Entries from diciembre 2009 ↓

8 millones de razones

8 millones de motivos para no descuidar los datos personales en cualquier lado

Nota sobre la responsabilidad de los datos ofrecidos: La información que aquí aparece es fruto de mi labor de recopilación y análisis, en calidad de estudiante de postgrado de la Universidad de Indiana, durante mi tiempo libre, sin que haya utilizado los recursos del gobierno federal. Este estudio formará parte de mi tesis doctoral, y como tal admito todas las críticas constructivas que se me hagan sobre mis teorías. Las opiniones que expreso son mías, y no reflejan la opinión de la Comisión Federal de Comercio, o de cualquier otra persona u organización.

ACTUALIZACIÓN, 3 de diciembre de 2009: He recibido una llamada telefónica de un ejecutivo de Telestrategies, la empresa organizadora de la Conferencia Mundial de la ISS, diciendo que las grabaciones que he realizado vulneran los derechos de autor, pidiéndome que retirase las grabaciones en formato MP3 de las dos sesiones de debate, así como los vídeos de Youtube, Vimeo, que había incrustado en este blog. Aunque creo que la forma en que inserté las grabaciones de vídeo y de audio eran legales, como gesto de buena fe, las he retirado, y se pueden descargar como archivo .zip de una página de hospedaje web.

Resumen

Sprint Nextel envió a las agencias de protección de datos la información sobre la posición de sus clientes (GPS), más de 8 millones de localizaciones entre septiembre de 2008 y octubre de 2009. Este descubrimiento de envío masivo de información sensible de los clientes de una empresa ha sido posible gracias a su inclusión en una web, en cumplimiento y aplicación de las leyes.

La prueba que documentan este programa de control y vigilancia es una grabación de audio en la que el Gerente de Sprint’s Manager of Electronic Surveillance lo destapó durante una mesa redonda en torno a la intervención de las conexiones telefónicas y la industria de control, que tuvo lugar en Washington DC en octubre de 2009.

No está claro si estas agencias que en aplicación de las leyes federales recopilan datos de geolocalización debieran haber entregado estos datos al Congreso, de conformidad con una ley de 1999 que indica la publicidad de las estadísticas de vigilancia. El Ministerio de Justicia no tiene en cuenta esta ley y no ha proporcionado los informes a que legalmente está obligado por mandato del Congreso desde el año 2004.

Introducción

Los proveedores de servicios, desde la última vez que miré, no tienen ninguna entrada en los directorios de las páginas web del gobierno; no son agentes policiales; no trabajan para hacer informes como si fueran agentes de la Brigada de Investigación Criminal; sin embargo, por el camino de aplicación de la ley se les ordena y pide una obediencia ciega” Albert Gidari junior. Discurso en el programa: Companies Caught in the Middle, 41 U.S.F. L. Rev. 535, Spring 2007.

Las razón para mantener los datos de las búsquedas en internet por un periodo determinado de tiempo se nos dice que es porque se necesitan para hacer mejor los algoritmos, pero lo más importante es que esos datos pueden ser entregados por orden judicial en aplicación de las leyes gubernamentales”. — Eric Schmidt, CEO of Google, All Things Considered, NPR interview between 5:40 and 6:40, October 2, 2009.

Los proveedores de los servicios de internet y las compañías de telecomunicaciones desempeñan un papel muy importante, aunque poco conocido en relación con los servicios de inteligencia y de aplicación de las leyes.

Los agentes gubernamentales realizan de forma rutinaria registros de los clientes de estas empresas, donde se detallan los números marcados, los mensajes de texto enviados, los correos electrónicos y los SMS, páginas por las que se ha navegado, las consultas hechas en los motores de búsqueda, y por supuesto, los datos de geolocalización, con la información detallada de dónde y a qué hora se encontraba una persona en tal sitio.

Estas empresas de Internet y Telecomunicaciones cuentan con departamentos especiales, abiertos las 24 horas del día, con objeto de responder a las peticiones legales. Su único propósito es facilitar la divulgación de los registros de los clientes, en cumplimiento de la ley y de las peticiones de las agencias de inteligencia, al pie de la letra de la ley.

Las estadísticas “Juking”

Si usted creyese en las estadísticas de vigilancia pública, saldría con la idea de que la vigilancia que hace el gobierno de los EE.UU es algo raro.

Cada año, los tribunales de EE.UU realizan un informe detallado de cada intervención telefónica, solicitada por las autoridades federales, estatales o las agencias locales, en aplicación de la ley. A parte de la policía, el FBI, la DEA y otras fuerzas del orden pueden intervenir un teléfono, o interceptar una conexión de internet, o colocar de forma encubierta un aparato espía en una vivienda, para eso deben de tener una orden, que el profesor de derecho y blogger Orin Kerr describe como una “super-autorización”, debido al excesivo número de trámites que el gobierno debiera hacer para obtener la citada aprobación.

Los informes oficiales de escuchas telefónicas hablan de aproximadamente 2000 peticiones de intercepción de llamadas al año y que son aprobadas por los jueces.

Como era de esperar, la mayor parte de estas órdenes son para la intercepción de conversaciones telefónicas. Así, por ejemplo, de las 1891 órdenes de intercepción concedidas en 2008, todas menos 134 fueron para las escuchas telefónicas.

El número de órdenes para la intercepción del tráfico de Internet y de otros equipos de comunicaciones es sorprendentemente bajo. Sólo se concedieron 10 órdenes en 2008 para estos propósitos, y sólo 4 provenían del Gobierno Federal, cuando era de esperar un aumento mucho mayor, de acuerdo con las realizadas el año anterior.

Estas informaciones no tienen sentido, pues el número de intercepciones electrónicas debieran aumentar al igual que se hace con las escuchas telefónicas, pues la gente dispone con más facilidad de computadoras, y los delincuentes y otras personas que pudieran interesar al gobierno las utilizarían también para comunicarse y planificar sus actividades. ¿Por qué hay solamente 10 peticiones de este tipo en 2008 cuando fueron 700 ya en 1998?

Si bien no hay manera de probarlo, mis sospechas van en el sentido de que nunca ha habido muchas órdenes de intercepción electrónica de comunicaciones., según lo informado por los tribunales de EE.UU, incluyendo las utilizadas para controlar ordenadores, fax y buscapersonas. El informe de intervenciones no se detalla en las tecnologías utilizadas, pero sospecho que las 700 órdenes de 1998 se refieren fundamentalmente a fax y buscapersonas. Como estas tecnologías han desaparecido, también se ha reducido el número de intercepciones.

Todavía queda una pregunta : ¿Con qué frecuencia se supervisan las comunicaciones por Internet, y qué tipo de órdenes son necesarias para llevarlas a cabo?

Las estadísticas no abarcan todas las formas de vigilancia que marcan las leyes

Como he descrito al principio de este artículo, el gobierno obtiene los datos de los clientes que proporcionan las empresas proveedoras de internet (ISPs), que detallan los números marcados, los mensajes de texto, los correos electrónicos, los SMS, las páginas web por las que se navega, las consultas hechas en los navegadores, los datos de geolocalización, que detallan la posición de una persona y a qué hora.

Sin embargo, hay otras muchas maneras en que un gobierno puede controlar a un individuo, métodos que no requieren de una orden judicial para hacerlo.

En general, las órdenes de intercepción son para la vigilancia de las comunicaciones en tiempo real. Otras informaciones, como los mensajes electrónicos, URLs de las páginas visitadas, los números marcados, pueden ser obtenidos en un simple registro o solicitud.

Mientras las escuchas telefónicas requieren una orden judicial que debe ser evaluada y aprobada por un juez siguiendo normas estrictas, los abogados del gobierno tienen la posibilidad de obtener órdenes de registro simplemente certificando que la información que se requiere es pertinente para una investigación penal en curso, en un umbral probatorio muy bajo.

Además de que son muy fáciles de obtener, estas órdenes de registro no se incluyen en los informes anuales de los tribunales de EE.UU sobre intervenciones telefónicas. Aunque la ley de 1999 exigía del Procurador General una compilación estadística sobre las órdenes de registro emitidas por el Departamento de Justicia, y que se debe presentar al Congreso.

Lamentablemente, el Departamento de Justicia hace caso omiso de esta ley desde 2004, cuando anteriormente había recogido en un informe los datos del periodo 1999-2003. Desde entonces, tanto el Congreso como el pueblo americano, no dispone de los datos de los registros de llamadas hechas por el gobierno federal.

Dado que no se dispone de ningún registro de llamadas en los últimos cinco años, es difícil hacer una comparación con datos anteriores. Sin embargo, con los datos de los cinco años anteriores sí es posible hacer algunas observaciones.

En primer lugar, en 2003, los agentes federales usan 15 veces más los registros de las llamadas y seguimientos de rastros de navegación. Tal vez esto se deba a que las 578 órdenes federales de intercepción tuvieron que ser cuidadosamente evaluadas y aprobadas por un juez, mientras que los 5922 registros de las llamadas y los 2649 seguimiento de rastros sólo tuvieron que pasar el trámite de una revisión superficial, en el mejor de los casos.

En segundo lugar, el número de registros de llamadas y seguimientos de rastros se redujeron después del 11 de septiembre, en un momento que el FBI y otros departamentos de Justicia incrementaron desmesuradamente el uso de la vigilancia. Hubo 4210 registros de llamadas en 2000, 4172 en 2001 y 4102 en 2002.

Es importante destacar que estas cifras revelan sólo una parte del conjunto, ya que estas estadísticas sólo se refieren a la utilización de los registros de llamadas y rastros del Departamento de Justicia. No hay estadísticas públicas sobre el uso de estos métodos de vigilancia por las autoridades locales. Así mismo, estas estadísticas sólo se refieren a las solicitudes presentadas en los casos de aplicación de la ley (Los registros de llamadas realizados por los servicios de inteligencia no están disponibles, o no existen).

Almacenamiento de las comunicaciones

Los requisitos que se han de cumplir para la intercepción de llamadas sólo se aplican a las comunicaciones en vivo. Sin embargo, las comunicaciones y los registros de clientes que están en depósito, tales como correos electrónicos, rotos y otros archivos, que se mantienen en los servicios de Google, Microsoft, Yahoo, Facebook y MySpace son rutinariamente dados a conocer en cumplimiento de la ley, y no hay ninguna obligación legal de que estas estadísticas sean publicadas.

Actualmente no hay una vía para que los investigadores, o los miembros del Congreso, o el público en general, se entere de cuántas veces se proporcionan datos de correos electrónicos, fotografías o servicios de redes sociales a los agentes de orden público.

Si bien estas empresas ofrecen datos de los clientes sensibles a los agentes del gobierno diariamente, se niegan rotundamente a hablar de ello.

Como cuestión política que es, no hacemos comentarios sobre la naturaleza o el contenido de las solicitudes que en aplicación de la ley se hacen a Google”.

No hacemos comentarios sobre las peticiones específicas del gobierno. Mocrosoft se compromete a proteger la privacidad de sus clientes y aplica todas las leyes existentes que sobre privacidad de datos”.

Dado el carácter sensible de este asunto y el posible impacto negativo sobre la capacidad de investigación de las fuerzas de seguridad, Yahoo no discute los detalles de cumplimiento de aplicación de la ley. Yahoo aplica las leyes según los requirimientos legales”.

Sólo Facebook y AOL han divulgado públicamente el número aproximado de peticiones que reciben del gobierno (de 10 a 20 consultas al día en el primer caso, y unas 1000 al mes en el segundo).

«Dado el carácter sensible de esta zona y el posible impacto negativo sobre la capacidad de investigación de organismos de seguridad pública, Yahoo no discutir los detalles del cumplimiento de aplicación de la ley. Yahoo responde a la aplicación de la ley en cumplimiento con todas las leyes aplicables.»

