Faluya, Iraq 2004- Misrata, Libia 2011

Por Media Lens, 7 de mayo de 2011

Operación Furia Fantasma

En noviembre de 2004, la Red de información Regional Integrada de las Naciones Unidas informó sobre el impacto de la Operación Furia Fantasma, operación llevada a cabo por Estados Unidos y el Reino Unido, contra la tercera ciudad de Iraq, Faluya:

Aproximadamente el 70% de las viviendas y edificios de la ciudad han sido destruidos y los que todavía están en pie son acribillados a balazos”. (1)

Un doctor iraquí, Ali Fadhil, hizo un informe sobre el estado de la ciudad:

Fue completamente devastado, destruida en todas partes. Esto parecía una ciudad fantasma. Faluya era una ciudad moderna de la que no ha quedado nada. Nos pasamos el día andando por los escombros que ocupan el centro de la ciudad. No vi nada de lo que había antes”. (2)

 Los tanques, los bombarderos, los helicópteros de ataque y miles de soldados de asalta se lanzaron al asalto de la ciudad. Pero no fue ningún Estalingrado. La fuerzas de la coalición tuvieron enfrente a jóvenes en chándal armados con fusiles de asalto y granadas propulsadas por cohetes. Un sargento estadounidense de la Marina dijo a un equipo de noticias británico: ¡Soltaremos los perros del infierno, se los soltaremos… No saben lo que se acerca. El infierno mismo viene. Si hay civiles en la ciudad, están en el lugar equivocado en el momento equivocado”. (3)

Un centro médico fue bombardeado, matando a 60 pacientes y al personal auxiliar. The Independent informó que “un gran número de personas, incluso niños, murieron por los disparos de los francotiradores americanos.” Los refugiados también dijeron que Estados Unidos había usado bombas de racimo y de fósforo blanco. Un funcionario de la Cruz Roja señaló que “al menos 800 civiles habían muerto en los primeros nueve días del asalto”. El doctor Rafa’ah al-Iyssaue, director del hospital de Faluya, dijo que de entre 550 a 700 cuerpos fueron recuperados de mujeres y niños.

El año pasado, The Independent decía:

Ha aumentado de forma dramática la mortalidad infantil, cáncer y leucemia en la ciudad iraquí de Faluya, que fue bombardeada por Infantes de Marina estadounidense en 2004, y que según relata un estudio, el número de casos de cáncer supera a los que se produjeron   en Hiroshima y Nagasaki en 1945. (Ver nuestra alerta de medios para más detalles) “

 En el momento de la ofensiva, un periodista de Times no se conmovió por la devastación:

“Esta no es una lucha sobre la que, contrariamente a como ha sido presentado en algunos medios, los norteamericanos estén muy exaltados. Sin embargo, se ha hecho evidente que los viajes leales a los Baatistas o voluntarios para cometer actos terroristas, no han dejado de usar la ciudad como centro de sus operaciones.

En este contesto, los militares estadounidenses tuvieron que actuar con decisión o al contrario exponer su seguridad”. (4)

The Telegraph aplaudió la contribución británica:

Los hombres del Reloj Negro vuelven a casa: han cumplido su misión. Deberíamos alegrarnos no sólo por los éxitos en Faluya y por la Operación Tobruk, que acaban de terminar, sino también por su pragmatismo y un desconocido coraje”. (5)

 En ITV, los presentadores Nick Owen y Andrea Cathrwood discutieron, utilizando animaciones, sobre las características técnicas de los equipos de alta tecnología desplegados en Faluya:

Los infante de Marina pueden comprobar los últimos adelantos en tecnología, como El Búfalo, que puede localizar y destruir minas y bombas trampa usando un brazo robot”. (6)

El artefacto Búfalo fue mostrado acercándose a un coche animado, que explotó cuando el brazo extensible lo tocó:

También tienen un Packbot. Es un pequeño robot teledirigido, equipado con una cámara, que puede subir escaleras y hasta abrir armarios para registrar las casas y otros edificios con explosivos”.

La matanza inspiró un videojuego para la Xbox: 6 días en Faluya. Esto fue demasiado, incluso para la prensa británica, y el juego fue retirado, pero parece que ha sido resucitado por una compañía diferente.

 Ningún arma de destrucción masiva ha sido encontrada en Iraq. Tampoco existían pruebas de su relación con al-Qaeda. Y sin embargo, muy pocos medios occidentales pusieron en duda que la razón principal para destruir una ciudad iraquí se hiciese en nombre de la “protección”.

