Entries from febrero 2011 ↓

La decadencia total de EEUU en un mundo nuevo

Tom Engelhardt
TomDispatch.com
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Este es un momento global como no recuerdo ningún otro aunque los haya habido en la historia. Sí, pueden hacerse comparaciones con la oleada de poder popular que barrió Europa Oriental cuando la Unión Soviética se vino abajo entre 1989 y 1991. Para los que tienen recuerdos más antiguos, quizá les venga a la mente 1968, ese momento abortado cuando en EEUU, Francia, Alemania, Japón, México, Brasil y algunos lugares más, incluida Europa Oriental, masas de gentes misteriosamente inspiradas las unas en las otras tomaron las calles de las ciudades del planeta para proclamar que el cambio estaba en camino.

Quienes están buscando en los libros de historia, quizá se detengan en el año 1848 cuando, en una época en la que también se mezclaban las tinieblas económicas con los nuevos medios de difusión de noticias, los vientos de la libertad parecieron barrer brevemente Europa. Y, desde luego, si siguen cayendo más regímenes y el torbellino se profundiza aún más, siempre nos queda por considerar 1776, la Revolución de EEUU, o 1789, la Revolución Francesa. Ambas sacudieron el mundo a lo largo de bastantes décadas.

Pero la verdad es que hay que esforzarse mucho para poder encajar el momento actual en Oriente Medio en algún paradigma anterior, incluso aunque –desde Wisconsin a China- esté ya amenazando con sobrepasar el mundo árabe y extenderse como una fiebre por todo el planeta. No recuerdo nunca que tantos gobernantes injustos, o sencillamente despreciables, se hayan puesto tan nerviosos –o, posiblemente, se hayan sentido tan indefensos (a pesar de estar armados hasta los dientes)- en presencia de una humanidad desarmada. Y sólo eso es ya motivo de esperanza y de alegría.

Incluso ahora, aún sin entender qué es a lo que nos enfrentamos, es una gran fuente de inspiración observar cómo cantidades asombrosas de seres humanos, muchos de ellos jóvenes e insatisfechos, toman las calles en Marruecos, Mauritania, Djibuti, Omán, Argelia, Jordania, Iraq, Irán, Sudán, Yemen y Libia, por no mencionar Bahrein, Túnez y Egipto. Ver cómo se enfrentan a las fuerzas de seguridad que utilizan porras, gases lacrimógenos, balas de caucho y, en demasiados casos, balas de verdad (en Libia, incluso helicópteros y aviones) y cómo van haciéndose cada vez más fuertes es poco menos que increíble. Ver a los árabes exigiendo algo que estábamos convencidos era un derecho de nacimiento y propiedad de Occidente, en particular de EEUU, pone la carne de gallina a cualquiera.

La naturaleza de este fenómeno que potencialmente sacude al mundo sigue siendo desconocido y, probablemente, en el momento actual, incognoscible. ¿Están a punto de estallar por doquier la libertad y la democracia? Y si es así, ¿qué implicará ese cambio? ¿Qué bombilla es ésa que se ha encendido inesperadamente en millones de cerebros con ayuda de Facebook y Twitter? ¿Por qué ahora? Dudo que quienes estén protestando, y en algunos casos muriendo, lo sepan ellos mismos. Y eso son buenas noticias. Que el futuro siga siendo –siempre- la tierra de lo desconocido debería inundarnos de esperanza, especialmente porque ésa es la cruz de las elites gobernantes que quieren, pero no pueden, apropiarse de él.

Sin embargo, debería esperarse que una elite gobernante, al observar los desarrollos que sacuden el planeta, pudiera volver replantearse su situación, al igual que deberíamos hacer todos nosotros. Después de todo, si la humanidad puede alzarse de repente de esta forma frente al poder armado de un estado tras otro, entonces, ¿hasta dónde podemos realmente llegar en este planeta nuestro?

Al ver cómo esas escenas se repiten constantemente, ¿quién no volvería a replantearse los conceptos más básicos? ¿Quién no sentiría la necesidad de reinventar nuestro mundo?

Permítanme ofrecer como candidato no a los diversos y variopintos regímenes desesperados o moribundos del Oriente Medio, sino a Washington.

La vida en la caja de resonancia

Ha quedado claro ya que gran parte de lo que Washington ha imaginado todos estos últimos años no eran sino estupideces, incluso antes de que el momento presente arramblara con todo. Sólo tienen que coger alguna vieja frase de los años de Bush. Esa de “¿Estáis con nosotros o contra nosotros?” Lo que resulta impactante es lo poco que eso significa ya. Al rememorar las suposiciones desesperadamente equivocadas de Washington sobre cómo funciona nuestro planeta, este parece ser el momento perfecto para mostrar un poco de humildad frente a lo que nadie podría haber predicho.

Sería también un buen momento para que Washington -que, desde el 12 de septiembre de 2001, no capta ni media de los desarrollos reales del planeta y en diversas ocasiones ha calculado mal la naturaleza del poder global- diera un paso atrás y volviera a considerar las cosas.

Pues resulta que no vemos prueba alguna de que así se apreste a hacerlo. En realidad, eso está más allá de las actuales posibilidades de Washington, sin que importe cuantos miles de millones de dólares derrame en “inteligencia”. Y, por “Washington”, no sólo quiero referirme a la administración Obama, o al Pentágono, o a nuestros comandantes del ejército, o a la inmensa burocracia de la inteligencia, sino a todos esos expertos y habitantes de los think tanks que pululan por la capital y a los medios de comunicación que nos informan de lo que a ellos se les ocurre contarnos. Es como si el elenco de personajes que componen “Washington” viviera ahora en algún tipo de cámara de resonancia en la que sólo son capaces de escucharse a sí mismos.

Como consecuencia, Washington parece aún notablemente determinado a esperar a ver qué pasa en una era que quedará rápidamente incorporada a los libros de historia. Aunque muchos se han dado cuenta de la desventurada lucha de la administración Obama para ponerse al día de lo que acontece en Oriente mientras sigue aferrada a un círculo familiar de nefastos autócratas y jeques del petróleo, permítanme que ilustre enteramente este punto en otra zona: la guerra, en gran parte olvidada, en Afganistán. Después de todo, esa guerra, que casi pasa desapercibida y enterrada bajo las noticias que durante veinticuatro horas siete días a la semana nos llegan de Egipto, Bahrein, Libia y otros lugares del Oriente Medio, prosigue su curso destructivo y costoso sin un parpadeo.

Cinco pruebas del mal oído de Washington

Vds. pueden pensar que mientras franjas inmensas del Gran Oriente Medio están en llamas, alguien en Washington debería echar un vistazo a nuestra Guerra en AF/Pak y preguntarse, sencillamente, si ya no tendrá mucho sentido. Pues no tenemos suerte, como indican los siguientes cinco diminutos aunque elocuentes ejemplos que captaron mi atención. Considérenlos como una prueba del buen funcionamiento de la cámara de resonancia estadounidense y una muestra de la forma en la que Washington está demostrando ser incapaz de volver a considerar su guerra más larga, más inútil y más estrambótica.
Empecemos con un reciente editorial del New York Times: “The ‘Long War’ May Be Getting Shorter” [Es posible que la ‘Larga Guerra’ se acorte]. Se publicó el pasado martes mientras Libia traspasaba “las puertas del infierno”, se trataba de un relato optimista acerca de las operaciones de contrainsurgencia en el sur de Afganistán lanzadas por el comandante de la guerra afgana, el General David Petraeus. Sus autores son Nathaniel Fick y John Nagl, miembros de la cada vez más militarizada intelligentsia de Washington, que dirigen conjuntamente el Center for a New American Security en Washington. Nagl formó parte del equipo que escribió en 2006 el manual revisado de contrainsurgencia del ejército al que Petraeus dio tanto crédito, convirtiéndose en asesor del general para Iraq. Fick, un ex oficial de la Marina que dirigió tropas en Afganistán e Iraq, y que después fue instructor de civiles en la Academia de Contrainsurgencia de Afganistán en Kabul, realizó recientemente una visita de primera mano al país (desconocemos bajo qué auspicios).

Los dos son los típicos expertos, entre otros muchos, en temas bélicos de Washington que tienden a desarrollar relaciones incestuosas con el ejército, y también están pluriempleados como facilitadores o animadores de nuestros comandantes de guerra, y es a ellos ante quienes siguen acudiendo los medios de comunicación en búsqueda de fuentes de información.

En otra clase de sociedad, su editorial se habría considerado sencillamente un panfleto propagandístico. Este es el párrafo más sustancioso:

“Es difícil decir cuándo se produce un momento de cambio en una campaña de contrainsurgencia, pero cada vez hay más evidencias de que Afganistán se mueve en una dirección más positiva de lo que muchos analistas piensan. Ahora parece mucho más probable que el país pueda conseguir el nivel modesto de estabilidad y confianza en sí mismo necesarios para permitir que EEUU reduzca responsablemente sus fuerzas de 100.000 a 25.000 soldados a lo largo de los próximos cuatro años.”

Este es un ejemplo clásico de cómo Washington mueve los postes de la portería. Lo que realmente están anunciando nuestros dos expertos es que, incluso si todo fuera bien en nuestra Guerra afgana, el año de 2014 no será la fecha final. Ni por asomo.

Por supuesto que esta es una posición que Petraeus ha apoyado. Cuatro años a partir de ahora para que nuestros planes de “retirada”, según Nagl y Fick, dejen aún 25.000 soldados en el lugar. Si su artículo persiguiera decir la verdad o la exactitud, debería haberse titulado: “The ‘Long War’ Grows Longer” [La ‘Larga Guerra’ se alarga aún más].

Mientras Oriente Medio estalla y EEUU se hunde en un “debate” presupuestario significativamente propulsado por nuestras escandalosamente caras e inacabables guerras, estos dos expertos proponen de forma explícita que el General Petraeus y sus sucesores sigan combatiendo en Afganistán a un coste de más de 100.000 millones de dólares al año durante un tiempo ilimitado, como si en el mundo no estuviera cambiando nada. Esto parece ya la definición del colmo de la inconsciencia y un día, indudablemente, nos parecerá algo delirante, pero lo único que sucede es que Washington se enfrenta a un nuevo mundo con la típica mentalidad de siempre.
O bien consideren dos sorprendentes observaciones que el mismo General Petraeus hizo en ese paréntesis de nuestro nuevo momento histórico. En una reunión informativa ofrecida en la mañana del 19 de enero, según el periodista del New York Times Rod Nordland, el General se mostraba exultante, incluso triunfalista acerca de su guerra. Fue pocos días antes de que los primeros manifestantes egipcios tomaran las calles, y sólo días después de que autócrata tunecino Zine Ben Ali se hubiera enfrentado al poder conseguido por los pacíficos manifestantes y huyera de su país. Y aquí está lo que Petraeus dijo de forma tan exuberante a su equipo: “Tenemos cogido ya al enemigo por la yugular, y no vamos a dejar que escape”.

Es verdad que el general había estado durante meses no sólo enviando hacia el sur a las nuevas tropas estadounidenses, sino aumentando también el uso del poder aéreo, incrementando los ataques nocturnos de las Operaciones Especiales y, en general, intensificando la guerra en el territorio-hogar de los talibanes. Sin embargo, en el mejor de los casos, su imagen no era precisamente exultante. Obviamente, evocaba la idea de un depredador hundiendo sus dientes en la garganta de su presa, pero, seguramente, en algún lugar del inconsciente militar acechaba una imagen cultural popular estadounidense más clásica: la del hombre-lobo o vampiro. Es evidente que la idea que el general tiene del futuro estadounidense implica un extendido festín sangriento en la versión afgana de Transilvania y, al igual que Nagl y Fick, planea claramente clavar esos dientes en esa yugular durante un tiempo muy, muy largo.

Un mes más tarde, el 19 de febrero, justo cuando desataba todo un infierno en Bahrein y Libia, el general visitaba el palacio presidencial afgano en Kabul y, despreciando las reclamaciones afganas de que los últimos ataques aéreos estadounidenses en el noreste del país habían asesinado a decenas de civiles, incluidos niños, hizo un comentario que dejó estupefactos a los ayudantes del Presidente Hamid Karzai. No tenemos tal comentario al pie de la letra, pero el Washington Post informa que, según los “participantes”, Petraeus sugirió que “los afganos atrapados en un ataque de la coalición al noroeste de Afganistán podían haber quemado a sus propios niños para exagerar las reclamaciones por las víctimas civiles”.

Un afgano presente en la reunión comentó: “Me quedé pasmado al escuchar eso. La cabeza me daba vueltas. Era alucinante. ¿Qué padre haría eso a sus niños? Era realmente asqueroso escucharle decir eso”.

En la cámara de resonancia estadounidense, los comentarios del general pueden sonar, si no razonables, sí comprensiblemente exuberantes y categóricos: ¡Tenemos al enemigo cogido por la yugular! Nosotros no causamos víctimas afganas; ¡se lo hacen ellos mismos! En otras partes, seguramente aparecerían como obtusamente faltos de sentido musical o simplemente vampíricos, prueba de que quienes están dentro de la caja de resonancia no tienen ni idea de lo que parecen en un mundo en transformación.
Ahora, vayamos a través de la mal definida frontera afgano-pakistaní hacia otro escenario de la estupidez estadounidense. El 15 de febrero, sólo cuatro días después del derrocamiento de Hosni Mubarak como presidente de Egipto, Barack Obama decidió abordar un problema que cada vez se complica más en Pakistán. Raymond Davis, un antiguo soldado de las Fuerzas Especiales de EEUU armado con una pistola semiautomática Glock, cuando iba solo en un vehículo cruzando una barriada pobre de la segunda mayor ciudad de Pakistán, Lahore, disparó y mató a dos pakistaníes que, según afirmó, le habían amenazado a punta de pistola. (Resultó evidente que a uno le habían disparado por la espalda.)

Al parecer, Davis salió del vehículo disparando su pistola, después fotografió los cadáveres y pidió refuerzos. El vehículo que acudía hacia allí, a una velocidad exagerada y saltándose las normas de tráfico, atropelló a un motociclista, matándole antes de huir. (Posteriormente, la esposa de uno de los pakistaníes a los que Davis asesinó se suicidó ingiriendo matarratas.)

