchek, 20 de marzo de 2015

Dissident Voice

Ellos también son Charlie

Ellos también son Charlie

* Nota: Todas las imágenes que aparecen son las mismas que se incluyen en el artículo original en inglés.

Varios hombres con armas frente al edificio de Charlie Hebdo en París. Son policías, con chalecos antibalas, que llevan armas de largo alcance. Se quedan mirando a los escasos peatones que por allí pasan, de una forma que repugna e intimida. Los editores de Charlie Hebdo están bien protegidos, algunos de ellos postmortem.

Si usted piensa que Francia no es un Estado policial como pueda serlo el Reino Unido o Estados Unidos, antes piénselo dos veces: militares y policías fuertemente armados se pueden ver en todas las estaciones de tren y muchos cruces, incluso en algunos estrechos callejones; los proveedores de Internet ahora espían de forma abierta a sus clientes; los medios de comunicación se autocensuran en sus artículos; la propaganda del Régimen se extiende por todos lados.

Pero la mayor parte de los franceses creen que viven en una sociedad abierta y democrática. Si se les pregunta sobre ello no tienen argumentos para defender lo que así creen, simplemente dicen que son libres.

Los empleados de Charlie Hebdo salen de vez en cuando a la calle para fumar. Trato de mantener con ellos una conversación, pero sólo me responden con frases muy cortas: hacen todo lo posible por ignorarme. De alguna manera, algo intuitivo, tienen la sensación de que no estoy aquí para contar la versión oficial.

Les pregunto: ¿por qué no se burlan del sistema neocolonista occidental, del ridículo sistema de elecciones, o de sus aliados occidentales que están cometiendo genocidios en todo el mundo: La India, Indonesia, Israel, Ruanda o Uganda? Impacientes me rechazan con sus gestos corporales. Tales cosas no les anima, y probablemente no se lo permitirían. Incluso los humoristas y los payasos de Francia saber cuál es su lugar.

Pronto me doy cuenta de que estoy haciendo demasiadas preguntas. Uno de los empleados simplemente echa una mirada en dirección hacia los policías armados. Comprendo el mensaje. No estoy de humor para un largo interrogatorio. Sigo adelante.

En el barrio, los mensajes de compasión hacia las víctimas se esparcen por varios lugares: las 12 personas que murieron durante el ataque a la revista el pasado 15 de enero. Hay banderas francesas y ratones blancos de plástico con el mensaje Je suis Charlie. En un cartel se proclama: Je suis humain. Otros mensajes dicen: “putos islámicos”, con una corrección en rojo que ha sustituido la palabra islámicos por terroristas: Putain de terroristes.

Pintadas de todo tipo en favor de la libertad: Libre comme Charlie, Libre como Charlie.

De repente aparece una mujer, muy bien vestida, muy elegante. Está de pie junto a mí durante unos segundos. Me doy cuenta de que su cuerpo tiembla. Está llorando.

– Era usted uno de sus parientes – le pregunto suavemente

– No, no, todos somos sus familiares. Todos somos Charlie – responde ella.

Me abraza, siento sus rostro húmedo en mi pecho. Trato de ser sensible, así que abrazo fuertemente a aquella mujer desconocida. No porque yo quiera, sino porque siento que no tengo otra opción. Cumplo con mi obligación cívica; me voy de allí.

****************

A quince minutos a pie del edificio de Charlie Hebdo se encuentra el Museo Nacional Picasso, y docenas de galerías de arte. Visito al menos 50 de ellas. Quiero saber todo lo posible sobre la libertad de expresión que el pueblo francés dice es su máximo anhelo y que, en justicia, defiende.

Libertad de expresión

Libertad de expresión

Pero lo que veo es una colección interminable de arte pop. Veo una ventana rota en una galería con un cartel que dice: “Usted rompió mi arte”. Se supone que aquello también es arte en sí mismo.

Una interminable serie de líneas y cuadrados, de todas las formas y colores imaginables. En varias galerías observo el arte abstracto al estilo de Pollock.

Arte oficial

Arte oficial

Digo a algunos propietarios de las galerías de arte si saben de algunas exposiciones que estén reflejando la difícil situación de decenas de miles de personas sin hogar, que a duras penas sobreviven al duro invierno parisino. ¿No hay pintores y fotógrafos que muestren los monstruosos tugurios que se arraciman bajo los puentes de ferrocarriles y autopistas? Y ¿qué pasa con las aventuras militares y de la inteligencia francesa en África, que están arruinando millones de vidas humanas? ¿No hay artistas que critiquen a esta Francia que se está convirtiendo en uno de los principales centro del Imperio?

Me echan miradas indignadas, o de disgusto. A otros claramente se les ve alarmados: no tienen ni idea de lo que estoy hablando.

En el Museo Picasso, el estado de ánimo es el institucional. Nadie diría que Picasso fue comunista, un pintor y escultor profundamente comprometido. Pasan los grupos de turistas alemanes, uno tras otro, por los pasillos bien señalizados, acompañados por los guías turísticos.

No permanezco mucho tiempo aquí. Este museo no me inspira, es más, siento una especie de castración. Cuanto más tiempo me quedo, más siento que se evapora mi espíritu revolucionario.

Voy a una oficina en busca de una estudiante de arte.

Destapando las mentiras del Imperio

Destapando las mentiras del Imperio

Le digo todo lo que pienso sobre este Museo y las galerías de arte que se encuentran alrededor:

Todas esas miles de personas que desfilaban y escribían mensajes sobre Charlie Hebdo… ¿qué es lo quieren decir con la palabra Libertad? Me parece que no hay libertad en Francia, ninguna. Los medios están controlados y el arte se ha convertido es un especie de arte pop sin inteligencia”.

No tiene nada que decirme. “No sé, los artistas pintan lo que la gente quiere comprar”, me dice finalmente.

– ¿Realmente es así?

Le digo que en el Distrito 798 de Pekín se exhiben muchas obras con un significado profundamente político.

– En las sociedades oprimidas el arte tiende a ser más comprometido – me dice ella.

Le digo lo que pienso: para mí, y para muchas personas que he conocido en China, en Pekín se siente uno más libre, y el lavado de cerebro no es tan intenso y no se siente la opresión de París. Me mira con horror, con ese sarcasmo típicamente europeo. Piensa que la estoy provocando, tratando de hacerme el gracioso. No puedo decir lo que he dicho. Está claro, ¿no es cierto que los artistas franceses son superiores, y que la cultura occidental es superior a cualquier otra? ¿Quién lo duda?

Le doy mi tarjeta, pero ella se niega a decirme su nombre. Me voy con disgusto, como también me fui con disgusto de la Colección Peggy Guggenheim de Venecia.

Es el momento de tomarme un café, entro en un bar; también me tomo un vaso de agua. Un hombre enorme entra con su perro. Ambos se quedan junto a la barra, de pie. El perro pone sus patas delanteras sobre una mesa del bar. Ambos toman una cerveza: el hombre en un vaso y el perro en un plato. Unos minutos más tarde pagan y se van.

Garabateo en mi libreta: “En Francia, los perros son libres de tomarse una cerveza en los cafés”.

En el mismo barrio, me encuentro con el Archivo Nacional, con su hermoso grupo de edificios con jardines y un parque. Se celebra una exposición: cómo Francia colaboró con la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La retrospectiva es grande y muy completa: se incluyen imágenes y textos; se proyectan películas.

Por primera vez en varios días estoy impresionado. Todo me parece familiar, y muy íntimo.

******************

Por la noche me encontré con la Nueva Filarmónica de París, situada en las afueras, cerca de Porte de Pantin. Me las arreglé para pasar aunque no tenía invitación, para ver la exposición de apertura dedicada al compositor, director y escritor francés Pierre Boulez. Ese mismo Pierre Boulez que dice que hay que hacer partícipe al público del «mismo recorrido que hizo el compositor en el acto creador«

Ninguna protesta en la exposición, ni bromas dirigidas hacia Pierre Boulez. Todo está perfectamente orquestado. Un gran respeto para esta gran figura del establishment cultural francés, el Gran Aparato cultural.

Escuché un brillante concierto de música contemporánea, con la utilización de los nuevos instrumentos.

Pero en ninguna parte, en ningún sitio de los enormes espacios de la Nueva Filarmónica, oí ningún lamento, ningún réquiem por los millones de personas que literalmente son masacrados por el Imperio, del que ahora Francia es parte inseparable. No hay obras ni óperas dedicadas a las víctimas de Papúa, Cachemira, Palestina; Libia, Mali, Somalía, la República Democrática del Congo o Irak.

Mi nuevo amigo, Francois Minaux, está escribiendo una ópera sobre el bombardeo estadounidense de la Llanura de las Jarras durante la guerra secreta llevada a cabo por Occidente contra Laos. Yo le ayudo en este noble y enorme proyecto, pero paradójicamente, o quizás lógicamente, no vive en Francia, sino en Estados Unidos.

Cuando le hice saber mis pensamientos sobre el atentado de Charlie Hebdo y sobre la libertad de expresión en Francia, resumió:

Es terrible. El mundo del arte es una mierda. Las personas unos zombis. La reacción en masa al ataque de Charlie Hebdo es deprimente. 1984 está aquí presente y la gente está ciega y no lo ve”.

