Entries from mayo 2018 ↓

Los ingredientes añadidos a los herbicidas son más tóxicos que su principio activo

Por Carey Gillam, 8 de mayo de 2018

The Guardian

Imagen: Science

Investigadores del Gobierno de los Estados Unidos han descubierto que algunos productos muy populares utilizados como herbicidas, tales como Roundup de Monsanto, son potencialmente más tóxicos para las células humanas que el mismo principio activo que llevan en su composición.

Estos formulaciones herbicidas se usan comúnmente en la agricultura, dejando residuos en los alimentos y el agua, así como espacios públicos, campos de golf, parques y áreas de juegos infantiles.

Estas conclusiones forman parte del primen examen realizado por el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos (NTP, por sus siglas en inglés) de las formulaciones hechas con el ingrediente activo glifosato, pero también se incluyen a otras sustancias químicas. Si bien las agencias de regulación han solicitado pruebas exhaustivas del glifosato de forma aislada, los científicos del Gobierno no han examinado la toxicidad de los productos tal y como se venden a los consumidores, agricultores y otras personas.

Monsanto presentó su herbicida Roundup, que presenta glifosato, en 1974. Pero es ahora, después de más de 40 años de su uso generalizado, que el Gobierno está investigando la toxicidad de los “herbicidas a base de glifosato” en las células humanas.

Las pruebas realizadas por el Programa Nacional de Toxicología fueron solicitadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), después de que la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) clasificara en el año 2015 al glifosato como probable carcinógeno para los seres humanos. La IARC también destacó sus preocupaciones sobre las formulaciones que combinan glifosato con otros ingredientes activos para mejorar la efectividad en la eliminación de las plantas adventicias. Monsanto y otras empresas venden cientos de estos productos en todo el mundo, un mercado que está valorado aproximadamente en 9.000 millones de dólares.

Mike DeVito, Jefe interino del Laboratorio Nacional del Programa de Toxicología, dijo a The Guardian que el trabajo de la agencia está en curso, pero sus primeras son claras en este asunto: “Vemos que las formulaciones son mucho más tóxicas. Las formulaciones [de herbicidas] matan a las células. El glifosato por sí solo no lo hacía”, dijo DeVito.

Vemos que las formulaciones son mucho más tóxicas.

Las formulaciones [de herbicidas] matan a las células.

El glifosato por sí solo no lo hacía”, dijo Mike DeVito,

Jefe interino del Laboratorio Nacional del Programa de Toxicología.

Un resumen del trabajo realizado por el NTP indica que las formulaciones de glifosato disminuyeron la “viabilidad” de las células humanas, alterando las membranas celulares. La viabilidad celular fue “considerablemente alterada” por las formulaciones, indicó.

DeVito dijo que la primera fase de la evaluación realizada por el NTP no quiere decir que las formulaciones causen cáncer u otras enfermedades. Lo que indican es que hay una toxicidad, matando a las células humanas. Esto parece entrar en contradicción con las conclusiones de la IARC que indica que el glifosato, o sus formulaciones, producen estrés oxidativo, una posible vía para la aparición del cáncer. El Gobierno aún debe realizar más pruebas, incluidas aquellas relacionadas con la toxicidad en el material genético de la célula, para así comprender mejor los riesgos, según DeVito.

El trabajo del NTP se inserta dentro de un debate global sobre si las formulaciones químicas de los herbicidas a base de glifosato ponen o no en peligro a las personas expuestas. Más de 4.000 personas, hasta el momento, han demandado a Monsanto alegando que desarrollaron cáncer debido al uso de Roundup, y varios países europeos están promoviendo limitar el uso de estos herbicidas.

Esta evaluación es importante, porque la EPA sólo ha investigado el ingrediente activo. Pero son las formulaciones a las que las personas están expuestas en sus jardines y parques, donde juegan o se producen sus alimentos”, dijo Jennifer Sassm, científica del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

Un problema con el que se han topado los científicos del Gobierno es el secreto con el que mantienen las Corporaciones la lista de ingredientes utilizados conjuntamente con el glifosato en sus productos. Los documentos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información muestran incertidumbre en el seno de la EPA sobre las formulaciones de Roundup y cómo estás formulaciones han cambiado en las últimas tres décadas.

Pues bien, esta confusión se ha mantenido en las evaluaciones del NTP.

No sabemos muy bien cuál es la formulación. Se trata de una información comercial confidencial”, dijo DeVito. Los científicos del NTP recogieron muestran de los establecimientos, aquellos que son los más vendidos según la EPA, dijo.

No está claro si Monsanto conoce la toxicidad de las formulaciones que vende. Pero los correos electrónicos internos de la empresa, que datan de hace 16 años, y que se conocieron a raíz de de un juicio celebrado el año pasado, y que dan una idea de la actitud de la empresa ante la opinión pública. En un correo electrónico interno de la empresa del año 2003, , un científico de Monsanto decía:

No se puede decir que Roundup no sea carcinógeno…no hemos realizado las pruebas necesarias con la formulación para hacer esa afirmación. Las evaluaciones de las formulaciones no están ni de cerca al mismo nivel que las del ingrediente activo”.

Otro correo electrónico interno, de 2010, decía:

Respecto a la carcinogenicidad de nuestras formulaciones, no hemos realizado evaluaciones directamente con ellas…”.

Y otro correo interno de Monsanto de 2002, decía:

El glifosato no es dañino, pero la formulación completa del producto… sí lo es”.

Monsanto no respondió a una solicitud para que hiciese comentarios. Pero en un informe de 43 páginas, la empresa dice que la seguridad de sus herbicidas cuenta con el respaldo de “ la base de datos ambientales y de salud humana más extensa compilada hasta ahora sobre un herbicida”.

Carey Gillam es periodista y escritora, e investigadora de interés público de US Right to Know, un grupo de investigación sin fines de lucro de la industria alimentaria.

—————————————-

¿Es la gente la culpable del fracaso de los cultivos transgénicos? (y II)

El caso de la mandioca transgénica

Por Claire Robinson, 8 de mayo de 2018

GMWatch

Claire Robinson se pregunta si las afirmaciones de que la mandioca (yuca) transgénica resistente a los virus podría «alimentar a millones» de personas.