El policía pakistaní detuvo a Davis con un cargamento extraño. Nadie debería sorprenderse de que todas esas circunstancias no le granjearan precisamente las simpatías de una población ya alienada de sus supuestos aliados estadounidenses. De hecho, hubo una explosión de furor popular mientras los pakistaníes reaccionaban a lo que parecía ser la definición de la impunidad imperial, especialmente cuando el gobierno de EEUU, al afirmar que Davis era un “funcionario técnico y administrativo” agregado a su consulado en Lahore, exigió que se le liberara sobre la base de la inmunidad diplomática y empezó a presionar con prontitud a un gobierno ya débil e impopular con la pérdida de ayuda y apoyo.

El Senador Kerry realizó una visita apresurada, se hicieron llamamientos y por los pasillos del Congreso se oyeron una serie de amenazas de cortarle los fondos estadounidenses a ese país. A pesar de lo que ocurría en otros lugares y en un tumultuoso Pakistán, las autoridades estadounidenses no acertaban a imaginar que esos pobres pakistaníes que tanto les deben no fueran a doblegarse.

El 15 de febrero, con Oriente Medio en llamas, el Presidente Obama intervino, sin duda para estropear aún más las cosas: “Con respecto al Sr. Davis, nuestro diplomático en Pakistán”, dijo, “hemos llegado a un principio muy simple, que cualquier país del mundo que sea parte de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas ha mantenido siempre en el pasado, y debería defender en el futuro, que si nuestros diplomáticos están en otro país, no están sujetos a ningún procesamiento local en tal país”.

Los pakistaníes se negaron a ceder ante ese “tan simple principio” y no mucho después, el británico Guardian identificaba a “nuestro diplomático en Pakistán” como un antiguo empleado de Blackwater y actual empleado de la CIA. Estaba implicado, como informaba la publicación, en la guerra secreta de la Agencia en Pakistán. Esa guerra, especialmente los tan cacareados y costosos ataques “secretos” de los aviones no tripulados en las zonas fronterizas tribales pakistaníes, cuyos resultados Washington valora excesivamente, continúa generando unas consecuencias que los estadounidenses prefieren no entender.

Desde luego que el presidente sabía que Davis era un agente de la CIA, incluso cuando le llamó “nuestro diplomático”. Como era de esperar, el New York Times y otras publicaciones dijeron lo mismo, absteniéndose de escribir acerca de su puesto real a petición de la administración Obama, incluso cuando continuaron informando (evasivamente cuando no faltando sencillamente a la verdad) sobre el caso.

Teniendo en cuenta lo que está aconteciendo en la región, esto no representa precisamente una forma razonable de hacer política ni tampoco un periodismo razonable. Si sucediera que el difunto Chalmers Johnson, que introdujo en nuestro lenguaje de cada día la palabra “represalia”, estuviera observando desde algún nicho en el cielo la política estadounidense, tiene que sentirse lúgubremente divertido por la forma estúpida de hacer política de nuestras altas autoridades en su despreocupado intento de continuar arrasando a los pakistaníes.
Mientras tanto, el 18 de febrero, de nuevo en Afganistán, el Departamento del Tesoro de EEUU impuso sanciones a una de las “mayores casas de cambio de moneda” de ese país, acusándola de “haber utilizado miles de millones de dólares en transferencias dentro y fuera del país para ayudar a ocultar las recaudaciones procedentes de las ilegales ventas de drogas”.

Aquí va la forma en que Ginger Thompson y Alissa J. Rubin, del New York Times, contextualizaron ese hecho: “La medida es parte de un delicado acto de equilibrio de la administración Obama para acabar con la corrupción, que llega hasta los niveles más altos del gobierno afgano, sin que descarrilen los esfuerzos de contrainsurgencia que dependen de la cooperación del Sr. Karzai”.

En un mundo en el que la palabra de Washington se propaga cada vez con menos autoridad, la respuesta a esta descripción estilo cámara de resonancia, y especialmente su imagen central –“un acto delicado de equilibrio”- sería: No, no es así, ni mucho menos.

En relación con un país que es el principal narco-estado del planeta, ¿qué es lo que podría ser realmente “delicado”? Si Vds. querían describir el extraño galimatías de la relación de la administración Obama con el presidente Karzai y su gente, habría que echar mano de palabras como “retorcida”, “confusa” e “hipócrita”. Si prevaleciera el realismo, la frase más apropiada sería “desatinado desequilibrio”.
Finalmente, el periodista Dexter Filkins escribió hace poco un artículo sorprendente: “The Afghan Bank Heist” [El atraco del banco afgano], en la revista New Yorker, acerca de los chanchullos que pusieron al Banco Kabul, una de las altas instituciones financieras de Afganistán, al borde del colapso. Mientras se dedicaba a financiar a Hamid Karzai y a sus compinches deslizándoles asombrosas sumas de dinero en efectivo, los directivos del banco se escapaban con los depósitos de sus clientes. (Piensen en el Banco Kabul como el Bernie Madoff institucional de Afganistán). En su artículo, Filkins cita a un anónimo funcionario estadounidense que describió de esta forma los deshonestos tejemanejes que observó: “Si esto fuera EEUU, estarían ya arrestadas al menos cincuenta personas”.

Consideren esa línea como una versión de la cámara de resonancia de un monólogo cómico, así como un recordatorio de que sólo los perros locos y los estadounidenses pueden quedarse en la sombra afgana. Como muchos de los estadounidenses que están ahora en Afganistán, hay que traer a ese pobre diplomático a casa, y pronto. Ha perdido el contacto con la naturaleza cambiante de su propio país. Mientras proclamamos nuestro deber de llevar “la construcción de la nación” y “la buena gobernanza” a los ignorantes afganos, en casa, los EEUU se están derrumbando, a la democracia se la llevó el viento, los oligarcas se han ido de campo, el Tribunal Supremo ha asegurado que la afluencia masiva de dinero será lo que determine cualquier futura elección, y los mayores estafadores han conseguido, cuando se lo han propuesto, que los tribunales les libren de la cárcel. En realidad, el fraude del Banco Kabul –un gran problema en una sociedad enormemente depauperada- es un espectáculo de feria de importancia menor si se compara con lo que los bancos, agentes de valores, compañías de seguros e hipotecarias estadounidenses, y otras instituciones financieras hicieron a través de sus “esquemas Ponzi de titularización” cuando, en 2008, llevaron a la debacle a EEUU y a la la economías global.

Y ninguno de los individuos responsables ha ido a prisión, sólo algún intrigante tipo Ponzi a la antigua como Madoff. A ninguno se le ha sometido siquiera a juicio.

Justo el otro día, los fiscales federales soltaron a uno de los posibles últimos casos de la debacle de 2008. Angelo R. Mozilo, el ex presidente de Countrywide Financial Corp., en otro tiempo la compañía hipotecaria más importante de la nación, tuvo que enfrentar una demanda civil acerca de sus “irregulares ganancias” obtenidas en la debacle hipotecaria de las subprime por valor de 67,7 millones de dólares, pero, al igual que en el caso de sus colegas, no se va a presentar ninguna acusación penal.

Nosotros no somos los buenos

Imagínense esto: por primera vez en la historia, un movimiento de árabes está inspirando a los estadounidenses en Wisconsin y posiblemente en más lugares. En este preciso momento, es decir, hay algo nuevo bajo el sol y no lo hemos inventado nosotros. No es nuestro. Ni siquiera somos –recuperen el aliento aquí- los buenos. Los buenos eran los que pedían libertad y democracia por las calles de las ciudades del Oriente Medio mientras EEUU perpetraba otro de esos desatinados desequilibrios a favor de los matones a los que tanto tiempo llevamos apoyando en el Oriente Medio.

Se va a remodelar ahora la historia en modo tal que los anteriores importantes acontecimientos de los últimos años del empequeñecido siglo estadounidense –la Guerra de Vietnam, el fin de la Guerra Fría, incluso el 11/S- pueden quedarse eclipsados por este nuevo momento. Y sin embargo, en el interior de la cámara de resonancia de Washington apenas se van alumbrando nuevos pensamientos acerca de esos desarrollos. Mientras tanto, nuestro atribulado, confundido y perturbado país, con su vieja y desintegradora infraestructura, es cada vez menos un modelo a seguir para nadie en parte alguna (aunque de nuevo aquí no se enteren de nada).

Ajeno a los acontecimientos, Washington intenta claramente seguir con sus perpetuas guerras y aprovisionar sus perpetuas bases, creando aún más represalias y desestabilización en más lugares, hasta que se lo coman vivo. Esta es la definición de la total decadencia de EEUU en un mundo inesperadamente nuevo. Sí, puede que tenga puestos los dientes en las yugulares, pero queda abierto a la especulación de quién son los dientes y de quién son las yugulares, piense lo que quiera el General Petraeus.

Mientras el sol asoma por el horizonte del mundo árabe, la oscuridad se cierne sobre EEUU. En la penumbra, Washington juega a las cartas tratando de hacerse trampas a sí mismo a la vez que el resto de los jugadores va levantándose de la mesa. Mientras tanto, en algún lugar de la tierra de allá afuera se escuchan débiles aullidos. Es la hora de comer y el olor de la sangre está en el aire. ¡Tengan cuidado!

Tom Engelhardt, es co-fundador del American Empire Project, dirige el Nation Institute’s TomDispatch.com. Es autor de “The End of Victory Culture”, una historia sobre la Guerra Fría y otros aspectos, así como una novela: “The Last Days of Publishing”. Su último libro publicado es: “The American Way of War: How Bush’s Wars Became Obama’s” (Haymarket Books).

Fuente:
http://www.tomdispatch.com/post/175359/tomgram%3A_engelhardt%2C_washington%27s_echo_chamber/#more

http://rebelion.org/noticia.php?id=123215

Consejos para webs tras la Sentencia española «alasbarricadas»

Del derecho y las normas

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia contra el responsable de la web «alasbarricadas.org» (pdf)

Ya expresé en su momento que no estaba de acuerdo con la sentencia inicial del caso «Alasbarricadas» (pdf) seguido a instancias de Ramoncín por los comentarios, y una imagen, que se pusieron al pie de un comentario en un foro.

La razón fundamental para mi oposición es que creo que no es aplicable a las webs que no realizan una actividad económica la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información. Por eso sigo manteniendo que el fallo contra «alasbarricadas» aplicandole una ley que excluye a este tipo de páginas de su ámbito de aplicación es un error.

A pesar de ese criterio que por ahora no ha sido objeto de controversia judicial, al contrario, en este caso se ha asumido la sujección de las webs que no tienen publicidad ni ingresos de ningún tipo a la LSSICE (algo que entiendo ha sido aceptado incluso por la propia defensa puesto que no hay ninguna referencia a ello en las resoluciones judiciales precedentes), creo que es necesario exponer una serie de consejos para responsables de webs y blogueros a la luz de este fallo judicial y de las sentencias en los casos «putasgae» y «quejasonline».

En este caso se responsabiliza a quien aparecía como administrador de «alasbarricadas.org» porque no cumplió con la diligencia debida en la retirada de los contenidos, y no pudo hacerlo precisamente porque no había actualizado los datos de contacto y no demostró que el mail fuese un medio efectivo para contactar.

Este fallo del Tribunal recuerda a la doctrina constitucional (sentencias del Tribunal Constitucional 82/2000, de 27 de marzo, 145/2000, de 29 de mayo y 6/2003, de 20 de enero) sobre que los actos de comunicación producen plenos efectos cuando su frustración se debe únicamente a la voluntad expresa o tácita de su destinatario, o a la pasividad, desinterés, negligencia, error o impericia de la persona a la que va destinada.

Es decir, si la LSSICE permite que sea exonerado de responsabilidad por las lesiones de derechos que provoquen terceras personas, pero siempre que tenga conocimiento efectivo, que puede darse por varios medios, y actúe con diligencia en la retirada, pero no se puede considerar diligente a quien no cumple con los medios para contactar que señala la ley, puesto que de esa forma se coloca en posición de no tener nunca conocimiento efectivo.

También señala la sentencia que la ley debe interpretarse a la luz de las circunstancias sociales, y que en un medio como internet, pretender esperar a que en un caso evidente de lesión del derecho al honor (que ni tan siquiera ha sido cuestionada por la defensa) haya una resolución previa supondría dejar indefenso al ofendido.

A la vista de lo anterior se pueden extraer las siguientes conclusiones prácticas para blogueros y administradores de webs si no quieren ser considerados responsables por los comentarios o acciones de terceros que participen en su sitio:

1- Ten habilitado un canal de comunicación que puedas demostrar que funciona y recibe notificaciones. El email se admitiría, visto lo que ha dicho el Supremo en este caso, pero deberás demostrar en el eventual juicio que las solicitudes enviadas al mismo se reciben y contestan. Esto es algo que el juzgado de primera instancia señaló que no se había acreditado por los demandados.

2- Cumple con la obligación de tener los datos de contacto actualizados, de acuerdo al artículo 10 LSSICE. Personalmente incluiría a los datos del whois si tienes tu propio dominio, puesto que la sentencia también hace alguna referencia a ello.

3- Si recibes una notificación, ya sea en el email o un burofax, atiéndela y contesta al menos de manera inicial con un «estudiaremos su reclamación o queja», de esta forma trata de acreditar que recibes los mensajes.

4- Pero no son todo obligaciones para el bloguero o administrador de la web, la reclamación debe especificar todos los aspectos que deben ser analizados para ver si efectivamente se lesionan derechos de terceros, señalando los comentarios que se consideran lesivos y las razones para ello, de tal forma que el requerido pueda hacer un correcto juicio y decidir si procede a su retirada o no. Si la reclamación no cumple esos requisitos no puede exigirse despues su efectividad. Evidentemente también sería bueno solicitar que se acredite la representación o titularidad del bien o derecho objeto de reclamación.

5- Cuando recibas un requerimiento analiza si realmente se lesionan los derechos de un tercero. A falta de consultar con un abogado, siempre recomendable, guiate por el criterio de si te gustaría que tú o tu familia viesen el comentario si fuese dirigido a tí. Hay lesiones al honor demasiado evidentes como para que sean amparables. En el caso «alasbarricadas», por ejemplo, ni la defensa de la web cuestionó, entre otras cosas, que una imagen con la cabeza cortada del demandante no fuese lesiva para su honor. Sentido común.