Masacre en Misrata

En contraste, el mes pasado, The Times publicaba los siguientes titulares: El tremendo horror de Misrata”:

Mientras que la existencia de un acuerdo o no es algo trivial, se está bombardeando a los 300.000 habitantes de Misrata, de una forma excepcionalmente cruel”. (7)

Los redactores añadieron:

Dos periodistas de Sunday Times – los primeros de Gran Bretaña que entran en la ciudad sitiada- observaron como las despiadadas tropas del coronel Gaddafi mataban a civiles y abandonaban a los niños que estaban muriendo”.

Esta semana, el humanitarismo de Murdoch lamentaba el cruel destino de Misrata:

Las fuerzas del coronel Gaddafi siguen bombardeando Misrata, una ciudad que ha visto sufrir a los habitantes sitiados como nunca, sin comida, sin medicamentos o refugios contra la artillería y los misiles, produciéndose bajas diariamente”. (8)

The Telegrah comparte el ultraje con The Times :

“No contento con el despliegue de tanques, cohetes y francotiradores, el dictador libio está utilizando ahora bombas de racimo, un arma prohibida en la mayor parte de los países debido al riesgo que plantean al producir múltiples heridas”.

Con anterioridad, en 2005, Aljazeera informó:

El Dr. Khalid ash-Shaykhli, un funcionario del Ministerio de Sanidad de Iraq, dijo que los militares estadounidenses habían utilizado intencionadamente armas prohibidas durante la ofensiva en la ciudad de Faluya. El funcionario presentó pruebas de que las fuerzas estadounidenses habían utilizado “sustancias… como el gas mostaza, gas nervioso, y otros productos químicos peligrosos durante sus ataques a la ciudad destruida por la guerra”. (9)

A pesar de esto y de las copiosas pruebas presentadas, la directora de noticias de la BBC, Helen Boaden, dijo Media Lens en marzo de 2005, que su reportero en Faluya, Paul Wood, no habia visto “ pruebas de la utilización de tales armas”. Pero parece que la cosa es mucho más clara en Misrata, ya que la BBC decía recientemente:

Los heridos tenían heridas horrorosas – el resultado del uso de morteros, granadas y por los francotiradores. Muchos combatientes han perdido algún miembro, que puede ser el resultado del uso de bombas de racimo.

El uso de bombas de racimo sería la explicación de las tremendas heridas que se observan en los soldados. Hemos encontrado remanentes de estas armas prohibidas en un distrito de la primera línea. Los rebeldes nos dijeron que se habían usado para su almacenamiento casas y un supermercado”.

En Lunchtime News de la BBC, el pasado 27 de abril, se recibieron informes no especificados que “eleva el número de víctimas a más de 450” en Misrata, aunque otro programa las establecía en 400. Pero parece ser que no hay necesidad de conocer las fuentes – o incluso sobre la metodología utilizada- cuando son los malos los que matan.

En otro lugar, Campaña contra el Tráfico de Armas, se preguntan: ¿ Por qué el Gobierno británico está sorprendido porque el General Gaddafi utilice las armas que éste le ha vendido? A lo que Kaye Stearman comenta:

 “UKTI DSO, Organización Comercial Británica para Inversión en Defensa y Seguridad, tiene una oficina permanente en Trípoli para facilitar las actividades de esta compañía de armamento. La cúpula militar libia fue invitada a asistir al Espectáculo aéreo Internacional Farnborough en 2010 y a la feria de armas Defence Security Equipment International en Londres en 2009.”

Por otra parte, las compañías de armamento británicas expusieron sus armas en la feria de Libia. Bran Bretaña tenía el pabellón más grande de la Exposición de Seguridad y Defensa en Trípoli en 2010.

En 2009, las armas que la Unión Europea exporta a África del Norte se duplicaron de 985 millones de euros a dos mil millones de euros. En Libia, se alcanzaron unas ventas de 343 millones de euros ( en comparación con los 250 millones de euros del año anterior). Los principales proveedores de armas en el periodo de 2005-2009 han sido Italia, Francia y el Reino Unido…

Bombas de racimo – Algunas acciones torpes

El sitio web estadounidense Fairness y Accuracy in Reporting (FAIR) hicieron notar que New York Times había informado que:

Fuerzas militares leales al coronel Moammar el-Gaddafi dispararon contra residentes en la ciudad, utilizando armas pesadas, incluso bombas de racimo, que están prohibidas en las mayor parte del mundo”.

