Entries Tagged 'Régimen policial' ↓

No se puede escribir en Estados Unidos

Por Andre Vltchek, 19 de junio de 2015

Dissident Voice

MOCA_bandera

Imagen: Feel The Flag: Bennett Simpson on William Pope.L: Trinket

En el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (MOCA), ondea una gigantesca bandera con los bordes rasgados bajo el viento creado por unas enormes hélices.

No vi ningún visitante en la exposición. Durante un tiempo pensé que todo este enorme espacio estaba vacío, sin nadie. Pero pronto me di cuenta de la presencia de dos figuras con sus vestidos negros deshilachados, que se movían lentamente, pasaron por los estantes de la derecha, cerca del lugar donde alguien había puesto un pequeño cartel en la pared que decía “No puedo respirar”.

Pensé que se trataba de una actuación, una acción desesperada de protesta de un hombre y una mujer contra esa gigantesca bandera carnívora que todo lo devora.

No puedo respirar”, gritó el hombre antes de morir, antes de ser asesinado por el Régimen.

No puedo escribir”, pensé yo, que para mí es casi lo mismo que no poder respirar.

********************

Ha sido la primera vez en muchos años que durante varias semanas no he podido escribir mis columnas, ni avanzar en mis ensayos.

Cuando fui arrestado en la República Democrática del Congo, en Kenia o en Senegal, pude seguir escribiendo, a pesar de todo.

También me las arreglé para escribir después de que un predicador desquiciado y fascista tratase de envenenarme en un hotel de la ciudad indonesia de Surabaya.

He escrito en los lugares más inverosímiles, en zonas de guerra o en ruinosos tugurios, desde Irak a Mindanao, desde Haití a las Islas Marshall.

Pero no podía escribir en Estados Unidos de América. Ni una sola línea, ni una sola palabra. Esta vez, no.

*********************

Hablé. Me invitaron a hablar y di algunas conferencias en el sur de California, y participé en reuniones de la oposición en Monterey, San José y Fresno.

Me pidieron que hablara de mi libro de 1.000 páginas, Destapando las mentiras del Imperio, que está teniendo un enorme éxito de ventas, en el que defino mi postura contra el Imperio, mostrando los horrores que ha estado cometiendo en todo el mundo.

Mostré documentales, y extractos de otros, rodados en África: en Ruanda y el Congo, en los campos de refugiados de somalíes, y de los terribles barrios bajos de Nairobi.

Me pidieron que mostrase todo esto y mucho más, pero al final un hombre se puso de pie y me preguntó: ¿Por qué nos enseñas a nosotros todo esto?

Porque nuestro país está asesinando a millones de personas, en este mismo momento”, le contesté.

¿Qué quieres que hagamos?, me preguntó de nuevo con aquella voz fría.

Al decir esto,  todavía me estaba recuperando del fatigoso vuelo de 48 horas desde Sudáfrica, y  acababa de llegar a California el día anterior a la presentación. En Sudáfrica me encontraba  entre compañeros. Allí todo es diferente: hay una lucha por conseguir un mundo mejor, la gente pobre se enfrenta y presiona a su Gobierno, en la UNISA ( la Universidad de Sudáfrica) los estudiantes están profundamente involucrados. Allí hablé en el 14º Simposio Internacional de las Aportaciones de la Psicología a la Paz. Allí hablé y hablé, luché y luché, me involucré en las negociaciones y ayudé en dar forma a los conceptos: de cómo se podría avanzarse hacia la paz y la justicia y de cómo no puede haber progreso en ninguna parte del planeta si no se hace frente al Imperialismo occidental y al fascismo.

Aquí, en California, todo es distinto. En California me he quedado solo, frente a las caras impasibles de una multitud autosuficiente, una multitud convencida de su superioridad, incluso cuando son benévolos y medianamente críticos con diversas acciones criminales cometidas por su país en innumerables partes del mundo.

No nos están diciendo la verdad”, oí que la gente repetía en varias ocasiones.

Los ciudadanos del Imperio están deseosos de describirse a sí mismos como víctimas. ¿No es el mismo espectáculo que en la Alemania nazi en la década de 1930? ¡Lo más probable es que sí! “Derrotada Alemania, se vio sometida a la hiperinflación, tuvo que ser rescatada, por lo tanto era una víctima!” Se sintió víctima de los bolcheviques, de los judíos y de los franceses, y de los gitanos… Estados Unidos no ha sido derrotado en el exterior, sino dentro de su propio país. Son dos configuraciones diferentes. Sin embargo, existen similitudes, sobre todo cómo dos imperios han tratado a las “no-personas”.

¿Cree usted que es la culpa es colectiva, que la responsabilidad es de todos?”, alguien me retó desde el público.

Por supuesto”, grité en contestación. “La responsabilidad y la culpabilidad es de Occidente, de la raza blanca, del Cristianismo, del Imperio. Una responsabilidad colectiva, y suya es la culpa por los cientos de millones de víctimas definidas como no-personas. Víctimas gaseadas, bombardeadas, muertas de hambre, mutiladas… una culpa colectiva y responsabilidad por las violaciones de la voluntad de miles de millones de personas en África, América Latina, Oriente Medio, Asia y Oceanía. ¡Una culpa colectiva y responsabilidad del actual apartheid mundial en curso!”.

*********************

No sentí ningún apremio en las personas del sur de California, ni en la de Fresno, Monterey o San José. La vida pasa. Su vida… sobre otras vidas, de las que nada saben. En realidad, no saben nada.

Algunas veces protestan, para sentirse bien consigo mismos.

Yo estaba dando discursos, haciendo presentaciones, dando charlas sobre lo que vi en África y Oriente Medio: guerras perpetuas, destrucción de naciones enteras, millones de cadáveres acumulados unos encima de otros. Les ofrecí ejemplos y les mostré imágenes. Hice un análisis en profundidad sobre cómo Occidente se está convirtiendo en antagonista de China y Rusia.

En un momento dado comencé a hablar, con pasión, de las revoluciones en América Latina: de la poesía y la música, de la quijotesca belleza de una rebelión. Hablé de poetas como Neruda, Octavio Paz, Cardenal y Parra. Traté de encender a la multitud. Pero entonces, de repente, sentí que algo iba mal… un silencio de muerte. Miré delante de mí: la mayor parte de las personas que formaban parte de la multitud eran mujeres de más de 80 años de edad, algunas en sillas de ruedas, varias de ellas dormidas.

Los jóvenes de por aquí están ensimismados. No es fácil que se muevan…”, me dijeron.

Día tras día me cuestiono lo que estoy haciendo aquí, en el centro de un país que es responsable de terribles asesinatos en todo el mundo. Esto se está convirtiendo en una locura, con editores de una pseudoizquierda, publicaciones eurocéntricas, tanto de América del Norte como de Europa, que predican que la gente en España, en Grecia y en Estados Unidos sufre tanto como millones de no-personas en todo el mundo. Como si todos ellos no hubieran disfrutado de enormes privilegios a costa de la vida y la sangre de los africanos, los asiáticos y las gentes de Oriente Medio. ¡No, todavía sabía lo que estaba pasando! Todavía sabía quiénes han sido las verdaderas víctimas. ¡Tengo ganas de irme, lo más pronto que pueda!

Aquí, todo se convierte en algo insípido, el sentirse bien como algo anodino. Movimientos por la paz… ¡Ni negros, ni asiáticos, ni hispanos! No les preocupa nada de esto. Esto no es para ellos.

La gente que acudía a estas charlas realmente no quiere cambios, eso estaba claro. Tampoco querían saber. La información se ha podido consultar en muchos sitios, en RT, en CounterPunch, en otros muchos lugares, en realidad no había lugar donde no se pudiera ver. Pero saber significa que uno ya no puede esconderse tras la ignorancia; sabe lo que significaría estar obligado a actuar.

******************

Casi no quedan revolucionarios en Estados Unidos o en Europa, sólo masas moralmente difuntas, individuos sin emociones, falsos, egoístas asustados de perder sus privilegios. ¡ Al menos, los de derechas, son honestos en esto!

El Régimen saca partido al máximo de esta situación. Se alimenta y así mantiene el estado de cosas. Los Gobernantes y las masas hipócritas y egoístas son interdependientes: empujan en la misma dirección. Esta es la razón por la que no se rechazan con energía los partidos fascistas: casi todo el mundo en Estados Unidos y Europa quiere que continúe la explotación y la violación del resto del mundo.

¿Alguien cree realmente que esos manifestantes en España o Grecia están luchando en una batalla internacionalista, una batalla por la humanidad entera? ¿O no quieren simplemente que les devuelvan los privilegios sociales y económicos que les quitaron? Estos privilegios se mantuvieron hasta hace una década o dos, privilegios en forma de subvenciones y subsidios, mientras que millones de no-personas de todo el mundo estaban siendo saqueadas y ofreciéndose en sacrificio, gracias a lo cual sus compañeros perezosos de Europa o Estados Unidos podían mantener sus altos estándares de vida, porque nacieron blancos y en el lugar adecuado.

La Izquierda ha sido derrotada tanto en América del Norte como en Europa. Ha perdido vergonzosamente. Pero sigue siendo arrogante y se atreve a dar consejos a países como China o Rusia, con ese aire occidental de cristiana superioridad, se atreven a decir si China y Sudáfrica son o no socialistas o comunistas, o usan esa estúpida consigna de propaganda occidental: “más capitalistas que el propio Occidente”.

Durante mi estancia de dos semanas en California no vi ningún tipo de remordimiento. Cuando expliqué y dije que millones de personas están siendo asesinadas por el Imperialismo occidental, sabía que la gente diría “¡Qué terrible!”, porque sé a lo que hemos sido entrenados para decir. Pero no hay ninguna voluntad de cambiar las cosas, no hay un sentimiento verdadero.

Dondequiera que fuera, me sentí siempre fuera de lugar, sin encajar. Me dijeron que no mostrase imágenes demasiado impactantes, ya que la gente estaba “muy sensible”. Con el tiempo he decidido no mostrar ninguna imagen. Se entiende que debo ser educado. Todo lo que quería era lanzar a los rostros de aquellos hombres y mujeres autosuficientes las consecuencias de una tradición cristiana atroz, de que hicieran algo positivo, aunque ignoren todo el mal, con la finalidad de que obtengan algo de crédito de cara a la supuesta eternidad.

No dejaba de oír clichés sobre la Paz y la Democracia. Algunos querían justicia y el fin de las guerras, pero aferrándose desesperadamente a los símbolos del Imperio, el legado de sus antiguos colaboradores, como Vaclav Havel, Juan Pablo II, el Dalai Lama y la Madre Teresa…

No podía respirar. He perdido la capacidad de escribir. Sentí una enorme rabia dentro de mí. El enojo era tal que casi me estrangulaba. Una ira malsana, mezclada con frustración. No era una ira sagrada, la que uno siente en una batalla contra un gran mal. Todo aquella era algo indescriptible y patético. Me estaba rompiendo, literalmente, me sentía humillado.

Odio las peleas, y tuvo que participar en una de ellas.

*****************

Traté de ver la realidad con otros ojos, pero siempre que miré me vi solo, en un país y una cultura tristes y disfuncionales, que se derrumban.

Conduje por autopistas llenas de parches y baches. Un sistema ferroviario primitivo. Me encontré con personas que en absoluto estaban interesadas en trabajar o mejorar su país. Sólo vi individualismo y egoísmo. Vi gente disgustada, pero fingen que están preocupados, por cortesía.

Pero esta falsa situación y el odio continuarán.

He visto un país donde los instintos humanos básicos y los valores positivos ya han sido arramblados.

*****************

Vivir en una sociedad así es humillante. Fui a enviar un paquete. En la oficina de correos de Clermont me hicieron embalarlo tres veces, porque decía que yo no llevaba la caja adecuada, y tampoco se molestó en decirme cuál era. En la estación de tren, una mujer que golpeaba su teléfono inteligente, me dijo que allí no se vendían billetes. Así que tuve que salir, pese al enorme calor, y tratar de comprar uno en la máquina expendedora. Apenas se veía, el sol era implacable. Así que volví y le pregunté de nuevo. “Llame usted a la compañía ferroviaria y quéjese”, me dijo. “¿Puedo comprar el billete a bordo?” “No”, me contestó. “Y si usted va sin billete tenga en cuenta que puede ser arrestado”.

Todo empezó cuando llegué. Después de mi viaje de 48 horas desde Sudáfrica hasta el sur de California, las películas y los libros que llevaba para la conferencia no aparecían en el aeropuerto. Después tomé un taxi, pero nadie sabia con certeza a qué lugar tenía que ir. Estuve esperando en la calle durante más de una hora. Unos días más tarde, en otro lugar, la persona que supuestamente me tenía que acompañar apareció con dos horas de retraso. Cuando se lo comenté me empezó a gritar: “¡No querrá ir andando!

No espero mucho de las personas que viven en un país que asesinan a millones de otras personas, pero la arrogancia que encontré me pareció alucinante. No sólo era la arrogancia del personal de seguridad del aeropuerto, sino la misma arrogancia de los ciudadanos de a pie.

También aprecié una increíble falta de disciplina. En China, en la India, en Vietnam, muchos serían despedidos si adoptasen esa actitud de los empleados estadounidenses. He oído muchas veces eso de “no quiero acabar trabajando como un asiático”. “Genial”, le diría. “Muy bien. Entonces querrá que otros hagan el trabajo por usted, o morir de tedio por su ineficiencia”. ¡Vaya disposición!

Luego emprendí viaje hacia Ecuador, y antes indiqué cuidadosamente cuál era el equipaje y su destino final. La empleada de Delta no tenía ni idea de dónde estaba Quito, y a las 5:20 horas de la mañana no estaba dispuesta a aprenderlo. Facturó mi equipaje sólo hasta México, y cuando protesté ( pues si no tendría que arrastrar mi maleta por la aduana mexicana y tendría que volver a empezar), me empezó a recitar una serie de reglas que se inventó en ese mismo momento. Insistí. Llamó al supervisor. Le dije que el equipaje tenía que viajar hasta Quito. Pero no tenía ni idea de cómo hacerlo. ¿Se disculparon? De ninguna manera. En absoluto, cuanto más insistí, más empecinada se mostraba ella.