Siguiendo al dinero

Cuándo se sigue el rastro del dinero, se llega a lo que se está consumiendo, a cuántos intervienen, cuántos registros de llamadas se hacen, cuántos clientes se registran. Así se tiene la oportunidad de mirar y ver lo que pasa”. — Albert Gidari Jr., Keynote Address: Companies Caught in the Middle, 41 U.S.F. L. Rev. 535, Spring 2007.

Los operadores de telecomunicaciones y los proveedores de internet no solamente entregan información de los clientes sensibles a los agentes de orden. No… estas compañías cobran al gobierno por ello.

Cox Communications, el tercer mayor proveedor de cable en los Estados Unidos, es la única compañía que he encontrado que ha hecho pública el precio que cobra por los servicios de vigilancia. Por lo tanto, ahora sabemos que esta compañía cobra 2.500 dolares por los primeros 60 días de un registro de llamadas, o de rastreo, después 2.000 dólares adicionales por cada 60 días, mientras que cobra 3.500 dólares por los primeros 30 días de una intervención telefónica, 2.500 dólares adicionales por cada 30 días sucesivos. Por el historial de datos cobra menos: por 30 días de registros en detalla de un cliente, apenas unos 40 dólares.

Comcast no hace pública su lista de precios, pero sí conocemos por una filtración en Internet de los cargos que hizo por este asunto en 2007, por lo menos 1000 dólares por el primer mes de intervención telefónica, y después 750 dólares para mes suplementario.

En el verano de 2009, decidí probar siguiendo el rastro del dinero a fin de determinar con qué frecuencia las empresas de internet revelaban información privada de sus clientes al gobierno. Tenía la teoría de que podría obtener las listas de precios de cualquier proveedor, detallando el precio por cada tipo de servicio, y las facturas pagas por las diferentes partes del gobierno federal, y realizando ingeniería inversa obtener unas estadísticas aproximadas. Con el fin de obtener estos documentos hice solicitudes a los distintos Departamentos de Justicia que se me ocurrieron.

El primero en responder fue el Servicio de Alguaciles de EE.UU (USMS), quien me informó de que había tres listas de precios en el archivos de Cox, Comcast, Yahoo y Verizom. Dado que esta lista de precios fue entregada voluntariamente por la USMS, las empresas tuvieron la oportunidad de oponerse a la divulgación de estos documentos. Comcast y Cox no se opusieron (tal vez porque las listas ya eran públicas), mientras que Verizon y Yahoo se opusieron a su publicación.

Entonces presenté una segunda solicitud, pidiendo copias de las dos empresas que realizaban la objeción. Estas fueron más interesantes incluso que la lista de precios que originalmente buscaba.
Click here , para la lista completa de precios de Verizon
Click here , para la lista completa de precios de Yahoo

En primer lugar, Verizon dice que “recibe decenas de miles de solicitudes para el registro de los datos de sus clientes u otras informaciones de sus clientes en aplicación de la ley”

Una estimación conservadora fija en 20.000 solicitudes al año, es decir, Verizon recibe ella sola más solicitudes en aplicación de la ley que las recogidas por las estadísticas de vigilancia que se publican. Eso no quiere decir que las estadísticas sean incorrectas, sólo que la mayor parte de los métodos de vigilancia no son denunciados.

En su carta, Verizon, da varias razones por las cuales considera que su lista de precios debiera ser confidencial. Destacan dos:

    • argumenta primero que los clientes pueden tener miedo de que sus líneas sean aprovechadas o llamen a Verizon para comprobar si sus líneas son intervenidas ( una pregunta a la que no se puede responder).
    • La segunda razón más interesante: “nuestros programas de fijación de precios se hace sobre una petición en aplicación de la ley. Por este motivo no podemos revelar los precios al público por una cuestión de interés y que un criminal podría darse cuenta de nuestras capacidades, cambiando de este modo sus comportamientos y frustrar así las investigaciones de este tipo”

La carta de Yahoo es mucho más emocionante, y eso que ni siquiera dice el número de solicitudes que recibe. Hay un dato interesante, una carta cuyas razones son fácilmente comprensibles:

Revelar la información con los precios que cobra por estos servicios sería una vergüenza para Yahoo. Un fuerte golpe para sus clientes. Revelar estos datos es un grave deterioro de su reputación sobre su política de protección de datos, lo cual supondría una desventaja competitiva frente a otras empresas de tecnología”.

( http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32006L0024:ES:HTML

Directiva 2006/24/CE del Parlamento Europeo y del Consejo

de 15 de marzo de 2006

sobre la conservación de datos generados o tratados en relación con la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas de acceso público o de redes públicas de comunicaciones y por la que se modifica la Directiva 2002/58/CE )

Traducido del inglés por Zenón

Fuente:

http://paranoia.dubfire.net/2009/12/8-million-reasons-for-real-surveillance.html


El Sáhara: moneda de cambio entre España y Marruecos

La lucha de Aminettu Haidar de las últimas semanas consiguió lo que  movimientos de apoyo y en solidaridad con el Sáhara no hemos conseguido en  mucho tiempo: sacar a la luz la situación política del pueblo saharaui, y  presionar a los poderes políticos a posicionarse. Sin embargo, cuando 33  días después de comenzar su huelga de hambre Aminettu puede por fin volver  a su tierra, asistimos a un espectáculo mediático y político que nos  indigna. Por eso queremos aclarar algunas cosas e informar de otras.

Primero,   que el gobierno español estaba informado desde el primer momento  de que Marruecos iba a expulsar a Aminettu en cuanto pisara suelo  saharaui, y colaboró activamente en los planes, permitiendo su entrada a  territorio español sin cumplir los requisitos legales para ello, y contra  su voluntad, lo que nosotras llamamos secuestro.

Segundo, que el estado español hizo pactos con el marroquí a cambio de  acabar con la situación de Aminettu, que le estaba dando muy mala  publicidad, y que ya se le escapaba de las manos al no aceptar ella las  ofertas que le hacían. Conocemos una parte de esos pactos, como es  comprometerse a aceptar públicamente que la ley marroquí se aplique en los  territorios del Sáhara ocupada. Un paso más en su camino de venta del  pueblo saharaui y de   negación de   la responsabilidad que el Estado  Español tiene como potencia colonizadora. Ante el derecho internacional,  España sigue siendo la potencia administradora del territorio no autónomo  del Sáhara Occidental, y la potencia obligada a velar por la celebración  del referendum de autodeterminación.

La parte que no han hecho pública suponemos que tendrá relación por un  lado, con acuerdos políticos sobre fronteras y control migratorio; y por  otro lado, con acuerdos económicos millonarios en los ámbitos en los que  ambos gobiernos ya se benefician de su buena amistad, como es la  explotación de recursos saharauis: pesca (empresas españolas como  Gealsa-Rianxeira o Europacifico), industria agrícola (grandes plantaciones de tomateras en Dajla que están secando los pozos de la ciudad saharaui),  fosfatos (FMC Foret),   petróleo y turismo fundamentalmente; y en tierra  marroquí, parques eólicos (Gamesa), la venta o regalo de material militar  y armamentÍstico (Marruecos se convirtió en el tercer mejor cliente de la  industria militar española, al gastar este último año 113 millones de  euros ), el sector inmobiliario y la construcción; y dentro del sector textil, empresas como El Corte Inglés, o Inditex, que trasladaron sus  maquilas a Marruecos.

Estos son algunos de los intereses económicos ya conocidos, pero el pacto  para regresar a Aminettu también podría tener relación con nuevos  intereses, como la inversión española (Isofotón) en el proyecto solar más  grande del mundo que el Estado marroquí ya ha comenzado a construir, o con  cualquiera de los proyectos incluídos dentro   del mayor acuerdo de  cooperación financiera recién firmado entre España y Marruecos, que  alcanza los 520 millones de euros destinados a financiar proyectos en  infraestructuras para «el beneficio de ambos países», con cargo al Fondo  de Ayuda al Desarrollo para la internacionalización de la empresa española, que irán destinados a adquirir bienes y servicios españoles para  proyectos públicos realizados en Marruecos por compañías españolas.

Todo esto ha vuelto a quedar tras la cortina de humo que lleva años  disfrazando   la situación del pueblo saharaui de conflicto humanitario,  cuando se trata de un conflicto de base política y económica. Hoy  continúan disfrazándolo al personalizar el conflicto en la situación de  riesgo de Aminettu, pidiendo justicia porque su vida corría peligro, o  poniendo a sus hijos como foto para dar pena, cuando la situación que denunciaba Aminettu la llevan viviendo desde hace meses cientos de  saharauis que tienen   prohibido el libre movimiento, y que no es más que  una de las violaciones a los derechos individuales y colectivos que el  pueblo saharaui tiene negados. Con el apoyo del Estado español, la  ocupación marroquí del Sáhara niega a este pueblo su derecho de  autodeterminación y somete a su población a vigilancia constante,  desapariciones, detenciones, torturas, arrestos domiciliarios, expulsión  de escuelas, despidos en sus trabajos, amenazas constantes para abandonar  el territorio, y división de su pueblo mediante un muro plagado de  militares y minas antipersonas, que mantiene a la otra parte del pueblo  cercado en los campamentos de refugiadas de Tinduf, en tierra prestada.

Por todo ello, si bien nos alegramos de que Aminettu haya logrado regresar  a su casa tras la lucha que llevó a cabo, nos parece fuera de lugar  festejar la situación como una gran victoria, invisibilizando el fondo del  conflicto, puesto que ella lleva décadas denunciando la ocupación y  luchando por la celebración del referéndum.

Da vergüenza comprobar como pueden tergiversar así el mensaje, las ideas y  la dignidad de esta gran mujer luchadora, tergiversación que pasó incluso  por ver su lucha señalada y destacada por ser una mujer, una mujer sola,  la que estaba poniendo en jaque a los poderosos, otro de los miles de  ejemplos que muestra como la ideología machista española campa a sus  anchas soltando públicamente mensajes del tipo de que para hacer algo así  «esta mujer mas que ovarios, tiene un buen par de cojones», como tuvimos  que escuchar a uno de los hombres que habló desde el escenario en la  concentración del pasado sábado 19.

Queremos informar que esta tergiversación no viene solo de los medios  masivos, sino que también participan de ella una buena parte del  movimiento de apoyo al pueblo saharaui, presidido por la Coordinadora  Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-SÁHARA), que  tratando de evitar el cuestionamiento a la buena gestión del PSOE en este  asunto, DESCONVOCÓ unilateralmente la manifestación estatal que iba a tener lugar en Madrid el pasado sábado, argumentando que Aminettu ya  estaba en su tierra, y que una concentración para celebrarlo sería  suficiente.

Nosotras queremos denunciar el partidismo de CEAS y su verticalidad,  porque nos indignó mucho esta sucia jugada de desmovilización y de  vaciamiento político de la lucha saharaui, y porque nos preocupa que  personas que quieran participar de ella lleguen a pensar que eso es lo  único que hay en el estado español. A parte de la coordinadora, estamos  muchos colectivos y personas diversas, que con nuestro medios y formas,  hacemos denuncia y presión política desde abajo, sin más intereses que el  de apoyar una lucha y una idea: que la tierra no se vende, y los pueblos  tampoco.

Y anunciar que seguiremos trabajando en esto, creando las redes necesarias  para que podamos seguir tomando las calles y lo que veamos oportuno para  seguir señalando responsables aquí, y construyendo otros lazos de apoyo  entre pueblos y entre colectivos.

SAHARA MATEMBA!

SAHARA NO SE VENDE!

