Entries from agosto 2012 ↓

Tras cada accidente nuclear se echa por encima una pesada capa de cal

El fraude de Rupert Murdoch sobre el accidente de Fukushima

por Harvey Wasserman, 30 de agosto de 2012

Common Dreams

 

 Y el Wall Street Journal de Rupert Murdoch acaba de extender una nueva capa sobre el trágico y baldío panorama del fraude nuclear.

El artículo lleva el título de “Panic at Fukushima” (Pánico en Fukushima), y dice mucho de una Industria nuclear que ahora se desmorona desde su corazón mismo. Algo que encaja dentro del modelo histórico:

Cuando tras un accidente nuclear se produce una nube radiactiva – no importa cómo haya sido- la respuesta oficial siempre incluye la misma frase, “no hay ningún riesgo para la población”.

Cuando se observaron grietas estructurales en los reactores nucleares de Davis-Besse en Ohio, o en el de Crystal River en Florida, las autoridades de forma invariable rechazaron que aquello fuera motivo de preocupación. Un desprecio bien financiado. (N. del T:: Ejemplo de ello es esta noticia aparecida en el diario Diagonal: http://www.diagonalperiodico.net/La-central-nuclear-de-Garona-sufre.html)

Al igual que los generadores de vapor con fallos estructurales de la central de San Onofre, California, la seguridad queda relegada en favor del dinero extra que se pueda obtener, ofreciendo la Industria las mismas tesis. Protegida por las leyes federales, como las de quiebra, aunque se pueda producir la mayor de las catástrofes, no es para ellos motivo de preocupación.

A pesar de que los terremotos pueden afectar a los reactores de los Estados de Virginia y Ohio, amenazando a la población de Nueva York y de los Ángeles, la población “nunca está en peligro”. Del mismo modo se les dijo a los japoneses, que los reactores de Fukushima y Kashiwazaki eran “totalmente seguros”.

Pues bien, ahora que los terremotos han sacudido ambas centrales ya sabemos quién paga las consecuencias.

En Three Mile Island se dijo que “no se ha producido fusión del combustible nuclear”, hasta que nueve años más tarde las cámaras robotizadas mostraron lo contrario.

Nadie murió” en Three Mile Island, hasta que las pruebas epidemiológicas demostraron lo contrario. (En 1980 entrevisté a agonizantes y desconsolados en Pennsylvania central, lo que fue el origen de una posterior publicación en 1982, Killing Orur Own)

Lo de Three Mile Island fue una “historia de éxito” para el apologeta de la Industria Patrick Moore, cuyas habilidades contables lograron el milagro alquímico de transformar 900 millones de activos en un pasivo de 2000 millones de dólares.

Del mismo modo, la Unión Soviética dijo que no había motivo de preocupación por las nubes radiactivas procedentes de Chernobyl, que arrojaron su carga letal sobre toda Europa y su chorro de partículas por todo el hemisferio norte. Un científico señaló que el polvo radiactivo mejoraría la salud de las personas tanto en Ucrania como en Bielorrusia, hacia donde sopló en viento en sentido favorable, pero los estudios posteriores hablan de malformaciones de nacimiento y otros muchos problemas de salud ( Véase Las evidencias señalan que al menos se ha producido un millón de muertos por el accidente nuclear de Chernobyl)

La Unión Soviética murió… excepto en los corazones de los medios de comunicación corporativos que siguen repitiendo como loros lo que dijo el Politburó: que sólo 31 personas murieron en Chernobyl, el lugar del millón largo que señalan algunos informes).

En el caso de Fukushima, la inevitable capa de cal que echa Murdoch viene financiada por el magnate Koch, en nombre de un (ex) escéptico del clima, Richard Muller. Dice que el accidente de Fukushima no ha dañado prácticamente a nadie, excepto a la propia industria nuclear, que los japoneses tienen prácticamente cerrada. (http://online.wsj.com/article/SB10000872396390444772404577589270444059332.html)

El artículo de Muller entra dentro del universo pronuclear, al carecer de pruebas, meticulosamente diseccionado por SimplyInfo, frente al panorama de una tragedia sanitaria que está lejos de haber terminado.

Bajo el título «The Truth vs The Wall Street Journal,» la disección que hace SimplyInfo es algo ya conocido. El otrora prestigioso diario también cae en el mismo tipo de errores y anacronismos al estilo del diario de Murdoch. En pocas palabras:

  1. El diario reduce asombrosamente al mínimo el número de muertos por las bombas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki, en base a datos especulativos, desacreditados desde hace décadas. No tienen en cuenta las conclusiones de los científicos japoneses que dicen que en Fukushima se ha lanzado 30 veces más cesio radiactivo que en los dos bombardeos.

  2. Los datos que da el diario sobre la contaminación radiactiva en Fukushima tampoco son creíbles. Habla de dosis mínimas uniformes para todos. Las consecuencias han sido globales. El plutonio, el estroncio, el cesio y otros isótopos tienden a descender en grupos y racimos, arrastrados a unos mientras que otros faltan. Como en el caso de Three Mile Island, Chernobyl y ahora con Fukushima, dice que sólo algunos grupos de población, de forma desafortunada, estuvieron expuestos a la contaminación radiactiva. (Véase: https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/06/12/la-radiacion-emitida-en-fukushima-es-comparable-a-la-de-chernobyl/)

  3. Chirría el argumento de que sólo las mujeres embarazadas, los niños pequeños y los ancianos son biológicamente sensibles. En Three Mile Island, los propietarios publicitaron que los habitantes de la zona sólo habían recibido una dosis de radiación comparable a la de una radiografía. Sin embargo la tasa de leucemia infantil se ha duplicado sólo de la administración de una radiografía al feto en el útero. Las mujeres embarazadas deben tener cuidado de estas pequeñas dosis. (Véase: https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/06/03/los-inesperados-efectos-sobre-la-salud-a-dosis-muy-bajas-de-radiacion-el-efecto-espectador/)

  4. El diario dice que la central de Fukushima no estaba diseñada para soportar un terremoto de 9,0 en la escala y una ola de 50 pies. El epicentro del terremoto se encontraba a más de 100 millas de la costa, pero tres reactores de Fukushima resultaron dañados y explotaron. Diablo Canyon, San Onofre, Indian Point tampoco son centrales nucleares seguras. La presencia cercana de fallas podrían reducirlas a escombros, y la posterior contaminación, en zonas tan poblada, produciría incalculable número de víctimas.

  5. El diario publica una refutación corregida (el original se encuentra en http://www.nirs.org/fukushima/crisis.htm) de Michael Mariotte del Servicio de Información y Recursos Nucleares, señalando que al soplar los vientos en dirección al mar, salvaron a Japón, incluido Tokio, de registrar unos mayores índices de radiación. Pero como en Chernobyl, la radiación ha alcanzado nuestras cosas, con una cifra de víctimas potencialmente alta. ( Véase https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/12/21/se-estima-en-unas-14-000-las-muertes-en-ee-uu-como-consecuencia-del-desastre-de-fukushima/)

El accidente de Fukushima ha sucedido 66 años después de las bombas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki; 32 después del accidente de Three Mile Island y 25 después del de Chernobyl. Pero la Industria parece evolucionar bajo una curva inversa de aprendizaje.

Quizás podrían prestar atención a lo que dijo Jeffrey Immelt, presidente de General Electric, que advertía que la energía nuclear no tiene ningún futuro desde el punto de vista económico. GE está presente en toda la central nuclear de Fukushima. Ahora GE quiere unirse a Siemens para la creación de Solartopia, una empresa para el desarrollo de las energías renovables: eólica, solar y biocombustibles.

No hay palabras suficientes para limpiar lo que hace ya tiempo dijo la revista Forbes; “el mayor desastre directivo en la historia estadounidense”. Ni suficiente cal para tapar los errores y así convencernos de que la radiación es muy buena para nosotros y nuestros cuerpos.

Mientras que Rupert Murdoch trata de dibujar la cara feliz de una Industria en decadencia, de momento lo pagamos con nuestro dinero y nuestras vidas.

Fuente: http://www.commondreams.org/view/2012/08/30-6

Artículos relacionados:

Europa eleva a hurtadillas los niveles de seguridad de radiación en los alimentos 

Dinamarca prohíbe la presencia de cuatro ftalatos en los productos de consumo

Por Sylvie Simon, 30 de agosto de 2012

Vôtre Santé

 

 La Ministra danesa de medio Ambiente, Ida Auken, ha comunicado la intención de su Gobierno de prohibir cuatro ftalatos: DEHP, DIBP, BDP y BBP ( DEHP: ftalato de bis(2-etilhexilo); DIBP: Diisobutyl Ftalate; BDP: Di-n-butyl Ftalate; BBP: Butyl benzyl Ftalate. Hasta 2004, los fabricantes produjeron unas 400.000 toneladas de ftalatos al año. Se empezaron a producir en los años 1920, y en grandes cantidades desde los 50, con el nacimiento del PVC. Los ftalatos más empleados son el DEHP [ftalato de bis(2-etilhexilo)], elDIDP (ftalato de diisodecilo) y el DINP (ftalato de diisononilo). El DEHP es el plastificador más usado con el PVC debido a su bajo coste. El BBzP (ftalato de bencilo y butilo) se usa en la fabricación de material para suelos basado en PVC. Los ftalatos con grupos R y R’ pequeños son usados como disolventes en perfumería y pesticidas.

Los ftalatos se usan también con frecuencia en los esmaltes de uñas, adhesivos, masillas, pigmentos de pintura, juguetes de niños y en la mayoría de los juguetes sexuales. Fuente: Wikipedia)

La prohibición en los productos de consumo se haría efectiva a partir de este otoño, en aquéllos que pueden entrar en contacto con la piel o las mucosas (1).

Dinamarca acaba de dejar la Presidencia de la UE, período durante los que se iniciaron los trabajos sobre los disruptores endocrinos, convirtiéndose en un gesto de desafío a la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA) y la propia Comisión Europea. “No podemos esperar”, dijo la Ministra, ya que su Gobierno considera que la protección de la salud pública exige la aplicación inmediata del principio de precaución”.

La RES (Réseau Environnement Santé) acoge con satisfacción esta decisión y su significado político: “También los parlamentarios franceses, en tres ocasiones, han tomado medidas contra los problemas de salud provocados por los disruptores endocrinos ante la lentitud exasperante de los organismos reguladores europeos”, dice Yannick Vicario. “El Gobierno francés debería ofrecer su total apoyo a esta iniciativa danesa y la mejor manera de hacer esto es someter a votación finalmente el proyecto de ley sobre ftalatos presentado ante la Asamblea Nacional el pasado 3 de mayo de 2011” (2).

Los 4 ftalatos que la ley danesa recoge ya fue restringido su uso en los artículos europeos para niños menores de 3 años hace ya tiempo, pero la espera para su prohibición ya dura dos décadas. Recientes trabajos científicos han señalado los posibles impactos de los ftalatos en el sistema reproductivo (3), enfermedades crónicas y obesidad (4).

