Entries from octubre 2013 ↓

Estudio de dos casos de espionaje por parte de la NSA

electrospaces.blogspot.com

(Actualizado el 28 de septiembre de 2013)

El 1 de septiembre de 2013, el popular programa de la televisión brasileña Fantástico informaba sobre las operaciones de escucha de las comunicaciones telefónicas por parte de la NSA a los Presidentes de México y Brasil. Fantástico forma parte de la cadena Globo, que ya reveló otras operaciones secretas de la NSA el pasado mes de julio.

En esta ocasión, el programa brasileño dio a conocer nuevos documentos del espionaje de la NSA mediante una presentación de diapositivas, documentos que formaban parte de los que Edward Snowden dio al periodista de The Guardian Glenn Greenwald en el mes de junio.

Fantástico también publicó las diapositivas en su sitio web, pero sólo en portugués. Mostramos estas diapositivas porque dan una visión de cómo la NSA intercepta las comunicaciones del exterior.

El programa de noticias Fantástico comenzó la presentación con una diapositiva que llevaba el logo de SIGDEV Strategy, una unidad de Gobierno de la NSA. SIGDEV representa un desarrollo de SIGINT. Sin embargo, no queda claro si esta unidad también fue la responsable de la operación de espionaje que se muestra a continuación.

satc-01

La presentación fue elaborada en junio de 2012 por una unidad desconocida hasta ahora de la NSA, que se conoce por las siglas SATC. La página web de Fantástico dice que su significado es: “Seguridad y Confianza en el Espacio Cibernético”, pero en realidad se trata de un programa de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. La televisión brasileña mostró brevemente el nombre nombre del autor de la presentación, pero aquí ocultamos ese dato.

satc-02

Esta diapositiva muestra el nivel de clasificación general de la presentación: TOP SECRET / / COMINT / / REL A EE.UU., AUS, CAN, GBR, NZL. Esto significa que la información es de alto secreto, que figura en el sistema de control COMINT (Comunicaciones de Inteligencia) y que sólo puede ser conocida por los Estados Unidos y sus “Cinco Ojos” o socios, UKUSA: Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

La presentación sigue con dos diapositivas que muestran las ventajas de la utilización de gráficas:

satc-003

satc-004

Las tres siguientes diapositivas muestras algunos detalles de los elementos específicos del proceso:

satc-005

satc-006

satc-007

Objetivo: México

El primer objetivo de la operación fue el entonces candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto. La información fue analizada por la unidad S2C41 de la NSA, que es el equipo que se ocupa de México, que forma parte de la unidad S2C para la Seguridad Internacional.

satc-008

Esta diapositiva muestra el proceso de búsqueda de contactos y comunicaciones del Presidente de México:

satc-09

1.- Se seleccionan direcciones de correo electrónico o números de teléfono relacionados con EPN (Enrique Peña Nieto), datos que utilizarán como el germen para iniciar el proceso.

2.- Los datos iniciales llevan a los gráficos 2-hop, que aparentemente están basados en los metadatos que se encuentran en las bases de datos mencionados en la parte inferior del gráfico: Mainway, que es la mayor base de metadatos telefónicos de la NSA; Cimbri aparece por primera vez, y podría ser otra base de datos con metadatos; JEMA probablemente signifique Joint Enterprise Modeling and Analytics, que es una herramienta que permite a los analistas crear escenarios de análisis más complejos.

3.- A continuación, las direcciones descubiertas crean los gráficos de contacto, que pueden actuar como selectores para la recogida de mensajes SMS. Para ello, la base datos Mainway también es utilizada, como asociación, que según el sitio web de Fantástico, filtra los mensajes de texto (SMS) enviados a los teléfonos móviles.

4.- Por último, estos mensajes pasan a una base de datos denominada DISHFIRE, donde se puede realizar una búsqueda empleando ciertas palabras clave.

satc-010

Esta diapositiva muestra dos mensajes interesantes, lo que muestra que se interceptó el contenido de los mensajes de texto. En los dos pasajes citados, el candidato presidencial mexicano, Enrique Peña Nieto, está conversando con algunos de los designados como ministros en su futuro gobierno. Parte de los mensajes fueron ocultado por el medio de comunicación brasileño.

Objetivo: Brasil

satc-011

El segundo objetivo de la operación fue la Presidenta brasileña Dilma Rousseff y sus principales asesores. La información fue analizada por la Unidad S2C42 de la NSA, que se centra en Brasil. Esta unidad forma parte de la sección S2C de la NSA para la Seguridad Internacional.

satc-012

Esta diapositiva muestra el proceso de búsqueda de contactos y comunicaciones de la Presidenta brasileña. La recogida de información se inicia con unos selectores DNI ( tales como el correo electrónico o direcciones IP), que actúan como semillas para el trazado de un gráfico 2-hop . de contactos. Este gráfico muestra toda las direcciones o los contactos, con las direcciones originales que sirvieron como semillas.

Debajo del gráfico aparece la palabra SCIMITAR, que vemos por primera vez, y que bien podría tratarse de una herramienta para crear tales gráficos de contacto, o tal vez sea una base de datos que contiene los metadatos, que pueden derivarse de aquellos contactos.

satc-013

A partir de  los contactos que aparecen en la gráfica de la NSA, aparentemente se han descubierto nuevos selectores (correo electrónico o direcciones IP) asociados con la Presidenta brasileña o sus asesores. Otra diapositiva que no se publicó dice que mostraba todos los nombres asociados con los puntos de colores que aparecen en este gráfico.

satc-14

La presentación concluye señalando que se tuvo éxito en la colaboración con las Unidades de América Latina de la División de Seguridad Internacional S2C y la misteriosa unidad SATC. Esto llevó a la creación de los gráficos de contacto, dando como resultado la interceptación de las comunicaciones de alto nivel de Brasil y México.

Esta presentación no sólo ofrece una visión de una específica operación de espionaje, sino que también da una buena idea de cómo la NSA recopila información a través de Internet, por ejemplo, a través de PRISM y otros programas que recogen los datos de comunicaciones.

Al acabar la presentación se aclara que también podría haberse publicado sin mencionar los objetivos específicos involucrados. Esta operación dirigida contra los Presidentes de México y Brasil no tiene interés público, pero dañó las relaciones entre Estados Unidos y esos dos países.

Glenn Greenwald pareció justificar la publicación diciendo que esta presentación demostraba que la NSA también había interceptado llamadas telefónicas y mensajes de correo electrónico. Después de estas revelaciones, no se puede decir que Estados Unidos sólo recoja metadatos y no su contenido. Pero esto sólo sirve para ciudadanos comunes, ya que espiar a líderes políticos o militares está considerado como una actividad legal de las agencias de inteligencia.

Greenwald, que vive en Río de Janeiro, también dijo que “la mayor parte del espionaje que realiza Estados Unidos nada tiene que ver con la Seguridad Nacional, sino que se trata de obtener una ventaja injusta frente a otras naciones en su sector industrial y de comercio”. Pero parece actuar más bien por el interés nacional de Brasil, o al menos como un activista, más que como un periodista que trabaja por el interés público.

Fuente: http://electrospaces.blogspot.nl/2013/09/an-nsa-eavesdropping-case-study.html

—-

El viaje de Macfadyen: los ecosistemas marinos en estado crítico

Por Robert Hunziker, 25 de octubre de 2013

Dissident Voice

art-oceanbroken

Foto: Lindsey Hoshaw

El 3 de octubre de 2013, el Programa Internacional sobre el Estado de los Océanos (IPSO) hizo público su Informe sobre el estado de los océanos. El Informe señala que los océanos se encuentran en un estado crítico.

El Informe de IPSO incluso podría quedarse corto si tenemos en cuenta los datos obtenidos de primera mano en un viaje por el océano del regatista de Newcastle Ivan Macfadyen (1). La historia del Sr. Macfadyen, según lo que dice Greg Ray, es un relato desgarrador de la situación lamentable de los océanos. La historia de su viaje muestra los grandes contrastes entre el viaje que hizo hacer 10 años y ahora, siguiendo la misma trayectoria.

La historia de Macfadyen es tan terrible y espantosa que resulta difícil leerla y luego aceptarla sin que quede un poso de melancolía. Estamos insertos en una terrible pesadilla.

La primera etapa del viaje de Macfadyen

La primera etapa del viaje de Ivan Macfadyen fue desde Melbourne a Osaka, y nunca había visto nada parecido: ni aves, ni peces, ni otro signo de vida.

