Entries Tagged 'Radiación electromagnética' ↓

Actualización de la epidemiología del cáncer, tras la evaluación de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia por parte de la IARC en 2011 (Monografía 102)

Por Anthony B.Miller, Lloyd Morgan Iris, Udasin, Devra Lee Davis y otros

sciencedirect.com

Lo más destacado del estudio

El aumento del riesgo de tumores cerebrales, del nervio vestibular y de la glándula salival se asocia con el uso del teléfono móvil.

Nueve estudios (2011-2017) señalan un mayor riesgo de cáncer cerebral por el uso del teléfono móvil.

Cuatro estudios de casos y controles (3 en 2013, 1 en 2014) informan de un mayor riesgo de tumores del nervio vestibular.

Preocupación por otros cánceres: de mama (masculina y femenina), testículos, leucemia y tiroides.

Con base en las evidencias revisadas, es nuestra opinión que la clasificación actual de la IARC de RFR como un posible carcinógeno humano (Grupo 2B) debe ser actualizada a Carcinogénico en Humanos (Grupo 1).

Resumen

Se revisan y se resumen los estudios epidemiológicos (casos y controles, cohortes, tendencias temporales y estudios de casos) publicados desde la clasificación de la radiación de radiofrecuencia (RFR) de teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos como posible carcinógeno humano (Grupo 2B) por parte de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) en 2011. El glioma es un cáncer humano importante que se ha encontrado asociado con la RFR en 9 estudios de casos y controles realizados en Suecia y Francia, así como en otros países. En el Reino Unido y en otros países se han registrado tendencias crecientes en la incidencia del glioma. Las variables de evaluación no malignas relacionadas incluyen el neuroma acústico (Schwannoma vestibular) y el meningioma. Debido a que permiten una consideración más detallada de la exposición, los estudios de casos y controles pueden ser superiores a los estudios de cohorte u otros métodos para evaluar los riesgos potenciales de cáncer cerebral. Cuando se consideran con evidencias experimentales recientes en animales, estos estudios epidemiológicos refuerzan y apoyan la conclusión de que la RFR debe ser clasificada como carcinogénica para los seres humanos (IARC Grupo 1). Se proponen estudios epidemiológicos oportunos que pueden llevarse a cabo a través de análisis transversales de usuarios de teléfonos móviles de alta, media y baja frecuencia con respecto a la audición, la visión, la memoria, el tiempo de reacción y otros indicadores que pueden ser fácilmente evaluados a través de pruebas computarizadas estandarizadas. Como los datos de exposición no están disponibles de manera uniforme, se deben utilizar los registros de facturación siempre que estén disponibles para corroborar las exposiciones notificadas.

Palabras clave

Cáncer cerebral; Tumor de la glándula salival; Hipersensibilidad eléctromagnética; Glioma; Meningioma; Campos de radiofrecuencia Teléfonos móviles.

Este documento fue preparado y revisado por el Grupo de Trabajo de Epidemiología del Foro de Expertos: Radiación inalámbrica y salud humana en la Universidad Hebrea, 23-26 de enero de 2017. patrocinado por el Instituto Israelí para Estudios Avanzados y el Fondo de Salud Ambiental, con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. / Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental y la Dra. Lucy R. Wiletzky.

Enlace al artículo publicado en Enviromental Research

———————————————–

Graves errores en el Informe de Salud Ambiental 2017 sobre los riesgos para la salud de los campos electromagnéticos

Por Mona Nilsson

Miljöhälsorapport 2017

Resumen

Anders Ahlbom y Maria Feychting

El Informe de Salud Ambiental 2017 publicado por las Autoridades de Salud Pública de Suecia contiene un capítulo sobre los campos electromagnéticos (páginas 200-208, capítulo 10). Esta sección ha sido redactada por Anders Ahlbom y Maria Feychting, ambos profesores en el Instituto de Medicina Ambiental, Instituto Karolinska. Anders Ahlbom y Maria Feychting tienen claros conflictos de interés de los que no informan.

El Informe de Salud Ambiental proporciona una descripción incorrecta de lo que las investigaciones han demostrado sobre los efectos en la salud de los campos electromagnéticos y radiación de microondas de la tecnología inalámbrica. Los errores son fáciles de demostrar, ya que hay evidencias que se han publicado en numerosos estudios científicos. Además cientos de expertos en el campo han informado de estas pruebas sobre los riesgos para la salud. El Informe de Salud Ambiental (Miljöhälsorapporten) debería informar al respecto y realizar una evaluación transparente e imparcial de los conocimientos, de acuerdo con las demandas del Gobierno sobre todas las actividades públicas que sean de interés para la gente. La Agencia de Salud Pública (Folkhelsomndigheet) se olvida de sus directrices sobre cómo actuar con los expertos externos, los dictámenes y el hecho de que hay diferentes posicionamiento al respecto (1).

La radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia emitidas por la tecnología inalámbrica aumenta el riesgo de cáncer, provoca trastornos del sueño, dolor de cabeza, cansancio anormal/fatiga, depresión, ansiedad, estrés, sensación, trastornos cardiovasculares, problemas de memoria y de concentración. Principalmente a través de la investigación se muestra que el usuario del teléfono móvil corre un mayor riesgo de contraer cáncer, y hay pruebas convincentes que demuestran que la radiación provoca estrés oxidativo y daño del ADN en las células.

Los campos magnéticos de baja frecuencia aumentan el riesgo de cáncer entre los niños y los adultos. A través de de las investigaciones se muestra que los campos electromagnéticos de baja frecuencia aumentan el riesgo de Alzheimer y de esclerosis lateral amiotrófica.

230 científicos observaron recientemente:

«Cada vez más estudios científicos demuestran los efectos biológicos y el aumento de los riesgos para la salud, incluso muy por debajo de las directrices actuales: el aumento de riesgo de cáncer, el aumento de la producción de radicales libres dañinos, daños genéticos, deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas, así como los efectos negativos sobre el bienestar».

La pregunta que debe plantearse es: ¿Quiénes son más creíbles, Anders Ahlbom y Maria Feychting, ambos financiados por la industria, o los 230 científicos?

El informe sobre la salud ambiental proporciona una imagen profundamente inexacta de la investigación, algo particularmente grave porque el informe es la base para muchas de las decisiones del gobierno, las autoridades sanitarias y los municipios, sobre la elección de las técnicas y las medidas necesarias para proteger a las personas contra los efectos en la salud de los campos electromagnéticos. También se refiere a la decisión relativa a los niños en la escuela y guarderías.

Informe sobre la salud ambiental 2017 debe ser revisado en colaboración con investigadores que sean capaces de proporcionar una descripción objetiva y una valoración objetiva e imparcial del estado de los conocimientos, de conformidad con los requisitos exigidos por el gobierno sobre todas las actividades públicas, en interés de la salud pública.

Conflictos de intereses de los autores/incompatibilidades

Anders Ahlbom y Maria Feychting tienen evidentes conflictos de intereses que no se presenta en el informe. Hacen referencia de forma reiterada a la ICNIRP (Autoridad de Seguridad de radiación y la autoridad de Medio Ambiente Laboral), sin mencionar que ellos mismos son o han sido miembros de la ICNIRP. La ICNIRP ha recomendado que los valores de referencia o directrices utilizados por las autoridades suecas (Strålsäkerhetsmyndige y Arbetsmiljöverket) no superen los límites máximos permitidos. Los valores de referencia de la ICNIRP son de gran importancia económica y estratégica para la industria, por ejemplo de las telecomunicaciones y TI. En contraste, Ahlbom, como miembro de la ICNIRP durante los años 1996-2008, también participó activamente en el establecimiento de los valores de referencia de la ICNIRP. Maria Feychting es ahora vicepresidenta de la ICNIRP y ha sido miembro de la organización durante muchos años. Se trata de un conflicto de intereses que debería haber aparecido en el informe, ya que se han basado en informes y evaluaciones publicados: todas las pruebas utilizadas para ignorar el valor de referencia de la ICNIRP son inadecuadas, se dice por ejemplo:

No hay evidencias científicas que apoyen que la exposición a campos de radiofrecuencia por debajo de los valores de referencia supongan un riesgo para la salud” (página 205).

La afirmación es manifiestamente incorrecta. Hoy hay amplio apoyo científico que señala que la radiación de radiofrecuencia y los campos magnéticos de baja frecuencia por debajo de los valores de referencia de la ICNIRP suponen un riesgo para la salud. 230 expertos en la materia así lo consideran consideran en EMFscientist 2015 (2).

En 2008, el Instituto Karolinska valoró a Anders Ahlboms (AA) por tener posibles conflictos de intereses por su pertenencia a la ICNIRP. El Consejo de Ética afirma que existe un documento común en el que se describe la forma en que las autoridades de los sectores sanitario y atención médica, incluida la autoridad de Salud Pública, deben tratar esta cuestión. El Consejo de Ética declaró:

Hay un vínculo que AA no puede negar. Para que la imparcialidad y la objetividad no sean anuladas, será necesario compartir distintos puntos de vista. El documento gubernamental hace hincapié que cuando hay disparidad en torno a una cuestión, se debe buscar la opinión de expertos que tengan posiciones diferentes. “Si hay resultados contradictorios, estos deben señalarse…”. Para que los responsables en la toma de decisiones y el público en general puedan extraer conclusiones fundadas, es necesario que todas las partes indiquen claramente las interpretaciones y otras condiciones, tales como las que puedan afectar a cualquier consideración. Por lo tanto, AA debiera señalar sus conexiones con la ICNIRP”.

Lo mismo podría decirse de Maria Feychting, que también debería mencionarse en el informe.

Tanto Anders Ahlbom como Maria Feychting reciben fondos de la industria afectada, especialmente de la industria de las telecomunicaciones (Ericsson, Telia y otros). También es un conflicto de intereses que debe ser comunicado. La industria de las telecomunicaciones se ve afectada en gran medida por las conclusiones extraídas y negativamente afectadas si se identifican riesgos para la salud, lo que generalmente se conoce como un riesgo de desarrollo de utilidades en los informes anuales de la compañía. Durante muchos años, el hermano de Anders Ahlbom ha trabajado en los grupos de presión para TeliaSonera en Bruselas. Durante un año, Anders Ahlbom estuvo en la junta de la compañía consultora de su hermano. La compañía dirigió sus servicios a la industria de las telecomunicaciones. Todo esto es distinto de la información aportada por Anders (3). Estas condiciones fueron evaluadas por la IARC en 2011 como un impedimento para evaluar el riesgo de cáncer por la exposición a la radiación de radiofrecuencia, por esta razón Anders Ahlbom no fue aceptado como experto en la evaluación de los riesgos de cáncer por radiación de radiofrecuencia / microondas.

Además, Ahlbom ha declarado que «el punto de partida es que no hay razón para creer que hay riesgo para la salud por la radiación del teléfono móvil (2012) (4). Se trata de una cuestión delicada, siendo necesaria una explicación transparente y objetiva de los riesgos para la salud y la investigación en este campo, en el sentido de que el año 2012 ya se habían observado implicaciones para el daño del ADN, riesgo de cáncer y otros efectos sobre la salud (véase más adelante).

La Agencia de Salud Pública olvida sus propias directrices sobre la forma en que la autoridad debe tratar a los expertos externos (5) y se dirige a Anders Ahlbom y a Maria Feychting, sin informar sobre esos conflictos de interés.

«Las autoridades tienen la responsabilidad de garantizar que se cumplan los requisitos legales de objetividad, imparcialidad en sus informes«. El capítulo del Informe de salud ambiental sobre campos electromagnéticos no es objetivo, objetivo e imparcial.

Las directrices establecen: «Es conveniente que las diferentes «escuelas» de un ámbito determinado estén representadas en el trabajo de las autoridades sobre el tema en cuestión». Por lo tanto, Anders Ahlbom y Maria Feychting pueden ser vistos como representantes claros de la industria (una escuela) en este importante campo de la salud pública.

Baja frecuencia y campos electromagnéticos

En las páginas 201-202 del Informe de Salud Ambiental, los riesgos para la salud se manejan con campos magnéticos de baja frecuencia. El valor de referencia de la ICNIRP de 100 μT dice proteger contra efectos agudos, moderados y protección exhaustiva contra los efectos de la exposición a largo plazo. En contraste, el valor de referencia de Ahlbom es varias veces más alto que los niveles que las investigaciones han observado que se incrementa el riesgo de leucemia y Alzheimer (de 0.3 a 0.5 μT).

Efectos sobre la salud: Alzheimer, ELA y cáncer

AA y MF afirman que la investigación epidemiológica dice que se aumenta el riesgo de leucemia a los niveles 0,3-0,4 μT, varias veces por debajo del valor de referencia de la ICNIRP de 100 μT. También:

«Paralelamente a la investigación epidemiológica, se está llevando a cabo una amplia investigación teórica y experimental, pero no ha sido posible identificar ningún mecanismo biológico que pueda explicar cómo podría producir la radiación electromagnética este tipo en leucemias u otras enfermedades».

Además, está claro que:

«Para los adultos, especialmente en los años ochenta y noventa, una gran cantidad de enfermedades se relacionaba con la exposición a los campos electromagnéticos. Esta investigación incluye una serie de enfermedades, como cáncer, varias enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson y ALS. También se han estudiado las enfermedades cardiovasculares, ciertas enfermedades psiquiátricas y los resultados del embarazo. La investigación en estas áreas fue originalmente contradictoria, y algunos estudios indicaron que habría una conexión con la exposición al campo magnético, pero la investigación ha avalado de manera inequívoca que no existe conexión entre la exposición al campo electromagnético y el riesgo de enfermedades «.

Estas afirmaciones son extremadamente erróneas y dan lugar a engaño.

Datos: hay muchos estudios que muestran que los campos de baja frecuencia causan daño en el ADN y estrés oxidativo, que son mecanismos conocidos para el desarrollo del cáncer y muchas otras enfermedades. En 2004, se informaron de los resultados del extenso proyecto europeo de investigación REFLEX, que constataba que los campos magnéticos de baja frecuencia causaron daños in vitro al ADN (investigación celular) y promovieron el crecimiento de células cancerosas muy por debajo de las pautas actuales de la ICNIRP actuales. Cita del Informe REFLEX (Traducción de protección radiológica):

«Los resultados de REFLEX que muestran efectos genotóxicos causados por campos electromagnéticos de baja frecuencia son hechos reales. Se observaron fragmentos de ADN simples y dobles en células humanas (fibroblastos) expuestas a campos magnéticos de baja frecuencia a niveles tan bajos como 35 μT, muy por debajo de los valores de referencia «. (6).

En 2014, se publicaron 49 estudios que mostraron los efectos genotóxicos de los campos magnéticos de baja frecuencia. Más de 90 estudios publicados entre 2007 y 2014 mostraron efectos sobre el sistema nervioso central.(7)

Las repetidas pruebas en animales han demostrado efectos dañinos en el cerebro, como los posibles mecanismos detrás de la enfermedad de Alzheimer (8).

En el Seminario del Consejo Científico de la Autoridad de Seguridad Radiológica de mayo de 2016, la propia experta de la Autoridad, Anke Huss, informó (véase el diagrama de la página siguiente) que las investigaciones epidemiológicas mostraron que, en general, aumentaba el riesgo de Alzheimer y ELA cuando se exponían a niveles elevados (más de 0,5 μT ) de campos magnéticos de baja frecuencia, es decir, 200 veces por debajo del valor de referencia de la ICNIRP.
Los estudios con resultados que están a la derecha de la línea central muestran un mayor riesgo.
Todos menos uno muestran un mayor riesgo de Alzheimer y todos menos dos riesgos elevados de ELA.

La mayoría de la investigación sobre leucemia en adultos muestra conexión y mayor riesgo. Esto aclara que la afirmación de AA y MF de que la investigación «reveló de manera inequívoca que no hay conexión entre el campo magnético y el riesgo de enfermedad» es obviamente falsa.
Los resúmenes de la investigación que Anke Huss mostró (vea los gráficos siguientes):

En marzo de 2017, varios meses antes de la publicación del Informe de Salud Pública, se publicó un nuevo estudio realizado en 100.000 mujeres y hombres. El estudio también mostró una correlación entre la mortalidad por ELA y la exposición a niveles elevados de campos electromagnéticos. El riesgo fue 93% elevado para el grupo de mayor exposición. Conclusión de los investigadores:


«Estos resultados refuerzan las evidencias que muestran una correlación positiva entre el campo electromagnético de baja frecuencia y la aparición de ELA«. (12)

También se puede agregar que en 2015 se publicó una encuesta sueca (no incluida en el cuadro anterior, que incluye la investigación publicada antes de 2014), de la que Maria Feychting es coautora. El estudio mostró una asociación positiva para personas expuestas en profesiones expuestas a campos electromagnéticos menores de 65 años y la enfermedad ELA. Del resumen:

«La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se ha relacionado consistentemente con las personas expuestas a los campos electromagnéticos, pero la exposición a los campos electromagnéticos es menos que la exposición de las personas que ejercen una profesión sometida a campos electromagnéticos” (13).