6- Si consideras que el contenido o el comentario lesiona los derechos de tercero, retiralo y comunícaselo a quien te requirió. Si consideras que no procede su solicitud consúltalo antes con un especialista, pero no des una respuesta sin meditarlo muy bien o estar perfectamente asesorado.

7- Si el volumen de tráfico es pequeño y puedes revisar los comentarios o contenidos una vez a la semana no pasa nada porque tú mismo retires aquellos contenidos que son evidentemente lesivos, sin esperar a ningún requerimiento. Si el volumen es muy grande y no dispones de medios de control pues actúa según se te vaya requiriendo.

8- No todas las solicitudes tendrán fundamento o sentido, no actúes como un autómata, hay personas y empresas que no quieren que se hable mal de ellas, de sus productos o servicios, pero ello no justifica que se deba retirar el comentario, siempre que sea respetuoso o veraz.

Es importante señalar que esta sentencia para quien realmente representa un problema es para las webs que no realizan una actividad económica puesto que les hace extensible el régimen previsto para los prestadores de servicios de la sociedad de la información, pero para el resto de webs no supone algo rupturista, sino la confirmación de las resoluciones previas en esta materia y en coherencia con los fallos a nivel europeo en interpretación de la Directiva.

[Bonus track] A la luz de esta sentencia ¿qué pasaría si un titular de derechos remite un burofax a una web de enlaces pidiéndole la retirada de un enlace a una obra y si este no lo retira? ¿Demuestra esta sentencia que la Ley Sinde no tiene sentido?

http://derechoynormas.blogspot.com/2011/02/consejos-para-webs-tras-la-sentencia.html

Sólo los especialistas podrán prescribir hierbas medicinales

por Heidi Stevenson, 20 de febrero de 2011

Inglaterra va a permitir a los herbolarios y profesionales de la Medicina China Tradicional (TCM) continuar prescribiendo hierbas medicinales con posterioridad al día 30 de abril de 2011, cuando entre en vigor la Directiva sobre productos basados en plantas medicinales (THMPD). Es una buena noticia, pero las tiendas tradicionales de hierbas medicinales desaparecerán.

En el marco de la directiva THMPD, el acceso de las personas a las hierbas medicinales se va a reducir drásticamente. Casi todas desaparecerán de los estantes de las herboristerías una vez que se agoten las existencias. En la actualidad, sólo 73 productos a base de hierbas han sido aprobadas para su venta directa al público. A la gente se le ha lanzado un señuelo, pero el directiva THMPD sigue intacta.

Consulte aquí la lista más reciente: ( http://gaia-health.com/articles401/000406-herblist.shtml) Sólo una marca de gel de árnica ha logrado su aprobación y ninguna marca de un preparado con caléndula se encuentra en la lista.

El señuelo

El Departamento de Salud ha lanzado un señuelo por el que se autoriza a sólo dos profesional la prescripción: a los herboristas certificados por el Consejo de Salud (HPC) y a los profesionales de la Medicina Tradicional China. Este sistema no estará aprobado hasta el año 20112. Hasta entonces, cualquier profesional puede estar en riesgo, como señala la Declaración Ministerial:

“Por eso hemos decidido pedir al Consejo de Profesionales de la Salud que se establezca un registro legal de aquellos profesionales que suministren medicamentos a base de plantas sin licencia…”

Los cuatro Departamento de Salud del Reino Unido elaborarán conjuntamente un proyecto de ley. Esto dará la oportunidad a los profesionales y al público de comentar e informarse. Sin perjuicio de los procedimientos parlamentarios, una nueva ley entrará en vigor en el año 2012.

Por otro lado:

Hasta que las nuevas disposiciones sustituyan a Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), se continuará con el adecuado cumplimiento de las medidas que se deban aplicar cuando haya una infracción de los requisitos reglamentarios. De acuerdo con el enfoque de la MHRA, las medidas adoptadas serán proporcionadas y se centrarán en los productos que presenten un riesgo para la salud pública. Las directrices establecidas por la MHRA deja claro que cuando los profesionales dispongan de existencia de productos sin licencia el día 30 de abril de 2011, se beneficiarán de un régimen transitorio en virtud de la Directiva Europea, siendo el médico el que podrá seguir vendiendo los suministros existentes a sus pacientes.

Se presentan muchas dudas ¿Qué sucede cuando las existencias se agotan? ¿Se podrán comprar más antes del registro oficial del año 2012? ¿A qué herbolarios se les dará la certificación? Y observe que no existen garantías de que los herbolarios puedan practicar normalmente su actividad sin temor a que haya una redada policial porque venda una hierba que la MHRA considere peligrosa.

Y la presa.

Aparte de estas preocupaciones por la situación de los herbolarios, hay todavía un problema más importante. El derecho de las personas al acceso directo a la gran mayoría de las hierbas medicinales se eliminará cuando desaparezcan las existencias a partir del primero de mayo. Quizás usted pueda seguir comprándolas, pero ahora tendrá que contactar con un herbolario y pagar al herbolario por ese acceso.

Siempre hemos tenido la oportunidad de acudir a un profesional de herbolario a a un médico de la Medicina Tradicional China, pero vamos a perder el derecho a tomar nuestras propias decisiones.

Los herbolarios y profesionales de la Medicina Tradicional China se convertirán en los depositarios. Nuestro derecho a un acceso directo a todas las hierbas medicinales, que ha sido un derecho transmitido durante generaciones, nos está siendo robado. Estamos siendo tratados como sin capacidad para tomar decisiones racionales sobre nuestra salud.

http://www.gaia-health.com/articles401/000406-english-medicinal-herb-practitioners.shtml

El glifosato produce defectos congénitos

Univers-Nature


El glifosato produce defectos congénitos

 

Univers-Nature

 

En base a la observación de muchos casos de malformaciones en recién nacidos, malformaciones craneofaciales y del sistema nervioso, en regiones donde se utilizan herbicidas que contienen el principio activo glifosato (1), los científicos argentinos han establecido una correlación entre ambos fenómenos.

Para ello analizaron los efectos de una dilución de 1/5000 de glifosato sobre las larvas de la rana Xenopus laevis.

Publicado en la revista Chemical Research in Toxicolog, los resultados revelan que los embriones presentaban una inusualmente alta cantidad de alteraciones en el desarrollo y la cresta neural cefálica.

Para comprobar estos resultados con concentraciones bajas de herbicidas basados en el glifosato, los científicos están seriamente preocupados frente a los casos de anomalías observadas clínicamente en los niños que viven en las zonas donde la población está expuesta a este tipo de herbicidas utilizados en cultivos transgénicos tolerantes al glifosato.

Basándose en los resultados de este nuevo estudio, MDRGF (2), se exige la aplicación del principio de precaución y la “retirada de la autorización para el uso del herbicida glifosato en el mercado europeo, como medida de prevención contra malformaciones en la población expuesta a este herbicida”.

 

Cecilia Cassier

 

  1. Roundup de Monsanto pertenece a este categoría
  2. Movimiento por los Derechos y Respeto por las generaciones Futuras.

 

Fuente del artículo: http://www.univers-nature.com

 

A mediados de agosto del 2009 se realizó en el Congreso de la Nación la jornada ‘Observatorio del Glifosato’, convocada por la diputada nacional Julia Argentina Perié y de la que participaron más de 140 representantes de distintas organizaciones. La diputada es autora de un proyecto de ley de prohibición de Glifosato, un agrotóxico acusado de provocar serias discapacidades en distintas poblaciones rurales de todo el país. Pero la tragedia ambiental no termina con esta sustancia y la actividad sojera, son varias las industrias y negocios responsabilizados en todo el país de generar graves discapacidades y malformaciones. ¿Será el área ambiental el nuevo campo de concientización y el gran desafío para las sectores y colectivos de discapacidad?

En un momento histórico donde la ciencia se enfrenta a sus propios límites y los nuevos paradigmas médicos intentan volver a abordar al ser humano como una unidad, sería absurdo pretender escindir al hombre de su ambiente y negar que ambos están atravesados por las mismas problemáticas.

El  11 de agosto del 2009 se llevó adelante en el Congreso de la Nación la jornada “Observatorio del Glifosato”, convocada por la diputada nacional Julia Argentina Perié. En el encuentro participaron más de 140 profesionales y especialistas de distintas organizaciones de todo el país, preocupados por las terribles consecuencias que el uso de agrotóxicos está causando en el ambiente y en los pobladores de las áreas rurales.

La diputada Perié es autora de un proyecto de ley acerca del controvertido herbicida glifosato, acusado de causar serias malformaciones y discapacidades en comunidades rurales de distintas regiones argentinas. Con la convocatoria a este observatorio se reanudaron las denuncias y los pedidos de prohibición del empleo de esta sustancia considerada como agrotóxico.

En dicho encuentro, uno de los testimonios más contundentes lo brindó el investigador y científico Hugo Gómez Demaio, jefe del Laboratorio de Biología Molecular de Misiones, quien aseguró que el 86,6% de los niños de hasta dos años de la Colonia Alicia, localidad misionera, padece algún retraso mental demostrable provocado por la aspersión de agrotóxicos. Gómez Demaio afirmó además que “se detectan 60 niños por año con malformaciones” y que el contacto con estas sustancias provoca “modificaciones en su genoma humano” que continuarán transmitiéndose en la descendencia.

Asimismo, Demaio señaló que las malformaciones no son las únicas consecuencias del contacto con los agrotóxicos, el científico remarcó que también provocaría, entre otras dolencias, diferentes tipos de cáncer, insuficiencia renal, enfermedades respiratorias y hepáticas.

En un reciente informe, Francisco Vargas Marcos, Subdirector General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, afirmó que en los países industrializados “un 20% de la incidencia total de enfermedades puede atribuirse a factores medioambientales. En Europa, una gran proporción de muertes y años de vida ajustados por discapacidad (DALYs) en el grupo en edad infantil es atribuible a la contaminación del aire interior y exterior. Un dato significativo es que 1/3 de las muertes en el grupo de edad de 0-19 años es atribuible a exposiciones ambientales: contaminación del aire interno y externo, agua y saneamiento, sustancias y preparados químicos y lesiones producidas por accidentes”.

Sin dudas la desigualdad y la explotación social insertas en los sistemas de explotación natural son dos factores de gran incidencia para que también en los países en vías de desarrollo el daño ambiental genere a su vez graves consecuencias para la salud humana. Al menos así lo demuestran investigaciones llevadas adelante en toda Latinoamérica.

En un reciente comunicado, la Red Latinoamericana de Organizaciones No Gubernamentales de Personas con Discapacidad y sus Familias (RIADIS), publicó un contundente texto titulado “Agrotóxicos y salud: enfermedades y discapacidades prevenibles”. En el mismo, Ana Dones notificó que el Comité Ecuatoriano Inter Institucional sobre las Fumigaciones (CIF) “comprobó, dentro de Ecuador, el impacto de las fumigaciones colombianas del Plan Colombia, a dos, cinco y diez kilómetros de la frontera. Afecciones respiratorias, digestivas, de la piel y oculares. Riesgo de cáncer, de malformaciones congénitas y de abortos espontáneos, los que aumentaron en un 800 por ciento en dicho país”.

Según la misma organización, nuestro país no se queda atrás, por el contrario: “En Argentina, los casos de malformaciones por contacto con agroquímicos superan diez veces la media. La estadística normal de casos de malformación del tubo neural es de uno en cada mil niños nacidos vivos, pero en Misiones la estadística es de doce casos de malformación por cada mil. El 87% de los casos de malformación se registran generalmente en pacientes que habitan en zonas rurales y están en permanente contacto con agroquímicos, son hijos de trabajadores de las plantaciones de tabaco y yerba mate”, asegura la prestigiosa entidad.

Riadis, red conformada por organizaciones de personas con discapacidad de diecinueve países de América Latina y el Caribe, hizo hincapié en dos sustancias agroquímicas como las principales responsables en Latinoamérica de esta tragedia ambiental.

Por un lado, la crítica más dura está dirigida a la Dioxina o Agente Naranja, “sustancia usada en Viet Nam y que se sigue utilizando en Misiones en las plantaciones de tabaco, a pesar de que se conoce su alto grado de toxicidad. El agente naranja produce graves alteraciones en el organismo como, vómitos, ataques de epilepsia, edemas de pulmón, arritmias cardíacas que derivan en muerte y severas discapacidades neurológicas como mielomeningocele, espina bífida, retardo mental grave”.

Y en segundo lugar, Dones habla puntualmente del glifosato. “Otro tema que incumbe a los países del MERCOSUR es el floreciente negocio de la soja, cuyo principal agroquímico es el tristemente célebre Roundup de Monsanto (glifosato). Sólo en el año 2007 el cultivo de soja consumió el 94% de glifosato usado en la Argentina, unos 178 millones de litros y esta cifra aumenta cada año con el incremento de la superficie sembrada. Las consecuencias del glifosato para la salud son cada vez más evidentes para el mundo pero pareciera que para América del Sur ese no fuera un problema, las mismas enfermedades y discapacidades antes comentadas se viven en todas las zonas rurales donde se cultiva la soja. El médico Rodolfo Páramo, del Hospital de Malabrigo, Santa Fe, reveló que la proporción de nacimientos de bebés con malformaciones es muy grande, como así también los distintos tipos de cáncer. Y advirtió contra el uso indiscriminado del glifosato, el ‘cual no se degrada al contacto con la tierra’”.

Si bien para la diputada Perié es importante el haber llegado a una instancia de concientización en el Congreso de la Nación, queda pendiente el articulado del proyecto de ley y la recolección de la mayor cantidad de firmas del resto de los diputados de todos los bloques y provincias, para que éste pueda ser tratado lo antes posible en la Cámara baja.

Por otra, los agrotóxicos no son los únicos responsables en el país de causar malformaciones y discapacidades; los contaminantes vertidos a lo largo de todo el Río de la Plata, la explotación minera a cielo abierto y los vertederos de muchas curtiembres en el interior estarían provocando un desastre silencioso del que pocos medios quieren hacerse eco.

Ante este panorama aterrador, ¿ha llegado el momento de que las áreas oficiales y las organizaciones de la sociedad civil involucradas con la discapacidad se hagan eco de esta tragedia ambiental y humana?