Es evidente que el Imperio ha aprendido a asesinar a personas a larga distancia y cómo controlarlas desde lugares remotos.

Los ciudadanos del Imperio se quejan de que han perdido sus privilegios. Bueno, la mayoría los están perdiendo, pero ni siquiera se han enterado todavía. Ningún país fuera de la esfera occidental podría sobrevivir con semejante ética del trabajo, un trabajo tan mal hecho.

En Occidente, ser de Izquierdas significa exigir mayores privilegios y beneficios para los occidentales, por lo tanto, mayor explotación para los trabajadores esclavos del extranjero.

Para nosotros, la izquierda significa internacionalismo.

Son dos visiones antagónicas, una cuestión nada baladí. Los objetivos de la Izquierda en Ecuador o Venezuela se resentirán si la Izquierda gana en Occidente.

¡El colonialismo no ha muerto!

El Apartheid todavía no ha sido desmantelado; se ha extendido por todo el mundo.

La esclavitud ha sido rebautizada, pero continúa.

***************

Durante esas dos semanas conocí a algunos de los más destacados pensadores estadounidenses: Michael Parenti y John Cobb. Hace algún tiempo trabajo en dos libros con Michael, pero éste es nuestro primer encuentro cara a cara. Discutí sobre el Cristianismo con John Cobb, tratando de definir las atrocidades que se cometen en nombre de la Cruz. Fue una discusión profunda, filosófica, y vamos a reflejarla en un libro, pronto.

También pasé una noche maravillosa en Los Ángeles con el editor de CounterPunch Joshua Frank y su esposa Chelsea, ambos muy brillantes y de buen corazón. Fue divertido hablar con ellos.

He trabajado con el activista Dan Yaseen y su compañera Camille.

Sí, hay personas brillantes y buenas que viven en Estados Unidos. Pero incluso ellos admiten que se trata de un muy pequeño número de personas para el tamaño del país, demasiado pocos como para detener los crímenes que el Imperio está cometiendo.

****************

Me quedé muy sorprendido por el estado en el que he encontrado a Estados Unidos.

Me fui de este país hace muchos años. Salí de Nueva York hace más de una década, del que fue mi hogar. Nunca he vuelto, excepto para presentar mis libros y documentales, y ver a mis amigos. Nunca he permanecido mucho tiempo. Dos semanas en esta ocasión ha sido el período más largo de estancia en estos años.

Esta visita me ha destrozado por completo. Me ha agotado y me ha deprimido.

He visto una grotesca pseudomoralidad, repugnantes conceptos religiosos, hipocresía, naciones enteras arruinadas, Estados cliente, por todo el mundo, sobre todo en Asia y África.

Sí, creo que la culpa es colectiva. Teniendo la nacionalidad estadounidense, también comparto ese sentimiento de culpa. Y por ese motivo trabajo sin parar, no para lavar mis manos, sino para detener esta locura.

Estoy convencido de que Occidente, la raza blanca y sus lacayos del extranjero, no tienen derecho a gobernar el mundo. He visto lo suficiente como respaldar esta convicción mía.

Occidente está muerto. Lo que queda es poco atrayente, incluso aterrador. No hay corazón, ni compasión, ni creatividad. Millones de personas de más allá de las fronteras de Occidente no debieran estar muriendo, mientras que se les obliga a apoyar el agresivo individualismo de la era post-Cristiana, el colonialismo de la post-Cruzada y el fascismo de Europa y Estados Unidos.

***** ************

Durante estas dos terribles semanas mi capacidad de escribir se desmoronó, pero sólo hasta el momento en el que el tren de aterrizaje del avión, que se dirigía hacia el sur, hacia América Latina, se separó de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Salt Lake City.

Después de todo esto, todo se tornó más normal. Los motores rugieron, abrí mi ordenador, y comencé a escribir de nuevo. Cuando aterricé en la Ciudad de México, la mitad de este artículo ya estaba escrito. Y en Quito, rodeado de calidez, de la amabilidad de la gente de allí, sobre todo de los indígenas, me sentí feliz, fuerte y vivo una vez más. Empecé a escribir, tuve la oportunidad de escribir. Por tanto, sobrevivo. Mi pesadilla había terminado.

———————–

André Vltchek es novelista, cineasta y periodista investigador. Ha cubierto varias guerras y conflictos en varios países. Su Point of No Return se ha reeditado recientemente. Oceanía es un libro sobre el Imperialismo Occidental en el Pacífico Sur. También ha escrito un polémico libro sobre la era post-Suharto y el fundamentalismo de mercado: Indonesia: The Archipelago of Fear. También ha rodado documentales sobre Rwanda y el Congo. Ha vivido varios años en América Latina y en Oceanía; Vltchek reside actualmente en Asia Oriental y en África. Puede visitar su sitio web

————————

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2015/06/what-cannot-be-written-in-the-usa/#more-58833

—————————–

¿Dónde está ahora la valiente intelectualidad de Francia?

Por André Vltchek, 20 de marzo de 2015

Dissident Voice

Ellos también son Charlie

Ellos también son Charlie

* Nota: Todas las imágenes que aparecen son las mismas que se incluyen en el artículo original en inglés.

Varios hombres con armas frente al edificio de Charlie Hebdo en París. Son policías, con chalecos antibalas, que llevan armas de largo alcance. Se quedan mirando a los escasos peatones que por allí pasan, de una forma que repugna e intimida. Los editores de Charlie Hebdo están bien protegidos, algunos de ellos postmortem.

Si usted piensa que Francia no es un Estado policial como pueda serlo el Reino Unido o Estados Unidos, antes piénselo dos veces: militares y policías fuertemente armados se pueden ver en todas las estaciones de tren y muchos cruces, incluso en algunos estrechos callejones; los proveedores de Internet ahora espían de forma abierta a sus clientes; los medios de comunicación se autocensuran en sus artículos; la propaganda del Régimen se extiende por todos lados.

Pero la mayor parte de los franceses creen que viven en una sociedad abierta y democrática. Si se les pregunta sobre ello no tienen argumentos para defender lo que así creen, simplemente dicen que son libres.

Los empleados de Charlie Hebdo salen de vez en cuando a la calle para fumar. Trato de mantener con ellos una conversación, pero sólo me responden con frases muy cortas: hacen todo lo posible por ignorarme. De alguna manera, algo intuitivo, tienen la sensación de que no estoy aquí para contar la versión oficial.

Les pregunto: ¿por qué no se burlan del sistema neocolonista occidental, del ridículo sistema de elecciones, o de sus aliados occidentales que están cometiendo genocidios en todo el mundo: La India, Indonesia, Israel, Ruanda o Uganda? Impacientes me rechazan con sus gestos corporales. Tales cosas no les anima, y probablemente no se lo permitirían. Incluso los humoristas y los payasos de Francia saber cuál es su lugar.

Pronto me doy cuenta de que estoy haciendo demasiadas preguntas. Uno de los empleados simplemente echa una mirada en dirección hacia los policías armados. Comprendo el mensaje. No estoy de humor para un largo interrogatorio. Sigo adelante.

En el barrio, los mensajes de compasión hacia las víctimas se esparcen por varios lugares: las 12 personas que murieron durante el ataque a la revista el pasado 15 de enero. Hay banderas francesas y ratones blancos de plástico con el mensaje Je suis Charlie. En un cartel se proclama: Je suis humain. Otros mensajes dicen: “putos islámicos”, con una corrección en rojo que ha sustituido la palabra islámicos por terroristas: Putain de terroristes.

Pintadas de todo tipo en favor de la libertad: Libre comme Charlie, Libre como Charlie.

De repente aparece una mujer, muy bien vestida, muy elegante. Está de pie junto a mí durante unos segundos. Me doy cuenta de que su cuerpo tiembla. Está llorando.

– Era usted uno de sus parientes – le pregunto suavemente

– No, no, todos somos sus familiares. Todos somos Charlie – responde ella.

Me abraza, siento sus rostro húmedo en mi pecho. Trato de ser sensible, así que abrazo fuertemente a aquella mujer desconocida. No porque yo quiera, sino porque siento que no tengo otra opción. Cumplo con mi obligación cívica; me voy de allí.

****************

A quince minutos a pie del edificio de Charlie Hebdo se encuentra el Museo Nacional Picasso, y docenas de galerías de arte. Visito al menos 50 de ellas. Quiero saber todo lo posible sobre la libertad de expresión que el pueblo francés dice es su máximo anhelo y que, en justicia, defiende.

Libertad de expresión

Libertad de expresión

Pero lo que veo es una colección interminable de arte pop. Veo una ventana rota en una galería con un cartel que dice: “Usted rompió mi arte”. Se supone que aquello también es arte en sí mismo.

Una interminable serie de líneas y cuadrados, de todas las formas y colores imaginables. En varias galerías observo el arte abstracto al estilo de Pollock.

Arte oficial

Arte oficial

Digo a algunos propietarios de las galerías de arte si saben de algunas exposiciones que estén reflejando la difícil situación de decenas de miles de personas sin hogar, que a duras penas sobreviven al duro invierno parisino. ¿No hay pintores y fotógrafos que muestren los monstruosos tugurios que se arraciman bajo los puentes de ferrocarriles y autopistas? Y ¿qué pasa con las aventuras militares y de la inteligencia francesa en África, que están arruinando millones de vidas humanas? ¿No hay artistas que critiquen a esta Francia que se está convirtiendo en uno de los principales centro del Imperio?

Me echan miradas indignadas, o de disgusto. A otros claramente se les ve alarmados: no tienen ni idea de lo que estoy hablando.

En el Museo Picasso, el estado de ánimo es el institucional. Nadie diría que Picasso fue comunista, un pintor y escultor profundamente comprometido. Pasan los grupos de turistas alemanes, uno tras otro, por los pasillos bien señalizados, acompañados por los guías turísticos.

No permanezco mucho tiempo aquí. Este museo no me inspira, es más, siento una especie de castración. Cuanto más tiempo me quedo, más siento que se evapora mi espíritu revolucionario.

Voy a una oficina en busca de una estudiante de arte.

Destapando las mentiras del Imperio

Destapando las mentiras del Imperio

Le digo todo lo que pienso sobre este Museo y las galerías de arte que se encuentran alrededor:

Todas esas miles de personas que desfilaban y escribían mensajes sobre Charlie Hebdo… ¿qué es lo quieren decir con la palabra Libertad? Me parece que no hay libertad en Francia, ninguna. Los medios están controlados y el arte se ha convertido es un especie de arte pop sin inteligencia”.

No tiene nada que decirme. “No sé, los artistas pintan lo que la gente quiere comprar”, me dice finalmente.

– ¿Realmente es así?

Le digo que en el Distrito 798 de Pekín se exhiben muchas obras con un significado profundamente político.

– En las sociedades oprimidas el arte tiende a ser más comprometido – me dice ella.

Le digo lo que pienso: para mí, y para muchas personas que he conocido en China, en Pekín se siente uno más libre, y el lavado de cerebro no es tan intenso y no se siente la opresión de París. Me mira con horror, con ese sarcasmo típicamente europeo. Piensa que la estoy provocando, tratando de hacerme el gracioso. No puedo decir lo que he dicho. Está claro, ¿no es cierto que los artistas franceses son superiores, y que la cultura occidental es superior a cualquier otra? ¿Quién lo duda?

Le doy mi tarjeta, pero ella se niega a decirme su nombre. Me voy con disgusto, como también me fui con disgusto de la Colección Peggy Guggenheim de Venecia.

Es el momento de tomarme un café, entro en un bar; también me tomo un vaso de agua. Un hombre enorme entra con su perro. Ambos se quedan junto a la barra, de pie. El perro pone sus patas delanteras sobre una mesa del bar. Ambos toman una cerveza: el hombre en un vaso y el perro en un plato. Unos minutos más tarde pagan y se van.

Garabateo en mi libreta: “En Francia, los perros son libres de tomarse una cerveza en los cafés”.

En el mismo barrio, me encuentro con el Archivo Nacional, con su hermoso grupo de edificios con jardines y un parque. Se celebra una exposición: cómo Francia colaboró con la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La retrospectiva es grande y muy completa: se incluyen imágenes y textos; se proyectan películas.

Por primera vez en varios días estoy impresionado. Todo me parece familiar, y muy íntimo.

******************

Por la noche me encontré con la Nueva Filarmónica de París, situada en las afueras, cerca de Porte de Pantin. Me las arreglé para pasar aunque no tenía invitación, para ver la exposición de apertura dedicada al compositor, director y escritor francés Pierre Boulez. Ese mismo Pierre Boulez que dice que hay que hacer partícipe al público del «mismo recorrido que hizo el compositor en el acto creador«

Ninguna protesta en la exposición, ni bromas dirigidas hacia Pierre Boulez. Todo está perfectamente orquestado. Un gran respeto para esta gran figura del establishment cultural francés, el Gran Aparato cultural.

Escuché un brillante concierto de música contemporánea, con la utilización de los nuevos instrumentos.

Pero en ninguna parte, en ningún sitio de los enormes espacios de la Nueva Filarmónica, oí ningún lamento, ningún réquiem por los millones de personas que literalmente son masacrados por el Imperio, del que ahora Francia es parte inseparable. No hay obras ni óperas dedicadas a las víctimas de Papúa, Cachemira, Palestina; Libia, Mali, Somalía, la República Democrática del Congo o Irak.

Mi nuevo amigo, Francois Minaux, está escribiendo una ópera sobre el bombardeo estadounidense de la Llanura de las Jarras durante la guerra secreta llevada a cabo por Occidente contra Laos. Yo le ayudo en este noble y enorme proyecto, pero paradójicamente, o quizás lógicamente, no vive en Francia, sino en Estados Unidos.

