Campaña de crowdfunding para llevar a cabo una investigación sobre el glifosato

El estudio preliminar mostró signos de alteraciones endocrinas y microbiológicas y posibles efectos adversos en los órganos objetivo en las ratas expuestas a herbicidas a base de glifosato.

Por Claire Robinson, 21 de noviembre de 2017

GMWatch

El Instituto Ramazzini de Italia ha anunciado el inicio de una campaña mundial de crowdfunding para llevar a cabo el primer estudio mundial exhaustivo sobre herbicidas a base de glifosato, al mismo tiempo que revela que la fase preliminar del estudio ha demostrado que los herbicidas a base de glifosato, en la dosis que actualmente considera segura la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos , alteró el microbioma de las ratas.

El Instituto Ramazzini ya ha realizado un estudio preliminar sobre los herbicidas a base de glifosato en colaboración con la Facultad de Medicina de Icahn en Mount Sinai, Nueva York, EE. UU., cuyos resultados se presentaron en la reunión anual del Collegium Ramazzini a finales de octubre y se publicarán próximamente.

El estudio preliminar, con una financiación de 300.000 euros, se llevó a cabo durante un período de tres meses y fue financiado por 27.000 personas de la región italiana de Bolonia.

Los resultados mostraron evidencias de alteraciones endocrinas y microbiológicas y efectos adversos en los órganos objetivo en ratas expuestas a herbicidas a base de glifosato, a la dosis que actualmente la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US Environmental Protection Agency: EPA) considera segura (1,75 miligramos por kilogramo de peso corporal al día).

La Dra. Fiorella Belpoggi, directora y jefa de Patología del Centro de Investigación del Cáncer Cesare Maltoni del Instituto Ramazzini, dijo:

«Hay muchas preguntas sin respuesta después de nuestro estudio preliminar a corto plazo y también después de la falta de acuerdo entre las autoridades reguladoras mundiales y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) con respecto al potencial cancerígeno de los herbicidas a base de glifosato. Los posibles efectos para la salud de los herbicidas a base de glifosato, incluidas las alteraciones microbianas, los efectos de alteración endocrina y los efectos sobre el desarrollo, no se han estudiado exhaustivamente, a pesar de las preocupaciones sanitarias a nivel mundial».

Cualquiera que sea el resultado del exhaustivo estudio «, dijo la Dra. Belpoggi, » la IARC, la EFSA y la EPA tendrán unos sólidos resultados independientes en los que basar una apropiada evaluación».

El estudio proporcionará datos precisos sobre el uso de los herbicidas más utilizados en todo el mundo, que permitirá a las Agencias de Regulación, gobiernos y al público en general de cada país responder a la pregunta: ¿Son seguros los herbicidas a base de glifosato a los niveles de exposición del mundo real?

El Dr. Philip Landrigan, decano de salud de la Facultad de Medicina de Icahn en Mount Sinai, dijo:

«Esta es una gran oportunidad para que el público en general apoye la ciencia independiente y encuentre información detallada sobre los posibles efectos del glifosato y los herbicidas a base de glifosato en nuestra salud».

Este estudio será realizado por científicos independientes, en institutos de Europa y de los Estados Unidos. El estudio proporcionará datos completos y claros a largo plazo sobre:

– La toxicidad del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– La carcinogenicidad del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– Los efectos multigeneracionales del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– Los efectos neurotóxicos del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– Los efectos perturbadores endocrinos del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– Los efectos de la toxicidad prenatal del glifosato y Roundup en dosis reales de exposición.

– Los efectos del glifosato y Roundup sobre el microbioma en dosis reales de exposición.

La Dra. Belpoggi dijo a la revista EU Food Policy que pediría a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), a la IARC y al Ministerio de Salud italiano que hicieran comentarios sobre el diseño del estudio. Dijo que el Instituto Ramazzini también acogería con agrado las aportaciones de otros organismos científicos de los Estados miembros de la UE. En la política alimentaria de la UE se la cita diciendo:

«Nadie tiene el dinero para hacer un gran estudio por su cuenta, ni un solo Estado o país. Necesitamos que las instituciones de la UE contribuyan al estudio y lo observen en nuestro comité científico».

«Necesitamos un nuevo enfoque en la alimentación, el medio ambiente y el poder de las personas. Espero que las Agencias nos acompañen en este proceso. Queremos responder a la ciencia con ciencia».

Estudios anteriores a largo plazo llevados a cabo por el Instituto Ramazzini han arrojado luz sobre el potencial cancerígeno y han obligado a un cambio normativo en muchos productos químicos, como el benceno, el aspartamo, el cloruro de vinilo, el mancoceb y el formaldehído.

Con 1 millón de euros necesarios para cada uno de los cinco aspectos de este nuevo estudio mundial a largo plazo sobre el glifosato, el Instituto Ramazzini cuenta con que el público en general financie su propio estudio sin ánimo de lucro sobre uno de los productos químicos más omnipresentes.

Lea más sobre y apoye esta investigación aquí: https://glyphosatestudy.org

Fuente: Instituto Ramazzini

———————————————————–

Esta entrada ha sido publicada en Contaminación química y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.