El fantasma del glifosato

El glifosato es un cuestionado componente del herbicida Roundup, de la empresa Monsanto, utilizado comúnmente para la eliminación de hierbas y arbustos en extensos territorios donde se cultiva soja (alrededor del 60% del área cultivable de Argentina).

Ante la gran cantidad de denuncias recibidas sobre los posibles efectos tóxicos de esta sustancia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner instauró en febrero pasado la Comisión Nacional de Investigación para hacer un seguimiento sobre sus efectos en la población.
Una de las mayores denunciantes y autora de un proyecto de ley para la prohibición del uso de glifosato es la Diputada Nacional Julia Perié, quien junto a especialistas como el doctor Juan Carlos Demaio, el científico Andrés Carrasco y la abogada Graciela Gómez han realizado serios estudios y contundentes acusaciones.

En su proyecto de ley, Perié cita las pesquisas de Andrés Carrasco, investigador de la UBA y el Conicet, “quien confirmó mediante ensayos de laboratorio el efecto devastador del glifosato en embriones, aun en dosis muy por debajo de las utilizadas en los campos de soja. Manifestó, ‘No descubrí nada nuevo. Sólo confirmé lo que otros científicos descubrieron y, sobre todo, lo que centenares de pueblos fumigados vienen denunciando’. Desde entonces, fue blanco de presiones de las empresas del ramo y sufrió amenazas e intimidaciones. El científico defendió su investigación y aseguró que “nada justifica el silencio cuando se trata de la salud pública”.

Entre distintos referentes médicos y científicos, en el proyecto se citan los hallazgos de distintos médicos de las provincias más afectadas por estas sustancias. Según consta en el escrito adjunto del Dr. Alejandro Oliva, médico e investigador y encabezado por el Hospital Italiano de Rosario, se vincularon malformaciones, cáncer y problemas reproductivos con exposiciones a contaminantes, entre ellos el glifosato y sus agregados. “Los hallazgos fueron contundentes en cuanto a los efectos de los pesticidas y solventes”, afirma Oliva. El estudio abarcó seis pueblos de la pampa húmeda y encontró “relaciones causales de casos de cáncer y malformaciones infantiles entre los habitantes expuestos a factores de contaminación ambiental, como los agroquímicos”.

También se cita al Dr. Rodolfo Páramo de la provincia de Santa Fe, quien relacionó los agroquímicos con el cáncer en la localidad de Malabrigo. “El médico destacó que en esa localidad del sur del departamento Gral. Obligado en menos de un año nacieron 12 chicos con malformaciones. Dijo que el glifosato no se degrada al contacto con la tierra, y que ‘no nos damos cuenta que nos están matando de manera lenta y profunda’”.

Pero sin dudas uno de los testimonios más concluyentes es el del Dr. Hugo Gómez Demaio, jefe de Cirugía Infantil del Hospital Provincial de Pediatría de Posadas, director del proyecto Uso de agrotóxicos y malformaciones congénitas humanas, quien tiene más de dos décadas investigando el impacto de los agrotóxicos en el genoma humano. “Desde 1987, Demaio comenzó a realizar investigaciones por constantes nacimientos de niños con mielomeningoceles, una falla en el cierre del tubo neural, lo que aparece como la exposición de la médula. ‘Es una enfermedad que produce parálisis de miembros inferiores, incontinencia urinaria y anal, entre otras complicaciones que requieren rehabilitación y un promedio de entre ocho, 10 y hasta 20 operaciones’ (…). Al tomar conocimiento de la gran cantidad de casos en la zona estudiada en Colonia Alicia, se comprobó que los recién nacidos eran hijos de familias afincadas en las zonas tabacaleras donde se utiliza gran cantidad de agrotóxicos, por lo cual se realizaron estudios que permitieron constatar que todos tenían en su cuerpo hidrocarburos policíclicos aromáticos, a los que eran susceptibles. De esta manera, se comenzó a estudiar casos con mielomeningoceles, que Demaio consideró la punta del iceberg, ya que empezamos a estudiar la genotoxicidad, que es la modificación del genoma humano. Fue cuando empezamos a ver que además de mielomeningoceles, se presentaba la genotoxicidad, que es la intoxicación crónica por el uso de estos agrotóxicos”.

La Organización Mundial de la Salud advierte que el glifosato está encuadrado en la máxima categoría entre las sustancias tóxicas para el ser humano, “siendo capaz de romper la cadena de ADN de una célula humana, la que podría continuar con vida y degenerar en enfermedades terminales. En nuestro país, se utilizan entre 180 y 200 millones de litros de este herbicida desarrollado por la multinacional Monsanto y, desde su desembarco en el país, en 1997, se ha expandido hasta las 18 millones de hectáreas”, alega Perié.

Aunque el tema comenzó a salir a la luz con más fuerza a partir del año pasado, las primeras noticias sobre las posibles consecuencias del glifosato en la salud datan del año 2005. En esa época ya se hablaba de que en la provincia de Misiones nacían 5 de cada 1000 niños afectados de Meliomeningocele, reiterándose los casos en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos con mayor frecuencia. Uno de los principales portavoces fue el Dr. Demaio, quien ya afinales de la década del 80 comenzó a detectar un gran número de chicos con mal formaciones del sistema nervioso central. “Cuando vemos qué presupuesto tiene para Latinoamérica Monsanto, que tiene su gran agencia acá en Posadas, 30 mil millones de dólares son los que invierten en agrotóxicos para que unos pocos sean muy ricos y para que todos los demás seamos discapacitados”, afirmaba Demaio por ese entonces.

Perié afirma que la problemática ya está siendo retomada por ciudadanos de las áreas urbanas y ve en ello un signo de mayor compromiso social: “un grupo de vecinos de un barrio de Vicente López, se acercó a participar (del Observatorio) con la preocupación de que la empresa concesionaria de los trenes fumiga las vías del tren, y lo hacen cerca de las ventanas de sus casas, por lo que el aire se torna irrespirable”.

A pesar de las presiones del sector agropecuario y de que el tema escapa a la atención de los grandes medios, la diputada Perié se mostró optimista por la repercusión del Observatorio y por el avance del proyecto. Según transmitió en declaraciones para la Asociación de Periodistas Ambientales, “hay más acuerdo de lo que yo pensaba. Estoy gratamente sorprendida con esa respuesta. Siempre la idea es contar con el apoyo de la mayor cantidad de diputados posible y creo que lo estamos logrando. El proyecto lo firmaré y lo presentaré al día siguiente de esta reunión”.

 

http://discapacidadrosario.blogspot.com/2010_07_01_archive.html

Artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/22/los-cientificos-advierten-sobre-la-relacion-entre-un-nuevo-y-peligroso-patogeno-y-roundup-de-monsanto/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/22/solicitud-a-la-ministra-de-agricultura-de-una-moratoria-sobre-los-cultivos-transgenicos/

El despertar de la conciencia: un mundo que se desvanece

por Robert Jensen / 25 de febrero 2011

(http://www.redroom.com/publishedwork/all-my-bones-shake-seeking-a-progressive-path-prophetic-voice)

Este es el problema central de la historia de mi toma de conciencia. Cuando comencé este proceso hace 20 años, me hice el compromiso de enfrentarme a la verdad con lo mejor de mis capacidades, incluso aunque esa verdad fuese dolorosa o desagradable. Mis ideales no han cambiado y mi compromiso con las organizaciones no ha disminuido, pero el peso de esta evidencia me sugiere que nuestra especie está entrando en un período de declive permanente, debido a un rápido deterioro de las condiciones ecológicas. Creo que tenemos más problemas de los que la mayoría de la gente está dispuesta a reconocer.

La historia de nuestros despertares, ya sean morales, intelectuales, religiosos, artísticos o sexuales, son difíciles. Una reflexión honesta tampoco es fácil, y una mirada satisfecha es la norma: nos encanta ser héroes de una épica propia.

Esto también se puede decir del despertar político, y sobre todo para aquellos de nosotros que nacimos con privilegios inmerecidos como resultado de un poder ilegítimo. No sólo nos encanta contar historias en las que salimos bien parados, sino que también decoramos la narración con toda una humilde parafernalia para no parecer arrogantes. Utilizamos nuestros fracasos para trazar una historia de nuestra transformación, incluso cuando hablamos de nuestras limitaciones estamos poniendo de relieve nuestra sabiduría en ver esas limitaciones.

Así que cuando recibí una petición de un investigador para contar la historia de cómo surgió mi conciencia política, mostré dudas. No me gusta sentirme como un fraude, y siempre uno se siente un fraude en algunos aspectos, incluso cuando uno trata de ser tan honesto como sea posible. Pero, como la mayoría de la gente, siento un impulso de contar mi historia, sobre todo para tratar de explicarme a mí mismo. Así que insisto:

 

Siendo un adolescente en la década de los años 1970, en medio de la cultura dominante del Medio Oeste, me perdí los movimientos radicales de los Estados Unidos de la década anterior, por tiempo y por distancia. Desarrollé una política liberal convencional como reacción a la política convencional conservadora de mi padre y de mi generación. Pero, en líneas generales, crecí despolitizado: como otros estadounidenses de mi tiempo, nunca se nos enseñó a analizar los sistemas y las estructuras de poder, así que mis posiciones liberales parecían banales para que la crítica que realizaba sobre esta base supusiese una ventaja para mí. Después de acabar mis estudios en la Universidad, trabajé como periodista en varios diarios de amplia difusión, aún más retrasados en su crítica de las estructuras del poder. Los periodistas que no tienen una conciencia política es poco probable que ésta se desarrolle en un medio que reclama neutralidad, pero que se dedica de manera enfática a los saberes convencionales.

El despertar de mi conciencia empezó cuando participé en un doctorado en 1988 sobre un programa de comunicación de masas, una época en la que las Universidades de Estados Unidos eran intelectual y políticamente más abiertas que en la actualidad. Después de dos años de rutina diaria en las redacciones de los periódicos, me sentí liberado para leer, pensar y hablar de las nuevas situaciones con las que me enfrentaba. Mi estudio de la Primera Enmienda me llevó una crítica feminista de la pornografía, que en ese momento era un asunto importante en lo relativo a la libertad de expresión. Mis cursos de postgrado fueron impartidos en primer lugar por los defensores liberales de la pornografía, que era la norma académica por aquel entonces y lo sigue siendo ahora. Pero también formé parte un grupo de activistas locales que luchaba contra la industria de la explotación sexual (pornografía, prostitución, desnudos) y me di cuenta que allí había una crítica feminista rica, compleja y apasionante, que me obligó a repensar lo que antes creía, sobre la libertad, la elección y la liberación.

Como resultado de estos primeros encuentros, empecé a leer sobre el feminismo y recibiendo clases de feministas, y hablé con las personas de esta comunidad, lo que me llevó a participar en sus actividades educativas. No era consciente de que con estas decisiones estuviese construyendo un marco filosófico y político radical. Sólo seguía las ideas que me parecían más convincentes desde el punto de vista intelectual y me relacionaba con las personas que consideraba más decentes. Pues bien, estas decisiones me cambiaron la vida de dos maneras.

En primer lugar, se me abrió todo una alternativa a los convencionalismos, en los que liberales y conservadores mantienen unos estrechos límites ideológicos. Esta apertura al pensamiento feminista, es especial a lo que se considera el feminismo radical, me ha permitido dar un paso fuera de aquellos límites y hacerme sencillas preguntas: ¿De dónde viene el poder y cómo se pone en práctica, tanto en las instituciones formales como en las relaciones informales?

En segundo lugar, me ayudó a comprender la importancia de tener una vida política fuera del ámbito universitario. En lugar de poner todo mi empeño en la enseñanza y la investigación, participé en un proyecto comunitario y me relacionaba con personas que estaban preocupadas con la publicación de investigaciones que eran marginadas, en revistas de una importancia marginal. A pesar de que tenía que publicar las pertinentes investigaciones académicas como profesor asistente, una vez que conseguí seguridad en el trabajo, regresé de inmediato a aquella organización e ignoré las pretensiones pseudo-intelectuales que dominan la mayor parte del mundo académico en el campo de las ciencias sociales y las humanidades. Había desarrollado un proyecto riguroso y relevante, pero me di cuenta de la escasa relación que tenía con el ámbito académico de ese momento.

Desde esas primeras investigaciones en la industria de la explotación sexual y el papel de la cultura pornográfica en la violencia de los hombres, yo seguía pensando en cómo se organiza el poder y funciona en torno a otras dimensiones de nuestra identidad y estatus en el mundo. Después de abrir la puerta de los sexos, era inevitable que abriese la puerta de las razas. A partir de ahí, surgieron múltiples preguntas sobre la injusticia inherente al capitalismo económico y la violencia en la dominación imperial de Estados Unidos. Finalmente, comencé a pensar más sobre cómo la dominación humana está destruyendo la capacidad de la ecosfera para sostener la vida y tal como la conocemos.

Todas estas preguntas me llevaron a la misma conclusión: vivimos en un mundo estructurado por jerarquías ilegítimas sobre la base de un dominación/subordinación dinámica. Los que disponemos de privilegios inmerecidos, la recompensa por hacer caso omiso de esa conclusión es que podemos conseguir un estatus social y económico dentro de este sistema, pero el coste de esta capitulación al poder es que entregamos una parte esencial de nuestra humanidad. Veinte años después de aquello me he embarcado en esta investigación, y puedo ver con más claridad. Pero cuando empecé a enfrentarme a estos problemas, sólo sabía que los convencionalismos daban una explicación insuficiente, que los lugares comunes expresados por el poder eran lugares vacíos, y que los razonamientos lógicos ofrecidos por los intelectuales al servicio del poder me parecían egoístas. No sabía lo que quería, pero sabía lo que no quería, no una carrera de este tipo, no una vida de esta forma.

Lo único que tengo claro ahora, algo que no me era evidente al principio, a la pregunta de cómo surgió esta primera concienciación, es que no tengo una respuesta sencilla, porque quizás fuese algo gradual. Pero hubo un momentos en este camino, como el día en que leí un discurso de Andrea Dworkin, en 1983, “ Quiero una tregua de veinticuatro horas en la que no haya ninguna violación”, en el cual solicita a los hombres “un día en el que no se amontonen nuevos cuerpos, un día en el que no se añadan nuevas agonías sobre las viejas” (1). En este discurso señalaba que las feministas no odian a los hombres, sino que “creen en su humanidad, en contra de toda evidencia”(2).