Además, los estudios sobre los efectos de las mezclas de ftalatos (5), en dosis que de forma común se encuentran en el medio ambiente, muestra que todos los compuestos de esta familia química debieran ser definitivamente evitados. En cosméticos y dispositivos médicos todavía están omnipresentes, en los productos de consumo, contaminando el aire del interior de las viviendas.

 

 “Los ftalatos no son persistentes, y toda medida de precaución tiene resultados inmediatos en la salud pública”, dice Yannick Vicario. “Es el mismo caso de otros disruptores endocrinos. Esta es la razón por la que la RES insta al Gobierno a actuar de forma integral, adoptando lo antes posible una ley general para la protección de la población frente a los disruptores endocrinos”.

RES señala que la alianza entre Francia y Dinamarca ya consiguió la prohibición del uso del BPA (Bisfenol A) en los biberones de policarbonato, alineándose la Comisión Europea con esta postura a pesar del dictamen en contra de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). “Este es el tipo de dinámica que necesitan los europeos para evitar este tipo de enfermedades y los costes atribuibles a los disruptores endocrinos, de modo que se reduzcan a cero”, concluye Yannick Vicario.

Syvie SIMON

30 de agosto de 2012

  1. Los productos sanitarios y de medicamentos no están recogidos en esta prohibición.

  2. La ley de 3 de mayo de 2011 sobre los ftalatos, parabenos y alquifenoles, se presentó por iniciativa de del grupo Nouveau Centre, y fue aprobado por una estrecha mayoría izquierda-derecha, en contra del Consejo de Gobierno de Fillon, que la bloqueó presentando varias enmiendas al artículo 44-3.

http://www.assemblee-nationale.fr/13/dossiers/interdiction_phtalates.asp

  1. http://reseau-environnement-sante.fr/2012/04/10/actions-en-cours/conference-10-avril-2012-hold-up-sur-la-fertilite-sur-la-fertilite/
  2. http://reseau-environnement-sante.fr/wp-content/uploads/2012/03/Rapport_ECOD_VF1.pdf
  3. Para obtener más información sobre la evaluación de riesgos de las mezclas, consulte el informe “State of the Art report on Mixture Toxicity” de Andreas Kortenkamp, Thomas ​​Backhaus y Michael Faust, contratados por la Commission européenne DG Environnement.

http://ec.europa.eu/environment/chemicals/pdf/report_Mixture 20toxicity.pdf%

RED DE SALUD AMBIENTAL

148 Rue Faubourg Saint-Denis 75010 Paris

http://www.reseau-environnement-sante.fr

Fuente: http://www.votresante.org/suite.php?dateedit=1346319717

El caso Lance Armstrong

por Binoy Kampmark , 29 de agosto de 2012

Dissident Voice

 “Una década entera se ha convertido en un gran bluff”

  • Filippo Simeoni, en el Tour de Francia

Era el superhombre del deporte, con una forma física envidiable. Precisamente porque parecía destacar en el mundo del ciclismo,  acariciar el podio con la facilidad de un felino, sus críticos crecieron en número, al igual que las preguntas. ¿ Pudo haber tomado algo Lance Armstrong?

Llega un momento en la vida de un hombre en el que tiene que decir: Ya basta. Para mí ese momento ha llegado ahora. He estado escuchando afirmaciones de que hice trampas y tuve una ventaja injusta al ganar siete Tours a partir de 1997”.

La declaraciones de Armstrong las realiza a raíz de las acusaciones de la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos, y sorprenden por el tono de renuncia y rendición. ¿Pero pueden considerarse como una confesión? Una lectura más detenida de las declaraciones sugieren precisamente lo contrario.

La decisión de Armstrong de retirarse en el proceso que le enfrentaba con la Agencia Antidopaje ha sido consciente, sobre la base de lo que él ve como un proceso unilateral de carácter difamatorio.

Independientemente de lo que diga Travys Tigart, no hay evidencias físicas que apoyen sus extravagantes y atroces afirmaciones”. Más de una vez dijo Armstrong que los estirados, los paranoicos, la clase gobernante en el deporte, han ido a por él. “Siempre estuve a disposición de todo el mundo dentro de la competición y fuera de la competición, ya me pidiesen sangre u orina”.

El ciclismo es uno de los pasatiempos más peculiares para el voyeur deportivo. Si con el golf uno se pierde una buena caminata, con el ciclismo se le roba a uno tiempo. Lo que probablemente salve todavía al Tour de Francia de la oscuridad y la total desgracia, sean las historias tejidas por los ciclistas, una historia borrosa sobre dos ruedas. Las emisoras de radio mostraban la gastronomía francesa durante las etapas: echaban a un lado a los ciclistas para que se viesen las salchichas de cerdo elaboradas a la forma local.

Luego la naturaleza decididamente falsa del rendimiento, el temor de que esas criaturas vestidas de diversos colores pudieran estafar a los espectadores. Esperan ver una actuación limpia, a pesar de lo que viene ocurriendo en otros deportes atléticos y profesionales, pero era una ilusión que el público anhela. Si es la victoria lo que se privilegia por encima de todo, entonces, en virtud de eso, todo lo demás se pasa por alto.

La idolatría es algo fuera de lugar, deprimente, y los idólatras que han pululado en torno a Armstrong han sido y son muchos. Pero siempre han existido dudas siempre, porque los participantes en las pruebas ciclistas internacionales se han distinguido por dos cosas: por su actuación en la pista y por sus muestras de orina. El dopaje es algo habitual, sistemático y atractivo. Los deportistas no dopados es una excepción a la regla, unos inadaptados, pero los éxitos de Armstrong le colocan fuera de esta categoría.

Con todo lo dicho, los cargos contra Armstrong tendrán que ser probados, algo que ha sido imposible de momento. Las difamaciones no pueden lanzarse sin disponer de la munición apropiada, pero el acto de despojar a Armstrong de todos sus títulos ha sido algo brutal, fuera de lugar. La Agencia Antidopaje de los Estados Unidos ha asumido la prerrogativa de retirarle sus títulos, cuando esa autoridad descansa en la Unión Ciclista Internacional (UCI), que controla los registros y la organización del Tour.

Lo que llama la atención de todo este asunto del dopaje es que la UCI se ha retractado esperando las decisiones de la Agencia Antidopaje estadounidense. Las suposiciones no son algo que sustituyan a los hechos probados, pero eso es algo que parece no molestar a la Agencia Antidopaje. Tampoco puede decirse que los ciclistas que quedaron los segundos en esos Tour de Francia vayan a recibir los trofeos a corto plazo: las sospechas también se deslizan en la cadena hacia los puestos de abajo.

Pierre Bordry, ex jefe de la agencia antidopaje francesa, no se muestra optimista: “Cuando se despoja a alguien de sus títulos, no necesariamente hay que dárselos a otro. Está muy claro que los títulos de campeón del Tour de Francia no debe concederse a ciclistas que están bajo sospecha de haberse dopado,…”.

La inmortalidad en el deporte no tiene un asentamiento seguro. Se gana con enormes dificultades, pero ese logro no es una garantía, ya que existe la sospecha de que produjo algún tipo de engaño en tal empeño. Hay una sensación de que el juego de Armstrong no fue limpio y por eso están en vigor las fuerzas que purgan la culpa. La inocencia de Armstrong, ahora en letra de pequeña, con el tiempo será una cuestión irrelevante.

Binoy Kampmark, erudito de la Commonwealth Scholar en Selwyn College, Cambridge. Es profesor en la Universidad RMIT, Melbourne, y puede ponerse en contacto con él en bkampmark@gmail.com .

Fuente: http://dissidentvoice.org/2012/08/purging-sports-and-humbling-men-the-lance-armstrong-affair/

«Salida de emergencia» de Miguel Amorós

Editorial Pepitas de Calabaza, Logroño, 2012, 200 págs.

Salida de emergencia reúne las últimas aportaciones de Miguel Amorós a los debates en curso sobre la Cuestión Social. En sus páginas, el lector encontrará los nuevos argumentos que Amorós suma a la crítica del urbanismo o a la crítica del desarrollismo, así como sus aportaciones contra las falsas contestaciones. Y con todo ello ayuda a clarificar algunos aspectos de la tergiversada historia social. Como broche final, este libro contiene un interesante epílogo en el que Fernando Alcatraz hace balance de la ineludible aportación crítica de Amorós en los últimos años.

No son éstas discusiones de las que se hagan eco los medios de comunicación, sino aportaciones serias a los debates que, como verdades clandestinas, van abriéndose paso en el seno de la creciente oposición a la dictadura de la economía. Disidencias que una vez más nos confirman que ni partidos ni sindicatos ni asambleas convivencialistas nos salvarán.

 ***

 […] Las esperanzas de los sectores aferrados a la conservación del capitalismo de Estado en un decrecimiento paulatino, pacífico y voluntario serán prontamente desmentidas por la brutalidad de las medidas de adaptación a escenarios de escasez y penuria y la dinámica social violenta que van a originar. Históricamente, las clases medias en descomposición han exigido siempre gobiernos autoritarios. Pero si bien el colapso catastrófico no va a producirse en fecha fija, inminente, tampoco va a ser inevitable la entronización de un régimen ecofascista con o sin ayuda de las masas desclasadas; sin embargo, la probabilidad más o menos cercana de ambos fenómenos puede servir para llevar la acción por derroteros consecuentes, lográndose así en las sucesivas confrontaciones una salida favorable al bando de los partidarios de un cambio social radical y libertario. Nada está decidido, por lo que todo es posible, incluso las utopías y los sueños.

***

En los años setenta, Miguel Amorós contribuyó a la formación de varios grupos anarquistas efímeros; durante la Transición mantuvo posiciones asambleístas en pro de la autonomía obrera, y posteriormente formó parte del equipo redactor de la revista Encyclopédie des Nuisances (1984-1992). Ha traducido varios libros — La nuclearización del mundo de Jaime Semprun, por ejemplo, para Pepitas de calabaza—, ha escrito incontables folletos y artículos en la prensa libertaria y ha impartido infinidad de conferencias en las que ha analizado los diferentes frentes de la Cuestión Social, algunas de las cuales están recogidas en libros como Las armas de la crítica Registro de catástrofes Desde abajo y desde afuera A carne viva Perspectivas antidesarrollistas Golpes y contragolpes . Recientemente ha publicado los libros sobre la guerra civil española La revolución traicionada Maroto, el héroe.

En la actualidad prepara, para esta misma editorial, una nueva edición del Manuscrito encontrado en Vitoria.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=155184

Los organismos reguladores de la UE y Monsanto ocultaron la toxicidad del glifosato

Por la Dra. Eva Sirinathsinghji y la Dra, Mae-Wan Ho, 13 de julio de 2011

Instituto de Ciencia en Sociedad, ISIS


La Comisión Europea aprobó el uso del glifosato sabiendo, como también lo sabía Monsanto, que causa defectos de nacimiento, algo que se ocultó a la gente. Este herbicida debiera ser prohibido, dicen la Dra. Eva Sirinathsinghji y la Dra. Mae-Wan Ho.