Cuando le hice saber mis pensamientos sobre el atentado de Charlie Hebdo y sobre la libertad de expresión en Francia, resumió:

Es terrible. El mundo del arte es una mierda. Las personas unos zombis. La reacción en masa al ataque de Charlie Hebdo es deprimente. 1984 está aquí presente y la gente está ciega y no lo ve”.

Unas horas más tarde recibo un correo electrónico de Francoise, en el que reflexiona sobre su compleja relación con su tierra natal y su cultura:

Ser francés hoy en día te impide expresarte con libertad. A principios del año 200 ya no podía Charlie_Hebdo5aceptar la idea del marco cultural que se imponía a los artistas, y no aceptaban el cuestionamiento y el diferente enfoque sobre la creación artística. No es que me escupieran, simplemente me ignoraron. Así que me fui. Hay que viajar y vivir fuera de Europa para sentir el mundo.

También sentía que las obras de arte políticamente comprometidas no eran consideradas como verdadero arte en París. Esto ocurría en Francia: cualquier compromiso político se ve bien como propaganda o como anuncio. En la década del año 2000, sólo valía el arte por el arte. Vivíamos bajo una cúpula de cristal en los jardines de invierno. Estábamos protegidos por el Gobierno.

Nos hicieron saber que no se hablaba ni de política ni de religión en público. Tal vez el laicismo sea una buena idea, pero tanto la política como la religión se convirtieron en tabúes. Un clima de temor: ancianos y maestros que no discuten ni de política ni de religión ¡Entonces no nos dábamos cuenta! Ciertas cosas se prohíben en Francia.

Así que la vida en París se me hizo insoportable. No podíamos dar nuestras opiniones. No nos permitían comprender a los demás. La vida se hizo aburrida: no había nada importante de lo que hablar. Así que hablábamos de la comida grasienta y el vino francés. Los economistas describen la economía francesa como austera, pero yo iría más lejos diciendo que el comportamiento de los franceses, así como su identidad, es austera. Pero los franceses no pueden verlo porque ahora todos piensan lo mismo. Intentan mantenerse como franceses, pero se olvidan de cómo sangra el mundo, y cómo se preserva su identidad. Su cultura está construida sobre sangre, que fluye en las colonias francesas, la base del moderno Imperio francés”.

Entonces, ¿dónde están esas valientes mentes de Francia, aquellas personas que muchos de nosotros admiramos por su coraje e integridad?

No es que fueran perfectos, cometieron errores, como todos los humanos, pero se pusieron a menudo al lado de los oprimidos, alentando revoluciones y el fin del colonialismo. Se dieron cuenta de todos los horrores que la cultura occidental extendió por el planeta, desde hace siglos.

Emile Zola y Víctor Hugo, luego Sartre, Camus, Malraux, Beauvoir, Aragón…

¿Qué hay ahora? Michel Houellebecq y sus novelas llenas de insultos contra el Islam; así como las lágrimas de gratitud después de que sus novias les hayan hecho una mamada.

Los legados de Houellebecq y Charlie son de alguna manera similares ¿Es la mejor Francia que se puede tener hoy en día? ¿Se puede llamar coraje a lo que se ha pisoteado, a lo que se ha destruido por Occidente, lo que ha sido humillado?

Estos caniches rosados con correa de plata que exhiben en las galerías de arte, ¿es la esencia de lo que se llama libertad de expresión? Estas cosas pasarían cualquier consejo de censura, incluso en Indonesia o en Afganistán. Para eso no hace falta libertad de expresión. Es algo cobarde y egoísta, que es exactamente lo que promueve el Imperio.

***************

Christophe Joubert, un documentalista francés, me dijo mientras tomábamos una taza de café:

Al principio me puse triste cuando me enteré de lo que había ocurrido a la gente de Charlie Hebdo. Pero entonces también me asusté: no por el terrorismo, sino por la respuesta de la multitud, todo el mundo adoctrinado, todos pensando de la misma manera, actuando de la misma manera. Era como Orwell y su 1984, más concretamente, el octavo día.

Los franceses no saben nada sobre el mundo. Se creen que lo que les dicen por los medios masivos de propaganda”.

El embajador de Eritrea en Francia me dijo: “No se permite hablar. Me invitan a un programa de televisión donde presentan una película que critica a mi país. Hablan de forma abierta, pero cuando trato de responder me lo impiden”.

No entiendo nada de lo que me estás diciendo”, me decía con tristeza un buen amigo asiático después de que yo le hablara sobre la rebelión mundial contra Occidente en América Latina, China, Rusia, África… Es un hombre que tiene un alto nivel de formación, que trabaja en la UNESCO. “Sabes, aquí sólo oímos una versión: la oficial”.

Me pregunto si dentro de 70 años se celebrará otra gran exposición en el Archivo Nacional sobre la colaboración de Francia con el neoliberalismo y su participación directa en la construcción de un Régimen fascista mundial controlado por Occidente.

Historia de la Colaboración

Historia de la Colaboración

Pero por ahora, siempre y cuando los perros puedan tomarse una cerveza en un bar, el fascismo, el Imperialismo y el neoliberalismo no tienen la menor importancia.

¡También son Charlie!

———————-

André Vltchek es novelista, cineasta y periodista investigador. Ha cubierto varias guerras y conflictos en varios países. Su Point of No Return se ha reeditado recientemente. Oceanía es un libro sobre el Imperialismo Occidental en el Pacífico Sur. También ha escrito un polémico libro sobre la era post-Suharto y el fundamentalismo de mercado: Indonesia: The Archipelago of Fear. También ha rodado documentales sobre Rwanda y el Congo. Ha vivido varios años en América Latina y en Oceanía; Vltchek reside actualmente en Asia Oriental y en África. Puede visitar su sitio web

——————————-

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2015/03/where-are-the-brave-french-minds-now/#more-57709

——————————–

El arte de la supervivencia urbana: las manifestaciones en un Estado Policial

Por Stefan Verstappen, 1 de septiembre de 2014

Dissident Voice

Estado_policial2

Si usted está pensando en participar en una manifestación o protesta pacífica ha de tener algunas precauciones, ya que en cualquier momento se puede encontrar en una situación complicada. Es práctica común de los Gobiernos que infiltren a agentes provocadores entre los manifestantes y en un momento dado comenzar estos a instigar la violencia con el objeto de demonizar a los manifestantes pacíficos en los medios de comunicación, y también como excusa para enviar a tropas antidisturbios para reventar las cabezas. Como ha ocurrido en manifestaciones de todo el mundo esta táctica no ha pasado de moda.

¿Cómo hacer frente a las balas de goma, a los gases lacrimógenos y otros artefactos que pasan zumbando cerca de usted y ve cómo un centenar de extras de Mad Max corren como manada hacia usted?

A continuación les proporcionamos algunos consejos y algo de asesoramiento para que se mantenga lo más seguro posible en caso que de repente se encuentre en zona de guerra.

Ropa

Cuando las fuerzas antidisturbios hacen su aparición en una manifestación enseguida se dará cuenta de que vienen preparados para arrasar. Por lo general usan cascos, protectores faciales, máscaras de gas, protectores de pecho, coderas, rodilleras y espinilleras, así como botas de combate. Además, llevan escudos, porras, pistolas, radios, botiquines médicos, escopetas. Mientras tanto, usted se encuentra con una camiseta y unas chanclas. Así que el primer consejo es ir vestido para la ocasión.

Qué ponerse

Unos pantalones largos y una camisa de manga larga para reducir la exposición de la piel a los medios utilizados por los agentes antidisturbios. Use sólo prendas de algodón y lana. Las fibras naturales son resistentes al fuego, mientras que los materiales sintéticos son muy inflamables y pueden arder con facilidad. Si estos materiales arden, se derriten, se pegan a piel y no se pueden retirar sin llevarse de por medio la propia piel.

Un casco de bicicleta puede ser un buen protector en caso de que se lancen piedras y se encuentre en plena línea de fuego. También es útil como protección frente a los ataques de la policía.

En la mochila debiera llevar un libro, situado en el bolsillo que se encuentre lo más cerca posible de las correas de la espalda, y que sea un libro de tapa dura y de buen tamaño. Puede utilizarse para proteger su cuerpo de las balas de goma, además de poder utilizarlo como un escudo colocando su antebrazo entre las correas y sosteniendo la mochila como escudo, delante de usted, y así poder escapar de la lluvia de proyectiles y balas de goma.

Un pañuelo, que se puede utilizar para realizar un vendaje de emergencia, una cinta para el sudor, que puede ser una improvisada máscara, y una toalla pequeña.

Guantes de trabajo para proteger las manos si usted debe atravesar ventanas rotas u otros restos de bordes cortantes que se hayan producido durante los disturbios. El uso de guantes le puede ayudar a prevenir quemaduras si tiene que retirar los botes de gases lacrimógenos.

Unas botas de trabajo o unas de montaña, o al menos un calzado que proteja bien los pies y los tobillos, para el caso de que debiera atravesar entre vidrios rotos o escombros, y también le ayudará a pasar por encima de las barreras.

Unas gafas protectoras. Servirían unas gafas de sol de estilo deportivo con acolchado en el interior, como las que se usan para jugar a los deportes de raqueta. Le servirán para protegerse de las pelotas de goma y de los fragmentos de los botes de gases lacrimógenos.

Qué llevar

Los agentes antidisturbios suelen ir bien equipados y también es buena idea que usted también lleve algunos otros elementos.

Agua: se puede deshidratar con rapidez y puede ser que no tenga acceso al agua. Los comercios pueden estar cerrados por temor a los disturbios y la policía puede bloquear los accesos a las fuentes públicas y los baños. Debiera llevar al menos 2 libros, y el doble si las temperaturas fueran muy altas.

Alimentos energéticos: el esfuerzo físico realizado puede consumir con rapidez sus reservas de glucosa y hacer que se sienta débil o tenga náuseas. Algunos alimentos energéticos para consumir de vez en cuando pueden mantener sus niveles de azúcar en la sangre.

Teléfono móvil: para pedir ayuda, para solicitar un abogado si es detenido o un taxi para salir. Un teléfono móvil también es útil para filmar las violaciones de los Derechos Humanos.

Botiquín primeros auxilios: para el tratamiento de lesiones menores, como cortes o ampollas, y unas compresas para tratar las lesiones producidas por las pelotas de goma y los golpes de la porra.

Linterna: para el caso de que tenga que desplazarse de noche y no haya luz.

Dinero: para pagar el transporte público o solicitar un taxi.

Mascarilla: para filtrar los gases y otras sustancias utilizadas por los agentes antidisturbios.

Identificación: en caso de que sea detenido o arrestado debe proporcionar el carnet de identidad, lo cual puede favorecer su puesta en libertad.

Los datos de los abogados: si participa con regularidad en este tipo de acciones en algún momento puede vérselas con la policía. Así que es mejor estar preparado para el encuentro llevando los datos de un abogado especializado en derechos civiles. No confíe solamente en su teléfono móvil y en los teléfonos de contacto que lleve en él, ya que se han dado casos de incautarse los teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos después de producirse la detención.

Cómo protegerse de los gases lacrimógenos y otros

Nos referimos a los gases que comúnmente se conocen como gas lacrimógeno o el gas pimienta. La exposición a estos gases pueden dañar la piel, las fosas nasales, irritar los ojos, provocar náuseas y dificultades respiratorias en poco tiempo. En algunos casos raros pueden producir complicaciones de la salud a largo plazo, como ceguera o incluso la muerte. Los efectos suelen durar al menos media hora, pero las consecuencias son muy molestas.

La primera defensa es tratar de encontrarse fuera de la línea de fuego, lejos del frente policial. Si se emiten productos químicos cerca de usted, lo primero que debe hacer es correr en sentido contrario y tratar de encontrar un lugar donde se encuentre libre de ellos y pueda respirar aire fresco.

Si se encuentra dentro de un edificio y se lanzan en su interior estos gases, debe intentar salir lo más rápidamente posible. Estos productos químicos se disipan más lentamente que en el exterior, y las altas concentraciones pueden ser muy peligrosas si la exposición es prolongada.

Alcanzar un terrero elevado, ya que estos gases son más pesados que el aire y se concentran en mayores cantidades en la parte baja del suelo.

Si está atrapado en medio de una nube de humo, empape el pañuelo con un poco de vinagre de manzana o jugo de limón, cubra su boca y la nariz con él. Acuérdese de llevar estos productos en su mochila.

Por último, evite las cremas o protectores solares con base oleaginosa, ya que se favorece la absorción de estos gases. Si se expone a estos agentes químicos, siga los procedimientos de descontaminación.

En situaciones de emergencia, polvo seco, tal como la harina, el bicarbonato de sodio, detergente o incluso arena del suelo se puede utilizar para reducir la cantidad de producto químico que es absorbido por la piel.

Cómo escapar de una carga policial

Trate de comportarse de la forma lo más discreta posible, moviéndose lentamente y con cuidado hacia el exterior de la multitud. Manténgase cerca de paredes u otras barreras de protección, si es posible.

Entre en el interior de un edificio, si puede: una tienda minorista, un edificio de oficinas o una cafetería. Busque una salida posterior de estos edificios que dé acceso a otras calles, lejos de la policía o de los alborotadores, y con cuidado camine hacia su casa.

Puede resultar peligroso correr en sentido contrario a una multitud, así que lo mejor es seguir la corriente de personas y salir en cuanto pueda por una calle lateral. También puede resultar una ventaja quedarse con la multitud hasta que esté seguro de que puede escapar de forma segura, ya que en la multitud puede pasar desapercibido y aumentar sus probabilidades de supervivencia en caso de que se produzcan disparos. Además, la policía puede haber puesto barricadas laterales y detener a cualquier persona que trate de escapar de la multitud. Usted no es la única persona que quiere atravesar una barrera policial.

Evite el transporte público. Los autobuses, metro y tranvías probablemente estén fuera de servicio, y las estaciones estarán llenas de gente. Incluso si consigue utilizar el transporte público, los manifestantes pueden detenerlo. Las estaciones de metro no son lugares muy recomendables para estar en estas circunstancias, porque es un lugar de donde es difícil escapar y porque los agentes químicos utilizados son más pesados que el aire y se pueden acumular allí.