Unas horas más tarde recibo un correo electrónico de Francoise, en el que reflexiona sobre su compleja relación con su tierra natal y su cultura:

Ser francés hoy en día te impide expresarte con libertad. A principios del año 200 ya no podía Charlie_Hebdo5aceptar la idea del marco cultural que se imponía a los artistas, y no aceptaban el cuestionamiento y el diferente enfoque sobre la creación artística. No es que me escupieran, simplemente me ignoraron. Así que me fui. Hay que viajar y vivir fuera de Europa para sentir el mundo.

También sentía que las obras de arte políticamente comprometidas no eran consideradas como verdadero arte en París. Esto ocurría en Francia: cualquier compromiso político se ve bien como propaganda o como anuncio. En la década del año 2000, sólo valía el arte por el arte. Vivíamos bajo una cúpula de cristal en los jardines de invierno. Estábamos protegidos por el Gobierno.

Nos hicieron saber que no se hablaba ni de política ni de religión en público. Tal vez el laicismo sea una buena idea, pero tanto la política como la religión se convirtieron en tabúes. Un clima de temor: ancianos y maestros que no discuten ni de política ni de religión ¡Entonces no nos dábamos cuenta! Ciertas cosas se prohíben en Francia.

Así que la vida en París se me hizo insoportable. No podíamos dar nuestras opiniones. No nos permitían comprender a los demás. La vida se hizo aburrida: no había nada importante de lo que hablar. Así que hablábamos de la comida grasienta y el vino francés. Los economistas describen la economía francesa como austera, pero yo iría más lejos diciendo que el comportamiento de los franceses, así como su identidad, es austera. Pero los franceses no pueden verlo porque ahora todos piensan lo mismo. Intentan mantenerse como franceses, pero se olvidan de cómo sangra el mundo, y cómo se preserva su identidad. Su cultura está construida sobre sangre, que fluye en las colonias francesas, la base del moderno Imperio francés”.

Entonces, ¿dónde están esas valientes mentes de Francia, aquellas personas que muchos de nosotros admiramos por su coraje e integridad?

No es que fueran perfectos, cometieron errores, como todos los humanos, pero se pusieron a menudo al lado de los oprimidos, alentando revoluciones y el fin del colonialismo. Se dieron cuenta de todos los horrores que la cultura occidental extendió por el planeta, desde hace siglos.

Emile Zola y Víctor Hugo, luego Sartre, Camus, Malraux, Beauvoir, Aragón…

¿Qué hay ahora? Michel Houellebecq y sus novelas llenas de insultos contra el Islam; así como las lágrimas de gratitud después de que sus novias les hayan hecho una mamada.

Los legados de Houellebecq y Charlie son de alguna manera similares ¿Es la mejor Francia que se puede tener hoy en día? ¿Se puede llamar coraje a lo que se ha pisoteado, a lo que se ha destruido por Occidente, lo que ha sido humillado?

Estos caniches rosados con correa de plata que exhiben en las galerías de arte, ¿es la esencia de lo que se llama libertad de expresión? Estas cosas pasarían cualquier consejo de censura, incluso en Indonesia o en Afganistán. Para eso no hace falta libertad de expresión. Es algo cobarde y egoísta, que es exactamente lo que promueve el Imperio.

***************

Christophe Joubert, un documentalista francés, me dijo mientras tomábamos una taza de café:

Al principio me puse triste cuando me enteré de lo que había ocurrido a la gente de Charlie Hebdo. Pero entonces también me asusté: no por el terrorismo, sino por la respuesta de la multitud, todo el mundo adoctrinado, todos pensando de la misma manera, actuando de la misma manera. Era como Orwell y su 1984, más concretamente, el octavo día.

Los franceses no saben nada sobre el mundo. Se creen que lo que les dicen por los medios masivos de propaganda”.

El embajador de Eritrea en Francia me dijo: “No se permite hablar. Me invitan a un programa de televisión donde presentan una película que critica a mi país. Hablan de forma abierta, pero cuando trato de responder me lo impiden”.

No entiendo nada de lo que me estás diciendo”, me decía con tristeza un buen amigo asiático después de que yo le hablara sobre la rebelión mundial contra Occidente en América Latina, China, Rusia, África… Es un hombre que tiene un alto nivel de formación, que trabaja en la UNESCO. “Sabes, aquí sólo oímos una versión: la oficial”.

Me pregunto si dentro de 70 años se celebrará otra gran exposición en el Archivo Nacional sobre la colaboración de Francia con el neoliberalismo y su participación directa en la construcción de un Régimen fascista mundial controlado por Occidente.

Historia de la Colaboración

Historia de la Colaboración

Pero por ahora, siempre y cuando los perros puedan tomarse una cerveza en un bar, el fascismo, el Imperialismo y el neoliberalismo no tienen la menor importancia.

¡También son Charlie!

———————-

André Vltchek es novelista, cineasta y periodista investigador. Ha cubierto varias guerras y conflictos en varios países. Su Point of No Return se ha reeditado recientemente. Oceanía es un libro sobre el Imperialismo Occidental en el Pacífico Sur. También ha escrito un polémico libro sobre la era post-Suharto y el fundamentalismo de mercado: Indonesia: The Archipelago of Fear. También ha rodado documentales sobre Rwanda y el Congo. Ha vivido varios años en América Latina y en Oceanía; Vltchek reside actualmente en Asia Oriental y en África. Puede visitar su sitio web

——————————-

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2015/03/where-are-the-brave-french-minds-now/#more-57709

——————————–

Un grupo de biólogos solicita la prohibición de los nuevos métodos de edición del Genoma Humano

Por Nicholas Wade, 19 de marzo de 2015

The New York Times

Imagen: elsevier.es

Imagen: elsevier.es

Jennifer A. Doudna es la inventora de una nueva técnica de edición del Genoma Humano, de la Universidad de California, Berkeley. La Dra. Doudna es la autora principal de un artículo en el que se solicita una moratoria mundial sobre el uso del nuevo método, para dar tiempo a científicos, expertos en ética y al público para comprender las repercusiones relacionadas con este avance.

Un grupo de biólogos solicitaron ayer jueves una moratoria mundial sobre el uso de una nueva técnica de edición del genoma, que permite la alteración del ADN humano de modo que dicha alteración pueda ser hereditaria.

Los biólogos temen que la nueva técnica, eficaz y fácil de usar, sea utilizada por algunos médicos antes de que se realicen pruebas sobre su seguridad. También desean que la gente entienda las cuestiones éticas relacionadas con esta técnica, que podría ser utilizada para curar enfermedades genéticas, pero también para mejorar ciertas características, como la inteligencia o la belleza. Este último camino es el que los especialistas en Ética entienden que no debería tomarse nunca.

Se podría ejercer un control sobre la herencia humana con el empleo de esta técnica, y esta es la razón por la que estamos llamando la atención sobre este asunto”,

dijo David Baltimore, ex Presidente del Instituto de Tecnología de California y miembro del grupo cuyo artículo ha sido publicado en la revista Science:

genoma_humano1

Los especialistas en Ética, durante décadas, han estado preocupados por los peligros de la alteración de la línea germinal humana, lo que significa la realización de cambios en el esperma humano, los óvulos o embriones, que perduran durante la vida del individuo y pueden ser transmitidos a las generaciones futuras. Hasta ahora, estas preocupaciones han sido meramente teóricas. Pero una nueva técnica inventada en 2012 ya permite que sea posible la edición del genoma con mayor precisión y más fácilmente. La técnica ya se ha utilizado para editar el genoma de ratones, ratas y monos, y pocos dudan de que puede funcionar igualmente en las personas.

La técnica permite reparar o mejorar cualquier gen humano.

Plantea la más fundamental de las cuestiones: cómo se va a desarrollar la humanidad en el futuro y si vamos a dar este paso que permitiría la modificación de nuestra línea germinal, en el sentido de controlar nuestro destino genético, lo que plantea un enorme peligro para la humanidad”,

dijo George Q. Daley, un experto en células madre del Hospital Infantil de Boston y miembro del grupo.

Los biólogos que publican el artículo en Science continúan con la investigación de laboratorio, y muy pocos creen que la nueva técnica esté todavía lista para su uso clínico. Cualquier uso que pudiera darse está muy regulado tanto en Estados Unidos como en Europa. Los científicos estadounidenses, por ejemplo, tendrían que presentar un plan para el tratamiento de enfermedades genéticas en la línea germinal humana ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Los autores del artículo, sin embargo, están preocupados por lo que pudiera ocurrir en aquellos países donde existe una menor regulación. Instan a que los

científicos deben eviten el realizar ningún tipo de intento, en los países con jurisdicciones más laxas, de modificación de la línea germinal para su aplicación clínica en los seres humanos… hasta que todas las consecuencias sean discutidas entre las organizaciones científicas y gubernamentales”.

Aunque esta moratoria no tendría validez legal y parece poco probable que ejerza una influencia a nivel mundial, hay un precedente. En 1975, a científicos de todo el mundo se les pidió que se abstuviesen de utilizar un método para la manipulación de genes, la técnica del ADN recombinante, hasta que se hubiera regulado el proceso.

Nos preguntamos en ese momento si alguien estaba dispuesto a realizar ciertos experimentos, pero parece ser que nadie los hizo, al menos que yo sepa. Así que reafirmamos una autoridad moral, y eso es lo que esperamos que se haga”,

dijo el Dr. Baltimore, miembro del grupo de 1975.

