Fukushima: la corrupción que protege a TEPCO y la censura gubernamental de los Medios de Comunicación

Cartoradiations, extracto

The Asia-Pacific Journal: Japan Focus

por Makiko SEGAWA, desde Fukushima

En Tokio, el pasado 6 de abril, en presencia de Takashi Uesugi, un grupo de periodistas independientes, celebró una conferencia de prensa con muchos miembros del Partido Democrático de Japón (PDJ), entre ellos el ex primer ministro Yukio Hatoyama. Cuestionan la interpretación que hacen los los medios de comunicación después del desastre de Fukushima.

Hiroshi Kawauchi, miembro del PDJ en la Cámara de Diputados, dijo que «la difusión de información sobre la radiación debiera ser adecuadamente divulgada a la nación”, en la conferencia de prensa el 6 de abril .

Sin embargo, hasta ahora sólo ha sucedió una vez.

«Explicando la frustración de las autoridades locales.» La información de TEPCO (Compañía de Energía Eléctrica de Tokio) debe ser transmitida de forma precisa. «Hablé con el alcalde de la localidad de LIDATE (en la zona de evacuación de 30 km en torno a la central), quien dijo: No hay información disponible y no sabemos qué hacer «.

Takashi Uesugi dijo que el núcleo del problema está en la desinformación reinante y en los rumores que corren.

«Los periodistas independientes y los medios de comunicación extranjeros, en la práctica, incluso penetran en la zona de Exclusión. Sin embargo, sorprendentemente, el gobierno japonés sigue impidiendo a los periodistas independientes y a los medios de comunicación extranjeros el acceso a las conferencias de prensa oficiales, que son dadas por el Gobierno y el Primer Ministro. «

Takashi Uesugi, dijo que “ desde el 11 de marzo el gobierno se excluyeron a todos los medios de comunicación y de Internet, así como extranjeros de las conferencias de prensa oficiales que informasen de la emergencia«.

Mientras que los medios extranjeros se esfuerzan en conocer la situación del reactor nuclear del Fukushima, a estos se les niega el acceso directo a la información proporcionada por el Gobierno, y como consecuencia de esto «las noticias se extienden y circulan como rumores.”

De hecho, el acceso ha sido limitado de dos maneras.

En primer lugar, mientras que el secretario en jefe del Gabinete, Yukio Edano, celebró dos conferencias de prensa por día para los representantes de los principales medios de comunicación japoneses, los representantes de los medios de comunicación social Independiente y de Internet se limitan a una sola conferencia de prensa a la semana.

En segundo lugar, a diferencia de los medios de comunicación japoneses, que son informados regularmente por Edano y periódicamente por el Primer Ministro Kan, a los medios de comunicación extranjeros se les informa únicamente por el personal de la administración.

Uesugi Takashi anota como a las conferencias de prensa de TEPCO, que son ahora en su sede social, los corresponsales extranjeros y periodistas independientes japoneses se apoyan regularmente en preguntas basadas en investigaciones, mientras que los periodistas periodistas independientes reciben simplemente las declaraciones de la empresa TEPCO, que reiteran que la situación está esencialmente bajo control y que no hay motivos para la inquietud.

Una de las razones, sugiere Takashi Uesugi, es que TEPCO es patrocinador de los grandes medios de comunicación, con un presupuesto de publicidad de 20 mil millones de yenes anuales. En consecuencia, ¡los medios de comunicación siguen defendiendo la información de TEPCO !

«Los medios de comunicación japoneses utilizan la misma estrategia de propaganda que durante la guerra, que no paraban de repetir que “Japón estaba ganando la guerra contra Estados Unidos”, exclamó Uesugi.

Hay un ejemplo particularmente revelador de como los medios protegen a TEPCO mediante la eliminación de la información. Se trata del «plutonio«. De acuerdo con Uesugi, después de la explosión de las tuberías en los reactores refrigerados, el 14 de marzo, hubo preocupación por una posible fuga, incluido el plutonio de la unidad # 3. Sin embargo, sorprendentemente, hasta dos semanas más tarde, cuando Uesugi hizo la pregunta, ningún representante de los medios había planteado la pregunta del plutonio en las conferencias de prensa de TEPCO.

