Entries Tagged 'Derechos Humanos' ↓

La mafia global del agua: un conglomerado de instituciones y tecnócratas

Por Peter Koenig, 23 de marzo de 2018

Global Research

El 22 de marzo de 2018 se celebró el Día Mundial del Agua, pero también es la semana en la que se celebró el 8º Foro Mundial del Agua (WWF-8), del 18 al 23 de marzo de 2018, en Brasilia. No es una coincidencia que Brasil haya sido elegida para la celebración de este Formo Mundial del Agua, frente a ese otro foro equivalente que reúne a las élites corporativas y políticas, el WEF, el Foro Económico Mundial, en Davos. Los dos están íntimamente relacionados e interconectados, como veremos.

El WWF está organizado por el Consejo Mundial del Agua, una instancia más para confundir y no saber quién es quién en el circo de las élites que intentan controlar una fuente vital: el agua dulce. WWF se enorgullece en una declaración de su honrosa misión:

«Promover la toma de conciencia, fomentar el compromiso político e impulsar la adopción de medidas en relación con los problemas críticos del agua en todos los niveles, a fin de facilitar la conservación, la protección, el desarrollo, la planificación, la gestión y el uso eficientes del agua en todas sus dimensiones sobre una base ambientalmente sostenible en beneficio de toda la vida».

Ahí tenemos a Nestlé, Coca Cola, PepsiCo, Dow Chemicals y otras multinacionales con fuertes intereses en el agua, como Veolia, Suez (Francia), Thames (Reino Unido), Bechtel (Estados Unidos), Petrobras, y otros cientos de ellas, que se unen con el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo Americano (BID), diferentes organismos de la ONU y muchos donantes multi y bilaterales, ONG y Corporaciones, que dicen trabajar por el bien de la humanidad, por el bien de cientos de millones de personas que de manera reiterada se ven privadas de agua potable a precios asequibles debido a una ola de privatizaciones del agua (Organizaciones y simpatizantes de WWF).

Otra Instancia destacada de este foro internacional sobre el agua es el Water Resources Group (WRG), creada por el Banco Mundial. Su principal objetivo es alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS-6): “Agua potable y saneamiento”. El liderazgo de esta organización está en manos de un grupo de personas e instituciones relacionadas entre sí, como los responsables de WEF, Nestlé, Coca-Cola, PepsiCo, Dow Chemicals, la ONU (PNUD)… y la Asociación Mundial del Agua (GWP), una instancia más dentro del laberinto de la mafia global , creada por los sospechosos habituales, el Banco Mundial, la ONU (PNUD) y una serie de agencias de desarrollo multilaterales y bilaterales, cuyo enfoque prioritario es el agua…

Y no olvidemos que también está presente en el WWF el Centro Internacional de Evaluación de Recursos de Aguas Subterráneas (IGRAC), que forma parte de la UNESCO, con sede en el Instituto Delft para la Educación sobre el Agua, cuya misión es la de compartir información sobre los recursos hídricos subterráneos de todo el mundo para protegerlos y dirigido fundamentalmente a la evaluación de acuíferos transfronterizos y el control de las aguas subterráneas.

En términos generales, el WWF está formado por este complejo y colosal conglomerado de instituciones y tecnócratas que poco a poco están asumiendo el control de los recursos mundiales de agua dulce. Esto está ocurriendo delante de nuestros ojos y bajo un logotipo de promoción aparentemente anodino: PPP= Public Prive Partnership (Asociaciones Público-Privadas), que en realidad significa que los recursos públicos se ponen a disposición del sector privado, tanto las infraestructuras como los recursos hídricos para ser explotados con fines lucrativos en detrimento de la gente, que pagó las infraestructuras y cuya vida depende de este recurso vital, el agua.

La privatización de los recursos de agua dulce es un delito, pero es lo que está en juego. Basta con ver quién está representado de manera destacada en el Water Resources Group, creado por el Banco Mundial, IFC, International Finance Corporation, la rama de desarrollo del sector privado del Grupo del Banco Mundial.

Más de la mitad de los españoles beben agua gestionada por una firma privada. Y ese negocio privatizado o semiprivatizado está en manos de tres o cuatro gigantes. Aguas de Barcelona, Agbar, controla el 54% del sector a través su filial Aquagest. FCC-Vivendi tiene otro 23% en manos de Aqualia. La francesa Bouygues-Saur domina otro 13% con su participación en Gestagua. Y ACS, con su filial Urbaser, se queda cerca de otro 7%. El 3% restante está repartido. La Voz de Galicia

El resultado de estas reuniones, a menudo repetitivas, es prácticamente nulo: una letanía de recomendaciones y resoluciones cuya aplicación nunca ven la luz del día. Imagínense el tremendo coste anual de esta farsa: los viajes en clase ejecutiva, comidas y alojamiento ( alojamientos de cinco estrellas), de los tecnócratas de alto nivel cruzando los mares y yendo de una conferencia a otra, millones y millones de dólares al año. ¿Cuántas personas podrían recibir agua potable y tener saneamiento seguro con estas cantidades de dinero?

El Programa Conjunto de Control de la OMS/UNICEF (JMP) estima (julio de 2017) que “aproximadamente 3 de cada 10 personas de todo el mundo, o sea 2.100 millones de personas, carecen de acceso a agua segura y fácilmente disponible en sus hogares, y 6 de cada 10, o sea 4.500 millones de personas, no disponen de un sistema sanitario administrado de forma segura”. Esto de una población mundial estimada en unos 7400 millones de personas.

 

El acuífero Guaraní (Fuente: Wikimedia Commons)

Maude Barlow, presidenta del Consejo Canadiense y de World Water Watch, y autora de “Blue Gold” (2002), “Blue Covenant” (2007) y de “Blue Future: Protección del agua para las personas y el planeta para siempre” (2013), hace referencia al WEF (Foro Económico Mundial) del año 2010 como la plataforma de lanzamiento bajo los auspicios del WRG de las asociaciones público-privadas, para involucrar principalmente a los gobiernos de los países en desarrollo en la reforma del sector del agua, es decir, ponerlo en manos de corporaciones privadas que gestionen el agua. Muchos de estos países no tienen otra opción si quieren seguir recibiendo fondos de “desarrollo” del Banco Mundial. Barlow también es fundadora del Proyecto Planeta Azul, que busca la protección de los recursos hídricos vitales, como el acuífero guaraní para las generaciones futuras.

Si nos detenemos en el Foro Económico Mundial de Davos (enero de 2018), el presidente brasileño Temer asistió a este foro. Temer, un delincuente corrupto, que debería estar en la cárcel en lugar de dirigir este maravilloso país, Brasil. El único propósito de su asistencia a Davos era el de contar a las élites que tiene intención de vender y privatizar las principales fuentes de recursos hídricos de su país.

¿Cómo una persona tan deshonesta se ha podido convertir en presidente de Brasil? Washington lo puso allí. Los oscuros intereses de Sion que representaban al sector financiero de los Estados Unidos quitaron del medio a una honesta Dilma Rousseff y pusieron en su lugar a Michel Temer, que en ese momento estaba acusado de varios delitos. La acusación fue obviada porque se suponía que tenía que ser presidente. Todavía no entiendo cómo pudo suceder esto, ya que Dilma tenía al ejército de su parte y podría haber declarado el estado de emergencia para detener la falsa parlamentaria de “cambio de régimen”, instigada por los Estados Unidos. Pero no lo hizo, lo cual puede indicar que fue amenazada.

Ahora sabemos cómo Washington manipula las elecciones y otros procesos políticos en todo el mundo: con los turbios métodos de Cambridge Analytica (CA), una consultora de marketing, que sustrae información personal de Internet, principalmente de Facebook, para dirigirse a segmentos específicos de la población con mensajes específicos e influir en su opinión. Los métodos de CA se han aplicado en más de 200 casos en todo el mundo en los últimos 3 o 4 años, para influir en las elecciones y otros procesos políticos, como en Argentina, Brasil, Perú, Colombia, el Reino Unido (Brexit), Alemania, Francia y otros muchos países. Se trata de una verdadera intromisión en los asuntos soberanos de los países por ese estado deshonesto que es Estados Unidos. ¡Y encima hablan de la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2016!

Sustraer con sigilo es uno de los delitos del régimen neoliberal que aún no comprendemos del todo, y muchos menos denominarlo. Esto siempre tiene un carácter retrospectivo. Este artículo espera contribuir a ello.

“… el corazón de Aguas de Barcelona (Agbar) está controlado en un 48% entre La Caixa y la multinacional gala Suez Lyonnaise des Eaux. Está presente en Europa, África y América, a través de 75 filiales. En Galicia opera como Aquagest, gestiona el agua de más de 70 municipios y abastece a cerca de 890.000 personas. En España, suministra agua a 18 millones de personas.

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), controlada por las hermanas Koplowitz, actúa en el sector a través de su filial Aqualia, pero desde hace casi seis años tiene un acuerdo con la francesa Vivendi Environnement, líder mundial de servicios. Suministra agua potable a cerca de 9 millones de personas en España y maneja el saneamiento de otros 10 millones. En América Latina está asociada al 50% con Veolia Environnement en Proactiva Medio Ambiente y opera en México y Venezuela”. La Voz de Galicia

——————-

Brasil, con aproximadamente 8.200 km³ anuales de agua dulce renovable, ocupa el primer lugar con aproximadamente ⅛ del total de recursos renovables de agua dulce del mundo, que se estiman en 45.000 km³. La cuenca del Amazonas posee alrededor del 73% de toda el agua dulce de Brasil. Se entiende por agua dulce renovable a la cantidad máxima de agua que es factible explotar anualmente en un país sin alterar el ecosistema y que se renueva por medio de la lluvia y la que entra desde el exterior. El segundo país con mayor cantidad de agua es Rusia con 4.500 km³ al año, seguido de Canadá, Indonesia, China, Colombia, Estados Unidos, Perú, la India, todos ellos con recursos hídricos renovables entre 2.000 y 3.000 km³ anuales.

Cuenca del río Amazonas (las Guayanas del sur, no marcadas en este mapa, son parte de la cuenca) (Fuente: Wikimedia Commons)

Por Continentes, es América el que dispone de la mayor cantidad de los recursos totales de agua dulce del mundo, con el 45%, seguido por Asia, con el 28%, Europa con el 15,5% y África, con el 9%. Estas cifras nos hablan de la vulnerabilidad de África. África es el continente más vulnerable del mundo en recursos hídricos. África también alberga alrededor del 60% de los recursos naturales disponibles y conocidos del mundo, unos recursos que Occidente ambiciona y por los cuales emprende guerras.

¿Es por lo tanto una coincidencia que la 8ª conferencia de WWF se realice en Brasil? No lo creo. Especialmente no, con Temer acudiendo a Davos, donde se ha podido encontrar con la flor y nata de las élites corporativas, financieras e institucionales del mundo, para privatizar los recursos hídricos de Brasil.

——————-

Estamos hablando de la privatización de la mayor reserva subterránea de agua dulce renovable de América, posiblemente del mundo, el Acuífero Guaraní, que tiene 1,2 millones de km² (aproximadamente del tamaño conjunto de Texas y California ), de los cuales el 71% se encuentra en Brasil, el 19% en Argentina, el 6% en Paraguay y el 4% en Uruguay.

El acuífero Guaraní fue descubierto en la década de 1990. Lleva el nombre de los pueblos indígenas que han habitado esta zona durante siglos. Se estima que el Acuífero Guaraní tiene alrededor de 46.000 km³ de agua dulce (no confundir con el agua dulce renovable anual, de la cual Brasil tiene aproximadamente 8300 km³. Ver más arriba). La tasa de extracción anual del Acuífero Guaraní es de poco más de 1 km³ al año, mientras que la tasa de recarga potencial se sitúa entre los 45 km³ y los 55 km³ al año, lo que significa que hasta ahora no hay riesgo de sobreexplotación. Sin embargo, esto podría cambiar rápidamente. Se dice que el Acuífero Guaraní podría abastecer a la población mundial durante los próximos 200 años con un consumo per cápita de 100 litros al día.

Cerca de 30 millones de personas habitan en la región guaraní. En la parte brasileña, entre 500 y 600 ciudades reciben agua del Acuífero Guaraní. ¿Cuántas de estas ciudades han privatizado ya sus servicios municipales de suministro?