En el anterior viaje, de hace 10 años, bandadas de aves marinas rodeaban su yate, posándose en ocasiones en el mástil para descansar, y hacia el horizonte podían verse grandes bandadas que rozando las aguas se alimentaban de sardinas. En estos últimos 10 años, el océano ha cambio mucho: no encontró aves marinas en el su nuevo viaje.

También de forma constante en el anterior viaje escuchaba los silbidos y gritos de los pájaros, una especie de sinfonía marina, pero esta vez el silencio era ensordecedor. La gran sinfonía de la naturaleza se había quedado muda. Los únicos sonidos eran el soplido de los vientos y el de las olas golpeando contra el casco del barco, un incesante recuerdo de unas aguas que se mueren.

Por otra parte, en el viaje anterior pudo alimentarse de forma asidua con el pescado que cogía con sólo lanzar un poco de cebo al agua. Atrapó peces de buen tamaño para tener alimentos frescos. Este año sólo pudo capturar dos peces en el trayecto de Melbourne a Osaka, en un viaje que duró 26 días.

Foto: http://www.yachtfunnelweb.com/

Foto: http://www.yachtfunnelweb.com/

De todos modos, como algo inquietante, vio un enorme barco pesquero que faenaba en un arrecife al norte del Ecuador, más allá de Nueva Guinea. Lo más probable es que el pesquero estuviese faenando en esa zona porque, según la IPSO, los arrecifes de coral son el lugar donde residen todavía nueve millones de especies marinas. Macfayden pudo ver cómo el barco accionaba una y otra vez en torno al arrecife, soltando kilómetros de redes para peinar el océano, iluminando durante la noche para continuar con sus tareas. (24/7)

Macfayden y su equipo recibieron la visita sorpresa de una lancha rápida enviada desde una enorme trainera. La tripulación del arrastrero Melanesia ofreció a Macfadyen cinco grandes bolsas llenas de peces que habían capturado en el arrecife. A modo de aparente justificación, los miembros de la tripulación del Melanesia, encogiéndose de hombros y sonriendo, dijeron a Macfadyen que estaban capturando atunes. Todo lo demás, cuando los peces ya habían muerto, eran lanzados de nuevo al mar. Según los tripulantes, las cinco bolsas suponían una pequeña parte de la captura de un día.

Durante su estancia en Osaka, Macfadyen contrató a un nuevo miembro de la tripulación, adquirió más suministros y partió hacia San Francisco.

Las segunda etapa del viaje de Macfadyen

La segunda etapa del viaje de Macfadyen fue más terrible y espantosa que la primera. En efecto, fue otra etapa de muerte, pero todavía más inquietante. Sólo vieron una ballena, por cierto que de bastante mal humor, con un enorme bulto en la frente, en contraste con en el anterior viaje Macfadyen pudo ver a muchas ballenas que jugueteaban y navegaban con gracia por las aguas del océano. También vio con anterioridad tortugas, delfines, tiburones y bandadas de aves que se alimentaban. En su lugar, sólo pudo ver montones de basura, pero nada de tortugas, ni delfines, ni aletas de tiburones que vagasen por las aguas, ni bandadas de pájaros que se sumergiesen en el agua para capturar peces, a pesar de recorrer 3000 millas náuticas desde Osaka a San Francisco.

En buena medida, gran cantidad de la basura procede del tsunami que arrasó la costa de Japón. A menudo, el yate de Macfadyen tuvo que sortear contenedores de gran tamaño, la chimenea de una caldera, marañas de cuerdas sintéticas, cables, postes eléctricos, juguetes, sillas rotas, botellas, plástico por todas partes, así como innumerables redes con trozos de poliestereno. A pesar de que el tsunami es un accidente inevitable, ¿se puede encontrar basura durante un recorrido de más de 3000 millas náuticas?

Cuando el yate de Macfadyen se acercaba a Hawai, con sus claras y brillantes aguas, pudo ver el fondo del mar. Allí pudo comprobar que aquel viaje macabro no se limitaba a la superficie de las aguas, sino que se extendía también por el fondo marino: basura, metales, botellas, contenedores del tamaño de un coche. Esto es algo que nunca había visto.

Estas cantidades interminables de basura esparcidas por el fondo del mar y en la superficie, así como la ausencia de vida, auguran una triste historia y suponen un desafío para la humanidad, que está acabando con uno de sus recursos más apreciados. La historia del Macfadyen es sólo una pequeña muestra de los muchos problemas a que estamos sometiendo a los océanos de todo el mundo.

La acidificación se está convirtiendo en mortal

Lo que viene a continuación es un extracto de una entrevista con el Dr. Alex Rogers, Director Científico del Programa Internacional sobre el Estado del Mar:

“Los cambios que estamos experimentando se producen con gran rapidez…Estando midiendo unos niveles de acidez en el océano que quizás no se hayan visto durante los últimos 55 millones de años…Me resulta muy difícil no decir a la gente que estamos ante una terrible situación. Los océanos están cambiando con enorme rapidez y estoy muy preocupado por mis nietos. Los cambios que pensábamos eran para el futuro, están aquí ya presentes” (2).

Y de acuerdo con Philippe Cousteau, nos enfrentamos a una perspectiva muy real de un derrumbamiento catastrófico de los ecosistemas marinos; la situación es tan grave que ya estamos cambiando la química del océano (3). Un cambio en la química del océano, es decir, la acidificación del océano, es el resultado de la enorme cantidad de dióxido de carbono presente en la atmósfera, dióxido de origen humano, del cual el océano absorbe el 30%. Esta mezcla tóxica ya está poniendo en peligro el ciclo de vida de los mariscos de la costa occidental de los Estados Unidos, con el consiguiente peligro para el sustento de la vida marina, alterando el ciclo reproductivo y el desarrollo de la base de la cadena alimentaria, el fitoplancton.

En este sentido, los oceanógrafos tienen pruebas científicas y documentación que muestran que la acidificación de los océanos causada por los altos niveles de CO2 ya están dañando gravemente a esas maravillosas criaturas que se encuentran en la base de la cadena alimenticia marina, suponiendo un menoscabo para la alimentación de las grandes ballenas (4).

¿Y si el mar se muere? Ésta no es una pregunta absurda. Ya está en marcha una muerte lenta que parece que se está acelerando. Las consecuencias para la humanidad serán terribles: por ejemplo, la mitad de todo el oxígeno del planeta proviene de los océanos y el 90% de todas las formas de vida de este maravilloso planeta viven en el océano.

Esto me trae a la mente la pregunta de qué se puede hacer ante esta inminente tragedia. No sabemos si ya es demasiado tarde. A pesar de estas negras perspectivas ninguna de las principales naciones del mundo está abordando el problema, y en cuanto a la tecnología verde podría ayudar a que la humanidad cambiase su adicción hacia los combustibles fósiles. Esto es algo que hay que hacer con la mayor rapidez posible. De hecho, esto podría ser una de las soluciones para el problema de la acidificación.

¿Quizás limitando la sobrepesca?

Después de todo, este es un asunto de vida o muerte.

Postdata: A pesar de que no es posible conocer el estado del océano a partir de las observaciones realizadas por Macfadyen, espero que este artículo haga a la gente reflexionar, sacándolo este problema a la luz tanto como sea posible. Esperemos que si muchas personas conocen lo conocen, los Gobiernos de alguna manera se vean obligados a revertir sus políticas en favor de energías renovables y limpias, frente a los sucios combustibles fósiles. Entre 1994 y 2009, estas compañías recibieron una subvenciones de 447 mil millones de dólares en los Estados Unidos, frente a los 5930 millones para las renovables (5).

Nota del autor: El contenido de este artículo es bastante pesimista; el relato del viaje de Macfadyen también lo es. Sin embargo, del análisis de decenas de artículos sobre el estado de los océanos, no se puede decir que el océano esté muerto, sino severamente dañado, quizás sea una mejor descripción, pero hay pocas dudas de que los combustibles fósiles están acabando con él. Esto se podría evitar. Vale la pena señalar que hay circunstancias atenuantes en las observaciones de Macfadyen. Para una visión más equilibrada de este viaje, se recomienda la lectura del análisis hecho por Carlos Duarte, profesor y director del Instituto de Oceanografía de la Universidad de Australia Occidental (6).

También vale la pena destacar el éxito del programa de Áreas Marinas Protegidas (AMP) en todo el mundo, especialmente en partes de Madagascar, el Mediterráneo y California, donde se ha tenido éxito en la recuperación de la vida marina. Como señaló François Sarano, un conocido oceanógrafo: “La naturaleza no necesita ser mantenida, sino que sólo necesita un poco de espacio para respirar” (7).