Mujeres Conectando Luchas

Fuente: Kaosenlared

Chávez y otros demonios

Los editores de El Mundo-América de España me piden que escriba mis impresiones sobre el Presidente de Venezuela Hugo Chávez a propósito de su intervención en la reunión sobre el cambio climático en el planeta tierra y una de las últimas «Reflexiones» de Fidel Castro en la que el líder cubano relata su primer encuentro hace quince años en el Aula Magna de la Universidad de La Habana con el entonces joven militar venezolano cuando todavía nadie- quizás Fidel Castro sí- imaginaba el destino de Chávez como paladín de la Revolución Bolivariana del Siglo XXI.

Si el joven oficial militar rebelde, tenía entonces conciencia de su papel a jugar en la historia del nuestro continente, no lo sabemos. Esa sería nuestra primera pregunta cuando algún día lo entrevistemos.
Pero ahora, aquí va nuestra opinión sobre este hombre de carisma singular que ha irrumpido en el escenario de su país y de América para establecer nuevas reglas de juego en las relaciones entre las naciones del sur del continente y el «Norte revuelto y brutal» como calificaba José Martí con singular señalamiento a los Estados Unidos de América.

El Presidente venezolano es de esos hombres que surgen a la vida pública para ser adorados hasta el delirio por sus fieles seguidores o para ser odiados hasta la muerte por sus mas contumaces enemigos, ya sean estos compatriotas suyos, o gobiernos extranjeros afectados ambos en sus intereses económicos al trastocar por obra suya el escenario político de su país, cambiando de manera radical su historia y su destino.

Cada pueblo tiene sus propios héroes. Pero no todos rebasan sus fronteras nacionales. Cuando así ocurre, es inevitable el choque con los poderes hegemónicos de cada tiempo y lugar. Así fueron los casos de Simón Bolívar y José Martí, que no sólo desafiaron el poder de la España colonial decadente del Siglo XIX, sino que también sembraron en las tierras del continente americano la semilla de una rebelde Revolución anti-imperialista, aún cuando el Imperio del Norte apenas daba sus primeros pasos balbuceantes y no menos torpes, en los albores del pasado Siglo XX.
Ver lo que venía es cosa de genios y visionarios. Bolívar y Martí lo fueron. Ellos señalaron el sendero para los que vinieron después.

La Revolución cubana es sin lugar a dudas la heredera natural de aquellas gestas libertarias del Siglo XIX y aunque no todos quieran reconocerlo, así lo recogerá indefectiblemente la historia,como nadie niega hoy que el mundo moderno en que vivimos, surgió a la vida a partir de la Revolución Francesa y de la Independencia norteamericana. Esa es la verdad auténtica, aunque lo que vino después sería otra cosa.

Ciertamente entre la Revolución Cubana y la Revolución Bolivariana de Chávez hay una relación simbiótica que las hace tan unidas, y tan similares, tanto en sus objetivos como en su destino, que resultan una misma causa. La causa de América.

A decir verdad no soy de los que gusta del estilo tribunicio conversatorio del Presidente Chávez. Ni tampoco comparto del todo su manera de actuar en el ejercicio del mando. Pero comprendo y estoy de acuerdo con la esencia de lo que dice y mucho más como piensa. Diferencias de forma puede haberlas, pero en su honor tengo que decir, quiéranlo o no sus enemigos y adversarios, que el líder bolivariano está hecho de madera de héroes.
De manera que cuando se escriba la historia de estos primeros años del Siglo XXI el nombre de Hugo Chávez marcará el punto de no retorno a un pasado de sumisión a los dictados de Washington. Chávez emergió de la nada y llegó a la cumbre de los Andes con alas de Cóndor.

No es nueva la frase. «Se puede matar a un hombre pero no a sus ideas». Y mucho menos borrar de un plumazo cargado de odio y soberbia la ejecutoria de aquellos líderes que han tomado la vanguardia como puesto de combate irrumpiendo en el escenario de un país y de un continente, levantando las banderas de la dignidad soberana de los pueblos para con los pobres de la tierra su suerte echar.

El Presidente Hugo Chávez va por ese camino. Es el sendero que conduce a la gloria o a la muerte. O a las dos cosas a la vez. Su nombre está marcado.
Chávez tiene Demonios que le persiguen. Me defino. Contra esos demonios yo estoy con él.

Max Lesnik

Fuente: Red Voltaire

Chávez y Morales intentan ‘incendiar’ la cumbre del clima y culpan al capitalismo del cambio climático

(La prensa oficial no deja en sus noticias de manipular y distorsionar la imagen de aquellos a los que desde un principio ya se les señaló con el dedo. No nos dan el discurso completo, por ejemplo de Hugo Chávez, para que al menos los lectores disciernen sobre lo que se dice, sino que es el periodista el que nos dice lo que dice y hace la exégesis de las palabras de otro, y lleguen maduritas a los ojos del lector, que es que no sabe. ¡Qué bella lección día tras día nos dan los grandes de la información!

A continuación la información aparecida en El País sobre los discursos de Evo Morales y Hugo Chávez en la cumbre de Copenhague. En otra entrada de este blog pueden leer el discurso completo de Chávez, sin más ilustración que algunas fotos, o lo que dice Fidel Castro sobre los motivos del fracaso de la Cumbre. Bueno, para El País fue todo un éxito, ya que ganó Estados Unidos (sic))

El presidente de Venezuela denuncia que la negociación es el reflejo de «una dictadura imperial». El boliviano reclama «un tribunal de justicia climática» para evitar un «holocausto climático»

RAFAEL MÉNDEZ | Copenhague (Enviado especial) 16/12/2009

La llegada de los presidentes a la Cumbre del Clima arrancó este miércoles con los discursos acalorados de Hugo Chávez y Evo Morales, que han cargado contra el capitalismo como única forma de frenar el cambio climático. Chávez ha afirmado ante el plenario que la negociación era una farsa impuesta por los países ricos: «En este planeta vivimos una dictadura imperial. ¡Abajo la dictadura imperial y que vivan los pueblos y la democracia en este planeta! Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del sur, los del tercer mundo, los subdesarrollados, los arrollados», ha declarado, en relación a la protesta de los países en desarrollo, que antes habían denunciado que la presidencia danesa de la cumbre actúa contra sus intereses y que, al intentar acelerar el proceso con un nuevo borrador elaborado por Dinamarca, socava la transparencia y democracia de la cumbre.

«Los ricos están destruyendo el planeta. Será que tiene planes para irse a otro», ha afirmado Chávez con su habitual estilo y ha preguntado por el borrador preparado por la presidencia: «He pedido el texto. Pero es top secret. No es democrático ni inclusivo», es «un texto que viene de la nada que no aceptaremos ningún texto que no venga de los grupos de trabajo, que son los textos legítimos que se han estado negociando estos dos años».

«Un fantasma recorre Copenhague», ha añadido, parafraseando al «gran Karl Marx»- «y ese fantasma anda en silencio por esta sala: el capitalismo». Chávez se ha apropiado de dos de los lemas ecologistas en estas negociaciones: «No cambiemos el clima, sino el sistema». «El capitalismo está amenazando con acabar con la vida. Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado».

El presidente de Venezuela también ha cargado contra Obama: «Recibió el Premio Nobel de la Paz el mismo día que envió 30.000 soldados a matar inocentes a Afganistán» y se ha extendido sobre las desigualdades sociales en el planeta. Chávez ha excedido con mucho el tiempo de tres minutos que en principio tienen asignados los presidentes.

El discurso ha sido similar al del presidente boliviano, Evo Morales, que ha afirmado que «la causa del cambio climático es el sistema capitalista. «Si queremos solucionarlo tenemos que acabar con el sistema capitalista», ha declarado ante la prensa, antes de pedir un «tribunal de justicia climática para juzgar a países» que emitan demasiado. Sólo así, ha dicho, se puede «evitar que África sufra un holocausto climático».

Obama sabe jugar a todas las bandas (y ganar)

ANTONIO CAÑO – Washington – 20/12/2009

La actuación de Barack Obama en Copenhague, concentrada en unas pocas horas de una intensidad extenuante, resultó decisiva para salvar la Cumbre del Clima. Al margen de la calidad del acuerdo alcanzado, la reunión -esas trascendentales 11 horas en particular- demostró que la Administración norteamericana está ahora del lado de los que buscan soluciones y, por primera vez, unió en los mismos propósitos a países desarrollados y emergentes que antes sólo intercambiaban reproches.

Como dijo Obama, con gesto de agotamiento, antes de regresar a Washington, «por primera vez en la historia, todas las grandes economías han aceptado juntas su responsabilidad para hacer frente a la amenaza del cambio climático».

¿Cómo se llegó a ese compromiso? ¿Quiénes jugaron en contra y quiénes a favor de evitar un fracaso total en Copenhague? El relato de algunos asesores de Obama que participaron en los debates ayuda a reconstruir lo que pasó en esas horas frenéticas de la tarde y noche del viernes en las que se fraguó un acuerdo insólito tras unas escenas de diplomacia aún más inverosímil.

Obama llegó a Copenhague, como dejó claro en su discurso ante el pleno, para presionar a China sobre la necesidad de aceptar alguna forma de control sobre las promesas de recorte de emisiones que el Gobierno de ese país viene haciendo. Ése era su objetivo principal y, por eso, su primera reunión bilateral fue con el primer ministro chino, Wen Jiabao. El encuentro fue difícil. Obama abordó, en efecto, el asunto de la transparencia y el control, y Wen, poco habituado a discusiones tan francas, no se dio por aludido.

Tardó poco el presidente norteamericano en comprender el grado de irritación de su interlocutor. Apenas unos minutos después de esa entrevista, en una reunión multilateral que se suponía crucial para pactar una declaración final, Wen Jiabao ni siquiera abrió la boca. Todo lo que China tuvo que decir lo dijo a través de un funcionario de tercera categoría que nadie reconocía en la sala y que parece ser un responsable de asuntos del clima en el Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

Obama salió de esa reunión tan indignado con la actitud china que pidió otra entrevista bilateral con Wen y le dijo a sus colaboradores que, a partir de ese momento, sólo hablaría con el primer ministro en persona.

De forma paralela, Estados Unidos trataba de organizar una reunión con los líderes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de India, Manmohan Singh, y de Suráfrica, Jacob Zuma. Esos tres países han venido respaldando de forma más o menos coordinada las posiciones de China.

Ninguna de las dos gestiones fue fácil para los diplomáticos norteamericanos. En cuanto a los chinos, éstos no encontraban una hora para la reunión y luego pidieron cambiar la que se había conseguido fijar, lo que obligó a modificar también la agenda de Obama. Sobre los demás países, India dijo que su delegación ya estaba en el aeropuerto -era poco antes de las cuatro de la tarde-, Brasil manifestó que, sin los indios, no participaría, y Suráfrica, que aceptaba inicialmente, no creía necesario acudir a la reunión si no estaban ni indios ni brasileños.

Estados Unidos no tuvo, por tanto, más remedio que renunciar a la conversación con esos tres importantes países emergentes. Mantuvo, sin embargo, la cita con China, aunque para adaptarse al horario solicitado, Obama tuvo que adelantar el encuentro que tenía previsto con el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, para hablar de desarme.

La confusión en esos momentos ya era monumental. Nadie sabía con quién sentarse a negociar. Ni siquiera se sabía qué delegaciones quedaban ya en Copenhague. Lo peor, sin embargo, estaba por llegar.

La entrevista entre Obama y Wen se fijó para las siete de la tarde. Hasta ese momento, el presidente norteamericano estaba en otra reunión multilateral con países europeos y de otros continentes, haciendo tiempo, más que otra cosa.

