Carta abierta a todos los empleados de Monsanto

Por Len Aldis, 11 de noviembre de 2010

Sociedad de Amistad británico-vietnamita

Queridos amigos:

Os quiero hacer una llamada de atención sobre Monsanto, una compañía cuyo nombre y sus productos son despreciados, no sólo dentro de los Estados Unidos, sino también en cada país donde instalan oficinas, allí donde sus productos son vendidos y usados. La razón de este desprecio viene de atrás, de la guerra de Estados Unidos contra Vietnam, de aquel 10 de agosto de 1961, cuando por primera vez se utilizó el herbicida Agente Naranja.

Al hablar el presidente Roosevelt del ataque contra Perl Harbor el 7 de diciembre de 1941 declaró: “ Éste será un día que permanecerá en la infamia”.

Del mismo modo, el 10 de agosto de 1961, cuando se empezaron a rociar 80 millones de litros de Agente Naranja, fabricado por su compañía, junto con otras, permanecerá en la infamia.  El rociado continuó  durante 10 años. Le pido que imagine cada uno de los días durante 10 años del Pearl Harbor vietnamita. Si las pérdidas en vidas humanas durante aquel día de 1941 fueron trágicas, imagínense las pérdidas en vidas humanas durante 10 años, con los millones de niños nacidos en los años posteriores a la guerra, que finalizó en 1975, mutilando su cuerpo y mente con el Agente Naranja.

Hoy en Vietnam hay más de tres millones de víctimas que sufren los efectos del Agente Naranja, y usted, que trabaja para la compañía Monsanto, es uno de los responsables.

Hugh Grant que es el Presidente y Director de la Compañía tenía sólo 3 años de edad cuando se comenzó a rociar, y 13 cuando éste cesó. Entonces no se le podía culpar. Pero cuando alcanzó los 23 años, en 1981, seis años después de que la guerra de Vietnam terminara, Hugh Grant fichó por Monsanto, y ya conocería la historia de la compañía y de sus productos, incluido el Agente Naranja, de su uso en Vietnam, y su efecto sobre la tierra y las personas.

Cuando alcanzó la presidencia, de no conocer el Agente Naranja habría sido incapaz de dirigir la compañía. De manera vergonzosa, la oficina de relaciones públicas de Monsanto sigue negando hoy en día cualquier responsabilidad con las enfermedades y deformaciones que el Agente Naranja produjo en Vietnam. Tampoco han compensado económicamente a las víctimas. Hay pruebas claras, y sólo tiene el sr. Hugh Grant que visitar a las víctimas en los hospitales o en sus casas antes de pronunciar cualquier desmentido. Las oficinas de Monsanto y Dow Chemicals, otra compañía responsable del Agente Naranja, están a sólo diez minutos en coche del Hospital de Tu Du en la ciudad de Ho Chi Minh.

En mis visitas a estas oficinas he pedido hablar con el gerente o el director para que vengan conmigo al hospital de Tu Du. Siempre se han negado. Sin embargo, siempre declaran que no tienen ninguna responsabilidad.

Pero Hugh Grant y los miembros del Consejo no tienen porque ir a Vietnam para ver algunas de las víctimas del Agente Naranja: pueden verlas en muchas ciudades de los Estados Unidos, en aquellos que sirvieron en Vietnam, que también se vieron afectados y sufren de las mismas enfermedades y minusvalías que los vietnamitas. Muchos, al igual que los vietnamitas, han muerto también a consecuencia del Agente Naranja.

Amigos, el próximo año 2011 será el 50 aniversario del rociado del Agente Naranja en Vietnam. Recuerden la fecha del 10 de agosto. Será el día en que millones de vietnamitas y sus amigos en muchas partes del mundo, conmemorarán este día como un día de infamia.

Maña, cuando acuda a las puertas de la compañía Monsanto, le pido recuerdo las muertes y minusvalías que el Agente Naranja causó, sobre todo los millones de niños inocentes que murieron en el seno de su madre, y los que sobrevivieron presentan graves deformidades: ¿ Por qué trabajao en una compañía como MONSANTO?

http://foodfreedom.wordpress.com/2010/11/11/an-open-letter-to-all-employees-of-monsanto/#more-5134

Esta entrada ha sido publicada en Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.