A finales de febrero de 2018, la fundadora de Blue Planet, Mude Barlow, tuiteaba:

¡Espantoso! ¡Coca-Cola y Nestlé quieren comprar el Acuífero Guaraní! Esto debe ser impedido!”

Como informa Mint Press:

“En Sudamérica se está llevando a cabo un esfuerzo concertado para que una de las mayores reservas de agua dulce del mundo caiga pronto en manos de empresas transnacionales como Coca-Cola y Nestlé. Según informes, las conversaciones para privatizar el Acuífero Guaraní -una vasta reserva de agua subterránea que se encuentra debajo de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- ya han alcanzado una etapa avanzada. El acuerdo otorgaría a un consorcio de empresas con sede en Estados Unidos y Europa derechos exclusivos sobre el acuífero que durarían más de 100 años».

Bajo tales acuerdos de concesión, las cantidades que podrían extraerse podrían ser ilimitadas, lo que dejaría el acuífero en manos de aquellas Corporaciones privadas que forman parte del acuerdo negociado por Temer.

El artículo continúa:

«En Brasil, un intenso trabajo de los grupos de presión ha estado en marcha desde al menos 2016 para aprovechar el acuífero. Estos esfuerzos fueron el centro de atención a finales del mes pasado[en enero de 2018] en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde se anunciaron conversaciones privadas entre el presidente de Brasil, Michel Temer, y una serie de altos ejecutivos con intereses en el acuífero, incluyendo el Director General de Nestlé, Paul Bulcke, el Director General de Anheuser-Busch InBev, Carlos Brito, el Director General de Coca-Cola, James Quincey, y el Director General de Dow Chemical, Andrew Liveris».

El artículo menciona además:

«Como señaló en el diario Brasil de Fato el destacado activista brasileño por los derechos del agua Franklin Frederick, estas empresas pertenecen al Grupo de Recursos Hídricos 2030 (2030WRG), un consorcio transnacional que incluye a AB Inbev, Coca-Cola, Dow, Nestlé y PepsiCo. 2030WRG se considera a sí misma como’una colaboración única entre el sector público, privado y la sociedad civil’ y oculta su intención de privatizar los suministros de agua de los países en desarrollo al pretender facilitar procesos de diálogo abiertos y basados en la confianza para impulsar la acción sobre la reforma de los recursos hídricos en los países con escasez de agua en las economías en desarrollo’ y “cerrar la brecha entre la demanda y la oferta de agua para el año 2030′».

Ya en septiembre de 2016, Reuter informaba que Temer “lanzó un plan multimillonario para subastar petróleo, derechos sobre los recursos energéticos y concesiones en infraestructuras”. Y el Correio do Brasil replicaba que esta “ira privatizadora” podría extenderse al Acuífero Guaraní. Un alto funcionario de la Agencia Nacional del Agua (ANA) ha revelado que el Acuífero Guaraní aparecerá en la listas de bienes públicos que pueden privatizarse.

Barlow, en una conferencia dada en Florianapolis, Brasil, en noviembre de 2011, dijo que la mayor preocupación para la humanidad es el peligro potencial de que el Acuífero Guaraní pase a estar controlado por intereses privados. Agregó que las empresas ya tienen un acceso preferente a estas aguas:

«Están sentados en la cima de una vasta reserva de agua en un mundo muy sediento, una reserva que no sólo es vital para la salud y el futuro de esta región, sino para toda la humanidad. Es un tesoro que debe ser protegido por los gobiernos en nombre de la gente y los ecosistemas de la región».

Estudios más recientes apuntan a la existencia de un sistema subterráneo de agua dulce aún mayor, el “océano subterráneo” de la Amazonia. Se cree que puede albergar 160.000 millones de m³ de agua dulce, principalmente en Brasil, pero también en Venezuela, Perú, Colombia y Ecuador. Los estudios todavía están en curso y podría ser demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas. Sin embargo, estas gigantescas reservas de agua en América Latina, más el Acuífero de Areniscas de Nubia (NSAS), que es el acuífero fósil más grande del mundo, con aproximadamente 150.000 km³ de agua subterránea no renovable, deben estar protegidas para la humanidad.

El Acuífero de Areniscas de Nubia se encuentra bajo el extremo oriental del desierto del Sáhara. Se extiende por más de 2 millones de km² y abarca cuatro países en África del Norte y Central, Libia, Sudán, Chad y Egipto.

De vuelta a la WWF en Brasilia, donde se reúne la «mafia del agua» en el momento de la publicación de este artículo, y mientras en São Lourenço, Minas Gerais, 600 «Mujeres sin Tierra» ocupan la sede de Nestlé en Brasil, desde las 6 de la mañana del martes 20 de marzo. Nestlé, el gigante suizo de la alimentación y el agua, ha declarado que el agua es el número uno en su campo de expansión comercial. Nestlé controla ya más del 10% del mercado mundial de agua embotellada. Las «Mujeres sin Tierra» denuncian la política de Temer de entregar sus preciosos recursos hídricos a corporaciones internacionales. Conscientes de la continuación de la WFF, advierten que se están negociando nuevos contratos de concesión al margen de este foro.

Uno de los líderes dijo:

«Imagine que se ve obligado a comprar su agua en botellas para saciar su sed. Esto es lo que quieren estas empresas transnacionales, debatiendo oficialmente la mejora de la gestión del agua en Brasilia, cuando en realidad están negociando concesiones de nuestra agua a precios de venta al por menor».

Nosotros, los pueblos, el 99% de este planeta, tenemos la obligación moral de oponernos a este ataque clandestino globalizado y neofascista para privatizar y robar nuestros recursos hídricos vitales: la supervivencia de la humanidad. El agua es vida. Si no nos ponemos en pie ahora para detener esta privatización criminal de nuestros recursos hídricos, la humanidad puede verse condenada al fracaso.

———————–

Peter Koenig es economista y analista geopolítico. También es un especialista en recursos hídricos y medio ambiente. Trabajó durante más de 30 años con el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud en todo el mundo en los ámbitos del medio ambiente y el agua. Da conferencias en universidades de los Estados Unidos, Europa y América del Sur. Escribe regularmente para Global Research; ICH; RT; Sputnik; PressTV; El siglo XXI; TeleSUR; El Viñedo de The Saker Blog; y otros sitios de Internet.

———————–

Denuncian en la ONU violación a los derechos humanos por el uso de agrotóxicos en la Argentina

Por Lucía Guadagno, 11 de junio de 2017

Periódico digital Pausa

Durante la 35° sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la ONG internacional CETIM pidió acciones urgentes para detener los “nefastos” impactos de los pesticidas en la salud en el país.

Estamos alarmados por la situación en la región de la llanura argentina”, dijo Rafaele Morgantini, integrante de la organización Centre Europe Tiers Monde (CETIM). Desde 1981, la ONG tiene estatus consultivo en la ONU, es decir, la posibilidad de denunciar violaciones a los derechos humanos y presentar propuestas.

En las zonas agrícolas se rocían venenos muy cerca de escuelas, casas y ríos, violando así las leyes sobre las distancias de aplicación de fitosanitarios”, advirtió Morgantini este martes durante la primera jornada del 35° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. “Estudios académicos demuestran que se han triplicado las enfermedades crónicas por envenenamiento, el cáncer pasó a ser una de las causas más probables de muerte en la región y las enfermedades mentales relacionadas aumentaron copiosamente”.

Emergencia y pedido de investigación

La organización pidió que se declaren “con urgencia” las áreas fumigadas como zonas de emergencia sanitaria para evitar que los pueblos afectados sigan respirando venenos contra su voluntad. “Instamos al gobierno a que adopte medidas para poner fin a esta situación que atenta contra la salud de su pueblo, en conformidad con la ley general de ambiente, la de residuos peligrosos, el artículo 41° de la Constitución y el Pacto Internacional de derechos económicos sociales y culturales, ratificado por Argentina”, sostuvo.

Además, pidieron que la ONU visite la zona, a través de un relator especial por el derecho a la salud, “para investigar dichas violaciones de derechos humanos”.

El artículo 41 de la Constitución Nacional sostiene: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo”.

Desde Lucio V. López

La denuncia llegó a la ONU por la movilización de asambleas de pueblos fumigados locales. Paola Carizza, integrante de los Vecinos Autoconvocados de Lucio V. López (una localidad de 700 habitantes situada en el departamento Iriondo, a 44 kilómetros de Rosario y a 132 kilómetros de Santa Fe), contó a Pausa que lograron ser oídos por CETIM, con sede en Suiza, gracias a familiares y compañeros que viven en Ginebra y otras ciudades europeas. “Necesitamos que se escuche nuestro reclamo. Ante la falta de respuestas del Estado argentino decidimos recurrir a organismos internacionales”, dijo la mujer.

Al recibir la denuncia, la ONG tomó contacto con asambleas de pueblos fumigados, redes de médicos y abogados y elaboró una declaración oficial, cuyo fragmento se leyó durante la asamblea de la ONU.

———————————————

————————————–

Jueces del Tribunal Monsanto: Monsanto no está alimentando al mundo, sino perjudicando la seguridad alimentaria

Por Claire Robinson, 21 de abril de 2017

GMWatch

Cinco jueces de diferentes países han dicho que la Empresa Multinacional Monsanto está afectando negativamente  la disponibilidad de alimentos para las personas y las comunidades

Antecedentes

Monsanto es una Empresa que desarrolla cultivos modificados genéticamente (OGM) y los herbicidas asociados a ellos, alegando que son necesarios para ayudar en la “alimentación del mundo”.

Pero los 5 jueces del Tribunal Monsanto han dictaminado que lejos de contribuir en favor de la seguridad alimentaria, la Empresa Monsanto está “afectando seriamente la disponibilidad de alimentos para las personas y las comunidades”.

El Tribunal se reunió el pasado mes de octubre en la Haya, y se escucharon los testimonios de 28 testigos de todo el mundo, cuya salud y sus medios de subsistencia habían sufrido como resultado de los productos y las actividades de Monsanto.

Estos jueces son reconocidos por su trabajo en favor de los derechos humanos y el derecho internacional. Al frente de dicho tribunal se encontraba la jueza belga Françoise Tulkens, ex vicepresidenta de la Corte Europea de Derechos Humanos.

El pasado 18 de abril, estos jueces del Tribunal Monsanto emitieron un veredicto de condena, basándose en una serie de consideraciones. En primer lugar, consideraron que Monsanto está interfiriendo en la capacidad de las personas y las comunidades para alimentarse directamente de los productos obtenidos de sus tierras de cultivo.

Los jueces dijeron: “Las actividades de Monsanto han causado y están causando daños al suelo, el agua y al medio ambiente en general, reduciendo así las posibilidades productivas para la obtención de alimentos adecuados”.

Y añadieron: “Las actividades agrícolas comunales, así como los bosques que proporcionan recursos alimenticios, están siendo devastados por la extensión de los cultivos modificados genéticamente, que utilizan grandes cantidades de herbicidas, tales como el glifosato [Roundup]. Estas actividades de Monsanto están interfiriendo en el derecho a producir alimentos”.

Las actividades de Monsanto han causado

y están causando daños al suelo, el agua

y al medio ambiente en general, reduciendo así las

posibilidades productivas para la

obtención de alimentos adecuados”.

Objetivos y alcance del Tribunal Monsanto

El veredicto de este tribunal no es jurídicamente vinculante. Tales tribunales se encargan de examinar las normas jurídicas aplicables a aquellas situaciones problemáticas que afectan directamente y son motivo de grave preocupación para las personas, los grupos y la sociedad en su conjunto. Su objetivo es doble: alertar a la opinión pública, las partes interesadas y los responsables de elaboración de políticas antes actuaciones que se consideran inaceptables e injustificables de acuerdo con las normas jurídicas, y así contribuir a la mejora del derecho nacional e internacional.

Los jueces del Tribunal Monsanto dijeron que no tenían ninguna razón para dudar de la sinceridad o veracidad de aquellas personas que ofrecieron su testimonio ante el tribunal. Sin embargo, debido a que su testimonio no fue hecho bajo juramento o verificado mediante un contrainterrogatorio, y porque Monsanto declinó participar en dicho proceso, el Tribunal no estaba en condiciones de emitir ningún dictamen sobre algunas de las acusaciones realizadas contra la Empresa. Más bien, con el propósito de responder a las preguntas planteadas para su consideración, el tribunal asumió que los hechos y las circunstancias descritos por los testigos serían probados ante el tribunal.

