La Agencia Europea del Medicamento inicia una investigación sobre las reacciones adversas de las vacunas contra el VPH

Neuropatía de fibras finas y disautonomía, síndromes posiblemente relacionados con las vacunas

Por Norma Erickson, 12 de julio de 2015

sanevax.org

Estudio publicado en mayo de 2015 en la revista Springer Link “Hipótesis: síndromes por vacunación del virus del papiloma humano – neuropatía de fibras finas y disautonomía- pueden ser patogénesis subyacentes”, por Manuel Martínez-Lavín. Resumen: La vacunación ha sido una de las medidas más eficaces se salud pública en la historia de la Medicina. Sin embargo, se han descrito reacciones adversas aparentemente no explícitas después de la inyección de las vacunas más recientes frente al virus del papiloma humano (VPH). Los síntomas que más frecuentemente se han señalado son dolor crónico con parestesia, cefaleas, fatiga e intolerancia ortostática. Las reacciones adversas parecen ser más frecuentes después de la vacunación contra el VPH en comparación con otros tipos de vacunas. Se han descrito diferentes casos aislados y pequeños ciclos de síndrome de dolor regional completo (CRPS), síndrome de taquicardia postural ortostática (POTS) y fribomialgia después de la vacunación contra el VPH. Estas son enfermedades a menudo muy difíciles de diagnosticar que tienen características clínicas superpuestas. La disfunción del sistema nervioso simpático parece jugar un papel importante en la patogénesis de estos síndromes. También, la neuropatía de fibras finas se ha reconocido en CRPS, POTS y fibromialgia. En este artículo se presenta la hipótesis de que la neuropatía de fibras finas y la disautonomía podrían ser patologías subyacentes poco frecuentes, pero reacciones severas que seguirían a la vacunación contra el VPH. Los médicos deben ser conscientes de la posible asociación entre la vacunación contra el VPH y el desarrollo de estas síndromes disautonómicos y dolorosos difíciles de diagnosticar.[http://link.springer.com/article/10.1007/s10067-015-2969-z]

Estudio publicado en mayo de 2015 en la revista Springer Link “Hipótesis: síndromes por vacunación del virus del papiloma humano – neuropatía de fibras finas y disautonomía- pueden ser patogénesis subyacentes”, por Manuel Martínez-Lavín. Resumen: La vacunación ha sido una de las medidas más eficaces se salud pública en la historia de la Medicina. Sin embargo, se han descrito reacciones adversas aparentemente no explícitas después de la inyección de las vacunas más recientes frente al virus del papiloma humano (VPH). Los síntomas que más frecuentemente se han señalado son dolor crónico con parestesia, cefaleas, fatiga e intolerancia ortostática. Las reacciones adversas parecen ser más frecuentes después de la vacunación contra el VPH en comparación con otros tipos de vacunas. Se han descrito diferentes casos aislados y pequeños ciclos de síndrome de dolor regional completo (CRPS), síndrome de taquicardia postural ortostática (POTS) y fribomialgia después de la vacunación contra el VPH. Estas son enfermedades a menudo muy difíciles de diagnosticar que tienen características clínicas superpuestas. La disfunción del sistema nervioso simpático parece jugar un papel importante en la patogénesis de estos síndromes. También, la neuropatía de fibras finas se ha reconocido en CRPS, POTS y fibromialgia. En este artículo se presenta la hipótesis de que la neuropatía de fibras finas y la disautonomía podrían ser patologías subyacentes poco frecuentes, pero reacciones severas que seguirían a la vacunación contra el VPH. Los médicos deben ser conscientes de la posible asociación entre la vacunación contra el VPH y el desarrollo de estas síndromes disautonómicos y dolorosos difíciles de diagnosticar.[http://link.springer.com/article/10.1007/s10067-015-2969-z]

Domingo, 12 de julio de 2015.- Svenska Dagbladet ( un periódico sueco) daba una noticia que infundía cierta esperanza a las cientos de familias danesas que han sufrido un revés en su vida al ver cómo sus hijas han experimentado diversos problemas de salud después de la administración de la vacuna contra el VPH. Este diario también anuncia que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) va a emprender una investigación sobre los posibles efectos secundarios de la vacunas contra el VPH, muy controvertidas desde su inicio. Estas familias creen que pueden obtener algunas respuestas de por qué sus hijas han pasado de ser chicas sanas a meras sombras de lo que fueron.

