Democracia vs Mitología: la batalla de la Plaza Syntagma

STURDYBLOG

http://sturdyblog.wordpress.com/2011/06/18/democracy-vs-mythology-the-battle-in-syntagma-square/

Nunca he deseado tanto comprender y explicar un hecho como éste: las protestas de Grecia, algo que preocupa a todos ustedes.

¿Qué está pasando en Atenas en estos momentos en los que se resiste contra una invasión, invasión tan brutal como a la que se enfrentó Polonia en 1939? El ejército invasor usa trajes en lugar de uniformes, ordenadores portátiles en lugar de armas de fuego, pero no se equivoquen, se está produciendo un ataque violento y profundo contra nuestra soberanía. Los intereses especulativos están dictando la política de una nación soberana, que se expresa directamente en contra de los intereses nacionales, ignorando el riesgo. Quizás no se detengan ahí, y tal vez luego pretendan también un ataque contra Portugal e Irlanda, luego contra España y el Reino Unido. Pero ya se está produciendo y por eso que no podemos ignorar estos hechos.

Estos poderos han sugerido que hay mucho para vender. Josef Schlarmann, un destacado miembro del partido de Angela Merkel, hizo recientemente la sugerencia de que Grecia podía vender algunas de sus islas a compradores privados con el fin de pagar los intereses de los préstamos, que nos hemos visto obligados a contraer para estabilizar las instituciones financieras y por un experimento monetario. ( No es una coincidencia que estudios recientes hayan encontrado inmensas reservas de gas natural en el mar Egeo).

China ya dispone de enormes reservar de divisas, más de un tercio de las cuales está en euros. Se quieren privatizar los lugares de interés arqueológico, como la Acrópolis. De no acceder, se nos amenaza de que se tomarán esas medidas por la fuerza. Veremos al Partenón y la antigua Ágora convertidos en un parque de Disney, donde lugareños mal pagados irán vestidos al modo de Sócrates o Platón, para así saciar las fantasías de los ricos.

 

No quiero excusar a mis compatriotas de parte de la culpa. Hicimos muchas cosas mal. Yo me fui de Grecia en 1991 y no regresé hasta 2006. Pero a mi vuelta vi un país completamente diferente al que dejé. En cada cartelera, en cada parada de autobús, en cada página de las revistas, se anunciaban préstamos a bajo interés. Era un dinero fácil. ¿Quiere un préstamo aunque usted no pueda pagarlo? Venga y obtenga uno, incluso mayor si quiere y encima le damos un bono para viaje gratis. Eran los bancos de siempre los que anunciaban esto: HSBC, Citibank, Credit Agricole, Eurobank, etc

Lamentablemente, hay que admitir que picamos en el anzuelo, llevándonos línea y plomada. La psique griega siempre ha tenido su talón de Aquiles, una inminente crisis de identidad. Estamos situados entre tres continentes y nuestra cultura siempre ha sido un crisol de reflexiones sobre esta circunstancia. En lugar de contenernos en el gasto, quisimos ser definitivamente europeos, capitalistas, modernos, occidentales. Y maldita sea, qué bien lo hicimos. Tirábamos de tarjeta a diestro y siniestro: gafas de sol Diesel o Prada, zapatos de Versace o D&G; coches Mercedes y BMW; vacaciones en Tailandia… Hubo una total falta de sentido común y nadie advertía que esta fuente de riqueza podía pasar factura el día de mañana. Nos convertimos en una nación sonámbula… sin que nuestros dedos tocasen nunca el fondo.

Pero esta irresponsabilidad sólo es una parte del problema. Lo más importante fue la aparición de una nueva clases de intereses económicos dirigidos por la plutocracia, una clase dominada por la codicia, y la continuidad de una dinastía política, de modo que el apellido del candidato era la única consideración relevante para ser votado. Y mientras estábamos en lo de los préstamos y el consumo ( que cariñosamente se conoce como “crecimiento”), nos sacaban hasta la última gota de sangre a través de un sistema corrupto, digno de cualquier república bananera. Pero nos encogimos de hombros de forma indiferente y aceptamos forma parte de ella.

Sé que es imposible explicar de forma sencilla cómo la historia, la geografía y la mentalidad de este bello rincón de Europa, cuna de una de las civilizaciones más antiguas del mundo, es fuente ahora de chistes baratos. Sé que es imposible transmitir la sensación de desesperación cada vez mayor y la impotencia que se cuela en las conversaciones con los amigos y familiares en estos últimos meses. Pero es de vital importancia, porque la deshumanización y la demonización de mi pueblo parece He estar en pleno apogeo.