Esto deja claro que María Feychting debe saber que las investigaciones hasta el 2015 ya establecían un vínculo entre las profesiones expuestas a campos electromagnéticos y ELA y que también había evidencias de la exposición a los campos electromagnéticos.
Uno de los mayores estudios del riesgo de tumores cerebrales y la exposición a niveles elevados de campos magnéticos de baja frecuencia
relacionados con las profesiones, incluyendo más de 3700 pacientes con tumores cerebrales en siete países, es el publicado en 2014. Studien indicó un aumento en el riesgo de tumor cerebral para personal ocupacionalmente expuesto como la más expuesta al campo electromagnético de baja frecuencia durante el último año antes del diagnóstico. (14) Una encuesta sueca publicada en 2017 también mostró que los empleados en profesiones con niveles elevados de campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían un mayor riesgo de tumor cerebral. (15)
Para el cáncer de mama, los resultados también son variados, sin embargo, muestran un riesgo incrementado
en la mayoría de los estudios. La siguiente tabla de abajo habla también de las falsas afirmaciones de María Feychting y Anders Ahlbom de que la investigación muestra cada vez más claras conclusión de que no es posible demostrar una asociación entre la exposición a campos magnéticos y el riesgo de enfermedad» . (16)

Los estudios han demostrado que los obreros que trabajan en entornos con niveles elevados de campos de baja frecuencia tienen niveles más altos de estrés oxidativo y alterados los niveles de melatonina, los cuales son posibles mecanismos para el desarrollo del cáncer (18).
El informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting afirma en la página 202 que: «una amplia investigación experimental y teórica no ha podido encontrar apoyo para estos riesgos». (para el cáncer, para la leucemia infantil).
La declaración es extremadamente errónea y da lugar a engaño.
Datos: solo entre 2014 y 2017 se publicaron, de acuerdo con un resumen de todas las investigaciones, 59 nuevos estudios científicos que estudiaron los efectos genotóxicos de los campos de baja frecuencia. De estos, 49 (83%) mostraron efectos y 8 no mostraron efectos (19%).

11 de 13 encuestas epidemiológicas publicadas de personas expuestas durante el trabajo o en el hogar han informado que niveles elevados de campos de baja frecuencia pueden causar una disminución o alteración de la producción de melatonina. Dado que se sabe que la melatonina tiene efectos protectores contra el cáncer y el Alzheimer, este es también un posible mecanismo subyacente para aumentar el riesgo de cáncer y riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer (21) (22).

Campos de radiofrecuencia
Informe sobre Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting dice en la página 203: «Aunque no se conoce ningún mecanismo de acción de los efectos en la salud a bajos niveles de exposición (es decir, por debajo de los niveles de referencia existentes / directrices de la ICNIRP) una amplia investigación experimental y epidemiológica llevada a cabo, pero no se han descubierto riesgos para la salud «.
La declaración es groseramente incorrecta.
Hechos: En la actualidad hay numerosos estudios científicos publicados que muestran posibles métodos de investigación, así como investigaciones experimentales y epidemiológicas que muestran efectos sobre la salud.
En la literatura científica, se ha hecho desde 1960-70, en los que se describe que la radiofrecuencias y microondas afectan principalmente el sistema nervioso central, que a su vez se manifiesta en la sintomatología descrita como síndrome de microondas y a menudo se hace referencia a él como «hipersensibilidad electromagnética». La radiación de microondas se ha demostrado que afecta a la producción de hormonas, incluyendo niveles alterados de melatonina durante el sueño, neurotransmisores como la serotonina y la dopamina (23).

Durante la década de 1990 se publicó una investigación que demostró que los animales tenían más tumores después de la exposición a la radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia (24). Muchos estudios de investigación publicados en el siglo XXI ya han demostrado que la radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia provoca estrés oxidativo y daño del ADN.

El año 2004 se publicaron los resultados del proyecto europeo de investigación REFLEX, realizado en varios laboratorios diferentes, mostrando que la radiación de microondas/CEM de radiofrecuencia (RF) de baja frecuencia y campo electromagnéticos causan daño del ADN en la investigación in vitro (células). El informe que presenta el resultado dice:

«LOS RESULTADOS DE REFLEX apoyan la opinión de que los campos electromagnéticos y la radiofrecuencia tienen efectos genotóxicos, si bien no en todos los sistemas celulares”.

«No hay ninguna razón más para argumentar que desconocemos los mecanismos biológicos que pueden causar el desarrollo de trastornos funcionales y enfermedad crónica en los animales y el hombre” (25).
En 2015 se publicó un resumen de las investigaciones, informando que 93 estudios de 100 que estudiaron los efectos del estrés oxidativo de la radiación de radiofrecuencia / microondas demostraron que la radiación causa estrés oxidativo (26). El estrés oxidativo se ha convertido en un mecanismo conocido detrás del cáncer, Alzheimer, ELA y muchas otras enfermedades.

En 2009, se informó que la mayoría, 49 estudios, informaron de efectos genotóxicos de los campos de radiofrecuencia (mientras que 42 no observaron efectos genotóxicos). La conclusión es que hay amplias evidencias de que la radiofrecuencia puede alterar el material genético en las células expuestas y en los animales, que a su vez pueden ser causados ​​por la formación de radicales libres o un impacto en la capacidad de las células para reparar el daño del ADN (27).
En 2014 el informe BioInitiative señala que 144 estudios han demostrado los efectos genotóxicos de la radiación de radiofrecuencia / microondas. (La mayoría de todos los estudios, el 68% del total de 211 ensayos) (28).

En el mayor estudio en animales jamás realizado sobre los efectos cancerígenos de la radiación de radiofrecuencia / microondas por el Programa Nacional de Toxicología (PNT) de os Estados Unidos, se informaba que la radiación del teléfono móvil provocaba tanto una mayor incidencia de tumores en el cerebro y el corazón, y daño del ADN en las células de diferentes órganos. El estudio ha costado más de 200 millones y es el más conocido hasta el momento y fortalece significativamente el hecho de que la radiación de microondas de la tecnología inalámbrica causa cáncer (29).
Valores de referencia y exposición
El Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting informa en la página 203: «Para la población en general, el teléfono móvil es la fuente más importante de exposición. Cuando el teléfono móvil transmite a máxima potencia, el nivel de exposición se acerca a los valores de referencia recomendados por la ICNIRP, mientras que los campos de las estaciones base de telefonía móvil son al menos 1.000 veces más bajos”. Datos: 9 de 10 teléfonos móviles pueden exceder los valores de referencia, tal como recomienda la ICNIRP (es decir, Ahlbom y Maria Feychting) y 4 de 10 doblan el valor de referencia cuando los móviles transmiten a la potencia máxima y se colocan directamente contra el cuerpo. Disponemos de las mediciones realizadas por la Agencia Francesa de Correos y Telecomunicaciones, ANFR, en los últimos años. Los resultados fueron presentados en un informe de la Agencia Francesa ANSES en 2016 y los resultados parciales publicados en mayo de 2017 (30). El teléfono móvil es la mayor fuente de exposición cuando se utiliza, pero la estación base es a menudo la fuente suplementaria más importante, ya que a diferencia de los teléfonos móviles, exponen a la gente durante todo el día.

Según una encuesta realizada en Suiza en 2009, las estaciones base fueron la fuente más importante de exposición (31). Después de 2009, se han añadido routers WiFi y otros productos de consumo inalámbricos, lo que puede haber cambiado la imagen. A pesar de su responsabilidad de control ambiental, la Autoridad de Seguridad Radiológica no ha investigado cómo afecta a muchos hogares, escuelas, preescolares y lugares de trabajo.
Que la radiación de las estaciones base sea 1000 veces menor (= 10,000 μW / m2) no significa que la radiación no tenga riesgos para la salud. Por el contrario, la investigación ha demostrado que la exposición a niveles de 100 μW / m2, es decir, 1 millón de veces más bajo que los valores de referencia actuales, aumenta el riesgo de problemas de salud y cáncer. El Informe de Bioinitiative de 2012 que cubre el área de estudio de 1800 investigaciones publicadas entre 2007 y 2012 indicó lo siguiente:


«Hay efectos que se producen a niveles muy bajos de exposición a campos electromagnéticos y radiación de radiofrecuencia. Los efectos pueden ocurrir dentro de los primeros minutos de exposición a teléfonos móviles o teléfonos inalámbricos. Los efectos también pueden ocurrir en cuestión de minutos por la exposición a teléfonos móviles, WiFi y medidores de potencia inalámbricos que proporcionan una exposición total del cuerpo. La exposición crónica a estaciones base puede provocar problemas de salud «. (32).

Uso del teléfono móvil y tumores cerebrales

El informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting recoge en la página 203: «Hay bastantes estudios sobre el uso de teléfonos móviles y el riesgo de tumores cerebrales. Con algunas excepciones, los resultados no han mostrado un aumento en el riesgo de tumores cerebrales asociados con el uso de teléfonos móviles «.
La declaración es incorrecta.
Hechos: la mayoría de los estudios muestran que el uso de teléfonos móviles aumenta el riesgo de tumores cerebrales malignos y tumores en el nervio auditivo. Tres nuevos metaestudios, es decir, estudios que agregaron todas las investigaciones actuales y publicados en revistas científicas en la primera mitad de 2017, informan que la investigación muestra que el uso móvil está asociado con un mayor riesgo de tumor cerebral (13). En 2013, se publicó una compilación previa que también concluyó que el uso del teléfono móvil está asociado con un mayor riesgo de tumor cerebral.

La Fundación para la Protección Radiológica compiló los últimos 10 años de investigaciones en este campo en una hoja informativa que muestra claramente que actualmente hay una larga lista de resultados publicados que muestran un mayor riesgo de tumor cerebral (34). Según un destacado experto en cáncer, el Dr. Anthony Miller, ya no es posible ignorar las evidencias de que la radiación proveniente de los teléfonos móviles causa cáncer, porque cree que la radiación de la radiofrecuencia / telefonía móvil debe considerarse como «carcinógena para el ser humano» Grupo 1, según el sistema de clasificación de la IARC (35). La conclusión ya había sido tomada por el médico e investigador sueco Lennart Hardell y Michael Carlberg, como en estudios epidemiológicos repetidos, demostrando que el uso del teléfono móvil aumenta el riesgo de tumor cerebral y que el riesgo aumenta con el aumento de la exposición (36).

La conclusión extraída de los nuevos análisis es:

1) El uso móvil se asocia con un mayor riesgo de tumor cerebral siendo mayor si la exposición es más duradera: el riesgo aumenta cuanto más tiempo se usa el teléfono móvil (37).
2) «Concluimos que existe una relación significativa entre el uso durante diez años y el riesgo de tumor cerebral» (38).
3) «El riesgo de tumor cerebral varió con la calidad de las investigaciones. Los estudios de mayor calidad tienden a mostrar riesgos más altos y para los estudios de mayor calidad los riesgos varían entre + 21% y + 160% (39).


Los tribunales italianos han considerado que la investigación respalda que los teléfonos móviles pueden causar tumores cerebrales. En dos decisiones, se estableció que el uso de teléfonos móviles y el uso de teléfonos inalámbricos causaron tumores cerebrales (40).
Maria Feychting y Anders Ahlbom argumentan además sobre los riesgos para los niños:

«En él (el estudio del tumor cerebral para usuarios de dispositivos móviles), no se observó un mayor riesgo de tumores cerebrales entre los niños y jóvenes que usaban teléfonos móviles«.

La declaración es incorrecta

Datos: el estudio al que se hace referencia en la cita anterior muestra un mayor riesgo de tumor cerebral para los niños que usaron más el teléfono. Los riesgos incrementados se informan de manera consistente, aunque no se garantiza estadísticamente. El riesgo es más del doble y está estadísticamente comprobado para los niños que que utilizaron más el teléfono móvil (+ 115%).
Además, la encuesta actual subestima el riesgo ya que la exposición total de teléfonos móviles y teléfonos inalámbricos no se ha tenido en cuenta (41). Otros investigadores también han expresado su crítica a las conclusiones extraídas por Maria Feychting y Anders Ahlbom (42). Además, Maria Feychting y sus colegas de investigación, que realizaron el estudio, sólo consideraron los primeros tres años de uso del teléfono inalámbrico. no el total, aunque muchos niños / adolescentes en el estudio probablemente hayan usado el teléfono inalámbrico durante un número considerable de años.

Esto lleva a una subestimación del riesgo (43). El estudio fue financiado en gran parte por la industria de la telefonía móvil a través de una fundación suiza.
Las siguientes dos tablas del estudio actual de niños (CEFALO) aclaran que hay riesgos cada vez mayores (OR => 1). Una conclusión objetiva es que el estudio muestra riesgos elevados no asegurados estadísticamente (con un 95% de seguridad).

Cáncer, antenas de radio y televisión, así como las estaciones base de telefonía móvil
En la página 204 del Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting se dice que: «Hay varios estudios epidemiológicos de cáncer y la exposición de RF de los transmisores de radio y televisión y las estaciones base de telefonía móvil, no mostrando ninguna asociación entre la exposición y el cáncer»
La declaración es totalmente falsa ya que no proporciona una declaración objetiva de que la mayoría de los estudios muestran un mayor riesgo de cáncer.
Datos: estudios epidemiológicos repetidos muestran la conexión entre la exposición a las antenas de radio y televisión, así como a las estaciones base para telefonía móvil y el cáncer.
En el seminario de la Autoridad de Seguridad Radiológica de Suecia (SSM), en mayo de 2016, Martin Röösli dijo que la investigación constante hasta el año 2003 mostraba un aumento del riesgo de leucemia infantil en las proximidades de las antenas de radio / TV. Mostró la siguiente tabla con los resultados marcados en rojo que indicaban mayores riesgos y escribe en rojo y con signos de exclamación los resultados que indicaban ese mayor riesgo.

Por lo menos hay nueve estudios científicos publicados en revistas científicas que muestran un mayor riesgo de cáncer en las cercanías de antenas de radio o televisión. Además, hay al menos cinco estudios científicos que muestran un mayor riesgo de cáncer en las cercanías de las antenas de telefonía móvil (44).

Además otros 12 estudios científicos muestran que en las proximidades de las torres de telefonía móvil se produce un aumento del riesgo de los síntomas de síndrome de microondas o «hipersensibilidad electromagnética», es decir, insomnio, dolor de cabeza, depresión, memoria y problemas de concentración (45).
Hay muchos testimonios e informes de enfermedades relacionadas con antenas de telefonía móvil y estaciones base de telefonía móvil en Suecia. Un estudio realizado en Suecia examinó el estado de salud o el riesgo de cáncer entre las personas que viven cerca de los transmisores. Este es también un aspecto importante que debe mencionarse en el informe. La legislación ambiental contiene disposiciones sobre las medidas de protección que debe realizar el operador. También hay evidencias científicas de que no es seguro y supoone un mayor riesgo de cáncer el permanecer mucho tiempo a niveles de 1.000 veces por debajo de los niveles señalados por la ICNIRP (= 10 000 mW / m2), como Anders Ahlbom y Maria Feychting sugieren.

Estadísticas sobre tumores cerebrales
En la página 204, afirman Anders Ahlbom y Maria Feychting que la incidencia de nuevos casos de tumores cerebrales en las estadísticas de tumor cerebral se ha mantenido estable desde la introducción de los teléfonos móviles, y que esto indicaría que el teléfono móvil no aumenta el riesgo.
Datos: Las estadísticas sobre nuevos casos de tumores cerebrales son contradictorias y el número de muertes cerebrales está aumentando claramente en algunos países, incluida Dinamarca. Desde 2003 ha habido un claro cambio de tendencia y la incidencia está aumentando. El Registro Sueco de Cáncer no aumenta el número de muertes cerebrales. Sin embargo, es bien conocido entre los que trabajan con el registro de la Junta Nacional del Cáncer no se registran los tumores cerebrales, por lo que no es confiable para extraer conclusiones en cuanto a si los teléfonos aumentan aumentan el riesgo de tumor cerebral o no. Sin embargo se observa en otros registros un aumento alarmante, entre otras cosas, tumor cerebral de naturaleza incierta (D43), en el Registro de causas de muerte, y diagnósticos para la atención de pacientes internos y externos, según han informado científicos suecos (46) (47).
A continuación se muestra un gráfico del número de nuevas muertes cerebrales en Dinamarca entre 1990 y 2015. Las estadísticas están tomadas del Registro Danés de Cáncer (48).

