Entries Tagged 'Linh Dinh' ↓

La posición de Rusia sobre Siria y el suministro de gas natural

por Linh Dinh, 8 de septiembre de 2013

Dissident Voice

Putin

Somos testigos de los últimos estertores de un Imperio moribundo. Por un lado, persiste la amenaza de arrasar a la humanidad entera, por otro asistimos a una farsa sin fin, como esas declaraciones del hipócrita Kerry diciendo: “Este no es el momento de convertirnos en espectadores silenciosos de una masacre”. Pero John es un cínico, un mentiroso, ya que pretende que seamos espectadores silenciosos de un asesinato en masa. Pero Johnny quiere más, mucho más.

Simula indignación mientras el candidato presidencial demócrata hablaba del ataque químico en Siria, que es probable haya sido perpetrado por los propios Estados Unidos, aunque Washington está intentado convencer a los incrédulos oyentes que Assad lo hizo, por lo que Estados Unidos tendría la excusa para acabar con él, junto con miles de sirios inocentes. Putin ha dicho que estas razones no son suficientes… pero también señala que, al igual que Assad, los estadounidenses respaldados por los rebeldes también realizaron un ataque químico.

Como en tantas otras guerras, los Estados Unidos salvan a los civiles matándoles o mutilándoles, o envenenando su entorno. Aunque los Estados Unidos ataca generalmente infraestructuras civiles, tales como estaciones eléctricas y plantas de tratamiento de agua, utiliza medios de guerra que matan hasta que la última bala es disparada, tales como las bombas de racimo o el uranio empobrecido, se muestra indignado por el uso de Assad del gas sarín.

Pero en el corazón de ketchup de Kerry anida la idea de que la agresión de Estados unidos contra Siria no es por el gas sarín, sino por el gas natural. El apoyo más importante de Siria, Rusia, es el primer exportador mundial de gas natural, suministrando a Europa con casi el 40% de sus necesidades, lo que es sin lugar a dudas una importante cantidad. De ser irritado por los títeres de Estados Unidos en la OTAN, Rusia podría ejercer represalias y acabar con el suministro de gas, como ya ha hecho otras veces.

Para zafarse de esta dependencia se necesita de otra fuente de gas natural, de modo que Qatar propuso un gaseoducto con destino a Europa a través de Siria, excepto que Siria no estuvo de acuerdo. Rusia es el principal protector de Assad y los buques de la marina de guerra rusa atracan en el puerto sirio de Tartus desde 1971. Ante la negativa, los Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Alemania, Qatar, Arabia Saudita y Turquía decidieron respaldar a los rebeldes para derrocar a Assad. Su objetivo es destruir Siria, pero este encantador grupo se hace llamar Los Amigos de Siria, naturalmente. Un enemigo de Siria desde hace mucho tiempo, Israel, también comparte esta hostilidad, a pesar de que una escalada en la guerra podría resultar perjudicial para sus intereses.

Sin embargo, Siria sí acepta un gaseoducto que proceda de Irán. Una fuente menos importante de gas natural que Qatar, Irán no causaría mucha mella en los beneficios de Rusia, de modo que el flujo de gas hacia Europa seguiría estando controlado por Moscú. Así que Rusia tiene a Europa sujeta por las pelotas, por decirlo de un modo crudo, sobre todo en invierno, cuando miles de personas sufren los rigores del frío. Muchos países dependen totalmente del gas natural de Rusia, mientras que Francia sólo importa una manejable cantidad del 14% y el Reino Unido nada, por lo que pueden permitirse el lujo de besar el marchito culo del Tío Sam, aunque los británicos en esta ocasión no han optado por embarcarse en esta locura.

europa-gasoductos

Una guerra contra Siria sería un ataque contra la propia Rusia, motivo por el que los buques de guerra rusos patrullan el Mediterráneo. En la lucha contra la amenaza estadounidense, Rusia no será un espectador silencioso, y para mostrar su apoyo a Rusia y Siria un buque de guerra de China también ha hecho su aparición, con otros por llegar. A pesar de que Washington habla de un ataque limitado, un golpe rapidito, algo que no distraiga mucho el comienzo de la liga de fútbol, la Tercera Guerra Mundial podría estar a la vuelta de la esquina, ya que no hemos tenido tan gran calamidad universal desde hace medio siglo.

Hace dos semanas, sólo el 9% de los estadounidenses estaban a favor de un ataque militar a Siria, pero ahora, con tal avalancha de propaganda, ha subido hasta un 42%, pero esta cifra puede ser exagerada al proceder de la NBC News, una filial de General Electric en el negocio de la guerra.

Las voces en contra han aparecido incluso en los grandes medios de comunicación, sin embargo todos saben que una guerra contra Siria y Rusia traería mucho dolor, incluso para esa jauría que clama por la intervención. The New York Times mostró incluso una foto de los rebeldes sirios ejecutando a prisioneros de rodillas, sin camisa, con la cabeza hacia el suelo. Existen imágenes todavía más terribles, y el Times lo sabe, pero es la que ha elegido para ofrecer un contraste con Obama y sus belicistas. La CNN ha mostrado a un grupo de ciudadanos indignados con McCain, desafiándole en una reunión, aunque han permitido que este antiguo prisionero de guerra diga la última palabra en una entrevista en directo.

Mientras tanto, los Estados Unidos oscilan, como el mismo Obama, y sólo podemos esperar que Barack acabe en una decisión artificial, absurda, y no lance los misiles Tomahawk contra Damasco. Es difícil de creer, pero este hombre ha resultado ser más absurdo que el mismo Bush, por lo que si la tendencia se mantiene, el próximo Presidente será un actor de pantomima, un tipo de lucha libre, o, ¿por qué no?, un payaso de rodeo. En cualquier caso, es todo un espectáculo ver a Obama en su viaje a Rusia para convertirse en un bufón en la corte de Putin, soltando bromas sin parar, la mayoría de mal gusto.

En su camino a San Petesburgo, recaló en Suecia, y allí mencionó a Raoul Wallenberg, un diplomático sueco que murió en manos de los soviéticos en 1945. El Premio Nobel de la Paz nunca pierde la oportunidad de aparecer con su máscara de humanidad y nobleza, y que los suecos también le habían hecho un favor al enjuiciar a Assange en base a ese trío organizado por la CIA, pero la verdadera razón por la que Obama desenterró a este hombre, al menos es lo que pienso, es para establecer un paralelismo entre la protección de Wallenberg a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial consigo mismo, tratando de salvar a los sirios en el actual conflicto. ¡Brillante! Está evocando al famoso protector de los judíos con el asesinato en masa de más árabes. Pero en este proceso morirán muchos otros, tal vez incluso alguno de nosotros.