Por favor, póngase en contacto con sus representantes políticos para exigirles la prohibición mundial del herbicida glifosato

Un informe escrito por un grupo internacional de científicos e investigadores de la organización no gubernamental Open Earth Source (OES), revela que los estudios realizados por la empresa Monsanto, ya en la década de 1990, mostraba que el glifosato causa defectos de nacimiento. A pesar de ello, la Comisión Europea aprobó el uso de este herbicida con pleno conocimiento de aquellos estudios.

El glifosato es el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto y de otras formulaciones comerciales. Su uso causa gran preocupación por los efectos nocivos que los estudios científicos vienen señalando desde hace varios años, entre los que se incluyen alteraciones endocrinas, daño en el ADN, toxicidad reproductiva y en el desarrollo, neurotoxicidad, cáncer y defectos de nacimiento ( véase [[2] Glyphosate Toxic and Roundup WorseSiS 26; [3]Death by Multiple Poisoning, Glyphosate and RoundupSiS 42; [4] Ban Glyphosate Herbicide NowSiS 43; [5] Lab Study Establishes Glyphosate Link to Birth DefectsSiS 48).

El herbicida Roundup de Monsanto es el más vendido en todo el mundo y su uso se ha incrementado de manera exponencial. Monsanto ha introducido cultivos modificados genéticamente (OGM) tolerantes al glifosato, tales como los RR (Roundup Ready) de la soja. En la actualidad, casi el 80% de la producción mundial de soja se obtiene en los Estados Unidos, Brasil y Argentina, y en año 2009, la soja RR representaba el 91%, el 99% y el 71% respectivamente de la superficie total de soja de esos países. Desde 1997, la producción de soja RR ha aumentado de 5 a 30 millones de hectáreas, eso sólo en los Estados Unidos (1). Se ha encontrado que en la soja quedan residuos de glifosato, hasta 10 veces más alta que las dosis que ya provocan malformaciones fetales en los embriones de pollo y de rana.

Con el uso generalizado de los herbicidas y la aprobación por parte de la UE del uso del glifosato en los cultivos transgénicos tolerantes a este herbicida, se observa la urgente necesidad de una revisión adecuada del herbicida, para ser consecuentes con la nueva normativa más estricta sobre el uso de los pesticidas aprobada por la UE en junio de 2011. De hecho, la revisión estaba prevista para el año 2012, sin embargo con posterioridad se ha retrasado la revisión del glifosato y otros 38 plaguicidas al año 2015 (1). Por otra parte, la revisión de 2010 se hizo bajo la antigua normativa, menos estricta. La razón oficial que se ha dado para este retraso es que tienen demasiada carga de trabajo. Esto significa que la seguridad del glifosato no podrá ser revisada bajo la nueva normativa hasta el año 2030.

Retrasar esta revisión ha sido cuestionada en una demanda contra la CE por Pesticides Action Network Europe y Greenpeace. Los coautores del informe realizado por Open Earth Source (OES) también han solicitado que se lleve a cabo una revisión del sistema sin más demoras, y se retire del mercado el glifosato y Roundup.

Evidencias de defectos de nacimiento en los estudios realizados por la Industria y en los independientes

El informe de la OES revela que en los estudios llevados a cabo por la Industria en la década de 1990 ya se mostraba la letalidad embrionaria y los defectos de nacimientos en los animales de laboratorio, entre los que se incluía dilatación del corazón en los conejos a bajas dosis de glifosato. A dosis más altas, ya se señalaron deformaciones en los estudios independientes realizados desde los años 1980.

Monsanto ha contestado negando sus propias conclusiones (6): “Las autoridades reguladores y los expertos independientes de todo el mundo coinciden en que el glifosato no causa defectos adversos reproductivos en animales adultos o defectos de nacimientos en las crías de estos adultos expuestos al glifosato, incluso a dosis más altas que por exposición ambiental o laboral”.

Sin embargo, los “expertos independientes” de los que habla Monsanto están sumidos en conflictos de interés, tanto a nivel económico como profesional, y basan casi por completo sus investigaciones en los estudios realizados por la Industria (1).

Estudios independientes han revelado vínculos con el cáncer, alteraciones genéticas y alteraciones endocrinas, así como defectos en el desarrollo, por ejemplo, anomalías craneofaciales y vertebrales en ratas (7), deformidades de la boca, alteraciones oculares y de la cola, curvada en los renacuajos de la rana (8). Los estudios más recientes realizados por el Dr. Andrés Carrasco y sus colegas muestran una relación entre el glifosato y el ácido retinoico, señalando un desarrollo embrionario anormal (5,9).

Sorprendentemente, estos y otros numerosos estudios citados en el Informe de la OES fueron desestimados por la Comisión Europea (CE) y la Oficina Federal Alemana para la Protección de los Consumidores y Seguridad Alimentaria (BVL), que es la responsable de la coordinación entre la Industria y la CE. La conclusión de la BVL, comunicada a la CE a través del Informe de 1998 “Proyecto de Informe de evaluación” (DAR), fue que “no hay evidencias de teratogenicidad” para el glifosato.

El Proyecto de Informe de Evaluación contiene pruebas indiscutibles

El Informe alemán de 1998, DAR, fue crucial para que el glifosato fuese aprobado por la UE, al señalar en sus conclusiones que el “glifosato no tiene efectos teratogénicos”, si bien también se decía en sus conclusiones que a dosis más altas causaba “osificación reducida y una mayor incidencia de trastornos esqueléticos o de los órganos internos” en los fetos de las ratas y de los conejos. Además, agregaba que los estudios realizados por la Industria sobre el glifosato a dosis altas mostraba un reducido número de fetos viables en las camadas de ratas y conejos, con un aumento de los defectos congénitos. Las anomalías esqueléticas encontradas por la Industria en los primeros estudios son consistentes con las hallazgos más recientes en las investigaciones de Andrés Carrasco y al (5,9). Sin embargo, estas anormalidades no se tuvieron en cuenta por motivos espurios, tales como que las altas dosis que envenenaron a las madres ( dosis tóxicas) no eran dosis pertinentes para la evaluación de los riesgos humanos, ya que la madre se puede envenenar con cualquier sustancia pudiendo alterar el desarrollo del feto y causar defectos de nacimiento. Esta absurda suposición es impugnada por la literatura científica independiente, y algo muy debatido incluso por la propia Industria.

Fotografías de lechones tomadas por el criador de cerdos Borup Pedersen, alimentados con soja transgénica, y en los que pueden observar distintos tipos de malformaciones. (Véase: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/04/30/dinamarca-se-relaciona-la-soja-transgenica-con-danos-en-la-cria-del-cerdo/

Una historia de manipulaciones y engaños por parte de los reguladores alemanes y de la UE

Como resulta evidente en el informe de Alemania de 1998, DAR, se manipularon las evidencias científica mediante diversas estratagemas que llevaron a mentir, con un total desprecio del principio de precaución.

Los animales expuestos al glifosato en los estudios presentados por la Industria muestran efectos frente a los animales no expuestos, y eso en dosis tan bajas como 20 mg por kg de peso corporal. Tanto es así, que la Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) apoya la teratogénesis del glifosato (1): “Considerados de forma aislada, ninguno de los hallazgos de los estudios sobre los efectos teratológicos en los conejos sería motivo de preocupación. Sin embargo, se observa en general la incidencia de un mismo patrón”.

Alemania, por su parte, recurrió a incluir a los grupos de control “históricos” dentro de los estudios no publicados ( y por lo tanto irrelevantes), que tuvo el efecto de aumentar la variación y por lo tanto la de anular cualquier significación estadística de los experimentos realizados por la Industria. La Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) terminó por pedir a Alemania que pusiese a su disposición los datos de los controles anteriores, pero no está claro si la PSD vio esos datos, o, si los vio, cómo respondió. Y hasta la fecha, esos datos de control históricos siguen ocultos al público.

En el informe de la Open Earth Source (OES) se comenta: “El uso de los datos históricos en lugar de los controles concurrentes añade variables a un experimento que tiene por objeto el control de las variables, ocultando los efectos teratogénicos del glifosato, y evita cualquier conclusión en este sentido. Es por eso que el uso de los datos históricos de control es un asunto controvertido. En la práctica no está permitido en Evaluación Toxicológica en animales y en otros estudios para la aprobación de los plaguicidas”.

Los controles válidos para un experimento exigen que sean animales de la misma cepa genética, de la misma edad, criados en el mismo ambiente y estudiados al mismo tiempo que los animales tratados. Además, “la manera en que los animales serán examinados y evaluados, y los datos registrados, debe hacerse de la misma forma”.

El Informe de la OES afirma: “Si esas prácticas de utilizar los controles históricos se descubrieran en un estudio científico independiente se consideraría un fraude científico”.

En resumen, la Industria y los reguladores cometieron una serie de manipulaciones en las pruebas científicas para favorecer la aprobación del uso del glifosato.

  • La Industria (incluyendo a Monsanto) conocía desde la década de 1980 que el glifosato causa defectos de nacimiento en los animales en altas concentraciones.

  • La Industria también sabía desde 1993 de los efectos a bajas y medias dosis.

  • El Gobierno alemán conocía que el glifosato causa defectos de nacimiento, por lo menos desde el año 1998, año en que envía el Informe DAR a la CE.

  • El Panel de Expertos de la CE que realizó la revisión científica, ha sabido desde el año 1999 que el glifosato causa defectos de nacimiento.

  • La CE sabe desde el año 2002 que el glifosato causa defectos de nacimiento, año en que la Dirección General de DANCO (Sanidad y Protección de los Consumidores) publicó el Informe final del examen para la aprobación del glifosato.

A lo largo de todos estos años está información se ha ocultado al público y los trabajos de los científicos independientes sobre los efectos teratogénicos del glifosato y Roundup han sido ignorados, rechazados, o incluso denigrados.

El LOAEL ( nivel más bajo de efectos adversos observables) del glifosato se estableció en Alemania en 60 mg por kilogramo de peso corporal y día, por lo menos 3 veces superior al indicado por la Industria hasta la fecha, a través de un juego de prestidigitación que sólo consideraba la “exposición crónica” en la “especie más sensible”, que era la rata, mientras que los estudios independientes señalaban un LOAEL de sólo 5 mg por kg de peso corporal para los trastornos endocrinos y daños hepáticos en las ratas. El LOAEL se utiliza para establecer la ingesta diaria admisible (IDA), que es de 1/100 del LOAEL. Por consiguiente, la IDA actual de 0,6 mg por kilogramo y día es al menos 10 veces mayor que los niveles establecidos en el momento de fijarse.

