Fracturamiento hidráulico: el derecho a disentir y oponerse

Por Anna Witowska, 11 de febrero de 2012

 

 El Presidente ejecutivo de Shell, Peter Voser, pidió una respuesta menos “emocional” en Europa en contra del fracturamiento hidráulico. Afirmó que el debate en Europa sobre la exploración del gas de esquisto no es objetivo, sino que está impulsado por las emociones. ¿Podemos deducir que las compañías petroleras y de gas están centradas een los beneficios y preparadas para iniciar las perforaciones? ¿No importa el daño que se haga en el proceso?

Las personas que en Europa se oponen al fracturamiento hidráulico están sorprendidas por una caracterización tan simplista de su postura ante esta técnica de perforación, basada en hechos, como la cantidad de agua utilizada en las mismas. En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental calcula que se bombean de 70 a 140 millones de galones de agua en 35.000 pozos en los que se realiza el fracturamiento hidráulico. ( 1 galón equivale a 3,79 litros, es decir, entre 265 millones y 530 millones de litros de agua, aproximadamente). Lo que la Industria del gas no admite es que el fracturamiento hidráulico utiliza tanta agua que infunde miedo en los países en los que está en auge en gas de esquisto, ya que el agua se está convirtiendo en un recurso cada vez más escaso. La contaminación es otro tema a considerar. En enero de 2012, una empresa con sede en Calgary inyectó fluidos a una presión tan alta en una formación de petróleo a 1800 metros de profundidad que viajó 1,4 kilómetros bajo tierra y rompió un pozo de petróleo cerca de Innisfail, Alberta. También hay hechos bien documentados que la maquinaria pesado destruye los caminos y los bienes inmobiliarios pierden todo su valor.

Estos son hechos, pero también afloran las emociones al ponerse en peligro el suelo, el agua y el aire. Los europeos pueden sentirse orgullosos de sus colinas, prados y valles, y tienen miedo por lo que ha pasado en el paisaje de Pennsylvania una vez que ha comenzado la fractura hidráulica. Tienen derecho a mostrar sus emociones. Viven en continente más bien pequeño, densamente poblado y muy rico en zonas de gran valor ambiental, cultural y turístico.

 

Al señor Voser, cuyos ingresos en compensaciones por la Royal Dutch Shell PLC ascendieron a 5.000.000 de euros en 2010, no le pagaron para que tuviera tales emociones. Para los europeos de escasos recursos, la tierra sigue teniendo un fuerte contenido emocional. Y expresar las emociones frente a la fractura hidráulica no es signo de debilidad de carácter. Al contrario, es una virtud.

© 2012 Food & Water Watch

Anna Witowska-Ritter es coordinadora del programa europeo de Food & Water Europe’s Eastern Europe. Investiga temas agrícolas en Europa del Este, haciendo un seguimiento de las granjas industriales, y escribe un boletín sobre las cuestiones que afectan a esta zona. Colabora con varias ONGs de Europa del Este que comparten los mismo objetivos, los de promover una agricultura sostenible y un sistema alimentario sano. Tiene un doctorado en Sociología por la Universidad de Jagiellonian. Pueden contactar con ella en la siguiente dirección: awitowska (arroba) fweurope (punto) org.

Fuente: http://www.commondreams.org/view/2012/02/11-0

Los plenos municipales de Cabuérniga (Cantabria) y Vilviestre del Pinar (Sierra de la Demanda, Burgos) se oponen a la extracción de gas mediante fractura hidráulica

El pasado 17 de noviembre el pleno municipal del Ayuntamiento de Cabuérniga (Cantabria) aprobó una moción solicitando la anulación del permiso de Investigación de Hidrocarburos ARQUETU, que afecta a nueve municipios en la comarca Saja-Nansa. Con este ya son dos municipios, el de Ruente y el de Valle de Cabuérniga, los que han mostrado públicamente su oposición a la fractura hidráulica en Cantabria. Desde aquí os podéis bajar la moción aprobada.

Por otro lado, la corporación municipal de Vilviestre del Pinar en la comarca de la Sierra de la Demanda en Burgos, en sesión plenaria, acordó el pasado 6 de febrero, “oponerse frontalmente” a los permisos de investigación de hidrocarburos en la zona denominada Burgos 4 (Mancomunidad Alta Sierra de Pinares y parte de Soria) y solicitar a los alcaldes del entorno que informen a los vecinos “para acudir todos juntos en defensa de nuestra tierra”, apunta el alacalde de Vilviestre Sixto Peñaranda, quien anuncia que pedirá a la Junta de Castilla y León que “nos apoye en la defensa de nuestros montes”.

Peñaranda señala que es un “despropósito” utilizar esta técnica en cualquier sitio, pero más en un espacio protegido porque “tiene una incidencia muy negativa en el ámbito socioeconómico y el turismo. Algo tan propio de nuestros bosques como recoger setas podría verse dañado por el peligro de contaminación”.

Desde aquí os podéis bajar la noticia aparecida en el Diario de Burgos el 7 de febrero pasado.

http://fracturahidraulicano.wordpress.com/2012/02/13/los-plenos-municipales-de-valle-de-cabuerniga-cantabria-y-vilviestre-del-pinar-sierra-de-la-demanda-burgos-se-oponen-a-la-extraccion-de-gas-mediante-fractura-hidraulica/

Otros artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/12/13/la-epa-admite-que-la-fractura-hidraulica-contamina-las-aguas-subterraneas/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/11/08/la-fractura-hidraulica-puede-haber-causado-mas-de-50-terremotos-en-oklahoma/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/01/06/arkansas-terremotos-mortandad-de-aves-y-peces/

 

 

Esta entrada ha sido publicada en Derechos Humanos, Fractura hidráulica, Régimen energético y etiquetada como , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.