El artículo de Svenska Dagbladet prosigue:

Durante años se ha rechazado hablar de los posibles riesgos y efectos secundarios de las vacunas contra el VPH, tanto por las autoridades sanitarias, como por los médicos y compañías farmacéuticas. La decisión de la EMA, que se presentará el lunes, según fuentes de la SVD, puede encontrarse con una fuerte oposición”.

A las pocas horas, esta noticia era confirmada por otros medios de comunicación.

Un artículo en Medscape decía que la EMA había iniciado una revisión de las vacunas contra el papiloma humano (VPH) para “aclarar algunos aspectos de su perfil de seguridad”, aunque la Agencia también señala que esta revisión “no pone en duda los beneficios de las vacunas contra el VPH, que son mayores que sus riesgos”. En este artículo, también se señala que la EMA no cambiaría sus recomendaciones en el uso de estas vacunas contra el VPH mientras se realiza la revisión.

Un artículo en ABC News informaba:

La Agencia Europea del Medicamento dice que ha comenzado una revisión de las vacunas contra el cáncer de cuello uterino, para comprobar si existe relación entre dos raros efectos adversos, pero hizo hincapié en que no cambiaría sus recomendaciones sobre cómo se deben administrar las vacunas”.

En otro artículo aparecido en The Local, de Dinamarca, se decía:

A petición de Dinamarca, que ha visto incrementarse los efectos secundarios que sufren las niñas vacunadas, la Agencia Europea del Medicamento comenzará el próximo lunes una revisión de las vacunas contra el VPH. El examen será realizado por el Comité de Efectos Secundarios de la EMA, PRAC, se según el diario sueco Svenska Dagbladet ha originado desacuerdos internos sobre cómo manejar las sospechas de riesgos asociados a las vacunas”.

El Daily Mail, del Reino Unido, informaba:

La seguridad de las vacunas contra el VPH ha sido puesta en duda por los expertos sanitarios y se ha iniciado una revisión debido a las preocupaciones por los efectos secundarios.

Esta revisión de la Agencia Europea del Medicamento se detendrá en los dos raros efectos secundarios, el síndrome de dolor regional complejo y el síndrome de taquicardia postural ortostática.

La EMA, sin embargo, ha señalado que esta revisión no cuestiona los beneficios de las vacunas contra el VPH, que son mayores que los riesgos”.

Padres de todo el mundo han experimentado las mismas esperanzas que los padres de Dinamarca, que alguien por fin escuche lo que se ha estado diciendo durante meses, incluso años. En lugar de encubrir estos casos como síntomas psicosomáticos, se examinarán los posibles efectos secundarios de las vacunas contra el VPH según las evidencias recogidas hasta ahora.

Esta noticia tuvo una duración de 3 minutos en la TV danesa, lo que da una idea de la ansiedad con que muchas personas viven esta situación a la espera de una investigación científica seria.

¿Estos padres van a ver finalmente la luz al final del túnel?

¿Qué tipo de estudio realizará la EMA?

La documentación aportada por la Agencia Europea del Medicamento con respecto a esta investigación plantea muchas dudas sobre la veracidad de sus esfuerzos. Vamos a analizar la nota de prensa distribuida por la EMA el pasado 13 de julio en relación con esta revisión”

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha iniciado una revisión de las vacunas contra el VPH para aclarar algunos aspectos de su perfil de seguridad. Se han administrado unos 72 millones de vacunas en todo el mundo y se espera que sirva para prevenir muchos casos de cáncer de cuello de útero y otros tipos de cáncer y enfermedades causadas por el VPH. El cáncer cervical es la 4º causa más común de muerte en Europa cada año, a pesar de los programas de cribado para identificar de forma temprana el cáncer. Esta revisión no cuestiona los beneficios de las vacunas contra el VPH, que son mayores que los riesgos.

En cuanto a la seguridad de estas vacunas, se va a encarga el Comité de la Agencia de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC)”.