La mala ciencia protegida por la Industria posee pautas y directrices cuestionables

Además de la manipulación absoluta de las pruebas científicas, la Industria ha erigido un escudo eficaz para su mala ciencia bajo el disfraz de “Buenas prácticas de Laboratorio” (GLP), unas pautas y directrices establecidas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), una organización no científica. Esta Guía de Buenas Prácticas ha sido ya fuertemente criticada en un documento firmado por 30 científicos (10). que señalan que las GLP “no especifican nada acerca de la calidad del diseño de la investigación, las habilidades de los técnicos, la sensibilidad de los ensayos, o ya sean los métodos empleados, bien estén al día o sean ya caducos”. La Comunidad Europea y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aceptan ambos las directivas GLP y la investigación independiente que no se ajuste a ellas puede ser ignorada para los propósitos de evaluación. Por lo tanto, la investigación del equipo del Dr. Andrés Carrasco y otros estudios independientes que muestran daños causados por el glifosato o Roundup fueron rechazados en razón de que los sistemas de prueba no estaban validados y consideraron los estudios “inapropiados e irrelevantes a efectos de evaluación de riesgos en la salud humana” (porque los realizaron en animales no aprobados, que son las ratas, los ratones y los perros, por ejemplo). En otras palabras, no realizaron la investigación de acuerdo con las normas GLP. Como observa el Informe de la OES (1): “Esto plantea la pregunta ¿por qué financian los Gobiernos investigaciones científicas si luego ignoran los resultados en casi todas las evaluaciones de riesgo?”.

De hecho los estudios de toxicidad según las normas GLP han sido criticados por el uso actualizado de protocolos que utilizan unas dosis muy altas, en niveles cercanos a la intoxicación y que pueden tener poca relación con los niveles de exposición en el medio, y los animales de prueba mueren antes de llegar a la vejez, enmascarando la mayor parte de las enfermedades en desarrollo. En resumen, las pruebas realizadas según los protocolos GLP rara vez encuentran toxicidad.

Comparando los NOAEL (niveles sin efectos adversos observables) de la Industria y de los estudios independientes sobre docenas de sustancias químicas, los estudios independientes detectan importantes efectos tóxicos a niveles muy inferiores a los de la Industria. Sin embargo, los reguladores siguen ignorando hasta la fecha los estudios independientes en favor de los de la Industria, debido a que cumplen con las directrices GLP de la OCDE. Su rechazo a las recientes conclusiones del equipo de Carrasco es indefendible, por su no adhesión a la Guía de Buenas Prácticas, como se señala en el informe de la OES ( ver también 5).

Por otra parte, la OCDE estableció en el mes de septiembre unos rígidos criterios, científicamente incorrectos, sobre la respuesta de las dosis en las pruebas toxicológicas. No tienen en cuenta efectos como la interrupción endocrina y otros efectos que se observan a dosis bajas más que a altas, lo que invalida la suposición de que existe una dosis segura según la cual no hay toxicidad significativa.

El nuevo reglamento de la UE sobre pesticidas tiene el potencial de poner fin a la tiranía de las normas GLP al insistir en los estudios científicos independientes revisados por pares en la evaluación de los plaguicidas. Sin embargo, la nueva normativa obliga a la Industria a hacer su propia búsqueda de Literatura científica en la preparación de un archivo sobre los plaguicidas, dando así el control total a los estudios de la Industria, que son los que seleccionarán para su inclusión y así reforzar la tiranía de las normas GLP.

Pruebas en humanos ante el aumento de las preocupaciones por los efectos en la salud

Debido a las evidentes restricciones para realizar experimentos en seres humanos, los datos sobre la toxicidad del glifosato en las personas son difíciles de obtener en un laboratorio. Sin embargo, sí se han obtenido resultados a partir de los estudios realizados en líneas celulares humanas. Un experimento realizado por el científico francés Giles-Eric Séralini y sus colegas en el año 2009, encontró que Roundup causaba la muerte de las células umbilicales, de las células embrionarias y de la placenta en sólo 24 horas (3,11).

Además, con el uso generalizado del glifosato en países como Argentina y Canadá, las pruebas de que se están produciendo daños en los seres humanos están aumentando. Un gobierno local de Argentina recoge en un documento ( o véase este otro Informe: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/30/informe-del-primer-encuentro-nacional-de-medicos-de-pueblos-fumigados/) que se han triplicado el número de cánceres infantiles entre 2000 y 2009, y cuadriplicado el número de defectos de nacimiento en las zonas donde se utilizan agroquímicos (véase referencia [12] Argentina’s Roundup Human TragedySiS 48). Carrasco señala en su estudio (9): “Los resultados obtenidos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Un estudio epidemiológico en Ontario, Canadá, también ha encontrado altos niveles de nacimientos prematuros y abortos espontáneos en las mujeres que pertenecen a familias agricultoras que utilizan plaguicidas, incluyendo el glifosato.

La respuesta de la Oficina Federal Alemana para la Protección de los Consumidores y Seguridad Alimentaria (BVL) a esos problemas fue de que eran irrelevantes para la situación de Europa, así como ya existen planes para aumentar los cultivos tolerantes al glifosato. “Aunque hay indicios de un aumento de las malformaciones debido a la amplia exposición a los plaguicidas en América del Sur, las autoridades de estos países son responsables de propiciar la realización de más investigaciones en profundidad. Teniendo en cuenta que las condiciones de aplicación son muy distintas y existen incertidumbres en cuanto a la exposición humana a los efectos de los productos fitosanitarios, los resultados de este tipo no deben llevarnos de forma automática a preocuparnos por la seguridad de los herbicidas a base de glifosato en Europa”.

Preocupaciones adicionales

Un informe publicado recientemente por el científico estadounidense Dr. Don Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue, advirtió de la aparición de un nuevo agente patógeno asociado a los cultivos transgénicos tolerantes al glifosato ( (véase [13] Emergency! Pathogen New to Science Found in Roundup Ready GM Crops?) y ( Los científicos advierten sobre la relación entre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto)

En una carta escrita dirigida al Secretario de Agricultura de Estados Unidos, expresa su preocupación por la aparición de este agente patógeno, muy abundante en los cultivos transgénicos, y que al parecer está asociado a enfermedades devastadoras en los cultivos y altas tasas de infertilidad y abortos involuntarios en los animales. Esta es una nueva preocupación que se suma a la urgencia de revisión por parte de la UE del uso del glifosato y los cultivos transgénicos.

Conclusión y recomendaciones

Los autores del informe de la OES concluyen que: “La actual aprobación del glifosato y Roundup es científicamente insostenible”. Recomiendan la inmediata retirada del glifosato hasta que una nueva revisión rea realizada, con una amplia variedad de pruebas actualizadas, de forma independiente y con los datos disponibles para el público.

Estamos totalmente de acuerdo con la conclusión y la recomendación.

Referencias

1. Antoniou M, Habib M, Howard CV, Jennings RC, Leifert C, Nodari RO, Robinson C, Fagan J. Roundup and birth defects: Is the public being kept in the dark? Earth Open Source, 2011.

2. Ho MW and Cummins J. Glyphosate toxic and Roundup worse Science in Society 26, 12, 2005.

3. Ho MW and Cherry B. Death by multiple poisoning, glyphosate and Roundup. Science in Society 42 , 14, 2009

4. Ho MW. Ban glyphosate herbicides now. Science in Society 43, 34-35, 2009.

5. Ho MW. Lab study establishes glyphosate link to birth defects. Science in Society 48, 32-33, 2010.

6. Beyond the Rows, A blog by Monsanto, St. Louis, United States of America, 9 June 2011, accessed 11 July 2011,http://www.monsantoblog.com/2011/06/09/june-2011-earth-open-source-report-on-roundup/

7. Dallegrave E, Mantese FD. et al. 2003. The teratogenic potential of the herbicide glyphosate-Roundup in Wistar rats. Toxicol Lett 142(1-2): 48

8.  Lajmanovich RC, Sandoval MT, Peltzer PM. 2003. Induction of mortality and malformation in Scinax nasicus tadpoles exposed to glyphosate formulations. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 70, 612–18.

9. Paganelli A, Gnazzo V, Acosta H, Lopez SL and Carrasco AD. Glyphosate-based herbicides produce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoic acid signalling. Chem Res Toxicol, August 9. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749

10. Myers JP, Vom Saal FS. et al. Why public health agencies cannot depend on good laboratory practices as a criterion for selecting data: The case of bisphenol A. Environmental Health Perspectives 2009, 117, 309–15.

11. Benachour N, Séralini GE. 2009. Glyphosate formulations induce apoptosis and necrosis in human umbilical, embryonic, and placental cells. Chem Res Toxicol 22: 97–105.

12. Robinson C. Argentina’s Roundup human tragedy Science in Society 48, 30, 2010

13. Ho MW. Emergency! Pathogen new to science found in Roundup Ready GM crops? Science and Society 50, 10-11, 2011.

Fuente: http://www.i-sis.org.uk/EU_Regulators_Monsanto_Glyphosate_Toxicity.php

Nueva revisión científica sobre los efectos en la salud de los plaguicidas utilizados en los cultivos transgénicos

GMWatch, 25 de agosto de 2012

El profesor Andrés Carrasco

 Nota: Se reproduce aquí un capítulo del nuevo libro del profesor Andrés Carrasco y sus colegas ( resumen y conclusión). En el libro se revisa la literatura científica sobre los efectos sanitarios de los plaguicidas que se utilizan en grandes cantidades en el cultivo de la soja y otros cultivos transgénicos.

La conclusión a la que se llega es que resulta insostenible por los efectos perjudiciales de los plaguicidas utilizados en los cultivos transgénicos y pide la adopción de políticas que den prioridad a la seguridad ambiental y la seguridad alimentaria, frente a los intereses de las industrias agroquímicas y los mercados.

El capítulo forma parte de un nuevo libro, “Avances en Toxicología molecular, vol.6”, publicado por Elsevier:

http://www.amazon.com/Advances-Molecular-Toxicology-Volume-6/dp/0444593896

Más información sobre las investigaciones anteriores del profesor Carrasco, que encontró que el Roundup y el glifosato causan defectos de nacimiento en los embriones de los animales:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/11/17/investigaciones-del-profesor-andres-carrasco-que-muestran-relacion-entre-el-roundup-y-los-defectos-congenitos/

Los pesticidas usados en América del Sur en la Agricultura OGM: una revisión de sus efectos sobre los seres humanos y en modelos animales

Silvia L. Lopez, Delia Aiassa, Stella Benitez-Leite, Rafael Lajmanovich, Fernando Manas, Gisela Poletta, Norma Sanchez, Maria Fernanda Simoniello, y Andres E. Carrasco

Avances en Toxicología Molecular, Volumen 6

Elsevier BV 2012

ISSN 1872-0854

Resumen

En América del Sur, la incorporación de los organismos modificados genéticamente (OGM), diseñados para ser resistentes a los plaguicidas, han cambiado el modelo de agricultura con una dependencia masiva de los productos agroquímicos. Se utilizan diferentes pesticidas en respuesta a las demandas del mercado mundial de consumo para controlar las malezas, los artrópodos herbívoros y las enfermedades de los cultivos. En este artículo examinamos sus efectos sobre los seres humanos y en los modelos animales, en términos de genotoxicidad, teratogenicidad y daño celular. También hacemos hincapié en la importancia de los biomarcadores para la vigilancia médica de las poblaciones en situación de riesgo y proponemos el uso de biosensores como recurso sensible para detectar los efectos indeseables de las nuevas moléculas y los contaminantes ambientales. La compatibilidad del glifosato, el herbicida más intensamente utilizado en los cultivos transgénicos, para el manejo integrado de las plagas en los cultivos de soja, también se pone en duda.

