Bayer llega a un acuerdo para negociar 85.000 demandas relacionadas con el cáncer y el herbicida Roundup

Por Jef Feeley, 26 de mayo de 2020
Independent
 
 
 
La empresa química y farmacéutica Bayer ha llegado a acuerdos verbales para resolver una parte sustancial de las aproximadamente 125.000 demandas por cáncer en Estados Unidos por el uso de su herbicida Roundup, según personas conocedoras de las negociaciones.
 
Los acuerdos, que aún no han sido firmados y que cubren alrededor de 50.000 a 85.000 demandas, son parte de un plan de 10.000 millones de dólares (unos 9.100 millones de euros) de Bayer para poner fin a una costosa batalla legal que la compañía heredó cuando adquirió Monsanto en 2018. Mientras que algunos abogados siguen negándose, los pagos por los casos resueltos oscilarán entre algunos millones de dólares y algunos miles de dólares cada uno, dijo una persona, que pidió no ser identificada porque no están autorizados a hablar en público.
 
Es probable que Bayer anuncie los acuerdos, que necesitan la aprobación de la junta de supervisión, en junio, dijeron personas relacionadas con las negociaciones. Ninguno de los acuerdos está firmado, aunque se espera que los abogados de los demandantes lo hagan el día del anuncio, dijo esa persona.
 
Las acciones subieron un 8% el lunes en la bolsa de Frankfurt.
 
Superar el desastre de Roundup es una prioridad para el director ejecutivo Werner Baumann, quien planeó la adquisición de Monsanto por 63.000 millones de dólares y ha sufrido las consecuencias legales desde entonces. El aumento de las demandas de Roundup, junto con tres grandes derrotas en los tribunales de EE.UU., ha afectado a las acciones de la empresa, arrastrando decenas de miles de millones de dólares del valor de mercado y llevando a los accionistas a emitir una reprimenda sin precedentes a Baumann la primavera pasada.
 
Pero desde el verano pasado, el director general ha mantenido a la empresa al margen de más juicios con jurado mientras participaba en conversaciones de mediación de alto nivel. El mes pasado, ganó el voto de confianza anual del 93% de los accionistas en medio de señales de que Bayer podría llegar pronto a una resolución.
 
«Un acuerdo de todas las demandas presentadas en EE.UU. por 10.000 millones de dólares debería ser un importante estímulo para el aumento del precio de las acciones de Bayer», dijo Markus Mayer, un analista del Banco Baader, el lunes por correo electrónico.
 
Una vez que se llegue a una resolución, Baumann tendrá que demostrar que su estrategia de combinar los productos farmacéuticos, la salud del consumidor y la agricultura tiene sentido. Algunos inversores tienen dudas sobre este enfoque.
 
Bayer se negó a comentar los detalles de las conversaciones. Chris Loder, un portavoz que reside en los EE.UU., dijo el viernes que la empresa ha hecho «progresos en las mediaciones» que se derivaron de las demandas. «La compañía no dará detalles sobre los resultados de los acuerdos o el momento en que se produzcan», dijo Loder en un comunicado enviado por correo electrónico. «Como hemos dicho anteriormente, la compañía considerará una resolución si es financieramente razonable y proporciona un proceso para resolver posibles litigios futuros».
 
Aunque el número exacto de acuerdos no está claro hasta el momento, la estimación de al menos 125.000 demandas es más del doble de la cantidad de demandas por Roundup que Bayer había reconocido hasta ahora. La compañía sólo ha reconocido haber presentado y notificado casos de alrededor de 52.500 hasta abril. Decenas de miles más están siendo consideradas en suspenso por los abogados de los demandantes en virtud de los acuerdos con Bayer, dijeron personas familiarizadas con las negociaciones. Ken Feinberg, el mediador principal de Roundup, dijo que en enero el total era de 85.000 y que probablemente aumentaría.
 
Bayer ha dicho que destinará 8.000 millones de dólares para resolver todos los casos actuales, incluidos los que están en suspenso, según algunas personas conocedoras de los acuerdos. Los acuerdos hasta ahora involucran muchas de las demandas más importantes contra la compañía. No está claro cuánto se destinará a los que ya han llegado a un acuerdo y lo que queda para los casos pendientes. Otros 2.000 millones de dólares se reservarán para cubrir futuras demandas que relacionen el herbicida con el linfoma no Hodgkin, dijeron las personas relacionadas con las conversaciones.
 