El ingeniero en genética vegetal Devang Mehta ha abandonado la investigación sobre transgénicos afirmando que la «reacción y la crítica» del público a la tecnología de los transgénicos es la causa de que las universidades de toda Europa estén cerrando sus programas de investigación sobre transgénicos. Este abandono, según Mehta, ha dado lugar a que los pobres del mundo se vean privados de dos transgénicos que podrían «ayudar a alimentar a millones». Se trata del arroz dorado y la mandioca (mandioca) resistente a los virus, que es el tema de su propia investigación.

En la primera parte de esta serie, investigué el arroz dorado transgénico y descubrí que la verdadera razón por la que no está en los campos de los agricultores no tiene nada que ver con la oposición pública a los transgénicos y sí tiene que ver con los problemas de desarrollo que han afectado al cultivo.

¿Pero qué pasa con la mandioca? Una mandioca transgénica resistente a los virus ha sido durante muchos años el «santo grial» del grupo de presión de los transgénicos: buscada durante mucho tiempo, pero nunca encontrada. Al igual que en el caso del arroz dorado, a pesar de que los medios de comunicación suelen ofrecer grandes dosis de publicidad, la mandioca transgénica resistente a los virus sólo existe en la febril imaginación de los ingenieros fitogenéticos y de aquellos que los financian.

La modificación genética de la mandioca para que sea resistente a los virus es algo difícil de realizar de manera estable, y un proyecto tras otro ha terminado en fracaso. La investigación ha sido liderada por el Centro de Ciencias Vegetales Donald Danforth de los Estados Unidos, que se puso en marcha con una donación de 50 millones de dólares de Monsanto.

En 2005, el Danforth Center se jactó de que podía «alimentar al continente» africano con mandioca resistente al virus del mosaico de la mandioca (CMV) – si no fuera por la «confusión y el miedo» generados por los activistas antitransgénicos [ 1]. En 2006 se vio obligada a admitir que su mandioca transgénica experimental había perdido resistencia al virus[2].

Más adelante, en 2015 y una vez más los investigadores del Danforth Center, esta vez en colaboración con científicos de Uganda, tuvieron que admitir que otra mandioca transgénica resistente a los virus había perdido resistencia al CMV (virus del mosaico de la mandioca). De acuerdo con su artículo publicado, esto se debió a los efectos particulares del proceso de cultivo de tejidos que tiene que ser utilizado con todos los métodos de ingeniería genética comúnmente usados en la mandioca [3].

El cultivo de tejidos es el culpable

Irónicamente, los autores observan que el tipo de yuca que estaban tratando de diseñar, la TME 204, que pertenece a una clase llamada variedad de tipo CMD2, era naturalmente resistente al CMV, pero perdió esta resistencia durante el cultivo en el campo: «Los datos… muestran que el mecanismo de resistencia CMD2 fue neutralizado en plantas de líneas transgénicas de TME 204 cultivadas bajo condiciones de campo.» La causa de esta pérdida de resistencia fue el paso de las plantas a través de un proceso llamado cultivo de tejidos, que es una fase necesaria del método de desarrollo de plantas transgénicas [3].

Las variedades CMD2 son susceptibles a otro virus que está afectando al cultivo en África, la enfermedad de la mandioca (CBSD). Por lo tanto, los investigadores de Danforth habían diseñado genéticamente la mandioca del ensayo con un esquema de ARNi (ARN de interferencia/ silenciamiento genético) para tratar de conferir resistencia a la CBSD. La idea aquí es que las moléculas de ARNi diseñadas en la mandioca atacan y silencian la función de los genes cruciales del virus que causan la CBSD, deteniéndola cuando infecta la planta.

¿Podría ser que la pérdida de resistencia al CMV se haya debido a la alteración genética derivada de las moléculas de ARNi modificadas en las plantas? Los autores rechazaron esta hipótesis cuando encontraron que el paso de las plantas a través del cultivo de tejidos, independientemente de si contenían o no secuencias transgénicas de ARNi, era suficiente para hacer que las plantas resultantes se volvieran susceptibles a la infección por CMV[3].

Vínculo de Danforth con el Instituto Federal de Tecnología de Zurich (ETH)

Nada que decir sobre esta relación, pero ¿qué tiene que ver este trabajo de Danforth con Mehta?

Resulta que el Centro Danforth está ligado a la universidad de Mehta, ETH Zurich, a través de una iniciativa llamada Asociación Mundial de la Mandioca para el siglo XXI (GCP21).

Mehta hizo su trabajo sobre la mandioca en el Grupo de Biotecnología Vegetal del ETH de Zurich bajo la dirección del jefe del grupo, Wilhelm Gruissem. Gruissem formó parte del comité internacional de la segunda conferencia científica del GCP21.

El GCP21 afirma que está compuesto por 45 instituciones que trabajan en la investigación y el desarrollo de la mandioca, pero la parte de su sitio web que enumera a sus socios no contiene información. Sin embargo, el GCP21 está presidido por el Dr. Claude Fauquet del Danforth Plant Science Center. La segunda conferencia científica del GCP21 fue patrocinada por el Danforth Center, así como por la Fundación Bill & Melinda Gates, «USAID from the American People»[sic.] («Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional del Pueblo Americano») , y las empresas de transgénicos Monsanto, Syngenta y Cibus.

La presencia de Monsanto en el GCP21 es significativa. Mehta escribió sobre su grupo de investigación de ETH Zurich: «No estamos financiados por Monsanto, y nuestros transgénicos están en gran parte libres de patentes».

Pero esta declaración es ingenua o deliberadamente errónea. Si la investigación financiada con fondos públicos del grupo ETH Zurich llegara a un transgénico comercialmente viable, Monsanto o una empresa similar intervendría, con toda probabilidad, para presentar patentes y organizar acuerdos de licencia. Las empresas de OGM tienen una larga historia de apropiarse de los resultados de la investigación financiada con fondos públicos para sus propias ganancias privadas. Y las propias universidades funcionan ahora como empresas, con departamentos enteros dedicados a establecer los derechos de propiedad intelectual sobre los descubrimientos de sus investigadores[4].

¿Gruissem llevó a la Universidad de California, Berkeley, (UC Berkeley) a los faldones de la Industria Biotecnológica?