Recuerdo también el importante papel de un amigo del grupo anti-pornografía, un hombre mayor que yo, que no solamente formaba parte del movimiento feminista, sino también de grupos de derechos civiles, contra la guerra y las amenazas ambientales. Me dio un modelo de cómo una persona con privilegios podía contribuir a una política radical y dar forma a unos principios. En mi libro sobre la pornografía, escribí sobre un momento especialmente importante con Jim Koplim, cuando hablamos sobre mi trabajo voluntario en el grupo:

“Si quieres formar parte de este grupo porque quieres salvar a las mujeres, entonces no te queremos”, me dijo al principio – ¿no era la crítica a la explotación sexual de las mujeres mediante la pornografía una forma de ayudar a las mujeres? Sí me explicó Jim, pero también muchos hombres que se involucran en este trabajo se ven como caballeros de brillante armadura, que montan a caballo como héroes que salvan a las mujeres, y por lo general resultan ser aliados de poca confianza. Lo hacen por sí mismos, no para cuestionar su masculinidad, sino para jugar el papel de héroes en un nuevo contexto, el pseudo-feminismo. Usted tiene que tener un concepto diferente, me dijo: “Tiene que estar aquí para salvar su propia vida”.

No entendía en ese momento exactamente lo que quería decir, pero algunas de esas palabras resonaron en mi interior. Esto era lo que el feminismo ofrecía a los hombres: no solamente una manera de no hacer daño, sino una manera de entender el sistema de dominación masculina, que tanto daño hace a las mujeres, pero que también impide que los hombres sean plenamente humanos (3).

Jim me desafió a que me preguntase por qué estaba allí y lo que esperaba conseguir, de modo que llegué a entender que mi interés por la política feminista se debió en gran parte a mi propia alienación en la definición tradicional de masculinidad. Para mí, contar esto de forma sencilla me parecía lo correcto, lo que implicaba nobleza por mi parte.

Veinte años después todavía me hago las mismas preguntas acerca de por qué tomo las decisiones que tomo. Soy un hombre que forma parte del movimiento feminista y un hombre blanco que critica la supremacía blanca, que tan arraigada está en la cultura dominante. Soy un estadounidense que se opone a la política imperial de los Estados Unidos y trabajo con un grupo local que organiza a los trabajadores inmigrantes. En estos esfuerzos llama la atención las desproporcionadas alabanzas en relación con mi esfuerzo y capacidad, un hecho que indico siempre que me es posible. La gente a veces me escucha, no porque sea más inteligentes que las feministas, sino porque soy un hombre. Lo que digo sobre el racismo no es mejor que lo que han dicho otros autores negros, pero soy apreciado porque soy blanco.

Esta es la difícil historia de mi despertar. Tuve la suerte de aprender a ver el mundo desde el punto de vista de los que luchan contra el poder, y se me recompensa de muchas maneras al hablar, al escribir o al actuar con estos movimientos. Pero reconozco que los premios son injustos, pero mi humildad se convierte para otros en una supuesta sofisticación. Sin embargo, si me negase a utilizar estos privilegios, en el fondo un desvanecimiento de mi persona, estaría desperdiciando recursos de mi posición en el mundo y que puedo ofrecer a estos movimientos.

Estoy atrapado, sin embargo, en un sistema que hace que mi vida sea relativamente fácil. Incluso cuando hay alguna amenaza por mis actividades políticas, como por ejemplo los ensayos críticos sobre los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos después del 11 de septiembre, tengo mucho apoyo externo a las estructuras de poder, así como el privilegio de persona educada, hombre blanco… de modo que nunca me siento amenazado…

No se dan cuenta los que adoptan una perspectiva crítica, incluso los que pertenecen a la categoría privilegiada, tan bien como yo: en las últimas décadas en los Estados Unidos, en las que la disidencia, como es mi caso, es tolerada, no ha habido ninguna represión en contra de los sectores privilegiados. Ciertos grupos específicos ( en particular los inmigrantes, musulmanes, árabes) han tenido que mostrarse cuidadosos, y no hay garantía de que una represión más generalizada no regrese a los Estados Unidos, especialmente si el poder del país sigue en declive en todo el mundo y las elites se ponen nerviosas. Pero por ahora, los hombres blancos de los Estados Unidos tienen una posición bastante segura. Existe el riesgo de perder el trabajo, pero eso resulta trivial en comparación con el destino sufrido por los radicales en otras épocas de la historia de Estados unidos, o en otros lugares en la actualidad.

Por lo tanto, éste es el resumen de mi historia de concienciación: He vagado durante 30 años de mi vida en todo lo ajeno a las operaciones de poder, protegido por un privilegio. Durante los últimos 20 años he estado contribuyendo con una gran variedad de movimientos por la justicia social y la sostenibilidad ecológica, realizando aportaciones de forma regular en nuevas experiencias que me llevan más allá de lo que se da por sentado (últimamente estoy acudiendo a 5604 Manor, nuestra comunidad progresista de Austin, TX). Aunque me encanta enseñar y poner mucha energía en mi trabajo como profesor, mi comunidad y las actividades políticas son más importantes para mí, y una fuente de mayor vitalidad intelectual. Si la sensibilización es un proyecto en curso, es probable que esto no suceda en las instituciones moribundas, como las universidades, sino que se encuentra en las personas con un fuerte compromiso y que asumen riesgos en el trabajo político.

Esta es la cuenta más exacta de lo que he llegado a ser, a la persona política que soy. Pero contar esta historia siempre me marea un poco, todavía no he encontrado la manera de describir mi desarrollo político, de forma que no suene como un auto-agradecimiento, como si yo fuera un héroe de una leyenda épica.

El malestar de los años en contar mi historia se complica aún más por las nuevas preocupaciones de los últimos años. Ahora más que nunca soy consciente de que no importa lo alto que pueda llegar la conciencia de alguien en los Estados Unidos, pues es muy poco lo que podemos hacer para revertir las consecuencias del asalto de la sociedad industrial moderna al mundo de los vivos. No quiero decir que no se pueda hacer nada o que nada se deba hacer para promover la sostenibilidad ecológica, sino que los procesos puestos en marcha durante la era industrial pueden haber llegado más allá del punto de no retorno, que la salud de la ecosfera que haga posible nuestra vida esté comprometida más allá de su recuperación.

Las izquierda contemporánea se centra por lo general en las pequeñas victorias logradas en su momento y en una visión de un cambio social a largo plazo. Como no hay ninguna revolución en el horizonte, sólo reformas en el sistema existente, aferrándose a los ideales radicales que dan cuenta de esas actividades. Estamos dispuestos a trabajar sin garantías, apoyados en una creencia, como la que expresó Martin Luther King Jr,: “el universo moral es amplio, pero se doblega hacia la justicia” (4). Se supone que nos llevará hacia ello, incluso si nuestros movimientos no prevalecen con vida propia, contribuyendo a un futuro mejor.

Pero ¿qué pasa si no no se están doblegando hacia la justicia? ¿Qué pasa si el arco moral universal tiene la espada encorvada y la crisis ecológica desborda nuestra capacidad moral colectiva? Hay que decirlo sin rodeos: ¿Qué pasa si el homo sapiens entra en un callejón evolutivo sin salida?

Este es el problema central de la historia de mi toma de conciencia. Cuando comencé este proceso hace 20 años, me hice el compromiso de enfrentarme a la verdad con lo mejor de mis capacidades, incluso aunque esa verdad fuese dolorosa o desagradable. Mis ideales no han cambiado y mi compromiso con las organizaciones no ha disminuido, pero el peso de esta evidencia me sugiere que nuestra especie está entrando en un período de declive permanente, debido a un rápido deterioro de las condiciones ecológicas. Creo que tenemos más problemas de los que la mayoría de la gente está dispuesta a reconocer.

Este no es un argumento para renunciar al abandono de la política radical. Sólo es una descripción de lo que me parece cierto, y no puedo ver cómo nuestros movimientos se dan el lujo de evitar este problema. No digo que tenga razón en todo, aunque tengo la seguridad de que este análisis es plausible y debe estar entre nuestras preocupaciones. Sin embargo, lo que veo es que la mayor parte de las personas quieren apartar ese cáliz de la vista.

Al tratar de dar sentido a la política de sensibilización, trato de evitar la imagen de mí mismo como un héroe épico que vence la adversidad desde la verdad. Esa es una lucha, pero es posible cuando una parte de una comunidad política vibrante, en el que todos adquieren responsabilidades, y en todos mis ensayos creo que he hecho un buen trabajo en este terreno. Podemos superar nuestra arrogancia individual.

Más difícil resulta enfrentarnos a la posibilidad de que la especie humana haya sido lanzada como un héroe trágico. Los héroes trágicos se enfrentan a adversidades, sus errores de juicio se basan en sus defectos de carácter inherentes. La arrogancia con la que los humanos modernos tratan el mundo de los seres vivos, la arrogancia de la era de la alta tecnología, puede tener efectos trágicos. Rodeados de fastuosos edificios, de sofisticados aparatos electrónicos creados por la inteligencia humana, es fácil para nosotros creer que somos lo suficientemente inteligentes como para sacar adelante este complejo mundo. Pero inteligencia no significa sabiduría y la capacidad de crear no garantiza la capacidad de destrucción que se ha desatado.

No todas las sociedades humanas van por este camino, pero vivimos en un mundo dominado por la arrogancia, negándonos a aceptar la realidad de esta decadencia. Esto significa que nuestro despertar individual puede ocurrir dentro de una catástrofe mucho mayor. Ver esta situación genera una profunda pena. Una conciencia política radical debe hacer frente a este dolor.

 

(1)Andrea Dworkin, Letters from a War Zone: Writings 1976-1987 (London: Secker & Warburg, 1988/Chicago: Lawrence Hill Books 1993), pp. 170-171 [↩]

(2)Ibid., pp. 169-170. [↩]

(3)Robert Jensen, Getting Off: Pornography and the End of Masculinity (Boston: South End Press, 2007), p. 9 [↩]

(4)“Where Do We Go From Here?” (annual report to the Southern Christian Leadership Conference), August 16, 1967 [↩]

 

Robert Jensen es profesor de periodismo en la Universidad de Austin en Texas, y autor de “Ciudadanos del Imperio: la lucha por reclamar nuestra humanidad” y “La pornografía y el fin de la masculinidad ( South End Press, 2007). Su último libro es “Todos mis huesos tiemblan: en busca de un camino de acceso a la voz profética”, publicado por Soft Skull Pres. Su dirección de correo electrónico: rjensen@uts.cc.utexas.edu. Sito web de Robert: http://uts.cc.utexas.edu/~rjensen/index.html

 

http://dissidentvoice.org/2011/02/consciousness-rising-world-fading/

 

 

 

Egipto y Turquía: distanciándose de Israel

Por Eric Walberg / 24 de febrero de 2011

Mientras que la revolución de Egipto estalló por la situación interna – el pan y la mantequilla, la corrupción, la represión-, sus efectos más inmediatos se notan a nivel internacional. Hacía mucho tiempo que Egipto no resurgía con tanta importancia en la región, tanto para los amigos como para los enemigos. Al menos 13 de los 22 países de la Liga Árabe sufren las consecuencias: Argelia, Bahrein, Djibouti, Egipto, Iraq, Jordania, Libia, Mauritania, Marruecos, Sudán, Siria, Túnez y Yemen.

Pero donde más resonancia ha tenido ha sido en Israel. No existe precedente para un vecino asertivo y democrático. Excepto Turquía.

Cuando Estados Unidos daba forma a la OTAN (creada en abril de 1949), Turquía fue la primera nación musulmana en reconocer a Israel, en marzo de 1949 (Irán hizo lo mismo un año más tarde). Bajo la estrecha vigilancia de sus ejércitos, Turquía e Israel mantuvieron relaciones diplomáticas, económicas y militares durante la la Guerra Fría.

El primer toque de atención fue la denuncia de Turquía a la “opresión israelí” hacia los palestinos en 1987, pero sólo cuando tomo el poder el Partido Justicia y Desarrollo en el año 2002, se oyó de forma contundente esta voz crítica. En el año 2004, Turquía denunció el asesinato por parte de Israel del Jeque Ahmed Yassin, considerándolo un “acto terrorista” y la política israelí en la Franja de Gaza como “terrorismo patrocinado por el Estado”.

La conformidad de Arabia Saudita con la hegemonía de Estados Unidos e Israel es comprensible por la confianza de la monarquía saudita en sus ingresos en dólares por su petróleo. Como dijo el Secretario de Estado Henry Kissinger a Business Week después de que Arabia Saudita desafiase a los Estados Unidos en el embargo de petróleo a Egipto, como medida de apoyo a guerra de 1973 contra Israel, ya que tal comportamiento llevaría “a una política de guerra masiva contra países como Arabia Saudí e Irán, poniendo en riesgo su estabilidad política y su seguridad, en caso de que no cooperasen”.

Estas palabras no eran ociosas. El rey Faisal, que se arriesgó para ayudar a los egipcios y palestinos, fue asesinado poco después, y su acto de desafío fue lo último de lo que tuvieron noticias los sauditas. O Egipto, que a continuación hizo la paz con Israel. Incluso cuando las críticas de Turquía a Israel fueron más duras, Israel siguió encontrado la complacencia del presidente Hosni Mubarak, aunque fuese ésta una “paz fría” entre amigos.

Sí, enemigos. A pesar de las aparentes relaciones oficiales y de las fotos en las que aparecen los líderes de Egipto e Israel estrechándose la mano durante las tres últimas décadas, el 92% de los egipcios siguen viendo a Israel como enemigo, según una encuesta realiza por el Gobierno egipcio en 2006. Quizás Mubarak también viese las relaciones con Israel con profundo desagrado, pero cumplía las órdenes estadounidenses, consiguiendo así el segundo mayor paquete de ayudas por parte de Estados Unidos ( después de Israel).