Protestar en un Estado Policial puede ser peligroso, incluso en el ejercicio de derechos humanos básicos. No se puede confiar en los elementos inestables dentro de las fuerzas del orden, que instigan la violencia y preparan las cargas policiales. Así que si encuentra en zona de guerra, protéjanse usted y sus compañeros con estos consejos y vayan preparados.

—-

Stefan Verstappen es escritor y aventurero. Este artículo ha sido extraído de su último libro El arte de la supervivencia urbana: manual de seguridad y defensa personal. Puede ponerse en contacto con él en: stefan@urbansurvivalstrategies.com .

arte_supervivencia_urbana

——

http://dissidentvoice.org/2014/09/protesting-in-the-time-of-police-state/#more-55551

Un experimento de Facebook

Por Alfredo López, 2 de julio de 2014

Dissident Voice

http://enclavedelibros.blogspot.com.es/p/en-el-acuario-de-facebook-ippolita.html

http://enclavedelibros.blogspot.com.es/p/en-el-acuario-de-facebook-ippolita.html

¿Cómo nos hacen sentir las noticias que leemos en Internet?

Puede parecer en principio una pregunta frívola, del tipo de preguntas que se hacen en el bar después de tomar un par de copas, pero en realidad es una pregunta que tiene su enjundia. Si el contenido de Internet puede afectar a nuestros sentimientos, la manipulación de dicho contenido puede ejercer de poderoso control social.

Durante una semana de 2012, Facebook, en colaboración con la Universidad de Cornell y la Universidad de California en San Francisco, se dispusieron a explorar esa posibilidad.

Para ello, se enviaron deliberadamente a un grupo de 689.000 usuarios noticias positivas, mientras que al otro grupo escogido se le proporcionaba noticias con connotaciones negativas.

¿Qué es lo que se quería probar?

Como resultado de este experimento, aprendí mucho de Facebook. Una de las conclusiones fue que los usuarios que observan historias más positivas en su «feed» de noticias eran menos propensos a escribir un mensaje negativo. Y viceversa, cuando las noticias eran negativas, en sus comentarios había más propensión a que también lo fueran.

Y cuando se descubrió la semana pasada el experimento realizado por Facebook, los usuarios se mostraron horrorizados ( y hasta un par de Gobiernos), y se plantearon algunas preguntas interesantes: ¿ Tiene una empresa el derecho a usar a sus clientes como sujetos de una prueba sin su consentimiento? ¿Resulta ética cambiar el contenido de las noticias por uno u otro motivo?

Pero hay una cuestión más importante detrás de esas preguntas. Facebook pensó que lo que hacía estaba bien, en realidad, siempre está investigando sobre sus usuarios. Y su suposición resultó ser correcta. Entonces, ¿qué significa que una de las mayores empresas de información del mundo, a través de la cual muchas personas obtienen la información, quiera realizar este tipo de estudio para influir en las personas a través de falsedades?

El experimento fue realizado por el Equipo Científico de Datos de Facebook, el Departamento de la compañía que recolecta y analiza los datos de los usuarios. Facebook no solamente utiliza algunos de esos datos con fines publicitarios y de marketing, sino que también los vende a otras empresas y obtiene subvenciones para investigaciones por parte de Universidades y grupos de expertos. El trabajo de investigación es impresionante: pueden determinar cuantos usuarios estaban de visita en Brasil para ver el Mundial de Fútbol antes de que se subieran al avión. También han analizado una gran cantidad datos sobre los mejores lugares de Estados Unidos para elaborar un artículo para Wall Street Journal.

Aunque la mayor parte de las personas se enteraron la semana pasada, ese estudio fue publicado en el mes de marzo en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias y surgió a raíz de una pregunta que se hicieron los responsables de Facebook: ¿Cómo puede influir el contenido de un feed de noticias en la forma de pensar, sentir y expresarse? Es una buena pregunta y digna de estudio. Y Facebook, que dispone de más datos personal en sus servidores que cualquier otra organización del mundo, era el lugar perfecto de investigación.

Facebook tiene un servicio de noticias que es muy popular entre muchos usuarios. Los investigadores dieron noticias con connotaciones positivas o negativas. Si alguna noticia tenía un tono positivo, entonces se eliminaba para un grupo de usuarios. Lo mismo hicieron con las noticias con tono negativo para el resto de usuarios. Lo hicieron durante una semana y registraron las respuestas de los usuarios, viendo que el contenido positivo de la noticia llevaba a comentarios positivos y viceversa.

En ningún momentos los usuarios supieron nada sobre todo esto.

¿Es ilegal? Lo dudo, porque los infames Términos del servicio de Facebook le permiten recoger y utilizar los datos personales a su antojo. Posee nuestros datos cuando se publican en una página de Facebook y puede hacer con ellos lo que quiera.

¿Es ético? Más bien algo obsceno. Elige las noticias que quiere que la gente lea para luego recoger sus respuestas, y eso sin su consentimiento. Es un trato propio de conejillos de indias. Es decir, la empresa puede manipular los contenidos, de los que mucha gente depende para informarse en el día a día.

También llama la atención cómo Facebook trata esta controversia. Según Adam Kramer ( uno de los científicos de Facebook que han participado en el estudio) “el impacto real sobre las personas durante el experimento fue el mínimo para detectar estadísticamente sus reacciones”. La declaración oficial de la empresa decía que había utilizado “protecciones adecuadas para informar a las personas”.

Hipócrita es una manera suave de decirlo. El impacto real es que una Empresa Online, que tiene establecidas amplias relaciones con muchos Gobiernos, se ha comprobado cómo puede manipular a la gente. Lo que deberíamos preguntarnos no es cuántas personas participaron en el estudio, sino ¿por qué la empresa hizo eso?

No hay una forma fácil de explicarlo. Al parecer eso de las protecciones adecuadas no protegen a los usuarios de Facebook. No importa lo bien que lo presente Facebook para que sea más fácil de tragar, sigue siendo veneno. Recogieron información sobre los sentimientos y los pensamientos de la gente, y la forma de controlarlos. Lo hicieron porque ningún derecho de las personas podía disuadirlos.

Han hecho algo parecido a lo que hicieron los nazis. El libro 1984 dio lugar a la palabra orwelliano para describir la visión de pesadilla de su autor, algo que en lo que se ha convertido la realidad de nuestro mundo. La manipulación mental de un Estado policial, una vigilancia que extiende a sus ciudadanos, envía a la cárcel a los que lo denuncian y mantiene un departamento de desinformación bien financiado ( lo que llaman la Oficina de Prensa) para encubrir sus crímenes y desviar la atención de las personas ¿Les suena familiar?

No importa lo popular que es, y lo bien que suena la historia del fundador de Facebook. Facebook es un monstruo: parte de una máquina monstruosa que les sirve para asegurarse de que quedemos ciegos ante la opresión que nos infligen a cada momento.

Alfredo López escribe para ¡Esto no puede estar pasando! donde apareció este artículo por primera vez.

Procedencia del artículo: http://dissidentvoice.org/2014/07/facebook-experiments-with-manipulating-your-mind/#more-54837

Artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2014/04/20/facebook-pornografia-emocional/

 

George Mascolo habla sobre Edward Snowden y la vigilancia por parte de los Estados

Por Richard Gutjahr, 5 de enero de 2014

Journalist

edward_snowden___hope_by_richnfamous-d69apwx

En caso de duda, estamos fuera de la ley”

George Mascolo conoce el funcionamiento interno de las Agencias de Inteligencia, tanto como cualquier otro periodista alemán. Hace unas semanas el ex editor en jefe de Der Spiegel entrevistó al analista Edward Snowden en Moscú. En la entrevista con el periodista, George Mascolo habla sobre sobre las consecuencias políticas y periodísticas del control de las comunicaciones y qué información todavía no ha sido desvelada.

Periodista (P): ¿Mete su teléfono en la nevera por la noche?

Georg Mascolo (GM): No

P: ¿Es qué no le preocupa que le controlen?

GM: Me temo que los periodistas poco podemos hacer en contra de un Servicio de Inteligencia profesional. Siempre tengo mucho cuidado con lo que digo en los correos electrónicos. Tampoco hablo de ciertas cuestiones por teléfono. Pero no escondo los teléfonos ni en la nevera ni en la caja de galletas.

P. ¿No cifra sus correos?

GM: Depende

P: El recientemente fallecido encargado de la Oficina de Protección de Datos del Gobierno Federal, Peter Schaar, dijo en una entrevista que teníamos que sentirnos vigilados ¿Comparte usted esta afirmación?

GM: Sí. Antes sólo suponíamos que nos vigilaban. Gracias a lo revelado por Edward Snowden, ahora estamos seguros de que así es. Sin embargo, hay que considerar lo siguiente: estamos vigilados como periodistas por las autoridades alemanas en Alemania. Disfrutaremos de muy buena protección, pero para los servicios extranjeros de inteligencia, estamos fuera de la ley, sin duda.

P: Ha conocido a Edward Snowden en Moscú y habló con él durante casi tres horas. Son cosas de las que no sabemos nada. ¿Qué le dijo?

GM: Él ha insistido en que lo dicho allí se trate como algo confidencial, por lo que también lo tendré en cuenta en esta conversación. De lo que le puedo hablar es de mi impresión sobre Edward Snowden. Es un hombre de 30 años de edad que ha decidido correr un enorme riesgo al compartir con nosotros una información tan importante. Se ha comportado de una forma nada usual. Una actitud que los denunciantes no suelen tomar.

P.: Ha actuado al margen

GM: Y lo ha hecho sabiendo desde el principio lo que iba a pasar. Su vida ha cambiado por completo, se ha convertido en algo vertiginoso, ya que si vuelve a Estados Unidos sabe que lo único que le espera es una larga condena en una prisión de máxima seguridad. Al preguntarle si lo volvería a hacer otra vez, me contestó : “Sí, lo volvería a hacer, porque me siento orgulloso de lo que he logrado hasta ahora…” Esa es una actitud que merece respeto.

P: ¿Podría la información que usted no desea compartir ayudar al Gobierno alemán a conocer el verdadero alcance de la vigilancia, y lo más importante, demostrar que se hizo?

GM: Ayudaría al Gobierno y al resto de mundo a comprender lo que pasó. Los expertos y periodistas no tienen ninguna duda de las operaciones de vigilancia de la NSA, y de los Cinco Ojos, y muchas otras agencias de inteligencia han realizado labores de control electrónico. Sin embargo, hay una notable diferencia entre no sospechar nada o probar que se está haciendo. Edward Snowden ha dicho en muchos sitios que existe un alto nivel de supervisión e incluso aquellos que han estado trabajando en esas labores se han sorprendido. La Industria de Internet ha prometido unos estándares de encriptación seguros, pero no existen. Ese código es entregado a la NSA bajo amenazas legales, o si no se rompe o es sustraído. Lo mismo digo para otras Agencias de Inteligencia. Estoy esperando con impaciencia a denunciantes también en Francia, en Gran Bretaña, en Rusia y en China.

P: Dicen que esas operaciones se conocían

GM: Hay una cooperación muy estrecha entre la Industria de las telecomunicaciones y los Servicios de Inteligencia. En Estados Unidos, esto es cierto desde hace décadas, ya con las compañías de telégrafos se registraban todos los telegramas que habían sido enviados durante el día, y recogido en papel. Más tarde, se hizo en disquetes. Y hoy es probable que se tenga acceso directo a las líneas por donde se realiza el tráfico de datos. Ahora tenemos que sospechar que los Servicios de Inteligencia den un paso más allá en esa estrecha colaboración con la Industria de las Comunicaciones. También entran en aquellas áreas a las que tienen restringido por ley el acceso y las cuales la Industria no ha puesto a su disposición.

P: ¿Este hambre de datos por parte de Estados Unidos va a seguir siendo insaciable? ¿Cómo se le puede poner coto?

GM: El único ciudadano alemán que tiene hoy en día la garantía de Estados Unidos de que no está siendo espiado es la canciller alemana. Ha sido prometido en persona por el Presidente de Estados Unidos. Pero 80 millones alemanes siguen esperando la misma garantía. Con el apoyo del Gobierno alemán, se han hecho propuestas para que Deutsche Telecom y 1&1 tengan rutas de telecomunicaciones sólo dentro de Alemania, o al menos en el Espacio Schengen. No soy partidario de esta idea, pues supondría una balcanización de Internet, lo cual no puede ser bien visto. Ahora bien, si se hace con la idea de presionar a la Industria de las telecomunicaciones de Estados Unidos y a la Casa Blanca, entonces tiene su razón de ser.

P: ¿Puede la Casa Blanca presionar a Europa?

GM: Edward Snowden nos ha hecho entender algo muy importante, que Internet es el mejor regalo de nuestra generación. Pero ha sido construido por unas razones muy específicas, de modo que la casi totalidad del tráfico de Internet de todo el mundo pasa a través de servidores que se encuentran en los Estados Unidos. Adquiere de ese modo una posición de dominio. Por otro lado, permite que las Agencias de Inteligencia estadounidenses lo controlen. Ahora que sabemos esto, deberíamos preguntarnos como ciudadanos, como periodistas, o como dueños de una empresa: ¿Estamos dispuestos a enviar todos los datos a través de los servidores estadounidenses, sin un mínimo de protección, con la falsa promesa de que los datos y las comunicaciones son seguras? Esta es la gran batalla en la que estamos metidos actualmente. La Industria de Internet ha comprendido que la mayor amenaza para su negocio es la NSA. Por esta razón es por la que protestaron de forma tan airada ante Obama.

P: Usted ha pasado los últimos meses como profesor invitado en la Universidad de Harvard. ¿Qué dicen los estadounidenses de las revelaciones de Snowden?