Cuando Obama salió de esa conferencia para acudir a su entrevista con Wen fue informado de que la sala prevista para el encuentro estaba ya ocupada por una reunión de Wen con Lula, Singh y Zuma. Obama abrió la puerta, le preguntó en voz alta a Wen -esta parte fue grabada por las televisiones-: «¿Estás listo para encontrarnos?» y, tras la respuesta obtenida, entró. El presidente norteamericano ni siquiera tenía un asiento en la mesa. Les dijo que no había problema, que se sentaría al lado de su amigo Lula, y éste le cedió una silla de uno de sus delegados para ocupar su posición -en realidad, dos porque también estaba la secretaria de Estado, Hillary Clinton-.

¿Quién organizó ese encuentro? ¿Qué pretendía China al convocar en el mismo lugar y a la misma hora por separado a Estados Unidos, y a su grupo de países amigos?

Como quiera que fuese, Obama decidió que ésa era la oportunidad esperada para hablar con todos a la vez y se coló en una reunión que no estaba en su agenda. Su osadía acabó ayudándole.

Obama les dijo a los líderes de esos cuatro países que, si ellos no aceptaban un acuerdo, Estados Unidos estaba decidido a anunciar un compromiso por separado con los países europeos y otros muchos de otras partes del mundo. Les advirtió del riesgo de que aparecieran ante la opinión pública como los responsables del fracaso de Copenhague.

No hay una versión más precisa sobre los detalles de esa reunión, pero el hecho es que de ella salió el único acuerdo que hoy puede celebrarse. Para hacer todo más difícil, Obama tuvo que salir de ese encuentro antes del final porque la gigantesca tormenta de nieve que afecta a Washington le impedía aterrizar allí después de cierta hora.

A las dos de la mañana, hora local, Obama entraba de regreso en la Casa Blanca. Según él, con la sensación del deber cumplido. «Esto es lo que habíamos venido a hacer», confesó a los periodistas.

Fidel Castro cuenta lo ocurrido en la Cumbre de Copenhague

Por Fidel Castro

A los jóvenes interesa más que a nadie el futuro.

Hasta hace muy poco se discutía sobre el tipo de sociedad en que viviríamos. Hoy se discute si la sociedad humana sobrevivirá.

No se trata de frases dramáticas. Hay que acostumbrarse a los hechos reales. Lo último que pueden perder los seres humanos es la esperanza. Con la verdad en la mano, hombres y mujeres de todas las edades, especialmente los jóvenes, han librado en la Cumbre ejemplar batalla, ofreciendo al mundo una gran lección.

Lo principal ahora es que se conozca lo más posible en Cuba y en el mundo lo ocurrido en Copenhague. La verdad posee una fuerza que supera la inteligencia mediatizada y muchas veces desinformada de quienes tienen en sus manos los destinos del mundo.

Si en la capital danesa se logró algo importante, fue que a través de los medios masivos la opinión mundial pudo observar el caos político creado y el trato humillante a Jefes de Estado y Gobierno, Ministros y miles de representantes de movimientos sociales e instituciones, quienes  llenos de ilusiones y esperanzas viajaron a la sede de la Cumbre en Copenhague.  La brutal represión contra manifestantes pacíficos por parte de la fuerza pública, recordaba la conducta de las tropas de asalto de los nazis que ocuparon la vecina Dinamarca en abril de 1940. Lo que nadie podía imaginar es que, el 18 de diciembre del 2009, último día de la Cumbre, esta sería suspendida por el gobierno danés -aliado de la OTAN y asociado a la carnicería de Afganistán- para entregar la sala principal de la Conferencia al Presidente Obama, donde él y un grupo selecto de invitados, 16 en total, tendrían el derecho exclusivo de hablar. Obama pronunció un discurso engañoso y demagógico, lleno de ambigüedades, que no implicaba compromiso vinculante alguno e ignoraba el Convenio Marco de Kyoto. Se marchó de la sala poco después de escuchar a algunos oradores más. Entre los invitados a usar de la palabra estaban los países más industrializados, varios de las economías emergentes y algunos de los más pobres del planeta. Los líderes y representantes de más de 170, solo tenían derecho a escuchar.

Al finalizar el discurso de los 16 escogidos, Evo Morales, con toda la autoridad de su origen indio aymara, recién electo por el 65% de los votos y el apoyo de las dos terceras partes de la Cámara y el Senado de Bolivia, solicitó la palabra. Al Presidente dinamarqués no le quedó otra alternativa que cedérsela ante la demanda de las demás delegaciones. Cuando Evo concluyó sus sabias y profundas frases, el danés tuvo que cederle la palabra a Hugo Chávez. Ambos pronunciamientos pasarán a la historia como ejemplos de discursos breves y oportunos. Cumplida cabalmente la tarea, los dos partieron hacia sus respectivos países. Pero cuando Obama hizo mutis por el foro, no había cumplido todavía su tarea en el país sede de la Cumbre.

Desde la noche del 17 y la madrugada del 18, el Primer Ministro de Dinamarca y altos representantes de Estados Unidos se reunían con el Presidente de la Comisión Europea y los líderes de 27 países para proponerles en nombre de Obama, un proyecto de acuerdo, en cuya elaboración no participaría ninguno de los restantes líderes del resto del mundo. Era una iniciativa antidemocrática y virtualmente clandestina, que ignoraba a miles de representantes de los movimientos sociales, instituciones científicas, religiosas y demás invitados a la Cumbre.

Durante toda la noche del 18 hasta las tres de la madrugada del 19, cuando ya muchos Jefes de Estado se habían marchado, los representantes de los países estuvieron esperando el reinicio de las sesiones y la clausura del evento. Todo el día 18, Obama sostuvo reuniones y conferencias de prensa. Lo mismo hicieron los líderes de Europa. Después se marcharon.

Ocurrió entonces algo insólito: a las tres de la madrugada del 19, el Primer Ministro de Dinamarca convocó una reunión para la clausura de la Cumbre. Quedaban representando a sus países ministros, funcionarios, embajadores y personal técnico.

Fue sin embargo asombrosa la batalla que libraron esa madrugada un grupo de representantes de países del Tercer Mundo, que impugnaban el intento de Obama y los más ricos del planeta de presentar como acuerdo por consenso de la Cumbre el documento impuesto por Estados Unidos.

La representante de Venezuela, Claudia Salerno, con energía impresionante mostró su mano derecha, de la que brotaba sangre, por la fuerza con que golpeó la mesa para ejercer su derecho a usar de la palabra. El tono de su voz  y la dignidad de sus argumentos no podrán olvidarse.

El  Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, pronunció un enérgico discurso de aproximadamente mil palabras, del cual escojo varios párrafos que deseo incluir en esta Reflexión:

“El documento que usted varias veces afirmó que no existía, señor Presidente, aparece ahora. […] hemos visto versiones que circulan de manera subrepticia y que se discuten en pequeños conciliábulos secretos…”

“…Lamento profundamente la manera en que usted ha conducido esta conferencia.”

“…Cuba considera extremadamente insuficiente e inadmisible el texto de este proyecto apócrifo. La meta de 2 grados centígrados es inaceptable y tendría consecuencias catastróficas incalculables…”

“El documento que usted, lamentablemente, presenta no tiene compromiso alguno de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.”

“Conozco las versiones anteriores que también, a través de procedimientos cuestionables y clandestinos, se estuvieron negociando en corrillos cerrados…”

“El documento que usted presenta ahora omite, precisamente, las ya magras e insuficientes frases clave que aquella versión contenía…”

“…para Cuba, es incompatible con el criterio científico universalmente reconocido, que considera urgente e insoslayable asegurar niveles de reducción de, al menos, el 45% de las emisiones para el año 2020, y no inferiores al 80% ó 90% de reducción para el 2050.”

“Todo planteamiento acerca de la continuación de las negociaciones para adoptar, en el futuro, acuerdos de reducción de emisiones, debe incluir, inevitablemente, el concepto de la vigencia del Protocolo de Kyoto […] Su papel, señor Presidente, es el acta de defunción del Protocolo de Kyoto que mi delegación no acepta.”

“La delegación cubana desea hacer énfasis en la preeminencia del principio de ‘responsabilidades comunes, pero diferenciadas’, como concepto central del futuro proceso de negociaciones.  Su papel no dice una palabra de eso.”

“Este proyecto de declaración omite compromisos concretos de financiamiento y transferencia de tecnologías hacia los países en desarrollo como parte del cumplimiento de las obligaciones contraídas por los países desarrollados bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático […] Los países desarrollados, que imponen sus intereses mediante su documento, señor Presidente, evaden cualquier compromiso concreto.”

“…Lo que usted llama, señor Presidente, ‘un grupo de líderes representativos’ es, para mí, una grosera violación del principio de igualdad soberana que consagra la Carta de las Naciones Unidas…”

“Señor Presidente, le solicito formalmente que esta declaración sea recogida en el informe final sobre los trabajos de esta lamentable y bochornosa 15 Conferencia de las Partes.”

Se les había concedido sólo una hora a los representantes de los Estados para emitir opiniones, lo cual condujo a situaciones complicadas, vergonzosas y desagradables.

Se produjo entonces un largo debate en el que las delegaciones de los países desarrollados ejercieron fuerte presión para tratar de que la Conferencia adoptara dicho documento como resultado final de sus deliberaciones.

Un reducido número de países insistió con firmeza en las serias omisiones y ambigüedades del documento impulsado por Estados Unidos, en particular en la ausencia de compromiso de los países desarrollados en cuanto a la reducción de emisiones de carbono y  al financiamiento para adoptar medidas de mitigación y adaptación de los países del Sur.

Después de larga y extremadamente tensa discusión, prevaleció la posición de los países del ALBA y de Sudán, como Presidente del Grupo de los 77, de que el documento en cuestión era inaceptable para ser adoptado por la Conferencia.

Ante la evidente falta de consenso, la Conferencia se limitó a “tomar nota” de la existencia de ese documento como la posición de un grupo de alrededor de 25 países.

Tras esa decisión adoptada a las 10 y 30 de la mañana, hora de Dinamarca, Bruno -después de discutir junto a otros representantes del ALBA amistosamente con el Secretario de la ONU y expresarle la disposición a seguir luchando junto a Naciones Unidas para impedir las terribles consecuencias del cambio climático- partió en compañía del Vicepresidente cubano Esteban Lazo hacia nuestro país para asistir a la reunión de la Asamblea Nacional, dando por finalizada su tarea. En Copenhague quedaban algunos miembros de la delegación y el embajador para participar en los trámites finales.

En la tarde de hoy informaron de lo siguiente:

“…tanto a los que participaron en la elaboración del documento, como los que -como el Presidente de los EE.UU.- se anticiparon a anunciar su adopción por la Conferencia… como no podían rechazar la decisión de limitarse a ‘tomar nota’ del supuesto ‘Acuerdo de Copenhague’, intentaron proponer un procedimiento para que otros países Partes que no habían estado en esta componenda se sumaran a ella, declarando su adhesión, con lo cual intentaban darle un carácter legal a dicho acuerdo, que de hecho podía prejuzgar el resultado de las negociaciones que deberán continuar.”

“Este intento tardío recibió nuevamente una firme oposición de Cuba, Venezuela y Bolivia, que advirtieron que este documento que la Convención no había hecho suyo no tenía ningún carácter legal, no existía como documento de las Partes y no podía establecerse regla alguna para su supuesta adopción…”

“Es en este estado que terminan las sesiones de Copenhague, sin que se haya adoptado el documento que fuera preparado subrepticiamente durante los últimos días, con una clara conducción ideológica de la administración americana…”

Mañana la atención se centrará en la Asamblea Nacional.

