Grecia: PASOK ( Cleptocracia Socialista Pan Helénica)

por James Petras, 5 de julio de 2011

George Papandreou no se compra, pero se alquila. Vende las empresas públicas a las multinacionales. Se reducen los sueldos, las pensiones y el empleo a petición del FMI. Las arcas públicas se entregan a los bancos europeos. Apoya la guerra de la OTAN contra Libia y hace cumplir en las costas griegas el bloqueo que Netanyahu ha establecido en Gaza.

Declaraciones de un manifestante en la Plaza Sintagma, Atenas, 3 de julio de 2011

El autoproclamado gobierno socialista de Grecia está imponiendo los mayores retrocesos salariales, de pensiones, de empleo, de educación, salud y programas de impuestos en toda la Historia de Europa Occidental.

El Partido Socialista Pan Helénico (PASOK) ha renunciado a toda pretensión de ser un Gobierno soberano, entregando la elaboración de todo tipos de políticas a los banqueros de Europa Central, al FMI y al poder que ejercen dentro de la Unión Europea Francia y Alemania. Lo que se llama austeridad es en realidad un saqueo y una subasta de todas las empresas estratégicas y espacios públicos, tal que abarca desde los lugares históricos hasta los parques y sitios de recreo. Nunca ningún régimen socialista o no, ha entregado tan descaradamente un país independiente a las formas más puras del colonialismo.

De la vía parlamentaria hacia el pillaje colonial

El gran salto que ha dado Grecia hacia atrás ha tenido lugar bajo la dirección de un “socialista”, el Primer Ministro George Papandreou, respaldado por la gran mayaría (97%) parlamentaria socialista y todo el gabinete socialista, con sólo 4 deserciones.

Mientras que en el Parlamento se debatía degradar la soberanía del país y degradar aún más la vida de la gente, cientos de miles de personas se manifestaban por calles y plazas. Los cargos electos y los legisladores del PASOK ignoraban totalmente las protestas, atendiendo sólo a las directivas del Primer Ministro y los jefes del partido. La política parlamentaria está claramente divorciada de la gente y de lo que se supone representan.

¿Qué clase de Gobierno es capaz de rechazar tan enérgicamente la voluntad popular? ¿Qué clase de legisladores son capaces de manejar de forma sistemática la vida de los últimos tres años y de los próximos diez?

El PASOK fue un partido que a partir de la primera victoria electoral de 1981, creó puestos de trabajo en el sector público, dio créditos y préstamos, favores a su circunscripción electoral. A principios de los años 1980, el incremento de funcionarios públicos fue el pretexto para poner en práctica reformas sociales y económicas, que los burócratas públicos de la derechas intentaron sabotear. Pero a medida que el impulso de las reformas se iba agotando, multiplicándose los puestos de trabajo, se iba construyendo un partido con una gran maquinaria electoral.

Miles de graduados universitarios subempleados con gran capacidad de organización llenaron las oficinas del Partido, asegurándose una permanencia con una burocracia muy abultada. Esto ha asegurado al PASOK una buena cantidad de votos, siguiendo las prácticas del partido de la derecha, el Nuevo Partido Democrático. El sector público se convirtió en una importante Oficina de Empleo por varias razones: la mayoría de los empleados públicos tenían varios trabajos, algunos hasta cuatro o cinco, incluyendo el autoempleo y otros de carácter informal; en segundo lugar, el sector privado en Grecia nunca ha desarrollado una capacidad para crecer, invertir, innovar, aplicar las nuevas tecnologías, competir y crear nuevos mercados. Los empresarios griegos dependían más de los vínculos políticos con el partido del Gobierno, de modo que así se aseguraba la financiación de proyectos que nunca se materializaban, la concesión de créditos para adquirir bienes de capital de países de la UE y préstamos para la importación de productos de consumo.