Hipersensibilidad electromagnética / Síntomas no saludables relacionados con la radiación
El Informe sobre la Salud Medioambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting afirma que «no hay datos científicos que confirmen que la exposición a campos electromagnéticos causen o contribuyan a estos síntomas» (página 202) y «No hay evidencias científicas de que sean los campos electromagnéticos tales como radiofrecuencia y los campos asociados con la telefonía móvil o redes inalámbricas, que den lugar a los síntomas descritos por personas que se perciben a sí mismas como hipersensibles «(página 205).
Las afirmaciones son igualmente incorrectas.
Datos: Hay gran cantidad de datos científicos publicados y resultados, así como resúmenes de los resultados que confirman que los campos electromagnéticos e incluso campos de frecuencia de microondas causan o contribuyen a los síntomas de la enfermedad incluyendo trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas de concentración / memoria, mareos, depresión, ansiedad, alteraciones del ritmo cardíaco, dolor en las articulaciones, fatiga / fatiga anormal. El también se llama de hipersensibilidad o en inglés «electrohypersensitivity, EHS». Los síntomas reportados por un grupo cada vez mayor de personas, entre ellas el ex director general de la Organización Mundial de la Salud, la ex primera ministra de Noruega Gro Harlem Brundtand, como un efecto directo de la exposición a campos electromagnéticos y / o radiación de microondas de la tecnología inalámbrica.
El apoyo proviene de la investigación en animales y humanos expuestos a niveles elevados de dicha radiación (49).

La mayoría de los estudios de exposición a posibles sospechosos tienen serios errores por lo que pueden dar lugar a falsas interpretaciones. Una razón importante es que no existen criterios para distinguir a los sospechosos verdaderamente susceptibles de los no susceptibles, porque la mayoría de los estudios no aseguraron que las personas fueran sensibles a los factores medioambientales evaluados. Un ejemplo de ello es un estudio del Instituto Karolinska, donde los síntomas de electrosensibilidad (es decir, «EHS») consistía en una mayoría de personas que utilizan el teléfono más de 40 minutos al día, mucho más que el grupo asintomático. El estudio también mostró que la radiación móvil causaba dolores de cabeza y los efectos de estrés cerebral / impacto sobre el sueño, en ambos grupos, que apoya los síntomas derivados de la exposición a la radiación proveniente del teléfono móvil (50). Para una revisión minuciosa de las deficiencias en los estudios de exposición se hizo en base a una pregunta a la Asociación Nacional de Hipersensibilidad Electromagnética (51). Los científicos creen que los estudios de exposición no pueden dar respuestas precisas cuando se lleva a tal nivel de estrés en las personas hipersensibles que el resultado, inevitablemente, se verá afectado por el estrés (52).
El cerebro es muy sensible a la radiación electromagnética. Los efectos sobre la función del sistema nervioso central por la radiación electromagnética han sido reportados en la literatura científica desde hace medio siglo. El cerebro mismo usa señales electromagnéticas débiles para controlar funciones importantes. Por lo tanto, no es extraño que la función del cerebro se vea afectada por las señales significativamente más fuertes y alarmantes de la tecnología inalámbrica y de los equipos eléctricos.

Hipersensibilidad electromagnética

Los síntomas de la enfermedad llamada síndrome de microondas fueron reconocidos como un efecto de las microondas por la medicina soviética en la década de 1970 y eso que en Europa del Este tenía niveles 100 veces más bajos que los actualmente recomendados por la ICNIRP / Anders Ahlbom y Maria Feychting . Los efectos observados y descritos científicamente reportados desde hace 50 años sobre el síndrome de microondas o síndrome por radiación de radiofrecuencia de la tecnología inalámbrica incluyen: Dolor de cabeza, insomnio, fatiga, sudoración, mareos, alteraciones visuales, depresión, ansiedad, aumento de la sensibilidad al estrés, irritabilidad, trastornos del comportamiento, problemas de memoria, concentración y problemas de aprendizaje, trastornos del corazón / presión en el pecho y trastornos en la función tiroidea. También se han descrito en una compilación de investigaciones de Europa del Este llevada a cabo por el profesor Karl Hecht, Alemania (véase en particular las páginas 16-18) (53). Si la exposición persiste durante un tiempo prolongado, el sistema inmunitario finalmente se agota y se desarrollan enfermedades crónicas, incluido el cáncer. [5]
El científico americano, el Dr. Robert O Becker, escribió en 1990 que los efectos eran principalmente cambios en la función cerebral que resulta en un cambio de comportamiento, problemas de aprendizaje, depresión, y los efectos del estrés que finalmente conduce a un sistema inmune debilitado, enfermedades crónicas si la exposición dura más tiempo (54).

En 2015-2016, 223 científicos que trabajan sobre el terreno en una posición común han descubierto que los estudios más recientes de los últimos años han mostrado efectos negativos para la salud:


«Cada vez son más los estudios científicos que demuestran los efectos biológicos y el aumento de riesgos para la salud incluso muy por debajo de los valores de referencia: Incremento de las tasas de cáncer, aumento de la formación de radicales libres dañinos, daño genético, el deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas y efectos negativos sobre el bienestar».


Un Informe de Expertos Internacionales (Informe BioInitiative) informó en 2014 que la mayoría de las investigaciones publicadas entre 2007 y 2014 muestran que la radiación afecta el sistema nervioso. Un total de 234 estudios muestran que la radiación del móvil y los campos de baja frecuencia afectan negativamente al sistema nervioso central. Los experimentos repetidos en animales muestran que las células nerviosas mueren, la memoria se deteriora y alteran el comportamiento y tiene efectos hormonales.
La Agencia francesa para la seguridad del medio ambiente y en el trabajo en su Informe publicado en 2016, encontró que los niños expuestos a las radiaciones de radiofrecuencia / microondas tienen un mayor riesgo de problemas cognitivos (aprendizaje, memoria, concentración) y por el uso de la tecnología informática, el riesgo para la salud mental (55).

La Fundación para la Protección de la Radiación ha informado continuamente sobre nuevas investigaciones en los últimos años, incluidos los efectos negativos sobre la salud mental. La radiación de las redes móviles e inalámbricas (WiFi) y el uso de ordenadores con tecnología inalámbrica aumenta el riesgo de problemas de salud mental, problemas de sueño, concentración y memoria, depresión, fatiga, estrés y ansiedad, y dolor de cabeza. La investigación exhaustiva en humanos y animales confirma que los campos electromagnéticos y la radiación de microondas / radiofrecuencia causan síntomas nocivos y efectos adversos sobre el sistema nervioso central y afectan el sistema hormonal (56).

Evaluación de riesgos

En la página 205, el Informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting argumenta: «No hay respaldo científico de que la exposición a los campos de radiofrecuencia bajo los valores de referencia actuales representen riesgos para la salud. Por supuesto, no se puede descartar que para tiempos de exposición más largos, los patrones de uso especiales o cualquier técnica específica estén asociados con riesgos para la salud o que existan riesgos en relación con enfermedades no estudiadas, pero no hay razones científicas para sospechar esto”.
La declaración es incorrecta.
Datos: la investigación exhaustiva muestra riesgos para la salud. La lista de resultados científicos publicados que muestran los riesgos para la salud en forma de cáncer, estrés oxidativo, daño en el ADN, daño en los espermatozoides, daño a los animales, síntomas no saludables entre los grupos altamente expuestos es muy extensa. La Radiation Protection Foundation compiló investigaciones publicadas entre 2008 y 2017 (ver apéndice).

El informe BioInitiative de 2012 presentó un total de 1.800 estudios publicados entre 2007-2012 sobre la investigación de riesgos para la salud de campos electromagnéticos y radiofrecuencias. La conclusión fue:


«En general, estos aproximadamente 1800 nuevos estudios informan la transcripción anormal de genes; la genotoxicidad y el daño del ADN de cadena doble y simple, acentúan las proteínas debido a la naturaleza fractal del ADN similar a la antena de RF; condensación de cromatina y pérdida de la capacidad de reparación del ADN en células madre humanas; reducción de eliminadores de radicales libres -particularmente melatonina, neurotoxicidad en humanos y animales, carcinogenicidad en humanos, impactos graves en la morfología y función de los espermatozoides humanos y animales, efectos sobre el comportamiento de los descendientes y efectos en el desarrollo cerebral y craneal en los hijos de animales que están expuestos a la radiación del teléfono celular durante el embarazo. … Se puede suponer razonablemente que muchos de estos efectos biológicos producen efectos adversos para la salud si las exposiciones son prolongadas o crónicas. Esto se debe a que interfieren con los procesos corporales normales, evitan que el cuerpo cicatrice el ADN dañado, producen desequilibrios del sistema inmune, trastornos metabólicos y una menor capacidad de resistencia a las enfermedades a través de múltiples vías. Los procesos corporales esenciales pueden eventualmente ser desactivados por tensiones externas incesantes y llevar a un deterioro generalizado de las funciones metabólicas y reproductivas «.

Además, se extrae la conclusión :

«Los efectos biológicos son claros y pueden ocurrir a niveles muy por debajo de los valores de referencia actuales … Se necesitan inmediatamente medidas de protección potentes y una advertencia clara al público». (57).

223 científicos han firmado conjuntamente una carta que establece que los valores límite actuales son demasiado altos y deben revisarse :

«Cada vez más estudios científicos demuestran los efectos biológicos y se corren mayores riesgos de salud muy por debajo de las directrices actuales: aumento de cáncer, aumento de la formación de radicales libres dañinos, daño genético, deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas y efectos negativos sobre el bienestar» (58).

También piden que a los niños y las mujeres embarazadas se les da una protección especial, el público esté informado acerca de los posibles riesgos para la salud de los campos electromagnéticos y entrenado sobre medidas para reducir los riesgos de salud, profesionales de la salud reciban información sobre efectos en la salud y el tratamiento de los pacientes con síntomas de malestar vinculados a los campos electromagnéticos, los gobiernos debieran financiar dicha formación e investigaciones sobre campos electromagnéticos y salud, independientemente de la industria; […].

En reiterados comunicados, investigadores, médicos y científicos han informado en los últimos años que los riesgos de salud están creciendo y que las personas necesitan estar informadas sobre los riesgos y medidas para proteger al público y especialmente a los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y los enfermos, así como «hipersensibilidad» (59), (60), (61), (62).

Conclusión

El Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting proporciona una descripción groseramente incorrecta y sesgada de lo que las investigaciones muestran sobre los riesgos para la salud debido a la exposición a campos electromagnéticos. No se informa de las investigaciones que muestran riesgos para la salud e incluso se afirma que no hay tales investigaciones. Además, no se informa que varios cientos de científicos que trabajan en este campo hacen una evaluación completamente diferente. El Informe de Salud Ambiental no cumple con los requisitos básicos de objetividad imparcialidad y legitimidad, como lo explican los conflictos de intereses o ideas delirantes de los autores. El Informe de Salud Ambiental tampoco cumple con los requisitos propios de las autoridades sobre las investigaciones realizadas por expertos:

Si hay resultados contradictorios, estos deben señalarse… Para que los responsables en la toma de decisiones y el público en general puedan extraer conclusiones fundadas, es necesario que todas las partes indiquen claramente las interpretaciones y otras condiciones, tales como las que puedan afectar a cualquier consideración”.

El hecho de que el Informe de Salud Ambiental brinde una imagen profundamente inexacta del estado de la investigación es extremadamente grave porque el informe afecta en muchas decisiones sobre selección de tecnología y medidas para proteger a las personas de los efectos de los campos electromagnéticos, el gobierno y los municipios. También se refiere a las decisiones con respecto a los niños en la escuela y preescolar.
El Informe de Salud Ambiental debe retirarse y revisarse en colaboración con investigadores que puedan proporcionar una evaluación subjetiva e imparcial del estado del conocimiento de acuerdo con los requisitos del gobierno para las actividades públicas y los intereses del pueblo sueco: el interés de la Autoridad de Salud Pública.

—————————————–

Referencias:

1 http://www.socialstyrelsen.se/blanketter/Documents/jav-externa-information-sv.pdf

2 EMFScientist appeal 2015; https://www.emfscientist.org/index.php/emf-scientist-appeal

3 Svenska Dagbladet: Svensk mobilexpert utreds https://www.svd.se/svensk-mobilexpert-utreds

The press Conference of the Research Day of the Finnish Institute of Occupational Health. Risk and Precaution in the light of Electromagnetic Fields; 2012; https://www.youtube.com/watch?v=-bvIyxQxQwg

5 http://www.socialstyrelsen.se/blanketter/Documents/jav-externa-information-sv.pdf

6. REFLEX Final report 2004, https://www.itis.ethz.ch/assets/Downloads/Papers-Reports/Reports/REFLEXFinal-Report171104.pdf, sid 203

7 Bioinitative report, update 2014. http://www.bioinitiative.org/new-studies-show-health-risks-from-wireless-tech/

8 Jiang et al. 2013, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23523687; Jiang et al. 2016 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26972535

9 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

10 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

11 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

12 Koeman et al. 2017; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28356332

13 Fischer et al. 2015; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26414853

14 Interocc 2014: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4154968/

15 Carlberg et al. 2017 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28394434

16 Chen et al. 2013 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23869239

17 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

18 Zhang et al. 2017 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28537898

19 Bioinitiative report: http://www.bioinitiative.org/conclusions/

20 Rondanelli et al. 2013: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3788186/

21 Halgamuge 2013; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24772943

22 Bioinitiative report: http://www.bioinitiative.org/conclusions/

23 Bland annat Buchner et Eger 2011 http://www.umg-verlag.de/umwelt-medizin-gesellschaft/111_be_z.pdf; Kim et al. 2015 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26189731; Qin et al. 2012; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22891885; Burch et al. 2002 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12456290

24 Repacholi et al. 1997 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9146709; Chou et al. 1992 http://www.magdahavas.com/wordpress/wp-content/uploads/2010/09/Chou-CK-et-al.-Long-term-MW-rad-of-Rats-1992.pdf

25 Relfex Final report, sidor 216 samt 237 https://www.itis.ethz.ch/assets/Downloads/Papers-Reports/Reports/REFLEXFinal-Report171104.pdf

26 Yakymenko et al. 2015: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/15368378.2015.1043557

27 Ruediger, HW: Genotoxic effects of radiofrequency electromagnetic fields. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19285841

28 BioInitiative 2014: http://www.bioinitiative.org/new-studies-show-health-risks-from-wireless-tech/

29 Strålskyddsstiftelsen: Mobilstrålning orsakar tumörer och DNA-skador i största djurstudien. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/09/mobilstralning-orsakar-dna-skador-och-tumorer-i-storsta-studien/

30 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/06/vanliga-mobiltelefoner-kan-strala-langt-over-gransvardet/

31 Frei 2009: Temporal and Spatial Variability of personal exposure to radiofrequency fields https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19476932

32 Bioinitiative report 2012, Conclusions http://www.bioinitiative.org/conclusions/

33 Moskowitz, J.M: Long term cell phone use increases cell phone risks. http://www.saferemr.com/2017/02/long-term-cell-phone-use-increases.html

34 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad. Mobiltelefoner och risk för hjärntumör och tumör i huvudområdet. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2017/08/Faktablad-risk-f%C3%B6r-hj%C3%A4rntum%C3%B6r-och-tum%C3%B6r-i-huvudomr%C3%A5det-av-mobiltelefoner-2017-08.pdf

35 Strålskyddsstiftelsen: Cancerexpert: Bevisen kan inte längre ignoreras. Mobilstrålning orsakar cancer. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/08/cancerexpert-bevisen-kan-inte-langre-ignoreras-mobilstralning-orsakar-cancer/

36 Mobilstrålning orsakar cancer, Strålskyddsstiftelsen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2013/10/mobilstralning-orsakar-cancer/ samt Carlberg/Hardell 2017 https://www.hindawi.com/journals/bmri/2017/9218486/

37 Carlberg, Hardell 2017: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28401165

38 Bortkiewicz et al. 2017: http://ijomeh.eu/Mobile-phone-use-and-risk-for-intracranial-tumors-and-salivary-gland-tumors-A-meta-analysis,63713,0,2.html

39 Prasad et al. 2017: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28213724

40 Reuters: Italy court ruling link mobile phone use to tumor. https://www.reuters.com/article/us-italy-phones-idUSBRE89I0V320121019 ; Daily Mail: Cell phones do fuel tumors…. http://www.dailymail.co.uk/health/article-4432974/Italian-court-finds-link-cell-phones-tumors.html

41 Nilsson M, SVT Debatt: Karolinska manipulerade forskning om hjärntumörrisker för mobilanvändande barn. https://www.svt.se/opinion/karolinska-institutet-manipulerade-studie-om-hjarntumorrisker-for-mobilanvandande-barn?