Con todo, todavía tengo que encontrar un científico marino que sea optimista.

Notas:

1.- Greg Ray, The Ocean is Broken, Newcastle Herald, Oct. 18, 2013. [↩]

2.- State of the Ocean.org, Video Interview, Dr. Alex Rogers. [↩]

3.- Oceans: Environmental Victim or Savior? By Philippe Cousteau, Special to CNN, March 27, 2013. [↩]

4.- As follows, here are a couple of examples from among several sources documenting the acidification issue: Abstract: Extensive Dissolution of Live Pteropods in the Southern Ocean, by N. Bednarsek, G.A. Tarling, D.C. E. Bakker, et al., Nature Geoscience, Aug. 20, 2012 as well as: Acid Test – The Global Challenger of Ocean Acidification, Natural Defense Resource Council, Narrator: Sigourney Weaver, interviewing Ken Caldeira, Ph.D. (Carnegie Institution-Department of Global Ecology), who with Michael Wickett coined the term ‘ocean acidification’. [↩]

5.- Eric Savitz, Government Subsidies: Silent Killer of Renewable Energy, Forbes, Feb. 14, 2013. [↩]

6.- Is the Ocean Broken?, Conversation, Oct. 22, 2013. [↩]

7.- Samantha Murray, The Top Three Lessons From MPAs Worldwide, National Geographic, Oct. 23, 2013. [↩]

Robert Hunziker, que anteriormente era encargado de la gestión de fondos, es un profesional independiente que se ocupa de las transacciones mundiales de materiales y un escritor free lance que publica en varios diarios de negocios. Hunziker obtuvo el título de MA en Historia Económica por la Universidad de DePaul, Chicago, y reside actualmente en Los Ángeles. Puede ponerse en contacto con él en la siguiente dirección de correo: rlhunziker@gmail.com. Lea otros artículos de Robert Hunziker.

Fuente: http://dissidentvoice.org/2013/10/the-grim-reaper-haunts-the-ocean/#more-51336

No existe consenso científico sobre la seguridad de los transgénicos

Earth Open, 21 de octubre de 2013

Andy-Stirling-Brian-Wynne-Vyvyan-Howard-Hans-Herren-Pushpa-Bhargava

No existe consenso científico sobre la seguridad de los alimentos y los cultivos modificados genéticamente, de acuerdo con un comunicado publicado el 21 de octubre por un grupo internacional formado por más de 85 científicos, académicos y médicos (1).

La declaración se produce en respuesta a las recientes afirmaciones de la Industria que produce los transgénicos y de algunos científicos y periodistas de que existe tal consenso científico sobre la seguridad para la salud humana y animal y el medio ambiente. La declaración dice que tales afirmaciones son falsas: “No existe consenso sobre la seguridad de los transgénicos”.

Al comentar esta declaración, uno de los firmantes, el profesor Brian Wynne, director asociado y coinvestigador desde 2002 a 2012 en el Centro para los Aspectos Económicos y Sociales de la Genómica, CESAGEN, Universidad de Lancaster, dijo: “No hay consenso entre la comunidad científica sobre la seguridad para la salud o el medio ambiente de los cultivos y los alimentos transgénicos, y es falsa e irresponsable cuando una persona hace una afirmación en sentido contrario. Muchas de las cuestiones más importantes siguen sin responderse, mientras se siguen publicando estudios por parte de científicos independientes que forman parte de la literatura científica internacional. De hecho, muchas de estas cuestiones claves de interés público se han estado olvidando durante años, debido al desequilibrio entre las diferentes fuentes de financiación de las investigaciones, poco ocupadas en la bioseguridad y más en su proyección científico-comercial de esta tecnología”.

Otro firmante, el profesor C.Vyvyan Howard, toxicólogo médico cualificado de la Universidad de Ulster, dijo: “Un gran número de estudios sugieren que los cultivos y los alimentos transgénicos pueden ser tóxicos y provocar alergias, provocando efectos adversos sobre organismos beneficiosos y otros.. Pero como no están etiquetados los transgénicos y no se han realizado estudios epidemiológicos, no hay manera de saber si el creciente número de enfermedades crónicas tienen algo que ver con el consumo de alimentos transgénicos o no”.

Un tercer firmante de la declaración. Andy Stirling, profesor de política científica y tecnológica de la Universidad de Sussex y miembro del GM Science Review del Gobierno del Reino Unido, dijo: “La razón por la cual algunas multinacionales prefieren las tecnologías de modificación genética sobre otras muchas alternativas es que los transgénicos ofrecen más formas de control de la propiedad intelectual y de las cadenas de suministro de todo el mundo. Para intentar que no se discuta sobre estas cuestiones, los que tienen intereses relacionados están tratando de negar muchas de las incertidumbres que existen y censuran la diversidad dentro del mundo científico. Esto socava el debate, y la misma ciencia”.

La declaración de este grupo de científicos fue publicada por la Red Europea de Científicos por la Responsabilidad Social y Ambiental, en la semana en que se concedió el Premio Mundial de la Alimentación a las Empresas de semillas Monsanto y Syngenta y que el Secretario de Medio Ambiente del Reino Unido se opusiese al etiquetado de los alimentos transgénicos como algo perverso.

Los firmantes de la declaración incluyen a científicos prominentes y respetados, entre ellos el Dr. Hans Herren, ganador del Premio Mundial de la Alimentación y Premio Nobel Alternativo y el Dr. Pushpa Bhargava, conocido como el padre de biotecnología moderna en la India.

Claire Robinson, directora de investigación de Earth Open Source, comentó: “La declaración conjunta y los comentarios de científicos y académicos de alto nivel, acaban con las afirmaciones de que existe consenso científico sobre la seguridad de los transgénicos, y muestra que estos están comprometidos en un esfuerzo para evitar todo debate sobre este asunto. Hay que preguntarse por qué estas personas están intentando evitar una mayor investigación de un tema de gran importancia para el futuro de la alimentación y de la agricultura. En realidad necesitamos más debate público sobre los impactos de esta tecnología, especialmente si tenemos en cuenta otras alternativas efectivas que están siendo abandonadas en beneficio de los transgénicos”.

Notas:

1. http://www.ensser.org/media/0513/

Resumen de la declaración “No hay consenso científico sobre la seguridad de los transgénicos”

1.- No existe consenso científico de que los cultivos y los alimentos transgénicos sean seguros para la salud humana y animal.

2.- En los estudios revisados por pares se encontró que sobre la seguridad de los cultivos y alimentos transgénicos había disparidad entre los científicos. Sin embargo, es de destacar que aquellos que proclaman su seguridad estaban financiados por los mismos que producen y comercializan los transgénicos.

3.- Una revisión encontró que estudios que siempre se citan para mostrar la seguridad de los alimentos y cultivos transgénicos, en realidad plantean muchas dudas.

4.- No se han realizado estudios epidemiológicos para determinar si los cultivos transgénicos están afectando a la salud humana, por lo que no se puede asegurar que millones de personas que consumen transgénicos no tengan efectos nocivos sobre su salud, y una afirmación en sentido contrario no tiene base científica.

5.- No existe consenso científico sobre la seguridad de los transgénicos en el medio ambiente. Estudios han asociado a los cultivos modificados genéticamente tolerantes a los herbicidas un mayor uso de herbicidas con efectos tóxicos para organismos no objetivo.

6.- Una encuesta realizada ente los científicos demostró que los que recibían financiación de las empresas biotecnológicas eran más propensos a creer que los cultivos transgénicos son seguros para el medio ambiente, mientras que los científicos independientes eran más propensos a subrayar incertidumbres.

7.- Aunque algunos organismos científicos han hecho declaraciones apoyando en términos generales los transgénicos, aunque a menudo se incluyen importantes advertencias, es necesario una mayor regulación y destacar la necesaria atención sobre los riesgos y beneficios potenciales de los transgénicos. Una declaración de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), alegaba que la seguridad de los transgénicos había sido impugnada por 21 científicos, entre ellos un buen número pertenecían a la AAAS.

8. Existen acuerdos internacionales, como el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad Biotecnológica, ya que expertos de todo el mundo creen que se debe aplicar el principio de precaución en el caso de los transgénicos. Las preocupaciones sobre los riesgos están bien fundadas, como puede verse por los resultados contradictorios, no concluyentes, en los estudios sobre seguridad de los transgénicos.