GM: En Alemania la gente cree que los estadounidenses están al margen de estas cuestiones, creen que no ha habido una reacción, pero esa no es mi impresión. Muchos estadounidenses se han sentido indignados ante ese control de las comunicaciones, que también afecta a los ciudadanos de ese país. Ya George Bush lo inició bajo una orden Presidencial tras los sucesos del 11 de septiembre de 2001. The New York Times se enteró de esto y quiso publicarlo, pero la Casa Blanca amenazó: si lo publica vería las consecuencias. Un año más tarde todavía no se había publicado. Hoy en día, el Congreso debate sobre las recogidas de los metadatos, es decir, el almacenamiento de grandes cantidades de información sobre los ciudadanos estadounidenses. Una Comisión gubernamental designada por Obama ha solicitado cambios importantes: no se debe permitir que la NSA recoja y guarde datos.

P. Es un debate sobre el control que se realiza de sus propios ciudadanos, ¿pero qué pasa con el resto?

GM: Edward Snowden también nos ha abierto los ojos en otro punto crítico. Tradicionalmente las telecomunicaciones sólo estaban protegidas por la ley dentro del propio país. Esto también ocurre en Alemania: todos los alemanes están protegidos por las leyes alemanas. Incluso un extranjero que se encuentre en Alemania también está protegido por esas mismas leyes. Algo similar ocurre en Estados Unidos. Vamos a considerar mi caso, algo hipotético: siempre que he trabajado en Estados Unidos mis comunicaciones estaban protegidas porque me encontraba en ese país… Hace falta una orden judicial para poder hacerlo. Pero en el momento en el que uso mi teléfono en Alemania no necesitan de una orden judicial, y pueden espiarme. Así funciona el sistema. Lo mismo ocurre en otros muchos Estados. Usted tiene derechos como ciudadano en su propio país, y aquellos que vienen del extranjero, tiene su cortafuegos.

P. ¿Y no hay ningún tipo de cuestionamiento?

GM: Los estadounidenses quieren asegurarse el dominio de la Industria de Internet. Eso puede causar un daño político en Alemania, en Brasil, en México. Surgen de este modo propuestas como la de Telekom, que pretender volver a nacionalizar las telecomunicaciones. También se preguntan si Estados Unidos con la vigilancia no ha ido demasiado lejos. Sólo un Tribunal Federal de Estados Unidos ha considerado que la recogida de datos de ciudadanos estadounidenses es posiblemente inconstitucional. A diferencia de los alemanes, que son muy sensibles a las sentencias del Tribunal Constitucional, cuando se trata de metadatos u otro tipo de control, los estadounidenses se han basado en sentencias de los tribunales que tenían más de 70 años de antigüedad. Creo que los estadounidenses llegarán a considerar la recolección de metadatos como si fuera el almacenamiento de los propios contenidos. De ser así, las posiciones jurídicas en Estados Unidos y en Europa estarían mucho más cerca.

P: Observemos a Alemania, donde cada vez hay mayor vigilancia. Palabras clave: inventario de datos, troyanos… ¿Cree usted que hemos hecho como periodistas nuestro trabajo informando a los lectores sobre los mecanismos que están en juego?

GM: Creo que sí, hemos cumplido con nuestra obligación. Por desgracia no siempre ha sido fácil en los tiempos de un Gobierno rojiverde. Otto Schily no siempre estuvo convencido de que los periodistas deben ser protegidos de la persecución por parte del Estado. Es algo que he discutido con él. Pero al final encontramos un importante aliado, el Tribunal Constitucional Federal.

P: Según la Federal Network Agency hubo en Alemania más de 36 millones de solicitudes, sin una orden judicial y sin sospecha concreta, ni existencia de delito, de datos del inventario : número de PIN y contraseñas, a menos que se encontrasen depositados estos datos en las empresas de telecomunicaciones. Sin embargo, usted es de la opinión de que hace falta retener una mayor cantidad de datos. ¿Por qué?

GM: La consulta de datos del inventario se lleva a cabo desde que se aprobó la nueva legislación. Dado que es necesaria precaución tendremos que asegurarnos de que no se abusa de esos datos. Sobre la retención de datos, sí, estoy de acuerdo, siempre y cuando se cumplan todos los requerimientos del Tribunal Constitucional. Tienen fama de ser muy duros, lo cual es bueno. Por encima de todo, el Tribunal Constitucional advierte que la consulta de los datos debe ser una excepción y ni siquiera en casos de cualquier tipo de delito. El hecho es que los datos deben mantenerse seguros, no en manos del Estado, como ocurría antes en Estados Unidos. El hecho es que los datos sólo puedan almacenarse durante un corto período de tiempo, un período inferior a los seis meses. Si esto se consigue con la nueva ley, entonces la voy a apoyar, pero sólo en este caso. El problema de las leyes en materia de seguridad es que se recogen medidas que no suelen tener sentido. Primero se habla de terrorismo, pero luego se atenta contra los derechos civiles y en otras muchas áreas. Y también me gustaría que por una vez el Estado no lleve a cabo una ley ineficaz e irrazonable.

P: Si observamos lo ocurrido en el Reino Unido con el editor jefe de The Guardian, Alan Rusbridger, que preparó conjuntamente algunos documentos aparecidos en Wikileaks, que fue convocado por el Parlamento y sometido a presión. ¿Qué piensa de este asunto?

GM: Es una gran persona y un destacado editor jefe. Eso le permite soporta tanta insolencia… Lo que está ocurriendo en el Reino Unido me parece preocupante. Sobre el asunto de Wikileaks, había preocupación en The Guardian sobre si el Gobierno británico podría intervenir debido a una falta de protección constitucional a la prensa británica. Esta fue una de las razones por las que The Guardian optó por cooperar con The New York Times. La actuación del Gobierno y del Parlamento británicos resulta indignante. Mis colegas de The Guardian se sienten de la misma forma. Queda por ver si se recurrirá a la fuerza o se iniciará por el contrario una investigación formal.

P: ¿Y cómo cree que se va a desarrollar?

GM: Eso lo sabremos en el transcurso de 2014. Creo que las advertencias de las autoridades británicas a The Guardian están fuera de lugar. Rusbridger ha hablado con más de un centenar de autoridades estadounidenses y británicas. Los periodistas de New York Times, del Washington Post y Der Spiegel, son muy responsables. Los periodistas de Der Spiegel Holger Stark y Marcel Rosenbach son excelentes. Antes publicar un artículo sobre la NSA o sobre el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico, se les ofrece la oportunidad de hacer observaciones o formular objeciones. A los periodistas se les presentaron objeciones sobre ciertos cosas que consideraban debían de permanecer en secreto. Yo sé que en ningún artículo aparecido en The Guardian se ha ido demasiado lejos. Más bien se trata de lo contrario. Se comportan, en lo que sé, de una forma responsable y cumpliendo el equilibrio entre la información y su propia responsabilidad como periodistas. Los secretos de Estado no deben ser los secretos de Estado del periodista. ¿En qué clase de mundo viviríamos si el Estado tuviese la decisión final sobre estos asuntos? Las prisiones secretas de la CIA eran secreto de Estado.

P: El informante de que se estaban cometiendo torturas mediante ahogamiento simulado ¿no está ahora en la cárcel?

GM: Mark Felt, agente del FBI, fue el que reveló todos los escándalos de la Administración Nixon. La cobertura que hizo Der Spiegel del asunto Flick no habría sido posible si no se hubiera tenido acceso a los expedientes de investigación de la Oficina del Fiscal. Hay una constante tensión por asuntos como éste, por el hecho de que el Estado considera qué es lo que los periodistas están autorizados a publicar. Nosotros que tenemos que decidir bajo nuestra responsabilidad y asumir las consecuencias de su publicación. Supongo que con el material entregado por Edward Snowden ocurra lo mismo y haya cosas que no se puedan publicar. Algo parecido a lo ocurrido con el caso Wikileaks. Muchas cosas se han publicado, otras se han retenido.

P: ¿Qué es lo que no se puede publicar?

GM: Un ejemplo sencillo: había en los documentos muchos nombres de los informantes de las fuerzas de la OTAN en Afganistán. De haber publicado su nombre, se les habría expuesto a peligro. En los cables diplomáticos se enumeraban las llamadas infraestructuras críticas de prácticamente todos los Estados. Las embajadas de Estados Unidos habían recogido estos datos: centros de Internet, suministros de aguas, etc. Estas listas no pueden caer en las manos equivocadas. No creo que sea una información de interés público. ¿Es algo realmente relevante? No publicamos algo solamente porque sea secreto, sino porque es relevante para la información pública.

P: Relevante o no, los informantes, los denunciantes, incluso periodistas, son enviados a la cárcel. ¿Esta política de disuasión estadounidense no termina en nosotros?

GM: Estamos en una situación en la que los Estados están tratando de intimidar a los periodistas y denunciantes. Esto ya lo vimos con la nueva ley de seguridad aprobada en Japón y en Turquía. Lo hemos visto a diferente nivel en China, donde los corresponsales extranjeros están siendo amenazados con retirarles el visado, después de que los periodistas locales fueran censurados al intentar informar de las relaciones entre la Industria y los cuadros del Partido. Lo hemos visto en el Reino Unido con las advertencias a The Guardian. Y también en Estados Unidos… Allí la situación es muy contradictoria: existe por un lado intimidación y por otro lado se dice que una cosa así no se va a volver a repetir. Si James Risen, el periodista del New York Times se niega a revelar sus fuentes, se puede ver expuesto a ir a la cárcel.

P: Un precio muy alto

GM: Es evidente la preocupación en muchos Estados… Hay un intento de criminalizar a los periodistas. Y también una persecución contra las fuentes de donde obtienen la información los periodistas. Esto también ocurre en Estados Unidos, donde curiosamente hay un Presidente, Barack Obama, que demostró comprensión hacia los denunciantes, por lo menos antes de ser Presidente. Estados Unidos tiene una de las leyes más progresistas para proteger a los denunciantes. Incluso se pueden obtener recompensas financieras por hacerlo. Otra de las áreas completamente excluidas son: la militar y los Servicios de inteligencia. Quien revela información sobre estas áreas será considera un traidor. Esto no es muy lógico, la verdad.

P: Se han convertido en enemigos no sólo los terroristas, sino también los periodistas y denunciantes, cuyo único delito es el sacar a la luz los entresijos del poder. ¿Cómo es posible esto?

GM: Para entender la dureza de las reacciones sólo encuentro una explicación: Estados Unidos se está encontrando con un tipo de denunciantes que antes no existían. En el pasado, el denunciante era una persona que te llamaba y te permitía acceder a la información. En en otros casos, era una persona que podía copiar una cierta cantidad de información. Los denunciantes de ahora pueden sacar a la luz todo el funcionamiento interno de un Gobierno y hacerlo público. Y eso está relacionado con la capacidad actual de almacenar gran cantidad de información. En la historia de la NSA, en lo que recuerdo, hubo una denunciante, Katharine Gun, una traductora de mandarín que trabajaba en los servicios de Inteligencia británicos, que se hizo con un sólo documento. El documento mostraba que la NSA debía controlar de forma específica a todos aquellos países del Consejo de Seguridad de la ONU que aún no habían decidido votar a favor de una intervención en la guerra de Irak. La Casa Blanca dispuso de información para saber los hilos que tenía que mover. Es un documento único. Edward Snowden nos ha dicho que ha tenido acceso a 1,7 millones de documentos. Bradley Mannig ( que ahora se llama Chelsea Manning) grabó en un CD miles de documentos, lo que hacía en sus turnos de noche. Vivimos en una época en que la información puede ser recogida en grandes cantidades. Se puede presentar un inventario completo de todos los documentos.

P: ¿La revelación de secretos no es lo mismo que una política de querer abarcarlo todo?

GM: Así es. Sin embargo, Edward Snowden, dice haber visto y comprobado cada uno de los documentos. ¿Es una información que debe ser publicada? Me parece que con tan gran cantidad de documentos es algo muy difícil. Pero como no conozco el material no soy quien para juzgarlo. Este tipo de filtraciones de información es lo que hace que los Gobiernos se pongan muy nerviosos.

P: Cuando miramos hacia atrás, vemos que se han roto muchos platos de porcelana. Lo que queda es una desconfianza de la gente contra el Estado, también contra muchos medios de comunicación, las empresas de Internet y de Telecomunicaciones. ¿Cómo puede recuperar la sociedad la confianza que ha perdido y cuál es el papel de los periodistas?

GM: No se trata de un juego. Nuestra tarea es la publicar todo el material cedido por Snowden que sea de interés. Y recordar a los que han dicho que esto no va a volver a repetirse.

P: ¿Cuál será la función del periodista en los cambios y procesos críticos que se están produciendo?

GM: Tuve la fortuna de pasar el otoño en el Centro Woodrow Wlson y luego fui a Harvard. Mi tema principal era el del tratado Transatlántico, pero el asunto de la NSA era el tema candente. Tuve acceso a ciertas áreas que de otra forma no habría tenido. Fue un gran privilegio. Pero es hora de que vuelva a ejercer la que es mi profesión.

P: Así que como no guarda su teléfono en la nevera, ¿cree que valdría la pena llamar a la NSA y preguntar por lo que está haciendo el señor Mascolo?

GM: Sí, con eso seria suficiente.

Sobre el autor:

Richard Gutjahr es un periodista independiente y blogger. Aparece en la Televisión de Baviera y tiene una columna en el Diario de Múnich.

Procedencia:

http://www.journalist.de/ratgeber/handwerk-beruf/menschen-und-meinungen/ex-spiegel-chefredakteur-georg-mascolo-ueber-snowden-die-nsa-und-die-rolle-der-journalisten.html

Jirafa egoísta, un regalo de la NSA destinado a los usuarios de TOR

Noticias de abajo, 2 de enero de 2012

En una anterior entrada se explicaba el funcionamiento de una de las herramientas disponibles en Internet para facilitar las comunicaciones anónimas: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/01/06/tor-el-desvio-una-tecnologia-que-parecia-desechada-por-los-gobiernos/

El funcionamiento de la red Tor

En general, la criptografía por sí sola no es suficiente para garantizar el anonimato de los usuarios, ya que siempre es posible identificar el origen y el destino de los paquetes en Internet. Con base en el mecanismo de enrutamiento Onion (literalmente, enrutamiento cebolla), la red Tor se ha construido para evitar que nadie sepa el origen y destino de los paquetes.