La estrategia militar israelí fue perfilada a principios de los años 1980, después de que ya no se considerase a Egipto una amenaza militar. Dos nombres se identifican con esto: Ariel Sharon, que anunció públicamente en 1981, poco antes de la invasión de Líbano, que Israel ya no pensaba en términos de paz con sus vecinos, sino que procuraría ensanchar su área de influencia a toda la región “incluyendo países como Turquía, Irán, Paquistán y áreas como el Golfo Pérsico y África, y en particular los países de África del Norte y del Centro”. Esta visión de Israel como una superpotencia regional ha sido conocida como la Doctrina Sharon.

La invasión del Líbano por Sharon en 1982 siguió la estrategia del imperialismo tradicional, la invasión directa y la cooptación de las elites locales, en este caso las cristianas. Pero esta política de fuerza fue perdiendo su atractivo. Se corría el riesgo de un derrocamiento del líder o que encontrase una fuerte oposición.

El planteamiento más extremo del nuevo plan israelí para hacer de Israel un fuerza hegemónica regional fue la de Oded Yinon, “La estrategia de Israel en los años 1980”. Yinon fue apodado “el sembrador de la discordia”, por su propuesta de «divide y vencerás» para crear pequeños Estados débiles y dependientes, con alguna pretensión democrática, similar a la estrategia de EE.UU. en América Central, con estos pequeños Estados luchando entre sí, y si surgiese algún líder popular podría ser fácilmente derrocado – la opción en El Salvador-. El líder de Hizbullah, Hassan Nasrallah, describió la política israelí de Yinon en 2007 como el intento de crear “una región dividida en pequeños Estados étnicos, en el que unos y otros están de acuerdo. Este es el nuevo Oriente Medio”.

Yinon usó como modelo el sistema del mijo Otomano, donde los tribunales estaban separados por comunidades religiosas, con la sharia musulmana, el Canon cristiano y las leyes de la Halakha judía. El Líbano estaría dividido en sunnitas, Alawi, estados cristianos y drusos; Iraq divido en sunnitas, kurdos y estados chiítas. El reino Saudí y Egipto estarían divididos en líneas sectarias, siendo Israel el maestro indiscutible.

La genuina coexistencia y la paz sólo reinarán sobre la Tierra cuando los árabes entiendan que sin el dominio judío entre Jordania y el mar no será posible la existencia y la seguridad”. Yinon observó correctamente que los Estados de Oriente Medio, establecidos por Gran Bretaña después de la Segunda Guerra Mundial, eran inestables y estaban formados por importantes minorías que podrían fácilmente rebelarse. Todos los Estados del Golfo están “construidos sobre una débil casa de arena en la cual sólo hay petróleo”.

Siguiendo la estrategia de Yinon de 1982, en 1996 Richard Perle en “Una ruptura limpiaafirma: Israel puede configurar su estrategia en cooperación con Turquía y Jordania, debilitando, conteniendo, e incluso haciendo retroceder a Siria. Este esfuerzo puede concentrarse en eliminar del poder a Saddan Hussein – un objetivo estratégico israelí por derecho propio-”.

El Ministro del Interior israelí, Avi Dichter, dijo poco después de la invasión de Iraq en 2003:” El debilitamiento y el aislamiento de Iraq no son menos importantes que el debilitamiento y el aislamiento de Egipto. El debilitamiento y el aislamiento de Egipto pueden ser realizados por métodos diplomáticos, mientras que hay que hacer todo lo posible para el aislamiento completo de Iraq. Iraq ha de desaparecer como fuerza armada y como país unido”.

El corresponsal de Haaretz, Aluf Benn, escribía en vísperas de la invasión estadounidense de Iraq en 2003, que Sharon y su cohorte “prevén una reacción en cadena tras la caída de Saddan Hussein, afectando también a otros enemigos de Israel: Arafat, Hassan Nasrallah, Bashar Assad, el Ayatollah de Irán y tal vez Muhammar Gadaffi”. Con la fuerza de los hechos por parte de Estados Unidos, Israel se mantiene en el corazón de los proyectos estadounidenses en Oriente Medio.

La invasión de Iraq siempre se ha visto como un preludio de la invasión de Irán. La lógica israelí, que es difícil de criticar, es que con un Iraq ahora ocupado, inestable y con mayoría chiíta, inevitablemente proiraní, que pretende el control, Irán ha salido reforzado, y que los mismos planes de guerra contra Irán son necesarios para derrocar al régimen anti-israelí, que cuenta ahora con el apoyo chiíta, pero también con la oposición suní al proyecto estadounidense-israelí en todo el mundo árabe. Ben Eliezer dijo : “ Son gemelos, Irán e Iraq”.

A pesar de los nubarrones turcos que se ciernen sobre el horizonte, hasta el 25 de enero de 2011 el plan de Israel consistía todavía en sustituir a los turcos otomanos por un poder imperial local. Las naciones árabes ( con la política del imperio británico del divide y vencerás, y la política de un hombre fuerte local sumiso) serían divididas, debilitadas, dependientes de Israel para asegurarse su acceso al petróleo. Un paz al estilo israelí estallaría en todas las partes de la región.

Para esta maraña se ha desenredado. A pesar de los 36.000 millones de dólares dados en “ayudas” al Ejército de Egipto y de la norteamericanización de las fuerzas armadas de Egipto, desde el tratado de paz con Israel, según revelaciones de EE.UU.-egypt.blogspot.com Wikileaks, Estados Unidos se queja de “que el ejército todavía echa una mirada hacia atrás” (léase: Israel como principal enemigo de Egipto), que los oficiales del ejército mantienen resistencia al cambio y que son necesarias reformas económicas para desmontar el poder del Gobierno central”.

El Ministro egipcio de Defensa, Muhammad Tantawise ha resistido a cualquier cambio en el uso de la financiación del FMF ( Financiación Militar Extranjera), que ha sido el principal impedimento para la transformación militar de la misión para enfrentarse a las nuevas amenazas a la seguridad”. Dicho más claramente, el jefe de facto de Egipto era criticado por los Estados Unidos porque rechazaba la nueva estrategia estadounidense-israelí, que incorporaba a Egipto a una guerra de la OTAN contra las “amenazas asimétricas” ( o sea: guerra contra el terror) y consentir que Israel fuese la fuerza hegemónica regional.

Mubarak era el hombre fuerte de Egipto que encajaba en la estrategia de Sharon para la región. Pero fue derrocado de forma imprevista, por su propia gente. La estrategia de divide y vencerás de Yinon, que en el caso de Egipto era el de incitar a los musulmanes contra los coptos– también ha fracasado con la revolución popular, siendo uno de sus símbolos la media luna y la cruz.

De hecho se ha producido una “ruptura limpia” con el pasado, pero no en la forma prevista por Perle. El esquema puede representarse de la siguiente manera: Egipto y Turquía pueden dar forma a un entorno estratégico, en cooperación con Siria y Líbano, debilitando, conteniendo y haciendo retroceder a Israel. En cuanto al orgullo de Ditcher, es imposible por el momento ver el futuro que le espera a Iraq, pero no será el que tuvo en mente. E Irán ahora puede respirar algo más aliviado.

Hace año y medio un submarino de la Marina de Israel cruzó el Canal de Suez camino del Mar Rojo, donde realizó maniobras, reflejando la cooperación estratégica entre Israel y Egipto, enviando un mensaje de disuasión a Irán. Sólo una semana más tarde después de la caída de Mubarak, el canal también ha servido para enviar un mensaje de disuasión – pero esta vez dirigido a Israel-, al cruzar los buques de guerra iraníes el canal en su camino hacia puertos sirios.

Ni las actuales agitaciones en el mundo árabe responden al guión sectario de Yinon. Incluso el levantamiento chiíta en Bahrein se realiza contra una monarquía neocolonial opresiva, impuesta inicialmente por los británicos, sobre la base de la hostilidad entre chiíes y sunníes.

El Ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha expresado los miedos contra la Hermandad Musulmana de Egipto, que “mina el tratado de paz”, que el 85% de los israelíes aprueba. Pero no tiene nada que temer. Mientras que los egipcios no tienen ningún cariño por Israel, nadie contempla otra guerra contra el que es claramente su vecino más poderoso y despiadado.

Lo que realmente duele al Likud es la nueva cooperación entre Turquía y Egipto, que puede terminar con la estrategia de Sharon/Yinon de establecer un Israel como potencia regional. Tendrá que perfilar su papel dentro de la comunidad de naciones no como un matón despiadado, sino como un compañero responsable.

Eric Walberg es un periodista que trabajó en Uzbekistán y escribe ahora para Al-Ahram Weekly (ehttp://weekly.ahram.org.eg/) de El Cairo. Lea otros artículos de Eric (http://ericwalberg.com/)

Termoluminiscencia de ultradiluciones de cloruro de litio y cloruro de sodio


Luis Rey *
Chemin de Verdonnet 2, 1010 Lausanne, Suiza
Recibido 10 de diciembre 2002
Resumen
Diluciones ultradiluidas de cloruro de litio y cloruro de sodio (10-30 g cm-3) han sido irradiadas con rayos X y rayos gamma a 77 K, y luego progresivamente se vuelven a calentar hasta la temperatura ambiente. Durante esa fase, se ha estudiado su termoluminiscencia y se constató que, a pesar de que la dilución estaba por debajo del número de Avogadro, la luz emitida era específica de las sales disueltas al principio.

  1. Introducción

    La luminiscencia estimulada térmicamente, que se denomina muy a menudo termoluminiscencia, es un fenómeno bien conocido entre los procesos de estimulación térmica ( la estimulación térmica genera una mayor emisión de electrones, medido por el análisis térmico y por la calorimetría de exploración, etc). Su aspecto teórico y sus aplicaciones se han desarrollado mucho, entre otros por MacKeever (1), Chen (2) y Visocekas (3), demostrando ser una herramienta muy interesante para estudiar la estructura de los sólidos, principalmente de la formación de los cristales. El material de estudio se activa a baja temperatura, generalmente por energía radiante (rayos UV, rayos X, rayos gamma, haces de electrones, neutrones, y otras partículas) que crea pares de electrones que quedan atrapados en diferentes niveles de energía. Entonces, a medida que se calienta el material irradiado, se produce la disipación de la energía acumulada, de modo que los electrones que estaban atrapados se mueven y se recombinan. Se produce un brillo característico de alta frecuencia, que depende de la profundidad de la trampa inicial. Generalmente se observa este fenómeno en los cristales ordenados, aunque también puede ser observado en materiales con menos orden, por ejemplo en el vidrio (2). En este mecanismo, las imperfecciones de la estructura juega un papel muy importante, pues son los lugares donde se observa la luminiscencia. Por lo tanto, la termoluminiscencia es un buen método para estudiar las imperfecciones y para entender como aparecen en el cristal. Esto es lo que hemos encontrado en nuestras investigaciones desde el comienzo, cuando los líquidos eran convertidos en sólidos estables mediante enfriamiento. Trabajando fundamentalmente con agua, principalmente óxido de deuterio, hemos demostrado que la luminiscencia en los cristales exagonales del hielo presentaba dos picos importantes.

    – Un pico en la zona 1, cerca de 120 K y un pico cerca de 2, de 166 K (fig.1) con un espectro bien definido (fig.2), el D2O (deuterio) da una señal más alta que la de H2O. Por lo tanto el óxido de deuterio y el agua

    En ambos casos, las muestras no irradiadas no dieron señales de ningún tipo. Por lo tanto el deuterio y el agua mostraron por igual que la intensidad relativa de la emisión de luz era una termoluminiscencia que dependía de la dosis de irradiación y que, al menos en el pico 2, mostraba un máximo entre y 10 kGy (fig.3)

En cuanto a la hipótesis sobre la naturaleza de la emisión en sí, Teixeira ha sugerido (6) que el pico 2 podría estar en relación con la estructura del enlace de hidrógeno en el hielo que, a su vez, podría proceder de la estructura original del líquido, mientras que el pico 1 parece estar estrechamente relacionado con la molécula. En realidad, en una sustancia muy diferente como la formamida, que también presenta enlaces fuertes de hidrógeno, en los experimentos se muestra también un brillo similar al observado en el pico 2 (fig.4), lo que refuerza nuestro punto de vista sobre la participación de los enlaces de hidrógeno en este mecanismo.

Para desarrollar esta idea con más profundidad, se ha seleccionado el efecto de la termoluminiscencia en el cloruro de litio irradiado con óxido de deuterio, ya que esta sustancia en particular es conocida por romper los enlaces de hidrógeno. El resultado, de hecho, es espectacular y, a la relativamente baja concentración de 0:1 M el Pico 2 desaparece casi totalmente(Fig. 5), mientras que emisión que produce en el pico 1 queda prácticamente sin cambios.

    En este momento, sería interesante poder impugnar la teoría según la cual hay estructuras preexistentes en el líquido original, desarrolladas en torno a los productos químicos añadidos y que podrían mantenerse después de un gran cantidad de diluciones sucesivas cuando se hace bajo una fuerte agitación mecánica.
    Para ello preparáramos, por cortesía de los laboratorios BOIRON, disoluciones ultradiluidas de cloruro de litio y cloruro de sodio mediante diluciones sucesivas en centésimas, todo ello realizado mediante una agitación mecánica vigorosa (inicialmente 1 g. en 100 cm3, a continuación un cm3 de esta dilución en 99 cm3 de óxido de deuterio… y así sucesivamente), hasta llegar, teóricamente, en la dilución 15 a una concentración de 10-30 g por cm3. Una muestra de referencia de óxido de deuterio se preparó también de acuerdo con esta técnica, manteniendo una vigorosa agitación.

Procedimos, por tanto, a la activación de estos materiales por irradiación según el protocolo experimental.

2. La experiencia

    Después de la irradiación las muestran ya se han activado y se trasladan a un contenedor de nitrógeno líquido y mantenidas allí durante una semana, para igualar cualquier pequeña diferencia que pudiera existir entre ellas.

Por último, todas las muestras se colocan en el equipo de termoluminiscencia y sus resplandores respectivos son grabados con un fotomultiplicador y una cámara CCD conectada a un espectógrafo a medida que se produce el calentamiento (3ºC por minuto) entre 77 y 213 K, como ya se hizo en otras pruebas experimentales anteriormente publicadas.