Monsanto impide que los agricultores empleen libremente las semillas

Además, los jueces dijeron que Monsanto está interfiriendo en el derecho a la alimentación al impedir que los agricultores accedan a las semillas.

Los agricultores de los países que utilizan cultivos transgénicos han visto como se restringían sus posibilidades de acceder a las semillas. Las semillas no transgénicas están siendo retiradas del mercado, lo que conlleva una menor diversidad en la elección de semillas.

Los jueces añadieron que “el empleo de cultivos transgénicos en todo el mundo está minando la capacidad de los agricultores para acceder a las semillas y de este modo está perjudicando la producción agrícola de las comunidades. Esta situación también está afectando a la soberanía alimentaria, lo que implica una prioridad del derecho de las personas a la alimentación y producción de alimentos, por encima de los intereses de las Corporaciones”.

Las actividades de Monsanto también están amenazando la biodiversidad, dijeron los jueces, ya que cada vez un mayor número de agricultores utilizan semillas transgénicas para cultivar los mismos monocultivos: “Al reducir la biodiversidad de los cultivos y plantas locales, Monsanto está interfiriendo en el derecho a la alimentación y además perjudica la seguridad alimentaria y socava la resistencia de los sistemas locales de producción de alimentos”.

Otra dimensión de derecho a la alimentación que fue expuesta por los testigos, fue el impacto de las semillas transgénicas en los derechos de propiedad de los agricultores. Por ejemplo, los agricultores que no han comprado o utilizado intencionalmente las semillas de Monsanto han visto sus campos de cultivo contaminados por dichas semillas transgénicas. En algunos casos, los agricultores se han visto obligados a pagar cuantiosos derechos a Monsanto y se les ha impedido vender sus productos como ecológicos o libres de transgénicos. Los jueces agregaron: “Monsanto ha empleado de manera agresiva tácticas de intimidación, dañando la estructura de las comunidades y provocando ansiedad y afecciones mentales”.

Monsanto ha empleado de manera agresiva

tácticas de intimidación, dañando la estructura

de las comunidades y provocando ansiedad

y afecciones mentales”.

Las patentes sobre las semillas atentan contra los derechos humanos

En la condena por parte del tribunal de las patentes sobre las semillas, los jueces dijeron que éstas [las patentes] “atentan contra el principio del derecho humano a la alimentación, aquél que garantiza el acceso a la alimentación, una necesidad básica de todo ser humano. Los derechos de propiedad intelectual deben ser respetados, pero cuando las Empresas están controlando las fuentes de nuestra alimentación, deben estar sometidas a una investigación más exhaustiva”.

La conservación de semillas está siendo amenazada por la agresiva comercialización de semillas transgénicas

Los jueces señalaron que la “agresiva comercialización de semillas transgénicas está interfiriendo en el derecho a la alimentación al forzar el empleo de unos métodos agrícolas que no respetan las practicas tradicionales de cultivo”.

Los agricultores que han sido víctimas de las tácticas agresivas y fraudulentas de Monsanto se han visto obligados a comprar semillas año tras año y han perdido su capacidad de guardar las semillas. Desde los orígenes de la agricultura hace miles de años, los agricultores han estado guardando las semillas para cultivar la próxima temporada. Esta práctica de cultivo ha permitido la diversidad y la resiliencia en períodos de sequía o contra las plagas. Pero la difusión de las semillas transgénicas por parte de Monsanto ha negado a los agricultores la capacidad de mantener una agricultura de acuerdo con sus prácticas tradicionales de cultivo. Debe haber un sistema de semillas no comerciales y extenderse, asegurando que los agricultores tengan la capacidad de preservar sus cultivos tradicionales”.

Al ampliar la perspectiva más allá de la Multinacional Monsanto, los jueces afirmaron que “el actual modelo agroindustrial dominante es muy problemático, no sólo porque depende de productos químicos peligrosos, sino también por sus efectos negativos sobre el cambio climático, su impacto en la biodiversidad y la incapacidad para garantizar la soberanía alimentaria”.

El actual modelo agroindustrial dominante es muy problemático,

no sólo porque depende de productos químicos peligrosos,

sino también por sus efectos negativos sobre el cambio climático,

su impacto en la biodiversidad y

la incapacidad para garantizar la soberanía alimentaria”.

Las actividades de Monsanto podrían constituir un Ecocidio

Los jueces consideraron la cuestión de si Monsanto podría ser considerado como responsable de un delito de Ecocidio, que puede definirse como causante de un daño sustancial y duradera a la biodiversidad y los ecosistemas, afectando a la vida y la salud de las poblaciones humanas, pero es algo que de momento no está recogido en el Derecho Internacional. Decidieron que las actividades de Monsanto podían constituir un delito de Ecocidio, basándose en la introducción en la agricultura industrial de gran cantidad de productos químicos peligrosos. La producción y cultivo de cultivos modificados genéticamente exponen a las comunidades y a las personas a un mayor riesgo por el uso de pesticidas y herbicidas, y contaminando de forma severa las plantas, suelos y agua.

Otro futuro es posible

Los jueces señalaron que hay modelos agrícolas alternativos frente al modelo agroindustrial, algo no sólo deseable, sino también práctico. Refiriéndose al informe IAASTD, patrocinado por la ONU y el Banco Mundial, sobre el futuro de la agricultura (1), dijeron: “ Un aumento en las prácticas de la agricultura ecológica en muchos lugares nos permite saber que es posible una agricultura con menos o sin pesticidas, herbicidas y otros productos químicos peligrosos. Los estudios han indicado que la agroecología es capaz de producir rendimientos suficientes para alimentar a toda la población mundial y garantizar que las personas se alimenten adecuadamente”.

Los estudios han indicado que la agroecología

es capaz de producir rendimientos suficientes

para alimentar a toda la población mundial

y garantizar que las personas se alimenten adecuadamente”.

Destrucción innecesaria

En conclusión, los cinco eminentes jueces del Tribunal Monsanto encontraron que Monsanto:

– Ha interferido en el derecho de las personas a alimentarse con los productos de la tierra

– Ha contaminado el suelo y el agua, reduciendo así el potencial de producir alimentos

– Ha impedido el acceso de los agricultores a las semillas al comercializar y patentar las semillas modificadas genéticamente, que no pueden guardarse y que por tanto tienen que comprarse año tras año.

– Ha promovido la expansión de los monocultivos transgénicos, que dañan la biodiversidad y socavan las resistencia de los sistemas locales de producción de alimentos.

– Ha introducido el empleo a gran escala de productos químicos peligrosos junto con los cultivos transgénicos que están asociados a ellos, exponiendo así a las personas y el medio ambiente a cantidades cada vez mayores de pesticidas que amenazan la salud.

Lo que más llama la atención entre las conclusiones de los jueces del Tribunal Monsanto es que ninguno de estos métodos de cultivo o productos son necesarios, ya que el mundo puede alimentarse usando métodos agroecológicos.

Referencias:

1.- Evaluación internacional del conocimiento, la ciencia y la tecnologías agrícolas para el desarrollo (IASSTD): la agricultura en la encrucijada. Síntesis del Informe, Washington-Covelo-Londres, Island Press, 2009.


Enlace de descarga del Informe completo del Tribunal, aquí.

———————————-

La OCDE abre una investigación sobre WWF

Por Survival International, 5 de enero de 2017

Activist Post

Esta muchacha Baka fue golpeada por una brigada contra la caza furtiva financiada por WWF en Camerún en 2016. Tenía 10 años en aquel momento. © Survival International

Esta muchacha Baka fue golpeada por una brigada contra la caza furtiva
financiada por WWF en Camerún en 2016. Tenía 10 años en aquel momento.
© Survival International

En una actitud sin precedentes, un miembro de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha acordado investigar una denuncia contra el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) por posibles incumplimientos de los derechos humanos en Camerún, iniciando un proceso que hasta ahora sólo se había llevado a cabo contra Empresas Multinacionales.

Survival presentó la denuncia el pasado mes de febrero de 2016, citando numerosos ejemplos de violencia y hostigamiento contra los pigmeos Baka (1) por brigadas contra la caza furtiva financiadas por el WWF. Survival también alega que WWF no obtuvo un consentimiento previo e informado por las comunidades para sus proyectos de conservación en sus tierras ancestrales.

Esta es la primera vez que una ONG va a ser investigada de esta manera. La aceptación de la denuncia indica que la OCDE aplicará los mismos estándares sobre derechos humanos que a las Corporaciones con fines lucrativos.

WWF financia brigadas contra la caza furtiva en Camerún y en otro lugares de la cuenca del Congo. Los Baka y otras tribus de la selva han informado de abusos sistemáticos por parte de estas brigadas, incluyendo detenciones y palizas, torturas e incluso muertes, durante más de 20 años.

Survival instó a WWF a que cambiase su forma de actuar en la región, ya en 1991, pero desde entonces la situación no ha hecho más que empeorar.

Los Baka vienen informando repetidamente a Survival sobre las actividades de estas brigadas contra la caza furtiva en la región. Los Baka señalaron a Survival en 2016: “Las brigadas contra la caza furtiva golpearon a los niños, así como a una anciana con machetes. Mi hija todavía no se ha recuperado. La hicieron agacharse y la golpearon por todo el cuerpo: en la espalda, en el trasero, en todas partes, con un machete”.

En dos cartas abiertas, los Baka suplicaron a los conservacionistas que se les permitiera permanecer en su tierra: “Los proyectos de conservación tienen que considerar a aquellos cuya vida depende de los recursos de la selva…”.

WWF ha rechazado las reclamaciones de Survival. Acepta que se han producido abusos, pero en un comunicado de 2015, un portavoz declaró que tales incidentes “parecen haber cesado” a pesar de los reiterados testimonios en contra de los Baka. En su respuesta a la OCDE, la Organización citó la inestabilidad política en la región y las dificultades en el proceso de creación de áreas protegidas para la conservación de la vida silvestre, como las principales razones por las que se habían producido abusos contra los derechos humanos. No negó su participación en la financiación, capacitación y equipamiento de las brigadas.

En el año 2011, el cineasta alemán Wilfried Huismann estrenó un documental, El silencio de los pandas, sobre la organización WWF. En él se pone de relieve la devastación causada por la expansión de la soja transgénica en América del Sur y la colaboración de WWF con Monsanto en La Mesa Redonda sobre la Soja Sostenible, un foro dirigido por la Industria que intenta hacernos creer que el cultivo de la soja transgénica es responsable.

En el año 2011, el cineasta alemán Wilfried Huismann estrenó un documental, El silencio de los pandas, sobre la organización WWF. En él se pone de relieve la devastación causada por la expansión de la soja transgénica en América del Sur y la colaboración de WWF con Monsanto en La Mesa Redonda sobre la Soja Sostenible, un foro dirigido por la Industria que intenta hacernos creer que el cultivo de la soja transgénica es responsable.

El Director de Survival, Stephen Corry, dijo: “La admisión por parte de la OCDE de nuestra denuncia es un paso importante para los pueblos vulnerables. Se pueden utilizar las normas de la OCDE para tratar de detener a las Corporaciones que se burlan de ellas, pero esta es la primera vez que se aplican tales normas a una ONG como es WWF. El trabajo de WWF lleva generando mucho dolor entre los pueblos tribales de la cuenca del Congo. No han hecho nada eficaz para atender a las preocupaciones de miles de tribus desposeídas y maltratadas a través de sus proyectos. Esto tiene que cambiar. Si WWF no puede garantizar que se cumplan las normas de la ONU y de la OCDE, simplemente deberían dejar de financiarlos. Cualesquiera que sean los buenos proyectos que lleven a cabo en otro lugares, nada justifica su financiación de los abusos contra los derechos humanos. Las grandes Organizaciones de conservación no deben de ser cómplices en el robo de las tierras tribales. Los pueblos tribales son los mejores conservacionistas y guardianes del mundo natural. Deberían estar a la vanguardia del movimiento ambientalista”.