La entrada en la Unión Europea (UE) supuso tanto para el PASOK como para la Derecha la transferencia de enormes cantidad de capital y préstamos con el pretexto de modernizar la Economía y hacerla más competitiva. A cambio, Grecia redujo sus barreras arancelarias y los bienes de la UE inundaron el mercado local. Los fondos de la UE financiaron la máquina de patrocinio del PASOK; la empresa privado recibió fondos de la EU, pero el pago lo realizaba el Estado, con la complicidad de los políticos de turno. Los profesionales y la clase media se aseguraron un crédito fácil para comprar los caros productos de importación. Los economistas del régimen y los políticos “cocinando lo que se decía en los libros”, mostraban que todo iba bien, con un crecimiento positivo, pero ocultaban los pasivos. En realidad todo estaba hipotecado. Los bancos europeos recogieron los intereses; los fabricantes europeos occidentales exportaban bienes de consumo. Según los expertos, la integración de Grecia en la UE… pero desgraciadamente sobre la base de hacerse tan distinto como cualquier otro país podría serlo de sus compañeros dominantes.

El PASOK se construyó alrededor de una circunscripción de élite y de masas que no pagaban impuestos, pero dependía de las dádivas del Estado. Multimillonarios propietarios de buques no pagaban impuestos, ya que operaban bajo un pabellón extranjero (Panamá), pero contrataban a los capitanes de los buques griegos, contribuyendo a las arcas del partido. Profesionales, abogados, médicos y arquitectos, apenas declaraban ingresos, que recibían bajo cuerda como pagos en efectivo, ingresos que no eran declarados y que estaban muy por encima de cualquier salario. Empresarios, especuladores inmobiliarios, banqueros e importadores, todos se sirvieron del Partido para obtener reducciones de impuestos, mientras que los préstamos de la UE se reciclaban en propiedades turísticas y cuentas en el extranjero. Lo que pasó es que el partido y la élite empresarial formaron una red de cleptócratas: saquearon el tesoro público y dejaron que los asalariados pagasen los platos rotos, viendo estos cómo se realizaban deducciones obligatorias en impuestos de sus nóminas. Grecia es el peor país del mundo para ser un asalariado, ya que es el único sector que está gravado y explotado.

Grecia es un país de trabajadores por cuenta propia, de pequeñas empresas y pequeños agricultores independientes, algunos de ellos en régimen de arrendamiento de tierras que pertenecen a los profesionales urbanos, a pequeños propietarios de hoteles turísticos y propietarios de restaurantes: la mayor parte de ellos sólo pagan una pequeña parte de sus impuestos, pero exigen todos los servicios públicos. Forman parte del aparato de protección del PASOK, que en su mayoría se han beneficiado de créditos y de préstamos no regulados, que se utilizaron para aumentar los ingresos personales, no la productividad.

George Papandreou

Los préstamos financiados por la UE para la modernización de los niveles de vida de los griegos, el aumento de la importación de electrodomésticos y de automóviles alemanes, así como el queso feta danés y francés (sustituyendo por importaciones baratas los productos locales). En otras palabras, Europa ha captado los mercados griegos, aumentando su déficit comercial, mientras que la burocracia se ha convertido en un empleador de última instancia. Estas prácticas de la UE y las relaciones mantenidas por el PASOK, permiten mantener una base sólida de un clientelismo de cleptócratas, de evasores de impuestos y nuevas capas de funcionarios del Estado.

La UE ha comprado el creciente servilismo político y militar de Grecia: apoyo a la guerra de Afganistán, de Irak, Libia y Pakistán. Es especialmente reseñable el servilismo del PASOK bajo George Papandreou a Israel y los aliados sionistas de Estados Unidos, superando a todos regímenes anteriores.

Los plazos que vencen

Los cleptócratas griegos públicos y privados falsificaron las cuentas nacionales, disfrazando el aumento del déficit como un superávit, hasta que el sistema se desplomó. Los bancos europeos presentaron sus facturas y exigieron su pago. El Estado griego y la clase capitalista, bajo el PASOK, aprobaron inmediatamente un programa de austeridad y de reformas fiscales. De hecho, sólo se cumplió lo primero, ya que no se quería socavar a los evasores de impuestos y base de la élite social.