El mentor de Mehta, Gruissem, es un candidato maduro para maximizar el potencial comercial de cualquier producto transgénico.

A finales de la década de 1990, antes de que Gruissem asumiera su cargo en el ETH Zurich, estaba en la Universidad de California en Berkeley (UC Berkeley). Según Ignacio Chapela, profesor de ciencias ambientales, política y gestión de la Universidad de California en Berkeley, Gruissem fue «responsable de llevar a mi universidad a los faldones de Novartis (ahora Syngenta), en un primer experimento en lo que ahora se conoce como PPPs o asociaciones público-privadas».

El profesor Chapela se opuso abiertamente al acuerdo. Dijo: «La oposición de principio a esta idea por parte de muchos profesores en el campus, y los términos escandalosos bajo los cuales una empresa suiza con ánimo de lucro pretendía capturar recursos públicos en los EE.UU., hicieron que la propuesta se ralentizara ligeramente, aunque no se detuviera por completo».

En noviembre de 1998, la Universidad de California en Berkeley firmó un acuerdo de investigación de 25 millones de dólares por cinco años con Novartis. El acuerdo daría al Departamento de Biología Vegetal y Microbiana de la UC Berkeley acceso a fondos de investigación, así como a las bases de datos de secuenciación genética de Novartis. A cambio, Novartis tenía los primeros derechos sobre los descubrimientos de patentes realizados durante el período de cinco años[5].

En medio del retraso causado por la oposición al acuerdo, según el relato del profesor Chapela, Gruissem abandonó los EE.UU. para incorporarse a su actual cátedra en la ETH Zurich, donde su investigación se centra en la mandioca, así como en el arroz y el trigo.

El perfil de Gruissem en ETH Zurich afirma: «La mandioca, el cultivo básico de más de 800 millones de personas en todo el mundo y que también es importante comercialmente por su almidón de alta calidad, está afectada por enfermedades virales graves en África y la India que ahora también amenazan a los países asiáticos. Además, el rendimiento de la mandioca en muchos países está a menudo muy por debajo de su potencial agronómico».

El perfil añade: «Reconocemos la importancia de aplicar nuestras habilidades biotecnológicas para proporcionar soluciones en los principales cultivos básicos».

Fracasa la resistencia de los transgénicos a los virus

¿Cómo ha progresado la investigación del departamento de Gruissem para ofrecer «soluciones» transgénicas a los problemas de la mandioca?

Una primera pista está en un intercambio de Twitter el 20 de septiembre de 2017 entre el promotor de los transgénicos Prof. Kevin Folta y Devang Mehta. Folta tuiteaba: «Las pruebas de campo de la mandioca biotecnológica en Uganda muestran otro éxito en la resistencia al virus, protegiendo un cultivo que alimenta a más de 800 M.».

Pero Mehta respondió: «No lo publicitaría mucho. La modificación genética interrumpió la resistencia natural existente al virus más difundido. Mi laboratorio está trabajando en esto».

Mehta parece estar diciendo que el proceso de ingeniería genética destruyó la resistencia natural de las plantas a un virus diferente y más extendido.

Una vez más, los intentos de modificar genéticamente la mandioca para superar la enfermedad viral habían fracasado.

Fue después de este fracaso que Mehta escribió su artículo anunciando que abandonaba la investigación sobre transgénicos. En particular, no admitió los problemas inherentes a la tecnología, optando por culpar a la opinión pública de la «reacción y la crítica» a la tecnología de modificación genética.

El dogma central es vacuo

Ignacio Chapela cree que la decisión de Mehta indica una tendencia. Señala que el «Dogma Central» de la biología molecular: «El ADN hace ARN y el ARN hace proteínas». Este Dogma siempre fue demasiado simplificado y completamente inadecuado para explicar las complejidades de la función de los genes. Sin embargo, el Prof. Chapela cree que todavía constituye la base tambaleante en la que se basa el proyecto de ingeniería genética vegetal y que sigue siendo considerado por el público como una verdad sagrada e incuestionable.

El Prof. Chapela dijo: «Mientras que el nivel de compromiso (institucional, conceptual, financiero, político) con una pseudo-biología basada en la ideología del Dogma Central ha alcanzado un nivel de histeria colectiva, los biólogos que son más serios se han alejado lenta y silenciosamente del campo, por una buena razón: el Dogma Central ha demostrado ser huero en el mejor de los casos, y lamentablemente erróneo y dañino en sus versiones más perniciosas.

Las herramientas de la biología molecular y la hiperindustrialización de tareas como la secuenciación y la amplificación del ADN han proporcionado información útil. Pero entre esta’revolución’ y las descabelladas promesas de los ancianos jinetes de los genes y sus discípulos, cualquier biólogo que se respete a sí mismo sabe que hay una brecha ineludible. No es la «reacción y la crítica» lo que ha provocado el cierre de esos laboratorios en Europa y en otros lugares; desearía que la resistencia de la opinión pública a sus consecuencias políticas, sociales y ecológicas muy reales hubiera sido suficiente para incluso ralentizarlos. La mayoría de sus fracasos se deben a su propia bancarrota conceptual».

No es la «reacción y la crítica» lo que ha provocado el cierre de esos laboratorios en Europa y en otros lugares;

desearía que la resistencia de la opinión pública

a sus consecuencias políticas, sociales y ecológicas

muy reales hubiera sido suficiente para incluso ralentizarlos.

La mayoría de sus fracasos se deben

a su propia bancarrota conceptual».

Investigación de la mandioca transgénica: Peligrosa así como fracasada

Mientras se preparaba este artículo para su publicación, Mehta, Gruissem y sus colegas publicaron un artículo en el sitio web de una publicación acerca de su investigación en la que intentaban crear resistencia a los geminivirus causantes de enfermedades en la mandioca utilizando el sistema de «edición del genoma» CRISPR-Cas9. Su objetivo era diseñar la herramienta CRISPR-Cas en la mandioca junto con una guía de ARN dirigida a dos genes virales, AC2 y AC3, que codifican las funciones cruciales de la proteína viral. La idea era que la mandioca transgénica expresara el CRISPR-Cas9, que destruiría estos dos genes virales. Por lo tanto, cuando el virus infecta la mandioca, no puede propagarse en la planta.