Muchos Baka se ven obligados a vivir en los caminos. Las tasas de alcoholismo y enfermedades como la malaria han aumentado, y si dieta se ha deteriorado. © Survival International

Muchos Baka se ven obligados a vivir en los caminos.
Las tasas de alcoholismo y enfermedades como la malaria han aumentado, y si dieta se ha deteriorado. © Survival International

Antecedentes

La OCDE es un organismo internacional del que son miembros 35 países. Ha elaborado directrices para las Empresas Multinacionales que son vigiladas desde los diferentes puntos de contacto existentes en cada país y ofrecen una de las pocas oportunidades para que se sepa si las Corporaciones Multinacionales respectan o no los derechos humanos de las comunidades afectadas por sus proyectos.

– La sede de WWF International se encuentra en Suiza, por lo que la denuncia de Survival fue presente en esta sede, ya que Camerún no es país miembro de la OCDE.

– En 2008, Survival International presentó una denuncia contra la empresa minera británica Vedanta Resources cuando pretendía explotar en el territorio de los Dongria Kondh en la India sin el consentimiento de la tribu. La OCDE afirmó que Vedanta había incumplido sus directrices.

WWF es la mayor organización conservacionista a nivel mundial. Según la propia organización, sólo el 33% de sus ingresos proceden de donaciones individuales. El resto proviene de subvenciones gubernamentales, fundaciones y Corporaciones.

Notas:

(1). Pigmeo es un término general que hace referencia a una serie de pueblos cazadores-recolectores de la Cuenca del Congo y otros lugares de África Central. La palabra se considerada peyorativa y es evitada por algunas tribus, pero usada por otros como una manera conveniente y fácilmente reconocible para describirse a sí mismos.

——————————————————

Artículos relacionados:

Un nuevo libro analiza la relación entre WWF, Monsanto y las Grandes Empresas

Un documental sobre el WWF: El silencio de los Pandas

————————————————

Adiós a Yarmouk: El viaje de un refugiado palestino de Esmirna a Grecia

Por Ramzy Baroud, 26 de julio de 2016

Dissident Voice

 Campo de refugiados de Yarmouk en Damasco. Imagen: eldiario.es

Campo de refugiados de Yarmouk en Damasco. Imagen: eldiario.es

(Nota del autor: Este artículo se ha redactado en base a las entrevistas realizadas a los refugiados palestinos de Siria)

El campo de refugiados de Yarmouk estuvo alguna vez presente en su ser, pero decidió salir del abismo de los miedos persistentes y no volver nunca más. ¿Pero cuál sería para este refugiado su última tierra ahora que dejaba Yarmouk, su primera tierra de asilo?

¿Cómo podría cualquier otro lugar mostrarse hospitalario, convertirse en su casa, cuando ha aprendido que Palestina, la que nunca ha visitado, nunca podrá ser su hogar? Al ser preguntado, responde sin vacilar: “Soy de este pueblo y de aquel de Palestina”. Sin embargo, el campo de refugiados de Yarmuk en Siria es todo lo que queda de Palestina, y de Palestina sólo sabía lo que había leído en los libros o por el mapa hecho jirones que colgaba en el salón de la casa familiar.

Pero al menos ella estaba junto a él y compartían el mismo dolor, sin ella nunca se habría embarcado en esta búsqueda. Su nombre, Khaled al-Lubani, y el de ella, Maysam.

Su primer intento de cruzar el mar estaba condenado al fracaso. Los mil dólares estadounidenses que el padre de Khaled le había dado en Yarmouk casi se habían terminado, y el dinero que le prometió su tía de los Emiratos Árabes Unidos no aparecía por ningún lado. Para entonces, se habían establecido en Esmirna, la esquina más occidental de Turquía, el lugar más próximo a Grecia.

Esmirna

Querían oportunidades de una vida mejor; sabían que su estancia allí sólo era temporal dentro de sus planes con mayor amplitud de miras.

Después de una breve estancia en un hotel barato, buscaron un alojamiento aún más barato, un pequeño piso por el que pagaban 400 liras turcas al mes (unos 120 euros ). Pero el dinero se acababa, y la ansiedad de Maysam se hacía cada mayor. Khaled sintió la creciente presión. Mientras esperaba el dinero de su tía, sintió que pendía de una cuerda al borde un acantilado.

Cuando comenzó la guerra de Siria, Khaled se preocupó poco por los avatares de la guerra. Había llegado a la conclusión, hacía ya mucho tiempo, de que nada bueno se podía obtener de la política y que cualquier persona que llegara al Gobierno, o fuera de la milicia uniformada, era alguien en quien no se podía confiar. Sin embargo, la guerra se fue acercando a Yarmouk, a pesar de las súplicas de los refugiados a las partes en conflicto para que no aumentaran su agonía.

Y cuando Yarmouk fue brutalmente destruida, Khaled, presionado por las lágrimas y las súplicas de sus padres, huyó. Un largo viaje, costoso y agonizante antes de llegar a Esmirna.

Su primer intento fue el de cruzar el mar con Abu Dandi. Había algo de sombrío y de falta de honradez, de modo que no confiaba mucho al ponerse en sus manos. De unos 50 años, era un hombre pesado, con un viente prominente, y con el pelo blanco muy corto. Era adicto al té negro, y pasaba la mayor parte de su tiempo en el Club Sirio jugando al backgammon, rezumando la confianza sin reparos de un jugador.

Otros refugiados palestinos también pusieron toda su fe en encontrar una nueva vida en un viaje sin garantías. Pero una hora después del inicio del viaje, el motor de la pequeña lancha se detuvo completamente.

El motor se ahogó y fue imposible ponerlo en funcionamiento de nuevo. Khaled, con todo el miedo recorriendo su cuerpo, sabía que volver no era una opción. Así que añadiendo al drama los temores y las ansiedades de Maysam, estallaron en unos reproches ininteligibles sobre las profundidades del mar.

Sin otra opción. Abu Dandi llamó a la guardia costera turca, que finalmente apareció y les condujo hasta una prisión de Esmirna.

Conocieron al capitán de un segundo bote, Abu Salma, mientras se encontraban en prisión. Capturado después de una fallida expedición, Abu Salma les prometió que les liberaría o les devolvería su dinero, ¡garantizado! Por desgracia, el primer desembolso de dinero nunca les fue devuelto por aquel miserable traficante de vientre protuberante.

La segunda expedición tampoco tuvo éxito, aunque el barco logró avanzar mucho más. El motor no se detuvo bruscamente, pero empezó a hacer un extraño ruido antes de que empezase a soltar el oscuro combustible en las aguas azules del mar Mediterráneo. Finalmente el bote se detuvo al llegar a las aguas griegas. Cuando les interceptó el guardacostas, tiraron una cuerda desde su barco para poder transportar con seguridad a los incómodos pasajeros.

Tratando de eludir al barco griego, los pasajeros se pusieron a remar frenéticamente y con toda la energía que les quedaba. Era como si esta fuera la última tarea que acometían en su lucha épica por sentirse humanos de nuevo. Sin embargo, el bote fue obligado a detenerse y las emociones por la derrota y el fracaso cayeron sobre ellos encorvando sus espaldas.

Con un nulo interés en llevar a los refugiados a la costa griega, la guardia costera se sumó a las crónicas de muerte y desgracia, ya que llamaron a los gendarmes turcos para que llevaran el bote de regreso al punto de partida, lo cual suponía por lo menos dos días de cárcel.

Jurando por su hija de tres años de edad, Abu Salma insistió en que era el mejor en este negocio, y si no hubiera sido por la maldita suerte, ya habrían llegado a Grecia y comerían como reyes, mientras que los dioses griegos les observarían desde el Olimpo. Prometiendo que encontraría un motor más grande y más rápido para el próximo intento, Abu Salma, una vez más, llevó a los pasajeros al lugar de partida, donde supuestamente debía estar el bote escondido, pero no había bote por ningún lado.

Emocionalmente agotados y cansados, regresaron a la carretera principal, a la espera de que la policía les encontrara de nuevo.

Cuando lo intentaron de nuevo, el grupo de nueve se había convertido en uno de 20, sumándose otros refugiados de guerra, buscando la seguridad que no podían encontrar en su país. Este bote era un poco más grande que el anterior, pero el motor más pequeño que el primero. Se produjeron reacciones acaloradas y los hombres gritaron y montaron en cólera. Las mujeres también gritaban de dolor, algunas oprimiendo sus corazones y otras cayendo de rodillas. Maysam no pudo más y estrujó su rostro empapado contra la arena.

La mayoría de los pasajeros se fueron y otros se sentaron en la arena tratando de establecer un plan que nadie había imaginado antes. Pero los palestinos, junto con Khaled y Maysam, se quedaron. Su voluntad era demasiado fuerte como para renunciar después de todo lo que habían pasado. Asumiendo el papel de líder, fueron animados por Khaled, una vez más.

Sólo tienes que ir en esa dirección”, dijo el traficante, señalando en alguna dirección determinada en la oscuridad con sus rechonchos dedos. Y eso fue precisamente lo que hizo Khaled. Desafiando la oscuridad y empujado por su deseo de ir hacia la libertad. Durante todo el viaje, Maysam sollozó en silencio y se aferró a su brazo como si fuera un salvavidas.

Finalmente, aparecieron las esperadas luces de la isla de Mitilene, que brillaban en la distancia. “»Ya Allah, Ya Allah, Ya Allah,» murmuraba Maysam en el último intento de rezar tanto como le fuera posible para acompañar al bote en su viaje hasta la costa, poniendo fin a las pesadillas turca y siria, y liberándoles del abismo de los condenados.

Todo lo que dejaron Khaled y Maysam en la balsa de lona fue una bolsa de cacahuetes cuando sus pies tocaron las arenas de Mitilene a altas horas de la noche. La alegría de su éxito alejó sus pesadumbres, saltando y llorando del regocijo.

Pero cuando trataron de darse cuenta de la increíble comodidad que la arena blanca les ofrecía, rápidamente acudieron los temores, sobre su imprevisto e inesperado futuro. El agua que les cubrió sus zapatillas lo sintieron como un mal presagio.

Ramzy Baroud es escritor y periodista. Su último libro publicado es “La segunda Intifada palestina: crónica de una lucha popular” ((Pluto Press, London).

———————————

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2016/07/farewell-to-yarmouk-a-palestinian-refugees-journey-from-izmir-to-greece/

————————————

El hambre en el mundo está aumentando, no disminuyendo: la FAO modifica las cifras a su antojo

I N S T I T U T E  F O R  F O O D  A N D  D E V E L O P M E N T  P O L I C Y  M E N T P O L I C Y

VERANO 2016 VOLUME 22• NÚMERO 2A

Imagen: elperiodico.com

Imagen: elperiodico.com

El año pasado el Informe de Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas anunciaba nuevos logros para terminar con el hambre en el mundo, declarando:

Las proyecciones indican un descenso de casi la mitad en la proporción de personas desnutridas en las regiones en desarrollo, pasando del 23,3% en 1990-1992 al 12,9% en 2014-2016. Esto se encuentra muy cerca de la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

¿Hay que celebrar el movimiento contra la pobreza con mayor éxito en toda la historia? Todavía no.

Según otros indicadores, el hambre y la desnutrición están aumentando. A pesar de los registros mundiales de las cosechas y de que hay suficiente comida como para alimentar a cada persona con 3000 calorías diarias, los análisis independientes indican que la mitad del mundo todavía pasa hambre. Contabilizar correctamente los niveles de hambre en el mundo es importante. Ahora sabemos que la aplicación durante 30 años de políticas neoliberales y de décadas de proyectos multilaterales de desarrollo no han mejorado las cosas, es más, en realidad se han empeorado.

¿Cómo pueden ser unos y otros cálculos tan diferentes?

Cambiando las reglas de juego

En 1996, con 840 millones de personas que pasaban hambre en todo el mundo, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hizo un llamamiento a los líderes de 185 países asistentes a la Cumbre Mundial sobre la Alimentación celebrada en Roma. Muchos delegados expresaron su firme compromiso de acabar con el hambre en el mundo. Después de todo, el mundo nunca había tenido tales cotas de abundancia. Más de dos décadas habían pasado desde la primera Conferencia Mundial de Alimentación, en la que el Secretario estadounidense Henry Kissinger prometió erradicar el hambre en un período de 10 años. En su lugar, la Declaración de Roma prometió reducir el número total de personas que pasaban hambre a sólo la mitad: 420.000.000 para el año 2015.