42 Söderqvist et al. 2011 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3278351/

43 SVT Opinion: Karolinska manipulerade studie om hjärntumörrisker för mobiltelefonanvändande barn. https://www.svt.se/opinion/karolinska-institutet-manipulerade-studie-om-hjarntumorrisker-for-mobilanvandande-barn

44 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad Mobilmaster och hälsa. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2016/04/Faktablad_mobilmaster_halsa_2016_04.pdf

45 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad Mobilmaster och hälsa. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2016/04/Faktablad_mobilmaster_halsa_2016_04.pdf

46 Hardell, Carlberg: Increasing Rates of Brain Tumours in The Swedish National …..https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4410216/

47 Strålskyddsstiftelsen: Antalet hjärntumörpatienter ökar mycket i Sverige, http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/10/antalet-hjarntumorpatienter-okar-mycket-i-sverige/

48 Strålskyddsstiftelsen: Hjärntumörer ökar i Danmark. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/01/hjarntumorer-okar-i-danmark-mer-an-fordubbling-sedan-1990/

49 Strålskyddsstiftelsen, forskning publicerad mellan 2008-2017 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/forskning/ samt

50 Mobile phone radiation wrecks your sleep/The Independent 2008 http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/health-news/mobile-phone-radiation-wrecks-your-sleep-771262.html

51 Bemötande av svar från SBU:s upplysningstjänst den 25 mars 2013 om elöverkänslighet. Elöverkänsligas Riksförbund 2014. https://eloverkanslig.org/wp-content/uploads/2014/08/20140424-SBU-bemotande-av-svar-mars-2013-om-eloverkanslighet.pdf

52 Ljusglimten/M. Nilsson: Forskare hävdar: »Voodoo-forskning« om elöverkänslighet

53 http://kompetenzinitiative.net/KIT/wp-content/uploads/2016/07/KI_Brochure-6_K_Hecht_web.pdf

54 Becker, R. O.: Cross Currents, bok utgiven 1990

55 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2016/08/fransk-myndighet-varnar-for-faror-for-barn-med-tradlos-teknik/

56 www.stralskyddsstiftelsen.se

57 BioInitiative.org

58 International Scientists Appeal https://emfscientist.org/index.php/emf-scientist-appeal

59 Reykjavikappellen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/04/anvand-inte-tradlos-teknik-i-skolan-forskare-och-lakare-oroade-for-barns-halsa/

60 Wiens läkarförbund http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2016/01/wiens-lakarforbund-varnar-for-mobiler-ger-rad-som-minskar-halsoriskerna/

61 Brysselappellen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2015/09/eloverkanslighet-bor-klassas-som-sjukdom-lakare-och-forskare-uppmanar-who/

62 Kanada: Doctors call for protection from Radiofrequency Radiation Exposure http://www.c4st.org/images/documents/hc-resolutions/medical-doctors-submission-to-health-canada-english.pdf

——————————–

El mayor estudio realizado hasta ahora con animales confirmó la relación entre el cáncer y la radiación emitida por las antenas de telefonía móvil

Por Sustainable Pulse, 22 de marzo de 2018

sustainablepulse.com


Investigadores del renombrado Instituto Ramazzini (RI) de Italia anuncian que un estudio a gran escala realizado en animales de laboratorio expuestos a niveles ambientales de radiación procedente de las antenas de telefonía móvil les provocó cáncer. Un estudio que ha costado 25 millones de dólares, y en el que se han empleado  unos niveles de radiación (RF) más bajos  que los del estudio del Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos (NTP, por sus siglas en inglés), que también ha encontrado el mismo cáncer inusual llamado Schwannoma en los tejidos situados en torno al corazón en ratas macho. Además, el estudio de RI sobre radiación de antenas de telefonía móvil también encontró aumentos en tumores cerebrales malignos (gliales) en ratas hembra y afecciones precancerosas, incluyendo hiperplasia de células de Schwann en ratas macho y hembra.

«Nuestros hallazgos de tumores cancerosos en ratas expuestas a niveles ambientales de RF son consistentes y refuerzan los resultados de los estudios realizados en los Estados Unidos sobre radiación de teléfonos móviles, ya que ambos registraron aumentos en los mismos tipos de tumores cerebrales y cardíacos en ratas Sprague-Dawley». Juntos, estos estudios proporcionan suficiente evidencia para que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) reevalúe y reclasifique sus conclusiones con respecto al potencial carcinogénico de la RFR en humanos», dijo Fiorella Belpoggi PhD, autora del estudio y Directora de Investigación de RI.

El estudio Ramazzini expuso a 2448 ratas Sprague-Dawley, desde la vida prenatal hasta su muerte natural, a la radiación de antenas de telefonía móvil durante 19 horas al día (radiación de radiofrecuencia GSM (RFR) de 1,8 GHz de 5, 25 y 50 V/m). Las exposiciones de RI imitaban las emisiones de la estación base como las de las antenas de telefonía móvil, y los niveles de exposición fueron mucho menores que los utilizados en los estudios del NTP sobre radiación de teléfonos móviles.

«Todas las exposiciones utilizadas en el estudio Ramazzini estaban por debajo de los límites de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) de los Estados Unidos. Estas son exposiciones permitidas de acuerdo con la FCC. En otras palabras, una persona puede estar legalmente expuesta a este nivel de radiación. Sin embargo, los cánceres ocurrieron en estos animales en los niveles legalmente permitidos. Los hallazgos de Ramazzini son consistentes con el estudio del NTP demostrando que estos efectos son un hallazgo reproducible», explicó Ronald Melnick PhD, anteriormente el toxicólogo principal de los NIH que dirigió el diseño del estudio del NTP sobre la radiación de los teléfonos móviles y que ahora es asesor científico principal del Environmental Health Trust (EHT).

«Los gobiernos necesitan fortalecer las regulaciones para proteger al público de estas dañinas exposiciones no térmicas.»

«Este importante artículo de una de las instituciones más reconocidas de su tipo en el mundo proporciona una nueva e importante incorporación a la literatura técnica que muestra fuertes razones para preocuparse por la radiación electromagnética procedente de estaciones base o antenas de telefonía móvil», afirmó el Editor Jefe de Investigación Medioambiental José Domingo PhD, Profesor de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Reus, Cataluña, España.

«Los resultados del NTP de los EE.UU. combinados ahora con el estudio Ramazzini, refuerzan los estudios en humanos de nuestro equipo y otros que proporcionan evidencias claras de que la radiación RF causa neurinoma acústico (schwannoma vestibular) y gliomas, y debería ser clasificada como carcinogénica para los humanos», declaró el Dr. Lennart Hardell, MD, PhD, médico-epidemiólogo del Departamento de Oncología del Hospital Universitario de Örebro, Suecia, quien ha publicado extensamente sobre el medio ambiente.

«Este estudio plantea la preocupación de que el simple hecho de vivir cerca de una antena de telefonía móvil supone una amenaza para la salud humana. Los gobiernos deben tomar medidas para reducir la exposición a las emisiones de las antenas de telefonía móvil. Las antenas de telefonía móvil no deben estar cerca de escuelas, hospitales o casas. Las agencias de salud pública necesitan educar al público sobre cómo reducir la exposición a todas las fuentes de radiación de radiofrecuencia inalámbrica, ya sea desde antes de telefonía móvil, teléfonos móviles o Wi-Fi en las escuelas», dijo David O. Carpenter MD, ex Decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Albany. «Esto es particularmente urgente debido a los planes actuales de colocar pequeñas torres de telefonía móvil 5G cada 300 metros en todas las calles del país. Estas antenas de «célula pequeña’ de 5G resultarán en una exposición continua a todos los que viven cerca y a todos los que caminan por la calle. El aumento de la exposición aumentará el riesgo de cáncer y otras enfermedades como la electro-hipersensibilidad».

Los investigadores del Instituto Ramazzini han completado cerca de 500 bioensayos de cáncer en más de 200 compuestos, y el diseño de su estudio es único en el sentido de que se permite que los animales vivan hasta su muerte natural para permitir la detección de tumores de desarrollo tardío. El ochenta por ciento de todos los cánceres humanos se desarrollan tarde y ocurren en humanos después de los 60 años de edad. Este período de observación más largo ha permitido al RI detectar estos tumores posteriores para una serie de sustancias químicas, y su investigación publicada incluye estudios de benceno, xilenos, mancoceb, formaldehído y cloruro de vinilo.

Los resultados de la investigación Ramazzini son el resultado de hallazgos similares de estudios experimentales a gran escala sobre radiación de teléfonos móviles del Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos (NTP, por sus siglas en inglés). Ambos estudios encontraron aumentos estadísticamente significativos en el desarrollo del mismo tipo de tumor muy raro y altamente maligno en el corazón de ratas macho.

«Esta publicación es un serio motivo de preocupación», declaró Annie J. Sasco MD, DrPH, SM, MPH, Directora de Investigación jubilada del INSERM (Instituto Nacional de Salud Pública de Francia) y ex Jefa de Unidad de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer/Organización Mundial de la Salud, Francia, quien comentó que «algunos de los resultados no son estadísticamente significativos debido al número relativamente pequeño de animales involucrados. Sin embargo, eso no significa que deban ser ignorados. Los estudios más amplios podrían producir resultados estadísticamente significativos y, en cualquier caso, la significación estadística es sólo un aspecto de la evaluación de la relación entre la exposición y la enfermedad. La importancia biológica y la concordancia de los resultados entre los seres humanos y los animales refuerzan claramente la fuerza de las pruebas de carcinogenicidad. El hecho de que ambos estudios experimentales encontraran los mismos tipos de tumores raros, que también tienen pertinencia para el cuadro clínico humano, es sorprendente».

«Tales hallazgos de efectos a niveles muy bajos no son inesperados», declaró Devra Davis PhD, MPH, presidenta de EHT, señalando un estudio en animales de replicación de la Universidad de Jacobs publicado en 2015 que también encontró que niveles muy bajos de RFR provocaron crecimiento tumoral. «Este estudio confirma una literatura cada vez más amplia y proporciona una llamada de atención a los gobiernos para que promulguen políticas de protección que limiten la exposición al público y al sector privado para hacer que la tecnología segura libre de radiación esté disponible».

En enero de 2017, en una conferencia internacional copatrocinada por Environmental Health Trust y el Instituto Israelí de Estudios Avanzados de la Universidad Hebrea, la Dra. Fiorella Belpoggi, Directora de Investigación del Instituto Ramazzini, presentó el diseño del estudio y los hallazgos de que los animales expuestos a RFR tenían un peso significativamente menor que el resto. La presentación y las diapositivas de Belpoggi están disponibles en la red. Los hallazgos de Ramazzini de menor peso de la camada son consistentes con el estudio del NTP, que también encontró menor peso de la camada en animales expuestos prenatalmente. En ese momento, la revista italiana Corriere publicó un artículo sobre la presentación del estudio Ramazzini y citó la recomendación de Belpoggi de «máxima precaución para los niños y las mujeres embarazadas«.

Al señalar que «los estándares actuales no se establecieron para proteger a los niños, las mujeres embarazadas y el creciente número de bebés y niños pequeños para quienes los dispositivos se han convertido en juguetes», Davis, que también es Profesor Visitante de Medicina del Centro Médico de la Universidad Hebrea y Editor Invitado en Jefe de la revista Environmental Research, agregó:

«Los límites actuales de la FCC, que ya tienen 20 años de antigüedad, se establecieron cuando la llamada promedio era de seis minutos y los costosos teléfonos móviles eran utilizados por muy pocos. Estos nuevos e importantes estudios que cambian el comportamiento muestran que los animales desarrollan los mismos tipos de cánceres inusuales que se observan en los pocos estudios epidemiológicos en humanos que se han realizado. A la luz de estos resultados, Environmental Health Trust se une a expertos en salud pública de los estados de California, Connecticut y Maryland, así como de Francia, Israel y Bélgica, para pedir al gobierno y al sector privado que lleven a cabo importantes campañas educativas de salud pública para promover una tecnología más segura de teléfonos y dispositivos personales, exigir y acelerar los cambios fundamentales en el hardware y el software para reducir la exposición a las radiaciones de RFR/microondas en los ambientes interiores y exteriores, e instituir importantes programas de monitoreo, capacitación e investigación para identificar soluciones, problemas futuros y prevención de peligros y riesgos relacionados.”

«Más de una docena de países recomiendan reducir la exposición de los niños a la radiación de radiofrecuencia, y países como China, Italia, India y Rusia tienen regulaciones de radiación de las antenas de telefonía móvil mucho más estrictas que las de la FCC de los Estados Unidos. Sin embargo, este estudio proporciona evidencia científica que los gobiernos pueden utilizar para tomar aún más medidas», declaró Theodora Scarato, Directora Ejecutiva de EHT.

El artículo es «Report of final results regarding brain and heart tumors in Sprague-Dawley rats exposed from prenatal life until natural death to mobile phone radiofrequency field representative of a 1.8 GHz base station environmental emission» by L. Falcioni, L. Bua, E.Tibaldi, M. Lauriola, L. De Angelis, F. Gnudi, D. Mandrioli, M. Manservigi, F. Manservisi, I. Manzoli, I. Menghetti, R. Montella, S. Panzacchi, D. Sgargi, V. Strollo, A.Vornoli, F. Belpoggi (doi.org/10.1016/j.envres.2018.01.037). Aparece en Environmental Research publicado por Elsevier.

—————————

Nuevo estudio realizado por el Programa Nacional de Toxicología sobre los efectos en la salud de la radiación proveniente de los teléfonos móviles

ntp.niehs.nih.gov/

El Programa Nacional de Toxicología (National Toxicology Program: PNCT)) ha llevado a cabo experimentos en ratas y ratones sobre posibles peligros para la salud debido a la radiación de radiofrecuencia del teléfono móvil. El PNCT publicó un informe sobre algunos importantes descubrimientos del estudio el 27 de mayo de 2016. Los resultados completos de todos los estudios sobre ratones y ratas estarán disponibles para su revisión por pares y comentarios públicos a principios de 2018.

El informe, «Report of Partial Findings from the National Toxicology Program Carcinogenesis Studies of Cell Phone Radiofrequency Radiation in Hsd: Sprague Dawley SD Rats (Whole Body Exposure)», está disponible en http://dx.doi.org/10.1101/055699.


Los hallazgos de este informe fueron revisados por expertos seleccionados por el PNCT y los Institutos Nacionales de Salud. Estas revisiones y respuestas a los comentarios se incluyen como apéndices de este informe, y las revisiones del documento actual han incorporado y considerado estos comentarios.

Aquí están algunos puntos claves sobre el estudio del teléfono móvil:

– La propuesta para que el PNCT estudiase la radiación de radiofrecuencia del teléfono móvil fue realizada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Estos son los estudios más amplios y complejos realizados por el PNCT.

– Para los estudios, ratas y ratones fueron expuestos a frecuencias y modulaciones actualmente utilizadas en comunicaciones de telefonía móvil en los Estados Unidos. Los roedores estuvieron expuestos durante 10 minutos, incrementando de manera paulatina el período de exposición en 10 minutos, totalizando poco más de 9 horas al día desde antes del nacimiento hasta los 2 años de edad.

– El PNCT encontró baja incidencia de tumores en los cerebros y corazones de las ratas machos, pero no en las ratas hembras. Continúan los estudios en ratones.

– El PNCT ha facilitado estos resultados a las Agencias de Regulación federales para que puedan disponer de la información lo más pronto posible para establecer las guías de salud pública acerca de las formas seguras de utilizar teléfonos móviles y otros dispositivos emisores de radiación de radiofrecuencia.

– Anteriores datos de observación en seres humanos recogidos en estudios anteriores realizados a gran escala en grupos de población han encontrado evidencias limitadas de mayor riesgo de desarrollar cáncer por el uso de teléfonos móviles.

El sitio web de la FDA proporciona un par de medidas que las personas puedan adoptar para minimizar la exposición a la radiación cuando usan teléfonos móviles, incluyendo una reducción en el empleo del teléfono móvil y usando el modo de altavoz o auricular para mantener mayor distancia entre la cabeza y el teléfono móvil.

——————————————–

Científicos y médicos advierten de los posibles efectos graves en la salud de las redes 5G

La lista de los científicos firmantes se puede consultar en: http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Cientificos/Declaraciones/170913_scientist_5g_appeal_final.es.pdf

 

—————————————–

El Gobierno desprecia los criterios de salud pública y del principio de precaución al asumir un informe del lobby de la telefonía

El documento, que ha tenido una importante repercusión, ha sido elaborado por el CCARS, una opaca organización impulsada por el Colegio de Ingenieros de Telecomunicación

AMPAs, asociaciones de afectados, de consumidores, vecinales y ecologistas demandan al Ejecutivo una mayor neutralidad y una regulación proteccionista de la contaminación electromagnética

La postura del CCARS allana el despliegue de redes 5G y la expansión desregulada de redes y dispositivos inalámbricos, en detrimento de opciones tecnológicas biocompatibles como el cable y el LIFI

Madrid, 14 de julio de 2017. Tras la publicación del último informe del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), la Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM), que agrupa a decenas de organizaciones sociales, y la asociación de Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud (EQSDS), reclaman prudencia y rigor a políticos y agentes sociales ante sus conclusiones, que sin ambages benefician a los intereses de la industria de la telefonía. Además, denuncian la implicación del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en su presentación y posterior difusión, saltándose las normas básicas de neutralidad o proporcionalidad.