La técnica del ADN recombinante fue la primera de una serie de mejoras en la manipulación del material genético. El principal problema ha sido el de la exactitud, la edición del ADN en el lugar que se desea, ya que cualquier cambio fuera de objetivo previsto podría ser letal. Dos recientes métodos, conocidos como los Dedos de Zinc y efectores TAL, estuvieron muy cerca de edición genoma en el lugar exacto, pero ambos eran muy difíciles de usar. El nuevo enfoque de edición del genoma fue inventado por Jennifer A. Doudna, de la Universidad de California, Berkeley, y Emmanuelle Charpentier, de la Universidad de Umea, Suecia.

Su método, conocido por el acrónimo CRISPR-Cas9, es un mecanismo de defensa adaptativa utilizado por Archea y bacterias para degradar material genético extraño. En estos organismos, el material genético extraño de un bacteriófago es integrado en el loci CRISPR. Este nuevo material, también conocido como espaciador, genera un fragmento de secuencia especifica que será utilizado como resistencia contra futuras infecciones del bacteriófago. La Dra. Doudna es la autora principal del artículo aparecido en Science solicitando el control de esta técnica y fue la organizadora de la reunión en la que se redactó el comunicado.

Aunque muy eficiente, la técnica de vez en cuando corta el genoma por los lugares no deseados. Esta cuestión de la mala focalización podría ser tolerada en un entorno clínico y es lo que el grupo de la Dra. Doudna quiere que se investigue con anterioridad a cualquier edición del genoma humano.

Los científicos también dicen que la sustitución de un gen defectuoso por uno normal puede parecer algo inofensivo, pero tal vez no sea así.

Nos preocupa el hecho de que se puedan realizar cambio sin que se tenga conocimiento de lo que significan esos cambios en términos del genoma en general. Personalmente creo que no sabemos lo suficiente, y quizás así sea durante mucho tiempo, como para sentirnos cómodos sobre las consecuencias de modificar la herencia, incluso de un solo individuo,

dijo el Dr. Baltimore

Muchos especialistas en Ética han aceptado la idea de la terapia génica, pero con cambios que mueran con el paciente, no la de alterar la línea germinal humana y que estos cambios se extiendan a las generaciones futuras. El Parlamento británico aprobó en febrero la transferencia de mitocondrias, pequeños orgánulos celulares que contienen ADN, a los óvulos humanos cuyas propias mitocondrias fueran defectuosas. Pero esta técnica es de menor alcance, porque no hay una edición de los genes.

Hay dos grandes escuelas de pensamiento sobre la modificación de la línea germinal humana, dijo R. Alta Charo , una especialista en Bioética de la Universidad de Wisconsin y miembro del grupo de Doudna. Una es pragmática y busca un equilibrio entre beneficio y riesgo. La otra “establece límites inherentes a lo que el hombre debe alterar de la naturaleza”, dijo. La doctrinas cristianas hablan de jugar a ser dioses, mientras que el judaísmo y el Islam suponen que “la humanidad mejora el mundo”. Ella se describe como pragmática cuando dice: “Me gustaría que se regulasen estas cosas en lugar de rechazar esta tecnología desde el principio”.

Otros científicos están de acuerdo con el mensaje del grupo de Doudna. “Está muy claro que se tratará de realizar la edición de genes en los seres humanos. Este documento solicita una moratoria a cualquier aplicación clínica, y creo que es lo que hay que hacer”, dijo Rudolf Jaenisch, Biólogo de células madre en el Instituo Whitehead de Cambridge, Mass., y que no pertenece al grupo de Doudna.

La semana pasada, en la revista Nature, Edward Lanphier y otros científicos que participan en el desarrollo de la técnica de Dedos de Zinc para la edición del genoma, también solicitaron una moratoria en la modificación de la línea germinal humana, diciendo que el uso de estas tecnologías es “peligrosa y éticamente inaceptable”.

La Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre, dijo también que apoyaba la propuesta de una moratoria.

El grupo de Doudna no solamente solicita un debate público, sino que también está trabajando para desarrollar un proceso más formal, como una reunión internacional convocada por la Academia Nacional de Ciencias, para establecer las pautas de utilizando de las tecnologías de edición del genoma humano.

Necesitamos un acuerdo de principios sobre si queremos la mejora de los seres humanos de esta manera o no. Tiene que producirse este debate, porque ya se están preparando para aplicar estas técnicas”,

dijo el Dr. Jaenisch.

————————

Procedencia del artículo:

http://www.nytimes.com/2015/03/20/science/biologists-call-for-halt-to-gene-editing-technique-in-humans.html?hpw&rref=us&action=click&pgtype=Homepage&module=well-region&region=bottom-well&WT.nav=bottom-well&_r=2

———————–

Artículos relacionados:

————————–

Los pequeños agricultores son los que alimentan al mundo

Por Evaggelos Vallianatos, 18 de marzo de 2015

independentsciencenews.org

pequenos_agricultores

Imagen:http://quinua.pe/

Hoy en día, la gran mayoría de las fincas del mundo son pequeñas fincas campesinas y se están tornando cada vez más pequeñas.

Actualmente las pequeñas fincas han sido relegadas a menos de un cuarto del total de la tierra agrícola mundial.

Estamos perdiendo rápidamente fincas y agricultores en muchos lugares, en tanto que las grandes fincas se tornan cada vez más grandes.

Las fincas campesinas e indígenas siguen siendo las mayores productoras de alimentos en el mundo.

En conjunto, las fincas pequeñas son más productivas que las grandes.

Las mujeres constituyen la mayoría del campesinado indígena y no indígena.

En mayo de 2014, la organización agraria internacional con sede en España, Grain, decía que los pequeños agricultores no sólo “alimentan al mundo con menos de una cuarta parte de toda la tierra agrícola mundial”, sino que también son los agricultores cuyas tierras son las más productivas. Por ejemplo, los pequeños agricultores y campesinos de nueve países europeos producen más que las grandes explotaciones agrícolas. La “productividad de las pequeñas explotaciones (de Europa) es por lo menos del doble que la de las grandes explotaciones”. Pero esto no es algo que se limite a Europa. Grain dice: “Si todas las explotaciones agrícolas de Kenia tuvieran la productividad de los pequeños agricultores, la producción agrícola de Kenia se duplicaría. En América Central y en Ucrania sería del triple. En Rusia, se multiplicaría por seis”.

La invasión Europea de los trópicos en el siglo XV, la industrialización de la agricultura en el siglo XIX y el triunfo de los regímenes comunistas en el siglo XX, resultó ser al catastrófico para las sociedades campesinas.

Todos estos acontecimientos rehicieron el mundo a imagen de Europa. Los colonizadores europeos llevaron consigo su agricultura mecanizada y su aversión por las tareas agrícolas. La clase dominante británica, por ejemplo, confiscó las tierras de los campesinos británicos e irlandeses, de modo que muchos de ellos tuvieron que emigrar a Australia o a América. Este robo de las tierras de los campesinos es lo que los historiadores llaman ahora Cercamiento.

Cuando los europeos conquistaron los trópicos, pusieron en práctica el sistema de los Cercamientos, confiscando sus tierras, gravando y esclavizando a los pueblos originarios, obligándoles a producir cultivos comerciales para la exportación.

El régimen comunista tuvo efectos igualmente devastadores sobre los campesinos de Rusia, Europa del Este, China y la sudeste asiático. Este régimen se prolongó durante casi todo el siglo XX.

Esto supuso una enorme violencia contra la vida de los campesinos y la cultura rural en forma de una Agricultura Industrializada. Su fracaso es algo más que el envenenamiento de nuestros alimentos y del agua potable, y la devastación ecológica que se extiende. La vida de los campesinos y de los pequeños agricultores está en manos de la Agricultura Industrial. Su fracaso es un fracaso moral y político.

Resistencia y lucha

A pesar de esta guerra contra ellos, los campesinos continúan resistiendo. Junto con las familias de agricultores ecológicos del mundo occidental, ofrecen la única esperanza para el cultivo de alimentos sin las consecuencias perjudiciales de la Agricultura Industrial.

A mediados de la década de 1970, pude comprobar la amarga realidad de los campesinos. En 1976 escribí mi primer libro sobre ellos. Lo llamé Miedo en el campo, porque sentía el miedo en un país como Colombia, donde he realizado algunas de mis investigaciones. Colombia en la década de 1970, como también en otros países, cercaba la tierra en una guerra contra los campesinos. América estaba al lado de los terratenientes.

En el libro que escribí ya decía que los pequeños agricultores son los que alimentan a la mayor parte de la población mundial. Esto sigue siendo válido hoy en día. De acuerdo con el Memorándum de Berlín sobre los medios de vida sostenibles para los pequeños agricultores, los campesinos “producen la mayor parte de los alimentos en los países en desarrollo, incluyendo el 70% de todo el mijo, tubérculos, frutas y verduras”. Expertos de Bolivia, Burkina Faso, Etiopía, Alemania y la India fueron los que redactaron este Memorándum de Berlín.

El mensaje a favor de los campesinos que aparecía en mi libro enfureció a la Fundación Charles Kettering, que había financiado mi investigación, que al igual que las Fundaciones Rockefeller y Ford estaban en el meollo de las asociaciones publico-privadas en favor de la financiación y el fomento de la industrialización de los trópicos.