Cuatro años después, en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas celebrada en el año 2000 en la ciudad de Nueva York, la Declaración del Milenio diluía el compromiso de la Declaración de Roma aún más, a la mitad, para el año 2015. Debido al aumento de la población mundial, este ajuste significaba acabar con el hambre de sólo 296 millones de personas, y no de los 420 millones establecidos anteriormente.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio aún disminuían más esa cantidad al proponer una reducción a la mitad de las personas que padecen hambre, ya que sólo se aplicaría a los países donde la población tuviera un mayor crecimiento. Esto significa que la reducción del hambre era todavía mucho menor.

La siguiente flexibilización del compromiso oficial se fue alargando desde el año 2000, cuando se habían acordado unos objetivos para el año 1990. ¿Por qué? Lo primero de todo, permitió a los países occidentales ricos aprovecharse de los extraordinarios logros de China de los años 1990, gracias a los cuales millones de personas salieron del hambre y de la pobreza, aunque China no formase parte de la Declaración del Milenio. También se extendió el período de crecimiento demográfico (del mismo modo la proporción de personas que habrían salido de la situación de carencia alimentaria) y permitiría que los Objetivos de Desarrollo del Milenio reclamasen unos logros que realmente se produjeron antes de que se estableciesen dichos Objetivos.

De hecho, los nuevos Objetivos de Desarrollo del Milenio en relación con el hambre en el mundo ahora consideran aceptable una reducción no ya a 420 millones, sino que ha pasado a 591 millones, ralentizando el ritmo de reducción del hambre del 3,58% anual al 1,25% anual, es decir, casi un tercio de la tasa de reducción inicialmente establecida.

Pero eso no es todo. La ONU decidió cambiar los números de referencia utilizados en 1990. Dos veces.

Fao_hambre_mundo3

En el año 1992, la FAO informó que en 1990, 786 millones de personas pasaban hambre en el mundo en desarrollo. Pero 10 años más tarde, un año después de la firma de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, aumentaron esa cantidad a 816 millones (haciendo referencia a los niveles de 1990). ¿Por qué? Esto permitió a la FAO decir que se había producido una reducción en 30 millones en el número de personas hambrientas, que no se habrían sumado de no haber realizado dicha operación.

Posteriormente, en el año 2004, la FAO informaba que el número de personas que pasaban hambre en el mundo había aumentado a 815 millones. Incluso con la revisión de los cálculos, esto significaba que en cuatro años los países desarrollados sólo habían conseguido reducir los niveles de hambre en 1 millón de personas, aunque en realidad habían aumentado según el cálculo original de 1990 de 786 millones de personas. Así que la FAO volvió a revisar los datos originales de 1990, aumentándolos a 824 millones, por lo que parecía que el hambre había disminuido después de todo.

Ignorando la crisis mundial en los precios de los alimentos

En el año 2008 se produjo la crisis mundial en los precios de los alimentos, aumentando el precio de estos por encima de los niveles históricos y provocando que 150 millones de personas pasaran a engrosar las filas de las personas hambrientas. La FAO daba el dato de que en el mundo había mil millones de personas hambrientas, en un momento de los mayores registros en las cosechas y de beneficios de las Corporaciones. Alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio se veían imposibles. El mundo en desarrollo estaba perdiendo la batalla contra el hambre en estos países.

Como los Objetivos de Desarrollo del Milenio estaban fijados para el año 2015, y esta fecha se acercaba, la FAO volvió a revisar los números. En el año 2012 se anunciaba que el hambre en los países en desarrollo se encontraba por debajo de los mil millones, cifra récord del año 2008, y ahora había disminuido a 852 millones. Pero esta cifra todavía estaba por encima de la de 1990 (824 millones), es decir, el mundo estaba todavía muy lejos de las metas contra el hambre recogidas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Por lo tanto, la FAO ajustó de nuevo los números de 1990 (por enésima vez) en 980 millones millones en lugar de los 824 millones anteriores. Esto hizo que pareciese que proporcionalmente el hambre estuviese descendiendo: del 23% en 1990 al 15% en 2012. Así que ya se podía hacer la oportuna declaración: “El progreso en la reducción del hambre ha sido mayor de lo que se esperaba anteriormente, de modo que reducir a la mitad en el año 2015 el porcentaje de las personas que pasan hambre, está al alcance de la mano”.

Alterar radicalmente la metodología de un estudio longitudinal que abarca un período de 25 años tres años antes de que dicho período concluya es una práctica torticera en cualquier estudio científico estándar, pero la FAO, bajo la intensa presión del Comité de Seguridad Alimentaria para que alterase las cifras:

Los cambios en el número de desnutridos, algo que se postulaba debiera hacer ocurrido en el año 2009, llevó a los comentaristas a expresar sus inquietudes acerca de la fiabilidad del método utilizado por la FAO para estimar el número de hambrientos en el mundo. Estas preocupaciones culminaron con la petición a la FAO por parte del Comité Mundial de Seguridad Alimentaria… para organizar una Mesa Redonda Técnica para discutir con la FAO los niveles de desnutrición. Los resultados de la Mesa Redonda… dio lugar desde entonces a una serie de revisiones y la aplicación de innovaciones”.

¿Qué fue lo que hicieron? En primer lugar, la FAO abandonó su modelo de predicciones, de modo que no se reflejaría el impacto de la crisis económica, eliminando por tanto el aumento en el número de desnutridos después de 2008. En segundo lugar, la nueva metodología utilizada revisó las estimaciones de los suministros de alimentos en los diferentes países y los alimentos que se desperdiciaban, nuevas estimaciones, nuevos supuestos sobre la desigualdad alimentaria y el acceso a las calorías y revisión de datos sobre el apogeo de la población. Estos cambios consiguieron que: las cifras publicadas en 2012 indicasen que el hambre se mantuvo en los mismos niveles durante el período de crisis en el precio de los alimentos. Sorprendentemente, la FAO afirma que “Su metodología no consigue reflejar totalmente los efectos sobre el hambre por el aumento de los precios de los alimentos en 2007-08… y mucho menos el reciente aumento de los precios”.

Pero, ¿cómo puede ignorar la FAO una crisis en los precios de los alimentos que ha afectado a 150 millones de personas?

¿Qué se mide?

La FAO cuenta como persona hambrienta sólo a aquella cuya ingesta calórica se considera insuficiente para cubrir el mínimo necesario para un estilo de vida sedentaria durante más de un año. Pero la mayor parte de las personas que pasan hambre se trataría de campesinos que realizan un exigente trabajo físico y necesitarían entre 3000 a 4000 calorías diarias, mucho más de lo que la FAO considera como el mínimo de calorías de vida sedentaria. La mayoría de estos agricultores son mujeres, que a menudo amamantan a algún bebé, y por tanto necesitarían otras 500 calorías adicionales al día.

El umbral de calorías establecido por la FAO varía de un país a otro, de las 1.651 calorías /día de Timor Oriental a las 1.900 calorías/día para los Países Bajos. Es decir, el umbral es menor en Timor Oriental porque tienen una menor complexión que las personas de los Países Bajos. Sin embargo, una menor estatura en una determinada población sería indicio de un cierto grado de desnutrición, lo que indicaría que requieren de más, no de menos calorías.

O sea, que si medimos los niveles de desnutrición considerando la ( incluso todavía conservadora) cantidad de calorías necesarias para una actividad normal, serían 1,5 mil millones de personas las que padecerían hambre en el mundo, según el propio anexo del Informe de la FAO del año 2012, lo cual supone el doble de lo que la ONU nos quiere hacer creer. Si midiésemos el hambre teniendo el cuenta las calorías necesarias para una actividad intensa, el número de hambrientos se dispararía a los 2,5 mil millones de personas.

Además, medir el número de hambrientos por la cantidad de calorías ingeridas es una trampa. Aunque la FAO admite que hay 2,1 mil millones de personas que sufren de graves deficiencias de vitaminas y nutrientes, estas deficiencias no se consideran como variables para considerarlas dentro de las estadísticas del hambre. Lo que cuenta para la FAO son las calorías, no los nutrientes reales ingeridos. Y aquellos que pasan hambre durante algunos meses tampoco se consideran hambrientos, ya que la definición del hambre solamente se considera si dura más de un año. De manera increíble, para la FAO parece que pasar hambre durante 11 meses no es algo perjudicial para la salud.

China salva los Objetivos de Desarrollo del Milenio

En realidad, el 73% de los éxitos contra el hambre de los que se acopia la ONU se deben a China, la mayoría de los cuales se han producido durante la década de 1990, antes de que se estableciesen los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Los progresos en China en la lucha contra el hambre durante ese período se debieron en gran medida a los resultados de la Reforma Agraria, que garantizó que los pequeños agricultores tuviesen un acceso seguro a la tierra. Pero la Reforma Agraria no era una de las estrategias promovidas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio; de hecho, la directrices políticas recomendadas por la ONU son las del acaparamiento de las tierras por parte de las Corporaciones (a través de la Nueva Alianza para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición, que promueve la ONU).

Fao_hambre_mundo4

Si restásemos los avances de China contra el hambre, y aquellos otros logrados en países como Vietnam, Brasil y Perú, la mitad de todos los países del mundo en desarrollo habrían visto aumentar el número de personas que padecen hambre desde 1990, incluso de acuerdo con las definiciones más conservadores de la FAO. Esto también es cierto para los 45 países menos desarrollados, que habrían experimentado un aumento neto de 59 millones de personas que padecerían hambre. Los países del África Subsahariana habrían experimentado un aumento de 64 millones.

2,5 mil millones de personas pasan hambre a pesar del alborozo de la ONU

Por medio de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la ONU ha tergiversado el verdadero alcance del hambre en el mundo. En realidad serían entre 1,5 mil millones y 2,5 mil millones de personas las que no tienen acceso a suficientes alimentos, dos veces más de lo que la ONU nos quiere hacer creer.

Y las cifras van en aumento, no al revés.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, con su alborozo por las buenas noticias, lo que hace es justificar, como ya es habitual, las políticas económicas mundiales de los últimos 30 años: los acuerdos de libre comercio, el acaparamiento de tierras, la monopolización de las tierras, el agua y los recursos genéticos, y la especulación financiera con los precios de los alimentos por parte de las Corporaciones. Por encima de todo, tiende a justificar el dramático aumento de la desigualdad en todo el mundo, invitándonos a creer incluso que aunque 80 personas posean más riqueza que los 3,5 mil millones de personas más pobres del mundo, este sistema alimentario puede acabar con el hambre y la pobreza.

Después de que concluyesen los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la ONU presentó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “Terminar con el hambre en el mundo en el año 2013”, que es la segunda meta de las 17 que propone la ONU ( que serán firmados el próximo mes de septiembre de 2016).

Si los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible deben tener algún significado, y si los líderes mundiales realmente quieren asumir el compromiso de acabar con el hambre, también habrá que acabar con la manipulación de las estadísticas sobre el hambre.

———————————————–

Este artículo se ha elaborado a partir del de Hickel, J (2016), “El verdadero alcance de la pobreza y el hambre en el mundo: cuestionando las buenas noticias de los Objetivos de Desarrollo del Milenio». Revista Trimestral del Tercer Mundo. Véase el artículo original para consultar las referencias.

—————————————–

Procedencia del artículo:

http://foodfirst.org/wp-content/uploads/2016/06/Summer2016Backgrounder.pdf

——————————————–

Artículos relacionados:

http://allegramag.info/la-gran-mentira-de-la-fao/

Director de la FAO en España: «Somos la primera generación que podría acabar con el hambre «.

Fao_hambre_mundo6


Senadora Elizabeth Warren sobre los Acuerdos de Libre Comercio estadounidenses: “Si la gente supiese lo que se está negociando, entonces se opondría”

Por Ron Forthofer, 29 de abril de 2016

dissidentvoice.org

 Las Grandes Corporaciones Alimentarias

Las Grandes Corporaciones Alimentarias

En mayo de 2014, la senadora Elizabeth Warren habló sobre el acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPP):

Por lo que sé de Wall Street, las empresas farmacéuticas, de telecomunicaciones, los grandes empresas contaminantes y los subcontratistas, todos ellos están salivando ante la oportunidad de manipular el acuerdo comercial en las próximas conversaciones. Las pregunta es: ¿Por qué se mantienen en secreto? Le va a encantar la respuesta. Es una de las muchas cosas que se aprenden en el Capitolio. Los partidarios del acuerdo me han dicho: Tienen que mantenerse en secreto, porque si la gente supiese lo que en realidad se está negociando, entonces se opondría”.