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/.  Lea otros artículos de Linh Dinh: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/?s=Linh+Dinh

Procedencia: http://dissidentvoice.org/2013/09/striking-russia-through-syria/

Filtraciones del Diario de Obama

por Linh Dinh, 25 de junio de 2012

Dissident Voice

16 de junio de 2012.- Correo electrónico de Lewinsky. Dice que ha dejado de ser el centro de atención , de modo que quiere conocerme. Creo que me voy a pasar. Los gustos de Bill no son los míos, ella es quince años mayor que yo. Esta foto no puede ser reciente. Aunque el negligé le sienta bastante bien. Michelle tiene uno similar, pero cuando se trata de tu esposa, bueno, pues ya sabes lo que hay debajo. Voy a ser amable con Mónica, pero ella no puede igualarse a estas ositas de sebo de las nuevas becarias. Autocontrol, Obama, contrólate a ti mismo, hasta que esté fuera de la oficina. A veces me gustaría ser el Presidente de Francia o de Italia.

17 de junio de 2012.– Golpe bajo de la CBS, mientras jugaba mi 100ª ronda de golf. Ni siquiera pueden esperar hasta después de las elecciones para bombardear Siria, luego Irán. No, si al final voy a volver al vicio […] uno de estos días.

18 de junio de 2012.- ¡Mónica era un seto! Oh, espera, todos estas becarias de seductoras curvas son unos setos. Sharee es otra cosa. Como hombre de la CIA, debiera saber estas cosas.

19 de junio de 2012.- Hoy no hemos tenido muchas visitas. Así que saqué mi pipa en su lugar. Michelle y yo nos quedamos en casa y nos enfriamos. Malia quería tener su primera oportunidad, pero con suavidad le aconsejé: “Espera a que tengas dieciséis años”. Un padre tiene que mostrarse firme. La mota enviada por la CIA está en la parte de atrás.

20 de junio de 2012.– Después de todo lo que he hecho por ellos no me puedo creer que Issa haya dado luz verde para intentar morderme el culo. A Goldmann también le arderá el trasero, si no al tiempo. Diría todo lo que sé, pero no casaría bien con mi fondo negro, ¿verdad? Para apuntalar aquel frente, ¿no debería aparecer en otro vídeo disparando a los aros? Si estuviera conmigo Jeremy Lin, seguro que también íbamos a conseguir los votos de Chinatown. Tengo que asegurarme de que no queda ninguna marca en la cara Jeremy, lo contrario sería contraproducente, pero el tonto se da golpes con la Biblia y me deja en mal lugar. ¡Dios mío!, este trabajo es tan sutil. ¿Quién dijo que las relaciones públicas eran fáciles?

21 de junio de 2012.- Tuve un extraño sueño la noche anterior. Lo último en aviones: con inteligencia artificial. Pueden decidir por sí mismos quien es el enemigo, y mata y mutila él solito. También puede torturar, con su amasijo de dedos, incluso con los de los pies, uno a uno, en los ojos, o te tuerce la nariz, por lo que sólo te puede derribar con la napia, sin que penetre ninguna bala en el cerebro. Te pueden destruir los genitales, pero poco a poco, para que el dolor sea mayor. Todo esto está muy bien, y estos aviones no tripulados disfrutan de lo lindo, tanto que matarían a alguien sólo por diversión, matar el aburrimiento, al igual que lo haría un soldado. Por eso ahora, los aviones no tripulados, tienen personalidades bien desarrolladas, como los más inmorales y crueles de la jerarquía. El más repugnante de los aviones tripulados pueden matar a miles de personas a la vez, mientras bromea y se muestra encantador el Presidente de los Estados Unidos, excepto que el país que dirige ya es una ruina humeante después de tantas décadas de guerra y mal gobierno. La gente, la gente real, llora lágrimas de alegría mientras suena el zumbido de su discurso inaugural, y los intelectuales se apresuran a ser los primeros en comparar esta arma sofisticada con Washington, con Jefferson, con Lincoln, FDR o Kennedy. Incluso en el sueño, me molesta que no se menciona como un ilustre precursor a los aviones no tripulados.

22 de junio de 2012.- Lugo a la calle. Ha quedado muy suave. Como Zelaya, después con Mujica, Morales, Correa y, por supuesto, Chávez otra vez. Esto suena como la clasificación del peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo. Se da un manotazo y quedan todos aplastados, roto su vuelo verde y rojo, rota el ala izquierda. Ese Correa tiene pelotas al ofrecer asilo a ese parásito de Assange. Que continúe así y te mandaremos al asilo, Rafael. Es increíble lo que me pueden hacer recordar estos nombres, porque cuando me encuentro con ellos todos tienen el mismo aspecto. Es difícil distinguir a una mosca de otra. Doble ración de miel, aquellos dulces fueron tu última comida, Julian. Maldita sea, a veces me gustaría ser un delator disidente. Tal vez pueda pedirle a Patreaus que envíe a Sofía y Ana, otra vez. Con una economía en ascenso, dejaré mi segundo mandato. Tengo que practicar sobre lo que hay que predicar. Muchas importaciones y las exportaciones a menos de la mitad.

23 de junio de 2012.- Sería una lástima que me golpeasen antes de que pudiera siquiera flexionar los músculos. No me gustaría estar en la línea de banda mientras que el imbécil de Romney queda convertido en un césar firmando leyes a diestra y siniestra, como en la lista de la muerte, por ejemplo. Quiero decir, que esa es mi lista de resultados, pero todavía no voy a asesinar a nadie. De hecho, acabo de empezarla. Ni los liberales ni los neoconservadores me dan crédito por todas las vidas que he segado. Creen que me estoy volviendo blando, que doy marcha atrás, pero les voy a mostrar lo duro que puedo ser. ¡Duro, duro, duro! Soy Barack Obama, y utilizado el uranio empobrecido con fuerza. Sólo puedo esperar a amañar a mi favor las elecciones de noviembre. Me pondría muy triste si tuviera que abandonar este trabajo.

24 de junio de 2012.– No puedo creer lo que escribí en el día de ayer. ¿No era tarde y había demasiados americanos, todo muy genuino? Estoy perdiendo. Uno de los errores que se puede cometer en este trabajo es que te veas obligado a ser demasiado cursi casi todo el tiempo, ya sea en público, en vivo o por televisión, ya que siempre esperan que seas tan efusivo como el jarabe de maíz. Eso y el queso, queso o algo parecido. Si esto es lo último que hago, entonces, ¿cuál es mi legado? Cuando me coronaron, incluso un idiota dijo: “Obama es nuestro Lincoln”. Muchos tontos lloraron lágrimas de alegría, pero ahora algunos van diciendo que soy peor que Bush, algo que hasta hace poco parecía imposible. A pesar de estos lamentos de decepción, he conseguido una gran cantidad de electores. Claro, he decepcionado a los imbéciles crédulos y apáticos, incluyendo a los intelectuales más destacados, pero ese era precisamente mi trabajo. Si yo hubiera querido hacer algo por el desorganizado e incoherente 99%, no me permitirían ocupar este cargo. Lo siento por todos los cajeros, asistentes de estacionamiento, lavavajillas, recolectores de basura, conserjes, botones y otros que me enviaron cheques de 25 dólares o que tenían mi jeta en camisetas o jarras. ¡Los imbéciles no se merecen ahora ninguna compasión! Así que al entrar ahora en esta nueva farsa, Romney es el diablo, o no, quizás en realidad sea yo. ¡No, es Romney! ¡No, es Obama! ¡No!