Los recortes masivos de salarios, pensiones y de puestos de trabajo fueron impuestos y ejecutados. Sin embargo los miembros del PASOK mantuvieron sus enormes sueldos, sus pensiones, sus gratificaciones, dependiendo de la decisiones del Primer Ministro, quien a su vez depende de los banqueros imperialistas y la burguesía cleptócrata. La permanencia del PASOK como Partido depende del flujo de préstamos de la UE, de los rescates y y de sus “éxitos de taquilla” para mantener su clientela. El régimen del PASOK es un claro ejemplo de un partido autoritario: se arrastra a los pies de los banqueros y los líderes de la UE, mientras que sume en la pobreza a los pensionistas y trabajadores asalariados. Los evasores de impuestos y los patrocinados del PASOK apenas están siendo afectados por las reformas fiscales: los ingresos fiscales han disminuido debido a la profundización de la recesión y su no ejecución.

A media que el régimen del PASOK se hunde y se extiende el ataque despiadado a los ingresos, la resistencia de la gente se multiplica, la situación de los jóvenes desempleados (55%) se ha vuelto más desesperada y se enfrentan al Gobierno, que se ha vuelto más represivo y propenso a la violencia.

Totalmente comprometidos a extraer hasta la médula ósea de los huesos de los salarios de los trabajadores, el PASOK, literalmente, acordó bajo la supervisión de la UE y el FMI, la venta del patrimonio público en su totalidad. En otras palabras, el pago de la deuda se ha convertido en la palanca para la transferencia de soberanía a los estados imperialistas y para maximizar la extracción de la riqueza del trabajo. Lo que queda del Estado griego son los policías y militares asignados para imponer por la fuerza el nuevo orden imperial en la mayoría de la población, explotada y empobrecida.

En medio de este giro catastrófico de los acontecimientos, de pillaje y pobreza, los diputados del PASOK mantienen su línea: todavía cuentan con el apoyo de un 24% de los autónomos, de los banqueros, los consultores y los evasores de impuestos, respaldando al régimen, ya que apenas se han visto afectados por la traición.

El rescate permitirá a los miembros del PASOK recibir sus lucrativas pensiones, y los trabajadores autónomos y los profesionales sacarán provecho de las rentas turísticas no gravadas e ingresos de la propiedad, aun cuando sus clientes locales sigan empobreciéndose. El PASOK, Papandreou y su camarilla han demostrado que la política electoral es compatible con la más abyecta entrega de la soberanía, con una represión constante y salvaje de la mayoría de la población, con una profunda reducción del nivel de vida. Las diferencias entre conservadores y socialdemócratas se desvanecen. Las libertades democráticas existen sólo mientras la mayoría se somete a las reglas imperialistas y sus colaboradores capitalistas y cleptócratas locales.

Sin duda, habrá nuevas elecciones, un modo de vida habrá desaparecido, aumentarán los pagos de la deuda y el país seguirá siendo despojado de sus activos. El probable que el PASOK no gane en la contienda electoral, pero sus adversarios conservadores seguirán su ejemplo como agentes de la policía y cobradores de deudas.

Para la mayoría de los griegos, no hay futuro ni solución, ni en la política parlamentaria ni en la protesta en las calles. Este impasse plantea la cuestión de qué tipo de acción extraparlamentaria es necesaria y posible para poner fin al orden impuesto por los gobernantes imperialistas y sus colaboradores cleptocráticos.

 

James Petras, ex profesor de Sociología de la Universidad de Binghamton, Nueva York, lleva 50 años en el asunto de la lucha de clases; es asesor de los Campesinos sin Tierra y sin trabajo en Brasil y Argentina, y coautor de Globalización desenmascarada (Zed Books), siendo su libro más reciente Sionismo, Militarismo y la Decadencia del Poder estadounidense (Clarity Press, 2008). Se le puede escribir a la siguiente dirección: jpetras@binghamton.edu

 

http://dissidentvoice.org/2011/07/pasok-pan-hellenic-socialist-kleptocrats/#more-34528

 

Artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/06/21/democracia-vs-mitologia-la-batalla-de-la-plaza-syntagma/

 

 

Esta entrada ha sido publicada en Condiciones laborales, Derechos Humanos, Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.