Algunas de las cosas que se dicen en este comunicado de prensa no son estrictamente precisas:

– “Está vacuna se ha administrado a alrededor de 72 millones de personas en todo el mundo”

En realidad, no se sabe a cuántas personas se les ha inyectado las vacunas contra el VPH, porque la mayor parte de los países no llevan un registro de las dosis administradas. Muchas de ellas están almacenadas a la espera de administración.

– “Se espera que sirvan para prevenir muchos casos de cáncer de cuello de útero”.

Téngase en cuenta que dice que se espera, no que se asegura.

– “El cáncer cervical es la 4º causa de muerte por cáncer en las mujeres de todo el mundo

No se hace mención de que más del 80% de estas muertes se registra en países de rentas muy bajas o medias, no en la Unión Europea.

Decenas de miles de muertes en Europa cada año, a pesar de la existencia de programas de cribado para identificar el cáncer de forma temprana”.

No pueden ser decenas de miles de muertes en Europa, cuando la tasa de mortalidad por cáncer de cuello de útero es de 3,7 cada 100.000 habitantes, mucho más baja que la tasa de efectos adversos después de la vacunación contra el VPH. En Dinamarca, por ejemplo, actualmente los casos de efectos adversos es de 200 cada 100.000 vacunados.

No es por tanto un buen comienzo para crear confianza en torno a esta investigación de seguridad. ¿Cómo se puede confiar en los resultados de una investigación llevada a cabo por una Agencia que da datos imprecisos en sus comunicados de prensa?

Veamos un segundo comunicado adicional de la EMA:

La revisión se realizará en función de los datos disponibles, con un enfoque en dos efectos adversos: el síndrome de dolor regional complejo (CPRS, un dolor crónico que afecta a las extremidades) y el síndrome de taquicardia postural ortostática (POTS, un síndrome que aumenta la frecuencia cardíaca anormalmente después de estar sentados o de pie, causando síntomas como mareos o desmayos, así como dolor de cabeza, dolor en el pecho y debilidad) Los informes sobre los efectos adversos observados en jóvenes que han recibido la vacuna contra el VPH ya habían sido considerados en las evaluaciones de seguridad realizadas por el PRAC, pero no estableció una relación de causalidad entre ellos y las vacunas.

Ambas reacciones adversas también pueden darse en individuos no vacunados y se considera importante revisar si el número de casos notificados tras la administración de la vacuna contra el VPH es mayor de lo esperado.

El PRAC tendrá en cuenta las últimas investigaciones científicas, lo que podría llegar a aclarar la frecuencia de aparición del CRPS y del POTS después de la vacunación e identificar cualquier relación de causalidad”.

Se plantean algunas preguntas, incluso por parte del observador casual:

– ¿Cómo pueden decir que estas dos reacciones adversas son raras hasta que no se complete la investigación?

– Si se han considerado previamente estas dos reacciones adversas, ¿se ha comunicado a los profesionales médicos que estén alerta de la posible aparición de estas reacciones adversas después de la vacunación contra el VPH?

– ¿Por qué solamente se detienen en estas dos reacciones adversas, el CRPS y el POTS , tras la vacunación?

– ¿Cómo se puede determinar que es la tasa esperada sin examinar previamente la frecuencia de estas dos reacciones adversas en personas no vacunadas de las misma edad que las que recibieron la vacuna contra el VPH?

– Ahora están considerando que tanto el CRPS como el POTS son dos posibles reacciones adversas de las vacunas contra el VPH ¿Cómo se puede establecer una posible relación causal?

¿Por qué  ha elegido la EMA los síndromes CRPS y POTS para esta investigación?

Si una entrase en una discusión verdaderamente seria sobre esta cuestión, se preguntaría por qué se han elegido dos raras reacciones adversas para su investigación, en lugar de detenerse en todos los síntomas graves en los receptores de la vacuna contra el VPH. ¿No será porque estas dos reacciones adversas también aparecen en otros muchos trastornos y resulta difícil su diagnóstico?

Actualmente se utilizan los Criterios de Diagnóstico para el Síndrome de dolor crónico regional (CPRS), que se publicaron en 2007. Incluso ese conjunto de criterios de diagnóstico se han puesto en duda. ¿Cómo un profesional médico promedio puede realizar un diagnóstico preciso de este trastorno si los expertos no se ponen de acuerdo sobre la forma de hacerlo?