Lazo, Bruno y el resto de la delegación llegarán hoy a media noche. El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba podrá explicar el lunes, con los detalles y la precisión necesaria, la verdad de lo ocurrido en la Cumbre.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2009/12/20/la-verdad-de-lo-ocurrido-en-la-cumbre/

El Reino Unido presiona a Israel con un etiquetado específico para los productos de los asentamientos ilegales en Cisjordania

Gran Bretaña tomará medidas para aumentar la presión sobre Israel en relación con sus asentamientos en Oriente Medio, aconsejando a los supermercados que distingan entre productos palestinos y productos de los asentamientos.  La medida no llega a constituir un requisito legal, pero es de suponer que hará aumentar las perspectivas de boicot de las mercancías producidas en esos enclaves. Funcionarios israelíes y dirigentes de los colonos se mostraron ayer sumamente críticos con la decisión.

Hasta ahora, los productos alimenticios eran etiquetados tan solo como «producto de Cisjordania», pero de acuerdo con la nueva orientación, de carácter voluntario, expedida por la Defra (Department for the Environment, Food and Rural Affairs), el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, las etiquetas deberán incluir mayor información en el futuro. Se ha sugerido que sea «producto de asentamiento israelí» o bien «producto de Palestina».

Casi medio millón de colonos habita en Jerusalén Oriental y Cisjordania. El gobierno británico y la Unión Europea (UE) han declarado repetidas veces que el proyecto israelí de asentamientos constituye «un obstáculo para la paz» en Oriente Medio. La legislación de la UE exige ya que que se diferencie entre los productos que provienen de Israel y los que proceden de los territorios ocupados, aunque activistas propalestinos señalan que esto no siempre se respeta. Por su parte, el DEFRA afirma que los intermediarios comerciales  incurrirían en delito si declarasen los productos de los territorios palestinos ocupados como «producto de Israel».

Entre los productos de los asentamientos israelíes se cuentan hierbas para condimentos de venta en supermercados del Reino Unido, tales como Waitrose, que las corta, empaqueta y etiqueta como producto de «Cisjordania», sin distinguir entre israelíes y palestinos. Se ha identificado un total de 127 empresas que operan en asentamientos y exportan al Reino Unido; entre sus productos se cuentan frutas, verduras, cosméticos, productos farmacéuticos, artículos en plástico y metal y textiles. Entre otras cadenas que venden sus productos figuran Tesco, Sainsbury’s, Somerfield John Lewis y B&Q.
Los artículos procedentes del interior de las fronteras de Israel se benefician de una tarifa de importación preferencial en consonancia con el acuerdo firmado con la UE.

Las mercancías palestinas procedentes de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental disfrutan también de exención de impuestos o de un tratamiento de tarifas reducidas. Los productos de los asentamientos quedan fuera de estas dos categorías. «Recalcamos categóricamente que no se trata de apelar a un boicot de este tipo contra  Israel», afirmó un portavoz del Foreign Office, el ministerio de Asuntos Exteriores británico. «Creemos que en nada contribuiría eso a hacer avanzar el proceso de paz. Nos oponemos a un boicot semejante contra Israel. Estimamos que los consumidores deberían tener la oportunidad de elegir por si mismos qué productos quieren comprar. Hemos dejado muy claro tanto públicamente como en privado que los asentamientos son ilegales y suponen un obstáculo para la paz».

El secretario general de los sindicatos británicos (Trades Union Congress), Brendan Barber, se congratuló de la clarificación pública que aportará señalar los productos de los asentamientos ilegales en los territorios ocupados, pues etiquetarlos como «producto de Israel» es ilegal, pero declaró que el gobierno debería haber ido más lejos.

Barbara Stocking, presidenta de Oxfam, manifestó que «apoyamos el derecho de los consumidores a conocer el origen de los productos que adquieren. El comercio con los asentamientos israelíes -ilegales de acuerdo con el derecho internacional- contribuye a su viabilidad económica y sive para legitimarlos. Ha quedado claro también gracias a nuestro trabajo sobre desarrollo en las comunidades de Cisjordania que los asentamientos han conducido a la merma de derechos y al incremento de la pobreza de muchos palestinos».

Dani Dayan, nacido en Argentina y dirigente del Consejo de Yesha, que representa a los colonos israelíes, afirmó que la decisión es «el último paso hostil» dado por Gran Bretaña. «Los productos de nuestras comunidades de Judea y Samaría deberían recibir el mismo tratamiento que cualquier otro producto israelí» afirmó, utilizando la denominación israelí para Cisjordania.

Funcionarios israelíes declararon que temen un deslizamiento hacia un boicot más amplio de bienes israelíes. Yigal Palmor, portavoz del ministro de exteriores de Israel, manifestó que se discriminaba de manera injusta a los productos de su país. «Da la impresión de que así se satisfacen las exigencias de aquellos cuya meta última es el boicot de los productos israelíes», manifestó. El mensaje que se transmite con ello será muy probablemente utilizado por quienes hacen campaña en pro del boicot. Es un asunto preocupante».  Señaló que la cuestión de las diferentes tarifas aduaneras no debería extenderse a la variedad de etiquetaje en los estantes de supermercado. «Se trata de un asunto totalmente diferente y no lo exige la UE».

Israel fue objeto este año de intensas presiones para detener la construcción de asentamientos, pero ha acometido sólo una interrupción parcial y temporal. Los dirigentes palestinos han declarado que no reiniciarán las negociaciones de paz hasta que se produzca una congelación plena de acuerdo con la hoja de ruta norteamericana del año 2003.

La Campaña de Solidaridad con Palestina (Palestine Solidarity Campaign) declaró que daba la bienvenida a la nueva orientación, pero apremió a la Defra a ir más allá. «El gobierno debe perseguir a aquellas empresas que comercialicen de tapadillo productos de los asentamientos camuflados con etiquetas falsas». «Hemos recibido muchas llamadas de personas que se sentían consternadas al comprar bienes etiquetados como «producto de Cisjordania», pues pensaban que ayudaban así a la economía palestina, cayendo luego en la cuenta de que la ayuda económica se destinaba a la ocupación ilegal por parte de Israel».

«Después sobre todo de las matanzas de Israel en Gaza, los consumidores han quedado horrorizados por los crímenes de Israel y quieren tomar medidas. No desean hacerse cómplices de la ocupación de Israel adquiriendo bienes robados».

Por su parte, James Meikle informa:
‘Los consumidores dispondrán ahora de información fiable’

Las cifras más recientes de fuentes gubernamentales británicas sugieren que en los tres años transcurridos entre 2006 y 2008 se importaron productos alimenticios de los territorios ocupados palestinos por valor de sólo 800.000 libras esterlinas, de los que tres cuartas partes eran aceite de oliva. Sainsbury’s, que vende dátiles y pequeñas cantidades de albahaca y estragón, se congratuló de «una mayor claridad a la hora de etiquetar  productos de los territorios ocupados».

«Esto nos permitirá cumplir con nuestro compromiso de suministrar a nuestros clientes una información clara y honesta sobre la procedencia de sus alimentos», afirmó la cadena de supermercados. «Disponemos de un método de pleno seguimiento para remontarnos hasta el asentamiento y/o agricultor originarios». Waitrose manifestó asimismo que seguirían la orientación respecto al escaso número de líneas de productos de Cisjordania que vendían. «Conocemos el origen de una pequeña selección de hierbas de cocina de la zona de Cisjordania, plantadas en explotaciones agrícolas gestionadas por israelíes, cuyo personal israelí y palestino ha trabajado conjuntamente durante muchos años», declaró un portavoz. «No nos mueve la política. Por elcontrario, nuestra política consiste en garantizar medidas rigurosas en la agricultura y el bienestar social de los trabajadores a los que recurrimos en origen. Nuestros encargados de compras (…) han visitado las dos explotaciones agrícolas de Cisjordania para asegurarse de que el bienestar social de los trabajadores satisface los rigurosos criterios en los que insistimos. Como parte de nuestra política de seguimiento llevaremos a cabo una auditoría en ambas explotaciones en los próximos seis meses.
Este año la cooperativa comenzó a vender aceite de oliva «Fairtrade» («comercio justo») de Cisjordania, una medida saludada por Gordon Brown, primer ministro británico, que declaró que significaba que los consumidores británicos podrían ayudar a los agricultores palestinos a ganarse el sustento.

Toby Quantrill, jefe de política pública de la Fairtrade Foundation (Fundación de Comercio Justo), afirmó que los agricultores palestinos se enfrentan a barreras comerciales que hacen peligrar sus oportunidades de participar en el comercio internacional en igualdad de condiciones con quienes elaboran productos similares.

Ian Black, redactor jefe para Oriente Medio, y Rory McCarthy, corresponsal en Jerusalén The Guardian

Traducción: Pablo Carbajosa

Reducción de plantilla en el belén

Estos días estoy dando en la universidad el tema de las reducciones de plantilla, imposible hablar de un tema de más actualidad con los tiempos que corren. Además ayer un buen cliente que trabaja en una multinacional en proceso de fusión me comentaba lo interesante, desde el punto de vista del aprendizaje, que era ver como los consultores de una prestigiosa consultora estratégica, decidían cuántos despidos debían hacerse y de qué manera, para poder hacer la empresa rentable tras la fusión.

Mañana quiero empezar a poner el belén (o los belenes) en mi casa, y, como estoy en crisis, antes de hacerlo he decidido llamar a uno de estos consultores para que me asesore sobre como rentabilizar al maximo el tradicional nacimiento. El resultado ha sido sorprendente, y por eso os lo quiero comentar. Las decisiones que voy a tomar son las siguientes:

Pastores. Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalado, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.

Personajes gremiales. Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero,… y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay. La decisión que hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otro remedio. En su lugar hemos contratado a un chino, que en un pequeño comercio fabricará y venderá todos los objetos que vendían los artesanos. (Si el chino decide subcontratar 15 menores para sacar el trabajo es un tema en el que no nos debemos meter).

Posadero. El chino se hará cargo también de la posada. Además, últimamente habían llegado quejas de atención al cliente por parte de José y María. La posada podría funcionar con el sistema de cama caliente.

Lavanderas. Que manía tienen en los belenes con lavar la ropa, con lo fría que debe estar el agua, con tanta nieve. Se suprimen los trabajos de lavanderas, que además eran ocupados siempre por mujeres. Cada uno se lavará su ropa en los ratos libres, potenciando así la equiparación de sexos en cuestión de tareas domésticas.

Ángel anunciador. Suprimidos casi todos los pastores, no tiene sentido la figura de un ángel anunciador. Se sustituye por un anuncio luminoso, en donde además podremos anunciar las ofertas del chino.

Castillo de Herodes. A Herodes le mantengo en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir directivos. Soldados, me quedo con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita está la zona) pero los externalizo. Los contrataré por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como guardas de seguridad. Ahorro en costes fijos y gano en flexibilidad.

Paseantes varios. Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Todos despedidos. Esto lo teníamos que haber hecho hace tiempo.

Paseantes con obsequios. He observado que otro grupo de paseantes, algo menos ociosos, pero no mucho más productivos, se dirige hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un atillo (¿qué llevará el misterioso personaje del atillo?),…

Puesto que todos tienen el mismo destino, organizaremos un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despediremos a todos los paseantes, uno de ellos se quedará con nosotros por medio de ett, y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días y las acercará al portal.

Reyes Magos. Por supuesto con un solo rey es más que suficiente, para llevar el oro, el incienso y la mirra. Eliminamos dos reyes, dos camellos y los pajes. Posiblemente nos quedemos con el rey negro para no ser acusados de racistas, además es posible que quiera trabajar sin que le demos de alta. Tengo que estudiar, también, la posibilidad de dejar tan solo el incienso y vender el oro y la mirra a otra compañía, ya que debemos de reducir al máximo la inversión en regalos de empresa.

Mula y Buey. La única función de estos animales es dar calor. Esta función será desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. Realizaremos un assessment center con los dos animales, y el que lo superé trabajará como animal de carga en el servicio de logística antes citado.

San José y la Virgen María. Está más que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, y evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones de paridad nos quedamos con la Virgen María y, lamentablemente, tenemos que despedir a San José (con lo que había tragado el hombre en esta empresa).