Detrás del Informe sobre Radiofrecuencias y Salud 2016 se halla el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), entidad que coordina el propio CCARS. Llama la atención que una organización que NO tiene entre sus objetivos estatutarios (1) la defensa de la salud se ocupe de este controvertido asunto, colisionando con su propio código deontológico al asesorar en competencias que le son ajenas. Hay que subrayar, además, que el CCARS (2) no figura entre los Organismos Públicos de Investigación regulados por ley (3), ni cumple con los requisitos éticos básicos de transparencia, independencia y pluralidad de criterios.

Por su parte, el ministerio, con su actuación invade competencias en prevención y protección ambiental del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas (4), tal y como recoge el Real Decreto 1066/2001 sobre telecomunicaciones y la propia Ley General de Salud Pública de 2001 en cuanto a la evaluación y actuación de las emisiones electromagnéticas y a la aplicación del principio de precaución.

Si atendemos al contenido del documento del CCARS, este minimiza las advertencias de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS (5), que ya en 2011, tras clasificar a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias como posibles cancerígenos, hizo un llamamiento a aplicar “medidas pragmáticas” para reducir su exposición. Advertencias que hoy se consideran ampliamente superadas en las revisiones científicas más actuales.

Además, el CCARS ningunea las alertas basadas en miles estudios (hoy recogidos en el conocido Informe BioInitiative) como el llamamiento internacional que 225 científicos en bioelectromagnetismo de 41 países realizaron en 2015 a la OMS y a la ONU, solicitando protección ante las radiaciones electromagnéticas que “afectan a los organismos vivos”, y suponen un “aumento de riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductor, déficit en el aprendizaje y la memoria, trastornos neurológicos y efectos negativos en el bienestar general de los seres humanos”.

Por otro lado, el polémico informe del COIT coincide con la estrategia de la industria de la telefonía de impedir la aplicación del Principio de Precaución, en contra del criterio de las asociaciones sanitarias profesionales que representan a miles de médicos y de las más de 17 agencias gubernamentales de salud que apoyan la reducción de la exposición a la radiación inalámbrica de los móviles y otros dispositivos inalámbricos. Una estrategia que, por cierto, es casi calcada a la desplegada hace años por el lobby de la industria del tabaco (6).

Recordemos que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (7) alerta de los efectos biológicos para la salud de estas radiaciones en su Resolución 1815. En ella recomienda aplicar el Principio de Precaución, en especial ante el peligro sobre la salud de los niños y los adolescentes de los dispositivos inalámbricos que emiten microondas (móviles, WiFi, etc.). Hoy en día estas recomendaciones están recogidas y reforzadas en el dictamen sobre “hipersensibilidad electromagnética” de la Sección TEN del Comité Económico y Social Europeo (CESE) de 2015.

En virtud de estas sugerencias, ya son muchos los estados en los que se aplican alguna medida proteccionista (8). En concreto, estados como Francia y Chipre y municipios del estado español como Hospitalet de Llobregat ya adoptan medidas para proteger a la población infantil (9), como prohibir las redes Wi-Fi y las tecnologías inalámbricas en escuelas infantiles o implantar sistemas de comunicación con luz visible –LIFI- (10) en centros sanitarios (como sucede en el Hospital de Perpiñán).

Los ingenieros de telecomunicaciones niegan en su informe la existencia de la electrohipersensibilidad (11). Para ello, se basan en un efecto nocebo descartado por la comunidad científica independiente (2015, 2016), que siempre ha sugerido métodos más objetivos como la imagen médica y los marcadores biológicos en sangre. El citado dictamen sobre hipersensibilidad electromagnética del CESE declara que el negacionismo vulnera los derechos y libertades de las personas afectadas.

Por todo lo anterior, la PECCEM (que está formada por las principales organizaciones vecinales del Estado, colectivos ecologistas, AMPAs, organizaciones de consumidores y colectivos de afectados) y EQSDS requieren al Gobierno de Mariano Rajoy que deje de avalar actos y organizaciones de interés de parte, que vulneran ética y legalidad, y promueva un proceso participativo de las partes implicadas que proceda a una regulación proteccionista de la contaminación electromagnética (12) para compaginar tecnología y salud.

Contacto: coordinacion@peccem.org

www.peccem.org/

https://es-es.facebook.com/peccem/

Twitter: @PECCEM

RESEÑAS Y BIBLIOGRAFIA SOBRE LOS PUNTOS CLAVE DE LA NOTA:

1. Sobre los estatutos del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones, entidad que sostiene financieramente al Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS):

Entre los fines y funciones, estipulados en el artículo 4 de sus Estatutos Generales aprobados en el Real Decreto 261/2002, de 8 de marzo de 2015, se contempla “Defender los derechos e intereses de la profesión en todos los ámbitos” y “Asesorar a los organismos oficiales, entidades y particulares en las materias de su competencia, así como emitir informes y resolver las consultas que le sean interesadas por los mismos o por los colegiados” [https://www.coit.es/coit/normativa-interna/estatutos-coit]

En ningún caso contempla temas relacionados con la salud, por lo que según sus propias normas incumpliría su propio código ético al asesorar a organismos oficiales en este ámbito.

2. Sobre el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS)

 “¿Quién financia al CCARS?”. En su página web aunque se definen como un “comité independiente”, declara que “sus actividades están financiadas por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT)” [http://ccars.org.es/quienes-somos]

Ver “Presentación del Informe sobre Radiofrecuencias y Salud 2016” del CCARS en el sitio web del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones [https://www.coit.es/eventos/presentacion-del-informe-sobre-radiofrecuencias-y-salud- 2016]

 “¿Para quién trabaja el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS)?”. Ver artículo de la asociación AVAATE sobre los orígenes del CCARS y sus miembros, editado en abril de 2017 [http://www.avaate.org/spip.php?article2710]

3. La Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que regula los Organismos Públicos de Investigación no contempla al comité asesor del COIT. [https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2011-9617]

En cualquier caso el CCARS no cumple con los requisitos éticos básicos de transparencia, independencia y pluralidad de criterios exigibles.

4. Sobre las competencias propias del Ministerio de Sanidad y Consumo, las comunidades Autónomas y otras administraciones con funciones en el ámbito de la salud (invadidas por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital):

Ver Real Decreto 1066/2001. Art. 7: “el Ministerio de Sanidad y Consumo, en coordinación con las Comunidades Autónomas, evaluará los riesgos sanitarios potenciales de la exposición del público en general a las emisiones radioeléctricas…” y “desarrollará los criterios sanitarios destinados a evaluar las fuentes y prácticas que puedan dar lugar a la exposición a emisiones radioeléctricas de la población, con el fin de aplicar medidas para controlar, reducir o evitar esta exposición.”… “Asimismo, el Ministerio de Sanidad y Consumo adaptará al progreso científico el anexo II, teniendo en cuenta el principio de precaución…”. [https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2001-18256]

Ver Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública. [https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2011-15623]

o El Artículo 12.2 recoge como factores a tener en cuenta en la vigilancia de salud pública “los riesgos ambientales y sus efectos en la salud, incluida la presencia de los agentes contaminantes en el medio ambiente y en las personas, así como el impacto potencial en la salud de la exposición a emisiones electromagnéticas”.

o “Artículo 3. De los principios generales en salud pública. Las Administraciones públicas y los sujetos privados, en sus actuaciones de salud pública y acciones sobre la salud colectiva, estarán sujetos a los siguientes principios: … d) El Principio de Precaución. La existencia de indicios fundados de una posible afectación grave de la salud de la población, aun cuando hubiera incertidumbre científica sobre el carácter del riesgo, determinará la cesación, prohibición o limitación de la actividad sobre la que concurran”. o Artículo 31.1: “Corresponde al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad hacer efectiva la coordinación del Estado con las Administraciones públicas y los organismos competentes, en el ejercicio de las actuaciones destinadas a la prevención y protección frente a riesgos ambientales para la salud”.

5. Miles de estudios científicos alertan de los riesgos de los campos electromagnéticos. Ver las siguientes revisiones bibliográficas citadas a continuación, las dos primeras constituyeron la base de las resoluciones proteccionistas de las distintas instituciones europeas citadas en el punto 7:

El Informe BioInitiative (2007-2012-2014). Revisión de más de 4.000 estudios. http://www.bioinitiative.org/ en inglés. Ver resúmenes en otros idiomas en: http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Cientificos/Declaraciones/BIOINITIATIVE.cas .pdf]

Monográfico de la International Commission for Electromagnetic Safety (ICEM, 2010) «NonThermal Effects and Mechanisms of Interaction Between Electromagnetic Fields and Living Matter». [http://www.icems.eu/papers.htm]

 “References of over 200 scientific studies and six reviews reporting potential harm at nonthermal levels of radiofrequency/microwave radiation that are below Safety Code 6”. C4ST (2017).

– Si la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la OMS clasificaba en 2011 los CEM de radiofrecuencias como posible cancerígeno (grupo 2b) y su director llamaba a aplicar ya “medidas pragmáticas” para reducir su exposición [http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Legislacion/IARC.WHO_31.05.11_cast.pdf], el Informe BioInitiative en su actualización del 2014 [http://www.bioinitiative.org/new-studies-showhealth-risks-from-wireless-tech/], incide, entre otras cuestiones, en que ya existen pruebas suficientes de cancerogenicidad para el hombre, y se reafirma en 2016 al valorar los primeros datos del estudio del Programa Nacional de Toxicología (NTP) de EEUU [http://www.bioinitiative.org/cell-phone-radiation-study-confirms-cancer-risk/], cuestionando nuevamente los límites de seguridad pública.

– Ver el llamamiento Internacional a la OMS y ONU en 2015 [https://www.emfscientist.org/, http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2015/05/nuevo-llamamiento-cientifico.html] de 225 científicos y expertos en bioelectromagnetismos de 41 países, con artículos revisados entre pares sobre los efectos biológicos o sobre la salud de los campos electromagnéticos, que se suman a llamamientos científicos anteriores [https://ehtrust.org/doctors-scientists-appealstricter-wireless-technology-regulation/], alertando y pidiendo protección ante dichas radiaciones que “afectan a los organismos vivos muy por debajo de las directrices internacionales y nacionales”, incluyendo “aumento de riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductor, déficit en el aprendizaje y la memoria, trastornos neurológicos y efectos negativos en el bienestar general de los seres humanos”.

– Ver las Numerosas asociaciones profesionales (representando a miles de médicos) que ya aconsejan aplicar el Principio de precaución en el ámbito de dispositivos emisores de campos electromagnéticos. [https://ehtrust.org/science/medical-doctors-consensus-statementsrecommendations-cell-phoneswireless/]

6. Sobre las estrategias empresariales iniciadas por el lobby del tabaco para evitar la aplicación del principio de Precaución:

– Ver monográfico de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) “Lecciones tardías de alertas tempranas: ciencia, precaución, innovación” (2013). [https://www.eea.europa.eu/publications/late-lessons-2]:

En el capítulo 7 “La manipulación de la investigación por la industria tabaquera” describe las “estrategias de la industria del tabaco para manipular los datos sobre los riesgos: financiar la investigación que apoye la posición del grupo de interés, esconder la participación de la industria en la investigación, publicar investigaciones que apoyen la posición del grupo de interés, suprimir la investigación que no apoya la posición del grupo de interés, criticar la investigación que no apoya la posición del grupo de interés, cambiar las normas científicas, difundir los datos de los grupos de interés o la interpretación del riesgo en la prensa especializada, divulgar los datos de los grupos de interés o la interpretación del riesgo directamente a los encargados de formular las políticas”.

En las conclusiones (capítulo 28) se alerta de que ante problemáticas complejas y con incertidumbres en las que se debería aplicar el Principio de Precaución, hay prácticas industriales que siguen las estrategias iniciadas por la industria del tabaco en la década de los 50 del siglo XX para “negar, minimizar, distorsionar y depreciar la creciente evidencia”, desviando “el foco de las medidas de precaución fabricando la duda” y fomentando el concepto de la certeza absoluta como la única “buena ciencia” para retrasar las legislaciones de precaución.

– Ver artículo “Science for Skeptics: Myth Versus Fact on Cell Phones and Wi-Fi” Environmental Health Trust (2017) que examina una a una las declaraciones erróneas y negacionistas. “La estrategia de relaciones públicas de la fabricación de la duda se ha utilizado a menudo para retrasar las políticas para controlar o reducir los riesgos ambientales, ya sea el tabaco, el cambio climático, el amianto, el cloruro de vinilo, la radiación de teléfonos celulares u otros agentes. Aquí identificamos y rechazamos las declaraciones erróneas que aparecen en los medios de comunicación en respuesta a los resultados científicos que sugieren que la radiación del teléfono móvil podría ser peligrosa”.

7. Sobre las llamadas de instituciones europeas a aplicar el principio de precaución:

a) Ver algunas resoluciones proteccionistas de Instituciones europeas – Agencia Europea de Medio Ambiente:

2007: http://www.apdr.info/electrocontaminacion/Documentos/Investigacion/Declaraci%C3%B3n_AEMA_apoio_ Bioinitiative.pdf

2009: http://www.apdr.info/electrocontaminacion/Documentos/Investigacion/Directora_AEMA_2009.cas.pdf

2013:

https://www.eea.europa.eu/publications/late-lessons-2/late-lessons-chapters/late-lessons-iichapter-21

-Parlamento europeo:

2008: http://www.apdr.info/electrocontaminacion/Documentos/Institucions_Europeas/Resolucion_Parlamento_Europeo_Bioi nitiative.pdf

2009:

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+TA+P6-TA-2009- 0216+0+DOC+XML+V0//ES

– La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) en su Resolución 1815 (2011) [http://www.apdr.info/electrocontaminacion/Documentos/Institucions_Europeas/P.A. C.E.06.05.11_cas.pdf] – El Dictamen sobre “hipersensibilidad electromagnética” de la Sección TEN del Comité Económico y Social europeo (CESE) en 2015. [https://webapi.eesc.europa.eu/documentsanonymous/eesc-2014-05117-00-02-as-tra-es.doc] http://www.apdr.info/electrocontaminacion/Documentos/Institucions_Europeas/P.A.C.E.06.05 .11_cas.pdf

b) Más de 17 agencias gubernamentales de salud de distintos países de todo el mundo ya han emitido recomendaciones para reducir la exposición a los teléfonos celulares y dispositivos inalámbricos debido a la falta de datos de seguridad [https://ehtrust.org/policy/internationalpolicy-actions-on-wireless/].

Ver documento de la agencia francesa ANSES de 2016 [ https://www.anses.fr/fr/system/files/AP2012SA0091Ra-anx.pdf]

8. Ver “Database of Worldwide Policies on Cell Phones, Wireless and Health” Environmental Health Trust (revision 2017) [https://ehtrust.org/policy/international-policy-actions-on-wireless/]

9. Algunas medidas adoptadas para proteger a la población infantil:

– Ver el artículo 7 de la Ley francesa n° 2015-136 del 9 de febrero de 2015 (« relative à la sobriété, à la transparence, à l’information et à la concertation en matière d’exposition aux ondes électromagnétiques »), en que prohíbe las redes Wi-Fi en las zonas dedicada al hogar, descanso y actividades de los niños menores de tres años, así como la desactivación de estas redes inalámbricas en la escuela primaria cuando no se utilizan para las actividades digitales educativas. En su artículo 6 también aprueba campañas de sensibilización sobre el uso responsable y prudente de los dispositivos móviles y las precauciones para el uso de los dispositivos que utilizan radiofrecuencias.

[https://www.legifrance.gouv.fr/affichTexte.do;jsessionid=8FF0FBD78579184C47E13C8119EFA 33A.tpdila08v_2?cidTexte=JORFTEXT000030212642&dateTexte=20170617]

Entre otras medidas proteccionistas la Ley francesa N° 2010-788, en su artículo Art. L. 511-5, también prohíbe el uso de telefonía móvil en menores de 14 años en los centros de enseñanza. En el artículo Art. L. 5231-3 prohíbe cualquier publicidad que tenga por objeto la venta o el uso de teléfonos móviles a menores de 14 años. [http://cdd.asso.fr/content/download/447/2543/version/1/file/2010.07.13_Loi_n-2010- 788_12juillet2010_engagement_national_pour_lenvironnement.pdf]

– En enero de 2017, el Ministerio de Educación y Cultura de la República De Chipre aplica el Principio de Precaución deshabilitando la red inalámbrica Wi-Fi en las escuelas infantiles y recomendando limitar su uso en las escuelas primarias. [https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://ehtrust.org/wp-content/uploads/CYPRUSPDF-Wirelessin-School-Letter.pdf&prev=search]

– En Abril de 2014, el Ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat aprobó desactivar “todos los wifis inalámbricos en las escuelas municipales de educación infantil (0-3 años) para reducir las emisiones que afectaban a estos centros”.