3. Resultados

    Para sorpresa nuestra, los resultados experimentales presentan, sin ningún tipo de ambigüedad, que para una dosis de rayos X de 0:4 kGy la termoluminiscencia de las tres muestras fue sustancialmente diferente (fig.6). En la reproducción posterior de estos experimentos se obtenidos idénticos resultados.

Si comparamos las curvas obtenidas en las tres muestras de la luz emitida, y tomando como referencia el pico 1, obtenemos para el pico 2 distintas curvas, que se pueden observar en la figura 7, mostrándose con toda claridad que la adición inicial de un soluto (ClNa u ClLi) en óxido de deuterio, deja una huella permanente, incluso aunque se realicen multitud de diluciones con fuerte agitación, donde todo rastro de soluto ha desaparecido.

http://www.vhan.nl/documents/Rey.thermoluminescence.pdf 

     

Produciendo trabajadores dóciles

por Kim Petersen / 22 de febrero 2011

Recursos Humanos es la segunda película escrita y dirigida por Scott Noble. Es un título apropiado, porque presenta a los seres humanos como recursos para las empresas, es decir, para ser explotados con fines lucrativos. La película narra toda una serie de experimentos de condicionamiento psicológico en el terreno de la educación, así como experimentación para el control de la mente.

Recursos Humanos se inicia con la investigación del comportamiento animal, en ratas y perros, cuyo comportamiento podría ser el de una paloma. Los conductistas John B. Watson y B.F.Skinner realizaron experimentos para comprobar el comportamiento de los seres humanos.

La experimentación humana se hizo aún más siniestra, con el énfasis puesto en la eugenesia, al considerar la noción de razas superiores e inferiores. La Academia estuvo muy involucrada en esta corriente, tal y como se señala en el documental, y en los niveles más altos del Gobierno, como el presidente Calvin Coolidge, que apoyó la nociones eugenistas. Algunas Corporaciones han financiado investigaciones, como los Rockefeller, que han “jugado un papel especialmente tortuoso”, según dijo el historiador Sharon Smith.

Rebecca Lemov, autora de El mundo como un laboratorio, dijo que la generosidad de los Rockefeller ha hecho que los proyectos de Ciencias Sociales sean los más financiados de la Historia.

El Taylorismo y el desempoderamiento de los trabajadores

A pesar de que el filósofo Adam Smith ya advirtiese contra la división del trabajo, otro hombre, Frederick Taylor, mostró su desacuerdo: había que atomizar las tareas del trabajo. El objetivo era establecer unos tiempos para que los trabajadores realizasen una determinada tarea. Esto aumentó la eficiencia, pero trajo en contra una menor cualificación del trabajador y su desempoderamiento.

La mano de obra cualificada se vio socavada debido a la atomización de las tareas, teniendo como resultado una pérdida de poder y control por parte de los trabajadores cualificados. El ejemplo típico es la cadena de montaje de las empresas de Henry Ford, en las que se consolidó el control jerárquico.

En el documental Recursos Humanos a esto lo llaman deshumanización.

El trabajo no tendría por qué ser deshumanizante. En Recursos Humanos se entrevista a Michael Albert y a Robin Hahnel, que propugnan una economía participativa. Albert dice que las corporaciones son algo patológico (1). La patología estaría en la ambición de obtener ganancias sin preocuparse ni de las personas ni del medio ambiente. En la Economía Participativa el trabajo es igualitario.

Paraójicamente, el líder bolchevique Vladimir Lenin apoyó la dirección científica del Taylorismo, aunque fuera rechazado por los trabajadores. En Recursos Humanos se cita a Lenin: “El Socialismo no es más que el monopolio capitalista del Estado”. Si este fuese el caso, entonces el Estado se habría limitado simplemente a sustituir a la empresa en el sistema económico, y el estribillo marxista de una dictadura del proletariado se convierte en un eslogan sin sentido.

En Recursos Humanos se sostiene que Lenin y Trotski destruyeron las instituciones socialistas y libraron una batalla contra el anarquismo. Obligaron a la Industrialización, lo que llevó al Totalitarismo.

Por lo tanto, argumenta el profesor anarquista Noam Chomsky que el término socialismo quedó degradado.

Mijaíl Bakunin, un adversario anarquista del comunismo autoritario, ya previó los peligros del Estado. Por lo tanto, los sistemas políticos jerárquicos se afianzaron en todo el mundo.

El politólogo Stephen M. Sacks, habla de los experimentos de Hawthorne, en los que se analizó el trabajo y la satisfacción del trabajador: tener discusiones con los trabajadores, independientemente de si sus peticiones fueran tenidas en cuenta o no, aumentó la productividad. Pero Sacks dice que esto no tiene por qué ser así. El lugar de trabajo puede democratizarse.

¿Por qué no puede existir un sistema económico racional con una economía participativa?

La educación de los trabajadores

El educador John Taylor Gatto, autor de Dumbing Us Down, ilustra cómo el Sistema Educativo hace a la gente incapaz de pensar en el contexto. Al principio, dice, la escolaridad obligatoria se hizo en contra de los padres ( que luchaban por el control), pero fue ejecutada por el Estado.

Las Empresas, sin embargo, temen al trabajador educado, y los estudiantes se convirtieron en “herramientas obedientes”.

El teórico de la educación Alfie Kohn destacó la escasez de pensamiento crítico y su debilitamiento forzoso. Argumenta en contra de la competencia porque:

1.- causa una pérdida del interés por el aprendizaje, es decir, ya no se realiza un aprendizaje por aprender más.

2.- lleva a un pensamiento más superficial.

3.- lleva a los estudiantes a elegir tareas más fáciles ( la opción más lógica).

La competencia, dice Kohn, socava el carácter y destruye las relaciones. Señala el investigador que la competencia no es necesaria para la excelencia y por el contrario impide la excelencia en la mayor parte de las tareas. La competencia interrumpe la resolución de las tareas más difíciles y la resolución de los problema: “La excelencia tira en un sentido y la competencia en otro”.

Si el sistema se basa en la competencia, entonces debe haber ganadores y perdedores en la competencia. ¿Qué significa esto para la sociedad?

Los orígenes de la violencia

Scott Noble analiza las causas de la violencia. Vuelve de nuevo a la psicología conductista (que realmente no tiene mucha influencia en la psicología contemporánea) y la hipótesis frustración-agresión, que establece que la frustración en las personas por el logro de sus justas recompensas conduce a la agresión.

Recursos Humanos presenta el odio desenfrenado hacia los demás en la sociedad estadounidense, y que es difundido por los medios de comunicación. El historiador Howard Zinn, en una de sus últimas entrevistas, vio una intencionalidad en el diseño, el odio a los demás como chivo expiatorio (desviando la ira hacia los demás entonces el Sistema puede perpetuarse).

El antropólogo Elliot Leyton, va más allá diciendo que el Sistema es parcialmente responsable de los asesinatos en masa. Vio a los asesinos múltiples como “individuos alienados.. que representan temas culturales centrales, siendo ignorados en las Instituciones Gubernamentales”.

Los Gobiernos, dice Leyton, se centran mucho en el control de los ciudadanos que en los asesinos en masa: “Los Gobiernos y son políticos son las principales causas de mortalidad”. El Estado es un asesino de masas.

En Recursos Humanos se sostiene que el moderno entrenamiento militar es lo que mejor describe la hipótesis frustración-agresión. Los militares canalizan la frustración mediante el odio y el miedo dentro de un grupo.

El miedo se utiliza para manipular el comportamiento humano.

Experimentación del control de la mente

El proyecto de la CIA MKULTRA para el control mental pretende “que no exista ninguna pretensión moral, lo que lleva a la búsqueda del Santo Grial de la Ingeniería Social: el completo control, un ser humano completamente obediente”.

Entre estos proyectos se incluyen el proyecto Alcachofa (Artichoke), Bluebird, MKULTRA (suero de la verdad, lavado mental). Desde 1973 estos proyectos se mantienen en secreto.

Bajo lo auspicios del Gobierno, los militares y la CIA, el mundo académico (Universidades y Profesorado), se han aplicado drogas, electroshock, cirugía cerebral, manipulación mediante sonidos y otra serie de experimentos llevados a cabo en animales, pacientes, soldados, ciudadanos, e incluso niños “ cobaya involuntarios”. Entre los resultados se presentan psicosis y muerte. Las compensaciones por las consecuencias se rechazan en muchos casos.

El psiquiatra Colin Ross dice que las autoridades suelen negar la experimentación humana, o bien dan una justificación: en el caso de los niños utilizados en experimentos de control mental, la Seguridad Nacional se ofreció como justificación”.

MKULTRA fue considerada un fracaso, excepto lo que produjo Kubark, que en esencia detalla una experimentación basado en privaciones, estrés, descargas eléctricas, es decir, todo un manual de tortura. Todas estas técnicas han sido utilizadas por los soldados estadounidenses en Abu Ghraib, mostrando vídeos de una tremenda crueldad.

¿Cómo es que los seres humanos podemos vivir en un sistema que los somete a una peligrosa experimentación? ¿Cómo se puede permitir que un país aterrorice a personas de otros países en una llamada “guerra contra el terror”?

En Recursos Humanos se señala a la TV como una programación basada en el miedo, que se hace real. La TV entretiene, conduciendo a la pasividad y sugestionando a las personas.

La eugenesia es la base de Recursos Humanos. Sin embargo, se está aprendiendo una capacidad para la crueldad, incluso por aquellos que se podría considerar como superiores: gestores, políticos, mandos militares y los médicos.

Recursos Humanos es otro excelente documental de Scott Noble, un documental que debe hacer pensar a todas las personas que se cuestionan la naturaleza de la sociedad en la que viven, a quien las autoridades sirven, y aún más, ¿debería la sociedad tener autoridades, y existir como una jerarquía? La película nos lleva a preguntarnos a quién debemos temer: a las autoridades que persiguen el desarrollo de armas de destrucción masiva, que desarrollan y aplican la tortura, que utilizan a sus propias ciudadanos como conejillos de indios involuntarios. ¿Quién es el verdadero terrorista? ¿Quién es el verdadero enemigo?

_______

(1). La tesis de otro buen documental, La Corporación.

Kim Petersen es coeditor de Dissidentvoice. Se puede contactar con él en: kim@dissidentvoice.org

http://dissidentvoice.org/2011/02/producing-tractable-humans-human-resources/

Solicitud a la Ministra de Agricultura de una moratoria de los cultivos transgénicos

Estimada Señora Ministra, Dª. Rosa Aguilar:

Le envío traducción de la carta que el investigador estadounidense Don M. Huber dirigió al Secretario de Agricultura de Estados Unidos en relación con sus investigaciones sobre la relación entre la aparición de un nuevo patógeno, desconocido hasta ahora por la ciencia, que está causando estragos en las explotaciones agropecuarias, y los cultivos transgénicos RR ( Roundup Ready). En base a esta información creo que sería razonable decretar una moratoria sobre el cultivos de semillas genéticamente modificadas en nuestro país, y sobre todo de aquellos relacionadas con el herbicida Roundup de Monsanto.

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo científico especialista en plantas y animales han llamado mi atención recientemente sobre el descubrimiento de un patógeno mediante microscopía electrónica, que parece ser la causa de un gran impacto en la salud de las plantas, los animales y probablemente también en los humanos. Tras la revisión de los datos, el patógeno parece estar muy extendido y se encuentra en concentraciones mucho más altas en los cultivos Roundup Ready (RR, Preparado para Roundup), como la soja y el maíz, lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente por la presencia de Roundup. ¡Este organismo es completamente nuevo para la ciencia!

Esta es una información altamente sensible que podría dar lugar a un colapso de la soja de Estados Unidos, los mercados de exportación de maíz y una alteración significativa en los suministros nacionales de alimentos y piensos. Por otra parte, este nuevo organismo puede ser el responsable de este daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo estamos llevando a cabo una investigación con rapidez y discreción, buscando la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, consecuencias y remedios.

Estamos informado a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, sobre todo por la decisión pendiente de aprobar la alfalfa RR. Naturalmente, si bien el gen RR, o Roundup en sí, es un promotor o el factor de cooperación de este patógeno, la aprobación del citado cultivo podría ser una catástrofe. En base a las actuales evidencias, la única acción razonable en este momento sería retrasar la liberación de la alfalfa transgénica, al menos hasta que haya suficientes datos para exonerar al sistema RR, si es que así se demuestra.

Durante los últimos 40 años, he trabajo como científico en organismos profesionales y militares, evaluando las amenazas biológicas naturales y artificiales, incluyendo la guerra bacteriológica y los brotes de enfermedades. Con base en esta experiencia, creo que la amenaza a la que nos enfrentamos por este patógeno es única y supone una situación de alto riesgo. En resumen, se debe tratar este asunto con la mayor emergencia.

Diversos investigadores que trabajan en este problema han contribuido a encajar varias piezas de este rompecabezas, que en conjunto presenta el siguiente inquietante escenario:

1.- Propiedades físicas únicas.

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio de electrones (x36.000), con un tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducirse y se parece a un hongo microscópico. Si fuera así, sería la primera vez que se identifica a este micro-hongo. Hay muchos indicios de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y mamíferos, lo cual es muy raro.

2.- Localización del patógeno y concentración

Se encuentra en concentraciones muy altas en la harina de soja Roundup Ready y en el maíz, en los productos utilizados en las destilerías, en alimentos fermentados, en el contenido del estómago de los cerdos y la placenta del ganado.

3.-Relacionado con aparición de enfermedades en las plantas

El organismo infecta las plantas, produciendo dos enfermedades que están disminuyendo el rendimiento de las cosechas: muerte súbita en la soja (SDS) y el marchitamiento del maíz. El patógeno también se encuentra como agente de infección por hongos en la SDS (Fusarim solani fsp glycines).

4.- Implicado en insuficiencia en la reproducción animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

El patógeno puede explicar la cada vez mayor frecuencia en la infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de los Estados Unidos, animales productores de leche, cerdos y caballos. Hay informes recientes de que las tasas de infertilidad en las vacas es de más del 20% y los abortos espontáneos en el ganado vacuno ascienden a más del 45%.