1.Introducción

La productividad hortícola en las regiones subtropicales del mundo está severamente limitada por las plagas y las enfermedades que afectan a los cultivos, y por lo tanto, afecta a la calidad de los productos, convirtiéndose en una prioridad en todo el mundo en respuesta a las demandas del mercado de consumo. El uso de agroquímicos es la estrategia más común utilizada para el control de las malezas, de los artrópodos herbívoros y las enfermedades de los cultivos, pero que se convierte en un importante factor que afecta a los recursos naturales, así como a la salud de los trabajadores rurales y los potenciales consumidores.

En América del Sur, se utilizan distintos agroquímicos de forma masiva, con una preponderancia del uso de herbicidas de amplio espectro a base de glifosato (GBHS), del cual dependen completamente los cultivos modificados genéticamente (OGM) diseñados para ser resistentes al glifosato, tales como los cultivos de soja.

En Argentina, la extensión de tierra dedicada a la soja transgénica llegó a los 20 millones de hectáreas. Se rocían 200 millones de litros de glifosato para obtener una producción de 50 millones de toneladas de soja al año [1,2]. En Paraguay se está produciendo una gran expansión del cultivo de la soja, con semillas transgénicas introducidas ilegalmente en el país y una infraestructura montada por las grandes empresas [3,5]. En el año 2006/2007, la superficie cultivada alcanzó las 2.426.000 hectáreas, casi 400.000 hectáreas más que la cosecha del año anterior (2005/2006). De los herbicidas importados en 2002, el 75% estaba destinado al cultivo de la soja; de los plaguicidas importados, el 68% se utilizó en la misma zona, y de los fungicidas, el 65% tuvo un destino similar [6].

El modelo de agricultura extensiva basada en la Biotecnología OGM se aplica actualmente en América del Sur (principalmente en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay), sin evaluación crítica, sin evaluaciones rigurosas y la información adecuada sobre el impactos de las dosis subletales sobre la salud humana y el medio ambiente, lo que lleva a una situación conflictiva. Los estudios sobre los posibles impactos son absolutamente necesarios, ya que existe una escasez de datos sobre la exposición crónica a los agroquímicos.

Necesidad de una ciencia crítica e independiente

Las Corporaciones Multinacionales manejan prácticamente el mercado mundial de semillas y productos químicos. No se puede inferir que la investigación realizada o respaldada por estas empresas sea totalmente objetiva. Investigaciones de grupos independientes han abierto el debate acerca del bisfenol A, mientras que los estudios financiados por la Industria no han encontrado efectos adversos relacionados con la exposición al bisfenol A, el 90% (n>100) de estudios no financiados por la Industria muestran significativos efectos adversos por la exposición al bisfenol A [177, 178]

Se encontraron varias malformaciones en conejos y ratas según estudios propios de la Industria para comprobar la teratogenicidad del ingrediente activo glifosato antes de su aprobación en 2002 por parte de la UE. Los estudios de la Industria no se pueden consultar por ser comercialmente confidenciales. Sin embargo, dichos datos fueron compilados por el Gobierno alemán en un Proyecto de Informe en 1998 (DAR), ya que Alemania ha sido el Estado miembro ponente para el glifosato y mantendrá este cargo hasta la próxima revisión del glifosato en el año 2015.

Se encontraron malformaciones que incluyen costillas adicionales, distorsiones que afectan a las costillas torácicas, malformaciones del corazón, agenesia renal, esternebras sin osificar, osificación reducida de centros craneales y arcos vertebrales sacrocaudales, así como variaciones esqueléticas y malformaciones viscerales, no especificadas en el DAR [179]

Es indispensable cambiar la dirección de la investigación científica, dejando atrás el reduccionismo y el pragmatismo que domina la agricultura en las últimas décadas. No será posible desarrollar una agricultura sostenible que satisfaga las necesidades sociales si el hombre no comienza a dar prioridad a las políticas que mejoren la seguridad ambiental y alimentaria frente a los intereses de la Industria Agroquímica y los Mercados. Los autores de este capítulo hacen un llamamiento a la comunidad científica para que sean conscientes de los riesgos involucrados a nivel local y a escala global, anticipándose a los problemas antes de que nos sorprendan.

Fuente: http://gmwatch.org/latest-listing/51-2012/14152-new-scientific-review-of-health-effects-of-pesticides-used-in-gm-agriculture

Breve crónica de una conferencia del Dr. Andrés Carrasco

http://sembremvalles.wordpress.com/2012/05/25/breu-cronica-de-la-conferencia-dandres-carrasco/

El sábado 19 de mayo ofreció una conferencia el Doctor Andrés Carrasco, en un acto organizado por la Alianza para la Soberanía Alimentaria de los Pueblos de Cataluña, Espacio de Recursos Agroecológicos y Somos lo que Sembramos.

La conferencia comenzó con una breve introducción por parte de Gregorio Álvaro, miembro histórico del movimiento contra los transgénicos. Su introducción sirvió para destacar el hecho de que España, y concretamente en Aragón y Cataluña, es el país de la Unión Europea donde más se cultiva el maíz transgénico.

El Doctor Andrés Carrasco informó de los resultados de los estudios realizados sobre los efectos de los herbicidas basados en el glifosato en el desarrollo embrionario de los anfibios. Los efectos teratogénicos fueron comprobados: dosis bajas de glifosato generan malformaciones en los embriones de los anfibios. Si se aplican directamente en el embrión dosis muy diluidas también se observan los mismos efectos. Enfatizó que la metodología empleada de estudios embriológicos es básica, pero que ha sido criticada porque no han gustado los resultados obtenidos. Los efectos teratogénicos del glifosato se explican por sus efectos sobre el retinol: el glifosato produciría un cambio en la concentración de retinol en el interior de las células. Los efectos teratogénicos del retinol en grandes concentraciones están bien documentados: junto con la talidomida y el alcohol son los agentes teratogénicos más importantes conocidos.

Además de explicar sus estudios, Andrés Carrasco mostró los estudios epidemiológicos que evidencia un aumento de enfermedades vinculadas al uso de pesticidas sobre la población rural de Argentina. Explicó que los intereses económicos de la Industria de la soja son protegidos por las decisiones políticas que tergiversan los informes que dibujan un panorama desastroso. Se produce a menudo una connivencia entre los científicos y la empresas dedicadas a los agronegocios. De hecho, una buena parte de las conferencia del Doctor Carrasco estuvo centrada en señalar la importancia de hacer una buena ciencia y advertir contra la falsa, vinculada a los intereses económicos, dejando de lado el bien común.

El audio de la conferencia se puede descargar aquí.

La conferencia también se grabó en vídeo, pero es de mala calidad. Se puede ver en este enlace.

La victoria de Apple: hegemonía de la tecnología inalámbrica

por Binoy Kampmark / 25 de agosto 2012

Dissident Voice

 El monstruo de Apple ha recibido un fuerte impulso en su victoria el pasado viernes frente a Samsung Electronics Co en el juicio por patentes sobre la tecnología del smatphone, firmemente instalado en el Industria de los teléfonos móviles como nunca había ocurrido antes. La Industria de los móviles ha prestado atención. La competencia, siempre al acecho, se ha visto destrozada por esta sentencia legal. Como dijo Anton Troinovski en el Wall Street Journal ( el 24 de agosto): “La victoria de Apple mete miedo a través del Ecosistema de Android”.

La Agencia de Noticias Yonjap ( el 25 de agosto) expresaba de forma muy gráfica la decisión del jurado de indemnizar con 1,05 mil millones de dólares a Apple. “Samsung, el gigante de la electrónica de Corea del Sur, sufrió una aplastante derrota contra Apple el viernes en el tribunal de guerra, lanzando oscuras nubes sobre el auge de las ventas de teléfonos inteligentes y Tablet Pc en el mercado de Estados Unidos”.

La batalla entre Samsung y Apple sobre las patentes del iPhone y el iPad en relación a la tecnología de zoom táctil en las pantallas, entre otras cosas, viene ya coleando desde hace más de un año, con cerca de 30 demandas en los Estados Unidos, Corea del Sur y otros siete Estados. El veredicto dictado en California asesta un duro golpe al sistema Android, que era la alternativa al gigante del iPhone.

La hostilidad en las confrontaciones puede ser medida por el veredicto del Tribunal Central de Seúl, que llegó a la conclusión de que ambas empresas habían violado un conjunto de patentes. Si la competencia, en el sentido estricto de la palabra, se desarrolla mediante los sistemas inalámbricos ( que curiosamente son llamados ecosistemas por los aficionados informáticos), las violaciones y el pisar el territorio de los competidores seguramente sea inevitable. Sin embargo, no es algo que el mundo jurídico de las patentes haya resuelto ya.

Lo llamativo de la estrategia corporativa de Apple es la forma en que ha cortejado el mercado de operadores y la presentación de la marca iPhone en el mercado. Los tentáculos de Apple se han apoderado de AT & T Inc., Verizon Wireless y Sprint Nextel Corp, en una estrategia que ha supuesto el pago de cuantiosas cantidades para subvencionar la compra de iPhones. Esta estrategia recuerda a otra técnica antigua y medieval de obligar a los estados vecinos a rendir homenaje al Imperio más poderoso de la región. Las ganancias se obtienen a partir de los sobornos de los antiguos tiempos. Al descubrirse este sistema de tributo, por ejemplo Sprint había arreglado la compra de 15,5 mil millones de acciones por la reserva del iPhone, las acciones cayeron en picado.

El iPhone se ha convertido en una necesidad innecesaria. La posibilidad de comprar un teléfono que sólo sirva para llamar ha desaparecido, o por lo menos han quedado relegado a los rincones del Imperio inalámbrico. Como decía un abatido Elgan Mike en Wi-Fi Planet ( el 28 de septiembre de 2009), el iPhone es una especie de contagio, más eficaz que la gripe porcina. La necesidad de ponerse al día en la difusión de este contagio se ha convertido en urgente.

Una vez que te atrapa este deseo particularmente virulento, se convierte en algo susceptible de provocar un trastorno de la personalidad que obliga a filtrar todas las experiencias de la vida a través del prisma de una aplicación, si es que tal existe para lo que se desea. Se crea un sesgo en favor de la información y de los medios disponibles a través de las aplicaciones, y otra sesgo en los contenidos que se entregan a través del iPhone”.