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/

Fuente del artículo: http://dissidentvoice.org/2012/06/obamas-leaked-diary/

Lengua y cultura alienada

por Linh Dinh, 7 de junio de 2012

Dissident Voice

Como no me gusta exponerme públicamente en ninguna actitud deshonesta o a la radiación que induce al cáncer, llevaba cuatro años sin coger un avión, pero esta noche tendré que volar a Londres. Si hubiese un tubo que atravesase el océano, o una galera con esclavos para ir hasta Piccadilly, o cualquier otro sistema, lo emplearía con tal de esquivar a los agentes de la TSA ( Transportation Security Administration), que te someten a una inspección arbitraria de las intimidades.

Escuche, si no hay penetración no pasa nada, no tiene importancia, tanto si es un sacerdote, entrenador de fútbol, un poli o el empleado del aeropuerto los que le acarician, ya que usted todavía podrá afiliarse a la Fundación Virgen o al Club de fans de Tim Tebow. Tenga en esto la seguridad.

Al menos será importunado por alguien del mismo sexo, o sea que Norteamérica no es tan opuesta como se creía al abrazo homosexual, después de todo, lo cual le parecerá bien o mal según las preferencias de cada uno, la educación, sin tener en cuenta la preferencia sexual o la aversión del agente. Quiero decir que una monja que entra en la jaula no desea ser manoseada por una persona, o al menos no del mismo modo que una lesbiana que colecciona crucifijos.

Con suerte, mi pareja me atará en la trastienda, me apuñalará con un picahielos, y enviará las partes de mi cuerpo a los funcionarios públicos. Obama recibirá mi testículo izquierdo, Romney el derecho, aunque uno y otro apenas se puedan distinguir, mientras que Janet Napolitano, sin sonreír, recibirá una generosa ración de mí, eso sí, según establece la Segunda Enmienda.

Entonces, ¿ por qué soportar de forma voluntaria este estremecimiento sólo por saborear un puré de guisantes, una pinta o una lata de berberechos ensartados en un palillo? ¿Qué he perdido en Inglaterra?  En primer lugar, estoy diciendo palabras en inglés, ¿no es verdad? Estoy completamente colonizado, parloteando en una jerga que no es la mía, como hacen los niños de la India, con nombres extranjeros, que deletrean honorificabilitudinitatibus sin parpadear. La genética no tiene mucho que ver con todo esto. Después de toda una generación de aculturación, con un billón de horas de televisión, de videojuegos, de pornografía, de música pop, el descendiente de estos mismos niños hindúes confundirán “it’s” con “its,” “there” con “their,” “than” con “then,” y hasta “to” y “too.”

Para que usted y yo compartiésemos la misma lengua, mucha sangre fue derramada. Las innumerables toneladas de bombas que se dejaron caer permitieron que pronunciásemos correctamente. Sin aquella repugnante lucha emprendida por Nixon y Kissinger, sería incapaz de hacer un encabalgamiento del tipo A-OK, sin ningún problema en las dosis del agente naranja. Gracias al Pentágono, francamente, voy a Inglaterra a leer mis poemas en el Festival de Poesía de Sussex.

Estoy conmovido de haber sido invitado, pero no nos engañemos sobre lo guay que debe ser escuchar a un poeta norteamericano contemporáneo, ya que toda su cultura está alienada contra el uso cuerdo de la lengua, y mucho menos de una exactitud en la inspiración. El totalitarismo postmoderno desprecia los poemas y los hábitos mentales que se exigen y deben ser inculcados, como una concentración sostenida, la reflexión y una reverencia por los significados oscuros, como en penumbra, o en silencio. En resumen, el cerebro es maltratado y se queda frito, por el diseño, circulando como un vídeo en Youtube.

El amor y el respeto hacia una lengua común definen a cualquier nación, y no me refiero a que debiéramos desalentar el uso del español, del mandarín o cualquier otro idioma. El inglés es menos una víctima local que una amenaza universal, no estando amenazado desde fuera, pero sí desde dentro, por la misma fuerza que está derramando un léxico degradado al resto del mundo. Sólo hay que fijarse en palabras como “libertad”, “democracia” y “paz”, por no hablar de “amor” o incluso de “amigo”. Un Gobierno que usa la música a gran volumen como una forma de tortura seguramente que sabe cómo convertir las células cerebrales en puré de patatas.

Golpeado sin cesar por los eslóganes, los lemas, las melodías que suben en espiral y los murmullos del juego, hemos perdido la capacidad de nuestras mentes, más o menos. Así que mis amigos zombies dejen el mando a distancia o tiren los auriculares para así recuperar el monólogo interior.

Rodeado de otros idiomas, el inglés no se marchita, prospera, y la exposición a otras lenguas permite que se aprecie la rareza y belleza de cada una de ellas. En cualquier caso, cuando los bárbaros cuidan nuestro discurso y lo escriben en las paredes, esto obviamente supone la última llamada para este Imperio.

La insaciabilidad no es sostenible, así que ha llegado el último plato de este convite. Deben terminar todos los festivales que ensalzan la glotonería y la voracidad de un Imperio hasta que no haya ya nada que devorar. Pronto ya no quedará nada, ni un guiso afgano, ni carne de vaca iraquí, ya no habrá nada de crédito. Traducción: No podemos seguir enviando a China los productos fruto de nuestro trabajo, que pronto van a tener que venir de regreso, poniendo en peligro a todo el mundo, incluso a la misma China. Ésta no es una solución a largo plazo.

Mientras tanto, el Imperio sigue insistiendo que cuanto más grande mejor, el hombre gordo, mientras que se atasca mi carpeta del correo con el spam que me ofrece toda clase de ofertas, con los extranjeros tratando de meterse y agarrar un poco de toda esta orgía. Ya que los tentáculos del Imperio dan la vuelta a toda la Tierra, es mejor andar arrastrando los pies dentro de este suelo que fuera, mejor oyendo el zumbido de los aviones que ser zumbado por ellos.

Los inmigrantes quieren estar junto al ganador, aunque el potro de carreras esté ya en las últimas, gracias a una economía que implosiona y se pierde en fantasías militares de todo tipo. Antes de que todos los cadáveres se enfríen son ya olvidados. ¿Qué quedará de todo este experimento norteamericano?

Egipto nos ha dejado las pirámides y el Imperio camboyano, Angkor, pero insisto en que el monumento norteamericano más perdurable en la civilización mundial será un libro de poemas, Hojas de Hierba. Norteamérica es un ente más ideal que real, y nadie como Walt Whitman ha articulado mejor este espejismo y esta aspiración. Siglos después, cuando los rascacielos no sean más que gigantescos dientes con caries, la extasiada alucinación de Whitman será recordada como la encarnación de la Norteamérica que pudo haber sido.