El principio de enrutamiento Onion es un mecanismo por el cual se codifica la información varias veces con diferentes claves de cifrado, y luego los paquetes son enviados a múltiples nodos de la red. Los datos están protegidos por varias capas de cifrado, que son eliminadas de forma sucesiva en cada nodo, hasta llegar a su destino final, en el que podrá leerse el mensaje de nuevo.

Para garantizar la comunicación anónima, los datos transferidos a través de la red Tor tienen que pasar por lo menos por tres routers diferentes. El origen de las comunicaciones se conoce como routers de entrada y el destino de las comunicaciones se conoce cono routers de salida. Los demás nodos de la red son routers intermedios que no conocen el origen y destino de los paquetes que transfieren.

Los routers de entrada son los nodos a los que se conecta el usuario para acceder a la red Tor. Desde la dirección IP de los usuarios, por necesidad visible, y punto débil de la red, los usuarios deben asegurarse de que no se conectan con malas intenciones. Tor ha introducido una serie de directorios oficiales para proporcionar a los usuarios una lista de nodos de Tor que certifiquen que el usuario puede confiar en ellos. Cuando un usuario desea comunicar o recibir información de forma anónima, el software de Tor construye un camino al azar con tres nodos diferentes que se encargará de transferir los paquetes desde la dirección de origen hasta su destino final, que sólo es conocido por los routers de salida”.

Pues bien, ahora sabemos que la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) estadounidense dispone de un programa, cuyo nombre clave es EgotisticalGiraffe, para interceptar las comunicaciones realizadas mediante la herramienta TOR ( The Onion Router). Las siguientes diapositivas explican el funcionamiento de los programas de control de la NSA, aprovechando distintas vulnerabilidades del software instalado en sus ordenadores.

Diapositiva 1.- Pelando las sucesivas capas de TOR con EgotisticalGiraffe

egotistical_giraffe1Diapositiva 2.- Clasificación del Informe

egotistical_giraffe2Diapositiva 3.- Descripción general:

  • ¿Qué es TOR?

  • El problema de TOR

  • Cabra egoísta

  • Jirafa egoísta

  • Desarrollo futuro

egotistical_giraffe3Diapositiva 4.-

  • The Onion Router (TOR)

  • Habilita el anonimato en Internet

  • Privacidad general

  • Imposibilidad de reconocimiento

  • Eludir las políticas restrictivas de Internet en algunos países

  • Miles de usuarios

  • Disidentes (Irán, China, etc)

  • Terroristas

  • También otros objetivos

egotistical_giraffe4Diapositiva 5 y 6.- ¿Qué es TOR?

  • El cliente a través de la red TOR instalada: entrada, retransmisión, salida, sitio de Internet

egotistical_giraffe5egotistical_giraffe6Diapositiva 7.- ¿Qués es TOR?

  • El paquete TOR instalado en el navegador

  • Disponible en Firefox 10 ESR (tbb-firefox.exe)

  • Vidalia

  • Polipo

  • TorButton

  • TOR

  • Para torpes

egotistical_giraffe7Diapositiva 8: El problema de TOR

  • Identificación digital de TOR

  • Aprovechar las vulnerabilidades de TOR

  • Retrollamada (callback) a TOR (Es una linea de código en un programa en la que se llama a un subprograma para que corra y, generalmente, obtener algo de él).

egotistical_giraffe8Diapositiva 9: Identificación digital de TOR

Windows XP, Firefox 10.0.5 ESR; Ubuntu 11.10, Firefox 10.0.7 ESR; Mac OS X 64-bit, Firefox 10.0.4 ESR; Windows 7 64-bit, Firefox 10.0.10 ESR.

  • Windows 7 32-bit

  • Firefox/10.0

egotistical_giraffe10Diapositiva 10: Identificación digital de TOR

  • Elaboración en el momento del lanzamiento de Firefox. de una identificación numérica en la que aparezcan la fecha y la hora

egotistical_giraffe11Diapositiva 11: Identificación digital de TOR

  • TorButton cuida de que los usuarios de TOR no se distingan de otros usuarios de TOR

  • Sólo se preocupa los usuarios de TOR frente a los que no usan TOR

  • Gracias a TorButton es fácil.

egotistical_giraffe12Diapositiva 12: El problema de TOR

egotistical_giraffe13Diapositiva 13: Aprovechar las vulnerabilidades de TOR

  • tbb-firefox en los barebones (ordenadores semiensamblados):

  • Flash es inadmisible

  • Instalada la extensión NoScript… pero no está activada por defecto

  • TOR recomienda de forma explícita que no se usen otros complementos o extensiones salvo TorButton y NoScript

  • Se necesita un Firefox nativo para aprovechar sus vulnerabilidades

egotistical_giraffe14Diapositiva 14: Aprovechar las vulnerabilidades de TOR

  • ERRONEOUSINGENUITY

  • Comúnmente conocido como ERIN

  • Primer Firefox nativo en mucho tiempo del que pueden aprovechar vulnerabilidades

  • Trabaja bien sólo entre 13.0 a 16.0.2

  • EGOTISTICALGOAT

  • Comúnmente conocido como EGGO

  • Configurado para 11.0 a 16.0.2… pero la vulnerabilidad también existe en 10.0

egotistical_giraffe15Diapositiva 15: EGOTISTICALGOAT

  • “Type confusion”, una vulnerabilidad en E4X (una extensión del lenguaje de programación que añade la implementación de XML nativo a JavaScript )

  • Activar el acceso de escritura/lectura arbitraria en los procesos de la memoria

  • Ejecución remota de código a través del módulo Ctypes.

egotistical_giraffe16Diapositiva 16: Aprovechar las vulnerabilidades de TOR

  • No se puede distinguir el Sistema Operativo hasta que está en el ordenador

– Eso está bien

  • No se puede distinguir la versión de Firefox hasta que está en el ordenador

  • Eso también está bien

  • No se puede distinguir un Sistema Operativo de 64-bit de otro de 32-bit hasta que no está en el ordenador

  • Aquí dejo que usted lo considere

egotistical_giraffe17Diapositiva 17: El problema de TOR

egotistical_giraffe18

Diapositiva 18: Retrollamadas (callbacks) a TOR

  • Se han realizado pruebas en Firefox 10 ESR

  • Pruebas en tbb-firefox no se han hecho

  • ejecución lograda

  • No se recibe FINKDIFFERENT

  • Derrotado por Prefilter Hash

  • Solicita EGGI: Hash ( tor_exit_ip || session_id )

  • Solicita FIDI: Hash ( target_ip || session_id )

egotistical_giraffe19Diapositiva 19: Retrollamada a TOR

  • Resolución fácil

  • Desactivar Prefilter hashing

  • FUNNELOUT

  • En lo que concierne a OPSEC

  • Preparación del ataque

  • PSPs

  • actores adversarios

  • ¿Ha merecido la pena?

egotistical_giraffe20Diapositiva 20: El problema de TOR

egotistical_giraffe21

Procedencia de las diapositivas: http://www.slideshare.net/jonbonachon/peeling-back-the-layers-of-tor-with-egotisticalgiraffe

La NSA, microcódigos y puertas traseras

por Steve Blank, 15 de julio de 2013

steveblank.com

prism1

En los tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.

George Orwell

En las oficinas del Presidente de Rusia, Putin, han dejado de usar ordenadores y en su lugar emplean máquinas de escribir.

¿Qué saben ellos que nosotros no sepamos?

Quizás es que esté Intel, quiero decir la NSA dentro.

Para aquellos de ustedes que no estén al tanto, decirles que el programa PRISM de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) ha estado en el candelero. Este programa da acceso a todos los datos de los servidores de Microsoft, Google, Facebook, etc, extrayendo de ellos audio, videoconferencias, fotografías, correos electrónicos, documentos, etc.

PRISM es sólo una parte del gigantesco programa de vigilancia de la NSA, que rastrea cualquier camino posible que uno pudiera utilizar para comunicarse, ya fluyan por fibra óptica o Internet, almacenando las compras realizadas con la tarjeta de crédito, sus llamadas telefónicas y su posición (cortesía de su elegante teléfono).

Pero todo esto salió a la luz cuando el analista Edward Snowden empezó a largar.

Considerando mi trabajo sobre la Historia Secreta de Silicon Valley, me entrevistaron en la Radio Pública (NPR) sobre las revelaciones de que la NSA tenía la posibilidad de triplicar la cantidad de llamadas de Skype recogidas a través de PRISM. Como la mayor parte de los estadounidenses, dije: “No recuerdo que la Cuarta Enmienda de nuestra Constitución haya sido derogada”.

Mientras que el entrevistador se centraba en la revelaciones sobre Skype, yo consideraba otro interesante descubrimiento, “que la Agencia de Seguridad Nacional ya tenía acceso a la etapa de precodificación del correo electrónico de Outlook”. ¿Qué me dice?¿Pueden ver el contenido del correo incluso antes de que sea codificado? Esto supone la derrota de cualquier método de codificación. ¿Cómo pueden hacer esto?

Descubriendo las claves de codificación

Mientras que la mayor partes de los observadores creen que la NSA es capaz de descodificar los mensajes, como se ha sabido por las revelaciones del programa PRISM, su misión consiste en leer todas las comunicaciones. La descodificación sería el último recurso.

La NSA tiene una larga historia en desarrollar diferentes formas para leer los mensajes tanto antes como después de haber sido codificados. Bien mediante la colocación de keyloggers en el teclado (registradores de las pulsaciones del teclado) o detectando las imágenes de los caracteres en una pantalla.

Hoy en día, todo ordenador de sobremesa o portátil tiene otro camino para que la NSA se meta dentro.

Intel Inside

Es inevitable que los complejos microprocesadores tengan errores de programación. Cuando se fabricaron los primeros microprocesadores, lo único que cabía esperar es que el error de programación no afectase demasiado al ordenador. El único camino del fabricante era revisar el microprocesador y, en base a los errores detectados, sacar al mercado una nueva versión. Pero los fabricantes y los usuarios todavía discutían en el caso de encontrarse con un microprocesador ya antiguo. Un error matemático de programación particularmente embarazoso en 1994 le costó a Intel 475 millones de dólares, y a partir de entonces la compañía decidió resolver el problema permitiendo que los microprocesadores cargaran una configuración automáticamente cuando el ordenador arrancaba.

Desde 1996 con el Intel P6 (Pentium Pro) y los chips P7 de hoy en día (Core i7), estos procesadores contienen instrucciones que son programables, lo que se llama el microcódigo. Intel puede resolver los errores de programación con un nuevo microcódigo, un parche. Este parche, una actualización del microcódigo, se puede cargar en un microprocesador utilizando las instrucciones de la CPU que han sido reservadas para este fin. Estas actualizaciones no son permanentes, lo que significa que cada vez que enciende su ordenador, el microprocesador carga el microcódigo incorporado, y la actualización se tiene que realizar otra vez ( a través de la BIO del ordenador).

Desde el año 2000, Intel ha publicado 29 actualizaciones del microcódigo de sus procesadores. El microcódigo es distribuido por: 1) Intel; 2) por Microsoft, integrado en la BIOS; 3) como parte de una actualización de Windows. Lamentablemente, el formato de actualización del microcódigo no está documentado y está codificado. Esto permite a Intel que los otros proveedores del microcódigo no realicen cambios no autorizados. Pero también significa que nadie puede mirar dentro para descifrar el microcódigo, lo que hace imposible saber si contiene puertas traseras.

El perro que nunca ladró

La NSA ha sido muy cuidadosa en disponer sus dispositivos de control de las comunicaciones. Si todavía no ha aparecido el nombre de una compañía en la red de vigilancia, esa es Intel. Quizás sean los únicos tipos buenos de este lío orwelliano.

O quizás la NSA, que trabaje con Intel y/o Microsoft, ha puesto a sabiendas unas puertas traseras en las actualizaciones del microcódigo. Una puerta trasera es un modo de tener el control remoto e ilegal del ordenador, actuando por fuera de los controles de seguridad normales que posee un ordenador. Alguien que tratase de instalar un software malicioso en un ordenador lo haría por medio de un rootkit (software que trata de ocultar el código malicioso). Un rootkit trata de esconderse y también su código, pero los sitios que disponen de mayores niveles de seguridad pueden descubrir un rootkit por medio de instrumentos que examinan el código y descubren los cambios.

Pero ¿y si pudiera usar la configuración y el estado del hardware del microprocesador a fin de ocultarse? Sería invisible para todas las técnicas de rastreo de rootkit. ¿O si pudiera generar un número arbitrario el microprocesador (la base de codificación), no tan arbitrario para una máquina en particular? ( El golpe más grande de la NSA fue el de insertar puertas traseras a los equipos de criptografía)

Más bien que arriesgarse modificando las actualizaciones de todo el mundo, mi apuesta es que la NSA ha realizado cambios en las actualizaciones del microcódigo, lo que da a la NSA la capacidad de apuntar selectivamente a ordenadores específicos ( Su sistema operativo asegura las actualizaciones comprobando los paquetes de actualización mediante la comprobación de una clave). La NSA puede entonces enviar por medio de las puertas traseras las actualizaciones de seguridad de Windows. (Resulta irónico, pero es posible).

Esto significa que no necesita puertas traseras preparadas en el hadware, no necesita comprar un procesador Intel, ni necesita rootkits, se puede apuntar a sistemas específicos sin afectar a la libertad de la persona.

Un juego de dos

Hace unos meses este tipo de discusiones habrían sido pura teoría, una paranoia. Pero las revelaciones del programa PRISM demuestran por otra parte que la NSA necesita tener la capacidad de capturar todas las comunicaciones de todas las formas posibles. Por lo tanto, la intrusión en un ordenador y el debilitamiento de su codificación o tener acceso al texto de las comunicaciones cifradas parece probable. Considerando lo sofisticado de sus técnicas de su red de vigilancia, la sorpresa sería que no hubiesen puesto puertas traseras en el microcódigo.