El niño Jesús. A pesar de su juventud tiene mucho potencia, y además parece ser que su padre es un pez gordo. Le mantenemos como becario con un sueldo de mierda, hasta que demuestre su valía.

El Belén queda pues de la siguiente forma: Un pastor, con ovejas en un cercado, un chino con un comercio/posada de 24 horas, Herodes y dos guardas subcontratados, un paseante,por ett, con la mula (o el buey) haciendo repartos, el rey negro (ilegal), la virgen y el niño.

Va a ser mas soso que otros años, pero me he ahorrado una pasta…

Carlos Hernández en Dosabrazos >

Discurso de Hugo Chávez en la Cumbre de Copenhague

Señor Presidente, señores, señoras, excelencias, amigas y amigos, les prometo que no voy a hablar más del que más ha hablado esta tarde aquí, permítanme un comentario inicial que hubiera querido hacer como parte del punto previo que fue ejercido por la delegación de Brasil, de China, de India, Bolivia, nosotros estábamos allá pidiendo la palabra pero, no fue posible tomarla. Dijo la representante Bolivia, mi saludo por cierto al compañero Presidente Evo Morales quien está por allí, Presidente de la República de Bolivia.

Ella dijo entre otras cosas lo siguiente, tomé nota por aquí, dijo: el texto presentado no es democrático, no es inclusivo.

Yo venía llegando apenas y nos estábamos sentando cuando oímos a la Presidenta de la sesión anterior, la Ministra, decir que venía un documento por ahí, pero que nadie conoce, yo he preguntado por el documento, aún no lo tenemos, creo que nadie sabe de ese documento top secret.

Ahora ciertamente, la camarada boliviana lo dijo, no es democrático, no es inclusivo, ahora señoras, señores:

¿Acaso no es esa precisamente la realidad de este mundo?

¿Acaso estamos en un mundo democrático? ¿Acaso el sistema mundial es inclusivo?

¿Podemos esperar algo democrático, inclusivo del sistema mundial actual? Lo que vivimos en este planeta es una dictadura imperial, y desde aquí la seguimos denunciando ¡Abajo la dictadura imperial! ¡Y que vivan los pueblos y la democracia y la igualdad en este planeta!

Y esto que aquí vemos es reflejo de ello: exclusión.

Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del sur, a nosotros el tercer mundo, a nosotros los subdesarrollados, o como dice el gran amigo Eduardo Galeano: nosotros lo países arrollados como por un tren que nos arrolló en la historia.

Así que no nos extrañemos pues de esto, no nos extrañemos, no hay democracia en el mundo y aquí estamos una vez más ante una poderosa evidencia de la dictadura imperial mundial. Luego aquí subieron dos jóvenes, afortunadamente los agentes del orden han sido decentes, algún empujón por ahí, y ellos colaboraron ¿no? Allá afuera hay mucha gente ¿saben? Claro, no caben en este salón, mucha gente; he leído por prensa que hubo algunos detenidos, algunas protestas intensas, ahí en las calles de Copenhague, y quiero saludar a toda esa gente que esta allá afuera, la mayor parte de ella jóvenes.

Claro son jóvenes preocupados, creo que con razón mucho más que nosotros por el futuro del mundo; nosotros tenemos -la mayoría de los que estamos aquí- ya el sol a la espalda, ellos tienen el sol al frente y están muy preocupados.

Uno pudiera decir señor Presidente que un fantasma recorre Copenhague, parafraseando a Carlos Marx, el gran Carlos Marx, un fantasma recorre las calles de Copenhague, y creo que ese fantasma anda en silencio por esta sala, por ahí anda, entre nosotros, se mete por los pasillos, sale por debajo, sube, ese fantasma es un fantasma espantoso casi nadie quiere nombrarlo: el capitalismo es el fantasma, casi nadie quiere nombrarlo.

Es el capitalismo, ahí rugen los pueblos, allá afuera se oyen.

Yo venía leyendo algunas consignas que hay en las calles pintadas, y yo creo que esas consignas de estos jóvenes, algunas de ellas la oí cuando iba el joven allá y la joven, hay dos de las que tomé nota. Se oyen entre otras dos poderosas consignas. Una: No cambien el clima, cambien el sistema.

Y yo la tomo para nosotros.

No cambiemos el clima ¡Cambiemos el sistema!

Y en consecuencia comenzaremos a salvar el planeta. El capitalismo, el modelo de desarrollo destructivo está acabando con la vida, amenaza con acabar definitivamente con la especie humana.

Y el otro lema llama a la reflexión. Muy a tono con la crisis bancaria que recorrió al mundo y todavía lo golpea, y la forma cómo los países del norte rico auxiliaron a los banqueros y a los grandes bancos, sólo Estados Unidos, bueno, se perdió la cifra, es astronómica; para salvar bancos. Dicen en las calles lo siguiente: Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado.

Y creo que es verdad. Si el clima fuera un banco capitalista de los más grandes, ya lo habrían salvado los gobiernos ricos.

Creo que Obama no ha llegado, recibió el Premio Nóbel de la Paz casi el mismo día que mandaba 30 mil soldados más a matar inocentes en Afganistán, y viene ahora a presentarse aquí con el Premio Nóbel de la Paz, el Presidente de los Estados Unidos.

Pero Estados Unidos tiene la maquinita de hacer billetes, de hacer dólares, y ha salvado, bueno creen haber salvado los bancos y el sistema capitalista.

Bien, esto, comentario al margen, que yo quería hacerlo allá, estábamos levantando la mano para acompañar a Brasil, a India, a Bolivia, a China, en su interesante posición que Venezuela comparte y los países de la Alianza Bolivariana, con firmeza; pero bueno, no nos dieron la palabra, así que no me cuente estos minutos por favor Presidente.

Fíjense, por ahí conocí, tuve el gusto de conocer a este escritor francés Hervé Kempf, recomiendo este libro, lo recomiendo, se consigue en español –por ahí está Hervé- también en francés, en inglés seguramente, Cómo los ricos destruyen el planeta. Hervé Kempf: Cómo los ricos destruyen el planeta. Por eso fue que Cristo lo dijo: Más fácil será que un camello entre por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los cielos. Eso lo dijo Cristo nuestro señor.

Los ricos están destruyendo el planeta.

¿Será que piensan irse para otro cuando destruyan este?

¿Tendrán planes para irse a otro planeta?

Hasta ahora no se ve ninguno en el horizonte de la galaxia.

Apenas este libro me ha llegado, me lo ha regalado Ignacio Ramonet que está por ahí también en esta sala; y terminando el prólogo o el preámbulo esta frase es muy importante, dice Kempf lo siguiente, leo: “No podremos reducir el consumo material a nivel global si no hacemos

que los poderosos bajen varios escalones, y si no combatimos la desigualdad. Es necesario que al principio ecologista tan útil a la hora de tomar conciencia, pensar globalmente y actuar localmente, le sumemos el principio que impone la situación: consumir menos y repartir mejor”. Creo que es

un buen consejo que nos da este escritor francés Hervé Kempf.

Ahora bien señor Presidente, el cambio climático es sin duda el problema ambiental más devastador del presente siglo, inundaciones, sequías, tormentas severas, huracanes, deshielos, ascenso del nivel medio del mar, acidificación de los océanos y olas de calor, todo eso agudiza el im

pacto de las crisis globales que nos azotan.

La actual actividad humana supera los umbrales de la sostenibilidad, poniendo en peligro la vida en el planeta, pero también en ello somos profundamente desiguales.

Quiero recodarlo: los 500 millones de personas más ricas, 500 millones, esto es el siete por ciento, siete por ciento, seven por ciento de la población mundial. Ese siete por ciento es responsable, esos quinientos millones de personas más ricas son responsables del cincuenta por ciento de las emisiones contaminantes, mientras que el 50 por ciento más pobre es responsable de sólo siete por ciento de las emisiones contaminantes. Por eso a mí me llama la atención, es un p

oco extraño, llamar aquí a Estados Unidos y a China al mismo nivel. Estados Unidos tiene apenas, bueno, que, llegará si acaso a 300 millones de habitantes.

China tiene casi 5 veces más población que Estados Unidos.

Estados Unidos consume más de 20 millones de barriles diarios de petróleo, China llega apenas a 5, 6 millones de barriles diarios, no se puede pedir lo mismo a Estados Unidos y a China.

He allí temas que hay que discutir, ojalá pudiéramos los Jefes de Estado y de Gobierno sentarnos a discutir de verdad, verdad sobre estos temas. Luego señor Presidente, el 60 por ciento de los ecosistemas del planeta están dañados, el 20 por ciento de la corteza terrestre está degradada; hemos sido testigos impasibles de la deforestación, la conversión de tierras, la desertificación, las alteraciones de los sistemas de agua dulce, la sobreexplotación de los recursos marinos, la contaminación y la pérdida de la diversidad biológica.

La utilización exacerbada de la tierra sobrepasa en un 30 por ciento la capacidad para regenerarla. El planeta está perdiendo lo que llaman los técnicos la capacidad para autorregularse, eso lo está perdiendo el Planeta, cada día se liberan más desechos de los que pueden ser procesados. La supervivencia de nuestra especie martilla en la conciencia de la humanidad. A pesar de la urgencia, han transcurrido dos años de negociaciones para concluir un segundo período de compromiso bajo el Protocolo de Kyoto, y asistimos a esta cita sin un acuerdo real y significativo.

Y por cierto, acerca del texto que viene de la nada, como algunos lo calificaron, el representante chino, Venezuela dice, y los países del ALBA decimos, la Alianza Bolivariana que nosotros no aceptamos, desde ya lo decimos, ningún otro texto que no sea el que venga de los grupos de trabajo del Protocolo de Kyoto y de la Convención, son los textos legítimos que se han estado discutiendo con tanta intensidad en estos años.

Y en estas últimas horas, creo que ustedes no han dormido, además de que no han almorzado, no han dormido. No me parece lógico que salga ahora un documento de la nada, como dicen ustedes.

El objetivo científicamente sustentado de reducir la emisión de gases contaminantes y lograr un convenio de cooperación a largo plazo a todas luces, hoy a esta hora, parece haber fracasado, por ahora. La razón ¿Cuál es? No tenemos duda.

La razón es la actitud irresponsable y la falta de voluntad política de las naciones más poderosas del planeta, nadie se sienta ofendido, recurro al gran José Gervasio Artigas cuando dijo: “Con la verdad ni ofendo ni temo”. Pero en verdad es una actitud irresponsable de marchas, de contramarchas, de exclusión, de un manejo elitesco, de un problema que es de todos y que sólo podremos resolver todos.

El conservadurismo político y el egoísmo de los grandes consumidores, de los países más ricos denotan una alta insensibilidad y falta de solidaridad con los más pobres, con los hambrientos, con los más vulnerables a las enfermedades, a los desastres naturales, señor Presidente, es imprescindible un nuevo y único acuerdo aplicable a partes absolutamente desiguales, por la magnitud de sus contribuciones y capacidades económicas, financieras y tecnológicas y que esté basado en el respeto irrestricto a los principios contenidos en la Convención.

Los países desarrollados deberían establecer compromisos vinculantes, claros y concretos en la disminución sustancial de sus emisiones y asumir obligaciones de asistencia financiera y tecnológica a los países pobres para hacer frente a los peligros destructivos del cambio climático. En tal sentido la singularidad de los estados insulares y de los países menos desarrollados, debería ser plenamente reconocida.

Señor Presidente el cambio climático no es el único problema que afecta hoy a la humanidad, otros flagelos e injusticias nos asechan, la brecha que separa los países ricos y pobres no ha dejado de crecer, a pesar de todos los objetivos del milenio, la cumbre de financiamiento de Monterrey, todas esas cumbres como decía aquí el Presidente de Senegal denunciando una gran verdad, promesas y promesas incumplidas y el mundo sigue su marcha destructiva.