Inspirado por la fotografía, Whitman se esforzó en ser tan promiscuo como la cámara, pero fue la seducción implacable de la imagen reproducida lo que determinaría la percepción de Whitman, y sus medio de soporte, algo cada vez más irrelevante. Como cualquier imperio, la cámara es la máquina de la codicia total, ya que insiste en devorarlo todo. Emulando la cámara, los ojos de Whitman eran ricos, pero sus manos pobres, como son las de hoy, mientras que nuestras retinas son asaltadas por una pornografía interminable.

Cuando Norteamérica deje de fabricar casi todo menos armas, será la más prodigiosa generación de las ilusiones, sin otra cosa que un intento desesperado por volver a 2007, al 2000 o a 1950. En vez de mirar hacia adelante, echamos la vista atrás para caminar hacia el futuro.

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/

Fuente del artículo:

http://dissidentvoice.org/2012/06/as-language-goes/

Los Cíclopes contra Rambo

por Linh Dinh, 25 de mayo de 2012

Dissident Voice

 

 Aquellos que admiten haber cometido crímenes, violaciones y otros delitos a discreción, probablemente son capaces de lo peor. Esto también es cierto para los Gobiernos. Washington está espiando los correos electrónicos y las llamadas telefónicas internacionales, sin una orden judicial. ¿Pero usted piensa que no lo harán también de las comunicaciones nacionales? Por supuesto que no. Cuando los Beltway Masters fueron capturados interceptando ilegalmente las escuchas telefónicas en 2008, simplemente se aprobó una nueva ley que las legalizaba. Es más, este decreto se aplicó con carácter retroactivo a las empresas de comunicación privada, tales como Verizon, AT&T, Sprint y T Mobile, para evitar que fueran demandadas. En los Estados fascistas, los Gobiernos defienden y apoyan a las grandes corporaciones.

¡Ohhh, somos espiados! ¡Cuánto glamour! Ahora cada uno de nosotros es una Lady Di, aunque sin los viajes al extranjero, los castillos, los yates y las buenas cuentas bancarias, y en vez de ser perseguidos por paparazzis, estamos actuando como nuestros propios informantes y espías. Nunca ha sido tan fácil hacer un seguimiento. Con el uso compulsivo de blogs, Facebook, Twiter, el correo electrónico, además del teléfono móvil, el ordenador portátil y la tarjeta de crédito, nuestros amos saben exactamente dónde estamos, quiénes son nuestros amigos, así como lo que compramos y lo que pensamos.

Y en ese afán de mostrarlo ya todo, algunos enseñan sus atributos naturales o conseguidos por medio de la cirugía, sea algo triste o alegre. Si Target pudo saber si algunas mujeres estaban embarazas antes de que éstas lo supiesen, las agencias de espionaje estadounidenses puedan recoger datos y los suficientes hechos como para prever si va a tener usted relaciones sexuales en las próximas 24 horas, sabiendo perfectamente su altura, el peso, la edad y color del pelo, por no hablar de la marca que usa de desodorante y de la pasta de dientes, y si la pareja usa hilo dental con regularidad, lleva tatuajes deportivos, religiosos o de rebeldía. Tendrán un vídeo de usted manteniendo relaciones sexuales, incluso antes de que usted las mantenga.

Supuestamente un grupo de individuos armados con una cuchilla son los que nos están sometiendo a esta estrecha vigilancia, por no hablar de una guerra sin fin que está arruinando al país, pero afortunadamente muchos norteamericanos ya saben quiénes son los terroristas.

Con el dinero de nuestros impuestos y poniendo la mano de obra, están mirando detenidamente nuestro cerebro, la boca, y literalmente nuestros pantalones, el estado permite a su patrocinadores corporativos hacer toneladas de dinero, ya que la seguridad es un gran negocio, pero otro de los objetivos clave es el de la intimidación. Con un ojo que todo lo ve, Washington se ha convertido en el cíclope de la intimidación, con la intención de hacernos sumisos.

El estado totalitario debe infundir miedo y paranoia en cada ciudadano, debe permanecer aislado y no puede discutir los problemas comunes con sus vecinos, y mucho menos organizar una forma de resistencia, ¿ pero el arquetipo norteamericano no ya es un tipo solitario, y que con frecuencia lucha como un pistolero solitario ante las adversidades, por lo que el rebelde se ha convertido en un terrorista solitario? Rambo vs. Estado.

Desahuciado o desempleado, en peligro de ejecución hipotecaria y sin esperanza de poder pagar las deudas, muchos estadounidenses se sienten frustrados e indignados, y algunos están contemplando la posibilidad de apagar sus televisores, para organizar una protesta o unirse a una rebelión sostenida, por lo que el Estado debe saber lo que usted está mascando, y si se pasa de la raya, le pueden detener legalmente, hacerle desaparecer o incluso matar, sin que nadie se entere.

¿Pero qué tipo de invasión de la privacidad es esta? Suena a terrorismo. Con leyes como éstas, ¿quién necesita otras putas leyes? Pero ese es el mensaje. No sólo el Estado aprueba leyes que sirven a intereses malvados, y las aplican con carácter retroactivo, sino que incluso pueden pasar por alto sus propias leyes. A pesar de que debemos obedecer cada vez un conjunto de leyes más complejas que dictan todos los aspectos de la vida, el Estado norteamericano está por encima de las jurisdicciones legales o morales.

Con una vasta red de vigilancia, nadie se puede escapar del alcance del Estado, y si el estado es un Imperio, con un alcance mundial, entonces te pueden pillar incluso si estás escondido debajo de una mesa en un café de la Conchinchina. ¡Hummmmmm! Pero eso suponiendo que usted pueda salir. En consonancia con la transformación totalitaria de los Estados Unidos, también se está produciendo un aumento en el control de los viajes. Sin libertad de movimientos, un ciudadano está en realidad detenido, incluso si la cárcel es de grandes dimensiones. Los ciudadanos de las dictaduras comunistas a menudo comparan sus países con enormes cárceles, simplemente porque no se les permite salir, o tienen que arriesgar su vida para escapar. En esas sociedades, es incluso difícil moverse al siguiente bloque, ya que necesita un permiso para dormir en otra parte, incluso por una sola noche. Incluso en el país comunista más relajado, como lo es Vietnam, el aparato de control sigue siendo el mismo. Si se emborrachó y quiere dormir en el apartamento de un amigo, tiene que registrarse en la policía local antes de quedarse en la casa del amigo, porque es la ley, aunque no siempre se respete.

El poderío militar norteamericano se basa en su fuerza aérea, sobre todo, por lo que es apropiado que este Imperio le pueda prohibir entrar en su espacio aéreo. Puede ser incluido en la temida lista de personas sin permiso de vuelo, por lo que sólo se puede salir del país a escondidas, atravesando Río Grande, al igual que hacen un sinnúmero de mexicanos cuando son perseguidos por las autoridades estadounidenses. Fuertemente custodiada, la frontera con Canadá no es una opción viable. En la lista de prohibición de vuelo hay sobre todo extranjeros, pero es algo que sólo sirve para tranquilizar a los estadounidenses dóciles y crédulos o xenófobos que piensan que estas medidas totalitarias nada tiene que ver con ellos. En cualquier caso, se trata no de detener a terroristas, sino a una persona de que alguien diga que es un terrorista, pudiendo simplemente ser detenido y sometido a juicio.

