Alianza Google/CIA: prediciendo el delito

La información de la CIA profetiza nuestro comportamiento

Tom Burghardt / 11 de octubre de 2010

Cuando anduvieron a lo largo de las hileras ocupadas, luces amarillas en las oficinas, Anderton dijo: Conoces la teoría del predelito, por supuesto. Así que podemos dar esto por zanjado.

Philip K. Dick, The Minoriy Report


¿Qué tienen en común Google, la CIA y el llamado comportamiento profético? Que están interesados en usted, o más bien, en lo que usted hace en la red – en Facebook, en Twiter, sus fotos en Flickr, los vídeos de Youtube o los blog que visita -, información que puede ser explotada por un potente algoritmo por medio de grandes ordenadores, que la transforman en inteligencia procesable.

Al abrir una dirección determinada se recoge una dirección IP, que bien se descarta como chatarra inútil o se guarda en una base datos, sin que importe un comino lo que dice la ley, siendo una intromisión en nuestra intimidad y en nuestros derechos.

Cada vez con más frecuencia, las agencias secretas estatales , como la CIA o la Agencia de Seguridad Nacional invierten millones de dólares en conseguir una base de datos en donde se dice quién eres, qué eres y que podrías hacer en el futuro.

La última tendencia es escardar entre los disidentes del paisaje social, con un puesto de trabajo cerca de cada uno; bueno, esto ya sucede. Sé por tanto bienvenido al mundo siniestro del predelito, donde timadores, drogas y espías corrompidos por la tortura trabajan celosamente para acabar con el último vestigio de pensamiento libre, aquí, en este lugar común (Heimat, es un término alemán que se podría traducir por amor y apego a la patria)

La CIA entra en juego

En el mes de julio, el periodista en temas de seguridad Noah Shachtman, reveló que tanto la CIA como Google apoyan a una compañía que supervisa la red en tiempo real, y que usan esta información para predecir el futuro.

Shachtman dijo que la compañía de semiinversión privada de la CIA, In-Q-Tel, y empresas de Google, una división comercial del gigante de las búsquedas, andan tras lo que denominan el Registro del Futuro, con una inversión de 20 millones de dólares en la nueva firma.

La información publicitaria del sitio web de In-Q-Tel nos informa que el registro del Futuro extrae el tiempo y la información de los sucesos en la red. Ofrece a los nuevos usuarios diferentes modos de analizar el pasado, el presente y el futuro predicho.


Viendo el interés de la CIA en financiar a esta compañía, la intimidad no será resguardada cuando los nuevos instrumentos sean utilizados.

Wired dice que la compañía, fundada por el ex-miembro de ejército sueco Christopher Ahlberg, rastrea miles de sitios web, blog, cuentas de Twiter, para encontrar las relaciones entre las personas, organizaciones, las acciones…, tanto del presente como del futuro que venga. Es una maravilla, dijo Ahlberg, realmente puedes predecir, predecir lo que vendrá, en muchos casos.

Y cuando el interés del gigantes de las búsquedas por la predicción del futuro como secreto de Estado, no sería la primera vez que Google Ventures vende esta información a los guerreros defensores de América.

Mientras que Google puede estar orgullosa de su lema, no somos malos, los datos son una valiosa materia. Y donde hay valor, hay dinero. Es un valor creciente la venta de información privada a vendedores o agencias de inteligencia estatales, que se muestran impacientes por aumentar la conciencia circunstancial del espacio de batalla , asunto indiferente para otras corporaciones.

El presidente de Google, Eric Schmidt, dijo en la CNBC el año pasado: si tienes algo que no quieres que nadie conozca, quizás no deberías hacerlo en primer lugar.

Pero el latiguillo sólo la mala gente tiene algo que ocultar es una cuestión muy flexible, que puede extenderse, o manipularse, para cercar a los inmigrantes, a los ilegales, a los homosexuales, comunistas, drogadictos, o a la última bestia negra de América; la amenaza musulmana.

Schmidt continuó diciendo que con los actuales motores de búsqueda, incluso de Google, se retiene la información durante un tiempo. El Acta Patriótica así lo exige, que la información esté a disposición de las autoridades.

En el mes de febrero, el Washington Post informaba que la compañía de búsquedas de Internet mayor del mundo y la organización de vigilancia electrónica más poderosa del mundo forman un equipo, en aras de la ciberseguridad.

La alianza entre Google y la NSA está diseñada para permitir que las dos organizaciones compoartan información crítica sin violar la política de Google o las leyes que protegen la intimidad de las comunicaciones, decía Post.

Una fuente anónima dijo a Post que el acuerdo no significaba que la NSA rastreara las búsquedas de los usuarios o sus cuentas de correo electrónico, o que Google compartiera los datos.

¿Esto es así realmente?

La primavera pasada se supo que los vehículos de Google que fotografiaban las calles habían recogido datos de las redes Wifi privadas durante más de tres años, tanto en Europa como en Estados Unidos. Sunday Times decía que Google había estado recogiendo fragmentos de las actividades en la red de las personas que no tienen protegida su conexión y de las redes wifi comerciales.

En julio, The Washington Post en una investigación revelaba una correlación entre Google y la agencia norteamericana, y que sus empleados trabajaron para la inteligencia del Departamento de Defensa, utilizando los datos robados de las conexiones wifi, como parte del proyecto de vigilancia de la NSA.

¿Y el correo electrónico y la búsquedas en la web? El año pasado, The New York Times reveló que las intervenciones por parte de la NSA de llamadas telefónicas privadas y de mensajes de correo electrónico son ahora más conocidas que hace unos años. Un ex-analista de la NSA describió como fue entrenado en el año 2005 en un programa de escaneo rutinario de grandes cantidades de correos electrónicos sin la autorización de ningún tribunal.

El programa se denominaba PINWALE, y el mismo y la base de datos de la NSA Viento Estelar, se continúan utilizando bajo la administración Obama. The Atlantic dijo de PINWALE que era un termino usado para referirse al software de la base de datos avanzada del gobierno de los Estados Unidos.

http://dissidentvoice.org/2010/10/when-the-future-invades-our-lives-the-cia-funds-predictive-behavior-start-ups/

Esta entrada ha sido publicada en Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.