El ingreso total de los 500 individuos más ricos del mundo es superior al ingreso de los 416 millones de personas más pobres, los 2 mil 800 millones de personas que viven en la pobreza, con menos de 2 dólares al día y que representan el 40 por ciento de la población global obtiene sólo el 5 por ciento del ingreso mundial.

Hoy mueren al año unos 9,2 millones de niños antes de alcanzar el quinto año de vida y el 99,9 por ciento de estas muertes ocurren en los países más pobres.

La mortalidad infantil es de 47 muertes por mil nacidos vivos, pero es de sólo 5 por cada mil en los países ricos. La esperanza de vida en el planeta es de 67 años, en los países ricos es de 79, mientras en algunas naciones pobres es de sólo 40 años.

Adicionalmente existen mil cien millones de habitantes sin acceso al agua potable, 2 mil 600 millones sin servicio de saneamiento, más de 800 millones de analfabetos y mil veinte millones de personas hambrientas, ese es el escenario del mundo.

Ahora la causa ¿cuál es la causa?

Hablemos de la causa, no evadamos responsabilidades, no evadamos la profundidad de este problema, la causa sin duda, vuelvo al tema de todo este desastroso panorama es el sistema metabólico destructivo del capital y su modelo encarnado: el capitalismo.

Aquí hay una cita que quiero leerles brevemente de ese gran teólogo de la liberación Leonardo Boff, como sabemos brasileño, nuestro americano. Leonardo Boff dice sobre este tema lo siguiente:

¿Cuál es la causa? Ah, la causa es el sueño de buscar la felicidad a través de la acumulación material y del progreso sin fin, usando para eso la ciencia y la técnica con las cuales se puede explotar de forma ilimitada todos los recursos de la tierra; y cita por aquí a Charles Darwin y su “Selección natural” la sobrevivencia de los más fuertes, pero sabemos que los más fuertes sobreviven sobre la ceniza de los más débiles.

Juan Jacobo Rousseau siempre hay que recordarlo decía aquello: entre el fuerte y el débil la libertad oprime. Por eso es que el imperio habla de libertad, es la libertad para oprimir, para invadir, para asesinar, para aniquilar, para explotar, esa es su libertad y Rousseau agrega la frase salvadora: sólo la ley libera.

Hay algunos países que están jugando a que aquí no haya documento, porque precisamente no quieren una ley, no quieren una norma, porque la inexistencia de esa norma les permite jugar su libertad explotadora, su libertad arrolladora.

Hagamos un esfuerzo y presionemos aquí y en las calles para que aquí salga un compromiso, salga un documento que comprometa a los países más poderosos de la tierra.

Bueno se pregunta Presidente Leonardo Boff ¿Usted le ha conocido a Boff? No sé si pudo venir Leonardo, yo le conocí hace poco en Paraguay, siempre lo hemos leído.

¿Puede una tierra finita soportar un proyecto infinito? La tesis del capitalismo, el desarrollismo infinito es un modelo destructivo, aceptémoslo.

Luego nos pregunta Boff: ¿qué podríamos esperar de Copenhague? Apenas esta sencilla confesión: así como estamos no podemos continuar, y un propósito simple, vamos a cambiar de rumbo, hagámoslo, pero sin cinismo, sin mentira, sin dobles agendas, sin documentos salidos de la nada, con la verdad por delante.

Hasta cuándo nos preguntamos desde Venezuela señor Presidente, señoras, señores, hasta cuándo vamos a permitir tales injusticias y desigualdades; hasta cuándo vamos a tolerar el actual orden económico internacional y los mecanismos de mercado vigente; hasta cuándo vamos a permitir que grandes epidemias como el VIH SIDA arrasen con poblaciones enteras; hasta cuándo vamos a permitir que los hambrientos no puedan alimentarse, ni alimentar a sus propios hijos; hasta cuándo vamos a permitir que sigan muriendo millones de niños por enfermedades curables; hasta cuándo vamos a permitir conflictos armados que masacran a millones de seres humanos inocentes, con el fin de apropiarse los poderosos de los recursos de otros pueblos.

Cesen las agresiones y las guerras pedimos los pueblos del mundo a los imperios, a los que pretenden seguir dominando el mundo y explotándonos.

No más bases militares imperiales, ni golpes de Estado, construyamos un orden económico y social más justo y equitativo, erradiquemos la pobreza, detengamos de inmediato los altos niveles de emisión, frenemos el deterioro ambiental y evitemos la gran catástrofe del cambio climático, integrémonos en el noble objetivo de ser todos más libres y solidarios. Señor Presidente, hace casi dos siglos un venezolano universal, libertador de naciones y precursor de conciencias dejó para la posteridad un apotegma pleno de voluntad: “Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca…” Era Simón Bolívar el Libertador.

Desde la Venezuela Bolivariana, donde un día como hoy por cierto hace diez años, diez años exactos vivimos la tragedia climática más grande de nuestra historia: la tragedia de Vargas así llamada, desde esa Venezuela cuya Revolución intenta conquistar la justicia para todo su pueblo. Sólo posible por el camino del socialismo, el socialismo, el otro fantasma del que hablaba Carlos Marx, ese anda por ahí también, más bien es como un contra fantasma, el socialismo, ese es el rumbo, ese es el rumbo para la salvación del planeta, no tengo yo la menor duda, y el capitalismo es el camino del infierno, a la destrucción del mundo. El socialismo, desde esa Venezuela que enfrenta por ello las amenazas del imperio norteamericano.

Desde los países que conformamos el ALBA, la Alianza Bolivariana exhortamos, yo quiero con respeto, pero desde mi alma exhortar a nombre de muchos en este planeta, exhortamos a los gobiernos y a los pueblos de la Tierra, parafraseando a Simón Bolívar, El Libertador; si la naturaleza destructiva del capitalismo se opone, pues luchemos contra ella y hagamos que nos obedezca, no esperemos de brazos cruzados la muerte de la humanidad.

La historia nos llama a la unión y a la lucha.

Si el capitalismo se resiste, nosotros estamos obligados a dar la batalla contra el capitalismo y abrir los caminos de la salvación de la especie humana, nos toca a nosotros, levantando las banderas de Cristo, de Mahoma, de la igualdad, del amor, de la justicia, del humanismo, del verdadero y más profundo humanismo. Si no lo hiciéramos, la más maravillosa creación del universo: el ser humano, desaparecerá, desaparecerá.

Este planeta tiene miles de millones de años, y vivió este planeta miles de millones de años sin nosotros la especie humana, es decir, no le hacemos falta nosotros para que él exista. Ahora, nosotros sin la Tierra no vivimos, y estamos destrozando la Pachamama, como dice Evo, como dicen nuestros hermanos aborígenes de Suramérica.

Finalmente señor Presidente ya para terminar, oigamos a Fidel Castro cuando dijo: Una especie está en peligro de extensión, el hombre. Oigamos a Rosa Luxemburgo cuando dijo: Socialismo o barbarie. Oigamos a Cristo el redentor cuando dijo: Bienaventurados los pobres porque de ellos será el reino de los cielos.

Señor Presidente, señoras y señores seamos capaces de hacer de esta Tierra no la tumba de la humanidad, hagamos de esta Tierra un cielo, un cielo de vida, de paz, y de paz de hermandad para toda la humanidad, para la especie humana.

Señor Presidente, señoras y señores muchísimas gracias y buen provecho.

Asistentes [aplausos]

Ana Botella: moralina aplicada a los cuentos de otros

Si Curry Valenzuela tiene su programa de tele,  por qué no iba a tener su libro de cuentos la intelectual Ana Botella. Es probable que doña Ana se haya apoyado en la fuerza  que irradia el orondo César Vidal, esculpidor de palabras, y mártir obligado a vagar entre los humanos a pesar de ser un rediós de la literatura. Vidal, en su día aznarista por la gracia de la COPE, Losantos mediante,  es capaz de escribir 25 horas al día. Ahí es nada.  Pero yo venía a hablar hoy de Ana y su libro. La  Botella, futura alcaldesa de Madrid, podría vivir del cuento -actividad cada día más consolidada entre la clase política-, pero no caerá esa breva. Desgraciadamente para los ciudadanos madrileños la señora esposa de san josemari Aznar seguirá siendo por algún tiempo la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, trabajo consistente, básica y tristemente, en tocarse las narices, quizá para calibrar la calidad medioambiental de la capital del reino. En tocarse las narices y en subir los impuestos o en sacárselos de la manga… o de las mismísimas narices.

“incluso se preguntarían por qué es conejito y no conejita, que es una duda en la que se emplea mucho tiempo y dinero en los tiempos que corren".

Si su destreza política es minimalista, estrambótica y megaultrapija, qué no decir de su labor como cuentista, que bien podría valerle la candidatura al Nobel de literatura o, ya puestos, al de Economía.

El cuento de Botella es el cuento ventosa, o sea, el cuento así en plan aerofagia perversa,  el cuento de la lechera, el cuento negruzco, pendoncete, cabroncete, mamoncete, chopo, la tontuna en prosa, vamos,  la nadería elevada al cubo, al cubo de la basura, que es lo que le pone a la Botella. Vale que la señora que comparte lecho con Aznar –vamos digo yo, que tampoco es que me importe-, se las dé de amable comentarista cultureta, pero hay ciertas cosas –cientos de ellas, para qué nos vamos a engañar- que no se le pueden pasar ni siquiera a la señoras que ponen cara la laca. Con ese rollo antiabortista y la eterna cantinela seudo machista, muy propia de las que mamaron con frenesí el nacionalcatolicismo, la Botella realizó este sesudo análisis:

Reflexionemos y pensemos si cuando se cuenten historias y cuentos de esta época en el futuro no sentiremos vergüenza del juicio que se hará sobre nosotros por haber vivido en los días en los que se truncan muchas esperanzas, muchas vidas de niños, alegando que su vida es un derecho de la madre”.

De semejante ataque aerofágico-doctrinario sólo se pueden ordeñar reproches y  puntualizaciones. Porque bien podríamos reflexionar   y pensar –como dice la Botella- en las vidas de esos niños iraquíes ametrallados por los ejércitos invasores, en esos niños descuartizados por la artillería de los ejércitos invasores, en los miles de niños reventados por la maquinaria bélica de los ejércitos invasores, en los miles de niños fallecidos por no poder acceder a medicamentos. Pero la esposa de uno de los hombres que envío un ejército a Irak no se aplica el cuento cuando la moraleja no es de su agrado. El coro cuasi celestial del club Reaccionarios S.A grita su “No al aborto”, pero aplaude y jalean el “Sí a la pena de muerte”  y el «Sí a la guerra» en clave de sol. (Que la vida de un jodido  niño iraquí de mierda no te estropee una buena  foto junto al hombre más poderoso del mundo, con los pies en la mesa,  ¿eh?)

Y si no, siempre queda el recurso o la excusa de  las armas de destrucción masiva, que da mucho juego. Casi tanto como vidas quita. Y eso, señora Botella, no es ningún cuento.

Fuente: javierortiz.net

La celda de Jean Valjean

Informe Iron Mountain: sobre la posibilidad y conveniencia de la paz

Ofrecemos la traducción del documento que bajo el título

REPORT FROM IRON MOUNTAIN:
ON THE POSSIBILITY AND DESIRABILITY OF PEACE

aparece en diferentes lugares de Internet. Nos limitamos a la traducción, mejor o peor hecha, pero de su veracidad o no, de la calidad de sus conclusiones, es el lector quien debe decidir.