La desventaja es que: 1) las puertas traseras pueden ser robadas por otros con intenciones aún peores. Si la NSA tiene puertas traseras en el microcódigo, ¿quién más las puede usar?; 2) ¿ Qué otras piezas de nuestra infraestructura (gestores de tráfico, satélites, smartphones, equipos militares, etc) usan procesadores con un microcódigo actualizable?

Y esta puede ser la razón por la cual el Presidente ruso utilice ahora la máquina de escribir en lugar de un ordenador personal.

Actualización:

Me dirigí a Intel y les pregunté:

– ¿Ha recibido Intel alguna carta de la Agencia de Seguridad Nacional?

– De haber recibido tal carta, ¿qué respondieron?

– ¿Se ha puesto en contacto con Intel alguna persona del Gobierno en relación a la actualización del microcódigo o claves?

– ¿Alguien ajeno a Intel tiene conocimiento del formato de actualización del microcódigo o de las claves?

La respuesta de Intel llegó de mano de su Director de Asuntos Corporativos y Legales:

Primero, no tengo ni idea si alguna vez hemos recibido alguna carta de la Agencia se Seguridad Nacional y no queremos emplear ni un segundo en averiguarlo. No es algo de lo que hablaríamos, en cualquier caso, sin tener en cuenta el asunto de su blog.

En segundo lugar, las preguntas relacionadas con el microcódigo y la parte especulativa de su blog relacionado con nuestra codificación del microcódigo y la clave, parece centrarse en una pregunta: ¿Tenemos puertas traseras disponibles a través del proceso de actualización del microcódigo? La respuesta es NO. Sólo Intel dispone de esa información”.

Fuente: http://steveblank.com/2013/07/15/your-computer-may-already-be-hacked-nsa-inside/

Entrevista a Edward Snowden

Por Jacob Appelbaum/Laura Poitras, 7 de julio de 2013

Der Spiegel Magazine

Edward_Snowden

Poco antes de que Edward Snowden se hiciese famoso, respondió a una serie de preguntas realizadas, entre otros, por Jacob Appelbaum, un desarrollador de software de encriptación y seguridad. Appelbaum trabaja con grupos internacionales de derechos humanos y con periodistas, enseñándoles el uso de Internet de una forma anónima y segura.

Jacob Appelbaum empezó a ser conocido a raíz de representar al fundador de Wikileaks, Julian Assange, en una conferencia de hackers en Nueva York. Junto con Assange y otros ha publicado recientemente una grabación de entrevistas, “Cypher Punks: nuestra libertad y el futuro de Internet”.

En el curso de las investigaciones sobre las revelaciones hechas por Wikileaks, Appelbaum fue objeto de atención por parte de las autoridades estadounidenses, que exigen a empresas como Twiter y Google la entrega de los datos de sus cuentas. Describe su actitud hacia Wikileaks como ambivalente, y describe cómo fue posible la realización de esta entrevista:

A mediados de mayo me puse en contacto con la documentalista Laura Poitras. Me dijo que estaba en contacto con una fuente anónima de la NSA, y que había accedido a ser entrevistada.

También me pidió que contribuyera con algunas preguntas. Esta fue, entre otras razones, para saber con certeza si estaba en contacto con un denunciante de la NSA. Enviamos nuestras preguntas por correo electrónico cifrado. Yo no sabía que el interlocutor era Edward Snowden hasta que se público durante su estancia en Hong Kong. Él no sabía quién era yo. Yo esperaba a una persona de unos 60 años.

Lo que aparece a continuación es una parte de la extensa entrevista, muchos de cuyos asuntos trataron de cuestiones técnicas. Algunas de las preguntas aparecen en un orden diferente, con el objeto de entender el contexto.

La entrevista se centró casi exclusivamente en las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Es importante saber que lo aquí se pregunta no tiene relación con los acontecimientos que ocurrieron con posterioridad. Habló con total libertad, ya que en ese momento Snowden se encontraba en Hawai.

Con posterioridad me puse en contacto de nuevo con Snowden, momento en el que le revelé mi identidad. Me dijo que tenía su consentimiento para publicar sus declaraciones.

……..

Pregunta: ¿Cuál es la misión de la Agencia de Seguridad Nacional, y cómo hace compatible su trabajo con el ordenamiento legal?

Snowden: La misión de la NSA es estar al tanto de lo que sucede fuera de los Estados Unidos. Es una tarea de considerable envergadura, y la gente que trabaja allí está convencida que de no saber lo que pasa en el mundo les crearía una crisis existencial. Por lo tanto, en algunos momentos uno no se ajusta del todo a las leyes, y de repente se hace vital su incumplimiento.

Pregunta: ¿Las autoridades alemanas o los políticos participan en este sistema de control?

Snowden: Sí, por supuesto. La NSA está en contacto con los alemanes, así como con la mayoría de los países occidentales. Nosotros les advertimos cuando queremos detener a alguien usando uno de sus aeropuertos, y luego lo traemos a nuestro país. Podemos obtener la información por el control de las comunicaciones de los teléfonos móviles, aunque se esté realizando en otro país que no tenga nada que ver con el caso. Las autoridades de esos países no nos preguntan cómo conseguimos la información, y nosotros tampoco les pedimos nada más. De esta manera se puede proteger a las autoridades políticas contra cualquier reacción violenta si saliera a la luz que se ha violado el derecho a la privacidad de una determinada persona.

Pregunta: Ahora que los detalles de este Sistema han sido revelados, ¿serán los Tribunales los que deben actuar?

Snowden: ¿Los Tribunales de los Estados Unidos? No habla en serio, ¿verdad? Cuando se investigó el último escándalo de escuchas telefónicas, sin orden judicial, debiera de haberse dictado unas penas muy severas. Sin embargo, nuestros máximos representantes lo que hicieron simplemente fue abandonar la investigación…. Las leyes son para personas como usted o como yo, pero no para ellos.

Pregunta: ¿Coopera la NSA con otros Estados, por ejemplo Israel?

Snowden: Sí, siempre. La NSA tiene un apartado, la FAD, la Dirección de Asuntos Exteriores.

Pregunta: ¿La NSA ha ayudado a diseñar el programa Stuxnet (programa utilizado contra las instalaciones nucleares iraníes)?

Snowden: La NSA e Israel trabajaron juntos en el diseño del programa Stuxnet.

Pregunta: ¿Cuáles son los principales programas de vigilancia que se utilizan en la actualidad, y cómo ayudan a la NSA sus socios internacionales?

Snowden: Se denominan los socios de los “Cinco Ojos” (donde se esconden los servicios secretos estadounidenses, británicos, australianos, neozelandeses y canadienses), que incluso van un poco más allá de lo que hace la NSA. Tenemos el programa TEMPORA de los Servicios de la Inteligencia Británica , GCHQ. TEMPORA realiza un primer acercamiento guardando toda la información. Allí van a parar todos los datos, sin importar de qué se trate y qué derechos hayan sido violados. Este almacenamiento permite un control posterior; no se escapa ni un solo bits. Por el momento, el Programa puede soportar tres días de tráfico, pero no tardando mucho su funcionamiento mejorará. Tres días puede no parecer mucho, pero no se trata sólo de los metadatos de la conexión. Sacar el máximo partido significa que el sistema lo guarda todo. Si se envía un paquete de datos y pasa a través del Reino Unidos, entonces lo interceptamos. Si se descarga cualquier cosa y el servidor se encuentra en el Reino Unido, entonces también lo sabemos. Si los datos de su hija se transmiten a través de un centro de atención telefónica de Londres, pues también… Creo que lo han entendido.

Pregunta: ¿Puede alguien escapar al control de este Sistema?

Snowden: Bueno, lo primero es no enviar información a través de las líneas británicas ni de los servidores británicos. Incluso si enviase un retrato de la Reina, también sería registrado.

Pregunta: ¿La NSA y sus socios utilizan algún método que les permita interceptar llamadas telefónicas, textos y datos?

Snowden: Sí, pero todo depende de la capacidad de que se disponga: si la comunicación tiene un amplio ancho de banda, pero el sistema de recogida de datos es estrecho, entonces hay que realizar una selección. Pero todo esto no es más que un problema que se plantea en la recogida de datos en el exterior, no dentro del país, lo que hace que la recogida de datos dentro sea tan temida. La NSA no tiene ningún tipo de limitaciones, ni en términos de potencia de computación, ni en espacio, ni en capacidad para refrigerar los equipos.

Pregunta: La NSA está construyendo un nuevo centro de datos en Utah. ¿Cuál es su finalidad?

Snowden: Son las nuevas instalaciones para el almacenamiento de la información en grandes cantidades.

Pregunta: ¿Por cuánto tiempo se puede almacenar la información?

Snowden: La información que se recoge de un texto completo tiene poca utilidad al cabo de unos días, sobre todo por su cantidad tan enorme, a menos que un analista señale un objetivo o una comunicación en particular. En ese caso, se guarda esa comunicación para siempre… Los metadatos, sin embargo, envejecen menos. La NSA quiere que esos metadatos sean almacenados para siempre. A menudo, los metadatos son más valiosos que el contenido de la comunicación, ya que en la mayoría de los casos se puede recuperar el contenido, si existen esos metadatos. Y si no, se siguen todas las comunicaciones futuras que se ajusten a esos metadatos y sean de interés, de modo que en adelante se grabarán en su totalidad. Los metadatos te van marcando cual es la corriente general.

Pregunta: ¿Qué empresas privadas ayudan a la NSA?

Snowden: Sí que las hay, pero es difícil demostrarlo. Los nombres de las compañías de telecomunicaciones que colaboran con la NSA son las joyas de la corona… En general, se puede decir que de las multinacionales con sede en los Estados Unidos no se puede confiar, hasta que se demuestre lo contrario. Esto es lamentable, ya que estas empresas tienen la capacidad de ofrecer los mejores y más fiables servicios del mundo, si quisieran. Los movimientos de derechos civiles deben utilizar ahora estas revelaciones como una fuerza impulsora. Las empresas deben ajustarse a las cláusulas que establecen, lo que garantizaría que sus clientes no son espiados. Incluso se deben dar garantías técnicas. Si se pudiera conseguir eso de una Compañía, entonces mejoraría la seguridad de las comunicaciones. Y como esto no parece posible, sólo queda que usted funde su propia compañía.

Pregunta: ¿Hay empresas que no colaboran con la NSA?

Snowden: Sí, pero desconozco qué empresas están en esa lista. Sin embargo, habría más empresas en esa lista si las que trabajan con la NSA fuesen castigadas por los clientes. Esa debe ser la máxima prioridad de todos los usuarios que creen en la libertad de pensamiento.

Pregunta: ¿Cuáles son los sitios con los que hay que tener cuidado para no convertirse en objetivo de la NSA?

Snowden: Normalmente se marca un objetivo en base a un perfil de Facebook o por el correo electrónico. El único lugar que conozco personalmente a donde uno se convierte en objetivo si lo visita son los foros yihadistas.

Pregunta: ¿Qué sucede si la NSA tiene a un usuario en el punto de mira?

Snowden: La persona señalada como objetivo está totalmente controlada. Un analista realizará un informe diario sobre los cambios realizados en el sistema informático de la persona objetivo, y aquellos datos que no fueron entendidos por el Sistema. El analista puede decidir lo que quiere hacer: el ordenador de la persona objetivo ya no le pertenece, sino que está en manos del Gobierno de los Estados Unidos.

Fuente: http://www.scribd.com/doc/152224219/Snowden-Spiegel-13-0707-2

Estado Policial: lo que subyace en el espionaje realizado por el Gobierno estadounidense de las comunicaciones

Por James Petras, 14 de junio de 2013

Dissident Voice

NSA_espionaje

El descubrimiento de que el Régimen de Obama a través de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) está realizando un espionaje de las comunicaciones de millones de ciudadanos estadounidenses y de otros países, ha generado numerosas denuncias en todo el mundo. Sin embargo, en los Estados Unidos, a pesar de que ha sido una noticia que ha tenido una amplia cobertura por los medios de comunicación y haber contado con la oposición de las organizaciones de libertades civiles, no se ha producido ninguna gran manifestación. Los representantes en el Congreso de los dos Partidos, el Republicano y el Demócrata, así como los Órganos Judiciales, aprobaron este programa de espionaje sin precedentes. Incluso se ha llegado más lejos: cuando se reveló las operaciones de vigilancia, el Senado y los representantes del Congreso volvieron a dar su aprobación a esta intrusión en las comunicaciones. El Presidente Obama y su fiscal general Eric Holder han defendido abiertamente las operaciones mundiales de espionaje de las comunicaciones.

Las cuestiones que han sido planteadas por el descubrimiento de este aparato policial de enormes proporciones para el control de la sociedad civil, que viola la libertad de expresión de las personas, van más lejos de una privación de la intimidad, como han indicado muchos expertos.

Se ha dicho que se están violando los derechos individuales, las garantías constitucionales y el derecho a la intimidad de las personas. Éstas, desde luego, son cuestiones jurídicas importantes, y los críticos llevan razón cuando las exponen. Sin embargo, estas críticas constitucionales y legales no se dan cuenta de otras subyacentes y fundamentales, y evitan las preguntas básicas.

¿Por qué de la existencia de un aparato policial de tan enormes proporciones para un espionaje tan masivo y tiene tanta importancia para el Régimen? ¿Por qué los poderes ejecutivo, legislativo y judicial no han rechazado de plano tan ostensible violación de los derechos constitucionales? ¿Qué tipo de política lleva un Estado Policial? ¿Por qué los representantes elegidos defienden estas actividades de espionaje en contra de las personas? ¿Qué tipo de política interna y de política exterior se está realizando para requerir de una red de espionaje tan enorme, con 100.000 millones de dólares de presupuesto cuando se están recortando todo tipo de programas sociales?