El 26 de marzo, en respuesta a una pregunta formulada por Takashi Uesugi, TEPCO dijo: «No medimos los niveles de plutonio y no tenemos siquiera un detector para medirlo.

«Irónicamente, al día siguiente, El secretario del gabinete, Edano, anunció que «el plutonio se ha detectado«.

Cuando TEPCO reveló finalmente los datos sobre el plutonio radiactivo, el 28 de marzo, declaró que el plutonio-238, -239 y 240 se había encontrado en el suelo, pero insistió en que no planteaba ningún riesgo para los seres humanos. Desde entonces, TEPCO no ha aportado ninguna aclaración sobre el significado del descubrimiento de la radiación de plutonio, de modo que la prensa anunciaba su presencia sin evaluarla.

La Nippon Television, el 29 de marzo, recoge estos titulares durante su entrevista con el Profesor Keiichi Nakagawa de la Universidad de Tokio, un especialista en radiación: «el plutonio de las centrales nucleares – no afecta a la vecindad ( el entorno local) «.

El 15 de marzo, Takashi Uesugi criticó a TEPCO por su actitud cerrada a informar en un programa de radio. Por eso, fue trasladado de inmediato de su horario habitual.

El escándalo relacionado con el silencio de los medios de comunicación tomó un giro inesperado dos semanas más tarde. En el momento de la catástrofe, el 11 de marzo, el presidente de TEPCO, Tsunehisa Katsumata, acogió a decenas de ejecutivos de medios de comunicación en una «sesión de estudio» en China. Cuando el periodista independiente, Tanaka Ryusaku, le preguntó por qué, en una conferencia de prensa de TEPCO del 30 de marzo, Katsumata defendido la práctica, diciendo: «Es un hecho que viajaron todos juntos a China. [TEPCO] no ha pagado todos los gastos de viaje, pero ha pagado más que ellos. Sin duda estos son los marcos en los que se mueven los medios de comunicación, pero eran todos miembros de la sesión de estudio. «

Cuando se le preguntó a Tanaka Ryusaku los nombres de los ejecutivos de los medios de comunicación que participaron en la sesión de estudio organizada por TEPCO en China,

Katsumata respondió: «No puedo revelar sus nombres debido a que es información privada

Sin embargo, son precisamente esas relaciones de colusión ( un acuerdo secreto) entre los principales medios de comunicación, el gobierno y TEPCO, lo que da lugar a la censura de la información sobre cuestiones nucleares.

Ahora, el Gobierno del Japón ha tomado medidas contra el periodismo independiente y las críticas a la política del Gobierno tras el desastre nuclear, para decidir lo que los ciudadanos pueden o no conocer.

Un nuevo equipo del «proyecto» (Nota del editor: en otras palabras, más explícitamente «del equipo de censura») fue creado por el Ministerio del Interior y de Comunicación, la Agencia Nacional de Policía y METI, para luchar contra «los rumores», considerados perjudiciales para la seguridad de Japón a raíz del desastre de Fukushima.

El gobierno afirma que los daños causados ​​por terremotos y accidentes nucleares se amplifican por los rumores irresponsables y que se debe actuar por el bien público.

El equipo del «proyecto» comenzó a enviar «cartas de petición» a organizaciones como los operadores de telefonía, proveedores de acceso a Internet, canales de televisión y cable y otros, a los que les exige «tomar las medidas apropiadas sobre la base de las directrices en respuesta a información ilegal. «Las medidas incluyen la supresión de cualquier información de los sitios web que las autoridades consideren perjudiciales para el orden público y la moralidad.”

Makiko Segawa es una periodista de la Agence de Presse Shingetsu, quien ha preparado este informe sobre Fukushima. Pueden ponerse en contacto con ella en shingetsunewsagency@gmail.com

Fuente:

http://www.cartoradiations.fr

Esta entrada ha sido publicada en Energía nuclear, Régimen energético y etiquetada como , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.