10. Sobre el Li-Fi. Las comunicaciones por luz visible (VLC, Visible light communication) a partir de lámparas LED (LI-FI) evitan la penetración profunda del cuerpo como ocurre con las microondas y otras ondas de radio.

– Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Lifi#cite_note-19

– “A Comparative Study and Analysis on Li-Fi and Wi-Fi” de Ashmita Shetty en International Journal of Computer Applications (0975–8887) Volume 150 –No.6, September 2016 [http://www.ijcaonline.org/archives/volume150/number6/shetty-2016-ijca-911558.pdf, http://www.ijcaonline.org/archives/volume150/number6/shetty-2016-ijca-911558.pdf]

– Ver video de allodocteurs.fr sobre el despliegue del Li-Fi en el hospital francés de Perpiñán: https://www.youtube.com/watch?v=Cx9yUzXglHU

11. Efecto nocebo y electro sensibilidad:

La negación de la electrohipersensibildad del informe CCARS, que potencia la vulneración de los derechos y libertades de las personas afectadas (como refiere el punto 2.8 y 3 del dictamen del 2015 sobre hipersensibilidad electromagnética de la Sección TEN del Comité Económico y Social Europeo –CESE-) [https://webapi.eesc.europa.eu/documentsanonymous/eesc-2014-05117-00-02- as-tra-es.doc], se respalda en un efecto nocebo descartado por la comunidad científica independiente ante la evidencia de respuestas fisiológicas objetivadas [https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26613326], como recoge la Declaración Científica Internacional de Bruselas sobre EHS y SQM de 2015 [http://electrosensiblesderechosalud.org/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/DeclaracionBruselas-EHS-SQM-2015.pdf] y la Guía de la Academia Europea de Medicina Ambiental de 2016 [http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/ElectroHiperSensibilidad/Guia.EUROPAEM.2016.pdf].

12. Manifiesto europeo por una regulación de la exposición a los campos electromagnéticos (CEM) que proteja realmente la salud pública (2013)

Recoge y profundiza las recomendaciones de la Resolución 1815 (2011) de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) en la línea de aplicar el Principio de Precaución y de los principios ALARA (as low as reasonably achievable) y ALATA (as low as technically) en la exposición (inmisión) a campos electromagnéticos (CEM).

Ver versión en castellano:

http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Campanas/ICE2013/CAS_MANIFIESTO_EUROPE O_DE_APOYO_A_LA_ICE.pdf

FIRMANTES DEL MANIFIESTO: entre los firmantes de este manifiesto europeo hay científicos, investigadores y expertos, así como colegios y asociaciones profesionales, y representantes de organizaciones de la sociedad civil [defensores de la salud, consumidores, vecinos, ambientalistas, ecologistas, sindicalistas, madres y padres, personas afectadas de síndromes de sensibilización central (electrohipersensibilidad, sensibilidad química múltiple, fatiga crónica, fibromialgia, etc.) y de tumores cerebrales, personas comprometidas en la lucha contra la contaminación electromagnética, …) procedentes de 26 países (Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, India, Irlanda, Italia, Macedonia, países Bajos, Panamá, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Eslovaquia, España, Suecia, Suiza y Estados Unidos). Ver la lista en inglés actualizada en diciembre de 2016: http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Campanas/ICE2013/SignatoriesManifes toECI_EMF_June-2016.pdf

————————————————————-

La UE alcanza un acuerdo para la instalación de redes Wifi en plazas públicas, parques, hospitales y otros espacios públicos

Nota: Haciendo caso omiso de los estudios científicos, de las recomendaciones de la OMS y del principio de precaución, los Gobiernos europeos, atendiendo únicamente a los intereses de las Empresas, aprueban una serie de medidas para financiar la instalación de redes Wifi en los espacios públicos.

Los riesgos de las tecnologías inalámbricas es una realidad que cada día afecta a más personas, sobre todo a los niños.

Reproducimos el comunicado de prensa de la Comisión Europea:

Comisión Europea – Comunicado de prensa

Mercado único digital: los negociadores de la UE acuerdan la iniciativa WiFi4EU

Bruselas, 29 de mayo de 2017

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea alcanzaron anoche un acuerdo político sobre la iniciativa WiFi4EU y su financiación, con la que se favorece la instalación de puntos de acceso wifi públicos gratuitos en las comunidades locales de toda la UE: en plazas, parques, hospitales y otros espacios públicos.

Como declaró Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, la iniciativa WiFi4EU ayudará a hacer realidad el objetivo de «dotar a cada pueblo y a cada ciudad de Europa de acceso inalámbrico gratuito a internet en torno a los principales centros de la vida pública de aquí a 2020».

El vicepresidente encargado del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, ha acogido con satisfacción el acuerdo de anoche y ha declarado: «La estrategia del mercado único digital tiene como finalidad construir una Europa totalmente conectada, en la que todo ciudadano tenga acceso a redes digitales de gran calidad. La iniciativa WiFi4EU mejorará la conectividad sobre todo allí donde el acceso a internet es limitado. La iniciativa es bien recibida como un primer paso, pero queda mucho más por hacer para conseguir una conectividad de alta velocidad en todo el territorio de la UE: por ejemplo, mejorar la coordinación del espectro a escala de la UE y fomentar la inversión en las redes de alta capacidad que la UE necesita».

El acuerdo político incluye el compromiso de las tres instituciones de garantizar que se asigne un importe global de 120 millones de euros para la financiación de los equipos destinados a los servicios wifi públicos gratuitos en unos seis mil a ocho mil municipios de todos los Estados miembros. Las fuentes concretas de financiación se determinarán definitivamente en los debates legislativos en curso sobre la revisión del actual programa del marco financiero plurianual. Las autoridades locales podrán solicitar la financiación una vez que el sistema esté establecido.

En la práctica, las autoridades públicas locales (municipios o mancomunidades) que deseen ofrecer wifi en áreas en las que no exista todavía una oferta pública o privada similar podrán solicitar la financiación siguiendo un proceso sencillo y sin burocracia. Se utilizará una subvención asignada en forma de bonos para la adquisición e instalación de los equipos más modernos, es decir, puntos de acceso inalámbrico locales, mientras que la autoridad pública correrá con los costes de gestión de la conexión en sí.

Contexto

 Anunciada por el presidente Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión de septiembre de 2016, la iniciativa WiFi4EU forma parte de la ambiciosa revisión de la normativa de la UE sobre telecomunicaciones, que incluye medidas nuevas para responder a las crecientes necesidades de conectividad de los europeos e impulsar la competitividad de Europa.

 La Comisión revisó recientemente su estrategia para el mercado único digital —una de las principales prioridades de la Comisión Juncker— haciendo balance de los progresos realizados, pero también instando a los colegisladores para que actúen con celeridad respecto de todas las propuestas ya presentadas. La UE se ha dado prisa en conseguir importantes acuerdos sobre la supresión de los recargos por itinerancia, el 15 de junio de 2017, para quienes se desplacen dentro de la UE, sobre la portabilidad de los contenidos, que permitirá a los europeos, ya desde principios de 2018, viajar con las películas, la música, los juegos de vídeo o los libros electrónicos a los que se hayan abonado en su país, o sobre la liberación de la banda de 700 MHz para el desarrollo de la 5G y de nuevos servicios en línea. En cuanto a las propuestas restantes, el resultado final se está negociando actualmente en el Parlamento Europeo y el Consejo.

 Más información

Información más detallada sobre la iniciativa WiFi4EU

Hoja informativa sobre WiFi4EU

Comunicado de prensa sobre la revisión intermedia de la estrategia para el mercado único digital

———————————————-

Documental suizo: Estar conectado puede perjudicar gravemente su salud:

————————————

Unificación de la Mecánica Cuántica y la Relatividad General

El Universo de ondas cuánticas de Milo Wolff dice superar las dificultades y las paradojas de la Teoría Cuántica convencional y la Relatividad General, lo cual tendría aplicaciones en electrónica y Cosmología , dice la Dra. Mae-Wan Ho.

Por la Dra. Mae-Wan Ho

Science in Society

mecanica_cuantica_relatividad_general

Teoría de la estructura ondulatoria de la materia

Milo Wolff (ya retirado), físico matemático de origen estadounidense y experto en software informático, ha tenido una trayectoria muy diversa (1). Ha desempeñado algunas cátedras en el Lejano Oriente, en el Instituto de Tecnología de Massachusets (MIT) e intervenido en el desarrollo de los sistemas de navegación de los cohetes Apollo. Pero su fama le viene sobre todo por la teoría de la estructura ondulatoria de la materia, según la cual el electrón estaría representado por dos ondas cuánticas esféricas, una moviéndose radialmente hacia afuera y la otra moviéndose radialmente hacia dentro, dando lugar a ondas estacionarias, en cuyo centro se encontraría nominalmente la partícula, el electrón. Estas ondas cuánticas se extienden por todo el Universo; todas las ondas se mezclan e interfieren entre sí. Esta representación es capaz de superar las grandes paradojas y dificultades de la Teoría Cuántica convencional y de la Relatividad General (2,3).

Antecedentes

El físico y filósofo austríaco Ernst Mach (1838-1916) propuso en 1883 que la Ley de la Inercia dependía de toda la materia del Universo (4):

«La inercia de cualquier sistema es el resultado de su interacción con el resto del Universo. En otras palabras, cada partícula del universo ejerce una influencia sobre todas las demás partículas… Cuando el metro se detiene bruscamente, son las estrellas fijas las que tiran bruscamente hacia abajo”.

Esto se conoce como el principio de Mach.

- Formación de Ondas Estacionarias - Representan las Ondas como Transversales, como ondas en el agua, ondas en una cuerda - algo engañoso comparado con las ondas reales en el espacio (fuente: Gabriel LaFrenière )

– Formación de Ondas Estacionarias – Representan las Ondas como Transversales, como ondas en el agua, ondas en una cuerda – algo engañoso comparado con las ondas reales en el espacio (fuente: Gabriel LaFrenière )

La Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein estuvo influenciada por el principio de Mach (5,6), aunque no se incluye en la teoría. La razón estriba en los fundamentos mismos de la Física Clásica.

Los fundamentos de la Física Clásica se derivan de las ecuaciones del físico matemático escocés James Clerk Maxwell (1831-1879), que representa la materia como cargas puntuales y ondas electromagnéticas. El físico teórico inglés Paul Dirac (1902-1984) nunca aceptó la idea de las partículas puntuales porque la Ley de fuerzas de Coulomb tendría que ser corregida mediante renormalización (7):

No estaríamos aplicando las matemáticas de una manera sensata. Utilizar las matemáticas de manera sensata implica un cierto descuido hacia las cantidades excesivamente pequeñas, pero no cuando se rechazan cantidades infinitamente grandes”.

El físico cuántico austríaco Erwin Shrörinder (i887-1961) también propuso que se eliminasen las partículas puntuales considerando una estructura de onda cuántica (8):

Lo que observamos como cuerpos y fuerzas materiales no serían más que formas y variaciones en la estructura del espacio”.

En 1928, Dirac buscaba una conexión entre la conservación de la energía dada por la fórmula E2 = p2c2 + m02c4 y la teoría cuántica de Shrödinger. Escribió:

La nueva mecánica cuántica, cuando se aplica al problema de la estructura del átomo y se consideran los electrones como una carga puntual, no se obtienen unos resultados que concuerden con la experimentación”.

Utilizó el concepto de spin, que había sido introducido previamente por otros, entre ellos el físico teórico austríaco Wolfgang Pauli (1900-1958), que terminó diciendo que la ecuación de Dirac produce unos resultados experimentales correctos, pero que la magnitud del spin (momento angular orbital) no sería una constante (9,10).

Los físicos teóricos estadounidenses John Archibald Wheeler (1911-2008) y Richard Feynman (1918-1988) trataron de abordar el mismo problema modelando el electrón como ondas esféricas hacia dentro y hacia fuera para explicar las fuerzas de radiación, pero fallaron porque no hay soluciones esféricas en las ecuaciones vectoriales de ondas electromagnéticas.

Sustitución de las partículas puntuales y ondas electromagnéticas vectoriales por ondas esféricas cuánticas

La estructura de onda de Milo Wolff (2,3) sustituye las partículas puntuales y las ondas electromagnéticas por ondas cuánticas escalares esféricas de entrada y salida (en oposición a las ondas electromagnéticas vectoriales de Wheeler y Feynman). Esta estructura de onda cuántica para el electrón posee todas las propiedades experimentales del electrón y elimina las paradojas de la Mecánica Cuántica y la Cosmología. La no consideración del electrón como una partícula material también elimina la interpretación probabilística de las funciones de onda, es decir, “Dios no juega a los dados”, como dijo Einstein.

Hay dos soluciones de ondas esféricas:

Onda de salida Øout = (1/r) Øo eiwtkr                                  (1a)

Onda de entrada Øin  = (1/r) Øo eiwt+kr                                  (1b)

Donde Ø es una amplitud de onda escalar; w la frecuencia 2pmc2/h, k es el número de onda; r es el radio del centro de onda. Estas dos ondas se pueden combinar en sólo dos formas que se convierten en las estructuras del electrón-positrón.

Electrón Øin – Øout + CW spin                                   (2a)

Positrón ØoutØin + CCW spin                                (2b)

CW (en sentido horario) y CCW (en sentido contrario a las agujas del reloj) son operadores de rotación (spin) de las ondas en el centro. Cada par de ondas contiene una onda interna que gira dos veces en el centro convirtiéndose en una onda saliente [Figura 1] (3). La razón de esto es que las ondas esféricas deben cambiar continua y suavemente la amplitud cuando cambia la dirección del movimiento sin retorcer el espacio, y sólo hay una manera de hacerlo, con la rotación CW o CCW.

Se ha demostrado (12) que en la rotación esférica, el espacio vuelve a su estado inicial después de dos vueltas, y cualquier oscilador exponencial eiwt  es un spinor. En una rotación esférica no hay un eje fijo. La simetría esférica se conserva porque el centro de rotación es un punto. Es significativo que sólo el espacio tridimensional tenga esta propiedad única. Wolff se dio cuenta de que las ondas exponenciales de entrada-salida eran los spinors físicos reales que satisfacían la ecuación de Dirac. La rotación e inversión de la amplitud de onda hacia dentro en el centro puede representarse por el álgebra del spinor de Dirac. Un sentido de rotación produce el electrón, el otro, el positrón. Esta es la razón por la que cada partícula cargada tiene una antipartícula. Los dos giros de la onda en cada ciclo produce un momento angular de + h/4p, el resultado de Dirac. Tanto la amplitud como la dirección de las ondas son exactamente opuestas en el electrón y el positrón, razón por la cual su superposición produce experimentalmente su neutralización.

mecanica_cuantica_relatividad4

mecanica_cuantica_relatividad2mecanica_cuantica_relatividad3

Onda entrante + onda saliente = onda estacionaria

(fuente: Gabriel LaFrenière )

Figura 1. Las ondas esféricas del electrón y del positrón

Las ondas esféricas de un electrón inicial se encuentran con las ondas de otros electrones. En cada encuentro, una señal del electrón inicial se transfiere a las ondas de salida de otros electrones. Las ondas generadas se convierten en una combinación de Huygens (un solo frente de onda) para la entrada de onda del electrón inicial. Esta entremezcla de ondas hace que cada partícula sea un holograma tridimensional de todos los demás en el Universo (2) [Figura 2]

Figura 2: Formación de ondas cuánticas en sucesivas oleadas

Figura 2: Formación de ondas cuánticas
en sucesivas oleadas

Intercambio de energía a través de las ondas cuánticas y acción a distancia

La transferencia de energía carece de un mecanismo en el marco clásico. Woff (13) amplió el principio de Mach para calcular la densidad del medio de onda como la suma de las ondas de cada partícula (1080) en nuestro universo, teniendo en cuenta la ley del cuadrado inversamente proporcional a la distancia. A partir de la densidad del medio, la amplitud de las ondas y el movimiento de cada partícula pueden calcularse porque la velocidad de onda c está determinada por la densidad del espacio. La transferencia de energía llevada a cabo por las ondas cuánticas del electrón a la velocidad c es percibida por nosotros como ondas de luz.

El principio de Mach fue criticado porque parecía requerir de una acción instantánea a distancia. La respuesta es que el intercambio de energía debido a las ondas cuánticas se está produciendo continuamente en el espacio vacío. Esa es la base de la acción instantánea a distancia. La inercia es una interacción entre un objeto acelerado y su espacio circundante. La densidad del espacio determina la forma de la materia (centros de ondas), y a la inversa, cada centro de onda (materia) contribuye a la densidad del espacio del universo [“El espacio le indica a las ondas cómo comportarse y las ondas le dicen al espacio lo que es». ] Esto es esencialmente el mismo bucle de retroalimentación que está implícito en la Relatividad General de Einstein.