Pero eso no fue lo que pasó. El trabajo de Mehta y Gruissem revela que no sólo fracasó por completo la resistencia al virus CRISPR, sino que también dio lugar a la aparición de un nuevo virus mutante que, de haber escapado, podría haber puesto en peligro todo el cultivo de mandioca.

Los autores concluyeron: «Todavía no hemos probado la capacidad del virus evolucionado para replicarse de forma independiente. Sin embargo, este mutante también puede ser un paso intermedio hacia el desarrollo de un nuevo virus verdaderamente patógeno».

El documento suscitó un comentario en Twitter por parte de un representante de GARNet, una «red de investigación sobre las plantas» con sede en Cardiff, financiada por el organismo público de financiación de la ciencia del Reino Unido, el BBSRC. La persona de GARNet tuvo una sugerencia útil: «El uso de múltiples guías [de ARN] debería reducir la posibilidad de que esto ocurra.» Mehta respondió: «Sí, o mejor dicho, sólo lo retrasa (los geminivirus se recombinan frecuentemente), ¿pero por cuánto tiempo? ¿Y es un riesgo con el que estamos de acuerdo en los campos?»

En su respuesta, Mehta parece desilusionado y cauteloso. Tiene razón en estarlo. Él y sus colegas utilizaron la CRISPR -una herramienta de la que se dice que es muy precisa y que sólo da lugar a cambios predecibles e intencionados- en este caso para curar las infecciones virales de la mandioca. Pero terminaron haciendo al virus potencialmente aún más virulento.

Es evidente que sus experimentos han justificado plenamente la preocupación del público por la tecnología de la ingeniería genética de cultivos. Los resultados de Mehta ilustran una vez más la imprevisibilidad de la tecnología de ingeniería genética de cultivos, incluso cuando se utilizan herramientas de edición del genoma que, según se afirma, sólo producen cambios precisos y predecibles en el ADN de la planta.

Los resultados de Mehta ilustran una vez más

la imprevisibilidad de la tecnología de ingeniería

genética de cultivos, incluso cuando se utilizan

herramientas de edición del genoma que, según se afirma,

sólo producen cambios precisos y

predecibles en el ADN de la planta.

Sin embargo, uno de los investigadores – Mehta – tuvo la temeridad de publicar su artículo atacando al público por lo que él afirma son sus temores y sospechas infundadas. Podríamos ser perdonados por pensar que esto representa un fracaso de la lógica, o quizás incluso de la hipocresía.

Las soluciones no transgénicas funcionan

En la larga historia de autoengaño, exageración y riesgo que es la historia de la (inexistente) mandioca resistente a los virus transgénicos, una enorme ironía pasa desapercibida. Según los expertos, ya existe una solución importante para los virus de la mandioca, y no incluye a los transgénicos.

Michael Farrelly, responsable del programa de la Alianza para la Soberanía Alimentaria en África, con sede en Tanzania, dijo: «Se habla mucho de la CMD [enfermedad del mosaico de la mandioca, causada por el CMV] y de la CBSD. Gran parte del problema en África proviene de los materiales de siembra enfermos. La solución práctica no es la modificación genética, sino la mejora del acceso a material de siembra de calidad, junto con mejores prácticas de gestión de la enfermedad.

La mandioca no se planta de una semilla, sino de esquejes, y no se almacena bien, por lo que los comerciantes de semillas comerciales tienden a no venderla. Por lo general, se negocia de manera menos formal. La estación agrícola de Chambezi en Bagamoyo, Tanzania, está haciendo un gran trabajo al establecer el acceso a material de siembra limpio y resistente a enfermedades, inicialmente desde la estación y luego producido cada vez más por agricultores locales bajo condiciones controladas para asegurar la calidad».

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) está de acuerdo: «Los estrictos procedimientos de cuarentena durante el intercambio internacional de germoplasma de mandioca y el uso de variedades resistentes/tolerantes y material de siembra libre de virus son clave para el control tanto del CMD como del CBSD en África».

Iniciativa Regional de la Mandioca

En 2009, la FAO lanzó la Iniciativa Regional de la Mandioca, un proyecto de cuatro años financiado por la UE para desarrollar y distribuir nuevas variedades de mandioca resistentes al virus. Estas no eran transgénicas. Al final del proyecto, en 2013, la FAO informó: «Los institutos de investigación agrícola iniciaron o completaron su recolección de germoplasma y establecieron parcelas de multiplicación de material de siembra de mandioca mejorado. Las variedades de mandioca resistentes y tolerantes a las enfermedades se pusieron a disposición de las comunidades vulnerables de la región. Se sensibilizó y se involucró a los agricultores a través de grupos de agricultores, donde se les capacitó en técnicas de multiplicación, identificación de enfermedades y mantenimiento de viveros»[6].

El informe de la FAO cita a Hemeri Mikidadi, un pequeño agricultor de Hoyoyo, Tanzania, que participó en el proyecto: «Cuando nuestras cosechas empezaron a morir, teníamos hambre. Nuestros hijos tenían problemas de aprendizaje. Fuimos entrenados en buenas prácticas agrícolas. Ahora dejamos suficiente espacio entre nuestras plantas, sabemos cuando nuestra mandioca es afectada por enfermedades y tomamos las medidas correctas. ¡Mi mandioca es buena y fuerte! Tenemos suficiente para comer y a nuestros hijos les va bien en la escuela»[6].

El proyecto tropezó con dificultades, en particular la propagación de la CBSD, que ha afectado a las variedades resistentes al CMV. Un vídeo de la FAO sobre el programa dice: «Aunque se han hecho progresos, todavía se necesitan más esfuerzos».

Los programas de no modificación genética carecen de financiación

La Dra. Angelika Hilbeck, científica principal de ETH Zurich que tiene muchos años de experiencia en la investigación de la mandioca en Tanzania, explicó: «Varias generaciones de variedades combinadas de mandioca no transgénica resistentes al virus y a la sequía han estado disponibles para los agricultores durante muchos años en algunas regiones de Tanzania. Pero los fitomejoradores locales que trabajan estrechamente con los agricultores en estas variedades de mandioca resistentes al virus lo hacen con tan poco apoyo que no pueden suministrar a todo el mundo y ampliar el proceso de fitomejoramiento y multiplicación hasta donde debería llegar.

