Joseph Stiglitz: hay que desmantelar los grandes bancos

Entrevista de Joseph Stiglitz concedida a la Radio Suiza Alemánica (DRS)

Durante la entrevista con la Radio Suiza Alemánica (DR), Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, habló de la regulación del mercado financiero y respecto a la conducta que hay que adoptar frente a los grandes bancos.

Beat Soltermann (Radio DRS): Profesor, desde el momento en el que la crisis financiera se hace más patente, ha sido aprobada una nueva legislación, que en parte estaba ya vigente. Pienso por ejemplo en las normas sobre los fondos propios establecidos para los bancos, en todas las partes del mundo, en las nuevas reglas para los mercados financieros en los Estados Unidos, o en las más estrictas prescripciones sobre el peligroso comercio con los productos derivados en la UE. ¿Qué piensa de esta nueva reglamentación?

Joseph Stiglitz: La mayor parte de esta reglamentación va en buena dirección. Me alegro de que existan unas ideas económicas correctas en la mayor parte de estas reglamentaciones. En cuanto a los Estados Unidos, es necesario que esas nuevas prescripciones conlleven un gran número de excepciones. Por ejemplo: Desde hace poco tiempo existe una autoridad para la protección de los consumidores, de modo que los bancos no puedan engañar tan fácilmente a las personas humildes o que lo desconocen con determinados productos bancarios. Cuando se trata de créditos para la compra de un coche, esta autoridad no tiene ni voz ni voto. Y sin embargo, la compra de vehículos está en la segunda posición entre las peticiones de crédito al consumo. No hay justificación económica para tal excepción. Esto sólo se explica por el buen trabajo hecho por los lobbies.

B.S: ¿ Y qué piensa de la regulación en lo que concierne a las instituciones financieras que son demasiado grandes como para quebrar?

J.S: Es un problema importante que todavía no ha sido resuelto. Los bancos que son demasiado grandes como para que se les abandone, son también demasiado poderosos como para que se les regule. Aunque muchos economistas dicen que hay que hacer algo sobre este asunto, nada o casi nada se ha hecho hasta ahora.

B.S.: El asunto de los grandes bancos es también un tema tratado en Suiza. CS y UBS con dos grandes bancos, en un país relativamente pequeño, y una comisión de expertos del Consejo Federal está reunida para buscar una solución. ¿ Cuál cree usted que es la solución?

J.S.: No hay razones para mantener la existencia de los grandes bancos. No hay ninguna razón científica que diga que son eficaces. Hay pruebas de que obtienen dinero en condiciones mucho más favorables, ya que hay que mantenerlos a flote en caso de necesidad. Esto no es juego limpio. Son demasiado grandes para que sean administrados de forma adecuada. Esta es la razón por la que hay que desmantelar los grandes bancos.

B.S: ¿ Y cómo se podría llevar a cabo esto?

J.S.: Hay dos opciones: la primera, concentrarse en una determinada actividad. La mayoría de los bancos americanos intervienen en numerosas actividades o parcelas: créditos que conceden a las compañías, intervenciones en Bolsa, gestión de fortunas, comercio con los fondos especulativos. Un gran número de actividades. Hay que decirles: Querido banco, escoge tu parcela de actividad y cede el resto a una nueva empresa o ofréceselo a una empresa ya existente. Esto permitiría administrar mejor los bancos y reducir los riesgos.
La segunda manera sería con un impuesto elevado a los grandes bancos. Pero esta no es una buena solución. Esto no llegaría muy lejos, porque los dueños de los bancos no cambiarían su comportamiento en respuesta a esta tasa. Quieren seguir siendo directores de grandes bancos. En definitiva esto repercutiría sobre accionistas y acreedores, que obtendrían unos pocos dividendos menos.

B.S.: ¿Y en Suiza, que haría con los grandes bancos si usted pudiese decidir?

J.S.: Lo mismo, que se concentrasen en una determinada parcela de actividad. Y si aún son demasiado grandes, seguir dividiéndolos. Los bancos suizos tienen una reputación de máxima calidad. Han hecho un trabajo excelente y se pondría en apuros esta buena reputación por los problemas de los bancos demasiado grandes.

B.S.: Sr. Stiglitz, escuchándole tenemos la impresión que solamente las medidas muy estrictas las que pueden impedir que los contribuyentes tengan que acudir de nuevo con varios miles de millones.

J.S.: Se lo digo claramente: en los Estados Unidos el Gobierno ha dicho: No se preocupen de los grandes bancos. Si quiebran, los liquidamos. Y el Gobierno habla de unos planes totalmente necesarios y de unas leyes muy severas. Ya sabemos lo que pasará en la próxima crisis. Que salvaremos de nuevo a los bancos, a los banqueros y a los accionistas. Una de las lecciones que hay que aprender de la crisis financiera es la siguiente: si los grandes bancos no ven una posibilidad de que les salve el Estado en caso de necesidad, para evitar lo peor actuarán de modo imprudente. Los banqueros tienen que hacer frente a sus responsabilidades. Hay que tomar todas las medidas posibles para alcanzar este fin.

Fuente: Radio DR, 25/9/10
http://www.horizons-et-debats.ch
http://www.internationalnews.fr/article-seul-un-demantelement-des-grandes-banques-peut-prevenir-un-nouveau-sauvetage-de-banques – 58871596.html

Esta entrada ha sido publicada en Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , . Guarda el enlace permanente.