Fuente: http://www.earthopensource.org/index.php/news/150

Argentina: problemas de salud y el uso de plaguicidas en la agricultura

Por Michael Warren y Natacha Pisarenko

Associated Press / Aurora Advocate, 18 de octubre de 2013

Argentina Agrochemicals

En esta foto de mayo de 2013 se pueden observar los envases vacíos de Roundup de Monsanto que son depositados en el centro de reciclaje de Quimili, provincia de Santiago del Estero, Argentina. En lugar de disminuir el uso de pesticidas, se ha multiplicado por 8, desde los 9 millones de galones en 1990 a los 84 millones de galones a día de hoy. El glifosato, ingrediente activo de Roundup es utilizado de 8 a 10 veces en mayor cantidad por acre que en Estados Unidos. Argentina no dispone de un estándar nacional de utilización de productos químicos, siendo la provincias y los municipios los que regulan su uso. El resultado es una mezcolanza de normas que se ignoran, exponiendo a las personas a sustancias peligrosas (Foto: Natacha Pisarenko de AP).

El trabajador agrícola argentino Fabián Tomasi nunca recibió ningún tipo de preparación para el manejo de pesticidas. Su trabajo consistía en llenar los tanques de los aviones de fumigación lo más rápidamente posible, quedando a menudo empapado por el pesticida. Ahora, a los 47 años, es un esqueleto viviente, se encuentra tan débil que apenas puede salir de su casa, en la provincia de Entre Ríos.

La maestra Andrea Druetta, que vive en la provincia de Santa Fe, en el corazón de la producción de soja, donde la fumigación de productos agroquímicos está prohibida a menos de 500 metros de las áreas pobladas, pero aún así se planta a 30 metros escasos de su puerta trasera. Sus hijos fueron rociados hace poco con productos químicos, mientras se encontraban en la piscina del patio trasero.

Sofia Gatica perdió a su hijo recién nacido por insuficiencia renal, presentando una denuncia que dio lugar a las primeras condenas en Argentina por fumigaciones ilegales. Pero el veredicto llegó demasiado tarde para muchos de los 5300 vecinos de Ituzaingó. Los estudios del Gobierno encontraron niveles alarmantes de contaminación por agroquímicos en el suelo y en el agua potable. El 80% de los niños a los que se les analizó la sangre tenían presencia de plaguicidas.

Argentina, con los cultivos biotecnológicos estadounidenses de soja, se ha convertido en el tercer mayor productor del mundo, pero los productos químicos no se limitan a los cultivos de maíz, soja y algodón.

Associated Press ha documentado decenas de casos en todo el país sobre la aplicación de pesticidas de manera contraria a lo establecido por los organismos de regulación o que prohíbe expresamente la legislación vigente. Los productos que se rocían contaminan escuelas y hogares, los suministros de agua, los trabajadores agrícolas reciben los productos químicos al no llevan ningún tipo de protección, e incluso las personas almacenan el agua en bidones que antes han contenido plaguicidas, bidones que deberían de haber sido destruidos después de su uso.

Los médicos advierten que el uso incontrolado de pesticidas puede ser la causa de los crecientes problemas de salud entre los 12 millones de personas que viven en el cinturón agrícola de esta extensa nación.

En Santa Fe, las tasas de cáncer son de dos a cuatro veces superiores a la media nacional. En El Chaco, los defectos de nacimiento se cuadriplicaron en la década posterior a la implantación de la agricultura biotecnológica, que se ha extendido ampliamente.

El cambio en la tecnología utilizada en la agricultura ha traído también un cambio en el perfil de las enfermedades”, dice el Dr. Merardo Ávila Vázquez, pediatra y neonatólogo, cofundador de Médicos de Pueblos Fumigados, un movimiento en crecimiento que exige la aplicación de normas de seguridad en la agricultura. “Hemos pasado de una población muy saludable a otra con altas tasas de cáncer, defectos de nacimiento y enfermedades raras que no habíamos visto con antelación”.

Argentina, que era conocida por la producción de carne a partir de ganado vacuno alimentado con pasto, ha sufrido una notable transformación desde 1996, año en que la Compañía Monsanto prometió que la implantación de sus semillas y sus productos químicos aumentaría los rendimientos de los cultivos y se reduciría el uso de pesticidas. Hoy en día, toda la cosecha de soja de Argentina y casi todo el maíz y algodón está modificado genéticamente, habiéndose triplicado el cultivo de la soja, pasando a 47 millones de acres (19 millones de hectáreas).

Si bien al principio disminuyó el uso de pesticidas, posteriormente ha ido aumentado, multiplicándose por 8 su uso, desde los 9 millones de galones (34 millones de litros) en 1990 a más de 84 millones de galones (317 millones de litros) a día de hoy, debido a que las plagas y las malezas se volvieron resistente a los plaguicidas. En general, se estima que los agricultores argentinos aplican en torno a 4,3 libras de concentrado de pesticidas por hectárea, más del doble de lo que emplean los agricultores estadounidenses, de acuerdo con un análisis de AP a partir de los datos sobre el uso de pesticidas obtenido de la Industria y del Gobierno.

El glifosato, ingrediente activo de Roundup de Monsanto, es uno de los pesticidas más utilizados en todo el mundo. Las agencias de regulación de Estados Unidos y la Unión Europea, entre otras, han determinado que es seguro si se utiliza correctamente. Incluso la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos elevó los niveles permitidos de residuos de glifosato en los alimentos, en base a los estudios realizados por Monsanto: “No hay certeza razonable de que ocasione perjuicio a las personas, los lactantes o los niños por acumulación en la exposición”.

Argentina Agrochemicals

Foto de 31 de marzo de 2013. Erika y su hermana gemela Macarena, que sufren una enfermedad respiratoria crónica, juegan con los envases de productos químicos, que son utilizados para almacenar agua con la que limpiar el retrete, dar de beber a las gallinas o lavar la ropa, cerca de la ciudad de Avia Terai, en la provincia de El Chaco, Argentina. La madre de los gemelos, Claudia Sariski, dice que no deja a los niños beber el agua de los envases desechados de pesticidas (Foto: Natacha Pisarenko, AP)

En Argentina, 23 provincias han regulado el uso de pesticidas en la agricultura, pero las normas varían de una a otra

La fumigación se ha prohibido a menos de 3 kilómetros de áreas pobladas en algunas provincias, pero en otras sólo se establece una distancia mínima de 50 metros. Alrededor de un tercio de las provincias no establecen ningún tipo de límite, y la mayoría carece de políticas detalladas de aplicación.

Una ley ambiental de carácter nacional establece que las sustancias tóxicas no se pueden aplicar si suponen una amenaza para la salud pública, aunque la relación no se haya probado científicamente, sin importar el coste o las consecuencias, pero nunca se ha aplicado en la agricultura, según reveló una auditoría general el año pasado.

En respuesta a las crecientes quejas, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ordenó la creación de una comisión en 2009 para estudiar el impacto en la salud por la fumigación de productos químicos usados en la agricultura. El Informe dice: “se realizarán controles sistemáticos de control de herbicidas y sus compuestos… mediante estudios de campo que implican las formulaciones de herbicidas a base de glifosato, así como sus interacciones con otros productos agroquímicos que utilizan en nuestro país”.

Pero la Comisión no se reúne desde 2010, según la auditoría general. Los funcionarios del Gobierno insistes que no se trata de una falta de investigación, sino por la desinformación, lo que influye en las emociones de las personas.

Se han visto gran cantidad de documentos, encuestas, vídeos, artículos de prensa y estudios en las Universidades, y nuestros ciudadanos al leer esta información quedan confusos”, dijo el Secretario de Agricultura Lorenzo Basso. “Creo que tenemos que dar a conocer el compromiso de Argentina al ser un productor de alimentos. Nuestro modelo como nación exportadora ha sido puesto en duda. Tenemos que defender nuestro modelo”.

En una declaración escrita, el portavoz de Monsanto, Thomas Helscher, dijo que la Compañía “no tolera el mal uso de los pesticidas o la violación de las leyes que regulan su uso, los reglamentos o resoluciones judiciales. Monsanto insiste en que se debe administrar el producto con precaución y con regularidad mantenemos contacto con nuestros clientes sobre el uso adecuado de nuestros productos”.

http://www.auroraadvocate.com/ap%20financial/2013/10/18/argentines-link-health-problems-to-agrochemicals

—-

Dakota del Norte: el derrame de petróleo que se ha tratado de mantener en secreto

Por Phil Radford, 14 de octubre de 2013

Common Dreams

El pasado 29 de septiembre, Steve Jensen, un agricultor del noroeste de Dakota del Norte descubrió un gran chorro de petróleo de unas seis pulgadas de alto que brotaba en su campo de trigo. El petróleo arrojado procedía de la rotura de una tubería subterránea perteneciente a Tesoro Corporation, que transporta el petróleo desde la formaciones de esquisto de Bakken ( que extrae mediante la técnica de la fractura hidráulica) a Columbus, Dakota del Norte. Un equipo de limpieza se dirigió al lugar del derrame, en las tierras de Jensen, donde se puede haber producido una fuga de más de 20.000 barriles de petróleo, siendo por tanto uno de los derrames más importantes en la historia de este Estado.