El hecho de que estas variedades de mandioca resistentes a los virus existan y se distribuyan a los agricultores es bien conocido, tanto en los círculos agrícolas y de investigación de Tanzania como en los círculos biotecnológicos. Obtienen la poca financiación para multiplicar estas variedades de los mismos donantes que financian el programa de mandioca transgénica de manera mucho más generosa -la Fundación Gates y USAID- a pesar de la baja tasa de éxito y aceptación del programa de mandioca transgénica.

Esto no quiere decir que los virus no sean un problema; definitivamente lo son. Pero los agricultores han estado tratando con ellos durante muchos años y junto con los criadores han desarrollado opciones de trabajo para tratar con ellos. Lo que impide que estas opciones sobresalgan es la falta de financiación y apoyo institucional, no la falta de potencial. En su lugar, el gran dinero fluye hacia una visión de una opción que aún no ha dado resultados tangibles, mientras que la selección lo ha hecho, incluso ante la falta de financiación.

Técnicamente, la opción de los transgénicos siempre será arriesgada. Ya sabemos que los virus evolucionan de forma dinámica. Cualquier opción de un solo gen probablemente se romperá en poco tiempo o tendrá una eficacia limitada. Pero eso es todo lo que esta tecnología puede hacer hasta la fecha, independientemente de la técnica de ingeniería genética utilizada: nueva o antigua. Esto probablemente explica el bajo índice de éxito hasta la fecha, a pesar de la generosa financiación».

En este contexto, la continua obsesión de los investigadores y los financiadores ricos por los transgénicos parece una distracción insensible de los métodos que se sabe que funcionan pero que simplemente necesitan más apoyo para alcanzar sus objetivos.

Riesgos incontrolables

En conclusión, está claro que la retirada de las empresas de alimentos transgénicos en Europa no se debe a las actitudes anticientíficas del público, sino a los problemas inherentes, limitaciones y riesgos incontrolables de la tecnología transgénica. Si la ingeniería genética produjera un solo cultivo realmente útil, ninguna «reacción violenta y crítica» por parte de la opinión pública impediría su comercialización masiva. El paso de Mehta hacia la investigación de «cuestiones más fundamentales en la biología de las plantas» puede resultar más útil para la sociedad así como más gratificante personalmente.

Referencias:

1. Hand E. Hungry African nations balk at biotech cassava: The politics of biotechnology. St Louis Post-Dispatch. http://nwrage.org/content/hungry-african-nations-balk-biotech-cassava. Published September 21, 2005.
2. Donald Danforth Plant Science Center. Danforth Center cassava viral resistance review update. June 2006. http://bit.ly/1ry2DUC.
3. Beyene G, Chauhan RD, Wagaba H, et al. Loss of CMD2-mediated resistance to cassava mosaic disease in plants regenerated through somatic embryogenesis. Mol Plant Pathol. 2016;17(7):1095-1110. doi:10.1111/mpp.12353
4. Food & Water Watch. Public Research, Private Gain: Corporate Influence over University Agricultural Research. Washington, DC: Food & Water Watch; 2012. http://www.foodandwaterwatch.org/news/public-research-private-gain-corporate-influence-over-university-agricultural-research.
5. Dunning R. A Synergistic Union or Selling out? University-Industry Relations, Biotechnology, and the UC-Berkeley/Novartis Partnership. Durham, NC: The Kenan Institute for Ethics at Duke University; 2009. https://bit.ly/2w8s2mu.
6. Food and Agriculture Organization (FAO). Managing Cassava Virus Diseases in Africa: The Regional Cassava Initiative. Rome, Italy: Food and Agriculture Organization (FAO); 2013. http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/emergencies/docs/RCI%20Cassava%20brochure_ENG_FINAL.pdf.

Nota: Las fotos de la mandioca son reproducidas con el permiso del difunto Wally Menne, Timberwatch.org. La foto del niño con tallos de mandioca fue tomada en una aldea del distrito de Kisarawe, Tanzania, al sur de Dar es Salaam. Kisarawe es un punto de recolección de raíces de mandioca traídas por los agricultores locales. Desde allí se transporta en camión a una planta de procesamiento en Dar es Salaam (ver foto del camión).

————————————-

Corrupción en la Industria Médico-farmacéutica

PRIMERA PARTE:

POR LUIS DE MIGUEL ORTEGA

TRANSCRIPCIÓN: FISABEL BÁEZ

Estos datos son reales, existen, a poco que uno investigue se los va a encontrar. Lo primero vamos a ver un pequeño video editado por FARMAINDUSTRIA (texto del video):

¿POR QUÉ LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA Y LOS PROFESIONALES SANITARIOS TRABAJAN CONJUNTAMENTE?¿QUÉ BENEFICIO TIENE PARA LOS PACIENTES Y LOS SISTEMAS DE SALUD?

El trabajo conjunto de la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios, ha jugado un rol vital en la investigación y desarrollo de medicamentos que salvan vidas y su uso en la práctica clínica. Esta relación consolidada y altamente regulada, está basada en un objetivo común, la mejora de la calidad de vida de los pacientes a través de los avances y tratamientos y avance de los mismos.

Su impacto ha sido significativo. Tomemos el VIH, visto como una sentencia de muerte en los 80, es ahora percibido como una condición crónica con la que se convive. Desde los años 90 hemos visto las tasas de mortalidad causadas por el cáncer, reducirse en un 20 %

EN QUÉ TRABAJAN JUNTOS LOS PROFESIONALES Y LA INDUSTRIA

La industria farmacéutica trabaja estrechamente con la profesión médica en actividades muy diversas, dando forma al futuro de la investigación clínica, diseñando y ejecutando ensayos clínicos, compartiendo las mejores prácticas clínicas, trabajando en la concienciación de las diversas patologías, desde la prevención al diagnóstico y tratamientos, y proporcionando programas de apoyo a pacientes.

Los profesionales sanitarios realizan presentaciones para sus compañeros acerca de sus últimos avances médicos. Pueden participar en consejos de expertos donde especialistas se reúnen para aconsejar a los laboratorios en relación a temas concretos en investigación, desarrollo y uso de medicamentos.