Me negué a modificar el libro, al que la Fundación Kettering quería enterrar. Mi editor, Ballinger Publishing Company, advirtió a la Fundación Kettering de la publicidad negativa que suponía ocultar mi libro. Pero la Fundación, sin embargo, insistió en que poseía los derechos de autor. Y se los llevó.

Muchas cosas han sucedido desde la década de 1970. El Banco Mundial y la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos y fundaciones privadas han creado en los trópicos el equivalente a lo que han hecho las Universidades estadounidenses: estos institutos internacionales de investigación agrícola son el cerebro de la industrialización de la agricultura en todo el mundo.

Pero mi vida cambió. Miedo en el campo desafió mi metafísica griega con la realidad del mundo industrializado. Como resultado, ni la comunidad académica estadounidense ni el Gobierno me trataron de una forma justa. Mis colegas de varias Universidades no se sintieron cómodos con mi crítica de la Industrialización, sobre todo al arrojar luz sobre los terribles efectos ecológicos y antidemocráticos de la agricultura de grandes dimensiones. Se me bloqueó cualquier posibilidad de trabajar en el mundo académico. En la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), donde trabajé durante varios años, mi compromiso con las buenas prácticas científicas también me metió en problemas.

Un impulso a favor de la soberanía alimentaria

Pero mis problemas personales eran insignificantes en comparación con la violencia contra los campesinos. Sin embargo, muchos han sobrevivido. Recientemente, académicos de todo el mundo han puesto su interés en ellos. Estos científicos sociales publican sus investigaciones principalmente en la Revista de Estudios Campesinos, que ahora se edita en Holanda por un erudito llamado Saturnino Borras.

Esta revista es muy importante: supervisa y estudia la labor de las personas a las que más se desprecia, pero cuya labor es de las más importantes. Publica documentación científica, los saberes de los campesinos y hace notar su perseverancia, la de su agricultura y cultura ecológicas.

Durante las últimas dos décadas, colaboradores de la Revista de Estudios Campesinos y otros expertos en el medio rural, han estado hablando de los campesinos y del concepto de soberanía alimentaria. Es un eslogan, pero también un proceso, una lucha y un grito de guerra para reconocer toda la valía de los campesinos, así como su papel en el contexto histórico. Pero, sobre todo, la soberanía alimentaria es una inspiración tanto para los campesinos como para quienes los estudian. Algunos científicos van más allá: ven la soberanía alimentaria como una alternativa a la Economía de Mercado (Edelman et al 2014 ).

En un reciente número de la Revista de Estudios Campesinos (41, Nos. 5-6, Routledge, noviembre de 2014), algunos científicos explican por qué la soberanía alimentaria se ha puesto de moda, más aún, es indispensable para nuestra comprensión de los campesinos. De hecho, un movimiento campesino internacional, Vía Campesina, ha tomado la soberanía alimentaria como base de su agenda política y de su filosofía.

Incluso la ONU está empezando a tomar en serio a los campesinos. A finales de enero de 2015, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos emitió un proyecto de declaración sobre los derechos de los campesinos. La ONU declaraba: “Los campesinos y otras personas que trabajan en el medio rural tienen derecho a la soberanía alimentaria. La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a tener alimentos nutritivos y culturalmente apropiados, producidos a través de métodos socialmente justos y ecológicamente sostenibles. Esto implica el derecho de los pueblos a participar en la toma de decisiones y para decidir sus propios sistemas alimentarios y agrícolas”.

Puede parecer una hipérbole retórica, pero también puede reflejar un cambio sutil en el sistema internacional controlado por violentos terratenientes. La soberanía alimentaria, por una vez, tuvo su día en la Corte.

En el mundo académico, un experto ha captado la esencia del debate sobre la soberanía alimentaria, el holandés Jan Douwe van der Ploeg. Habla de un “impulso de la agricultura campesina y de la soberanía alimentaria”. Dice que, en esencia, los campesinos son los mejores agricultores del mundo. Su productividad agrícola, su ingenio y su capacidad de recuperación es tal que tienen la “capacidad de establecer y asegurar la soberanía alimentaria”.

En otras palabras, el potencial de los campesinos puede hacerles aumentar su poder. Producen, dice “la suficiente comida como para abastecer a la creciente población mundial”. Además, todos esos alimentos se producen de forma sostenible.

Ha llegado el momento de reconocer y premiar el talento y el duro trabajo de los campesinos. Y darles espacio para respirar.

La comunidad internacional debe ayudar a los campesinos frente a los Agricultura Industrializada que causa tanto daño en nuestra salud, en la Democracia y el medio ambiente. La comunidad internacional debe dejar de hablar de Revolución Verde, que no es otra cosa que la Industrialización de las zonas tropicales. En cambio, debe hablar de reforma agraria o cómo hacer que los campesinos sin tierra consigan lo que necesitan, más tierra para los que poco poseen.

Se debe apoyar a los campesinos y productores ecológicos.

Referencias:

Edelman et al. (2014) Introduction: Critical Perspectives on Food Sovereignty. Journal of Peasant Studies 41: 911-931.

Evaggelos Vallianatos is the author of several books, including “Poison Spring: The Secret History of Pollution and the EPA” (with McKay Jenkins, Bloomsbury Press, 2014).

——————–

Procedencia del artículo:

http://www.independentsciencenews.org/environment/peasant-sovereignty/#more-1979

———————–

La Dra. Johanna Budwig y su protocolo contra el cáncer

Por Sarah C. Corriher

healthwyze.org

budwig

“Tengo una respuesta contra el cáncer, pero no voy a escuchar a los médicos estadounidense. Vienen a conocer mis métodos y se quedan impresionados. Pero luego quieren hacer un trato particular para llevarlo a cabo en sus consultas y ganar un montón de dinero. Y eso sí que no voy a hacerlo, así que estoy vetada en todos los países”

—– Dra. Johanna Budwig

La Dra. Johanna Budwig nos dejó en el año 2003, a los 95 años de edad. Una médico alemán que fue propuesta por seis veces para el Premio Nobel de Medicina, lo cual significa que quizás haya que tomar en consideración sus trabajos sobre la salud. Algunos dicen que fue una santa, pero otros que la conocen mejor piensan en ella como un dios. Curó de cáncer de muchos enfermos terminales, incluso de aquellos pacientes que el establishment había considerado ya intratables y les habían dado la sentencia de muerte. No sólo curó diferentes y raros casos de cáncer, sino que curó todos los tipos de cáncer, y lo hacía de una forma relativamente rápida, barata, fácilmente y de forma permanente. Utilizaba ingredientes no tóxicos que no producían efectos secundarios. Sus tratamientos reforzaban la salud de sus pacientes, y su tasa de curación fue superior al 90%, incluyendo, como decíamos antes, los casos de enfermos terminales. Los éxitos de la Dra. Budwig contrastan en gran medida con las tasas de curación del cáncer utilizando las terapias convencionales…

Las armas secretas de la Dra. Budwig contra el cáncer eran el queso quark y el aceite de semillas de lino. Rápidamente se convirtió en el enemigo numero uno de las Industrias Química y Nuclear. Ha sido tan eficaz la labor de erradicación de sus trabajos, que quizás sea la primera vez que los lectores oigan hablar del Protocolo Budwig. Sus hallazgos fueron publicados por primera vez en la década de 1950. Sin embargo, todavía siguen estando censurados en la mayoría de los países.

La Industria del Cáncer se basa en mentiras

En primer lugar, el cáncer no se trata sólo de unos tumores que aparecen. La Medicina Oficial considera, aparentemente, que se trata de la misma cosa, pero no viene al caso ahora discutir sobre este asunto. Nos limitaremos a decir que el actual sistema lo que hace es perpetuar un tratamiento para los pacientes, algo que parece entra dentro de la agenda de los responsables políticos, en lugar de curar. Un paciente muerto no es rentable, ni tampoco un paciente sano. El dinero se hace en un término medio, pacientes que están vivos, pero no tanto. Esta Industria es tan rentable que es la quinta causa de quiebra en Estados Unidos. Cualquier investigador que encontrase una cura, rápidamente tendría que buscarse otro trabajo, y a ciertos nieves, todos los saben. El cáncer es la enfermedad más rentable de la Historia Médica y la Medicina Oficial tiene la intención de que esto siga así.

El cáncer, esencialmente, es una epidemia moderna, asociada a las Industrias Alimentaria y Química, cosa que tiende a ser lo mismo. Sí existen evidencias de casos de cáncer en la Historia Antigua, pero era algo extremadamente raro, excepto en las ciudades por los casos de intoxicación por metales pesados (provocados por el hombre).

