Razones por las que Grecia puede exigir reparaciones de guerra a Alemania

Por César Chelala, 7 de mayo de 2015

Common Dreams

El Mariscal de Campo Walther von Brauchotsch, Comandante en Jefe del Ejército alemán, en la Acrópolis de Atenas. Grecia, 1941. @ cc-by-sa/Bundesarchiv/Bauer

El Mariscal de Campo Walther von Brauchotsch, Comandante en Jefe del Ejército alemán, en la Acrópolis de Atenas. Grecia, 1941. @ cc-by-sa/Bundesarchiv/Bauer

En 1960, la entonces República Federal de Alemania pagó a cuenta 115 millones de marcos en concepto de indemnización por los crímenes nazis. Los sucesivos gobiernos griegos afirmaron que se trataba solamente de una parte de lo que debían pagar debido a las pérdidas en vidas humanas, en infraestructuras dañadas, y la devolución de un préstamo realizado a la fuerza a los nazis en 1942. Las recientes declaraciones de los principales políticos alemanes parecen indicar que se abre la posibilidad de mayores reparaciones de guerra. Tanto la ley como la justicia sugieren que ese pago debiera hacerse.

El 8 de febrero de 2015, el Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras, proclamó en el Parlamento griego que Alemania debiera hacer un pago por reparaciones de guerra. Tsipras habló de la obligación histórica de Atenas para reclamar la reparación de Alemania por las muertes y la destrucción resultante de la ocupación alemana de Grecia. “Tienen una obligación moral contraída con el pueblo griego, con la historia, con todos los pueblos europeos que lucharon y dieron su sangre contra el nazismo”, agregó.

Grecia reclama 303.0000 millones de dólares (280.000 millones de euros), pago reconocido por los tribunales supremos de Italia y Grecia así como por la Corte Internacional de Justicia de la Haya. Sin embargo, el pago de esta deuda está obstruido por la inmunidad jurisdiccional de Alemania, un principio del Derecho Internacional que impide que un país sea llevado a juicio por los crímenes cometidos en otro. Pero en este caso es la legitimidad histórica y política de la demanda lo que cuenta, más allá de los argumentos jurídicos que puedan apoyar la reclamación de las reparaciones de guerra.

Las demandas de Grecia se basan actualmente en dos motivos diferentes. En 1942, el Régimen nazi de ocupación obligó al Banco Central griego a prestar a la Alemania nazi 476 millones de marcos a un interés del 0%. El 3 de octubre de 1943 los soldados nazis asesinaron a 92 personas, entre ellas 34 niños, en la ciudad de Liguiades. En junio de 1944, las tropas nazis asesinaron a 281 hombres, mujeres y ancianos en Diostomo, un pequeño pueblo cerca de Delphi.

La regla de que la violación del Derecho Internacional Humanitario por un Estado es un daño que debe ser indemnizado es un principio de larga trayectoria en el Derecho Internacional Consuetudinario, recogido en la Convención de la Haya de 1907 (IV) y en su Protocolo Adicional I. Este principio se ha puesto en práctica en numerosas ocasiones en los períodos posteriores a los conflictos, recogido en los Artículos Preliminares sobre la responsabilidad de los Estados como una obligación internacional “para compensar los daños causados… en la medida en que dicho daño no sea reparado mediante la restitución”. Numerosas declaraciones oficiales y un buen número de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y de la Asamblea General de la ONU han establecido la obligatoriedad de dichas reparaciones.

Alemania sostiene que el Acuerdo Dos+Cuatro de 1990 [Reglamentación jurídica sobre el fin de los derechos y las responsabilidades de las cuatro potencias], un tratado suscrito por las dos Alemanias poco antes de la reunificación y los países aliados (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Rusia), que puso un fin formal a las reclamaciones por reparaciones de guerra a Alemania. Pero Grecia no está de acuerdo, solicitando negociaciones entre Grecia y Alemania. Incluso si no se aceptasen todas las reclamaciones de Grecia, Alemania no puede negarse a entablar conversaciones para buscar una solución aceptable. Se trata también de una obligación histórica de Alemania, y que también debe a los millones de alemanes que todavía tratan de cerrar este capítulo no concluido de su pasado. Como declaró recientemente el Presidente de Alemania, Joachim Gauck: “Somos los descendientes de aquellos que durante la Segunda Guerra Mundial dejaron una estela de destrucción en Grecia y otros muchos lugares. Algo que, para nuestra vergüenza, hemos estado ignorando durante mucho tiempo”.

————————————

Este artículo está bajo una licencia Creative Commons 3.0

——————————–

César Chelala es coganador del premio Overseas Press Club de América. También es corresponsal de Middle East Timer International (Australia)

———————————–

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2015/05/07/why-germany-should-pay-war-reparations-greece

————————

Artículos relacionados:

http://nonsei2gm.blogspot.com.es/2015/03/puede-exigir-grecia-reparaciones-de.html

————————-

Esta entrada ha sido publicada en Derechos Humanos, Régimen político y económico y etiquetada como , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.