Según los términos de los acuerdos, Roundup seguirá vendiéndose en los EE.UU. para su uso en patios y explotaciones agrícolas sin ninguna advertencia de seguridad, y los abogados de los demandantes estarán de acuerdo en dejar de aceptar nuevos casos o de hacer publicidad para captar nuevos clientes. Debido a que algunos de los casos de Roundup están consolidados ante el Juez de Distrito de EE.UU. Vince Chhabria en San Francisco, es posible que tenga que aceptar el acuerdo de los que actualmente tiene pendientes.
 
Bayer comparte la responsabilidad después de que el tribunal determinase que Roundup causa cáncer
Sin embargo no hay seguridad de que con las decenas de miles de casos aún sin resolver la empresa tenga suficiente con los 8.000 millones de dólares que ha presupuestado para las demandas presentadas y pendientes. Bayer complicó las cosas el mes pasado al dar marcha atrás en algunos acuerdos y exigir a los abogados que aceptasen menos debido a las pérdidas relacionadas con la pandemia de Covid-19. Eso podría llevar a que más abogados cancelasen el acuerdo con la empresa.
 
Feinberg, el abogado de Washington al que Chhabria recurrió para supervisar las negociaciones del acuerdo, dijo la semana pasada que sigue siendo «cautelosamente optimista de que se alcanzará un acuerdo nacional». Reconoció que las consecuencias de Covid-19 «han ralentizado el impulso» en las conversaciones.
 
Los acuerdos están diseñados para resolver las reclamaciones de que Roundup, cuyo ingrediente activo es el glifosato, causó linfoma no Hodgkin en algunos usuarios. La compañía niega que Roundup o el glifosato causen cáncer, una posición respaldada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Aún así, después de que las pérdidas de Bayer en los tribunales estimularan un aumento de nuevas demandas, inversionistas como Elliott Management instaron a la compañía a buscar un acuerdo integral.
 
Feinberg envió mediadores para supervisar las reuniones entre los abogados de Bayer y los abogados de los demandantes, que negociaron únicamente en nombre de sus clientes. La empresa ha elaborado varios calendarios de pagos, aunque ninguno excederá los tres años.
 
En este momento, sólo un puñado de abogados están pidiendo mayores indemnizaciones. James Onder, un abogado de San Luis que maneja más de 24.000 casos de Roundup, dijo la semana pasada que ha rechazado las ofertas de acuerdo que dejarían a sus clientes con tan sólo 5.000 dólares cada uno.
 
Las propuestas de Bayer «han sido insultantes», dijo Onder en una entrevista. La compañía está tratando de «presionar a los más vulnerables de nuestra sociedad para que acepten acuerdos minúsculos, con la esperanza de que se acobarden ante las repetidas y poco convincentes amenazas de bancarrota de Monsanto». Onder dijo que se está preparando para los juicios en St. Louis del año que viene.
 
Las personas relacionadas con las conversaciones han dicho que los abogados de Bayer usaron la amenaza de llevar a Monsanto a la bancarrota para que la gente acepte indemnizaciones más bajas. Otras compañías, incluyendo Purdue Pharma, solicitaron protección a corto plazo de los acreedores para hacer frente a una creciente ola de demandas por su analgésico opiáceo OxyContin.
 
En un movimiento sorprendente, Bayer también está presionando mediante apelaciones en las primeras demandas que perdió en los tribunales. En total, los jurados de tres juicios ordenaron a la compañía pagar un total de 2.400 millones de dólares en daños y perjuicios. Los jueces más tarde redujeron esas indemnizaciones a 191 millones de dólares.
 
El primer veredicto del Roundup proviene de un jurado de un tribunal estatal de California, que consideró a Monsanto responsable de un linfoma no Hodgkin en 2018 y le concedió 289 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios. Un juez más tarde lo redujo a 78,5 millones de dólares. Los alegatos orales de la apelación están programados para el 2 de junio en San Francisco.
 
Negarse a incluir sentencias pasadas en el acuerdo puede ser una señal para futuras reclamaciones de que Bayer no se limitará a dar la espalda y pagar, dijo Carl Tobias, un profesor de la Universidad de Richmond que se especializa en derecho de daños colectivos.
 
«Dice que los defenderán a través de las apelaciones, que pueden tardar años en resolverse», dijo Tobias. «Mientras tanto, la gente morirá».
 
Los acuerdos también limitan la admisibilidad de los pagos en los casos de linfoma no Hodgkin y a aquellos en los que los demandantes murieron de ese cáncer específico en la última década, según una hoja de condiciones de Bayer revisada en enero por Bloomberg News. Los usuarios de Roundup que culpen al producto de causar sus cánceres de mieloma múltiple no recibirán nada según este acuerdo.
 
———————————–