Los profesionales sanitarios también pueden recibir apoyo para su participación en reuniones científicas, como es el pago de cuotas de inscripción, desplazamientos y alojamientos.

¿CÓMO SE BENEFICIAN LOS PACIENTES, LOS PROFESIONALES Y LA INDUSTRIA?

Compartir conocimientos se encuentra situado en el centro mismo de la relación entre la industria y la comunidad científica.

La profesión médica ofrece a la industria, una valiosa información en áreas de necesidad médica no cubierta, soluciones terapéuticas potenciales y el uso cotidiano de tratamiento en la clínica.

Esto, ayuda a la industria a diseñar el modo en que desarrolla y aporta nuevos medicamentos para la mejora de resultados en pacientes. A cambio, la industria les proporciona la oportunidad de diseñar el entorno terapéutico a través de programas de investigación clínica, el aprendizaje entre pares, la posibilidad de conocer los últimos avances en el cuidado de los pacientes, que pueden luego aplicar en su propia práctica diaria. Y lo más importante, los pacientes se benefician del desarrollo y uso de nuevos medicamentos, ya sea para la mejora de su calidad de vida o incluso para su curación.

La investigación, desarrollo, autorización y acceso a la mayoría de estos medicamentos están directamente vinculado al trabajo conjunto de la industria y las comunidades investigadora y médica.

¿CUÁNTO SE LES REMUNERA A LOS PROFESIONALES SANITARIOS?

Es del todo apropiado, que los profesionales sanitarios sean compensados de manera adecuada por el conocimiento y servicios que aportan a la industria farmacéutica. La cantidad que perciben los profesionales sanitarios depende del tipo de actividad, nivel de conocimiento y la cantidad de tiempo invertido. El apoyo a la participación en reuniones científicas está ampliamente regulado en los códigos de buenas prácticas de la industria. Garantizan que el transporte y alojamiento resulten apropiados, estando las dietas limitadas monetariamente en cada país.

REFORZANDO LAS COLABORACIONES FUTURAS

En junio del 2016 la Industria farmacéutica en Europa comenzará a publicar en Internet los pagos que realiza a profesionales sanitarios individuales, aportar una mayor transparencia a esta relación que ya se encuentra altamente regulada tiene como objetivo fortalecer las bases para colaboraciones futuras, garantizando que los pacientes en Europa continúen beneficiándose del trabajo conjunto de la industria y los profesionales sanitarios”.

TÉCNICAS DE CORRUPCIÓN MEDICO-FARMACÉUTICA

Investigación científica

Os voy a contar un poco las técnicas de corrupción médico farmacéutica desde el punto de vista del consumidor. Me considero soy consumidor, entre otras cosas soy presidente de una asociación de consumidores más o menos minoritaria, pero que pretendemos defender los intereses de los consumidores de los servicios y productos de salud, incluidos aquellos que consumen productos y servicios de la Sanidad Pública.

No hay que olvidar que el paciente no tiene otra naturaleza jurídica posible que la de consumidor, eso es algo extraño porque en España todavía no hemos asumido que el paciente es un consumidor, con todos los derechos que tienen los consumidores, incluido el derecho a recibir información veraz tanto de asociaciones como esta como de la industria farmacéutica, como de nuestros medios, y ese es el punto de vista.

¿Qué garantía tenemos de recibir información veraz de uso de medicamentos, sobre diagnósticos, sobre pronósticos?. Pues tenemos todo el derecho, pero el problema es que hay otras personas que estructuran una serie de mecanismos para que no nos llegue esa verdad, o por lo menos para limitar esa documentación, pues es información que todo cliente de todo servicio: sanitario, educativo, político, jurídico. .. tiene derecho a tener.

Vamos a ver un poco que técnicas fundamentales son las que emplea la industria, pública y privada, para ocultar o para manipular la información.

Todas estas figuras que os voy a contar que vienen en nombre inglés no es que yo me invente los términos ingleses, son técnica de corrupción que se conocen desde los años 60, no es algo que yo haya descubierto, que vaya a hacer una tesis, ni un doctorado,… son cosas que ocurren desde hace mucho tiempo.

Vamos a empezar por la primera parte, luego me imagino que con el correo os haya llegado bibliografía y no hace falta que os mande copia, si hace falta haremos una copia.

LA PRIMERA PARTE O TÉCNICA O CORRUPCIÓN SANITARIA

Por supuesto de todas estas técnicas sacamos con el que ha hecho video que dirá esto es un mito que no ha existido nunca, pero al final veremos un video si es necesario, donde ya en el 2012 hice un trabajo de investigación sobre la investigación clínica que se hacía antes en una fundación público – privada, dentro de un hospital, donde se ve que todo esto es real. Ejemplo: un hospital con 550 camas, relativamente pequeño, publica 137 trabajos de investigación al año. ¿Creéis que es posible dedicar todo ese tiempo, creéis que es posible escribir todos esos artículos, publicarlos,…en horario de trabajo, en un servicio público, con pacientes públicos? Hay incluso incluso servicios hospitalarios como el de oncología que es capaz de publicar 48 trabajos de investigación al año. ¿Hay personal suficiente con las listas de espera? Hay incluso trabajos publicados en inglés por gentes que tienen dificultad para pronunciar thank you, good morning,…. Y los publican en inglés. Entonces vamos a empezar, vamos a ir al asunto.

1.- DISEASE MONGERS (CREADORES DE ENFERMEDADES)

Disease Mongers, es el especialista en marketing dentro de la industria farmacéutica que se encarga en diseñar una enfermedad o una necesidad clínica o una necesidad de investigación. Venga por ejemplo que determinada condición de la edad, normal, biológica, ..es una enfermedad. O que determinado comportamiento de los niños, ya no es algo normal en los niños, como es la rebeldía, el dinamismo, la expresividad,… sino que es una enfermedad, o que en condiciones tan tristes pero tan frecuentes como la impotencia, que forma parte de la naturaleza humana, es una enfermedad.