En mayo de 2012, el senador Ron Wyden, Presidente del Senate Finance Committee’s Subcommittee on International Trade, Customs, y Global Competitiveness, dijo:

Sin embargo, la mayoría del Congreso desconoce qué se está negociando en el acuerdo comercial TPP, mientras que los representantes de las Corporaciones, tales como Halliburton, Chevron, PHRMA, Comcast y la Motion Picture Association of America, están siendo consultados y conocer todos los detalles del acuerdo”.

En una carta de mayo de 2012, el Representante Comercial de Estados Unidos ante 30 profesores de derecho de algunos de los países que están participando en las negociaciones del TPP, señaló:

En estas comisiones no hay representantes de los consumidores, ni de las bibliotecas, ni de los estudiantes, ni de los grupos de defensa del paciente o de la salud, u otros usuarios de la propiedad intelectual, y una mínima representación de otras empresas afectadas, tales como los fabricantes de medicamentos genéricos o los proveedores de servicios de Internet. Nunca creeríamos que una ley o unas normas de regulación aprobadas en Estados Unidos fueran tan clandestinas y sesgadas”.

Pues bien, si aún no se muestra preocupado por un acuerdo que se está negociando por parte de las Grandes Corporaciones a expensas de la gente, tenga en cuenta lo siguiente. Un capítulo de este acuerdo, Solución de Controversias Inversionistas-Estados (ISDS), pone en peligro la Democracia y la soberanía de los Gobiernos.

Por ejemplo, Joseph Stiglitz, el ex economista Jefe del Banco Mundial y Premio Nobel de Economía en el año 2001, abordó esta cuestión en relación con el NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) en enero de 2004:

Se oculta que el NAFTA supone un nuevo conjunto de derechos, para los negocios, que potencialmente debilita la Democracia en toda América del Norte. Bajo las condiciones impuestas por el NAFTA, si los inversores extranjeros consideran que están siendo perjudicados por unas normas ( no importa si éstas están justificadas o no), pueden demandar por daños y perjuicios ante los Tribunales Especiales, sin la transparencia de los procedimientos judiciales regulares. Si tiene éxito, reciben una compensación directa del Gobierno Federal…”

En un artículo publicado en octubre de 2015, Stiglitz y Adam Hersh, añadían:

Imagínense lo que habría ocurrido si el acuerdo hubiera estado vigente cuando se descubrieron los efectos letales del amianto. En lugar de cerrar las fábricas y obligar a los fabricantes a compensar a los perjudicados, bajo los ISDS los Gobiernos habrían tenido que pagar a los fabricantes por impedir que aquellos matasen a sus ciudadanos. Los contribuyentes se habrían visto perjudicados dos veces: primero por los daños a la salud causados por el amianto, y luego compensar a los fabricantes por los beneficios no obtenidos cuando el Gobierno se decidió a regular un producto peligroso”.

De acuerdo con  Public Citizen’s Global Trade Watch, los Tribunales Internacionales de Arbitraje (ISDS) del TPP “están formados por abogados privados no sujetos a ningún sistema de elección, a los sistemas legales precedentes ni a los conflictos de interés en que pudieran verse envueltos. Sus resoluciones no pueden impugnarse. Muchos abogados de los ISDS desarrollan otras funciones, sirviendo tanto para demandar y juzgar a los Gobiernos a favor de las Empresas, donde claramente se puede observar un inherente conflicto de intereses”.

Permitir que estos abogados tengan la última palabra en los casos que amenazan nuestra salud y bienestar, así como la salud de los ecosistemas y su capacidad capacidad para soportar todas las formas de vida, es una auténtica locura. Este proceso desastroso de resolver los conflictos pisotea la Democracia y la soberanía, y prioriza las ganancias por encima de cualquier otra consideración. Una antigua profecía de los Cree dice:

Sólo después de que el último río haya sido envenenado;

Sólo después de que el último pez haya desaparecido;

Sólo entonces nos daremos cuenta que el dinero no se puede comer”

Si este proceso de soluciones corporativas no le convence para oponerse a estos Tratos de Libre Comercio, considere las normas para los servicios financieros. Según Public Citizen, estas normas fueron escritas bajo la asesoría de los Grandes Bancos, que trabajan para reducir a la mínima expresión la legislación que regula Wall Street. Así, el TPP podría suponer un aumento de aquellas políticas que han provocado la desastrosa crisis financiera de 2008. Las normas del TPP también impedirían a los Estados proteger a sus monedas en tiempo de crisis. Es como si la crisis de 2008 nunca hubiera sucedido.

Paul Krugman, otro Premio Nobel de Economía, y partidario del NAFTA, lo dijo muy bien en un artículo del pasado 9 de marzo:

Pero también es cierto que gran parte de la defensa que hace la élite de la globalización es francamente deshonesta: falsas afirmaciones de que es algo inevitable, tácticas del miedo (que el proteccionismo provoca depresión económica), exageraciones en cuento a los beneficios de liberalización del comercio y los costes de producción, olvidando los efectos distributivos tal y como predicen los modelos estándar.

Por lo tanto, lo que dice la élite sobre los Tratados de Libre Comercio es en gran parte una estafa, que posiblemente los votantes sientan de un modo y otro, incluso si no saben lo que se está fraguando”.

El TPP, y otros acuerdos comerciales, como el TTIP (Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones) será, de aprobarse, un medio de transferencia de más riqueza hacia los de arriba, mientras que veremos amenazados aún más nuestros ecosistemas.

¡Estos Acuerdos los debemos detener, ya que nuestras vidas y las de las generaciones futuras dependen de lo que nosotros hagamos ahora!

Ron Forthofer es profesor retirado de Bioestadística en la Universidad de la Escuela de Salud Pública en Houston, Texas, y candidato del Partido Verde al Congreso y a Gobernador de Colorado. Otros artículos de Ron Forthofer.

——————————-

Procedencia del artículo:

http://dissidentvoice.org/2016/04/just-say-no-to-corporate-rule/

———————————–

Lo aquí dicho hace referencia a ese otro tratado que Estados Unidos está negociando con varios países asiáticos del área del Pacífico (el TPP), pero bien podría valer para el que actualmente está negociando con la UE, el TTIP. En el siguiente vídeo, el Prof. Carlos Taibo realiza una reflexión crítica sobre lo que podría suponer la firma de este acuerdo comercial:

—————————————

Posición de los partidos políticos respecto al Acuerdo Comercial TTIP:

http://www.lamarea.com/2015/01/30/la-posicion-de-los-partidos-espanoles-sobre-el-ttip/

—————————-

 

 

La vergüenza de Europa

La Unión Europea ha dicho no a los refugiados, porque está estructurada para atender a las necesidades del Capital por encima de todo

Por Cinzia Arruzza, 15 de abril de 0216

jacobinmag.com

refugiado_sirio

Un refugiado sirio sostiene en el regazo a su hijo, en un campamento al norte de Irak. Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido.

Si tuviéramos que describir la respuesta de la Unión Europea a la actual crisis de refugiados con una sola palabra, esa palabra sería “caos”. Y la segunda palabra que definiría su actuación, sería “vergüenza”. Eso es lo que debieran sentir los líderes y tecnócratas de la Unión Europea al escuchar la declaración de la organización Médicos sin Fronteras (MSF) del pasado 22 de marzo, anunciando que la organización humanitaria cesaría todas las actividades en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, donde se llevan a cabo los registros y la toma de las huellas digitales antes de ser trasladados o deportados.

Como dijo Marie Elisabeth Ingres, coordinadora general de MSF en Grecia:

Tomamos la difícil decisión de terminar con nuestras actividades en Moria debido a que de continuar trabajando en dicho campo, nos haríamos cómplices de un sistema que consideramos injusto e inhumano.

No vamos a permitir que nuestra ayuda sea instrumentalizada en una operación de expulsiones masivas, negándonos a forma parte de un sistema que no tiene en cuenta las necesidades humanitarias y de protección de los solicitantes de asilo y los migrantes”.

Ese mismo día, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) hizo público un comunicado anunciando su intención de reducir sus actividades en los puntos calientes de las islas griegas, como respuesta al nuevo acuerdo entre la UE y Turquía:

ACNUR ha estado hasta ahora apoyando a las autoridades en los llamados puntos calientes de las islas griegas, donde eran recibidos los refugiados y migrantes, aportando ayuda y realizando el registro. Según las nuevas disposiciones, estos sitios se han convertido en centros de detención. En consecuencia, y de acuerdo con nuestra política de oposición a las detenciones obligatorias, hemos suspendido algunas de nuestras actividades en todos los centros de las islas”.

Externalización de las fronteras de Europa

El nuevo acuerdo aprobado el 18 de marzo de 2016 tendrá un coste de 6.000 millones de euros para la UE, sirviendo para financiar las instalaciones para los refugiados en Turquía. Tres son las disposiciones clave:

1.- Todas los emigrantes y refugiados que crucen ilegalmente desde Turquía a Grecia serán devueltos a Turquía.

2.- Por cada refugiado sirio deportado a Turquía, otro refugiado sirio será enviado desde Turquía a un país europeo.

3.- Turquía evitará el paso ilegal tanto por mar como por tierra.

Activistas y funcionarios de la ONU han denunciado la ilegalidad de este acuerdo, que no tiene en cuenta los derechos individuales de los solicitantes de asilo, no pudiendo recibir protección en el país al que son deportados.

Por un lado, ACNUR ha advertido que los centros de acogida en las islas griegas están sobrecargados, con unos 52.000 refugiados y emigrantes, que ahora están detenidos en unas condiciones inseguras e inhumanas, y que el sistema de registros de solicitantes de asilo es incapaz de atender todas las solicitudes.

Por otra parte, Turquía confiere sólo el estatus de refugiado a las personas que huyen de Siria, y no, por ejemplo, a los solicitantes de asilo de Afganistán o Irak. Las deportaciones en masa de todos los refugiados no sirios y migrantes viola la ley europea e internacional que regula el derecho de asilo.

Para empeorar las cosas, según Amnistía Internacional, Turquía está enviando ilegalmente miles de refugiados sirios a Siria. Es decir, que Europa, a través del acuerdo con Turquía, está a punto de enviar a miles de refugiados al matadero.

Aunque una puede estar tentada de interpretar esta terrible situación como el resultado de un estrategia coherente y unívoca de la UE, de hecho, no existe tal estrategia. En su lugar se trataría de múltiples estrategias alternativas y contradictorias, cada una de ellas sustentada por diferentes intereses políticos y económicos, y por una visión diferente de lo que debe ser la UE.

El acuerdo con Turquía forma parte de una estrategia principal adoptada hasta ahora por las Instituciones de la UE y que consiste en un intento de exteriorizar las fronteras europeas a través de acuerdos bilaterales de apoyo a la creación de centros de detención fuera de las fronteras políticas de la UE, la creación de puntos calientes en Grecia e Italia, la militarización de las fronteras exteriores, la redefinición de las funciones y competencias de Frontex, y la intención de crear una Guardia de Fronteras europea.

refugiadossiriosturquía
Esta estrategia, sin embargo, se encuentra actualmente en un callejón sin salida: a pesar de que no han podido mantener bajo control el flujo de migrantes y refugiados, se ha generado un caos humanitario, con lo que ha aumentado aún más el descrédito de las Instituciones de la UE.

Este estancamiento de la estrategia europea se puede evaluar mejor teniendo en cuenta que sólo el año pasado se realizaron dieciocho cumbres urgentes sobre la crisis de los refugiados, abarcando a diversas Instituciones europeas: el Consejo Europeo, El Consejo de la Unión Europea, la Comisión Europea, las Naciones Unidas, e incluso la OTAN.

Los resultados de todas estas cumbres ha sido desalentadores: hasta la fecha, después de interminables discusiones y peleas internas sobre las cuotas de reubicación de refugiados en varios países europeos, sólo 660 refugiados han sido reubicados hasta el momento (18 en España).

Sin embargo, para lograr sus fines, es probable que se necesite el apoyo militar de la OTAN para apuntalar el acuerdo entre la UE y Turquía. En el mes de febrero pasado, la OTAN se implicó directamente en la gestión de la crisis de los refugiados: se enviaron buques de guerra al Mar Egeo para tratar de detener a los migrantes que cruzan desde Turquía a Grecia.