Desde que Jensen descubrió el derrame, han pasado casi dos semanas para que el Estado informase del mismo e hiciese pública la noticia, y como se puede ver en las fotos obtenidas por Greenpeace, el daño es extenso.

Dakota del Norte y Bakken se han convertido en zonas codiciadas por las empresas petrolíferas, que están empeñadas en extraer los combustibles fósiles de los lugares más remotos de la tierra, ahora que las reservas están en declive. Como ya vimos en Mayflower, Arkansas, a principios de este año, la rotura de tuberías, los derrames, etc, son cosas que seguiremos viendo mientras estas compañías obtengan los combustibles fósiles de lugares tan apartados.

North Dakota Pipeline Oil Spill

North Dakota Pipeline Oil Spill

North Dakota Pipeline Oil Spill

North Dakota Pipeline Oil Spill

North Dakota Pipeline Oil Spill

Phil Radford, director ejecutivo de Greenpeace, forma parte de una de las mayores organizaciones ambientales del país. Está dirigido por un equipo de 500 personas altamente cualificadas que trabajan en 23 ciudades de los Estados Unidos, realizando campañas nacionales e internacionales, para proteger los océanos, los bosques y el clima.

Fuente: http://www.commondreams.org/view/2013/10/14-6

Experimentos con moscas transgénicas en Cataluña

Amigos de la Tierra

cabecera_moscas

Dile a la Generalitat que no permita la liberación de  moscas transgénicas.

No queremos moscas transgénicas en el aceite de oliva 

(más abajo en catalán)

La empresa británica Oxitec ha solicitado autorización para soltar moscas transgénicas en olivares de la provincia de Tarragona. El Departamento de Agricultura de la Generalitat tiene la responsabilidad de decidir si autoriza o no la realización del experimento. Se trataría de la primera liberación en la Unión Europea de animales transgénicos. Sin embargo la empresa no incluye en su solicitud ningún plan para evaluar la bioseguridad del experimento, que genera serias dudas para la salud y el medio ambiente.

La empresa pretende liberar machos transgénicos de la mosca del olivo para que se crucen con las hembras silvestres. La modificación genética hace que las hembras procedentes de estos apareamientos mueran en fase larvaria, para reducir teóricamente la población de moscas del olivo. El principal problema se debe a que las larvas transgénicas nacen dentro de la aceituna y muchas morirían en el interior del fruto. Así se dañaría la producción, perjudicando  la calidad del aceite, y podrían también entrar en la cadena alimentaria. Además hay un riesgo muy alto de que las moscas transgénicas se dispersen fuera de las redes del experimento.

Dado el alcance y los riesgos pedimos a los responsables que no autoricen el experimento, que se facilite un amplio debate público y que se resuelvan los múltiples interrogantes sobre los impactos ambientales, económicos y de bioseguridad planteados.

Sigue este enlace para leer la petición

¡Exige que se paralice la aprobación de las moscas transgénicas!

Firma de la petición:

https://www.tierra.org/spip/spip.php?article1828

—-

Artículos relacionados:

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/12/26/los-mosquitos-usados-como-armas-biologicas-su-uso-en-estados-unidos-ii/

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/12/25/liberacion-de-un-mosquito-modificado-geneticamente-en-florida/

—-

Gap, Old Navy y el infierno en las fábricas de Bangladesh

El artículo expone las coacciones y el exceso de trabajo a una mujer trabajadora embarazada, las palizas rutinarias y unos salarios de pobreza en los talleres de explotación laboral, respaldados por Estados Unidos.

Por Sarah Lazare, 4 de octubre de 2013

Common Dreams

Mazharul Islam fue golpeado y amenazado por la administración de la empresa cuando pidió permiso de maternidad para su esposa (Foto: Institute for Global Labour and Human Rights)

Mazharul Islam fue golpeado y amenazado por la administración de la empresa cuando pidió permiso de maternidad para su esposa (Foto: Institute for Global Labour and Human Rights)

La trabajadora de 21 años de edad Morium Begum de Bangladesh, perdió a su bebé en el séptimo mes de embarazo, después de haber sido obligada a trabajar más de 100 horas semanales,, a pesar de encontrarse enferma y agotada en un taller de confección de prendas para Gap y Old Navy, a cambio de unos salarios de miseria.

De acuerdo con un Informe publicado el pasado jueves por el Instituto de Trabajo y Derechos Humanos, sucesos como el de Begum son comunes entre los 3750 trabajadores de Next Collections, que tiene fábricas en Ashulia, Bangladesh, en las afueras de Dhaka, donde los castigos, incluyendo incluso bofetadas y palizas, son algo rutinario. Las trabajadoras que se quedan embarazadas están expuestas a que sean despedidas o forzadas a seguir trabajando sin obtener un permiso de maternidad, y los salarios son de entre 20 a 24 centavos la hora.

Esta fábrica es propiedad del segundo mayor exportador de prendas de vestir de Bangladesh, Ha-Mim Group, que cuenta con 26 fábricas y 30.000 trabajadores bajo su dominio, y es conocida por romper todo intento de organización de los trabajadores. Estos abusos se producen en complicidad con los principales minoristas de Estados Unidos, que compran las prendas a estos talleres sin tener en cuenta las condiciones de trabajo, dice el Informe.

Es imposible llevar una vida decente con estos salarios que estamos ganando, a costa de nuestra salud y mala vida” declara Zesmin Khatum, que estaba embarazada de seis meses cuando la administración de New Collections la despidió ilegalmente, negándola el permiso de maternidad, las indemnizaciones que le correspondieran y otros beneficios.

El Informe titulado “Gap y Old Navy en Bangladesh: engañando a los trabajadores más pobres del mundo”, describe los numerosos abusos en las fábricas de New Collections, donde el 70% de las prendas producidas van a las tiendas de Gap y Old Navy.

New Collections obliga a los trabajadores a jornadas de 14 a 17 horas durante los 7 días de la semana, siendo habituales más de 100 horas de trabajo semanales” se dice en el resumen ejecutivo. “Los trabajadores están visiblemente enfermos y cansados tras las largas horas y el exceso de trabajo.

Los trabajadores viven en la miseria más absoluta en pequeñas chabolas. A la tercera semana del mes, la mayoría ya no tienen dinero para comer”.

Las historias trágicas son numerosas. Mazharul Islam describe que fue golpeado y amenazado de muerte cuando solicitó para su esposa un permiso de maternidad: “El director me dio una fuerte patada en la espalda dos o tres veces. Ordenó a un guarda de seguridad a que me golpease con un palo de caña. Pensé que iba a desmayarme”.

Gap y otros minoristas permiten estos abusos, actuando con complicidad, negándose a la realización de auditorías internas, así como denunciar los abusos de los administradores de los talleres para encubrirlos.

Estas violaciones continúan a pesar de las denuncias, el aumento de las protestas por parte de los trabajadores de estos talleres, y a pesar de las promesas de reforma después del derrumbamiento de una fábrica de ropa el pasado mes de abril que mató a más de 1200 trabajadores e hirió a más de 2500, la mayoría de los cuales eran mujeres.

¿Cuántas mujeres trabajadoras embarazadas tendrán que sufrir para que haya justicia en las fábricas de New Collections?”, dice Begum.

 Zesmin Khatum fue despedida ilegalmente cuando se encontraba preñada de 6 meses (Foto: Institute for Global Labour and Human Rights)


Zesmin Khatum fue despedida ilegalmente cuando se encontraba preñada de 6 meses (Foto: Institute for Global Labour and Human Rights)

——-

Fuente: http://www.commondreams.org/headline/2013/10/04-2

——-

Entrevista al Dr. Thierry Vrain: las grandes empresas de Biotecnología compran Tribunales, Gobiernos y Parlamentos (Parte II)

Entrevista realizada por Tsiporah Grignon

Common Ground, octubre de 2013

ThierryVrain-big

Parte I de la entrevista

Tsiporah Grignon: En el documental “El mundo según Monsanto” se expusieron las puertas giratorias entre la Industria Biotecnológica y los Gobiernos.