También hacen otra cosa los Disease Mongers, al medicamento que clínicamente no tiene ninguna salida práctica le inventan una utilidad, ejemplo divertido , el Viagra, el Viagra fue un medicamento inventado para combatir la hipertensión arterial pero era tan malo, tan inseguro y tan peligroso que decidieron, ¡ bueno pues no lo usamos ¡, pero a alguien se le ocurrió oye que como efecto secundario produce unas erecciones bestiales. ¡ Pues ya está ¡ ¡ Ya le hemos buscado aplicación ¡. Ese es el trabajo del Disearse Mongers. No es un trabajo clínico, no es un trabajo de investigación como el video que se ha expuesto, es un trabajo de marketing, buscar necesidades y dar respuesta a esas necesidades, pero por supuesto a cambio de un precio, no es gratis.

2º.- GHOST WRITERS (ESCRITORES FANTASMA)

El Ghost Writer es aquel personaje de una empresa de servicios editoriales que se encarga de escribir los trabajos de investigación para que los firmen los médicos. Los médicos no tienen que hacer nada más que ir a tomar un café al congreso y allí le ponen el papelito para que lo firme con su nombre. El no ha hecho el trabajo, no ha investigado nada, el no hecho los cálculos, no ha hecho el resumen, el no ha hecho ni la traducción al inglés, se lo han

preparado, sólo se lo han puesto encima de la mesa, solo tiene que firmar y a cambio de esa firma se le paga todos los gastos de “investigación” que ha tenido. Aparte del café se le paga tres o cuatro mil euros. Esto es otra forma que se utiliza y que luego si hace falta lo podemos ver en el video.

¿Que necesitamos para que esto cuele, para que sea fiable, para que sea creíble?. Pues evidentemente no podemos presentar un ensayo de investigación clínica si no hay un diseño previo, no podemos arriesgarnos como farmacéutica a hacer un ensayo aleatorio y que los resultados contradigan lo que nosotros queremos vender, y para eso necesitamos a otro técnico que es el Trial Designers.

3º.- TRIAL DESIGNERS ( EL DISEÑADOR DE ENSAYOS)

Es aquel especialista en ensayos médicos que dice: cómo, cuándo y de que manera hay que hacer el ensayo clínico para que termine demostrando lo que queremos demostrar, y entonces nos encargamos como especialistas de sesgar la investigación, de anular el doble ciego, influir en los sesgos, hacer lavados de medicamentos previos al ensayo, introducción de medicamentos que no conocemos e incluso diseñar unas tablas de resultados que no comprometan los objetivos. Ese es el especialista, y a eso se dedica. Es necesario porque sino esos trabajos de investigación que luego el médico va a firmar no tienen seriedad. Evidentemente el médico no tiene tiempo para hacer un diseño metodológico de ese ensayo de ese ensayo, y necesita un especialista que diga: este es el ensayo que vamos hacer, esto es lo que vamos hacer y esto lo tiene que hacer el especialista y además tienen empresas especializadas en eso.

Unas de las cosas más curiosas que tienen las empresas farmacéuticas es disgregar la empresa, fragmentarla, hacer distintas empresas, de modo que la mayor parte de las empresas farmacéuticas en España, son sociedades limitadas. Podéis ver que Pfeizer es una sociedad limitada con lo grande que es, Lilly, una sociedad limitada, un capital tan limitados de 3.000 o 4.000 euros ¿ cómo puede ser?, una empresa tan grande, pues porque son varias empresas, una es la productora, otra la distribuidora, otra investigadora, otra la que hace el astroturfing… hay distintas empresas. Y esta es una de las empresas que suelen crear empresas de diseño de investigación clínica

Tenemos ahora la parte mas curiosa, el Astroturfers

4º.- ASTROTURFERS (SEMBRADORES DE CÉSPED)

Es una cosa curiosa porque la palabra astroturfing no es más que una marca de despegue artificial. Dirán que tiene que ver una empresa de despegue artificial con la producción medico farmacéutica. Es una técnica de corrupción, se trata de hacer ver que es natural algo que es completamente artificial y cocinado, no es una cosa que acabamos de descubrir aunque el video que hice hace tres años de un trabajo que hice hace cuatro pero es una técnica de corrupción pública que se conoce desde los años 60. Por ejemplo, uno de los primeros casos y más estudiados fue el de un vendedor de vasos de plástico de un pequeño pueblo de Estados Unidos que no vendía los vasos de plástico, entonces fabricó unas pequeñas octavillas, unos pequeños folios sin firmas, sin nombre, sin membrete pero simplemente denunciando que compartir vasos de cristal o metal aunque sean lavados, en las estaciones de trenes, los servicios públicos, era un problema de salud pública y era un riesgo para la población. Simplemente empezó a echar octavillas, hasta que empezaron a comprarle los vasos de plástico. Parecía que por detrás había una inquietud de la población

por la seguridad e higiene, pues no, simplemente detrás había alguien con un pequeño capital dispuesto a invertir para cambiar la conciencia de la sociedad, ese es el Astroturfing.

Ejemplo: de repente, una niña en Valladolid muere por meningitis. De repente aparecen asociaciones de padres, asociaciones de clínicos, sociedades científicas,.. en un año se consigue crear una alarma social que justifica la vacunación de meningitis de toda la población infantil.