Wolff (13) también derivó una relación entre el radio efectivo r del electrón, el radio R del Universo de Hubble (en expansión) y el número de partículas N del Universo, lo que se ha denominado Ecuación del Cosmos.

r2 = R2/(3N)      

El valor de r corresponde a la estimación clásica del radio del electrón ~10-15 m. Las ondas de un electrón tienen una densidad de onda máxima finita en el centro, eliminando así la necesidad de una renormalización, algo que inquietaba a Dirac, Feynman y otros.

Leyes naturales

Wolff proporciona un resumen de las leyes naturales que pueden derivarse de la estructura del electrón en las ecuaciones (2a, 2b) (3), algunas de las cuales ya se han mencionado.

a.- El efecto Doppler entre dos estructuras de onda que se mueven una en relación a la otra, el observador y la fuente, se puede deducir utilizando las matemáticas de Doppler. Se calcula escribiendo dos ondas con las ecuaciones (2a, 2b) para dos electrones relativamente móviles. El efecto Doppler se inserta tanto en las ondas que entran como en las que salen. Entonces uno se encuentra que por el efecto Doppler resultante de cada una de las ondas, que contienen la masa y la frecuencia, se produce un factor de incremento de masas relativista (que tendrá aplicación en la nueva cosmología). La longitud de onda Doppler se obtiene mediante la fórmula de Broglie l = h/p y la velocidad de la fase contiene la longitud de onda de Compton l = h/mc. No parece existir ninguna dependencia de la dirección de la velocidad relativa, como se observa experimentalmente, y no había ninguna explicación teórica antes de la estructura de onda de la materia de Wolf. Como la onda que entra y la que sale tienen papeles simétricos en el efecto Doppler, no puede haber ninguna dependencia respecto de la dirección.

b.Las ondas de electrones y positrones se aniquilan cuando se superponen.

c.- El spin de h/4p debe dar una doble rotación en el centro de la onda de entrada para convertirse en la onda de salida.

d.La conservación de la energía, porque sólo los estados idénticos de onda pueden resonar entre sí, produciendo cambios de frecuencia iguales y opuestos (energía).

e.– Las interacciones de la fuerza eléctrica parecen producirse (como propone Schröringer) en los centros de alta densidad y los centros de onda aparecen como cargas puntuales.

f.- La gravedad se produciría del siguiente modo: la onda entrante que llega al centro establece la posición y el movimiento de una partícula. La materia cercana modifica la densidad del medio circundante. El cambio de densidad del medio cambia el movimiento de la onda, moviendo la partícula hacia la materia, apareciendo la gravedad y otras fuerzas.

g.- La carga, la paridad y la invarianza del tiempo de transformación de un electrón , algo conocido en la Mecánica Cuántica desde hace muchos años, y que se encuentran en las ecuaciones (2a, 2b).

h.- La inercia aparece por la aceleración de la materia que cambia su frecuencia Doppler en relación al medio de onda. La restauración del equilibrio de la frecuencia produce intercambios de energía con el medio, que se muestra como una fuerza local F = ma. El intercambio total de energía seguirá la regla relativista (a) anterior, la cual a pequeña velocidad se convierte en la familiar energía cinética E = ½ mv2.

Aplicaciones

collective_electrodynamicsLa consecuencia electromagnética de la estructura ondulatoria de la materia de Wolff fue investigada por Carver Mead, un ingeniero del Instituto de Tecnología de California, en su premiado libro Colectiva Electrodinámica [14]. Este libro se ha hecho muy popular en Silicon Valley porque muestra las formas correctas de resolver el electromagnetismo de los circuitos de transistores, reemplazando las ecuaciones de Maxwell. Es muy probable que tenga otras aplicaciones adicionales en el diseño de microprocesadores y en microelectrónica.

Otra área donde la naturaleza Machiana de la teoría de Wolff y la masa relativista puede encontrar importantes aplicaciones es la Cosmología, especialmente en el desplazamiento intrínseco hacia el rojo de los quásares [15] (La Teoría de los Quásares de Halton Arp revisada, y otros artículos de la serie).

Referencias

  1. Biography of mathematical physicist Dr Milo Wolff. On Truth and Reality, accessed 27 February 2016, http://www.spaceandmotion.com/Wolff-Biography.htm
  2. Wolff M. Spin, the origin of the natural laws, and the binary universe. California Section of the American Physical Society, 30 March 2001, University of California, Irvine, California.
  3. Wolff M. and Haselhurst G. Light and the Electron – Einstein’s last question. Presentation at meeting “Beyond Einstein”, Stanford University, 2004.
  4. Mach E. The Science of Mechanics, Open Court, London, 1960.
  5. Einstein A. The Meaning of Relativity, Princeton University Press, Princeton, 1955.
  6. Lichtenegger H and Mashhoon B. Mach’s Principle. arXiv:physics/0407078v2 [physics.hist-ph] 31 Mar 2008
  7. Dirac P. Quantum electrodynamics. Nature 1937, 174, 321.
  8. Schrödinger E. In Schrödinger – Life and Thought, Cambridge University Press, p. 327, 1989.
  9. Dirac PAM. The quantum theory of the electron. Proc Roy Soc A 1928, 117, 610-23.
  10. Dirac PAM. The quantum theory of the electron. Part II. Proc Roy Soc A 1928, 118, 351-61.
  11. Wheeler JA and Feynman R. Interaction with the absorber as the mechanism of radiation. Rev Mod Phy 1945, 17, 157-181.
  12. Battey-Pratt E and Racey T. Geometric model of fundamental particles. Int J Theor Phys 1980, 19, 437-75.
  13. Wolff M. Fundamental laws, microphysics and cosmology. Physics Essays 1993, 6, 181-203.
  14. Mead C. Collective Electrodynamics, MIT Press, Mass, 2002.
  15. Ho MW. Halton Arp’s theory of quasars re-visited..

—————————————————————–

 

Efectos en la salud de la radiación procedente de los dispositivos inalámbricos: ¿posible o probable?

Conferencia del Dr. Dariusz Leszczynski en Melbourne, Australia, el pasado 23 de noviembre de 2016

Profesor Adjunto de Bioquímica de la Universidad de Helsinki, Finlandia

Editor Jefe de la revista Fronteras en la Radiación y Salud, Suiza.

Blog científico: Entre la espada y la pared

QUIÉN SOY… LABOR DOCENTE Y TRABAJOS DESEMPEÑADOS

Dos doctorados y docente en Bioquímica

Experto independiente; labores de asesoramiento y conferencias

22 años en STUK (1992-2013)

Jefe del Laboratorio de Biología de la Radiación (2003-2007)

Profesor de investigación (2000-2013)

Profesor Asistente en la Facultad de Medicina de Harvard, Estados Unidos (1997-1999)

Profesor en la Universidad de Zhejiang, Hangzhou, China (2006-2009)

Profesor visitante en la Universidad Tecnológica de Melbourne, Australia (2012-2013)

QUIÉN SOY… EXPERIENCIA

20 años de trabajo experimental sobre campos electromagnéticos y la salud

Audiencia en la Cámara de los Comunes del Parlamento de Canadá, 2015.

Audiencia ante el Ministro de Salud y Bienestar Familiar de la India, 2014.

Audiencia ante el Comité de Asignaciones del Senado de los Estados Unidos, 2009.

Miembro del Grupo de Trabajo de la IARC durante 2011 para la clasificación como carcinógenas las radiaciones procedentes de los teléfonos móviles.

Asesoramiento del Parlamento de Finlandia; las Academias Nacionales de los Estados Unidos; Organización Mundial de la Salud; Bundesamt für Strahlenshutz, Alemania; Comisión Internacional sobre la Protección contra la radiación no ionizante (ICNIRP); Fundación Nacional Suiza; Organización de Investigación de la Salud y Desarrollo, los Países Bajos.

Efectos: térmicos frente a no térmicos

Los términos térmico y no térmico generan una cierta confusión

Sería más correcto hablar de efectos por exposiciones de bajo nivel, es decir, dentro de los niveles permitidos o por debajo de los actuales límites de seguridad

Los efectos por exposiciones de bajo nivel = efectos no térmicos, que los hay.

Los estudios epidemiológicos y mediante electroencefalogramas proporcionan pruebas convincentes en humanos, efectos no térmicos (efectos por bajo nivel de exposición).

• Los estudios epidemiológicos muestran efectos provocados por los teléfonos móviles

• Los electroencefalogramas muestran también un efecto, incluso si no es dañino a bajos niveles de exposición.

IARC (Agencia Internacional de Investigación del Cáncer) 2011: Estudios epidemiológicos

Estudios Interphone y Hardell

• No hay datos fiables de exposición basados en los recuerdos de una persona.

• Aumento del riesgo en las personas que lo utilizan con profusión durante largos períodos de tiempo.

Niños, sólo CEFALO

• Exposición de los 2 a los 4 años.

• Desde el punto de vista estadístico no se pueden detectar los riesgos pequeños.

A parte de la IARC: estudios epidemiológicos

Tendencia de datos, Little et al. 2012: lento aumento de los casos de cáncer cerebral en los Estados Unidos.

• Tendencia similar a la predicción del estudio Interphone, pero no de la predicción del estudio Hardell.

El estudio de actualización de la Cohorte danesa, 2011- sin efectos.

• no hay datos de exposición, sino sólo la duración del servicio con el proveedor telefónico.

Estudio con millones de mujeres, año 2014: ningún efecto observado, pero los datos de exposición son inadecuados.

• Uso del teléfono móvil: nunca, menos de una vez al día, todos los días.

Estudio CERENAT en Francia, año 2014: efectos observados como en los estudios Interphone y Hardell.

• no hay datos fiables basados en los recuerdos de la persona.

Chapman et al. 2016

• Alegaciones falsas de 29 años de uso y 10 años de latencia del cáncer cerebral.

Interphone: 3 artículos científicos de un único conjunto de datos.

• Larjavaara et al. 2011: datos parciales; los resultados no apoyan la hipótesis de la aparición de gliomas entre los usuarios de los teléfonos móviles, que se producirían preferentemente en aquellas parte del cerebro más expuesta a la radiofrecuencia.

• Cardis et al. 2011: datos parciales; hay escasas evidencias de asociación de los gliomas y meningiomas cuando se realiza una estimación completa de las dosis de radiofrecuencia, en lugar de tener en cuenta sólo el uso del teléfono móvil en el análisis del grupo de control.

• Grell et al. 2016: conjunto completo de datos; asociación estadísticamente significativa entre la distribución intracraneal de los gliomas y la colocación (posible sesgo) del teléfono móvil.

Los estudios epidemiológicos emplean datos pobres sobre la exposición a la radiación.

• Cuando un estudio no muestra ningún efecto eso no quiere decir que no lo haya.

• Cuando un estudio muestra un efecto, no prueba que tal efecto exista, pero…

• Indica que el efecto es posible o probable, porque se ve un efecto incluso en situaciones en las que se utilizan datos de exposición a la radiación muy pobres. Tales estudios subestiman el efecto.

Evidencias epidemiológicas que apoyan el riesgo de cáncer

La clasificación de la IARC se basó en los resultados de los estudios Interphone y Hardell.

En 2014 se publicó un nuevo estudio epidemiológico, CERENAT, realizado en Francia.

El estudio francés llegó a conclusiones similares a las de los estudios Interphone y Hardell: el uso durante un largo período de tiempo y con profusión del teléfono móvil aumenta el riesgo de desarrollar cáncer cerebral.

El análisis de los datos completos realizado en 2016 del estudio Interphone confirma la presencia del cáncer en la zona más expuesta del cerebro.

Se han realizado tres réplicas de un mismo tipo de estudio epidemiológico, estudio de casos y grupos de control, y sugieren que la radiación del teléfono móvil podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer cerebral.

La duración de la llamada no dice mucho sobre la exposición a la radiación

radiacion1
Todos los estudios epidemiológicos se basan en datos de exposición poco fiables

La duración de las llamadas o la duración del contrato con el proveedor del servicio no dice si se usó alguna vez o nunca el teléfono móvil, de modo que no informa de la exposición real del usuario al teléfono móvil.

Usando datos de exposiciones anteriores, con personas expuestas a diferentes niveles de radiación, se colocan en el mismo grupo sometido a evaluación, lo que diluye la gravedad de los resultados.

El estudio en curso, COSMOS, recopila datos de exposición basándose en la duración de las llamadas.

Existe una manera de recopilar datos reales de exposición mediante el uso de aplicaciones instaladas en los teléfonos móviles actualmente utilizados.

Aplicación para teléfono móvil que mide la exposición a la radiación

La aplicación mide la exposición procedente del teléfono móvil, de las antenas de telefonía y dispositivos wifi.

Para que los usuarios controlen los niveles de exposición.

Para que los científicos recojan datos de exposición a la radiación

radiacion2
Algunas sugerencias por parte de algunos científicos dicen que esta aplicación podría sobreestimar la exposición y corporal y la tasa de exposición específica (SAR). Los desarrolladores de Quanta Monitor no están de acuerdo con esta apreciación.

Estudios en humanos

La gran mayoría son estudios de los estados de ánimo realizados por psicólogos.

• Se pregunta a los sujetos cómo se sienten cuando reciben radiación y cuando no hay tal.

• Se deben aprobar normas para las personas electrosensibles (EHS), pero la cuestión es saber dónde establecer el nivel máximo de radiación.

• De lo contrario, los campos electromagnéticos serían considerados como el único factor que no influye en la sensibilidad individual.

• El problema de las normas de higiene y salud ambiental, es que han sido establecidas por psicólogos y no por fisiólogos, empleando métodos erróneos.

• La definición de salud hecha por la OMS, ¿cómo considerarla? La clasificación de la IARC justifica las razones para hablar de bienestar social y mental.

Ausencia de estudios que analicen las respuestas bioquímicas de los tejidos humanos (!)

• Estudios de proteómica de una sola capa.

• Dos estudios examinaron el metabolismo de la glucosa en el cerebro.

IARC, 2011: estudios en animales

No es posible la utilización de los métodos toxicológicos clásicos

• No es posible una sobredosis de radiación procedente del teléfono móvil debido a los efectos de calentamiento.

• Según las normas clásicas de la toxicología, la Radiofrecuencia sería considerada nociva para los seres humanos.

• Exposiciones de por vida a la radiación a dosis similares a las emitidas por los teléfonos móviles no muestran ningún efecto, pero el resultado no tiene validez para la estimación de riesgo para la salud humana.

Resulta falso decir que debido a que los estudios con animales no muestran efectos, eso significaría que las personas no sufrirían ningún riesgo.

Los estudios cocancerígenos muestras algunos efectos: la radiación potenciaría los efectos de productos químicos cancerígenos o de la radiación.

• La réplica publicada por Tillmann et al, 2010, ha sido confirmada por el estudio de Lerchl et al. 2015.

Exposiciones poco realistas en los estudios mecanicistas

radiacion3
Discrepancia entre los niveles máximos de exposición in vitro y los niveles reales de exposición de los teléfonos móviles que operan a 900/1800 Mhz.

El análisis demostró que la exposición de la piel, la sangre y los tejidos musculares puede superar los 40W/kg a nivel celular. En consecuencia, los estudios in vitro que no detectan efectos o son mínimos en respuesta a una exposición máxima de 2W/kg o menos a nivel celular, puede tener un valor escaso para analizar el riesgo de exposición a unos niveles más realistas de la radiación procedente de los teléfonos móviles. Por lo tanto, recomendamos que en futuros experimentos in vitro se utilicen niveles de absorción específicos que reflejen las exposiciones máximas y que se incluyan grupos de control de temperatura adicionales para tener en cuenta el calentamiento de la muestra”.

Los niveles de exposición a la radiación de células in vitro son significativamente inferiores a las exposiciones recibidas en estudios epidemiológicos.

Exposiciones poco realistas utilizadas en estudios in vitro en el laboratorio son la razón por la cual no se ha establecido con claridad el mecanismo de los efectos.

Los estudios mecanicistas deben repetirse con unos mayores niveles de exposición a la radiación.

Mecanismos de algunos de los efectos biológicos: respuesta al estrés celular

Proliferación celular y expresión de los genes reguladores del cáncer

Proliferación celular y expresión de los genes reguladores del cáncer

Cambio de las reglas del juego después de la consideración de la IARC en 2011

Se refuerzan las evidencias de la carcinogenicidad de la radiación del teléfono móvil.

Estudios epidemiológicos

Coureau G., et al. Uso del teléfono móvil y tumores cerebrales en el estudio CERENAT de casos y grupo de control. Occup Environ Med. 2014; 71: 514-522.