A pesar de que la efectividad de este acuerdo es incierta, una de las primeras consecuencias puede haber sido la del aumento de las llegadas desde Libia a la costa italiana. Libia se supone que es un actor principal en los acuerdos bilaterales con el objetivo de detener a los refugiados fuera de las fronteras políticas de Europa. Sin embargo, actualmente es incapaz de hacerlo, debido a la descomposición del país después de la intervención militar.

El incremento de las llegadas desde Libia a las costas de Sicilia se está produciendo de nuevo, y los puntos calientes previstos en Sicilia, algunos de los cuales nunca se crearon, son insuficientes.

El incremento de las llegadas a través del Mediterráneo también supone un aumento de las muertes en el mar: la Organización Internacional para las Migraciones estima que 531 refugiados y migrantes murieron en el Mediterráneo entre principios de enero y finales de marzo, es decir, un 9% más que el año pasado.

Colapso de Schengen

La estrategia de externalizar las fronteras es un callejón sin salida; varios países miembros de la UE están planteando alternativas y otras estrategias, lo cual está profundizando la crisis del proyecto de la UE. El Gobierno italiano está contraviniendo la estrategia de externalización de fronteras de dos maneras interrelacionadas.

En primee lugar, los buques de Frontex que patrullan en el Mar Mediterráneo se han transformado en centros en los que los refugiados y los inmigrantes rescatados en el mar son previamente identificados y por lo tanto se retrasa su llegada a la costa y las operaciones de rescate se ralentizan. Buques militares italianos, por el contrario, han dado prioridad a las operaciones de rescate antes que las de identificación previa.

En segundo lugar, las autoridades italianas han facilitado el tránsito de migrantes y refugiados a través del país en dirección a las fronteras de Francia y Austria, violando los acuerdos de Dublín.

Esto explica la crisis del verano pasado, cuando Francia suspendió el acuerdo de Schengen en la frontera con Italia, provocando que cientos de refugiados estuvieran a la espera para cruzar la frontera y acampasen en condiciones desesperadas en la estación de trenes de Milán y en las calles de Ventimiglia.

Aunque puede haber algunas consideraciones humanitarias detrás de la estrategia de las autoridades italianas, más bien hay intereses económicos y militares en juego, ya que el Gobierno italiano está utilizando su mala gestión de los refugiados para presionar a la UE, en especial a Alemania, para que haga concesiones en el pacto de estabilidad, en lo que se refiere a la deuda italiana.

Mientras tanto, el acuerdo de Schengen también ha sido suspendido en la frontera entre Francia y el Reino Unido, creando unas condiciones terribles en el lugar que se conoce como la jungla de Calais. En febrero, en respuesta a esta situación, Bélgica suspendió unilateralemente el acuerdo de Schengen en la frontera con Francia, ante el temor de que los refugiados que emigran en masa a Calais utilizasen los puertos belgas como punto de parada para cruzar la frontera hacia el Reino Unido.

Ya el mes anterior, Noruega, Suecia y Dinamarca también habían decidido suspender temporalmente Schengen. Austria se unió a ellos una semana más tarde, en respuesta a la llegada de miles de inmigrantes devueltos desde Alemania y que situaron en la frontera con Austria.

Austria también ha dispuesto controles y restricciones en el tráfico ferroviario y por carretera en la frontera con Hungría. Hungría, por su parte, ha construido vallas en sus fronteras con Serbia (que no pertenece a la UE), así como Croacia con Eslovenia ( que son miembros de la UE, el último de los cuales también ha firmado los acuerdos de Schengen).

Un futuro sombrío para la UE

Mientras que los acuerdos de Schengen se rompen a pedazos, varias opciones hay sobre la mesa. En primer lugar, Schengen podría ser suspendido durante dos años. En diciembre de 2015, los miembros de la UE consideraron esta posibilidad, que complace a la creciente derecha xenófoba y apaciguaría a una opinión pública cada vez más xenófoba.

Sin embargo, está opción sería un desastre económico para el Capitalismo europeo, o por lo menos para una parte significativa del mismo. La objeción: Schengen no sólo permite la libre circulación de ciudadanos de la UE a través de sus fronteras, sino también, y esto es lo más importante desde el punto de vista del Capitalismo europeo, la libre circulación de mercancías.

refugiados-sirios-1500x781
Esta es una cuestión clave: las cadenas de valor que operan a través de las fronteras de los Estados-nación. Desde el punto de vista de las cadenas de valor, las fronteras internas pueden ser más relevantes que las fronteras entre los Estados-nación.

Las cadenas de valor, por ejemplo, conectan orgánicamente la producción de mercancías del norte de Italia, con la producción en Austria, Alemania y Francia, en lugar de la producción en el sur de Italia. En pocas palabras, no existe una correspondencia entre las fronteras nacionales y las cadenas de valor del Capital.

Algunas estimaciones son alarmantes en cuanto a la pérdida económica que conllevaría la suspensión de Schengen durante dos o más años, y la Comisión Europea ha advertido que un colapso de Schengen debilitaría el crecimiento económico durante varios años.

En segundo lugar, se podría crear un mini-Schengen. Esta opción es apoyada sobre todo por el Gobierno holandés y podría tener mayor atractivo para Alemania, y se limitaría a Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, aunque también podría incluir a Suecia y Francia.

En cualquiera de estos casos, se estaría excluyendo a Europa del Este, Grecia e Italia; los dos últimos, en particular, están siendo considerados responsables de no cumplir con los acuerdos de Dublín y por no proteger debidamente sus fronteras.

El pasado 1 de abril, en respuesta a una perspectiva de un mini-Schengen, el Parlamento griego aprobó apresuradamente una ley para hacer legal lo que antes no lo era: la deportación masiva de los refugiados y los inmigrantes a Turquía, según lo exigido por el acuerdo UE-Turquía. Se trataría de la última capitulación por parte del Gobierno de Syriza de Grecia ante los burócratas de la UE.

La posibilidad de un mini-Schengen no gusta a algunos países miembros de la UE; no obstante, esta propuesta está en el aire. Además, dado que con bastante seguridad esta opción se reconsidere en los próximos meses, puede ser vista, en perspectiva, como un mal menor frente a la crisis más profunda de la UE, no pudiendo excluirse llegadas masivas de refugiados.

Otra posibilidad no menos viable implicaría una implosión del proyecto de la UE, que puede acelerarse con el Brexit. La disolución de la UE implicaría un retorno a los Estados-nación con plena soberanía nacional, o en su defecto, la creación de un sistema de gobierno transnacional que combinaría los Estados-nación con las Instituciones europeas, apoyando así unas cadenas de valor cada vez más transnacionales.

Aunque el futuro de la UE es incierto, dos hechos, al menos, están claros. El primero: ninguna política de las aplicadas será capaz de detener el flujo de inmigrantes y refugiados a Europa.

La desintegración de Siria ha obligado a que haya cuatro millones de refugiados en Jordania, el Líbano y Turquía, desplazando a más de siete millones de personas en Siria. La inestabilidad de la situación en Afganistán e Irak está dando lugar a la huida de miles de personas de esos países, mientras que los refugiados del cambio climático llegarán por miles del Este y África Subsahariana y del sudeste de Asia.

Las imbricaciones de la guerra, el cambio climático, la pobreza, hace que por otra parte tenga poco sentido distinguir entre refugiados e inmigrantes económicos, tratándose más bien de una cuestión de oportunismo burocrático, y no de fondo.

En segundo lugar, la actual UE ha demostrado que no está preparada para afrontar las transformaciones globales, y las tragedias, pero también tiene una responsabilidad histórica y política. Esta UE carece de cualquier alma política, más allá de la defensa tecnocrática de los intereses del Capitalismo europeo.

A pesar de su supuesta vocación universalista, la UE ha dado muestras de que su única forma de universalismo es el de la circulación de mercancías y de dinero.

En lo que se refiere al resto, sólo queda con el aumento de las desigualdades económicas y la explotación, la destrucción del Estado de Bienestar, el aumento de la derecha xenófoba, y el espectáculo repugnante de un grupo de burócratas europeos que luchan sobre los cuerpos de los muertos y torturados de los inmigrantes y refugiados.

Mientras tanto, miles de refugiados e inmigrantes han comenzando a protestar y mostrar su rebeldía en Grecia: su rebelión es nuestra única esperanza.

———————–

Cinzia Arruzza es profesora adjunta de Filosofía en el New School.

——————————-

Procedencia del artículo:

https://www.jacobinmag.com/2016/04/eu-migrants-frontex-msf-syria-schengen/

———————————

 

No producen buenas manzanas los árboles de un sistema político y económico basado en la acumulación

Apple está siendo alabado por defender la privacidad de sus usuarios. Sin embargo,

su principal preocupación es el resultado final.

Por Michal Rozworski, 11 de marzo de 2016

jacobinmag.com

Imagen: thelabmedia.es/

Imagen: thelabmedia.es/

 Apple ha ocupado los primeros lugares en los medios de comunicación no por el lanzamiento de un nuevo aparato, sino por su supuesta defensa de las libertades civiles. El mes pasado, un Tribunal de California ordenó a Apple que ayudase al FBI a desbloquear el iPhone de Syed Farook, uno de los participantes en la masacre de San Bernardino, mediante el desarrollo de un software que posibilitase saltarse los sistemas de seguridad instalados, lo que permitiría al FBI introducirse en estos dispositivos con más facilidad. Apple se ha negado, argumentando que contraviene las libertades recogidas en la Primera Enmienda, que socava la privacidad y traiciona la confianza de los usuarios.

Esta falta de cooperación les ha ganado muchos elogios en los medios de comunicación, en muchas empresas de Silicon Valley e incluso del propio Edward Snowden. Esta intransigencia de Apple es bienvenida, pero también genera una dosis de escepticismo: Apple puede tener motivos para obstaculizar la labor del FBI, pero su defensa de las libertades civiles, en la que ha sido su trayectoria, ya no está tan clara.

Hace dos años, el propio Snowden reveló que Apple había ayudado a la NSA a desarrollar las mismas puertas traseras que ahora dice rechazar. Antes de que la privacidad y la seguridad se convirtiesen en temas públicos candentes, Apple estuvo dispuesto, como otros muchos gigantes de Silicon Valley, a cumplir con las exigencias de las Agencias de espionaje del Gobierno.

La nueva postura de la compañía también puede formar parte de una maniobra de marketing destinada a aquellas personas preocupadas por la privacidad y que pueden ser potenciales compradores, o podría estar motivada por algo completamente distinto. La conclusión es que Apple está más preocupada por sus ganancias y que su defensa de la privacidad y de las libertades civiles debe ser interpretada con aquel objetivo básico en mente.

Por ejemplo, el enfoque que hace de la privacidad en China muestra que su ética es muy elástica. Apple ha permitido al Gobierno realizar auditorias de seguridad en los dispositivos y de datos de los usuarios chinos en los servidores operados por China Telecom. Ambas prácticas tienen graves implicaciones de seguridad para los usuarios de Apple en este país.

¿Por qué permite esta intromisión del Gobierno chino? El crecimiento de las ventas en Estados Unidos se ha estancado, y China es el mayor mercado exterior de Apple. Así que si el gigante de la Tecnología camina en una cuerda floja, necesita equilibrar su compromiso con la privacidad y con la presión para que coopere con los Gobiernos de los mercados clave.

De hecho, el mismo afán de lucro que estimula a Apple a defender la privacidad, también ha estimulado a la Empresa… a volver a ensamblar sus productos en una de las cadenas de suministro más despiadadas del mundo. Dentro de sus instalaciones situadas en Asia Oriental, donde se fabrican muchos de los componentes de los dispositivos de Apple, la Compañía emplea las políticas de bajos salarios y merma en las condiciones de trabajo.

Otra de las claves del éxito de Apple es la rápida rotación de sus productos y un inventario muy escaso. Cook ha comparado a los productos de alta tecnología con los productos lácteos: como la leche, el iPhone no puede estar demasiado tiempo en la estantería de un almacén o tienda antes de que se estropee. Así que mientras los consumidores obtienen un producto ultrafresco, un inventario escaso significa cambios de vértigo en la producción que afecta a los trabajadores que proveen a Apple.