Lo mismo puede decirse con respecto a los criterios de diagnóstico del POTS. El síndrome de taquicardia ortostática no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas que se aparecen juntos con frecuencia. Sin embargo, averiguar qué causa lo síntomas del POTS en cada paciente es algo muy complejo, y en muchos casos ni los pacientes ni sus médicos serán capaces de determinar de forma precisa la causa subyacente. Esto es algo muy conveniente para los grupos que tienen un interés, ¿no les parece?

Con relativa frecuencia hay personas que viven con estos síntomas durante años sin que se pueda determinar un diagnóstico preciso. ¿Por qué precisamente la EMA elige para investigar estos dos síndromes?

Esto hace que se pueda tener una incidencia relativamente baja, sobre todo si se tienen en cuenta las dosis distribuidas y no las dosis administradas.

¿Y qué va a pasar con los receptores de la vacuna contra el VPH que actualmente presentan síntomas de estos dos trastornos pero todavía no han obtenido un diagnóstico?

¡Al no existir un diagnóstico no existe un protocolo de tratamiento!

¿Y a quién va a preguntar la EMA a fin de investigar estas potenciales preocupaciones de seguridad?

Lo crea o no, con el fin de examinar las preocupaciones de seguridad de Gardasil/Silgard, Gardasil 9 y Cervarix. El Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) va a preguntar a los Titulares de Autorización de Comercialización, que en este caso son GlaxoSmithKline Biologicals, Merck Sharp & Dohme limited y Sanofi Pasteur MSD.

¿Cómo se puede permitir esta locura? Son las mismas Empresas que comercializan las vacunas contra el VPH y de las que hay que probar la seguridad de sus vacunas. ¿Alguien en su sano juicio cree que estas empresas van a dictaminar en contra de algo que afecta sustancialmente a sus resultados?

La EMA dice de realizar una revisión de los datos, ¿ pero los datos provienen de alguien ajeno al control de los titulares de autorización de comercialización?

¿Por qué el PRAC no hace ninguna mención de realizar entrevistas entre las familias de afectados?

¿Por qué no hacen ningún esfuerzo evidente para hablar con los médicos sobre el terreno, las personas que más probabilidades tienen de haber observado estas reacciones adversas después de la administración de la vacuna contra el VPH?

¿El PRAC va a ampliar su investigación para incluir las publicaciones revisadas por pares que indican posibles problemas de seguridad de las vacunas contra el VPH? Mejor aún, ¿hablarán con los autores de estas publicaciones?

Son miles de familias las que esperan los resultados de la investigación de la EMA para determinar la seguridad de las vacunas

En este caso particular, había mucha esperanza. La EMA ha realizado investigaciones parecidas en el pasado. Pero en esta situación, no parece que vaya a ser así.

Los padres de las jóvenes que sufren estas secuelas después de la administración de la vacuna contra el VPH no están aislados ni solos. Se han unido en todo el mundo. No quieren más dilaciones, quien la verdad. Así que observan detenidamente.

Los profesionales médicos y científicos que verdaderamente están preocupados por la seguridad, la eficacia y la necesidad de las vacunas contra el VPH, están hablando. Están dispuestos a proteger la salud de las generaciones futuras. Observan detenidamente.

Ya no es posible actuar como se ha hecho hasta ahora: no se aceptará que no se realice una investigación científica abierta, honesta, en relación con estas cuestiones en torno a las vacunas contra el VPH. Las familias de los afectados por estas vacunas no se rendirán hasta que los problemas de salud de sus hijos hayan sido adecuadamente investigados, se hayan diseñado los protocolos de tratamiento, y se establezcan los mecanismos para garantizar que este tipo de experimentos médicos no se escapen de la mano de nuevo.

¡No permitiremos que los responsables de Salud de los Gobiernos traicionen la confianza pública!

———————————————————

Fuentes:

————————————————–

Procedencia del artículo:

http://sanevax.org/breaking-news-ema-investigating-hpv-vaccines/

————————————-

Esta entrada ha sido publicada en Industria Farmacéutica, Vacunación y etiquetada como , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.