 

 Cada día que pasa el mundo de las aplicaciones arrastra todas las facetas y minutos de nuestra vida. Las hay libres pero sin un valor inherente, y aquellas que sólo se pueden conseguir con abundantes sumas de dinero, como esa aplicación para los estudiantes de derecho que les ayuda a aprobar los exámenes, que tiene un coste de 1000 dólares. “Parte del éxito de BarMax”, escribe Jason Del Rey en Inc. Magazine (el 22 de junio del 2010),”está en el hecho de que las clases de preparación cuestan tres veces más”.

El triunfo de Apple no es sólo porque sea bonito, sino porque parece ser indispensable para colmar la vanidad humana. El amor tiene algo de enfermedad, y los románticos de Apple han conquistado el corazón de la gente de forma implacable a través de su jerga privada de las aplicaciones. Tener un iPhone es estar vivo, ser una célula en la sangre que circula en la red inalámbrica del organismo creado por Apple. La pantalla tiene propiedades vivas, como si estuviera alentando las fuerzas del ser humano. Que Samsung se atreviera a hacer lo mismo es algo que no puede permitir. La guerra de los teléfonos inteligentes, a pesar de esta decisión judicial, va a continuar.

Binoy Kampmark, erudito de la Commonwealth en Selwyn College, Cambridge. Es profesor en la Universidad RMIT, Melbourne y puede ponerse en contacto con él en: bkampmark@gmail.com .

Fuente: http://dissidentvoice.org/2012/08/victorious-apple-the-wireless-hegemons-victory/

Una visita al pueblo modelo de Monsanto en la India

GMWatch, 22 de agosto de 2012

 Nota: En este artículo se describe cómo los miembros del Comité Parlamentario Permanente sobre Agricultura de la India acabaron por visitar la “aldea modelo” de Monsanto, a pesar de los denodados esfuerzos para desviarlos a otros lugares, y de la triste realidad que descubrieron allí.

Los Parlamentarios conocieron a las viudas de los 14 agricultores que se habían suicidado en la aldea modelo, aunque The Times de la India informaba que gracias al algodón Bt “ni una sola persona se ha suicidado allí. No ha habido ningún suicidio”.

http://aamjanata.com/reaping-gold-through-cotton-and-newsprint/

También descubrieron los niveles de prosperidad que habían alcanzado: “ Para mostrar la prosperidad de la aldea nos llevaron a una gran y exuberante finca de regadío, toda verde, que pertenecía a un distribuidor del barrio de Beed y las fotografías de este lugar habían servido como representación visual de esa prosperidad, y que sus ingresos, cuando en realidad también procedían de otras fuentes, se debían al cultivo del algodón Bt”.

Imagen procedente de: http://www.indiatalkies.com/2012/04/vidarbha-farmers-life.html

 El Comité Parlamentario también descubrió que los agricultores de la aldea modelo de Monsanto quieren que se apruebe la prohibición del cultivo del algodón Bt.

Verdades modificadas genéticamente y una investigación sobresaliente

 Por AamJanata, 20 de agosto de 2012
http://aamjanata.com/genetically-modified-truths-and-an-outstanding-quest/

 El informe presentado por el Comité Parlamentario Permanente sobre Agricultura en el Parlamento el pasado 9 de agosto de 2012, titulado “El cultivo de alimentos modificados genéticamente. Perspectivas y efectos”, se señala de forma unánime como excelente y recomiendo se lea este artículo sobre la visita del Comité Parlamentario Permanente a Vidarbha, famosa por el cultivo del algodón Bt y el suicidio de agricultores y los esfuerzos del Gobierno de Maharashtra para negarles la voz, y los intentos para que no fuese posible la visita.

El Comité Parlamentario Permanente sobre Agricultura programó una visita a las aldeas de Maregaon y Bhambraja ( pueblos modelos de Monsanto según The Times de la India) a insistencia de Kishore Tiware y otras personas de la Samiti Vidarbha Janandolan. La visita se había planificado, los detalles y los tiempos establecidos, pero Maharashtra es el Estado que tiene mayor número de suicidios de agricultores durante cinco años consecutivos. El día de la visita, el Gobierno de Maharashtra conspiró ( no hay otra palabra para calificar su actitud) para engañar al Comité preparando una visita simbólica con “agricultores progresistas”, que se describía como “grandes agricultores con tierras de regadío” y “distribuidores de alimentos y comerciantes” ( vendedores de semillas, fertilizantes, pesticidas, etc).

El Comité se encontraba en Circuit House, en los aledaños de Panderkauda, un pequeño pueblo que comercia con el algodón, a unos cinco kilómetros de Maregaon, cuando los activistas campesinos dijeron que no querían saber nada de esta farsa y que podrían obtener más información a través del reportero P. Sainath, que les estaba esperando en Maregaon, el cual se puso en contacto por teléfono con Basudeb Acharia. El Ministro Basudeb Acharia se comportó de forma magnífica: se puso de pie y dijo que iban a ir a las aldeas afectadas y propuso al resto de parlamentarios que se uniesen a él.

Los intentos por disuadirles fracasaron, aunque descubrieron que quedaba poco tiempo para visitar los dos pueblos, ya que una reunión inicialmente prevista para la 4.30 horas de la tarde se había trasladado a las 2:30, , siendo imposible recorrer los 170 kilómetros que hay hasta Bhambraja y regresar a tiempo. El Dr. Sudhir Kumar Goel, Secretario de Agricultura del Estado de Maharashtra, estaba a cargo de la visita, aunque en realidad estaba gestionando una farsa. Decidieron ir a Maregao, sólo distante 5 kilómetros de allí. Los funcionarios de Maharashtra optaron por no ir, pero sí lo hizo el Comité Parlamentario en su totalidad. Todos y cada uno de ellos.

Unas dos mil personas salieron al encuentro, a pesar de que un cordón policial establecido bajo los auspicios del Gobierno de Maharashtra impedía que acudiesen personas de otras aldeas cercanas. El Estado les había vendido los sueños de prosperidad y seguía promocionando estos sueños a pesar de la devastación causada. Sharad Pawar ( es el presidente del Partido Nacionalista del Congreso) estuvo recorriendo la región para promocionar el algodón genéticamente modificado. Agencias Gubernamentales y profesores universitarios, como el Dr. Panjabrao Deshmukh Krishi Vidyapeeth de Akola y el Instituto Central de Investigación del Algodón (CICR), también promovieron el cultivo de las semillas modificadas genéticamente. Se sustituyeron las semillas tradicionales por otras que prometían una prosperidad futura, la llamada Revolución Verde, aunque había que adquirirlas año tras año. Las nuevas variedades se habían diseñado para no ser fértiles. La tecnología Terminator protegía las patentes.

Fue una conspiración y un monopolio. Las semillas Bt se venden alrededor de 300 a 350 rupias por cada paquete de 450 gramos. Con anterioridad se estuvieron vendiendo ( antes de que se iniciasen acciones legales contra Mahyco-Monsanto) de 1650 a 1800 rupias el paquete de 450 gramos ( lo que significa un precio de alrededor de 3500 a 4000 rupias por kilogramo)… Las necesidades adicionales de fertilizantes y de micronutrientes disparaban los costes de los cultivos. El coste por acre había pasado de las 5000 rupias a las 25.000.

El algodón modificado genéticamente necesita grandes cantidades de agua, y es menos tolerante a la sequía. La mala gestión, y el fraude, hizo descender las tierras de regadío del 8% al 6%. Una cosa es lo que se vende como un éxito y otro la devastación que se produjo en el sistema de riego. Las tierras de regadío dan buenas cosechas también en Vidarbha. Sin embargo, el 90% de las tierras están dedicadas a los cultivos de secano, de modo que sin lluvias no hay algodón, y el agricultor se va abocado a la ruina. 65 años después de la independencia de la India aún no hemos descubierto la irrigación, aunque ya estamos planeando misiones a Marte.

Cuando las cosechas son buenas, la mayor parte de los ingresos son para el pago de los préstamos. Cuando las cosechas se pierden… toda la inversión se pierde. Se ha observado un aumento de enfermedades en el pueblo desde el año 2005, una devastación que no solamente afecta a las finanzas. Polio, leucemia, insuficiencia renal y otros trastornos graves. Quizás los cultivos transgénicos no sean la causa, pero se necesita de forma urgente una investigación.

Las gente estaba desesperada esperando al Comité Parlamentario. Todas querían contar su historia, y ante aquel torrente de testimonios, el Comité abrió sus corazones y escuchó con paciencia y atención. Fueron capaces de comprender la situación de los agricultores y de los esfuerzos del Gobierno de Maharashtra por engañarlos. Sainath dijo que: “Hicieron las preguntas correctas, escucharon a las personas adecuadas y se comportaron como verdaderos líderes y parlamentarios. Por una vez comportarse como un parlamentario no era un insulto”.

Veamos si lo entiendo, ¿ todos los diputados de los dos partidos junto en un mismo lugar y escuchando a la gente? ¡Quién lo hubiera pensado! Todavía sacudo la cabeza con cierta incredulidad.

Los agricultores lograron cruzar el cordón policial e irrumpieron en la reunión. Se enteraron de que el Comité había cancelado su plan para visitar Bhambraja, su pueblo. Se negaron a que continuase la reunión hasta que el Comité accediera a visitarlos. El líder del Comité, Basudeb Acharia, volvió a levantarse. Señalando que no siendo necesario que todos los miembros del mismo estuviesen presentes en aquella reunión, propuso a algunos diputados que fuesen a Bhambraja, mientras que el resto se quedaba aquí, complementando ambos grupos lo que no había sido posible hacer. El Portavoz del Congreso Nacional, Satyavrat Chaturvedi, dirigió a un pequeño grupo de cuatro diputados a Bhambraja.

Aquí murió el mito de la aldea modelo. 14 viudas de agricultores que se habían suicidado se reunieron con miembros del Parlamento, suicidios que se habían negado por las autoridades. “Prosperidad, producción” y otros cuentos chinos quedaron sepultados bajo los testimonios implacables de estas personas. El Informe recoge todo lo que se dijo y se escuchó en aquella visita. Dos diputados del BJP y JD (U), relacionados con la agricultura, empatizaron con los agricultores, aunque Kishore Tiwari olvidó sus nombres. Se puso al descubierto el desprecio hacia los agricultores. Parecía mentira que no se tomasen medidas urgentes para irrigar los campos y aliviar la angustia de los agricultores, mientras las bombas se pudren en las casas y no se asignan conexiones eléctricas.

Un tercio de los campos de cultivo del pueblo habían sido dejados en barbecho. La tierra es estéril. Los habitantes del pueblo no tenían noticia de que algo así hubiese ocurrido en otros tiempos de la historia de la India. Para mostrar la prosperidad del lugar se les mostró una enorme y exuberante finca de regadío que pertenecía a un distribuidor de Beed, siendo las fotografías que circulan por ahí como prueba visual de esa prosperidad. Pero sus ingresos proceden de otras fuentes, aunque se dijo que su riqueza se debía al cultivo del algodón Bt. Los prestamistas no habían sido expulsados del pueblo, pero sí los representantes de Monsanto. Los eufemismos que empleaban los representantes de Monsanto habían sido ya descubiertos por los agricultores en sus verdaderos términos.