A medida que Apple perfecciona los ajustes de tiempo, este tipo de régimen de trabajo acelerado se está convirtiendo en la norma. Los empleados de una cadena de montaje de iPhone deben poner una placa base cada 3,75 segundos, y si un compañero de la línea de la línea de trabajo se detiene, se ven obligados a trabajar aún más rápido. Existen las cuotas por horas, lo que obliga a aumentar el ritmo para cumplir las exigencias de la Empresa. El trágico resultado de estas prácticas salió a la luz en 2010, cuando catorce trabajadores de Foxconn, uno de los principales proveedores de Apple, se suicidaron.

Estas muertes obligaron a la Empresa de Tecnología a tomar medidas de mayor supervisión y aprobar normas tales como una jornada semanal como máximo de 60 horas y prohibir el trabajo infantil. Sin embargo, las investigaciones que se han realizado desde las muertes de los trabajadores, han descubierto lesiones graves, incumplimiento de las normas, exceso de trabajo, salarios no pagados, trabajo infantil, viviendas infrahumanas para los trabajadores.

apple_cadena_montaje

 En un Informe de 2015, Human China Labour se decía que más de la mitad de los trabajadores de Pegatron ( un competidor de Foxconn que incluso paga salarios más bajos) trabajaban más de sesenta horas a la semana, y un turno adicional de noventa horas extras al mes.

Incluso el tiempo libre tiende a ser también tiempo de la Empresa, como escribía un periodista de la BBC:

Incluso cuando tenía que regresar a los dormitorios, no me apetecía moverme; si tenía hambre, no me apetecía levantarme para ir a comer. Sólo quería acostarme y descansar. No he podido dormir en toda la noche debido a la tensión”.

Rascando un poco en la superficie enseguida descubrimos que el proceso de producción de Apple maltrata a los trabajadores; por debajo de los brillantes Informes de la Empresa se esconde el objetivo primordial del afán lucrativo. Mientras que la Empresa toma alguna ventaja estratégica con algunas credencial verdes de bajo coste, su preocupación por la tierra termina cuando el coste sobrepasa los beneficios obtenidos en el medio ambiente.

Suena muy bien esas historias sobre cómo Apple ahora emplea en Estados Unidos energías 100% renovables. Es un buen paso, pero también hay que saber que la energías renovables reciben grandes subsidios por parte del Gobierno, lo que ayuda a hacer un buen negocio a Apple.

Pero la base de operaciones de Apple representa sólo el 1% de sus emisiones totales de gases de efecto invernadero, mientras que la fabricación y el transporte deja una huella que sigue aumentando. La política de un pequeño inventario y el modelo de producción a tiempo preciso de Apple, hacen necesario que un número significativo de productos sean transportados de un lugar a otro, aumentando las emisiones a la atmósfera. La degradación del medio ambiente y de las condiciones de trabajo se entrelazan en Apple.

Más allá de la producción y el transporte, los productos de Apple representan uno de los mejores ejemplos de la obsolescencia programada ( limitación intencional en la vida del producto para que las personas se vean forzadas a cambiar con frecuencia y reemplazarlos). Los dispositivos de Apple son muy difíciles o imposible repararlos, ya que contienen componentes no sustituibles ( sobre todo las baterías), y sólo funcionan con sus componentes personalizados, con un cambio constante de accesorios. Además, los productos se actualizan de manera constante, lo que significa un mayor empleo de metales, tierras raras y más emisiones en el transporte.

Debemos dar la bienvenida a los avances tecnológicos, pero el enfoque de Apple apuesta claramente en contra de la sostenibilidad: ninguna de estas estrategias suponen mejoras tecnológicas.

Mientras que los trabajadores del Sur pagan su precio para aumentar las ganancias de Apple y siga con sus éxitos de marketing, en el Norte actúan de otra manera: del mismo modo que otras empresas, Apple es experta en la evasión de impuestos.

De hecho, Apple es pionera en un esquema de evasión de impuestos conocido como “doble irlandés”. Utilizado de manera asidua por muchos gigantes de Silicon Valley, la táctica permite a Apple canalizar su ingresos fuera de Estados Unidos a través de una compleja red de filiales domiciliadas en lugares como Luxemburgo, los Países Bajos o en paraísos fiscales del Caribe, pero todo centralizado en dos empresas irlandesas.

Hasta hace poco, Irlanda tenía una normativa muy laxa hacía las empresas no registradas pero con sede en otro lugar, con una tasa impositiva muy baja: un 12,5%, en comparación con el 35% en Estados Unidos (Irlanda definitivamente acabó con esta escapatoria el año pasado, pero dio a Apple y otras empresas un período hasta el año 2020 para que se ajustasen a las nuevas reglas).

Los expertos estiman que Apple desembolsa menos del 4% en impuestos sobre sus ingresos en el exterior, que envía a Irlanda; la empresa dice que la tasa efectiva de impuestos se encuentra en torno al 25%, cantidad que sigue siendo menor que si tuviera que pagar impuestos en Estados Unidos. Como era de esperar, los contratos de Apple con sus proveedores también se realizan a través de una red de filiales, en lugar de hacerse desde a matriz estadounidense. Esto ha permitido a la empresa eludir cientos de millones de dólares, que han acabado en paraísos fiscales.

El problema va más allá de si compañías como Apple pagan menos impuesto de los que deberían. Como señala Evgeny Morozov:

La lección que debemos aprender es que la política tecnológica de un país depende directamente de su política económica; no se puede prosperar sin el apoyo activo de la otra. Décadas de un actitud más bien laxa en materia de impuestos, combinado con un estricto apego a una agenda de austeridad, han esquilmado los recursos públicos disponibles para desarrollar modos diferentes de prestación de servicios”.

La evasión de impuestos entra directamente en lo que se considera políticamente posible. No sólo hay menos dinero para prestar servicios sociales básicos, sino que se crea un círculo vicioso de austeridad. Menos dinero aumenta la presión en los Gobiernos, se presentan problemas de liquidez y externalizan servicios básicos a las mismas empresas de tecnología que eluden los impuestos. Con Silicon Valley, esto ha ido en aumento.

La ironía es que, como ha mostrado la economista Marianna Mazzacuto, las principales tecnologías empleadas en el iPhone proceden de investigaciones patrocinadas por el Estado. El sector público asumió los riesgos y ahora Apple cosecha los beneficios.

Si pensamos en Apple y sus comportamientos, no sólo en las últimas semanas, sino de toda su historia institucional, se plantean importantes preguntas sobre el control de la tecnología. Apple y otras corporaciones monopolizan los beneficios de unas innovaciones socializadas. ¿Por qué deben controlar esos bienes tecnológicos comunes, incluso si pagasen la parte de impuestos que justamente les correspondiese? ¿Por qué la gente no tiene una mayor influencia no sólo sobre los beneficios de la innovación tecnológica, sino también en cómo se utiliza y produce dicha tecnología?

En su salida al mercado, cuestiones tales como las características que deben llevar los dispositivos o cómo se transmitirán los datos, responderán en última instancia a lo que es rentable en lugar de lo que es deseable. La protección de los derechos, ya sea el de privacidad, un entorno limpio, o un trabajo no deshumanizante, seguirán siendo cuestiones secundarias frentes a las responsabilidades financieras hacia los accionistas.

Si queremos una mayor supervisión y control sobre la tecnología, no hay que dejar nuestras esperanzas en manos de las Corporaciones, aunque de vez en cuando nos parezca que hacen lo correcto. No se producen buenas manzanas en los árboles de un sistema político y económico basado en la acumulación.

————————————

Michal Rozworski vive en Toronto; es escritor e investigador. Su página web es: Political Eh-conomy

———————————-

Procedencia del artículo:

https://www.jacobinmag.com/2016/03/apple-fbi-spying-privacy-sweatshops/

————————————

 

Egipto: un niño de 4 años de edad condenado a cadena perpetua

Por Andrew Emett, 19 de febrero de 2016

activistpost.com

cadena_perpetua

El Cairo, Egipto.- Condenado por asesinato, participación en disturbios, destrucción de propiedades del Gobierno y amenazar a la Policía, un niño egipcio de cuatro años de edad ha sido condenado a cadena perpetua esta semana. Aunque el niño tenía menos de dos años durante los disturbios civiles que se produjeron en 2014, fue condenado en rebeldía debido a un error de transcripción y la propia incompetencia del Tribunal.

Nacido en septiembre de 2012, Ahmed Monsour Karni, fue incluido en una lista de acusados junto con otras 115 personas, todas ellas acusadas de participar en disturbios y manifestaciones el 3 de enero de 2014. A pesar de tener sólo un año y medio de edad, Ahmed fue acusado de cuatro cargo de asesinato, ocho cargos de intento de asesinato, destrucción de bienes pertenecientes a la Administración de Salud de Egipto en su provincia natal, el-Fayoum, agresiones a soldados y agentes de la Policía, daños en vehículos de las Fuerzas de Seguridad. Condenado en rebeldía, Ahmed ha sido sentenciado a cadena perpetua el pasado martes.

A pesar de que se presentó ante el Tribunal una partida de nacimiento de Ahmed, y de que uno de sus abogados defensores acusara al juez de no revisar el caso antes de dictar una apresurada sentencia, el niño de cuatro años ha sido condenado a cadena perpetua. El abogado Faisal a-Sayd afirmó:

El certificado de nacimiento del niño Ahmed Mansour Karni se presentó poco después de que las fuerzas de seguridad incluyeran su nombre en una lista de acusados, pero el caso pasó a la jurisdicción militar y el niño fue condenado en rebeldía en la posterior audiencia judicial. Esto demuestra que el juez no revisó este caso”.

Es una sentencia absurda dijo otro abogado egipcio, Mohammed Abu Hurira:

En esta locura de injusticia en la que vive Egipto, un niño de cuatro años de edad ha sido condenado a cadena perpetua. Se le acusa de perturbaciones, daños a la propiedad y asesinato. La balanza de la justicia en Egipto no puede dar marcha atrás. No hay justicia en Egipto. La lógica hace tiempo que se extravió. Egipto se ha vuelto loco. Egipto está gobernado por un puñado de lunáticos”.

En junio de 2014, más de 180 egipcios fueron condenados a la pena capital después de haber sido condenados por participar en manifestaciones violentas durante las protestas contra la destitución del Presidente egipcio Mohamed Morsi en 2013. Entre los 180 condenados a muerte se encontraba un hombre ciego llamado Mustafa Youssef.

Nació ciego, ¿cómo iba a matar, quemar y robar?, dijo el abogado de Youssef, Mahmoud Abdel-Raziq.

Además de castigar sin piedad a niños y personas ciegas, el Gobierno egipcio también ha encarcelado a periodistas [aquí encarcelamos a titiriteros] y se ha producido un aumento de la brutalidad policial en los últimos años. Según el centro Nadim, un grupo local que lucha por los derechos humanos, se han producido 474 muertes durante la custodia policial, mientras que se han denunciado 700 casos de tortura cometidos por la Policía egipcia en año pasado.

El abogado de derechos humanos Ragia Omran dijo recientemente en la CNN:

Las condiciones en las cárceles son extremadamente duras. Si nos atenemos a los informes de organizaciones independientes, tanto nacionales como internacionales de derechos humanos, sobre brutalidad, violencia, tortura y violaciones en las cárceles, se observa que todo ello ha aumentado en las comisarías”.

Las implicaciones de sentenciar a muerte un hombre ciego por participar en manifestaciones y condenar a un niño de cuatro años a cadena perpetua por crímenes que no pudo haber cometido, ha puesto de manifiesto el deterioro del Sistema Judicial de Egipto. Sin siquiera molestarse en revisar el certificado de nacimiento de Ahmed, el Tribunal ha demostrado que la justicia en Egipto no responde a tal nombre.

———————————

Adrew Emett es un reportero de Los Angeles que expone los casos de corrupción política y Corporativa. Sus intereses giran en torno a la Seguridad Nacional, el abusos de las Empresas, y de los funcionarios del Gobierno. Twitter @AndrewEmett y en Facebook en Andrew Emett.

——————————

Procedencia del artículo:

http://www.activistpost.com/2016/02/tyrannical-system-sentences-4-year-old-boy-to-life-in-prison-for-alleged-crimes-when-he-was-1.html

—————————————-