Grell et al. Distribución intracraneal de los gliomas en relación con la exposición a los teléfonos móviles. Análisis del estudio INTERPHONE. Am J Epi. Nov. 2016; 10.193/aje/kww082

Estudios en animales. Réplica por parte del grupo de Lerchl del estudio de Tillman et al.

Lerchl A. et al. Fomento de tumores por exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia por debajo de los límites de exposición para los seres humanos. BBRC 2015; 459: 585-590.

Dosimetría. Reevaluación de la dosimetría in vitro por Schmid & Kuster

Schmid G. & Kuster N. Discrepancia entre los niveles máximos de exposición in vitro y los niveles reales de exposición de los teléfonos móviles que operan a 900/1800Mhz. Bioelectromagnetismo, 2015; 36: 133-148.

En mi opinión, la información de que disponemos actualmente, es decir las evidencias científicas de los estudios epidemiológicos y estudios en animales, es suficiente para establecer la posible carcinogenicidad de la radiación procedente de los teléfonos móviles (Grupo 2B) o como probablemente carcinógenas (Grupo 2A)

Razones para invocar el principio de precaución

La información científica es insuficiente, inconclusa o incierta

• Clasificación de la IARC como posiblemente carcinógenas (Grupo 2B)

Existen indicios de que posibles efectos sobre la salud humana potencialmente peligrosos

• Estudios epidemiológicos Interprhone, Hardell y CERENAT

Incoherencia con el nivel de protección establecido

• Estudios epidemiológicos muestran un mayor riesgos por el uso a largo plazo según se ha observado en la población que ha utilizado el teléfono móvil con regularidad. Hay una insuficiente protección para los usuarios cumpliendo las actuales normas de seguridad.

• Los estudios epidemiológicos proporcionan pruebas convincentes de la presencia de efectos, efectos por bajos niveles de exposición.

Impacto de la aplicación del Principio de Precaución

Precaución no es igual que prevención

Fuerte oposición por parte de la Industria de Telecomunicaciones

• Los proveedores de tecnología tendrían que hacerse responsables de probar que sus productos son seguros.

• Requerimiento de la tecnología fuese más eficiente (menores niveles de radiación).

• Limitar el despliegue desenfrenado y descontrolado de las actuales redes inalámbricas.

Aumentar el conocimiento por medio de nuevas investigaciones

Crear nuevos puestos de trabajo en investigación y tecnología.

Brechas en la investigación

Algunos ejemplos

• Estudios epidemiológicos con datos reales de exposición a la radiación

• Búsqueda de subpoblaciones sensibles utilizando métodos bioquímicos.

• Averiguar si se produce en las personas daño en el ADN

• Examinar si resulta dañada la barrera hematoencefálica.

Falta de una visión clara sobre lo que se necesita para establecer el riesgo para la salud.

Científicos responsables de crear y mantener lagunas en la investigación

Mala supervisión por parte de los organismos de financiación de la actividad de los científicos.

Conclusiones

La clasificación de la IARC de la radiación de los teléfonos móviles como posiblemente carcinógena es una razón para invocar el principio de precaución

Las afirmaciones de que las actuales normas de seguridad protegen a todos los usuarios no estas respaldadas por las evidencias científicas.

Los usuarios deben estar mejor informados sobre la actual incertidumbre científica y recomendarles encarecidamente que no mantengan los teléfonos móviles cerca de su cuerpo (por ejemplo en los bolsillos).

Deben utilizarse los datos reales de exposición a la radiación en los estudios epidemiológicos.

¿Qué efectos son posibles o probables por la radiación procedente de los dispositivos inalámbricos?

• Según la clasificación de la IARC, 2011: posibilidad de cáncer

• Evidencias actuales, año 2016, sobre el cáncer: más probable que posible.

• El cáncer seguirá considerándose una enfermedad rara

• La radiación procedente de los dispositivos inalámbricos podría estar actuando como cocarcinógeno

• de ahí un muy lento aumento de los casos de cáncer a pesar del gran número de usuarios

• el impacto de la latencia en difícil de estimar

• Otras enfermedades: pruebas demasiado limitadas como para poder extraer conclusiones fiables.

• Necesidad de una revisión integral de todos los esfuerzos de apoyo a la investigación que proporcionen datos útiles para la estimación del riesgo para la salud.

Dariusz Leszczynski, Conferencia ARPANSA, Melbourne, Australia, 23 de noviembre de 2016


Presentación del profesor Leszczynski (en inglés) (pdf)

—————————————

Los problemas de las bombillas LED

Por el Dr. Mercola, 1 de diciembre de 2016

articles.mercola.com

lampara_led

No hace mucho tiempo, relativamente hablando, que los seres humanos se despertaban y se acostaban con la salida y la puesta del sol.

La invención de la iluminación artificial moderna ha permitido trabajar sin descanso durante las 24 horas del día, algo que de otro modo supondría la más absoluta oscuridad durante la noche; nuestros cuerpos no se han adaptado a esta intromisión de la luz cuando debiera reinar la oscuridad.

Los seres humanos se han visto amparados por el resplandor de la luz del fuego, con sus longitudes de onda amarilla, naranja y roja, que parece que no tienen los efectos perjudiciales ( tales como la eliminación de la producción de malatonina) de otras longitudes de ondas de la luz, como la luz blanca y la azul.

La luz azul, que es una radiación presente cuando el sol brilla en toda su intensidad, es particularmente problemática. Los fotorreceptores, o células sensibles a la luz, presentes en nuestros ojos, activan diferentes procesos del núcleo supraquiasmático, una pequeña región situada en el hipotálamo del cerebro.

Uno de estos procesos es la transmisión a la glándula pineal de la presencia de luz azul, lo que se traduce en un cese en la producción de melatonina para así facilitar el estado de vigilia. Cuando se pone el sol y disminuye la intensidad de la luz azul, la producción de melatonina aumenta, lo que ayuda a conciliar el sueño.

La introducción de la luz azul de las lámparas LED

Estamos sometidos a un experimento sin precedentes en cuanto a la exposición a la luz, no sólo debido al uso generalizado de la luz artificial, sino también porque en los últimos 20 años se han desarrollado lámparas LED que emiten luz azul (diodos emisores de luz), y que están presentes en los aparatos electrónicos, desde el teléfono móvil, a los ordenadores y la TV de pantalla plana.

La lámparas LED están reemplazando a la tecnología anterior de iluminación, las bombillas incandescentes y las lámparas fluorescentes compactas (CFL). Hay buenas razones para este cambio, ya que las lámparas LED son mucho más eficientes desde el punto de vista energético, son más duraderas y producen una excelente calidad de luz en comparación con otros tipos de iluminación.

De acuerdo con el Departamento de Energía (DOE), las luces LED consumen un 75% menos de energía, sin embargo duran 25 veces más que la iluminación incandescente (1).

Se estima que con el uso generalizado de las lámparas LED, en el año 2027 se podría ahorrar la producción eléctrica equivalente a 44 plantas de energía eléctrica cada año, lo que sumaría un total de al menos 30.000 mil millones de dólares de ahorro. De acuerdo con el Departamento de Energía (2), las diferencias con las bombillas incandescentes serían principalmente tres:

– Emiten muy poco calor en comparación con las bombillas incandescentes y CFL, que liberan el 90% y el 80%, respectivamente, de su energía en forma de calor.

– Los LED emiten luz en una dirección específica, lo que las hace más eficientes y reduce la necesidad de reflectores y difusores.

– La luz procedente de las lámparas LED es una mezcla de luz roja, verde y azul, que se combinan para producir una luz blanca (3); la luz es más blanca y más azul que la de las bombillas incandescentes, que contienen una luz más amarilla y roja.

La luz blanca de las lámparas LED es tan brillante y eficiente desde el punto de vista energético que alrededor del 10% de los municipios de los Estados Unidos están usando este tipo de iluminación en las farolas, y se espera que siga creciendo (4), Por desgracia, con este cambio de tecnología han aparecido un conjunto de potenciales problemas.

La luz azul de las lámparas LED confunde al cerebro

Cuando su cerebro capta una luz azul durante la noche se produce una mezcla de mensajes, lo que puede acarrear problemas de salud. Según una encuesta realizada por la Fundación Nacional de Sueño, se encontró que aquellas personas con problemas habían estado viendo la televisión o utilizando un dispositivo electrónico una hora antes de irse a la cama por lo menos un par de noches por semana (5).

En el año 2011, por ejemplo, los investigadores descubrieron que la exposición nocturna a una pantalla de un ordenador con retroiluminación LED afectaba a la fisiología circadiana. En 13 hombres jóvenes, la exposición durante cinco horas a una pantalla iluminada por LED durante la noche provocó el cese en la producción de melatonina y somnolencia (6).

Otra investigación reveló que “la luz procedente de diodos provocó la supresión en la producción de melatonina en función de la dosis en los seres humanos” (7).

En lo que se refiere a una tablet, es suficiente su uso durante dos horas por la noche para reducir la producción de melatonina (8), mientras que un uso durante 4 horas conlleva la pérdida del sueño y de mayor tiempo para conciliar el suelo, siendo el sueño de menor calidad que el de aquellos que leen libros en papel durante el mismo período.

Incluso conducir por una área iluminada por lámparas LED puede producir un desfase en su cuerpo. En la asamblea anual del año 2016 de la Asociación Médica Americana (AMA), se emitieron nuevas directrices para “reducir en los seres humanos los efectos nocivos de la alta intensidad de las lámparas LED del alumbrado público” (9).

La AMA señaló que las luces LED blancas “tienen un impacto cinco veces mayor” en los ritmos circadianos del sueño que las farolas convencionales. Esto puede conducir a problemas del sueño y otros efectos adversos relacionados.

La miembro de la AMA, la Dra. Maya A. Babu, dijo en un comunicado de prensa: “A pesar de los beneficios relacionados con la eficiencia energética, algunas luces LED son perjudiciales cuando se utilizan para iluminación de las calles” (10). Citó las recientes encuestas realizadas, que han encontrado vínculos con:

– Reducción de los tiempos de sueño

– Menor calidad del sueño

– Somnolencia excesiva

– Desorden durante los períodos diurnos

– Obesidad

Las luces LED pueden dañar la visión, el sistema endocrino y otros problemas de salud

Hay ciertas desventajas en las lámparas LED que no se tienen en cuenta, más allá de sus efectos sobre el sueño.

En una entrevista con el Dr. Alexander Wunsch, un experto mundial en fotobiología, comparte los peligros ocultos de la iluminación LED, incluyendo exposición diaria a importantes campos electromagnéticos (EMF).

De ignorar estas consideraciones puede tener serios efectos a largo plazo, tales como degeneración macular relacionada con la edad, que es la principal causa de ceguera entre las personas mayores de los Estados Unidos.

Resumiendo, las lámparas LED no emiten prácticamente radiación infrarroja y sí un exceso de luz azul que genera especies reactiva de oxígeno (ROS), que son perjudiciales para la vista y la salud en general.

Otros problemas de salud estarían relacionados con la disfunción mitocondrial, que puede exacerbarse por la iluminación LED, y comprendería trastornos metabólicos relacionados con el cáncer. El Dr. Wunsch explica:

Las frecuencias de la luz azul son la de mayor energía en la parte visible del espectro y genera la producción de ROS, es decir, estrés oxidativo. La azul azul provoca estrés oxidativo en los tejidos, y este estrés debería ser equilibrado por las frecuencias infrarrojas, que no están presentes en los LED.

Para contrarrestar la frecuencia de la luz azul se necesitan longitudes de onda corta, que se encuentran en el rojo y el infrarrojo cercano. Por tanto, la regeneración y reparación tisulares parten de las longitudes de onda que no están presentes en el espectro lumínico de las bombillas LED.

Hemos aumentado el estrés en la parte de longitud de onda corta y hemos reducido la regeneración y la reparación en la parte de la longitud de onda larga. Este es el principal problema… que no tienen la calidad de luz de las fuentes naturales, y acarrea consecuencias. Esta tensión provoca problemas en la retina y para nuestro sistema endocrino”.

Cómo evitar mayores problemas con las pantallas digitales

pantalla_led2

Cuando se trata de las pantallas de los ordenadores, Wunsch sugiere reducir la temperatura de color correlacionada hasta 2.700 k, incluso de día, no sólo por la noche. Muchos utilizan la aplicación f.lux [https://justgetflux.com/], pero he encontrado una alternativa mucho mejor creada por Daniel, un programador búlgaro de 22 años de edad que me presentó Ben Greenfield.

Es una de las personas que ya conocía la mayor parte de la información de este artículo. Estaba usando f.lux, pero estaba un poco frustrado con los problemas de control. Intentó contactar con los desarrolladores, pero nunca le contestaron. Así que desarrollo una alternativa bastante superior denominada Iris. Es una aplicación gratuita, pero se le puede ayudar con una aportación de 2 dólares como compensación. Usted puede conseguir la aplicación IRIS aquí, un software para la protección de la vista. La tecnología OLED de las pantallas también es otra posible alternativa a las pantallas convencionales.

Con la tecnología OLED no estoy seguro de si el color es muy estable en todos los ángulos desde los que se puede ver la pantalla. Pero si usted dispone de una tecnología con la cual el negro es realmente negro, entonces habrá menor radiación que entra en sus ojos, y la tecnología OLED es capaz de proporcionar eso”, dijo Wunsch.

El contraste entre el negro y el blanco, las áreas oscuras en una pantalla TFT (Pantalla de cristal líquido de transistores de película fina), o en una pantalla estándar, no son realmente negras. También emiten radiación de onda corta. La pantalla OLED sólo emite donde se ve luz, no donde se ve negro en la pantalla, allí no hay luz. Esto puede ser más beneficioso, siempre y cuando no se tengan problemas con el ángulo de visualización.

Para proteger su salud y su visión, mejor las bombillas incandescentes

Las bombillas LED constituyen un ejemplo de cómo estamos minimizando algunos problemas de salud, con una tecnología que por otro lado puede resultar útil. Sin embargo, con un mayor conocimiento podemos prevenir proactivamente el daño que se pudiera producir. En resumen, necesitamos limitar la exposición a la luz azul, tanto de día como de noche. Así que para el uso nocturno, mejor cambiar los LED por bombillas incandescentes, o luces halógenas incandescentes de bajo voltaje que funcionen con corriente continua.

También recomiendo encarecidamente el uso de gafas que bloqueen el paso de la luz azul después de la puesta del sol, incluso si utiliza bombillas incandescentes. Sin estas precauciones, la excesiva luz azul emitida por los LED y las pantallas digitales provoca la producción excesiva de especies reactivas del oxígeno (ROS) y disminuye la producción de melatonina, tanto en la glándula pineal como la retina, impidiendo la reparación y regeneración, es decir, aceleramos la degeneración de la vista.

Hay una cosa que quiero destacar: no es la luz azul que proviene del sol la que nos debiera preocupar. Es la luz azul, esa luz de alta energía visual (HEV), luz proveniente de fuentes no térmicas, la que nos debiera preocupar, no la luz azul que viene junto con longitudes de onda más largas junto con una mezcla de otras frecuencias del espectro visual cercano al infrarrojo…

La luz que sustituye a las fuentes de luz no térmicas, esa es la raíz del problema, y hay que actuar con inteligencia para evitar estos caballos de Troya. Si desea hacerlo, use bombillas incandescentes”, dice Wunsch.

Otra alternativa de luz saludable

Incluso las velas serían una mejor fuente de luz que las bombillas incandescentes, ya que no hay corriente eléctrica presente, y es la luz utilizada por nuestros antepasados durante milenios, por lo que nuestros cuerpos ya están adaptados a ella. El único problema es que hay que ser muy cuidados con las velas, ya que la mayoría son tóxicas.

Muchas de las velas que se fabrican actualmente están llenas de toxinas, especialmente de parafinas. ¿Sabe usted que la parafina es un subproducto del petróleo que se produce cuando se refina el petróleo en crudo? Además, se añaden sustancias cancerígenas y otras sustancias tóxicas para aumentar la estabilidad de la llama, y eso sin tener en cuenta el plomo añadido a las mechas y el hollín que se desprende y que usted puede respirar.

Para complicar aún más las cosas, muchas velas tienen tanta parafina como soja, están llenas de tintes y de tóxicas fragancias. Algunas velas de soja incluyen muchos aditivos o incluso proceden de soja transgénica. Parece que algunos aceptan que resulta aceptable una exposición a pequeñas cantidades de sustancias tóxicas, a pesar de que puede ser una exposición diaria durante mucho tiempo.

[…]

Fuentes y referencias:

Scientific American November 1, 2016

1, 2, 3 U.S. Department of Energy, LED Lighting

4, 9, 10 American Medical Association June 14, 2016

5 Scientific American November 1, 2016

6 J Appl Physiol (1985). 2011 May;110(5):1432-8.

7 J Appl Physiol (1985). 2011 Mar;110(3):619-26.

8 Appl Ergon. 2013 Mar;44(2):237-40.

————————————————–