He leído, indignado, un artículo en una conocida publicación, en el que esencialmente se dice que la mafia sabe perfectamente cómo tratar a las personas que no pagan sus deudas, de “modo que un bate de béisbol puede ser lo necesario para saldar la deuda sin fondo de Grecia”. El artículo despliega una serie de generalizaciones y prejuicios tan imprecisos y venenosos, que de haber sustituido la palabra “griegos” por “negros” o “judíos”, el autor podría haber sido arrestado por la policía y acusado de crímenes raciales. ( Siempre suelo incluir los enlaces, pero no lo hago en este caso: no estoy dispuesto a aumentar las visitas a esas arpías).

Así que permítanme abordar algunos de los mitos que aparecen en los medios de comunicación:

Los griegos son perezosos. Esto se dice en gran parte debido a la crisis, quizás también por la laxa ética mediterránea del trabajo, lo que estaría en el corazón de nuestra auto-infligida caída. Y sin embargo, los datos de la OCDE muestran que en 2008 los griegos trabajaron un promedio de 2120 horas al año, siendo 690 horas más que el promedio de los alemanes, 467 más que el promedio de los Británicos y 356 más que el promedio de la OCDE. Sólo los coreanos trabajan más horas. Además, las vacaciones pagadas en Grecia están en un promedio de 23 días, un periodo más bajo que la mayoría de los países de la UE, siendo de 28 en el Reino Unido y en Alemania de 30 días.

Los griegos se jubilan anticipadamente. De boca en boca se extiende el mito de que la edad media de jubilación está en los 53 años. Por lo tanto, esto se ve como un hecho. La cifra en realidad ha salido de un comentario distendido de una página web de El New York Times, que luego fue repetido por Fox News y otras publicaciones. Los funcionarios griegos tienen la opción de retirarse con 17,5 años de servicio, pero no supone un gran beneficio. La cifra de 53 años surge de una mezcla, fruto de la desinformación, entre el número de personas que optan por acogerse a esta opción ( en la mayoría de los casos para seguir otros caminos) y los que se quedan en el servicio público hasta que se cumpla el nivel máximo de jubilación legal. En cuanto a los datos de Eurostat de 2005, la edad media de jubilación en Grecia ( que se indica en el gráfico de abajo), era de 61,7 años, superior a la de Alemania, Francia e Italia y superior a la media de la UE. Desde entonces, Crecia ha tenido que elevar la edad mínima de jubilación por dos veces, por lo que esta cifra es probable que aumente aún más.

– Grecia es una economía débil que nunca debió formar parte de la UE. Es una de las afirmaciones frecuentemente dirigida contra Grecia, de modo que se extiende la idea de que su ingreso se debió a título emocional, “la cuna de la Democracia”. Esto está muy lejos de ser verdad. Grecia se convirtió en el primer miembro asociado de la CEE, al margen de los 6 países fundadores ( (Alemania, Francia, Italia y los países del Benelux) en 1962, mucho antes de que lo hiciese el Reino Unido. Ha sido miembro de la UE durante 30 años. El Banco Mundial ha clasificado a Grecia como una “economía de altos ingresos”, y en 2005 se jactaba de ocupar el puesto 22 en desarrollo humano y de calidad de vida en el mundo, siendo más alto que el de el Reino Unido, Alemania o Francia. Todavía en 2009 ocupaba en puesto 24 en PIB per cápita, de acuerdo con el Banco Mundial. Por otra parte, de acuerdo con el Centro de Comparaciones Internacionales de la Universidad de Pennsylvania, la productividad de Grecia en términos de PIB por persona y hora trabajada, es superior a la de Francia, Alemania o los Estados Unidos, y un 20% mayor que en ele reino Unido.

El primer rescate fue diseñado para ayudar a los griegos, no para que trajera su desgracia. Pero no fue así. El primer rescate fue diseñado para estabilizar y ganar tiempo en la zona euro. Fue diseñado para evitar otra crisis de mercado al estilo de Lehman Brothers, en unos momentos en los que las instituciones financieras eran demasiado débiles como para resistir. En palabras de la economista de la BBC Stephanie Flanders: “Dicho de otra manera: Grecia parece menos capaz de pagar ahora que hace un año, mientras que el sistema en su conjunto se ve en mejores condiciones para resistir…Desde su perspectiva, se ha ganado tiempo en la zona euro. Simplemente no se ha favorecido a Grecia”. Si el rescate se diseñó para ayudar a Grecia a saldar su deuda, Francia y Alemania nada han dicho sobre el destino de contratos militares por valor de varios miles de millones de euros. Daniel Cohn-Bendit, eurodiputado y líder del grupo Verde en el Parlamento Europeo, explicó: “En los últimos tres meses se ha obligado a Grecia a firmar varios contratos de adquisición de armas por valor de varios miles de millones de euros. Los griegos tendrán que comprar fragatas francesas por valor de 2,5 mil millones de euros, y helicópteros, aviones y submarinos alemanes”.