El New York Times, también sugirió que la utilización de bombas de racimo daba mayor justificación a las causas de la OTAN:

El uso de tales armas, tal y como se hace, pudo añadir argumentos a Gran Bretaña y Francia para aumentar sus ataques contra las fuerzas de Gaddafi, realizando así mucho mejor el mandato de las Naciones Unidas, y proteger a los civiles”.

El periódico menciona a parte: “ Al mismo tiempo, Estados Unidos ha usado bombas de racimo en los campos de batalla de Afganistán e Iraq, y en una huelga en Yemen, en 2009”.

La realidad es mucho más inquietante, como hace notar FAIR:

Estados Unidos fue criticado por Human Rights Watch por usar bombas de racimo en áreas pobladas de Afganistán, matando e hiriendo a civiles ( Washington Post, 18/12/02). Aministia Internacional ( 4 de febrero de 2003) llamó la atención sobre el uso de bombas de racimo en áreas civiles en Iraq, “una violación del Derecho Internacional” (Ver FAIR Action Alert, del 6 de mayo de 2003). La OTAN ha empleado bombas de racimo en sus bombardeos contra Serbia en la guerra de Kosovo, en un ataque en la ciudad de Nis que mató a 15 civiles (BBC, 7 de mayo de 1999). Se estima que más de 2000 bombas sin explotar procedentes de las bombas de racimo, permanecen en territorio serbio, suponiendo un peligro para los civiles ((Agencia France Press, el 10/03/09).

Los militantes sospechosos que fueron atacados con una bomba de racimo en Yemen en 2009, resultaron ser “21 niños y 20 mujeres y hombres inocentes” (NewYorkTimes.com, 9/12/10), todos muertos por un ataque estadounidense.”

FAIR añade: “ Esté usted seguro que ninguno de estos ejemplos del uso por parte del ejército de Estados Unidos de bombas de racimo en áreas civiles incitó a New York Times a sugerir que los ataques militares contra los Estados Unidos estaban justificados porque se pretendía proteger a los civiles”.

También hay otro suceso embarazoso que incumbe a las autoridades británicas y norteamericanas, que conspiraron para engañar al Parlamento sobre la prohibición de las bombas de racimo. Wikileaks revelo que David Miliband, Ministro de Asunto Exteriores británico durante el Gobierno del Partido Laborista, aprobó su uso mediante una maniobra, al permitir que Estados Unidos almacenase este armamento en territorio británico.

En un artículo propagandístico publico en The Guardian por Xan Rice, éste escribe: “ En su intento de acabar con los levantamientos de la población, Gaddafi ha matado al menos a 1000 personas. Aproximadamente el 90% de los civiles que han muerto se ha debido al bombardeo indiscriminado o por disparos, según corroboran los médicos”.

Otra vez nos encontramos con que no existe la necesidad de proporcionar pruebas serias sobre lo que se dice y las cifras que se dan.

Habiendo alabado antes ‘una guerra en Libia con el objetivo noble de proteger a los civiles,’ Patrick Cockburn de Independent, la ve ahora mira como ‘Una acción justificable contra una matanza inminente se transforma en una intervención imperialista.’ La noción de la guerra ha dado vuelta de repente, transformándose ‘en una intervención imperial’, lo que podría servir de bálsamo en la conciencia de Cockburn, pero de hecho no hubo ningún cambio, ninguna vuelta, porque nunca ha habido ningún ‘objetivo noble’. Como Richard Keeble dijo recientemente , Occidente ha estado tratando de derribar a Gaddafi durante cuatro décadas. Igualmente, durante muchas décadas, Occidente se ha mostrado completamente despiadado en la utilización de la violencia para asegurarse los recursos naturales de la región. No tiene sentido ver la guerra actual como al margen del registro histórico y de los objetivos de la política exterior de Estados Unidos. en el aislamiento del registro histórico largo, abismal, y los conductores obvios y los objetivos de la política exterior de EE.UU-el-Reino-Unido. El ex-Embajador británico en Uzbekistán, Craig Murray, indica lo que realmente importa:

Bahrein procesa a 47 doctores y enfermeras por tratar a los heridos en las manifestaciones. Otra vez hay un silencio total del Reino Unido y del gobierno estadounidense sobre este abuso de los derechos humanos. por nuestro «aliado» en el Golfo. No hay ninguna discusión para aplicar sanciones contra Bahrein o Arabia Saudí. Ya no existe la mínima tentativa de ocultar el doble juego. Los derechos humanos son simplemente una disculpa por atacar a aquellos que se oponen al Reino Unido o los intereses estadounidenses, queriendo decir los recursos que necesita su economía; aquellos que promueven estos intereses pueden violar, matar y encarcelar a quién ellos quieran.