A pesar de que nuestro Gobierno no quiere hacer creer que estamos rodeados de miles o millones de terroristas, existe la evidencia de que más de 300 personas desde el 11 de septiembre se han visto involucradas en un juicio corrompido por la mala conducta procesal, sometidos a una tortura prolongada, llevándose en secreto, y sin una defensa legal adecuada. Con tantas leyes en sus libros, y con tantos jueces y fiscales corruptos, que ni siquiera pueden precisar a los sospechosos de terrorismo si no es utilizando métodos medievales en los detenidos indefensos. ¡Qué bonita palabra! Es mucho más fácil decir prisioneros sometidos a la técnica del submarino, colgados, desnudos, embadurnados de mierda, golpeados o violados. ¿Cree que pueden detenernos todo el tiempo que quieran mientras nos despojan de todos nuestros derechos? No es una pregunta, atolondrado votante. Debe ser nuestra única pregunta.

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/

Fuente del artículo:

http://dissidentvoice.org/2012/05/browbeating-cyclops-vs-rambos/

La estupidez como arma de destrucción masiva

por Linh Dinh, 14 de mayo de 2012

Dissident Voice

 

 Borges escribió: “ Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad; más abominable es el hecho de que fomenten la idiotez”. Este destacado intelectual consideró con razón que la mayor riqueza del hombre es su mente, ya que sin su mente un hombre no es nada. Cuanto más opresivo sea un sistema político, mayor será el ataque a la mente de las personas, ya que para un dictador u otro sistema totalitario no es suficiente con oprimir y explotar, sino que debe convertir en idiotas a la gente. Cada injusticia que se cometa viene acompañada de una serie de mentiras, pero estamos ya tan acostumbrados a nuestra dosis diaria de estupidez que ya ni siquiera nos removemos inquietos en nuestros asientos.

Los hombres que mantienen todavía cierta actitud saludable se muestran contrarios al asesinato, al robo y la violación, y mucho menos pretenden asesinar, robar y violar para enriquecer a sus amos, y es por este motivo que se debe asaltar sus mentes tan pronto como sea posible. Nuestros medios de comunicación nos lavan el cerebro desde pequeños, desde la cuna literalmente, y así hasta la tumba. Obsesionados por las imágenes de la televisión; hasta los niños son condicionados para convertirse en idiotas desde la Guardería, comenzando así un proceso permanente para convertirlo en seres dóciles y que griten eslóganes de uno u otro partido.

Sí, los salvajes mataban, al igual que nuestros antepasados, pero trataron de intimidar y recurrir al diálogo para resolver los conflictos. Después de las danzas rituales no se producían muchos asesinatos. No destruían ciudades enteras lanzando bombas desde el cielo, ni lanzaban misiles al otro lado del planeta sentados en su oficina acariciando el mando a distancia. El infierno creado por los aviones no tripulados, bajo la excusa de que vivimos en una esclavitud impuesta por los Bancos y la deuda, más otra serie de idioteces que no paran de lanzar. ¿Y usted esperaba que se suicidasen públicamente? No señor, estos salvajes son unos expertos en la manipulación cuando se trata de genocidios o ecocidios, o cualesquiera otros -icidios que ustedes puedan imaginar. Se trata de salvajismo puro, sin adulterar. […]

Se podría pensar que un Gobierno que posee el control absoluto no se iba a molestar en realizar costosos desfiles u organizar elaborados mítines en los estadios, habituales por otra parte en Corea del Norte, pero necesitan de la propaganda y el control mental. Los países Occidentales van mucho más allá de Kim Jong-Un y de su boato al estilo de Nuremberg, porque con su espectáculo no cesan de bombardear nuestras mentes a través de la televisión, de Internet, en casa, en la oficina o incluso cuando estamos caminando por las calles, de modo que siempre estamos pululando en campos de ventas, en medio de porno duro o blando, o de una supuesta honradez o de trivialidades estúpidas. Podríamos citar en un sólo día miles de ellas: “ que si Silvester Stallone ha descubierto una pintura del siglo XVI”, “que si la hija de Tom Cruise sale en las portadas”… Imaginen a un veterano de la guerra de Irak con un miembro amputado, o una familia que está a punto de ser desahuciada con todas las facturas pendientes de pagar esparcidas por la mesa de la cocina, viendo estas imágenes. Ya soy lo suficientemente maduro como para recordar cuando las cosas no eran así, y que el embrutecimiento se acelera a raíz de la bancarrota, cuando un país se ve acorralado por la crisis económica, volviéndose más cruel con sus ciudadanos y extranjeros a partes iguales.

Pero no están contentos con matar y saquear, hay que hacerlo a un ritmo frenético de un baile orgásmico, con espectáculos subidos de tono y violentos que llenen las arcas de Hollywood, también destinados, como no, a sus propias víctimas. En un artículo publicado en 1997 por Ralph Peters de la Escuela superior de guerra estadounidense, se puede leer que los asaltos culturales y letales entran dentro de una táctica que busca la supremacía global estadounidense. Como controladores de la información, el Imperio estadounidense destruye a sus víctimas por medio de la información. Es más, son víctimas voluntarias, porque son incapaces de resistir la seductora cultura norteamericana.

Define Democracia como “forma hábil de presentar el liberalismo por parte del imperialismo”, y Peters revela cómo la palabra es utilizada todos los días por la clase política, ya sea para hablar de Libia, Siria, Irán u Occidente. Reconociendo que el lumpen de sus propios países son víctimas del Imperio, Peters reconoce con franqueza que “ los trabajadores despedidos y los milicianos Talibanes de Afganistán son hermanos en el sufrimiento”.

Mucho se ha hablado de que Internet permite la Democracia y una forma de protesta, pero cualquiera que sea la utilidad que pueda tener para marginados y rebeldes, la Web es muy útil para nuestros gobernantes. Como recientemente señala en su blog Dmitry Orlov, al decir que Internet es una herramienta de vigilancia de gran alcance para el Estado, pero aún es más, al mantener a las masas distraídas y sumisas. Recordando lo que dijo al Reina Victoria: “Dad al pueblo mucha cerveza, buena y barata, y no habrá ninguna revolución”, Orlov observa que el sexo virtual también frustra las rebeliones. En definitiva, mientras Internet sirva a algunas personas como John Michael Greer , Paul Craig Roberts u Orlov para publicar sus comentarios inquebrantables, también Internet les ahoga con un tsunami sin precedentes de tonterías. En la defensa del Imperio, Ralph Peters también está de acuerdo: “Internet crea la misma ilusión sobre la capacidad de la tecnología que las Naciones Unidas con respecto a los estados marginales: hace creer que se tiene un cierto poder y de que se forma parte de una comunidad”.