Al final, los diputados verificaron si habían entendido lo que allí sucedía. Pidieron a los agricultores que les confirmasen si habían recogido bien todos los testimonios. Se hicieron algunas correcciones y se añadieron otras. Habían recogido lo que allí oyeron y observaron, y esta es la razón por la cual se debe leer este informe.

Los agricultores ya habían pedido que se prohibiese el cultivo del algodón Bt, las 12 variedades de algodón Bt de Mahyco, ante el Gobierno de Maharashtra, así como que las licencias de Mahyco fuesen revocadas. Esto no se hizo, sin embargo se han denunciado ante el Gobierno graves irregularidades por parte de Mahyco. Pero hay otros que se están intentando apoderar del comercio de semillas, y viene bajo el nombre de Krishidaan, que quizás se pudiera aprovechar de una prohibición simbólica. Es algo que no se puede descartar. El Gobierno de Maharashtra debe tomarse en serio el problema de los suicidios de agricultores.

Valoro muy bien esta visita de nuestros parlamentarios, así como el trabajo en común de los políticos de ambos partidos, actuando de forma conjunta. Así debieran ser los políticos, que entienden de las preocupaciones de la gente. Este informe, con un enfoque orientado a la investigación, da una cierta esperanza de que pueda hacer algo útil. Mi ovación al Ministro Basudeb Acharia y a los miembros del Comité Parlamentario Permanente por su magnífico informe “Cultivo de alimentos modificados genéticamente: Perspectivas y efectos”.

El Informe, en formato pdf, se puede conseguir aquí: http://164.100.47.134/lsscommittee/Agriculture/GM_Report.pdf

Fuente: http://www.gmwatch.org/latest-listing/51-2012/14143-mps-discover-the-truth-about-monsantos-qmodel-villageq

¿Cómo reaccionaría el mundo si la India dijese no a los cultivos transgénicos?

Por Rajesh Krishan, 19 de agosto de 2012

Greenpeace

Axis of Logic

 

 Los alimentos modificados genéticamente son un tema candente en la India. Lo que ocurre en la India se extiende por el resto del mundo, y lo que sucedió la semana pasada sin duda marca un hito muy importante: el Comité Parlamentario Permanente sobre Agricultura, que está formado por miembros del Parlamento de ambos partidos, presentó su último informe sobre cultivos y alimentos transgénicos tras intensas consultas con agricultores, grupos ecologistas, científicos y consumidores. El Comité realizó una amplia consulta, tal vez la más completa llevada a cabo en cualquier parte del mundo, tardando dos años y medio en realizar audiencias por toda la India, formando un conjunto de 493 memorandos y unas 15.000 páginas.

¿Y cuál es la conclusión?

Que los cultivos transgénicos no es la mejor opción para un país como la India, tanto desde el punto de vista de la vida de los agricultores como de la seguridad alimentaria. De hecho, el Comité llegó a la conclusión de que los cultivos transgénicos pueden representar una grave amenaza para la salud de las personas y para la biodiversidad. El Comité encontró que el algodón Bt, el único cultivo comercial transgénico que se cultiva en la India, no ha mejorado la situación de los agricultores, especialmente de los pequeños y de los agricultores marginales de las regiones de secano, que forman la mayoría de los cultivadores de algodón del país.

Los sistemas de regulación existentes en la India también están en tela de juicio. Se recomienda la creación de una Autoridad de Protección en materia de Bioseguridad que salvaguarde la salud de los ciudadanos, el medio ambiente, los alimentos y los cultivos tradicionales de las tecnología que los ponen en riesgo, como ocurre con los cultivos transgénicos. La Comisión permanente también ha pedido que se pongan fin de forma inmediata a los ensayos a campo abierto.

Todas estas ambiciosas recomendaciones envían una señal muy clara a la Industria de la Ingeniería Genética. Pero el Informe del Comité Parlamentario tiene únicamente un carácter de recomendación y el Gobierno tendrá que presentar un plan de acción en los próximos tres meses. Los resultados del Informe dan la razón a Greenpeace y a todos aquellos que han estado advirtiendo de las amenazas que plantean los cultivos transgénicos. Nuestra petición en este sentido es que se adopten todas las recomendaciones en su totalidad.

Estos acontecimientos tienen lugar seis meses después del proyecto de ley sobre los cereales empleados en la alimentación, que restringe la modificación genética de los cultivos básicos en China. El Informe es una clara señal de que los principales países agrícolas del mundo, China y la India, están adoptando un enfoque de precaución en torno a los cultivos transgénicos, además de no verlos como una solución sostenible.

La Industria Biotecnológica y sus compinches en los Gobiernos tratarán de desacreditar este Informe y obviar las recomendaciones. Pero se olvidan de que el Comité Parlamentario ha reflejado en su Informe la voluntad de muchas personas. Greenpeace seguirá recordando a nuestro Gobierno estos peligros y continuará su lucha contra el cultivo a campo abierto de los transgénicos, incluyendo los ensayos experimentales. Esto sólo será posible si las personas se unen y exigen a los Gobiernos que actúen en consecuencia.

Rajesh Krishnan forma parte de la campaña de Agricultura Sostenible de Greenpeace en la India.

Fuente: Greenpeace

Algunas personas se recuperan de problemas de salud al dejar de consumir alimentos transgénicos

Por Jeffrey M. Smith

Vitality Magazine

¿Quién conoce los efectos de los transgénicos?

 ¿Los alimentos modificados genéticamente generan problemas de salud? Los OGM ( organismos modificados genéticamente) parecen desencadenar enfermedades inmunes en las ratas de laboratorio que son alimentadas con ellos ( Véase el estudio de Arpad Pusztai), El Sistema gastrointestinal se ve afectado seriamente, los animales envejecen más rápidamente y sus órganos vitales resultan dañados. Los animales de laboratorio también pueden quedar estériles, aumentando la mortalidad de las crías. 

Las empresas de Biotecnología como Monsanto distorsionan o niegan las evidencias, a veces aportando sus propios estudios que supuestamente muestran que los alimentos transgénicos no tienen ningún efecto sobre la salud de las personas o de los animales. Pero algunos científicos, como el toxicólogo francés G.E Seralini, han analizado los datos en bruto de los estudios realizados por Monsanto, obteniendo resultados contrarios: el maíz transgénico con que se alimentó a las ratas mostraba signos claros de toxicidad. Estas pruebas son pasadas por alto por los científicos que trabajan al servicio de la Industria. (Véase también Se confirma la toxicidad de los cultivos Bt)

Aunque todavía no se han realizado ensayos clínicos en humanos, los expertos dicen que no hay pruebas suficientes aportadas por los estudios realizados en animales para desechar los alimentos transgénicos ( Por ejemplo, la principal asesora científica de la Comisión Europea sobre los cultivos transgénicos, Anne Glover), La Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM) pidió en el año 2009 una moratoria en el cultivo de transgénicos en base a sus análisis de las investigaciones realizadas. De acuerdo con su expresidente, el Dr. Robin Bernhoft, la Academia “recomienda que todos los médicos prescriban a sus pacientes una dieta libre de alimentos modificados genéticamente, y debemos educar a todos los pacientes sobre los peligros potenciales para la salud del consumo de alimentos modificados genéticamente”.

Hoy en día, miles de médicos y nutricionistas hacen precisamente eso, y han observado que una amplia variedad de problemas de salud desaparecen después de que sus pacientes dejaron de consumir este tipo de alimentos. He aquí algunos ejemplos:

  • LaDonna Carlton tenía que tomar dos pastillas tres veces al día para eliminar los dolorosos calambres y la constante diarrea asociada al síndrome de intestino irritable. “Mi médico me dijo que sería un problema con el que tendría que convivir el resto de mi vida”, dijo LaDonna. Pero entonces conocí a otro médico, la internista Emily Lindner MD. Lo primero que me dijo es que dejase de consumir transgénicos, incluyendo la soja, el maíz, el aceite de colza y el azúcar, “al cabo de dos meses ya no tuve necesidad de ningún tipo de medicación”.

    Su marido, Fred, también dejó de consumir alimentos modificados genéticamente y notó una considerable mejoría: “Me siento 10 veces mejor”. A sus 73 años, Fred juega al baloncesto, incluso con los dos implantes de rodilla. La nueva dieta “me hizo sentir más joven… como si tuviera 50 años”.

  • La diseñadora de interiores Carol Salb, también se recuperó de un síndrome de intestino irritable, así como de sus manos y pies fríos, problemas con el cabello, alergias y constante congestión. “Me sentí mejor dos semanas y media después de comenzar una dieta libre de transgénicos”, dice ella. Eso fue hace seis años y todavía se encuentra bien.

  • La maestra Theresa Haerle perdió 10 libras de peso ( 4,5 kilogramos) 25 días después de una dieta libre de transgénicos. Aún más destacable fue la recuperación de la colitis que sufría desde hacía más de 30 años, y eso sólo al tercer día de empezar la nueva dieta. Además, su piel empezó a aclararse, sentía más energía, y no sentía pereza al levantarse por la mañana.

  • Los niños también se han recuperado: uno del grado medio cambió su dieta y ya no sufre ni migrañas ni asma; otro se ha recuperado de un fuerte dolor de estómago.

Aunque estas entrevistas con los pacientes fueron realizados por médicos, en el Instituto de Tecnología Responsable ya habíamos escuchado historias similares desde hace mucho tiempo. Laurie perdió 35 libras de peso en un año ( casi 16 kilogramos); Paul sufría del síndrome de piernas inquietas, y con la nueva dieta ha desaparecido, a no ser que de forma accidental consuma algún alimento transgénico. Muchas personas dicen que sus síntomas desaparecen cuando visitan Europa, donde no se consumen tanto alimentos transgénicos debido al rechazo por parte de los consumidores.

( Para la consulta de los productos que en España pueden contener transgénicos en su composición puede descargarse en archivo pdf el folleto elaborado por Greenpeace: Guía roja y verde de los alimentos transgénicos).

La Dra. Lidner dice: “Les digo a los pacientes que eviten los alimentos transgénicos porque según mi experiencias con estos alimentos se producen más alergias y asma”, así como problemas digestivos, tales como gases, distensión abdominal, intestino irritable, colitis y síndrome del intestino permeable. “Y otra serie de problemas, tales como artritis, enfermedades autoinmunes, ansiedad… problemas neurológicos, cualquier problema de salud relacionado con el sistema inmune”.

El tiempo de recuperación varía por lo general en función de los síntomas. “Cuando las personas cambian de una dieta que contiene transgénicos o otra libre de ellos veo resultados instantáneos en las personas que sufren de pensamiento confuso y en los que tienen síntomas intestinales, tales como hinchazón, gases, irritación. En cuanto a las alergias, pueden tardar de dos a cinco días. La depresión se solventa casi de forma instantánea, a veces en un día, en otros casos después de dos semanas. Los resultados completos no se observan más que a partir de la cuarta o sexta semana”. La Dra. Lindner dice que no basta solamente con eliminar los transgénico de la dieta, pero según ella, es el componente más crítico.