El 20 de abril, desafiamos a Jonathan Marcus de la BBC sobre su cobertura de la guerra de Libia:

Hola Jonathan

Estoy seguro que usted cree que sus reportajes son neutrales. Usted dice: “ parece haber un sentimiento general de que se debe hacer algo más…”, que hay que ayudar a los rebeldes para derrotar a sus opositores del Gobierno, utilizando fuerzas terrestres. Usted pregunta ¿cómo? Ninguna de las opciones es rápida, ni simple. Entonces usted proporciona tres opciones militares: la utilización de la OTAN, equipar y entrenar a los rebeldes y dar consejo y apoyar a los rebeldes.

¿Puede usted ser neutral cuando escribe sobre estas opciones militares y no ofrece la misma posibilidad a Gaddafi para derrotar a los rebeldes y la OTAN? Me parece inconcebible, por supuesto.

Saludos

David

Marcus respondió al día siguiente:

Lamentablemente discrepo de su lógica. No es que crea que mis reportajes sean neutrales. Sé que lo son. Debemos dejarlo así. No vamos a llegar a ningún acuerdo.

JM

Y añadía:

Me pagan para no tener visiones extremistas, sino para tratar de analizar los acontecimientos de forma justa, que es lo que hago”.

Al día siguiente le escribimos otra vez:

Gracias Jonathan. No es estar de acuerdo o no, sino dar argumentos razonables para justificar las posiciones. Para encontrar un equilibrio, la BBC tendría que perfilar opciones que permitiesen a las fuerzas de Gaddafi ganar la guerra. Esto nunca lo va a hacer la BBC porque se vería como un apoyo a la causa de Gaddafi. Y es por esta razón que sus reportajes no son neutros, porque se ponen del lado de los rebeldes, aunque la BBC no lo crea y diga que se muestra neutral.

Es un argumento racional, y usted es libre de caso de él o no, por supuesto.

Saludos

David

Esto no quiere decir en absoluto que apoyemos la tiranía de Gaddafi o sus atrocidades. Nuestra posición es que los medios de comunicación, aparentemente independientes, se ponen a un lado de los combatientes cuando se declara la guerra. Cuando el enemigo oficial ataca a civiles enseguida aúllan los medios por la atrocidad cometida. Pero cuando lo hacen nuestros propios Gobiernos, a los que elegimos, haciendo lo mismo o peor, cuando reducen a cenizas una ciudad entera, nuestros medios aplauden por lo hecho por un presidente fuerte, o celebran la maquinaria, la alta tecnología que hace que la destrucción sea mayor y más fácil.

Mientras que nuestra compasión está filtrada por el interés propio, de modo que hacemos notar el sufrimiento cuando esto nos satisface y no lo hacemos en caso contrario, de modo que nuestro mundo está lleno de una violencia y que hay una industria que se lucran de ella.

1.- ‘Fallujah still needs more supplies despite aid arrival,’ http://www.irinnews.org, November 30, 2004. [↩]

2.- Fadhil, ‘City of ghosts,’ The Guardian, January 11, 2005. [↩]

3.- Channel 4 News, November 8, 2004. [↩]

4.- Leading article, ‘Taking Fallujah,’ The Times, November 10, 2004. [↩]

5.-Leading article, ‘Mission accomplished,’ Telegraph, December 6, 2004. [↩]

6.-News at 18:30, November 10, 2004. [↩]

7.-Leading Article, ‘Revealed: The full horror of Misrata,’ The Times, April 10, 2011. [↩]

8.- Leading article, ‘The cost of stalemate,’ The Times, May 2, 2011. [↩]

9.- ‘US used banned weapons in Fallujah – Health ministry,’ March 3, 2005, www.aljazeera.com. [↩]

Media Lens es un organismo de control de los medios de comunicación del Reino Unido, encabezado por David Edwards y David Cromvell. El segundo libro de Media Lens, Neolengua en el siglo XXI, por David Edwards y David Cromwell, fue publicado en 2009 por Pluto Press. Visit Media Lens’s website.

http://dissidentvoice.org/2011/05/fallujah-iraq-2004-misrata-libya-2011/#more-32592

Esta entrada ha sido publicada en Guerras Estados Unidos, Medios de comunicación, Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.