Nuestra única esperanza es la de ser expulsados de esta matriz enferma, pero todavía nos aferramos a la ilusión de conocimiento, al amor, al sexo, a formar parte de una comunidad, aunque cometamos errores más adelante. Respirar y una vida con más sensaciones nos resultará algo extraño, algo a lo que tendremos miedo. Unos bichos raros desenchufados, perseguidos y exterminados, y con su desaparición la televisión se alza como advertencia a través del entretenimiento. Habitamos una tierra común de desechos, cada una encerrado en su gueto electrónico privado. Hasta que finalmente el juego se acabe y se muestre tal y como es.

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/

http://dissidentvoice.org/2012/05/idiocy-as-wmd/

Sencillo mar

Título original: Mare mere

Por Linh Dinh, 9 de abril de 2011

¿Es posible más violencia contra el mar? Lo atacamos con remolinos de plástico, vertidos de petróleo, o lo arrasamos con Corexit, y ahora un nuevo vómito se decanta en sus fauces irradiadas.

El agua, elemento primigenio, simboliza la pureza y la fertilidad. El agua nos limpia y nos permite seguir adelante, pero ahora, nuestra agua, nos enferma y mata.

George Monbiot nos acaba de enseñar un sushi para llevar. La especialidad de la casa: rollito irradiado con cesio. Las Naciones Unidas y la Agencia Internacional de la Energía Atómica lo han aprobado. El jefe de cocina es el flamante Naoto Kan. No se puede consumir el almuerzo, ni la comida si no es con mascarilla, con botas de goma y gafas de protección.

Vietnam es el país del agua. ¿De qué agua es usted? Aunque yo naciera en aquella agua, moriré en ésta. Estar juntos significa estar en la misma agua, en el mismo seno, ¿comprende? Acérquese, simple mar, estemos juntos toda esta noche ¿Hay otra opción?

Neruda creía que el mar debiera ser domado, dominado. Incluyo un fragmento de su “Oda al mar”:

[…]

y entonces
entraremos en ti,
cortaremos las olas
con cuchillo de fuego,
en un caballo eléctrico
saltaremos la espuma,
cantando
nos hundiremos
hasta tocar el fondo
de tus entrañas,
un hilo atómico
guardará tu cintura,
plantaremos
en tu jardín profundo
plantas
de cemento y acero,
te amarraremos
pies y manos,
los hombres por tu piel
pasearán escupiendo,
sacándote racimos,
construyéndote arneses,
montándote y domándote
dominándote el alma.

¡Qué curioso, cosa tan alocada! De tus entrañas, un hilo atómico…

Mientras Japón libera al dragón, los graznidos que se oyen en Corea del Sur, mirando de reojo a China o el encogimiento de hombros de Filipinas: “No hay problema, coman lo que quieran”. Obama, ¿qué? ¿qué les preocupa? Perdonen si les mando una bomba, literal o figurativamente. Todo está bien. Conseguiré lo que me propongo ¡Vótenme en 2012!

Para prenderlo todo, sin ir a ninguna parte, siempre hemos estado dispuesto al asesinato en masa, y a veces, hasta morir. ¡Oh, mierda! ¿Y qué si usted sangra por el culo, siempre y cuando se acerque a mí sin pesadez, mueva las caderas, y le dé con ritmo?

En la Virgen del Océano, un multimillonario desaparecerá de la vista, terrícolas, para hundirse en las profundidades de su seno, en las regiones que ella misma no sabía que existieran, en la oscuridad de allá abajo.

Bajando, muy abajo, con el acero azotando la matriz agotada, trayéndonos noticias de nuevas manchas de petróleo y una foto grasienta de Fonzie*, con los pulgares hacia abajo, y entrando en funcionamiento por más tiempo. ¡Esté seguro que esto va a explotar!

Otro millonario sueña con con una vida mejor. Cree que deberíamos de enfadarnos menos, quizás nada. Gates quiere un cuarto de baño sin agua.

Yo también tengo un sueño. Veo a Goldman Sachs sufrir un colapso en su propia huella, al igual que el Wordl Trade Center 1, 2 y 7. Una pegatina que diga “Nuestro gobierno está dirigido por criminales”. Y otra, “La guerra es el terrorismo con el mayor presupuesto”. Y otra pegatina que diga, “La guerra es siempre una parte de la solución”.

Primero controlaron el 40% de la riqueza nacional, llevándose entonces casi la mitad de nuestros fondos, mientras que lo que no se limpió entonces se trata de limpiar con agua ahora.

¿A quién limpiaría con agua usted?

Lihn Dinh es autor de dos libros de narraciones y de cinco de poemas, y de una novela que acaba de aparecer, Amor como el odio. Rastrea nuestro deterioro a través de su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/ , Estado de la Unión.

Fonzie: es un personaje ficticio interpretado por Henry Winkler en la sitcom estadounidense Happy Days desde 1974 al 1984. Fonzie es un mecánico italoamericano vestido con una chaqueta de cuero, más tarde seria propietario del Restaurante Arnold’s en Milwaukee (Wisconsin) en los años 50. Es conocido por sus coletillas: Whoa y Heeey! mientras alza los pulgares hacia arriba. También es conocido por hacer funcionar la jukebox dándole un ligero golpe con el puño (bien para encenderla o que suene su canción favorita). Fuente: Wikipedia

http://dissidentvoice.org/2011/04/mare-mere/#more-31771

Hasta que las televisiones no se vean en negro…

por Linh Dinh / 21 de marzo de 2011

Hasta que las televisiones no se vean en negro no nos daremos cuenta de que algo está pasando

Motoyuki Shibata, célebre traductor de literatura norteamericana y profesor de una universidad de Tokio, me envió este correo electrónico, “No sé cuanto tiempo más podremos permanecer tranquilos. Ya que las plantas nucleares están desconectadas ya no vamos a disponer de la suficiente cantidad de electricidad para el estilo de vida al cual hemos estado acostumbrados, tenemos que cambiar de forma radical nuestro modo de vida y esto es más fácil decirlo que hacerlo”.

Un drástico cambio de vida escribió Shibata, no quitar un poco de aquí o allá, y además de todo esto el miedo a la radiación. Un desafío a largo plazo de una vida con menos disponibilidad de energía, pero casi nadie está dispuesto a tener menos. Estamos condicionados para querer más y más, no menos. Confundiendo la tecnología con el combustible, el conocimiento con el gas, creen que la ciencia encontrará una manera de resolver estos problemas. Seguramente que alguien se subirá a un coche impulsado por el resuello, estornudos, se tirará un pedo o reciclará sus sueños mojados, etc.

El mundo moderno es un espejismo. Es un bluff, una aberración en la Historia de la Humanidad. Con todos sus cacharros y su conveniencia, nuestro desarrollo contemporáneo sólo ha permitido explotar un fuente de energía increíblemente barata, el petróleo, pero su producción ha alcanzado el cénit, que fue entonces cuando Bush nos llevó hacia el etanol. ¡Se propuso convertir nuestros alimentos en combustible, maíz para recorrer muchos kilómetros, la respuesta a todos los que pasan hambre, condenándoles a muerte! Como Bush, Obama ofrece energía nuclear y metiéndose en guerras para acaparar el petróleo. Sin petróleo no hay espectáculo. Pero si hay oro negro bajo tierra, señores, Estados Unidos estará dispuesto a ofrecer su consejo y ayuda inhumanitaria, incluyendo algunos misiles de crucero.