Las personas que cambian a una dieta libre de transgénicos suelen adquirir alimentos ecológicos, en los cuales no está permitido el uso de organismos modificados genéticamente. Esto plantea un punto crítico en el análisis. ¿La recuperación se debe a la eliminación de los transgénicos o hay otras factores como la reducción de productos químicos o la mejor calidad nutricional de estos productos? Ya que la mayoría de los transgénicos se encuentran en los alimentos procesados, algunos personas redujeron la ingesta de transgénicos comprando alimentos frescos y luego cocinándolos. Al mismo tiempo, la eliminación de los aditivos alimentarios puede también contribuir a una mejoría de la salud. O también pueden eliminar de su dieta cierta categoría de alimentos, tales como los lácteos o alimentos con gluten. ¿Qué es por tanto el motivo de estas rápidas recuperaciones?

Historias similares en el ganado, sin la presencia de otros cofactores

Afortunadamente la experiencia de los veterinarios y muchos agricultores de todo el mundo nos dan una idea. Cuando se cambia la alimentación animal de soja y maíz transgénicos por su equivalente no modificado genéticamente no influyen los otros cofactores señalados anteriormente. Los animales no comen alimentos ecológicos, no hay cambios en nutrientes o en aditivos, y sin embargo los resultados son impresionantes.

Cuando un criador de cerdos danés cambió la alimentación por soja no transgénica en abril de 2011 de sus 450 cerdas y crías, a los dos días los problemas de graves diarreas de sus animales prácticamente habían desaparecido. También cesaron las muertes por úlceras e hinchazón, que habían sido de 36 en los últimos dos años. La tasa de nacimientos aumentó, siendo las camadas más numerosas, reduciéndose también las enfermedades y defectos de nacimiento. (Para más información de la experiencia del señor Borup Pedersen, puede leerse el siguiente artículo: Se relaciona la soja transgénica con daños en la cría del cerdo).

Un granjero de Iowa también observó cambios inmediatos en su granja de 3000 cerdos después de eliminar el maíz transgénico en diciembre del año pasado. No sólo gasta menos en medicamentos, los cerdos tienen menos enfermedades, sino que “nuestros cerdos con más felices y están más contentos”.

En una granja de engorde con 5000 cabezas de ganado también se cambió a alimentación con maíz no transgénico y señalaron: “Hemos tenido muchas menos neumonías y problemas de salud que con anterioridad”. También ha cambiado el comportamiento de los animales: “el ganado está mucho más tranquilo”. Muchos ganaderos preocupados por las altas tasas de infertilidad y de abortos involuntarios en su ganado, han hecho notar la mejoría tras la eliminación de los piensos no transgénicos.

El renombrado veterinario Michael W. Fox, cuyos artículos tienen millones de lectores, dice que cuando los transgénicos fueron introducidos en el mercado, los gatos y los perros comenzaron a sufrir tasas mucho más altas de alergias, picazón y problemas intestinales. Ahora ha recibido miles de cartas de los dueños de mascotas en las que le dicen que los animales están muchos más felices desde que son alimentados con productos no modificados genéticamente.

Los síntomas se repiten: desde la ratas de laboratorio a los consumidores

Lo llamativo de todo esto es la similitud de los síntomas. Se observan las mismas categorías de trastornos en los estudios de alimentación animal realizados por la Academia Americana de Medicina Ambiental ( por ejemplo, trastornos digestivos, inmunes y reproductivos), y los mismos cambios en los seres humanos y en el ganado cuando se cambia a una dieta libre de transgénicos.

Estos problemas van en aumento en la población, sobre todo en Estados Unidos, donde los transgénicos empezaron a comercializarse en 1996. La enfermedad inflamatoria intestinal alcanza hasta el 40%. Las enfermedades crónicas se han duplicado en nueve años. Han aumentado las alergias, la infertilidad, el asma, las enfermedades autoinmunes, etc, ya que consumimos alimentos con productos modificados genéticamente sin siquiera saberlo.

Incluso puede influir en la tasa de autismo. Un especialista en autismo asistió a una conferencia científica sobre los cambios de comportamiento, neurológicos y fisiológicos en los ratones alimentados con transgénicos. Después le dijo al conferenciante: “Eso es exactamente lo que estamos encontrado en los niños autistas”. Muchos padres indican una significativa mejoría en el comportamiento y en los trastornos gastrointestinales en los niños autistas después de eliminar los alimentos modificados genéticamente de su dieta.

¿Cómo pueden ser tan perjudiciales los alimentos modificados genéticamente?

Para entender cómo los cultivos modificados genéticamente pueden contribuir a graves trastornos, es necesario comprender algunos detalles de esta tecnología. Los cultivos transgénicos tienen genes extraños insertados en su ADN, y seguidamente se realiza una clonación de las células en las plantas. (Una información más detallada puede obtenerse en:Los riesgos de la Ingeniería genética)

  • Independientemente del gen extraño que se utilice, el propio proceso de inserción y clonación causa daño en el ADN de las plantas naturales. Esto ha dado lugar, por ejemplo, a la aparición de un nuevo alérgeno en el maíz transgénico de Monsanto y un gran aumento en el alérgeno de la soja transgénica. Son efectos secundarios inesperados, que pueden aumentar las toxinas y agentes cancerígenos en nuestras comidas, cuando ni siquiera se había pensado en ello.

  • Los cultivos transgénicos contienen material genético de bacterias y virus. Estas piezas de ADN, así como los ARN y las proteínas que producen, nunca antes habían formado parte de la dieta humana, siendo un problema para el sistema inmunológico. Según Martha Grout: “los alimentos modificados genéticamente producen inflamación en el sistema”. La inflamación puede conducir a una amplia variedad de enfermedades, incluyendo alergias, enfermedades autoinmunes y enfermedades del corazón. La Dra. Emily Lindner también interpreta el impacto de los transgénicos como una “respuesta inmune o inflamatoria”, y en consecuencia así lo trata.

  • El gen insertado en cierto maíz transgénico y algunas variedades de algodón (Bt), está diseñado para provocar una respuesta hacia algunos insectos. Este gen produce una toxina Bt que mata a los insectos al atacar su tracto digestivo. A pesar de las bondades señaladas por la Industria Biotecnológica, un reciente estudio publicado confirma que la toxina Bt también afecta a las células humanas. Un estudio realizado en Canadá en el año 2011 encontró que la toxina Bt del maíz transgénico de Monsanto se encuentra en la sangre del 93% de las mujeres embarazadas estudiadas, así como en el 80% de los fetos aún no nacidos. La toxina Bt del maíz transgénico puede provocar inflamación del tracto digestivo y pequeñas perforaciones, pudiendo causar estratos en el torrente sanguíneo, pudiendo llegar al cerebro de los bebés cuando todavía no han desarrollado la barrera hematoencefálica.

  • Tres cultivos transgénicos, la papaya (cultivada en Hawai y en China exclusivamente), el calabacín y la calabaza amarilla, contienen genes de virus insertados, diseñado para defenderse de las enfermedades. Ingerir estos alimentos pueden tener un efecto contrario en los seres humanos. Los genes virales pueden producir proteínas virales, que son bien conocidas por suprimir las defensas corporales contra las infecciones virales. O sea, también pueden ser tóxicos.

  • Los transgénicos tolerantes a los herbicidas, tales como el maíz, la soja, el algodón, la colza, la remolacha y la alfalfa, permite a los agricultores rociar en estos cultivos el herbicida Roundup de Monsanto sin que les afecte. Los genes insertados en estas plantas producen proteínas con propiedades alergénicas. La mayor preocupación es que el herbicida se concentra en la planta y terminamos por ingerirlo. Roundup está relacionado con el cáncer, el Parkinson, defectos congénitos y trastornos endocrinos.

  • Y una mala noticia. El único estudio realizado de alimentación humana confirmó que parte del gen insertado en la soja Roundup Ready puede transferirse al ADN de las bacterias que viven en el intestino. Si los genes transferidos continúan produciendo las proteínas ( y hay evidencias de que así es), entonces podemos tener alérgenos, proteínas virales o incluso toxinas Bt fabricándose de forma continua dentro de nuestro tracto digestivo.

Y ahora la buena noticia

Afortunadamente, la gente está aprendiendo sobre los peligros para la salud de los productos modificados genéticamente, y que se sienten mejor con dietas libres de trasngénicos, de modo que el Movimiento contra los Organismos Modificados Genéticamente está creciendo. Hay millones de personas que buscan alimentos más saludables no modificados genéticamente. Dado que los transgénicos no ofrecen beneficios para el consumidor, y como las compañías de alimentos más importantes de Norteamérica ya han eliminado los transgénicos de sus marcas europeas (?) debido al rechazo de los consumidores, cualquier descenso en las ventas de productos con transgénicos puede iniciar una carrera hacia la supresión de este tipo de alimentos.

Es probable que con un 5% de consumidores que se decanten por los alimentos no transgénicos se produzca un punto de inflexión.

La votación que se va a producir en California el próximo noviembre es posible que acelere la revolución de los no OGM. De salir adelante, pensamos que la Industria de la Alimentación podría rechazar la utilización de transgénicos, sobre todo porque el 53% de los estadounidenses dicen que elegirían productos etiquetados como no OGM, una vez que el etiquetado lo exprese de forma clara.

Esperemos que aprendiendo de las evidencias sobre el peligro para la salud de los transgénicos el porcentaje de personas que los eliminen de su dieta aumente.

Referencias

– Para ayudarle a comer más seguro, visite http://www.NonGMOShoppingGuide.com o descargue la aplicación iPhone ShopNoGMO

– Para obtener más información acerca de la relación entre los OMG y el autismo, ver http://www.responsibletechnology.org/autism

– La Dra. Emily Lindner está especializa en medicina interna en Chicago, Illinois.

– El estudio demuestra que tres variedades de maíz de Monsanto son nocivas para el organismo, http://archive.truthout.org/1215091

– La soja genéticamente modificado relacionada con la esterilidad:

http://www.responsibletechnology.org/article-gmo-soy-linked-to-sterility

– Estudio canadiense considera la toxina Bt del maíz de Monsanto que circula en la sangre del 93% de las mujeres examinadas: http://digitaljournal.com/article/326208

Jeffrey M. Smith es el Director Ejecutivo del Instituto para la Tecnología Responsable ( http://www.ResponsibleTechnology.org ). Su libro Semillas de decepción sobre los transgénicos es un betseller mundial. La ruleta genética ha inspirado un documental con el mismo título, siendo estrenado durante este verano.

Fuente: http://vitalitymagazine.com/article/dramatic-health-recoveries-reported/

y http://foodfreedomgroup.com/2012/08/02/doctors-prescribe-non-gmo-diets/