Se nos dice que es de esperar que una persona de cada tres nacidas tenga cáncer, y esta tasa está aumentando rápidamente. Es obvio que algo turbio planea en torno a esta Industria, cuando se conocen las tres causas principales que lo causan: la radiación, los tóxicos y la desnutrición. De hecho, sería la tercera causa de muerte en Estados Unidos, según el censo de mortalidad ( sin contar los errores), y los tratamientos serían responsables de la mayoría de los fallecimientos que se atribuyen al cáncer, convirtiéndose en la segunda causa de muerte. La mayor parte de los médicos no discute las estadísticas, ya que en el 96% de los casos reducen la vida de las personas y no tienen una esperanza de vida de más de cinco años. Lo que no se dice es que la mayoría de los oncólogos no se someterían a los tratamientos que ellos prescriben contra el cáncer. Aunque con buenas intenciones en busca de la curación, mantienen una Industria que genera tan pingües beneficios…

La impía Trinidad del Cáncer

Las toxinas, la radiación y la acidosis ( por productos farmacéuticos y malnutrición) se constituyen en la impía Trinidad del Cáncer. La acidosis es la etapa final de esta condición mal entendida. Un lector avispado se habrá dado cuenta de que estas cosas están también producidas por la Medicina Oficial, incluso en su supuestamente valiente lucha contra el cáncer. Cuándo se acidifica nuestro sistema corporal se debe a los factores antes mencionados y a la medicina moderna, de modo que la sangre ve reducida su capacidad de retener y transportar el oxígeno. Las personas sanas tienen en sangre unos niveles de oxígeno de entre 98 a 100, en mediciones realizadas con un oxímetro de pulso, pero los pacientes con cáncer generalmente sólo muestran un nivel en torno a 60. El oxígeno se sustituye en la sangre de los pacientes con cáncer por desechos, tales como el dióxido de carbono. La falta de oxígeno causada por la acidosis lleva a la formación de tumores, células que deben mutar para obtener su energía de los procesos de fermentación. Las células normales obtienen la energía del oxígeno de la respiración, pero las células privadas de oxígeno deben mutar para sobrevivir, con fin de realizar un tipo de fermentación directa del azúcar, que es el mecanismo de autodefensa del cuerpo. Este proceso no es tan bioquímicamente limpio como la obtención de energía a base de oxígeno, y los productos de desecho producidos en el proceso de fermentación se acumulan en los tejidos, causando efectos tóxicos aún mayores: mayor acidificación y disminución del oxígeno celular. Todo el sistema inmunitario queda debilitado por el proceso de limpieza de tanto desecho presente en la sangre, por lo que no puede hacer frente a la eliminación de las células enfermas. De este modo, las células cancerosas se multiplican rápidamente y se propagan de forma incontrolada, creando los tumores ( un síntoma), que se encuentran en las últimas etapas del proceso canceroso.

Todo lo anterior fue demostrado por el Dr. Otto Warburg, que ganó el Premio Nobel en 1931. Sus hallazgos, erradicados, por lo que seguramente la mayoría de los lectores no sepan de este gran médico, a pesar de haber ganado el Premio Nobel de Medicina en una época en la cual este premio todavía significaba algo.

El secreto para vencer el cáncer es el aliento vivificador: el oxígeno. Técnicamente no es algo tan simple, pero si casi tan sencillo. El verdadero truco consiste en conseguir que el oxígeno llegue a las células de los tejidos profundos, y conseguir con ello que las células se nutran de nuevo. El régimen de la Dra. Badwig lo que hace es estimular este proceso. La mayoría de las terapias implica un ajuste del pH corporal más allá de un pH neutro y conseguir un estado alcalino. En el estado alcalino, la sangre humana es especialmente rica en oxígeno, y este mismo oxígeno es un poderoso veneno para las células cancerígenas mutadas. El oxígeno es inofensivo para las personas que ingieren una dieta saludable rica en antioxidantes. A pesar de no tener ningún interés para la Industria del Cáncer, los protocolos alcalinizantes anticancerígenos tienen distintos grados de eficacia y merecen nuestra atención.

La Dra. Budwing encontró la forma de oxigenar a los pacientes, de una forma más rápida y eficaz que otras terapias. Sus resultados fueron superiores a los de otras terapias alternativas, mediante la utilización de una solución a base de aceite de semillas de lino y queso quark. Descubrió que las dietas “sanas” pobres en grasa formaban parte del problema. Su régimen eliminó las grasas perjudiciales y aquellos alimentos de la dieta que causaban una disminución del oxígeno celular, y los reemplazó por otros alimentos y por ácidos grasos esenciales, que salvaron muchas vidas. Junto con la dieta, hizo hincapié en los beneficios de la luz solar, las fuentes naturales de la vitamina D3, anticancerígena, y la eliminación de los problemas personales para reducir el estrés.

Sin estos ácidos grasos, las enzimas respiratorias no pueden funcionar y la persona se ahoga, incluso si está en un medio rico en oxígeno. Una deficiencia de estos ácidos grasos altamente insaturados afecta a muchas funciones vitales. En primer lugar, disminuye el suministro de oxígeno del que dispone la persona. No podemos sobrevivir sin aire y sin alimentos; no podemos sobrevivir sin los ácidos grasos. Esto ya se ha demostrado hace mucho tiempo”.

  • Dra. Johanna Budwig.

Mentiras en torno a Johanna Budwig

Mucha de la información que corre por ahí sobre el protocolo Budwig es falsa. La Dra. Budwig tuvo tanto éxito que surgieron multitud de defraudadores con sus fraudulentas terapias. Incluso hay libros que se comercializan bajo su nombre sin serlo, tales como El protocolo Budwig contra el cáncer y dieta para la prevención de la cardiopatía coronaria. Se difunden por Internet frases ridículas que nunca estuvieron en su boca ni en sus escritos. La razón por la cual escribimos el presente artículo es porque es difícil encontrar información veraz sobre el trabajo de la Dra. Budwig.

El Régimen Budwig de lucha contra el cáncer

Hay dos etapas en el Protocolo Budwig. La primera es un tratamiento natural, una mezcla que contiene altas cantidades de proteínas de azufre y aceite de semillas de lino para proporcionar omega-3 en los niveles apropiados. Se evita el aceite de pescado, porque existe un alto riesgo de impurezas, requiere de una pesada elaboración industrial y puede alterar el equilibrio de los aceites omega. Este tratamiento a base de alimentos se toma normalmente por vía oral, pero en los casos terminales, la Dra. Badwig también aplicaba el aceite de las semillas de lino en forma de enemas. La segunda etapa del protocolo Budwig consistía en una dieta especial. Los resultados más sorprendentes se observan generalmente a los 90 días, y a veces en una semana. Los pacientes deben continuar con el régimen al menos durante 6 meses, independientemente de la ausencia de síntomas.

La medicina

La Dra. Johanna Budwig recomendaba los siguientes alimentos, una vez a la semana, para aquellas personas en buen estado de salud como una forma de prevenir el cáncer. En su protocolo contra el cáncer es donde recomienda su consumo por lo menos una vez al día, aunque sea preferible hacerlos dos veces para los pacientes con cáncer. Esta terapia se denomina “Muesli de semillas de lino”, y se puede mezclar haciendo una especie de batido. El queso quark genuino no está disponible en todos los países, así que consulte nuestras recomendaciones alternativas al queso quark.

Muesli de semillas de lino

1.- Añada una cucharadita de miel y 2 cucharaditas de semillas de lino fresco en un bol. Asegúrese de utilizar sólo semillas de lino recién molidas.

2.- A continuación, añada una mezcla de frutas ecológicas ( es válido cualquier tipo de fruta de temporada: manzanas, fresas, melocotones, uvas, etc). Nunca utilice plátanos, pues la Dr. Budwig decía que los plátanos elevan muy rápidamente los niveles de azúcar en la sangre en los pacientes con cáncer.

3.- Tome 3 cucharaditas de aceite de linaza y mézclelas con 100 gramos ( unas 7 cucharadas) de queso quark. Añada 3 cucharadas de leche no homogeneizada (que forma una línea de crema en la parte superior) para hacer una mezcla más suave. Es mejor remover para conseguir una mejor mezcla. Pueden utilizarse más aceite de semillas de lino, dependiendo de los gustos personales, pero si el queso quark no absorbe completamente el aceite, entonces es que se ha utilizado más del necesario, Agregue la mezcla resultante en un recipiente.

4.- Opcionalmente se puede mejorar el sabor añadiendo vainilla o canela. La canela le ayudará a regular los niveles de azúcar en la sangre.

5.- Puede añadir frutos secos ecológicos en la parte superior. Cualquier fruto seco ecológico se puede utilizar, menos los cacahuetes, que son menos útiles.

Opcional

  • un poco de ajo

  • un poco de pimienta roja

  • un poco de champagne ( para los casos más graves ( siempre dar los dos primeros días))

Además de todo esto, la Dra. Budwig incorporaba aceite de linaza o semillas de lino recién molidas en la dieta de sus pacientes cada tres horas. A menudo les dio Linomel. Este producto sólo está disponible en Alemania, pero se trata simplemente de una combinación de semillas de lino y miel. Recomendaba 2 cucharadas de Linomel cada tres horas durante el día, además del muesli una o dos veces al día. Aquellas personas que quieran moler las semillas de lino pueden utilizar el molinillo de café para hacerlo.

Un paciente con cáncer no debería preocuparse por almacenar demasiado lino. La Dra. Budwig utilizaba regularmente las semillas de lino, pero debe andar ojo avizor del lino que se utiliza en los alimentos modernos. El lino nunca debe ser cocinado, ni tampoco guardado después de ser molido, porque sus beneficiosos aceites se enrancian enseguida. Esto significa que los alimentos que tienen lino pueden resultar perjudiciales, y por lo tanto empeorar el cáncer. Lo que no es comprensible es que las empresas vendan un ingrediente como saludable cuando no lo es.