El 29% de la electricidad de Japón procede de la energía nuclear. Como tantas calamidades del siglo pasado, más o menos, la energía está presente en el meollo de los problemas. El embargo de petróleo de Estados Unidos a Japón precipitó una guerra entre estas naciones. El 80% del petróleo importando por Japón procedía de Norteamérica, por aquel entonces el principal exportador mundial. Entonces vino lo de Hiroshima y Nagasaki, que mató a más de 200.000 japoneses en un periodo de cuatro meses, con muchas más muertes en los años posteriores por cáncer. Estos traumas incubaron entre otras pesadillas, a un monstruo imaginario que camina por el mar para destruir las ciudades japonesas, después de la Segunda Guerra Mundial, empujando Estados Unidos a un Japón ocupado hacia la energía nuclear. El único país que sufrió la explosión de bombas atómicas se convirtió en el segundo productor mundial de electricidad a partir de la energía nuclear, por delante sólo de Estados Unidos. En la central nuclear de Fukushima, los 6 reactores implicados en el desastre fueron diseñados por General Electric. Como el petróleo disminuía, se supuso que la energía nuclear debía suplir esa carencia, pero como ha quedado claro, hay riesgos inherentes.

Los periódicos de todo el mundo han comentado el estoicismo, la dignidad, la disciplina y la cortesía de los japoneses en respuesta a la tragedia. Sería razonable concluir que estos rasgos de la sociedad japonesa les permita adaptarse mejor que si la afectada fuese otra sociedad diferente. Cuando las ciudades y las infraestructuras han sido destruidas, es el capital humano, sobre todo, el que iniciará el proceso de reconstrucción, pero los rasgos nacionales siempre son difíciles de determinar. Mantienen relaciones entre ellos, dirán muchas personas. Una sociedad marchará mejor por un camino si éste se adapta a su cultura y su ambiente. Indicar cuál es el mejor camino es un signo de intolerancia, chovinismo y racismo.

Hace dos días, los periódicos norteamericanos presentaban en sus primeras páginas una foto de una muchedumbre china en la que se empujaban unos a otros para comprar sal yodada, porque pensaban que eso les protegería de la radiación nuclear. No se puede por menos que contrastar esta escena caótica con los japoneses alineados durante horas delante de los supermercados y las gasolineras ¿Qué pasaría si una crisis semejante a la de Japón ocurriera en China?

Durante la celebración del Año Nuevo Lunar de 2010, Japón envió a Vietnam un crisantemo. Unos minutos después de estar expuesto en Hanoi, el árbol fue completamente arrasado por una muchedumbre que arrancó todas sus flores. Esta fue una demostración espantosa de que cada hombre lo quería para él, su propia flor, sin que le importase la bella visión del árbol, lo que hizo que unos intelectuales vietnamitas dijesen: “Como una manada de monos”.

Las sentencias raciales o étnicas más directas a menudo saltan abruptamente dentro de la propia comunidad, pero todos pueden beneficiarse de una mayor franqueza y valentía en la discusión de las características del grupo, ahora bien, siempre y cuando no se hagan con una malicia genocida. Los vietnamitas tienen poco respeto por el orden público. No están en las colas o en las paradas situados en las líneas marcadas al efecto. En cuanto salen de su casa, todo lo ensucian, incluso los pasillos de los bloques de apartamentos. Pero incluso frente a una crisis verdadera, como una guerra, los vietnamitas pueden actuar de una forma tan unida, eficaz, y con tal sacrificio que a menudo son comparados por los extranjeros con las hormigas. Esto no es precisamente un elogio, como ya aclaró el novelista francés Jean Lartéguy: “Esta frenética actividad de insectos asexuados parecía dirigida a distancia, como si en algún lugar de la colonia una enorme reina se ocultase, una especie de cerebro mental monstruoso que sirviese de conocimiento colectivo a estas hormigas”. Temerosos de ser invadidos, quizás muchos europeos hayan despojado del sexo a la raza más populosa. ¡Nada de sexo, aunque tengan muchos niños!

Entre los chinos el sentido de orden público o de cortesía aumenta si se desplaza desde la China continental hacia Hong Kong. Taiwán y Singapur. Tendrán el mismo gen chino, pero se comportan de una forma completamente diferente de un lugar a otro, lo cual indica que la cultura no está codificada racialmente, Se puede enseñar a la gente a comportarse mejor, o por el contrario que se les permite o anime a actos muchos peores que los realizados por los monos.

¿Y qué decir sobre este asunto de los norteamericanos? ¿Qué harían ellos? Por la televisión, los expertos y los políticos se insultan de forma rutinaria o se quitan la palabra unos a otros. Se ve a los adolescentes norteamericanos pavonearse con sus camisetas decoradas con armas, cuchillos, granadas de mano o cráneos. En Internet es moneda corriente los comentarios que conducen al odio racial. ( La elección del primer Presidente negro, incluso para aquellos a los que nos negros ni les va ni le viene, u otra pobre gente, ha provocado en realidad un contragolpe racial. Esto, tristemente, será la herencia más duradera de Obama). Los enfrentamientos se están produciendo en todas partes, incluso en ciudades pequeñas, en las bases militares, incluso en las iglesias. Pero se dice que todo es broma, una boba diversión, que es lo que Rush Limbaugh consideraba a Abu Graib, por cierto. Somos una gente divertida y boba, eso sí, un poco violenta.

Cuando Norteamérica ataca a otro país que produce petróleo, secuestrado por la revolución Libia, muchos norteamericanos están paralizados por la March Madness de Baloncesto. Cuando Bush invadió Iraq en el año 2003, también nos entretuvimos durante horas en ver como rebotaba una pelota, así hasta el final. Hasta que las televisiones no se vean en negro, supongo que la mayor parte de nosotros seguiremos fingiendo que nada fuera de nuestras casas ha cambiado. La creencia en la recuperación no es otra cosa que seguir viviendo como vivíamos en el año 2007, justo antes de la hecatombe económica. Pero como esto es un constante flujo y reflujo, ya veremos de qué pasta estamos hechos realmente.

Linh Dinh es autor de dos libros de historias y cinco de poemas, y una novela que acaba de aparecer, Love Like Hate (Amor como el odio). Rastrea nuestro deterioro social en su blog de fotografía, que actualiza con frecuencia: http://linhdinhphotos.blogspot.com/

http://dissidentvoice.org/2011/03/powering-down/#more-30950

Seducidos para alimentar un fantasma

por Linh Dinh / 15 de mayo 2010

La semana pasada, el presidente Obama advirtió a una clase que se graduaba de los peligros de las consolas y otras juguetes, iPods, iPads, Xboxes y PlayStations, donde «la información se convierte en una distracción, una distracción, una forma de entretenimiento, en lugar de un instrumento de autonomía, en lugar de búsqueda de la emancipación «, pero esto podría fácilmente describir casi todos nuestros medios de comunicación, incluido el propio Obama, al igual que el resto de nuestra clase dirigente, una de los principales beneficiarios. A medida que nuestra sociedad pierde sus nexos de unión y el Golfo de México se convierte en un mar muerto, ¿qué encontramos en la televisión? Concursos de cante y el baile, gente que dice ha perdido peso, embarazadas, deportistas y más deporte, deporte sin fin. Es lo de siempre, mucho ruido pero pocas nueces.