Parte 1 del Informe

INFORME DE IRON MOUNTAIN

SOBRE LA POSIBLIDAD

Y CONVENIENCIA

DE LA PAZ

The Dial Press, Inc. 1967, Nueva York,
Biblioteca del Congreso con tarjeta de catálogo Número 67-27553 Impreso en los EE.UU.

CONTENIDO:

  • Prólogo
  • Antecedentes
  • Declaración de John Doe
  • Informe del Grupo Especial de Estudio
  • Carta de envío
  • Introducción
  • Sección 1. Alcance del estudio
  • Sección 2. El desarme y la economía
  • Sección 3. Escenarios de desarme
  • Sección 4. La guerra y la paz como sistemas sociales.
  • Sección 5. Las funciones de la Guerra
  • Sección 6. Suplentes para las funciones de la Guerra
  • Sección 7. Resumen y Conclusiones
  • Sección 8. Recomendaciones
  • Notas

PRÓLOGO

John Doe, nombre ficticio que utilizaremos en este libro por razones obvias, es profesor en una Universidad del Medio Oeste. Su especialidad es el de las Ciencias Sociales, pero no lo identificaremos más allá de estas escuetas notas. Me llamó una noche de invierno, de manera inesperada, pues no había estado en contacto con él desde hacía mucho tiempo. Había estado en Nueva York y había algo muy importante que me quería decir. No me dijo de qué se trataba. Almorzamos al día siguiente en un restaurante de Midtown.
Era evidente su intranquilidad. Estuvo hablando durante media hora, de una forma nerviosa, e intenté no presionarle. Entonces me mencionó una disputa entre un escritor y una destacada familia política que recientemente había ocupado los titulares de los periódicos. Quería saber cuáles eran mis puntos de vista sobre la información y la libertad. Mis respuestas no fueron memorables, pero parecía que le satisfacían. Entonces de repente empezó a contarme la siguiente historia:

A principios de agosto de 1963, dijo, se encontró un mensaje en su escritorio de una tal «señora
Potts «que le había llamado desde Washington. Cuando respondió a la llamada un hombre estaba al otro lado, y le dijo a Doe, entre otras cosas, que había sido seleccionado para formar parte de una comisión muy importante. Su objetivo era determinar con precisión y de manera realista, los problemas a los que se enfrenta Estados Unidos, en el caso de que una paz permanente llegara y proyectar un programa para hacer frente a esta contingencia. El hombre describió los procedimientos singulares que debían regir el funcionamiento de la comisión y que se esperaba ampliar su ámbito de aplicación más allá de cualquier examen previo de esta situación.

Teniendo en cuenta que la persona a la que llamó no se identificó adecuadamente, su poder de persuasión debió de ser notable. Doe no dudaba de la buena fe del proyecto, sin embargo recelaba debido al secretismo con que muchas veces rodean las actividades gubernamentales. Además, el hombre que estaba al otro lado de la línea demostró un profundo conocimiento de la obra de Doe y de su vida personal. También mencionó los nombres de los otros participantes en la comisión, a la mayoría de los cuales conocía Doe por su reputación. Doe aceptó la tarea y se tendría que desplazar el segundo sábado a Iron Mountain, Nueva York. Al día siguiente recibió un billete de avión.

El tono de esta convocatoria se veía afianzado por el lugar de la reunión. Iron Mountain está situado cerca de la ciudad de Hudson, un escenario de Ian Fleming o E. Phillips Oppenheim. Se trata de un refugio antinuclear para el almacenamiento de documentación importante. Pero también mantiene un equipo de reemplazo y personal esencial para sobrevivir en caso de producirse un ataque. También se incluyen en este grupo a empresas como la Standard Oil de New Jersey, Manufacturers Hanover Trust y la Shell.

Voy a dejar que cuente la historia posterior el propio Doe, miembro de la Comisión que elaboró el estudio. Fue un trabajo desarrollado durante dos años y medio, tras lo cual vio la luz un informe. Era sobre este informe por lo que Doe quería hablar conmigo.

El informe había sido ocultado… tanto por el Grupo de Estudio Especial, como por el Comité Interinstitucional del gobierno al que se le había presentado. Después de dos meses de dudas, Doe había decidido que no se podía mantener en secreto. Lo que buscaba de mí era asesoramiento y ayuda para la publicación del informe. Me dio a leer una copia bajo mi palabra de que si no estaba interesado en participar, no debía decir nada a nadie.

Leí el informe esa misma noche. Paso por alto mis primeras reacciones, y enseguida comprendí la reticencia de los compañeros de Doe a publicar sus conclusiones. Había sucedido que habían sido tan tenaces en su determinación de abordar de manera global los muchos problemas que acarreaba un mundo sin guerras que las preguntas iniciales no habían sido suficientemente abordadas. Estas fueron sus conclusiones:

Una paz duradera, aunque fuera teóricamente posible, es inalcanzable, incluso si se pudiera lograr, pues no sería lo mejor para tener una sociedad estable.

Esto es esencialmente lo que dicen. Detrás hay un lenguaje académico que entreteje la argumentación general: la Guerra realiza ciertas funciones esenciales para la estabilidad del medio, hasta que no se encuentren otras formas más desarrolladas, el sistema de la Guerra debe ser mantenido y mejorada su eficacia.

No es de extrañar que el Grupo, en su carta de presentación del informe, no justificase su trabajo para “lectores que no tuviesen responsabilidades políticas o militares”. El informe iba dirigido, deliberadamente, a los administradores públicos de alto rango, asumiendo una considerable sofisticación política para este selecto público. Para los demás el documento puede ser muy inquietante en sus conclusiones.

Entre las conclusiones, que la gente no debía leer, se dice que la mayoría de los avances médicos son un problema más que un progreso; la pobreza es necesaria y deseable, a pesar de la postura contraria de ciertos políticos; que los ejércitos son instituciones permanentes de asistencia social, en el mismo sentido que lo son las residencias de ancianos y los hospitales psiquiátricos. Puede sentirse el lector no preparado aturdido por las explicaciones que se dan sobre los incidentes con platillos volantes en menos de una frase. O sorprendido sobre el programa espacial, los polémicos misiles antimisiles y los refugios antiatómicos, son programas para la inversión de grandes cantidades de dinero, no para el avance de la ciencia o de la defensa nacional como sus objetivos principales y para saber que la política militar no está precisamente relacionada con la defensa.

Puede verse ofendido por una política premeditada de represión de los grupos minoritarios, el restablecimiento de la esclavitud (en general favorable e incluido como un posible aspecto para un mundo estable). Tampoco vería con buenos ojos la contaminación deliberada del aire y del agua (como parte de un programa de estabilización mundial), incluso cuando la razón es aclarada. Que un mundo sin guerras tendría que recurrir antes o después a sistemas de procreación in vitro es también inquietante, sin ningún atractivo. Pocos lectores no se quedarían desconcertados, al menos por las líneas del informe oficial, y luego reiteradas en las recomendaciones oficiales, que sugieren de la planificación, como algo deseable y óptimo, de guerras abiertas que destruyan periódicamente la vida, aspecto éste que tiene una prioridad importante entre las incluidas en el informe del Grupo.

He citado estos ejemplos sobre todo para advertir al lector sobre lo que puede encontrar. Los estadistas, estrategas, que ya conocen el informe, no necesitan obviamente este tipo de explicaciones y de protección contra su sensibilidad.

Este libro, por supuesto, es una prueba de mi respuesta a la petición de Doe, después de considerar los problemas a los que nos tendríamos que enfrentar por la edición del Informe, que finalmente decidimos fuera The Dial Press la editora. Su importancia fue enseguida reconocida y se nos dieron seguridades para que ninguna interferencia diese al traste con la publicación.

Debe quedar claro que Doe no está en desacuerdo con el contenido del Informe, ya que supone un consenso en todos los aspectos importantes. Era una voz discordante en el grupo, pero sólo en cuanto a la divulgación del mismo al público en general. Es interesante ver como el grupo trató esta cuestión.

El debate tuvo lugar en la última reunión del Grupo antes de la entrega del Informe, a finales de marzo de 1966, y se celebró de nuevo en Iron Mountain. Se deben tener en cuenta dos hechos:

  • El Grupo Especial de Estudio nunca había jurado guardar secreto, ni cuando se constituyó ni con posterioridad.
  • Pero el grupo funcionaba como si ese juramento se hubiera hecho. Esto fue asumido por las circunstancias de su creación y por el tono de las instrucciones que habían recibido.

El reconocimiento que se hace a las ayuda prestada por terceras personas es un tanto equívoco, ya que estas personas participaron pero sin conocer la naturaleza del proyecto para el que fueron solicitados sus servicios.

Los que defendían el mantenimiento en secreto del informe estaba motivado por las reacciones impredecibles que podían tener a nivel político. Como prueba de ello, ya se había pedido la supresión de un informe mucho menos comprometido, el del senador Hubert Humphrey sobre desarme, de 1962. (Miembros de la Subcomisión de Asuntos Exteriores temían que fuera utilizado por la propaganda comunista, como lo que dijo el senador Stuart Symington: “ el método marxista de producción era el éxito del capitalismo”. Precauciones similares se habían tomado con el informe Gaither de 1957, o incluso con el llamado informe Moynihan de 1965.

Además se insistió en que había que distinguir entre los estudios serios, que normalmente se encuadra como clasificados, a menos que los responsables políticos decidan liberarlos; por otro lado, los proyectos de escaparate o convencionales, que se sacan como un señuelo para desviar la atención sobre los otros. (El ejemplo de ello era la “While House Conference” sobre desarme, organizada a finales de 1965 para compensar la escalada de protestas por la guerra de Vietnam).

Doe reconoció esta distinción, así como la posibilidad de un malentendido público. Sin embargo, el cree que si la agencia patrocinadora quería mantener el secreto, éste tenía que haberse mantenido desde el principio. También podía haber encargado el proyecto a un grupo de expertos, que normalmente trabajan en régimen clasificado. Se reía de la reacción del público, que podría devaluar las medidas del gobierno en relación a las propuestas del Grupo y se ridiculizó el lavado de manos que hizo el Grupo sobre sus responsabilidades por la opiniones vertidas y las conclusiones que allí se expresaban. Tenía la preocupación de que era un derecho público el saber lo que se estaba haciendo.

Según lo que cuenta Doe, éste trató de convencer a sus compañeros para que se hiciese así. Mi participación en este libro muestra que no soy neutral en el asunto. En mi opinión, la decisión del Grupo Especial de Estudio de censurar sus propias conclusiones era tímida y presuntuosa. Sin embargo, la respuesta de las agencias, que decían que era un informe amañado para publicarlo, plantea cuestiones más amplias dentro del campo de la política pública. Estas preguntas se dirigen al uso continuo de ciertas definiciones, como la de seguridad, para evitar la vergüenza de la política posible. No deja de resultar irónico que estas prácticas a veces resulten contraproducentes.

Debo declarar, para que conste, que yo no comparte las conclusiones que hacia la guerra y la paz, la vida y la muerte, la supervivencia de la especie, se recogen en el Informe. En terminos humanos es un documento escandaloso. Pero por otra parte representa un esfuerzo serio y difícil de definir un problema. En él se explican ciertos aspectos de la política norteamericana, que de otro modo serían incomprensibles si nos dejamos llevar por las normas del sentido común. Me parece que en estas explicaciones hay más de lo que se dice, y me parece que tenemos el derecho a conocerlas, y también de dónde proceden.
No me refiero sólo a los autores del informe. Es más importante saber hasta qué punto estas conclusiones son aceptadas oficialmente y tenidas en cuenta por el gobierno. ¿Cuáles aceptan y cuáles rechazan? Sólo una discusión franca nos permite albergar alguna esperanza para resolver los problemas planteados por el Grupo Especial de Estudio en su Informe de Iron Mountain.

L.C.L. Nueva York, junio de 1967.