Thierry Vrain: He leído que al Dr. Shiv Chopra le ofrecieron un millón de dólares a cambio de que cerrase los ojos en el asunto de la hormona de crecimiento bovino recombinante (RGBH), pero se negó y fue despedido por no callarse. (Nota del editor de GMWatcfh: Los doctores Shiv Chopra, Margaret Haydon y Gérard Lambert fueron los científicos despedidos del Servicio de Salud de Canadá por insubordinación en el año 2004, después de haber manifestado públicamente serias reservas sobre la aprobación de estos productos al creer que se producirían daños en la cadena alimentaria y eso iba a repercutir en la salud de las personas. Tiene previstas el Dr. Vrain una serie de conferencias por Canadá con el Dr. Chopra, actualmente en fase de planificación, pero que seguramente sean en la segunda quincena de noviembre).

Tsiporah Grignon: ¿Sigue en contacto con alguno de sus colegas de de Ingeniería Genética y son conscientes de su giro?

Thierry Vrain: No, y uno se da cuenta ahoro cómo los científicos ignoran las principales fuentes de información.

Tsiporah Grignon: ¿Cómo pueden los científicos actuar de forma independiente cuando su sueldo depende de apoyar o no un determinado punto de vista?

Thierry Vrain: Cuando empecé hace 30 años, trabajé como asistente técnico en un laboratorio y con un presupuesto muy escaso, y básicamente consistía en trabajo de laboratorio y en la publicación del mayor número posible de artículos. En aquella época decíamos: publicar o perecer. Pero hace 25 años, la cosa cambió. Cuando empecé no se permitía el patrocinio de las Corporaciones. No se podía acudir a Monsanto y decir: “¿Está usted interesado en que haga un trabajo para usted en mi laboratorio a cambio de una pequeña subvención?”. Pero hace 25 años, eso se permitió y alentó la financiación por parte de las empresas. Cuanto más interesada estuviese la Industria en el proyecto, más dinero entraba. Eso quería decir que se estaba haciendo un buen trabajo, de modo que con los fondos adicionales el Gobierno no tenía que aportar fondos para el laboratorio. Y poco a poco se convirtió en algo normal, y había grandes cantidades de dinero para la Biología molecular. Otros se quejaron de que todo el dinero iba hacia la Biología molecular en los años 80 y principios de los noventa. No sólo eso, si se realizaba un buen proyecto los resultados se podían patentar. Así que de publicar o perecer pasamos a patentar y hacerse rico.

Ahora muchos científicos reciben subvenciones de las empresas de Biotecnología. Cuando se consigue una subvención de un millón de dólares, se tienen cinco estudiantes de posgrado, tres doctores y un gran laboratorio, ahora es usted un gran profesor porque tiene un laboratorio enorme y mucho dinero que fluye. Pero si publicase resultados que no fuesen aceptables para empresas como Monsanto, las ayudas de las Corporaciones se iban a cortar.

Tsiporah Grignon: He leído en “Semillas de la decepción” sobre la inserción aleatoria de genes, ya que no hay forma de ser preciso, lo que usted ya ha confirmado anteriormente. Entonces, ¿por qué los científicos afirman que alteran genéticamente con precisión la naturaleza?

Thierry Vrain: Por dinero. Es muy importante para la empresas de Biotecnología acallar los estudios que no confirman su línea corporativa o cuestionan la seguridad. Pero aún es más sencillo. La mayoría de los inversores en las empresas de Biotecnología lo que quieren es ganar dinero… eso es lo fundamental. Si pueden llegar muy lejos con las ventas, ¿por qué no hacerlo?

Tsiporah Grignon: ¿Se siguen saliendo con la suya?

Thierry Vrain: Se siguen saliendo con la suya. Usted puede cuestionar lo que hacen, usted puede intentar evitar los transgénicos, y quizás estemos desgastando un poco a estos gigantes. Pero en realidad, con toda franqueza, ya que no tienen vergüenza, compran Tribunales, Gobiernos y Parlamentarios.

Tsiporah Grignon: Pero no dominan absolutamente todo, por ejemplo en Europa, donde hay una fuerte resistencia.

Thierry Vrain: No, no dominan toda Europa, pero seguro que lo intentarán. Son cinco los países en todo el mundo que acaparan la totalidad de los cultivos transgénicos: India, Argentina, Canadá, Estados Unidos. Y quizás un par de ellos más, y son 20 los países que no exigen el etiquetado por la presencia de transgénicos en los alimentos y no imponen ningún tipo de restricciones. Si se etiquetase no habría más transgénicos, porque la gente no los quiere.

Tsiporah Grignon: En Canadá estamos luchando por detener la alfalfa transgénica o la manzana que no se oscurece.

Thierry Vrain: La manzana que no se oscurece comenzó a desarrollarse en mi laboratorio, en Summerland. Alguien tuvo la brillante idea de cómo podíamos ganar dinero. Estábamos en el país de la manzanas, así que ¿ qué tal si silenciábamos el gen que oscurece las manzanas y conservan su aspecto? Sin embargo, los productores están en contra de ella y los productores ecológicos están en pie de guerra.

Tsiporah Grignon: Usted ha hecho referencia a un estudio de 120 páginas titulado “Mitos y Verdades sobre los transgénicos”, que fue hecho público en junio de 2012.

Thierry Brain: Es un documento que fue elaborado por Ingenieros de genética, Dr. Michael Antoniou y el Dr. John Fagan con Claire Robinson, periodista de investigación. Consiste en una recopilación de artículos e informes de los Gobiernos, la mayoría de los cuales cuestionan la seguridad de los transgénicos. Fue publicado en junio, por lo que el estudio de Séralini todavía no había aparecido. Representa una gran cantidad de trabajo, la mayoría realizado por laboratorios independientes de Europa, y se asegura que los cultivos transgénicos no pueden dan mayor rendimiento. Entra en lo que yo denomino contaminación genética; los cultivos transgénicos liberan su polen y los genes al medio ambiente, ya se trate de bacterias u otras plantas.

Tsiporah Grignon: Si tiene genes Terminator, ¿polinizan?

Thierry Vrain: Los genes Terminator forman parte de una tecnología de interferencia en la que las semillas o el polen se vuelven no fértiles.

Tsiporah Grignon: O sea, ¿que es posible transmitir la infertilidad?

Thierry Vrain: Sí, lo es. Este es el motivo por el que muchas personas están preocupadas. Imagínese si usted tiene un campo de maíz con el gen de la infertilidad y se extiende por toda la superficie agrícola y se transmite a otros cultivos.

Tsiporah Grignon: En otras palabras, el polen de una planta Terminator puede convertir a otra planta también en Terminator… ¿ Eso podría ser el fin de la vida en la Tierra tal y como la conocemos?

Thierry Vrain: Ese fue el motivo por el que se detuvo a Monsanto, que quería probarlas y comercializarlas. Los cultivos transgénicos están patentados, de modo que las empresas no quieren que la gente tenga sus propias semillas, los agricultores las suelen guardar, ya que el titular de la patente pierde dinero. Usted tiene que comprar las semillas año tras año. Al ser las semillas estériles, nadie conserva estas semillas. Estamos hablando de hambre… otra locura. Pero Monsanto ha adquirido la tecnología Terminator y puede volver a intentarlo.

Tsiporah Grignon: La gente interesada en alimentos de calidad y en su cultivo, ¿tiene esperanzas?

Thierry Vrain: Mi esposa tiene un herbolario… porque creemos que una dieta saludable es muy importante. Existe una conexión entre lo que comemos y lo que somos. Si vas a la tiende y compras la comida más barata llena de calorías pero con pocos nutrientes, entonces va a enfermar.

Conclusión

Esta conversación con un antiguo informante de los transgénicos fue muy aleccionadora. Ahora conocemos verdades incómodas sobre los transgénicos y la empresas de Biotecnología, que se benefician de ellos. En esta entrevista, nos enteramos de que la Ingeniería Genética es muy imprecisa, carece de pruebas de seguridad, que los cultivos transgénicos contaminan otros cultivos, y la forma en que el mundo científico se pudre por el dinero. El Dr. Thierry Vrain cambió y ahora es un agricultor ecológico. Se dio cuenta de que la forma de alimentar al mundo es la de crear y apoyar las explotaciones sostenibles, trabajando conforme a la naturaleza.