La edad de los medios de comunicación coincide, aproximadamente, con la era del petróleo. Antes del siglo 20, no había radios, televisores, películas o música grabada, periódicos solamente. El petróleo es el combustible perfecto para el motor de combustión. Con él, los automóviles y los aviones se hicieron posibles, acortando distancias y haciendo las distancias menos relevantes o reales, algo parecido a los efectos logrados por los medios de comunicación.

Cuando me fui de Filadelfia a Hanoi en 1995, sólo podía estar allí y no aquí, porque no había cibercafés que me permitieran estar en ambos sitios al mismo tiempo. No tenía correo electrónico, ni podía saber lo que estaba haciendo mi equipo de béisbol. Cuando me fui a Islandia, cada segundo que pasaba conectado a Internet era tiempo que perdía para conocer la magnificencia de este país. Es cierto que todos los medios de comunicación nos trasladan, incluso con un libro, pero al menos con la lectura la imaginación se activa y se tiene control sobre el ritmo, es decir, uno puede ralentizar, pausar y reflexionar. Esto no sucede con la televisión.

Microsoft preguntó:

«¿A dónde quiere ir hoy?» – ¿Qué tal a ninguna parte? Sólo quiero estar aquí. Ahora. – ¿Sabe dónde está? – Cenando.

El matrimonio se sienta en un sofá, mientras la pantalla continúa con su habitual verborrea. Sólo hablan en los momentos de la publicidad, gracias al botón de silenciar.

  • ¿Qué tal te ha ido hoy, cariño?

En habitaciones separadas lo niños están paralizados ante sus propias pantallas.

No hay medios de comunicación tan generalizados e intrusivos como los norteamericanos. Ahora que hemos dejado de hacer cosas, más o menos, todavía somos muy prolíficos en intentar vender nuestra propia imagen. ( Es un arma de destrucción masiva que tiene un valor de 155 mil millones de dólares, el 41% de las ventas globales en todo el mundo). Cuando estuve en Vietnam desde 1999 hasta 2001, tuve dificultades en convencer a mis amigos de que los americanos no se pasan la mayor parte de día en la piscina, bailando, rapeando y tirando el dinero. En palabras de Harold Pinter, «Como vendedor de [América] por cuenta propia, su producto más vendible es el amor propio. Es un ganador «.

Esta hipnosis funciona incluso entre los estadounidenses, que deberían saber más. Pero no vivimos aquí tanto como muestran las televisiones u otros medios de comunicación. Los estadounidense pasan un promedio de cuatro horas de televisión al día, escuchando música de forma constante, y también están en internet con su Facebook, enviando mensajes de texto, twitter, correos electrónicos, etc, para así distraerlo . Dos o más de estas actividades se realizan a menudo al mismo tiempo. En un tercio de los hogares estadounidenses, la televisión nunca se apaga.

Para muchos de nosotros, nuestro primer impulso al entrar en un nuevo espacio, ya sea un país, una ciudad o una habitación, es salir. Tengo que estar en línea. Hay que mirar fijamente una computadora, consultar la marcha de los play offs de la NBA, o ver como duerme Katherine Heigl, o entrar en las páginas de pornografía, con Gisele Bundchen o Elena Kagan. ¿Un derrame en el Golfo de México? ¿De qué me habla usted?

El problema con los medios de comunicación no es que no haya carne en ella, sino que el relleno es manteca de cerdo, sangre, cartílagos, comedores de pollo, bellota, jarabe de maíz, serrín, la carne y cualquier otra cosa en una salchicha sin fin, nada puede estar aislado un tiempo suficiente del resto, ni siquiera durante la muerte tortuosa de una nación o de un planeta. Todo se ha convertido en un chorro de entretenimiento tedioso, incluso lo de Abu Ghraib o los ultrajes de Goldman Sachs. Por supuesto, en este sistema enfermo, la pelusa pesa más, ya que beneficia a los criminales de Washington y Wall Street que nos han obsesionado con Simon Cowell, Rihanna o algún loro que baile.

Nuestras necesidades sociales básicas, el mezclarse, el vernos cara a cara y charlar, han sido suplantado por lo virtual, con salas de chat y foros que sustituiyen a las tabernas y las plazas. En su típico barde hoy en día, los clientes están un breve tiempo, ya que la música está demasiado alta para mantener una conversación. Los ojos la mayor parte de las veces están pegados a la pegajosa pantalla. Así que el trato social se deja para contadas ocasiones, alguna que otra celebración.
En pocas palabras, nuestra cultura es hostil a pensar y hablar. El único ambiente norteamericano donde las discusiones se animan, donde son posibles, es en la universidad, pero éstas se llevan a cabo en su mayoría por personas sin suciedad bajo las uñas, de ahí la desconexión manifiesta entre lo académico y el resto de nosotros.

En Italia, hay una costumbre pintoresca conocida como la passegiatta. Por un par de horas antes de la cena, la gente pasa el rato caminando alrededor de la plaza local (Esto también se hace en España, sobre todo en los pueblos, si siguen siendo pueblos) Esta práctica relajante abarca incluso a los extranjeros. Esto no es posible aquí porque no tenemos los espacios adecuados. Nuestras plazas no están ajardinadas, con el tráfico dictando el camino, a diferencia de una plaza abierta que alienta a congregarse y a la vagancia, que permite la libre circulación y las amplias vistas. En la mayoría de localidades de Norteamérica, no hay plazas en absoluto, sólo en los lugares para comer de los centros comerciales.

Nuestro Centro comercial típico está rodeado por un inmenso derrame de petróleo. Una vez que usted haya encontrado por fin un aparcamiento, después de ir y volver, dando vueltas durante un largo tiempo, podrá descansar en el interior, con su aire acondicionado, dudando  si aflojar la mosca con uno o dos billetes. Está diseñado para eso. En una plaza de verdad usted no puede comprar nada y no siente, sin embargo, que haya perdido el tiempo. De la compra degradada que es la del centro comercial se puede prescindir por completo.
Arropado en un universo virtual, muchos de nosotros ya no pueden ver o darse cuenta que nuestro mundo real está siendo destruido. En marzo de 2010, un pareja de Corea fue acusada de dejar morir de hambre a su bebé de 3 meses de edad, ya que pasaban doce horas al día en un cibercafé, elevando el mundo virtual, Ánimo. Al igual que ellos, hemos sido seducidos para alimentar un fantasma, mientras que nuestras almas se mueren.

http://dissidentvoice.org/2010/05/virtual-living/