La dieta Budwig oficial

  • EL AZÚCAR ESTÁ ABSOLUTAMENTE PROHIBIDO. Puede añadirse zumo de uva para endulzar cualquiera de los zumos recién exprimidos.

  • Evite ciertas grasas, tales como manteca de cerdo, tocino, etc.

  • No utilizar aderezos comerciales para ensaladas

  • No utilizar mayonesa comercial (bastarda, radiactiva, modificada genéticamente, maíz, canola y aceite de soja)

  • No consuma carnes a menos que sean ecológicas y consuma alimentos de este tipo

  • Nada de mantequillas, ni margarinas ni otras mantecas artificiales (la mantequilla es normalmente beneficiosa, pero interfiere en este protocolo)

  • Zumos de verduras recién exprimidas, especialmente zanahoria, apio, manzana y remolacha roja. Todos los zumos naturales son beneficiosos, sobre todo si se utilizan productos ecológicos. Endulzar sólo con miel. Una taza de té negro ante del mediodía es aconsejable.

  • Evite los edulcorantes artificiales (incluyendo el jarabe de maíz con alto contenido en fructosa)

  • Tomar tres veces al día una infusión caliente es esencial. Buenas opciones son la menta, rosa mosqueta y té de uva.

  • Una dieta completamente libre de productos químicos

  • Evite todos los alimentos procesados

  • Evite todos los refrescos.

  • Evite el agua del grifo y la embotellada y utilice productos libres de fluoruros.

  • Todos los alimentos se consumirán recién preparados. Nada de recalentar ni comer las sobras.

Sugerencias adicionales de Health Wyze

  • La mayoría de los pacientes quizás necesitarán una alternativa al queso quark, porque no dispongan de él en el lugar donde vivan. El yogur de leche no homogeneizada es una opción aceptable y se puede conseguir en las tiendas naturistas. El queso de leche de cabra es una opción aún mejor. El yogur, queso y otros productos de queso de pasta blanda son peores opciones, porque están hechos con leche homogeneizada. Tales productos deben suponerse homogeneizados a no ser que se diga en la etiqueta lo contrario. Sólo deben utilizarse tales productos en el caso de que no pueda obtener queso de cabra y yogur no homogeneizados, o sen inasequibles. Es importante complementar con vitamina C y ácido fólico si se utilizan productos lácteos homogeneizados, con el fin de proteger contra la inflamación y el daño arterial potencialmente irreversible. Los suplementos no proporcionan una protección completa contra los productos homogeneizados, pero serían muy útiles.

  • El aceite de semillas de lino que se utilice debe estar protegido del aire, el calor y la luz. Siempre se de haber obtenido por prensado en frío, y preferiblemente ecológico. Se pueden utilizar cápsulas individuales selladas.

  • Evite el aceite de pescado y otras fuentes de omega-3 que no sea el lino, a excepción del pescado al horno. Evite el pescado frito.

  • Sugerimos agua de manantial o agua filtrada a través de un filtro de agua Berkey, que incluye un filtro adicional del fluoruro.

  • Té verde con miel y jugo de limón. Una pizca de cayena también es útil.

  • No cocine con microondas.

  • Intente evitar en la medida de lo posible los productos farmacéuticos

  • Suplementos con clorofila

  • Evite los aceites hidrogenados

  • Beba la llamada bebida verde de forma regular para asegurarse una adecuada nutrición.

  • Consume dietas alcalinizantes

  • Tome generosas dosis de vitamina C al día, pero no más de 5 gramos por día, ya que dosis mayores causan estrés al riñón. Más de dos gramos también puede causar problemas en los pacientes con cáncer de hígado o riñón.

  • Evite los protectores solares, los cosméticos y las lociones tóxicas que regularmente se encuentran en las tiendas

  • Le sugerimos que por lo menos una vez al día beba un jugo de limón y piña, debido a su capacidad para mejorar rápidamente el pH del cuerpo.

  • Evite el pan blanco, el arroz blanco, el azúcar blanco, la harina blanca y cualquier cosa que este sobreprocesada o blanqueada con cloro.

  • Evite la sal de mesa y use sal de mar de alta calidad de una tienda de alimentos saludables.

  • Retrase la desintoxicación cuando una persona esté gravemente enfermedad o en situación inestable.

  • Conseguir un filtro de agua de buena calidad para el agua de ducha también es aconsejable, para eliminar el cloro.

  • No utilice agua del grifo en un vaporizador, se liberará gas de cloro.

  • Eliminar la cándida, lo que conseguirá con el protocolo Budwig.

  • Evite todas las vacunas

  • Mejor evitar ir al médico

  • Evite los productos de soja y aceite de canola

  • Use yodo vía transdérmica, pero cuidado con la povidona yodada. En caso de tomarlo en forma de pastilla, que sea en cápsulas de algas marinas rojas. No utilice ningún otro suplemento de yodo por vía oral.

  • Tome diariamente una cucharadita de aceite de coco ecológico, prensado en frío.

  • Para pacientes muy enfermos visite a un médico naturista, que le puede proporcionar terapia o incluso, si fuera necesario, peróxido de hidrógeno, de forma segura.

  • En los casos más graves, utilice vitamina B-17, pero deben evitarla los pacientes con el hígado deteriorado.

Libros de Johanna Budwig

Son tres los libros de Johanna que han sido traducidos al inglés. Otros seis libros sólo están disponibles en alemán.

  • The Oil-Protein Diet Cookbook (OL-Eiweiß-Kost) Sensei Verlag (2000)

  • El cáncer: problemas y soluciones (Krebs Das Problem und die Lösung.) Sensei Verlag (1999)

  • El aceite de linaza como una ayuda contra la artritis, el infarto de corazón, el cáncer y otras dolencias (ALS Fette wahre Hilfe gegen Arteriosklerose, Herzinfarkt, Krebs) 1972

Gran parte de esta información se ha obtenido de Lothar Hirneise, estudiante de Johanna, aunque es demasiado humilde como llamarse a si mismo aprendiz. También ha traducido sus libros al inglés. Expresamos nuestro agradecimiento a Lothar por preservar la memoria de la Dra. Johanna Budwig, por su tan importante y generosa labor.

—————————-

Procedencia del artículo:

http://healthwyze.org/index.php/component/content/article/190-cancer-revisited-the-industry-suppressed-budwig-regimen-or-how-to-cure-cancer-with-cottage-cheese.html

——————————-

El futuro de las energías renovables (II)

O lo que he aprendido en 12 años escribiendo sobre Energía

Por Richard Heinberg, 21 de enero de 2015

postcarbon.org

 energias-renovables

El futuro de las energías renovables (I)

2.- El dilema de la sustitución de los combustibles fósiles

Hasta ahora hemos hablado únicamente de la producción de electricidad. El sector de la generación de energía representa, sin duda, la fase más fácil en la transición energética (ya que existen tecnologías alternativas, incluso si presentan algún problema), pero aproximadamente sólo el 22% de la energía mundial se consume en forma de energía eléctrica; en Estados Unidos es del 33%. Nuestra principal fuente de energía es el petróleo, que alimenta prácticamente casi todo el transporte. El transporte es fundamental para el comercio, que a su vez es el corazón de una economía de mercado. De los tres principales combustibles fósiles, el petróleo es el que muestra los mayores signos de agotamiento, y las opciones de las energías renovables para reemplazarlo son bastante pobres.

Es posible electrificar gran parte de nuestro transporte, aunque los coches eléctricos de momento están decorando las salas de los concesionarios. Tienen una cuota minúscula de mercado, y al ritmo actual de crecimiento, llevaría muchas décadas acabar con el automóvil convencional de gasolina ( algunos analistas creen que pronto esa tasa de crecimiento aumentará drásticamente). En cualquier caso, las baterías son pesadas, y su densidad energética baja: una batería eléctrica normalmente es capaz de entregar sólo de 0,1 a 0,5 megajulios (MJ) de energía por kilogramo de peso ( de 0,3 kwh a 0,14 kwh). Por lo tanto, en comparación con la gasolina o el gasóleo ( de 44 a 48 MJ/ kg; 12,2 kwh a 13,33 kwh), es muy pesada en relación a su producción de energía. Algunas avances en la densidad de almacenamiento de las baterías y menores precios se observan en el horizonte, pero incluso con estas mejoras, el problema sigue estando ahí: en teoría la máxima capacidad de almacenamiento de una batería sería de unos 5MJ/Kg (1,39 kwh) está muy por debajo de la densidad energética del petróleo. Ni en el transporte a larga distancia por carretera ni en el transporte de contenedores es probable que se electrifique a una escala significativa, y aviones eléctricos parece algo impensable.

Densidad energética en relación al peso ( eje horizontal) y el volumen ( eje vertical) de las distintas fuentes de energía. El hipotético medio ideal de almacenamiento de energía sería el situado en la esquina superior a la derecha de la gráfica (Fuente: Pascal Mickelson)

Densidad energética en relación al peso ( eje horizontal) y el volumen ( eje vertical) de las distintas fuentes de energía. El hipotético medio ideal de almacenamiento de energía sería el situado en la esquina superior a la derecha de la gráfica (Fuente: Pascal Mickelson)

La promesa de los biocombustibles como sustitutos directos del petróleo ha sido algo muy promocionado desde hace una década, pero últimamente parece que se ha silenciado bastante. Resulta que se necesitarían grandes subvenciones porque los procesos de producción de estos combustibles necesitan de mucha energía. Esto también es válido para la obtención del etanol celulósico y el biodiésel obtenido de las algas. Y la investigación en Biología sintética para la producción de biocombustibles está todavía en pañales.