El segundo rescate está diseñado para ayudar a los griegos y tendrá más éxito. Escuché la declaración conjunta de Merkel y Sarkozy de ayer. Estaba salpicada de frases tales como: “los mercados están preocupados”, “los inversores necesitan tranquilidad”, y palabras técnicas propias del monetarismo. Sonaba a un grupo de ingenieros haciendo ajustes a una sonda no tripulada a punto de ser lanzada al espacio. El mensaje estaba desprovisto de cualquier indicación de que aquella era una propuesta para más miseria, pobreza y dolor, incluso la muerte de un socio soberano europeo, algo que una nación entera tendrá que soportar. De hecho la mayoría de los comentaristas están de acuerdo, que este segundo paquete está diseñado para hacer lo mismo que el primero: ganar tiempo para los bancos, pero a un coste considerable para el pueblo griego. No hay ninguna posibilidad de que Grecia pueda pagar su enorme deuda. Se trata simplemente de un servicio de interés que se mantendrá de forma indefinida.

– El mayor mito de todos: los griegos protestan porque quieren el rescate, pero no la austeridad que conlleva. Esto es una gran falsedad. Los griegos protestan porque no quieren el rescate. Saben que estos recortes serían incomprensibles en el Reino Unido – piensen en lo que está haciendo Cameron, pero multiplicado por 10. No se ha obtenido ningún beneficio en 6 meses. Los salarios básicos se han reducido a 550 euros ( 440 libras) por mes.

Mi madre, que está a punto de cumplir los 70 años, que trabajó durante toda su vida en el Departamento de Arqueología del Ministerio de Cultura, que pagó sus impuestos se seguros, nacionales y contribuyó a las pensiones durante más de 45 años, con retenciones en origen ( como ocurre con la mayoría de los trabajadores – son los ricos los que se pueden evadir), ha visto su pensión reducida a 400 libras al mes. Se enfrenta a una constante inflación y al aumento del precio de los alimentos, al igual que el resto de Europa.

Un buen amigo de mi abuelo, Panagiotis K., que estuvo en una guerra hace 70 años, al mismo lado que el resto de las democracias occidentales, estuvo trabajando durante 50 años en un astillero, pagando sus impuestos y contribuyendo a las pensiones. A la edad de 87 años ha tenido que regresar a su pueblo para trabajar su pequeño huerto, para mantenerse con los vegetales que planta y los cuatro pollos que tiene. De este modo, él y su esposa de 83 años podrán tener algo que comer.

Un médico que hablara en Al-Jazeera explicó que incluso los médicos y enfermeras están pidiendo dinero a la gente bajo cuerda a fin de poder tratar a los pacientes en los hospitales. Los que no pueden hacer esto, tienen que vivir con su enfermedad o morir de ella. El juramento hipocrático está siendo violado por la desesperación, en el lugar donde tal juramento se inició.

Por lo tanto, no es que los griegos luchen contra los recortes, es que ya no queda nada por recortar. La navaja de afeitar del FMI ha apurado tanto el afeitado que ya asoma hasta el hueso. Los griegos entienden que un segundo plan de ayuda es “más de lo mismo”. El déficit presupuestario de Grecia es de 5 mil millones de euros… La UE, el BCE y el FMI van a añadir más deuda a la deuda, que se utilizará para pagar los intereses de la deuda por otro año más. Así que los griegos han dicho “Ya es suficiente. Quédense con su dinero”.

____________________________________________________________

Nassim Nicholas Taleb es un filósofo libanés-estadounidense que formuló la teoría de los » Eventos del Cisne Negro» – los acontecimientos imprevisibles e imprevistos que tienen un impacto enorme y sólo se pueden explicar después. La semana pasada, en el programa de la BBC, se le preguntó si las personas de las calles de Atenas eran víctimas de un evento del Cisne Negro. Respondió: “No, un evento real del Cisne Negro es el de aquellas personas que no protestan contra los bancos en Londres y Nueva York”.

http://sturdyblog.wordpress.com/2011/06/18/democracy-vs-mythology-the-battle-in-syntagma-square/

Esta entrada ha sido publicada en Régimen político y económico y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.