Es nuestro deber detener este crimen biotecnológico contra la naturaleza. Infórmese y participe. No estamos solos. Millones de personas están llamadas a participar en el Día Mundial de Acción contra los transgénicos en más de 600 ciudades de todo el mundo el próximo 12 de octubre. Es el mayor evento en la historia para oponerse a la empresas de Biotecnología: Más información en: http://www.march-against-monsanto.com

Información

Libre de Transgénicos y Greenpeace Vancouver han publicado “Alimentos modificados genéticamente y salud humana”, donde comparten preocupaciones sobre los alimentos modificados genéticamente. El Dr. Thierry Vrain es un ex científico genético del Departamento de Agricultura de Canadá, durante 30 años; el Dr. Chopra es un científico que trabajo en el Servicio de Salud de Canadá durante 35 años, un protector incansable de los alimentos en todo el mundo.

Fuente: http://commonground.ca/2013/10/dr-thierry-vrain-gmo-whistleblower/

Entrevista al Dr. Thierry Vrain: las plantas transgénicas producen proteínas distintas a lo que era de esperar

Entrevista realizada por Tsiporah Grignon

Common Ground, octubre de 2013

ThierryVrain-big

El Dr. Thierry Vrain, exbiólogo del suelo y científico genético, trabajó en el Ministerio de Agricultura de Canadá durante 30 años. Fue designado portavoz de  seguridad de los cultivos transgénicos. Desde que se retiró hace 10 años, después de reconocer las pruebas científicas que antes ignoraban los promotores de la Industria Biotecnológica y las Agencias de regulación del Gobierno, el Dr. Vrain ha cambiado su posición y ahora advierte de los peligros de los transgénicos.

Tsiporah Grignon: ¿ Se produjo algún acontecimiento crucial para que cambiase su posición sobre los transgénicos?

Dr. Thierry Vrain: Como científico que trabajaba para el Gobierno, yo no cuestionaba el status quo ni los dogmas. Hacía mi trabajo y fui la persona designada por el Instituto para tranquilizar al público, de modo que estaba muy ocupado. Cuando me jubilé, mi esposa y yo comenzamos a cultivar una granja ecológica, y fue cuando empecé a descubrir nuevas cosas sobre la biología del suelo, algo que nunca me habían enseñado en la escuela de posgrado. Al no estar en nómina, pude leer diferentes fuentes y mirar la Ingeniería Genética desde otro punto de vista. Así fue como me di cuenta de que los transgénicos no eran ni perfectos ni pintaban un mundo de color rosa.

Tsiporah Grignon: Es asombroso que la gente no cuestione la idea de alterar el ADN. Cuando Monsanto y otras empresas afirman que un organismo modificado genéticamente es sustancialmente equivalente a las planta convencional, no dejo de pensar en lo ilógico de esto, porque cuando se altera el ADN, la planta entera se altera. No es lo mismo, y ciertamente no es algo natural.

Dr. Thierry Vrain: Eso depende de su visión del mundo. Como científico, cuando se añade el gen de una bacteria a una planta o un gen vegetal a un pez, o un gen humano al maíz, o se cultivan 10.000 hectáreas de maíz para producir insulina, lo considero un progreso. Así que si una planta tiene un gen bacteriano, todavía se parece mucho a una planta de tomate. Mucho se podría decir sobre el sabor de ese tomate, pero es fácil creer en la equivalencia sustancial.

Tsiporah Grignon: ¿Qué piensa de las afirmaciones de la Industria Biotecnológica al decir que tiene respuesta a la alimentación en el mundo, con el aumento del rendimiento de los cultivos y la disminución en el uso de pesticidas y herbicidas, y la disminución en los costes?

Dr. Thierry Vrain: Charles Benbrook ( Corrección de GMWatch: debe referirse al Dr. Doug Gurian-Sherman), jefe de la Unión de Científicos Preocupados de California, que elaboró las estadísticas de la USDA para comprobar el aumento de los rendimientos, y descubrió que no hay aumento en el rendimiento, y de hecho, hay una ligera disminución, ya que algunos cultivos transgénicos no son tan buenos como los cultivos convencionales. El uso de herbicidas está aumentando. Los agricultores también están preocupados por la aparición de malezas resistentes a esta tecnología. Los herbicidas usados en los cultivos transgénicos resultan inútiles cuando las malas hierbas se vuelven resistentes. Esto ya fue predicho hace 25 años. Lo mismo ocurrió con la resistencia de los insectos. […] Ahora se anima a los agricultores a rociar insecticidas en los cultivos BT para que los insectos no se hagan resistentes a la tecnología de la Ingeniería Genética… ¡Es una locura!

Tsiporah Grignon: Como biólogo del suelo, ¿cuáles son los efectos de los cultivos transgénicos en el suelo?

Dr. Thierry Vrain: Roundup (el herbicida de Monsanto) es un quelante, de modo que retiene el manganeso, el magnesio y algunos otras minerales, así que la planta, básicamente, se muere de hambre. Es posible que también se las prive de otras sustancias necesarias, pero no creo que esté documentado.

Tsiporah Grignon: ¿Ha leído la investigación del Prof. Huber sobre el glifosato, el principal ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto?

Dr. Thierry Vrain: Don Huber estudió el efecto de Roundup en la disminución de los nutrientes en la planta. Pasé un tiempo con él hace dos años, así que estoy bastante familiarizado con lo que ha escrito. Es interesante constatar el efecto de la planta modificada genéticamente en el suelo. La planta modificada genéticamente es una planta con un nuevo gen que se ha insertado en algún lugar y por lo general con un gen que la dota de un nuevo rasgo, por ejemplo, un gen bacteriano que produce una proteína que mata a las orugas. Pero se trata de un proceso aleatorio. Usted necesita una forma de insertar ese gen en la planta. Y hasta hace poco, la manera de hacerlo era insertar otro gen, un gen resistente a los antibióticos, por lo general genes bacterianos. Y ese gen de resistencia a los antibióticos se encuentra en el genoma, por tanto en las raíces, de modo que puede ir al suelo, y ser recogido por la bacterias del suelo. Hay una publicación en China, de la Universidad de Sichuan, en la que los investigadores demuestran que todos los ríos de donde se cogió agua contenían genes de resistencia a los antibióticos, que con toda probabilidad provenían de las plantas transgénicas cercanas.

Tsiporah Grignon: ¿Qué descubrió el Proyecto del Genoma Humano?

Dr. Thierry Vrai: En todas las células de todos los organismos vivos se encuentran los tres principales tipos de moléculas: hidratos de carbono, que se producen por fotosíntesis en las plantas gracias a la radiación solar, los lípidos y las proteínas. Los hidratos de carbono y los lípidos no se mueven, sino que se asientan en un lugar. Las proteínas hacen el trabajo porque se desplazan. Cada molécula de proteína se puede mover, y de ese movimiento se puede obtener algo. Esa molécula puede provocar una reacción en otras moléculas y afectar a la célula. Eso es lo que hacen las proteínas. Las proteínas son las que dan vida, porque la vida es movimiento. Así que cuando se quiere diseñar una planta, lo que realmente se está haciendo es Ingeniería de una proteína, para que esa proteína haga algo nuevo en la planta, tales como la resistencia a herbicidas o a los insectos.

El Proyecto Genoma Humano finalizó en 2002. Se tardaron 10 años en obtener la secuencia de todo el genoma de una persona. Todo el genoma está descifrado. Fue algo muy importante, ya que las funcionen del cuerpo humano son mantenidas por cerca de 100.000 proteínas. Ya se conocía desde la década de 1940 que el ADN sintetiza proteínas, y la hipótesis de esa década era que cada gen sintetizaba una determinada proteína. Así que si tenemos 100.000 proteínas en nuestro cuerpo, deberíamos tener 100.000 genes o más. Pero cuando se completó el Proyecto del Genoma Humano, nos dimos cuenta de que sólo teníamos 20.000 genes en nuestro cuerpo. ¿Y 20.000 genes pueden producir 100.000 proteínas? Las matemáticas no cuadran y eso es a lo que me refiero. De hecho, en 2002, el dogma de una gen una proteína se terminó, y se vio que las cosas no funcionan de esa manera.