El hidrógeno ofrece un medio para almacenar energía de una manera que podría ser utilizada como combustible para vehículos ( entre otras cosas), y Toyota está a punto de lanzar su primer coche comercial con motor de hidrógeno. Se puede producir hidrógeno utilizando las fuentes renovables de energía, lo que significa obtener hidrógeno del agua utilizando energía solar o eólica; por desgracia, es una manera muy costosa de hacerlo ( el hidrógeno producido comercialmente se obtiene a partir del gas natural, ya que este proceso es más eficiente, más barato que la electrolisis, independiente de la fuente de electricidad).

Estos problemas hacen que muchos analistas energéticos propongan una alternativa más barata al petróleo: ¿por qué no quemar gas natural comprimido en la flota de transporte, que los Gobiernos y la Industria dicen que es abundante y más respetuoso con el clima? Lamentablemente no es una buena solución a largo plazo. A nivel mundial, el gas natural puede estar disponible durante varias décadas, pero los 100 años de abundante suministro es algo infundado, y las fugas de metano en el proceso de producción y las infraestructuras pueden ocasionar mayor deterioro del clima que el propio petróleo.

3. ¿De cuánta energía dispondremos?

La pregunta es inevitable: ¿un futuro con más energía de fuentes renovables ofrecerá menos posibilidades de moverse? De ser así, esto tendría enormes consecuencias para la economía y la vida diaria. Otra pregunta que surge de todo lo anterior: ¿La cantidad de energía disponible a partir de las fuentes renovables según nuestras previsiones de demanda de basará en las tendencias de consumo de las últimas décadas? Hay muchas variables como para poder hacer una estimación remotamente exacta de la energía que será necesaria (simplemente no sabemos con qué rapidez va a evolucionar la tecnología de las fuentes renovables, o las inversiones de capital que se van a realizar). Sin embargo, es bueno tener en cuenta el hecho de que la transición energética que se produjo en los siglos XIX y XX fue algo acumulativo: seguimos acumulando nuevas fuentes de energía a las ya existentes ( empezamos con la leña, luego vino el carbón, el petróleo, la energía hidroeléctrica, el gas natural y la energía nuclear); además, hay que considerar el impulso de las oportunidades económicas. Por el contrario, la transición energética del siglo XXI supondrá una sustitución de las fuentes primarias ya existentes, y puede estar impulsada por las políticas gubernamentales o por la crisis ( escasez de combustibles, desastre climático o declive económico).

Historia acumulativa de las fuentes de energía (Fuente: David Hughes)

Historia acumulativa de las fuentes de energía (Fuente: David Hughes)

Incluso si las previsiones más optimistas nos dijeran que la variabilidad de las energías renovables es algo que se puede solucionar, tendríamos menos energía eléctrica disponible una vez que se sustituyesen los combustibles fósiles por completo, algo que la Agencia Internacional de la Energía estima que desearíamos que fuera de otra manera ( por ejemplo, el análisis realizado por Lund y Mathieson proyecta unos niveles de consumo de energía en Dinamarca en el año 2030 sólo un 11% por encima de la demanda de 2004, sin mayores aumentos entre 2030 y 2050, mientras que las previsiones de la AIE considera un incremento constante de la demanda hasta mediados de siglo). Sin embargo, si ( como sugiere el estudio de Weissbach) la variabilidad de las fuentes de energía renovables suponen una elevada carga económica para las energías solar y eólica a largo plazo, entonces tendremos que asumir que los suministros de energía disponibles a finales de siglo pueden ser menores, incluso menores que la energía obtenida actualmente.

Al mismo tiempo, las características de nuestros suministros de energía serán diferentes a lo que hasta ahora estamos acostumbrados. Como ya se dijo anteriormente, las energía solar y eólica son variables, a diferencia de la energía procedentes de los combustibles fósiles. Si bien la Tierra dispone de grandes cantidades de luz solar y de viento, se trata de energías difusas que necesitan de su captación y almacenamiento para su empleo con maquinaria pesada. Durante la próxima transición energética estaremos pasando de unas fuentes de energía con escasa huella geográfica ( por ejemplo, un pozo de gas natural) hacia otras de mayor impacto (grandes parques eólicos y solares). Se puede reducir el impacto efectivo de la energía solar mediante el uso de los tejados ya existentes, y las turbinas eólicas pueden compartir el espacio con los cultivos alimentarios. Sin embargo, habrá inevitables costes, ineficiencias e impacto ambiental, derivados del creciente uso del suelo para las actividades de captación de energía.

La potencia de los combustibles fósiles deriva del hecho de que la naturaleza ya hizo buena parte del trabajo al captar la energía de la luz solar, almacenándose en los enlaces químicos en el interior de las plantas. Esas plantas más antiguas transformaron y concentraron su energía química, fruto de enormes temperaturas y grandes presiones, a lo largo de millones de años. La tecnología de las energías renovables representa una manera de concentrar la energía ambiental en el tiempo actual a partir de lo que la naturaleza ofrece de forma gratuita.

Por otra parte, mientras que la energía eléctrica se transporta sin dificultades a través de la red, la luz solar, la energía hidráulica, la biomasa y el viento están más disponibles en unos lugares que en otros. La transmisión de electricidad a largas distancias implica costes en infraestructuras y pérdidas de energía, mientras que el transporte de biomasa a una distancia superior aproximada de 160 kilómetros supone la pérdida de su rentabilidad energética.

4, Posibles resultados de las tendencias energéticas actuales

Los costes de producción de las energías renovables están disminuyendo, mientras que el coste de producción de los combustibles fósiles está aumentado. El punto de cruce, en el que los combustibles fósiles pueden dejar de tener un coste competitivo, podría estar al llegar, tal vez en la próxima década.

¿Qué sucedería entonces? Con baterías a un menor coste, los coches eléctricos podrían convertirse en el estándar de la Industria; la reducción de la demanda de gasolina es probable que fuerce el precio del petróleo por debajo de su coste marginal de producción. Si al caer la demanda supera la decreciente producción ( y viceversa), el resultado sería un precio del petróleo cada vez más volátil, lo que es malo para todos. Mientras tanto, a medida que más empresas y hogares instalan sistemas de energía solar a unos precios competitivos, los servicios de suministro podrían entrar en quiebra.

El resultado: una energía verde, lo cual no significa que podamos obtener toda la energía necesaria y mantener el sistema a largo plazo ( ya que todo los aspectos de implantación de las energías renovables están basadas actualmente en los combustibles fósiles – en particular del petróleo, debido a sus características únicas de densidad energética).

Durante la fase de transición, ¿qué parte de la población mundial podría pagar la inversión necesaria para entrar en el club de las energías renovables? Es probable que muchos no puedan ( incluyendo a las personas pobres de los países ricos), sobre todo por la tendencia actual de aumento de las desigualdades económicas. Para estas personas, la red de energía alimentada mediante combustibles fósiles se convertiría en inasequible, o simplemente no existiría.

¿Qué pasaría si los más optimas defensores de las energías renovables tuvieran razón cuando dicen que las energías solar y eólica son tecnologías punteras contra las que los combustibles fósiles no pueden competir en última instancia, pero y si los críticos a las energías renovables tuvieran razón al afirmar que las energías solar y eólica son de forma inherente incapaces de suministrar energía a las sociedades industriales tal y como están configuradas actualmente, sin poder atender a una infraestructura de apoyo (minas, fundiciones, forjas, barcos, camiones, etc) que se mueven con combustibles fósiles?

————————-

Procedencia del artículo:

http://www.postcarbon.org/our-renewable-future-essay/

————————–

El futuro de las energías renovables (I)

O lo que he aprendido en 12 años escribiendo sobre Energía

Por Richard Heinberg, 21 de enero de 2015

postcarbon.org

Potencia_instalada_2013

Las personas que están preocupadas por las cuestiones energéticas y climáticas responden a dos representaciones enfrentadas dentro de las opciones energéticas de nuestra sociedad: por un lado, la Industria de los combustibles fósiles afirma que sus productos ofrecen unas ventajas económicas únicas, y que el abandono del petróleo, el carbón y el gas natural en favor de las energías renovables, como la solar y eólica, supondría un enorme sacrificio y sufrimiento ( aquí una idea de sus argumentos), de modo que luchar contra el cambio climático no valdría la pena si no se encuentran formas asequibles de capturar y secuestran el carbono a medida que seguimos quemando combustibles fósiles; por otra parte, algunos defensores de la energías renovables nos dicen que hay suficiente viento y sol, unos combustibles gratuitos, y que lo único que se interpone entre nosotros y un mundo sostenible y salvaguardando el clima, una energía verde, que genera empleos y crecimiento económico, es la influencia política que ejercen las Industrias del gas, del petróleo y del carbón (aquí una muestra de su pensamiento).