Por ejemplo, 450 de las 1000 novillas preñadas y alimentadas con ensilaje de trigo experimentaron abortos espontáneos. En el mismo período, otras 1000 novillas del mismo hato que fueron alimentadas con heno no presentaron abortos. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el ensilaje de trigo, que probablemente había estado en contacto con el glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al alto contenido en este agente patógeno en los cultivos RR (Roundup Ready) y su asociación con enfermedades en animales y plantas que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación de la USDA para la investigación y se decrete una moratoria inmediata en la desregulación de los cultivos RR, hasta que se establezca la relación causal entre la predisposición del glifosato y o cultivos RR, o se descarte como una amenaza a la producción agrícola y animal y la salud humana.

Resulta urgente examinar si los efectos secundarios por el uso del glifosato puede haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o permitió que causase mayor daño a las plantas al debilitarlas y al ser huésped de los animales. Está bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y está implicado en el aumento en un 40% en las enfermedades de las plantas, ya que desmantela las defensas de las plantas, reduce sus nutrientes vitales y reduce la biodisponiblidad de nutrientes, que a su vez pueden provocar trastornos en los animales. Para evaluar adecuadamente estos factores se solicita el acceso a los pertinentes datos de la USDA.

He estudiado los patógenos de las plantas durante 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes en el aumento de enfermedades de plantas y en los animales. Este patógeno puede ser fundamental para la comprensión y la solución de este problema. Merece una atención inmediata con el uso de importantes recursos para evitar un colapso general en nuestra crítica infraestructura agrícola.

Atentamente,

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Atentamente,

Es preciso que aparezca una dirección de correo si se desea obtener contestación:

Envío de la carta mediante fax:

+34915340582

que puede enviarse desde esta página web:

http://www.freepopfax.com/


Los científicos advierten sobre la relación entre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto

Se urge a la USDA para que rescinda la aprobación de la alfalfa genéticamente modificada

Por Rady Ananda, 21 de febrero de 2011

Un especialista en patología vegetal y con experiencia contra la guerra biológica, advirtió recientemente a la USDA de la aparición de nuevos organismos víricos del tamaño de micro-hongos, que pueden causar abortos espontáneos en el ganado, el síndrome de muerte súbita en la soja preparada para Roundup de Monsanto, y el marchitamiento del maíz RR de Monsanto.

El Dr. Don M. Huber, que coordina el comité de Enfermedades Emergentes y de Patógenos de la Sociedad Norteamericana de Fitopatología, advirtió al Secretario de Agricultura, Tom Vilsack que este patógeno amenaza el suministro de alimentos y piensos de los Estados Unidos, y que puede llevar al colapso del maíz y del mercado de exportación de soja. Asimismo, la aprobación de la alfalfa transgénica GE podría ser un desastre, señaló en su carta (que se reproduce íntegramente a continuación).

El 27 de enero, Vilsack dio su aprobación general al cultivo de la alfalfa genéticamente modificada. Siguiendo las órdenes del presidente Obama también se aprobó eliminar los requisitos de las zonas cercanas a los cultivos transgénicos. Esto se ha visto como un intento deliberado de contaminar los cultivos naturales y hacer desaparecer la carne y la leche ecológica, que se basa en una alimentación libre de transgénicos. Esta contaminación daría a la industria de la Biotecnología un completo control sobre la mayor parte de los cultivos del país. El cultivo de la alfalfa modificada genéticamente también se utilizará como biocombustible.

Mi carta al Secretario Vilsack fue una solicitud para que se asignasen los recursos necesarios para el estudio de los peligros potenciales los cultivos transgénicos, antes de que se tomase una decisión irreversible, fundamentalmente la desregulación de la alfalfa RR”, dijo Huber en un correo a Food Freedom.

Y advierte:

“Aunque el organismo se ha asociado con abortos espontáneos e infertilidad en los animales, la asociación no es prueba suficiente de que ésta sea la causa en todos los casos y habría que indicar qué circunstancias predisponen a ello. Éstas deberían establecerse a través de una investigación que precisa de recursos económicos

Espero que el Secretario acepte este compromiso, ya que muchos agricultores y ganaderos están experimentando un aumento considerable de enfermedades en sus cultivos y en los animales, poniendo en peligro la viabilidad económica de sus explotaciones

El 16 de febrero, Paul Tukey de SafeLawn llamó por teléfono al doctor Huber, diciéndole: “Creo que hemos llegado al punto de inflexión hacia un potencial desastre en la seguridad de nuestro suministro de alimentos. El abuso, o como usted quiera llamarlo, de Roundup tiene unas catastróficas consecuencias para el suelo. Lo estamos viendo desde hace años. La aparición de este nuevo patógeno puede ser una señal de que hemos ido demasiado lejos”.

Tukey también dijo que si bien Huber admite que se necesitan nuevos estudios para confirmar definitivamente el vínculo entre Roundup y el nuevo patógeno, “mientras tanto es una actitud sumamente irresponsable por parte del Gobierno el permitir el cultivo de la Alfalfa Preparada para Roundup, lo que elevaría el número de hectáreas fumigadas con este herbicida, introduciéndose más en nuestro suministro de alimentos”.

Huber, quien ha estado estudiando los patógenos de las plantas en los últimos 50 años y el glifosato durante más de 20 años, ha apreciado un aumento en los patógenos asociados con el herbicida. En una entrevista con Organic y Non-GMO Report, mostró las conclusiones de su estudio: “ puede aumentar significativamente la severidad de las enfermedades de las plantas, poner en peligro los mecanismos de defensa de las plantas a los patógenos y enfermedades, e inmovilizar los nutrientes del suelo, que no podrían aprovechar las plantas”.

Esto se debe a que “el glifosato estimula el crecimiento de hongos y aumenta la virulencia de los aptógenos”. En los últimos 15-18 años el número de patógenos de las plantas ha aumentado, según el informe de No-OGM ( No a los organismos transgénicos). “Hay más de 40 enfermedades reportadas por el uso del glifosato, y ese número sigue creciendo a medida que se establece una asociación (entre el glifosato y la enfermedad.”

En su carta sin fecha a la USDA, Huber destaca “la creciente frecuencia de infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de Estados Unidos, en productores de leche, cerdos y caballos”. Informa que estos abortos espontáneos se produjeron en casi la mitad del ganado por la presencia de una alta concentración del agente patógeno, presente en su alimentación. Huber señala que el trigo “probablemente ha estado en contacto con el glifosato”.

Otra investigación apoya la advertencia de Huber

El año pasado, científicos argentinos descubrieron que Roundup produce defectos congénitos en las ranas y en los pollos. Publicaron el trabajo: “el glifosato produce efectos teratogénicos en animales vertebrados al alterar la señalización del ácido retinoico”, en Chemical Research in Toxicology, siendo los autores Alejandra Paganelli y Adláteres (,http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749?journalCode=crtoec) que también se tradujo en varias informaciones publicadas en GMWatch:

En Argentina y Paraguay, los médicos y residentes que viven en las zonas productoras de soja transgénica, han informado de graves efectos para la salud debido a la fumigación con glifosato, incluyendo altas tasas de malformaciones de nacimiento, infertilidad, muertes, abortos involuntarios y cáncer. Los estudios científicos confirman el vínculo entre la exposición a glifosato y los nacimientos prematuros, los abortos involuntarios, el cáncer y el daño al ADN celular y a los órganos reproductores.

Uno de los investigadores, Andrés Carrasco, dijo a GM Watch que “los hallazgos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Cuando trató de presentar públicamente estos resultados en agosto del año pasado, el Dr. Carrasco y las personas presentes, fueron atacadas por 100 matones que les golpearon, dejando a una persona paralizada, según informó Amnistía Internacional. La policía local y un rico productor de arroz genéticamente modificado se vieron implicados en el ataque.

En el estudio de 2009, los investigadores vincularon daño a órganos con el consumo de maíz transgénico de Monsanto, en base a datos de ensayos de Monsanto. Como ya se informó el año pasado, Gilles-Eric Sérallini y otros, llegaron a la conclusión de que los datos de tres estudios revelan que residuos de pesticidas de uso en los cultivos transgénicos están presentes en los alimentos y los piensos, lo que supone un grave riesgo para la salud de quienes los consumen.

En un artículo de 2005, publicado en Environmental Health Perspectives, Sophie Richard y adl., compararon la toxicidad de Roundup con la utilización de sólo glifosato, el ingrediente activo. Encontraron que Roundup es mucho más tóxico, debido a los adyuvantes presentes. También encontraron que las alteraciones endocrinas aumentaron con el tiempo, de modo que sólo un décimo de la cantidad prescrita para su uso en la agricultura, causa deformación celular. Otra investigación, también señala que los adyuvantes de Roundup establecen lazos con el ADN.

Tales resultados probablemente explica el por qué Monsanto y otras empresas de Biotecnología bloquean las investigaciones independientes.

Tom Laskawy en Grist estima que en 2008, casi 200 millones de libras de glifosato (90.400.000 kilogramos) se vertieron en los suelos de Estados Unidos. Sin embargo, señala que “las cifras son un secreto guardado gracias a la estrecha colaboración de la USDA, que se niega a actualizar su base datos de uso de plaguicidas a partir de 2007”. Esta cifra duplica con creces lo estimado por la EPA en el año 2000.

A continuación la carta completa del Dr. Huber, que amablemente nos ha proporcionado Paul Tukey:

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo científico especialista en plantas y animales han llamado mi atención recientemente sobre el descubrimiento de un patógeno mediante microscopía electrónica, que parece ser la causa de un gran impacto en la salud de las plantas, los animales y probablemente también en los humanos. Tras la revisión de los datos, el patógeno parece estar muy extendido y se encuentra en concentraciones mucho más altas en los cultivos Roundup Ready (RR, Preparado para Roundup), como la soja y el maíz, lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente por la presencia de Roundup. ¡Este organismo es completamente nuevo para la ciencia!

Esta es una información altamente sensible que podría dar lugar a un colapso de la soja de Estados Unidos, los mercados de exportación de maíz y una alteración significativa en los suministros nacionales de alimentos y piensos. Por otra parte, este nuevo organismo puede ser el responsable de este daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo estamos llevando a cabo una investigación con rapidez y discreción, buscando la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, consecuencias y remedios.

Estamos informado a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, sobre todo por la decisión pendiente de aprobar la alfalfa RR. Naturalmente, si bien el gen RR, o Roundup en sí, es un promotor o el factor de cooperación de este patógeno, la aprobación del citado cultivo podría ser una catástrofe. En base a las actuales evidencias, la única acción razonable en este momento sería retrasar la liberación de la alfalfa transgénica, al menos hasta que haya suficientes datos para exonerar al sistema RR, si es que así se demuestra.

Durante los últimos 40 años, he trabajo como científico en organismos profesionales y militares, evaluando las amenazas biológicas naturales y artificiales, incluyendo la guerra bacteriológica y los brotes de enfermedades. Con base en esta experiencia, creo que la amenaza a la que nos enfrentamos por este patógeno es única y supone una situación de alto riesgo. En resumen, se debe tratar este asunto con la mayor emergencia.

Diversos investigadores que trabajan en este problema han contribuido a encajar varias piezas de este rompecabezas, que en conjunto presenta el siguiente inquietante escenario:

1.- Propiedades físicas únicas.

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio de electrones (x36.000), con un tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducirse y se parece a un hongo microscópico. Si fuera así, sería la primera vez que se identifica a este micro-hongo. Hay muchos indicios de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y mamíferos, lo cual es muy raro.

2.- Localización del patógeno y concentración

Se encuentra en concentraciones muy altas en la harina de soja Roundrup Ready y en el maíz, en los productos utilizados en las destilerías, en alimentos fermentados, en el contenido del estómago de los cerdos y la placenta del ganado.

3.-Relacionado con aparición de enfermedades en las plantas

El organismo infecta las plantas, produciendo dos enfermedades que están disminuyendo el rendimiento de las cosechas: muerte súbita en la soja (SDS) y el marchitamiento del maíz. El patógeno también se encuentra como agente de infección por hongos en la SDS (Fusarim solani fsp glycines).

4.- Implicado en insuficiencia en la reproducción animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

El patógeno puede explicar la cada vez mayor frecuencia en la infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de los Estados Unidos, animales productores de leche, cerdos y caballos. Hay informes recientes de que las tasas de infertilidad en las vacas es de más del 20% y los abortos espontáneos en el ganado vacuno ascienden a más del 45%.

Por ejemplo, 450 de las 1000 novillas preñadas y alimentadas con ensilaje de trigo (http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0365-28072001000400006&script=sci_arttext) experimentaron abortos espontáneos. En el mismo período, otras 1000 novillas del mismo hato que fueron alimentadas con heno no presentaron abortos. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el ensilaje de trigo, que probablemente había estado en contacto con el glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al alto contenido en este agente patógeno en los cultivos RR (Roundup Ready) y su asociación con enfermedades en animales y plantas que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación de la USDA para la investigación y se decrete una moratoria inmediata en la desregulación de los cultivos RR, hasta que se establezca la relación causal entre la predisposición del glifosato y o cultivos RR, o se descarte como una amenaza a la producción agrícola y animal y la salud humana.

Resulta urgente examinar si los efectos secundarios por el uso del glifosato puede haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o permitió que causase mayor daño a las plantas al debilitarlas y al ser huésped de los animales. Está bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y está implicado en el aumento en un 40% en las enfermedades de las plantas, ya que desmantela las defensas de las plantas, reduce sus nutrientes vitales y reduce la biodisponiblidad de nutrientes, que a su vez pueden provocar trastornos en los animales. Para evaluar adecuadamente estos factores se solicita el acceso a los pertinentes datos de la USDA.

He estudiado los patógenos de las plantas durante 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes en el aumento de enfermedades de plantas y en los animales. Este patógeno puede ser fundamental para la comprensión y la solución de este problema. Merece una atención inmediata con el uso de importantes recursos para evitar un colapso general en nuestra crítica infraestructura agrícola.

Atentamente,

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Rady Ananda comenzó su andadura en los blogs en 2004. Sus trabajos han aparecido en varias publicaciones, incluyendo tres libros sobre el fraude electoral. La mayor parte de su carrera la realizó en un bufete de abogados de investigación, y como asistente legal. Se graduó en la Escuela de Agricultura de la Universidad Estatal de Ohio, obteniendo la licenciatura en Recursos Naturales.

http://dissidentvoice.org/2011/02/scientists-warn-of-link-between-dangerous-new-pathogen-and-monsanto’s-roundup/