Lo que hemos descubierto es que el genoma de cualquier organismo vivo es un ecosistema mucho más complejo, en el que el 95% del ADN regular el otro 5% que codifica las proteínas. El resto no tenemos ni idea de cómo funciona. Cuando estaba en la Universidad, y cuando más tarde fui Ingeniero Genético, se le denominó ADN basura. Cuando un Ingeniero Genético pone un gen extraño en una planta, ese gen va a producir una proteína, gen que puede ir a cualquier parte de la planta, ya que no hay control sobre ello. Puede ir a cualquier parte del genoma, a cualquier parte del cromosoma. Y ese gen está ahora bajo una secuencia reguladora que no estaba regulada naturalmente con anterioridad.

Hay un buen número de estudios que muestran ahora que las plantas transgénicas producen unas proteínas que son muy diferentes de las proteínas que se esperaban, llamadas proteínas anormales. Esas proteínas pueden funcionar como proteínas que matan las orugas, por ejemplo, pero puede que no. Son proteínas diferentes, y esas diferencias no se han estudiado. El dogma sería: usted inserta un gen y obtiene la proteína que desea. Tanto es así, que las agencias de regulación, cuando quieren poner a prueba la seguridad de los cultivos transgénicos, todo lo que necesitan es mostrar que la proteína que se insertó en la planta es segura, pero no prueban la nueva proteína que en realidad se ha creado en la planta.

Tsiporah Grignon: Entonces, estas secuencias no deseadas ni siquiera se observan, se ignoran por completo.

Dr. Thierry Vrain: Totalmente.

Tsiporah Grignon: Entonces, ¿cómo se puede decir que los transgénicos son seguros?

Dr. Thierry Vrain: Antes de que finalizase el Proyecto Genoma Humano, un gen una proteína, esa era la teoría. Los científicos pensaban que simplemente se cogía un gen de una bacteria y se ponía en otra bacteria, y así se obtenía la proteína deseada. De ahí que se considerase sustancialmente equivalente.

Tsiporah Grignon: ¿Se han ignorado los resultados del Proyecto Genoma Humano?

Dr. Thierry Vrain: Creo que las consecuencias del Proyecto Genoma Humano son convenientemente ignoradas. Tan pronto como se empiece a cuestionar esto, que puede haber más proteínas en la planta que las deseadas, usted coge los reglamentos de la FDA, que son muy claros: si usted pone en el mercado algo que no es sustancialmente equivalente, algo que es diferente, algo que tiene una nueva proteína o proteínas algo diferentes, o los nutrientes son diferentes, entonces de modo automático se deben hacer estudios. Desde 1996, ha renunciado por completo a esta responsabilidad, diciendo que son sustancialmente equivalentes, alegando que no hay diferencias, de modo que las empresas ni siquiera tienen que hacer prueba alguna de seguridad.

Parte II de la entrevista

http://commonground.ca/2013/10/dr-thierry-vrain-gmo-whistleblower/

Una enfermedad devasta los cultivos de maíz transgénico en Estados Unidos

Por Stephanie Strom, 30 de septiembre de 2013

New York Times

Imagen: http://www.nytimes.com/

Imagen: http://www.nytimes.com/

La noticia ha supuesto una convulsión en uno de los principales centros de producción de maíz, en Minnesota, al norte de Texas. Se trata de una enfermedad que pocos agricultores habían visto hasta hace cinco años.

Conocida como el marchitamiento de Goss, ha reducido a la mitad los rendimientos de algunos cultivos, pero todavía sigue extendiéndose. Este pasado verano llegó a Louisiana, en una ubicación tan al sur como nunca se había visto. Alison Robertson, patólogo de las plantas de la Universidad Estatal de Iowa, estima que alrededor del 10% de la cosecha de maíz de este año se perdería por la enfermedad de Goss.

Esta enfermedad, llamada así por RW Goss, un patólogo de las plantas de Nebraska, está producida por una bacteria que tiene el nombre de Clavibacter michiganensis subsp, nebraskensis. Cuando una planta es dañada por el granizo u otra causa, el patógeno entre por la herida e infecta el sistema vascular de la planta, produciéndose cicatrizaciones en las hojas, que presentan unas lesiones de color marrón amarillento, salpicado de manchas negras.

La infección puede o no matar a la planta, dependiendo de la época en que aparece, pero siempre merma los rendimientos. Los agricultores que nunca habían visto una enfermedad semejante, se encuentran desconcertados.

Un agricultor que me llamó había encontrado un círculo en el maíz, como de unos 50 pies de diámetro, con unos síntomas extraños: tallos rotos, torsión y decoloración”, dijo Clayton Hollier, patólogo de las plantas de la Universidad Estatal de Louisiana. “Nunca había oído de semejantes síntomas, hasta que me enteré de la enfermedad de Goss en la Universidad”.

Hasta 2008, el marchitamiento de Goss sólo se había dado al oeste de Nebraska y en unos pocos condados al este de Colorado. Pero durante este año se ha encontrado en Iowa, Illinois, Indiana y Wisconsin.

En 2011, un año especialmente virulento, en muchos cultivos de Illinois se perdieron hasta 60 bushels de maíz por cada acre debido a la enfermedad ( el rendimiento normal es de 200 bushels por acre). Lo mismo ocurrió en muchos condados de Indiana.

Si bien no existen datos oficiales, en los dos últimos años la enfermedad no fue muy virulenta, gracias sobre todo al clima cálido y seco, que mantiene a raya la enfermedad. Sin embargo, su continua expansión es algo que preocupa a los patólogos y a los agricultores del cinturón del maíz.

No se sabe por qué el marchitamiento de Goss se ha extendido tan rápidamente en los últimos años, pero mucho patólogos sospechan que uno de los factores más importante es la selección que se ha hecho de los híbridos para la modificación genética por parte de la principales empresas de semillas: Monsanto, DuPont y Syngenta.

Mi teoría es que se eligieron unos determinados híbridos por su alto rendimiento”, dijo el Dr. Robertson, cuya investigación está financiado por Monsanto y el Departamento de Agricultura. “También puede tratarse de híbridos muy susceptibles al marchitamiento de Goss”.

Alrededor del 90% del maíz cultivado en Estados Unidos proviene de semillas que han sido diseñadas en un laboratorio, su ADN modificado con un material genético que no se encuentra de forma natural en las especies de maíz. Casi todo el maíz de Estados Unidos está ahora diseñado para resistir los potentes herbicidas a base de glifosato ( una de cuyas marcas es Roundup), de modo que los agricultores matan las malas hierbas sin matar el maíz.

Los agricultores se refieren a este tipo de cultivos como biotecnológicos, que requieren de la aprobación del Departamento de Agricultura, como peculiares, para distinguirlos de los híbridos tradicionales.

Mientras que algunas variedades de maíz son resistentes al marchitamiento de Goss, sobre todo las que se venden al oeste de Nebraska y al este de Colorado, la mayoría no lo son. Dan Arderson, gerente de Monsanto en el campo del maíz, reconoció que las variedades de alto rendimiento elegidas por sus empresa y otras, podrían ser susceptibles de contraer la enfermedad, pero agregó que los cambios en la gestión agrícola también pueden propagar la enfermedad: los agricultores plantas más maíz debido a la demanda de etanol, de modo que va en detrimento de otros cultivos.

Una de las mejores formas para el control del marchitamiento del maíz es el de la rotación de cultivos: maíz, luego soja u otros cultivos”, dijo Anderson.

Otro posible factor es la siembra directa, lo que deja tallos de maíz en los que persisten las bacterias, contaminando la cosecha posterior, al no ararse las tierras.

No se han desarrollado híbridos que soporten por completo el marchitamiento de Goss, pero las empresas han incrementado el número de semillas que presentan mayor resistencia.

Ryan Forth posee unos 4500 acres de tierra al norte de Ames, Iowa, de los cuales dos tercios los planta de maíz y el resto de soja. El Sr. Forth también distribuye semillas de Monsanto. Algunas semillas de la línea DeKalb de esta empresa se han identificado como muy susceptibles a la enfermedad de Goss.

Después de una tormenta de viento en 2010, dijo: “Empezamos a ver esos pequeños círculos extraños en el follaje en el campo donde habían plantado semillas DeKalb. Al principio pensamos que eran daños causados por el viento, o por la escasez de lluvia, uno siempre sospecha del clima, pero ahora estoy seguro de que el problema es la elección que se hizo del híbrido”.

El siguiente año plantaron los mismos híbridos: “… Fue un completo desastre, un naufragio en los rendimientos”.

Después plantó un híbrido distinto de Monsanto y no tuvo ese problema con el marchitamiento de Goss. Ya no vende los híbridos DeKalb que contraen la enfermedad.

Fuente: http://www.nytimes.com/2013/10/01/science/earth/a-disease-cuts-corn-yields.html?_r=1&