El segundo grupo de preguntas se refiere al uso de los datos obtenidos mediante el espionaje: Hasta ahora los escépticos han puesto en duda la existencia de este espionaje masivo por parte del estado, y han evitado señalar las medidas que se toman una vez que el Régimen apunta contra individuos, grupos y movimientos sociales, ¿qué represalias y sanciones se ejercen una vez almacenada la información seleccionada, clasificada y ya operacional? Ahora que este secreto ha sido expuesto públicamente y forma parte de la discusión pública, el siguiente paso debiera ser el de revelar qué acciones secretas se realizan contra los señalados por el programa de espionaje como de riesgo para la Seguridad Nacional.

La política en un Estado Policial

La razón fundamental para que un Estado se convierta en un gigantesco aparato de espionaje es por la naturaleza de su política interna, destructiva, y de su política exterior, en la que el Gobierno ha puesto todo su empeño. La ampliación de Estado Policial no es consecuencia del ataque terrorista del 11 de septiembre. El crecimiento geométrico de espías, de Policía Secreta, de intromisiones en las comunicaciones de las personas, coincide con la extensión de las guerras en todas las partes del mundo. Las decisiones de militarizar la política mundial estadounidense requiere de una enorme asignación presupuestaria, recortando el gastos sociales para financiar la construcción del Imperio; machacando la salud pública y la seguridad social, rescatando, eso sí, a Wall Street. Son políticas que buscan los mayores beneficios para la Banca y las Corporaciones, con impuestos regresivos sobre el salario y los trabajadores asalaridados.

El mantenimiento de las guerras en el exterior se han financiado a costa del bienestar de los ciudadanos. Esta política conlleva daño para la vida de millones de ciudadanos y, en consecuencia, una mayor insatisfacción. El potencial de resistencia social, como ha expuesto el movimiento Occupy Wall Street, ya llega a más del 80% de la población. Esto alarma al Estado e intensifica sus medidas de espionaje, diseñado para identificar a ciudadanos que se oponen a las guerras imperialistas y la destrucción del bienestar; el etiquetar a personas como una amenaza para la seguridad es un medio de control usando unos poderes policiales arbitrarios. El aumento de los poderes presidenciales ha supuesto también un aumento del aparato estatal de espionaje: el Presidente ordena ataques con aviones teledirigidos, intervenciones militares, y la élite política que rodea al Presidente exige un mayor control de los ciudadanos en previsión de un contragolpe popular. En este contexto, la política de espionaje se convierte en una actividad prioritaria. Ante el aumento de las operaciones estatales de policía, mayor el miedo y la inseguridad entre los ciudadanos que disientes y entre los activistas.

El asalto que está suponiendo a la vida de muchos ciudadanos de la clase media con objeto de financiar las interminables guerras, no la llamada “guerra contra el terror”, es la razón por la cual el Estado ha desarrollado un ciberguerra de proporciones gigantescas contra las personas. La cuestión es que no se trata sólo de una violación de la intimidad: es fundamentalmente una cuestión de la violación por parte del Estado de los derechos de los ciudadanos que se organizan como oposición pública ante políticas socioeconómicas regresivas y ponen en duda la política del Imperio. La proliferación de Instituciones Burocráticas permanentes, con más de un millón de funcionarios trabajando en la recolección de datos, está acompañada de miles de operaciones, con analistas e inquisidores que actúan de forma arbitraria para señalar con el dedo a los ciudadanos disidentes como un riesgo para la seguridad y aplicando represalias según las necesidades de los dirigentes políticos. El aparato estatal de Policía tiene sus propias reglas de autodefensa y de autoperpetuación; tiene su propia dinámica y puede rivalizar con el Pentágono. El Estado Policial tiene estrecha relación con los avezados expertos de Wall Street y los propagandistas de los medios de comunicación…

El Estado Policial es un instrumento del Poder Ejecutivo que sirve de vehículo para la aplicación arbitraria de sus poderes. Sin embargo, sobre asuntos administrativos, posee autonomía para señalar los comportamientos disidentes. Lo que está claro es el alto grado de cohesión, de disciplina vertical y de defensa mutua, en una estructura jerárquica vertical. El hecho de que uno de los confidentes, Edward Snowden, haya dado la voz de alarma es una excepción entre los cientos de miles que espían a los ciudadanos: hay menos desertores entre el millón de miembros de la red de espionaje estadounidense que entre las familias mafiosas de Europa y Estados Unidos.

El aparato de espionaje funciona impunemente debido a los poderosos aliados que hay tanto dentro del país como en el exterior. El Congreso está controlado y muestra su plácet en este tipo de operaciones. Otras ramas administrativas del Estado, como la Hacienda Pública, coopera en dar información de grupos políticos y apunta a personas. Israel es un aliado clave en la red tejida por la Agencia de Seguridad Nacional, como ya señaló la prensa israelí (Haaretz, 8 de junio de 2013). Dos empresas de alta tecnología israelíes (Verint y Narus) mantienen estrechos lazos con la Policía Secreta de Israel (MOSSAD), proporcionando software de espionaje a la NSA y esto ha permitido que Israel espíe también en los Estados Unidos, contra los estadounidense que critican a un Estado Sionista.

El escritor y crítico Steve Lendman dice que el espionaje realizado por Israel vía software ha permitido a este país “robar datos comerciales e industriales patentados”, de forma impune. Debido a la gran influencia de los presidentes de las 52 principales organizaciones judías estadounidenses, los funcionarios se han visto obligados a desistir en perseguir las decenas de casos de espionaje israelí. Los estrechos lazos entre el espionaje israelí y el estadounidense sirven para prevenir el escrutinio de sus operaciones y objetivos políticos, pagando el alto precio en materia de seguridad en contra de los ciudadanos estadounidenses. Se han producido recientemente dos sucesos destacados: expertos de la seguridad israelí fueron contratados para informar al Departamento de Pensilvania en la investigación y represión, “parecida a la de la Stasi”, contra críticos de la acción del Gobierno y activistas ambientales, que son comparados con terroristas de Al-Qaeda por los israelíes, descubrimiento que forzó la dimisión del director de OHS James Powers, en 2010. En 2003, el Gobernador de Nueva Jersey, Jim McGreevy, designo a su amante, un ex oficial del Gobierno israelí y que en ese momento trabajaba para la IDF, para encabezar “el Departamento de Seguridad de ese estado, viéndose obligado a dimitir, y denunciado por hostigamiento por el israelí Golan Cipel”.

La denuncia de estas operaciones de espionaje masivo es un paso positivo, por lo que suponen. Pero, ¿no es igualmente importante saber qué se hace después de realizar los actos de espionaje? Ahora sabemos que cientos de millones de personas están siendo vigiladas por el Estado. Sabemos también que estos actos de vigilancia forman parte de la política del Ejecutivo y aprobado por los representantes del Congreso. Pero sólo conocemos una parte de la información sobre las medidas represivas que se ejercen tras la investigación de individuos sospechosos. Suponemos que habrá otras secciones dentro de la misma red de analistas y obreros de la Compañía que persigan a los ciudadanos sospechosos, basándose en criterios que sólo conoce la Policía Secreta. Ciertos funcionarios que ocupen puestos clave serán los que ideen y apliquen los criterios para señalar a alguien como un riesgo para la seguridad. Los individuos y grupos que expresan su sentir crítico sobre la política interna y la política exterior suponen un riesgo; aquellos que protesten todavía resultarán más sospechosos; y se supone que aquellos que realicen un viaje a regiones en conflicto se encuentren en la categoría de mayor riesgo, aunque no hayan violado ninguna ley. La legalidad de las opiniones expresadas por un ciudadano no forman parte de la ecuación de esta red de espionaje, y no se pregunta sobre la legalidad de las acciones de espionaje contra los ciudadanos. Los criterios se definen en función del riesgo para la Seguridad Nacional al margen de consideraciones constitucionales y de salvaguardia de los derechos.

Sabemos de un gran número de casos de persecución de críticos, que ilegalmente se les espió, que se les detuvo y posteriormente fueron procesados y encarcelados, quedando sus vidas y las de sus familiares rotas. Sabemos de cientos de casas, de centros de trabajo que han sido asaltos por sospechas. Sabemos que se ha interrogado a familiares, socios, vecinos, clientes, por sospechas, y que se les ha presionado e intimidado. Sabemos también que millones de ciudadanos, críticos con las guerras y políticas del Gobierno, han sido censurados, con operaciones a gran escala realizadas por este Estado Policial.

En esta atmósfera de intimidación, cualquier conversación crítica o palabra dicha en un contexto y transmitida por los medios de comunicación puede entenderse como una amenaza a la seguridad, y añadirse a la lista de potenciales terroristas. La sola presencia y dimensión de un Estado Policial es una intimidación. ¿Habrá ciudadanos que digan que es necesario un Estado Policial para protegerlos de los terroristas, sintiéndose por tanto obligados a abrazar a los terroristas del Estado? ¿Cuántos estadounidenses críticos temerán ahora al Estado y tendrán miedo de exponer en pública su disidencia?

Tanto el Presidente Obama como sus compañeros de los Partidos Demócrata y Republicano se jactan y ensalzan el Estado Policial y su eficacia en el control de la seguridad, pero la mayor parte de los estadounidenses se darán cuenta de que el miedo que se intenta transmitir sirve al interés de emprender más guerras imperiales en el exterior. Esas amenazas del Estado Policial también conllevan una reducción en el nivel de vida. ¿Cuándo aprenderemos que el hecho de exponer el aparato de espionaje sólo es el principio de una solución? ¿Cuándo reconoceremos que el final del Estado Policial es esencial para el desmontar este terrible Imperio y crear un país más seguro y próspero?

James Petras, ex profesor de Sociología de la Universidad de Binghamton, Nueva York, lleva 50 años en el asunto de la lucha de clases; es asesor de los Campesinos sin Tierra y sin trabajo en Brasil y Argentina, y coautor de Globalización desenmascarada (Zed Books), siendo su libro más reciente Sionismo, Militarismo y la Decadencia del Poder estadounidense (Clarity Press, 2008). Se le puede escribir a la siguiente dirección: jpetras@binghamton.edu. Otros artículos de James Petras

http://dissidentvoice.org/2013/06/the-deeper-meaning-of-mass-spying-in-america/#more-49315

El Director General de Nestlé dice que el acceso al agua no es un derecho humano

Por Lance Devon, 22 de abril de 2013

Natural News

http://www.naturalnews.com/040026_Nestle_water_supply_domination.html

 agua-grifo

(NaturalNews)… ¿Qué pasa con el control del agua? En recientes declaraciones del Director General de Nestlé, Peter Brabeck, dijo que el agua pronto pasará a estar bajo el control de empresas como la suya. (Véase Gestión del agua, privatizada a golpe de Crisis, en el Periódico Diagonal). Brabeck hace la sorprendente afirmación de que el acceso al agua no es un derecho humano, sino que debe ser administrado por hombres de negocios y órganos rectores. Desea por tanto un agua bajo control, privatizada, diciendo que es la única manera de alcanzar sostenibilidad en el planeta. Véase la asombrosa entrevista aquí:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=7iGj4GpAbTM]

El Director General de Nestlé cree que todo el agua debe tener un precio

En la entrevista, Brabeck hace gala de que su empresa sea la mayor de alimentación del mundo., con más de 65 mil millones de ganancias al año. Con orgullo afirma que millones de personas dependen de él y de su empresa. ¡Este chico se debe creer un Dios!

Dice que el agua es un alimento con un valor asignado. ¿Quién controla el precio del agua? Brabeck basa su proyecto de sostenibilidad en el hecho de que un tercio de la población mundial podría enfrentarse a escasez de agua en un plazo de 15 o 20 años. Controlando el precio del agua, Brabeck cree que se puede salvar al planeta, tanto de la escasez de agua como de alimentos.

Con la amenaza de una futura escasez de agua ¿ se pretende despojar a las personas de su derecho al agua, como señala Brabeck?

¿Qué pasaría si el agua pasa a estar controlada por unas cuantas Corporaciones? ¿No pueden las personas encontrar una mejor manera de conservar y respetar las fuentes de agua, en lugar de permitir que las Corporaciones las controlen?

El Director General de Nestlé apoya la agricultura transgénica y crítica las prácticas ecológicas (N. del T.: Nestlé es una de las empresas que se opone al etiquetado de los alimentos trasngénicos, https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/10/13/proposicion-37-se-calienta-el-debate-sobre-los-cultivos-transgenicos/). Si Brabeck pretende un control sobre el agua, algo que debiera ser de libre acceso, la Corporaciones podrían dictar quién recibe agua y quién no, protegiendo los cultivos transgénicos frente a la agricultura ecológica o convencional. De hecho, en la entrevista, Brabeck dijo que la agricultura ecológica no es lo mejor, señalando que los alimentos modificados genéticamente son perfectamente seguros y no producen enfermedades. Con esta ideología, las Corporaciones podrían impedir el acceso al agua a la agricultura ecológica, favoreciendo a los cultivos que ellos defienden.

Trabajando juntos para preservar nuestro derecho al agua

Debemos trabajar juntos para preservar nuestro derecho al agua: recoger el agua de los pozos, el agua de lluvia…. utilizar filtros de carbono activo para no depender de las empresas de agua embotellada. ¿No es hora de rechazar el agua embotellada que es otra forma de ponerle un precio y controlar también el suministro de agua? Hay otras formas de gestionar el agua frente a la codicia de las Corporaciones. No debemos depender de ellas. El agua debe estar limpia y disponible para todos los seres humanos. (Véase también: http://www.attacmadrid.org/d/9/080721114158.php)

Firme la petición para impedir que empresas como Nestlé se hagan con el control en el suministro de agua:

http://stopnestlewaters.org/about

Las fuentes de este artículo son:

http://americanlivewire.com

http://www.marketwatch.com

http://www.sodahead.com

http://kat5dotpostfix.wordpress.com

____

Historia del agua embotellada:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=J0mthP362ss]

____