¿Cuál es el mensaje correcto? ¿Nuestro futuro energético estará alimentado por combustibles fósiles ( con o sin tecnologías de captura de carbono), o alimentado por abundantes energías renovables, eólica o solar? ¿La verdad se encuentra entre estos dos extremos, es decir, que el futuro energético que nos espera iría en las dos direcciones? ¿O nuestro destino energético es una Terra Incógnita de la que ni los promotores de los combustibles fósiles ni los defensores de la energías renovables hablan mucho? Por descabellado que parezca, esta última conclusión quizás sea la que mejor se corresponde con los hechos.

Si buscásemos un lema para este terreno inexplorado, sería “Cómo utilicemos la energía tiene tanta importancia a cómo la consigamos”.

1.- Combustibles fósiles que no deberían ser quemados y variabilidad en la producción de electricidad

Vamos a empezar con la afirmación de que el abandono del carbón, del petróleo y del gas nos llevasen de nuevo a la Edad de Piedra. Es cierto que los combustibles fósiles han ofrecido extraordinarios beneficios económicos. Una energía barata, que se puede almacenar y transportar de un lugar a otro, abriendo el camino, desde hace ya dos siglos, de la expansión industrial a una escala hasta entonces no conocida. ¿Por qué no seguir entonces quemando combustibles fósiles? Porque a largo plazo no es una opción válida, por dos razones decisivas:

1.- En primer lugar, la quema de combustibles fósiles está cambiando el clima de una forma gradual y a un ritmo tal que lleva a una ruina económica y ecológica, algo que puede ocurrir en tiempos no muy lejanos. Hay que restringir el uso del carbón, el petróleo y el gas o corremos el riesgo de elevar la temperatura del planeta a unos niveles incompatibles con la misma supervivencia de nuestra civilización.

2.- En segundo lugar, se están agotando las fuentes de energía no renovables. Hemos estado extrayendo según el principio de la fruta madura, que significa que a medida que seguimos extrayendo aumentan los costes ( por ejemplo, los costes de la Industria Petrolera para la exploración y producción han estado aumentado casi un 11% anual), así como los riesgos ambientales. Este es un problema que vamos arrastrando desde hace diez años: la disminución de las reservas convencionales de petróleo y gas natural han preparado el escenario para prácticas muy costosas ( y dañinas para el medio ambiente), como son la fractura hidráulica y las arenas bituminosas. A pesar de la reciente caída de los precios del petróleo, la extracción barata de petróleo es algo ya ha finalizado. Tarde o temprano la cruda realidad de la disminución de combustibles fósiles se hará presente: dependemos de estos combustibles para casi todo, desde lo que comemos, consumimos, el comercio…, algo que ya vimos en la década de 1970 como resultado de la crisis petrolera, los síntomas de la abstinencia son asesinos.

Si bien es cierto lo que dicen los defensores del uso de los combustibles fósiles de que el carbón, el petróleo y el gas son esenciales para nuestra actual economía, lo que omiten mencionar es que hay una realidad crucial, si es que nos importa cómo sea nuestro mundo dentro de unos pocos años.

Entonces, ¿ los entusiastas de dar un impulso a las energías solar y eólica están en lo cierto cuando afirman que las fuentes de energía renovables están preparadas para sustituir al carbón, al petróleo y al gas con la suficiente rapidez y en cantidad suficiente como para mantener el actual ritmo económico? En esto sí que hay un problema, como sus críticos vienen a señalar enseguida. Hemos diseñado nuestros patrones de consumo de energía para aprovechar unas entradas que se puedan controlar. ¿Se necesita más energía? Con el carbón sólo es preciso echar más combustible a la caldera. Pero las energías solar y eólica son diferentes: están disponibles en función de las condiciones naturales, no cuando nosotros queramos. A veces brilla el sol o sopla en viento, pero a veces no. Los frikis de la energía tiene su propio vocabulario para describir esta intermitencia de las energías solar y eólica: variable estocástica, o caótica.

Variabilidad de la generación eólica en Alemania durante 2012 (Fuente: European Energy Exchange)

Variabilidad de la generación eólica en Alemania durante 2012 (Fuente: European Energy Exchange)

Hay formas de amortiguar esta variabilidad: podemos almacenar la energía procedente de las fuentes renovables en baterías o bombear agua a una cierta altura con el fin de recuperar esa energía potencial más tarde, cuando fluya hacia abajo; o podemos construir una super-red de grandes dimensiones con la suficiente capacidad como para que cuando en una región el sol y el viento no estén disponibles, otra región cubra la demanda mediante un sistema interconectado. Pero estas estrategias cuestan dinero y energía, y es añadir más capas de complejidad y de vulnerabilidad, si pensamos que ya hemos construido la máquina más compleja que nunca se haya conocido ( es decir, la red eléctrica).

En un reciente estudio de Weissbach et al. compararon la economía energética del ciclo completo de vida de diversos tipos de centrales eléctricas y encontraron que una vez que la intermitencia en la producción de energía por parte de las energías solar y eólica se amortigua mediante tecnologías de almacenamiento, estas fuentes se vuelven mucho menos eficientes que el carbón, el gas o las centrales nucleares; de hecho, una vez que se construyen las estructuras de almacenamiento en la producción energía mediante el sol y el viento, hay un determinado umbral económico, independientemente de la caída de los precios de los paneles solares o las turbinas eólicas. El problema radica en el hecho de que la cantidad de energía utilizada para la construcción de los sistemas de almacenamiento no se puede recuperar, no hay una ganancia sustancial de energía durante la vida útil del sistema. Recientes estudios realizados con los sistemas de energía solar fotovoltaica en España y Australia han llegado a conclusiones similares.

Otra forma de hacer frente a la variabilidad es la gestión de la demanda, que se puede organizar de diferentes formas ( hablaré sobre algunas de ellas con más detalle más adelante). Todo esto, por definición, entraría dentro del cambio en las formas en que usamos la energía. Pero de momento, quedémonos con el tema del suministro de energía.

Los primeros pasos para implantar las energías solar y eólica son fáciles y baratos, pueden integrarse en el sistema de distribución eléctrica ya existente, porque la potencia de las centrales térmicas en las horas pico puede amortiguar ( casi de forma instantánea) para dar cabida al aumento y descenso en el consumo, y a la variabilidad de aquellas. En estos casos, los precios de la energía solar y eólica si se tiene en cuenta sólo como el coste inmediato de la construcción, instalación y mantenimiento de aerogeneradores y paneles, son más baratos. Ya señalaba The New York Times recientemente, el precio de la electricidad a partir de las energías renovables ( considerado de esta manera) es ahora mucho más competitivo que la electricidad generada por los combustibles fósiles. Sobre esta base, las energías solar y eólica son tecnologías punteras: son cada vez más baratas, mientras que los combustibles fósiles se hacen cada vez más costosos. Esta clara ventaja económica es algo decisivo para las energías renovables; por ejemplo Alemania está viendo como descienden los precios mayoristas de la electricidad ( aunque los precios minoristas están aumentado debido a las tarifas reguladas que requiere la Industria de suministro, al pagar precios superiores a los de mercado por los precios de la electricidad de las fuentes renovables).

Pero a medida que la electricidad procedente de las variables energías renovables aumenta, tienen un peso mayor en toda la energía total producida, de modo que los requisitos tecnológicos para el almacenamiento de energía, la redundancia de la capacidad, y los cambios necesarios en la red de distribución, serán necesarios. De hecho, más allá de cierto umbral, la escala de inversión necesaria es probable que se dispare. Los gestores de la red dicen que el punto de inflexión llega cuando las energías solar y eólica proporcionan alrededor del 30% de la demanda total de electricidad, aunque el modelo informático sugiere que podría alcanzarse hasta un 80% de penetración en el mercado. (Sobre los dos puntos de vista contrapuestos sobre la cuestión de lo caro y difícil que es contrarrestar la variabilidad de las energías renovables, optimistas por un lado, como Jacobson y Delucchi, o “El camino más sencillo” del abogado Ted Trainer, por el otro, véase un interesante intercambio que aclara bastante este asunto, aquí, aquí y aquí). La necesidad de inversiones para la mejora del almacenamiento y de la red son las razones que algunas compañías eléctricas están aduciendo en su guerra contra las renovables ( una cuestión es que en el rendimiento neto están en desventaja las empresas eléctricas en relación a los propietarios de viviendas con energía solar; otra, simplemente que por la defensa de los combustibles fósiles, se rechace sin más las energías solar y eólica). Como los paneles solares son cada vez más baratos, más empresas y hogares los instalan; esto impone un coste a las empresas de servicios públicos para amortiguar la variabilidad del sistema, lo que hace que aumenten los precios al por menor para los contribuyentes. Estos tienen muchos incentivos para instalar en sus viviendas paneles solares, con respaldo de baterías, abandonando por completo su conexión a la red, lo que llevaría las Compañías Eléctricas a una espiral de muerte.

Por lo tanto, las tecnologías de las energías renovables requieren en la actualidad de los combustibles fósiles para su construcción y despliegue, y estarían funcionando como un elemento parásito en la infraestructura energética. La pregunta es: ¿pueden sobrevivir a la muerte de su anfitrión?

——————-

La respuesta, en el siguiente artículo de la serie: El futuro de las energías renovables (II)

—————————-

Procedencia del artículo:

http://www.postcarbon.org/our-renewable-future-essay/

——————————-