Hepatitis, de repente aparecen asociaciones de las que luego ya no se vuelven hablar, de las que luego nunca más se conoce quienes son los miembros, que dicen lo importante que es el tratamiento de los enfermos de la hepatitis C, lo importante que es preveniR, etc, … hasta que es tan grande el movimiento social que el estado compra todos los medicamentos al precio que haga falta para tratar a todos los enfermos de hepatitis, esto es Astroturfing . Esto no solo se utiliza en medicina, se utiliza en todos los campos de la vida pública: política, medicina; para construir un aeropuerto; para construir un hospital; para construir una línea de metro: ¡Es necesario hacer un tranvía en Barcelona! ¡No podemos vivir en Barcelona sin tranvía….!.. Aparecen asociaciones de vecinos por el tranvía, aparecen las asociaciones ecologistas a favor del transporte público, aparecen asociaciones de otros medios de transportes, etc., hasta que parece que hay una realidad, un movimiento social que justifica el poner un tranvía, cueste lo que cueste. Este es el Astroturfing. Esto funciona, funciona en la sanidad continuamente. Para construir un hospital nuevo, para comprar medicamentos nuevos, para argumentar una enfermedad… Lo que se hace, en primer lugar, es que las empresas farmacéuticas generan ese alarmismo social para crear esa sensación de movimiento espontáneo natural de necesidad social. Vdes. pueden decir, esto es un mito, esto no ocurre, esto no es real, esto te lo estas inventando. Hace tres meses se llevaba a cabo un proyecto en España, era un proyecto de iniciativa social. El lema era, “ si quieres cambiar el mundo, si tú quieres tener un proyecto en internet que quiera cambiar la información que hay sobre las enfermedades, si quieres mejorar la información del público sobre las enfermedades, presenta nuestro proyecto, solo necesitas un dominio de internet, un proyecto que informas sobre algo, y ocho horas al día de disponibilidad, nosotros ponemos el dinero y lo que haga falta, tendrás un mentor que te dirá lo que tienes que ir haciendo para que el proyecto florezca”. Esto nada mas que es un proyecto Astroturfing. Compramos a 54 personas que tienen un dominio ocho horas al día para que comenten en todos los medios de comunicación, para que entren en todas las páginas de internet, para que entren en todas las páginas de disidencia sanitarias, para que se metan en todas esas páginas de: acupuntura, moxibustión y todas esas páginas que hay, para que te digan lo malo y lo anticientífico que es eso. Eso es una realidad y luego si queréis podemos debatir y contar casos reales. Ese es el Astroturfing, gente pagada para crear la sensación de que hay una gran, inmensa cantidad de personas preocupadas por un tema y se necesita una solución.

¿Que es lo que normalmente da la sensación de que esto está cocinado?. Hay dos signos de alarma.

Primero: el mensaje se repite viralmente y machaconamente casi incluso con las mismas frases, palabra por palabra. Suele ser un lenguaje violento y obsceno: pseudociencia, engañifas, magufos, … nunca hay argumentos, nunca hay datos,.. Ese es el primer signo de alarma.

Segundo signo de alarma: nunca proponen una solución sencilla de la vida diaria, nunca solución es higiene, precaución, información. La solución es un gran contrato público, una

masiva compra de medicamentos o el sometimiento de toda la población ante la corrupción masiva.

Esos son los dos signos fundamentales de que una noticia sobre: tráfico, sobre meningitis, sobre sanidad,… es Astroturfing.

5º.- DEAD MONGERS, DESENTERRADORES DE MUERTOS

Quizás la parte más desagradable, los desenterradores de muertos

Si yo mañana me levanto a las 8 de la mañana y me acerco a la cama de mi hijo, de mi hija y me lo encuentro muerto,… entre que llamo a la policía, se levanta el cadáver, lo llevan, les pido la autopsia, aceptan la autopsia, pido el informe, me dan el informe, denuncio en público que alguien lo ha amordazado y le ha inyectado algo y lo han matado por la noche pueden pasar 3, 6 meses o un año. Es curioso que a veces parece que tenemos el informe de autopsia de algunos niños fallecidos, e incluso antes de que hayan fallecido. Ese es el Dead Mongers, el fabricante de muertos. Sabe dónde va a haber una situación de crisis, sabe que esa crisis va a terminar en un fallecimiento y va preparando con tiempo toda la documentación para hacerla pública y para echarle el muerto encima a: la falta de tratamiento, al inadecuado tratamiento, a la falta de recursos públicos, tales medicamentos o a las prácticas parasanitarias: pseudociencias, y todas esas brujerías que soléis usar, ese es el Dead Mongers, existe. Voy a poner una situación personal que a mí como enfermero se me ha intentado echar encima un muerto. Eso es algo que ocurre y forma parte de la industria farmacéutica.

6º.- SOCIEDADES INSTRUMENTALES

Todo esto que os contaba el video es verdad, pero esa colaboración público-privada, químico-farmacéutica, médico-clínica, se tiene que sustanciar en alguna estructura. Están las fundaciones de investigación, las sociedades científicas, que no son más que técnicas instrumentales que utilizan las empresas farmacéuticas y los sistemas de salud pública, para mover o poner en puesta de valor, que son mordidas, que no sólo justifican los viajes, no sólo el alojamiento, a veces el viaje es que el médico tenga un coche nuevo y eso se justifica como gastos de viaje. A veces el alojamiento de los congresos se justifica con el pago del alquiler. A veces los gastos de investigación clínica se justifican como la compra del ordenador para el chico. Lo único que hace falta una es una sociedad instrumental y una factura y eso de que se hacen público los datos, sí, en teoría debería ser así, pero al final nos encontramos con que no, al final los datos que se publican son las pequeñísimas mordidas que pagan las farmacéuticas a los residentes. Los adjuntos, los jefes del servicio, normalmente por la cláusula de protección de la intimidad, dicen que lo que no quieren que se publique no se publica y lo que nos encontramos que publican las farmacéuticas son esas pequeñas mordidas que afectan a los residente, las pequeñas personas que trabajan en la sanidad. Esto es así, estas sociedades instrumentales son las que facilitan esa investigación clínica tan necesaria y tan falsa. No nos podemos creer que una sociedad científica, en un hospital pequeño, haga 137 trabajos de investigación, es imposible, materialmente imposible, pero estas sociedades son las lo hacen posible.

Y ahora nos queda el último punto, la parte más peligrosa, la más desagradable de esta corrupción medico-farmacéutica, es el secuestro médico

7º EL SECUESTRO MÉDICO

Es la fusión entre la sanidad, (y que debería ser un concepto que englobase al paciente como consumidor) con la justicia, y obligar a determinados tratamientos de manera involuntaria. Donde más se está dando esto es en los niños y en los ancianos. Son los dos grupos de población más sensibles y más delicados y donde se están abusando más los secuestros médicos. El niño parece que tiene un tumor, necesita que le traten, los padres no están de acuerdo, no lo han visto claro, quieren una segunda opinión… El interés superior del menor, justifica cualquier acción en beneficio del menor, incluido aquello que va en contra del menor y de los padres. La doctrina de las Naciones Unidas es unívoca, el interés superior del menor no se puede utilizar en contra del criterio del niño y de los padres. El niño es quien decide cuál es su interés superior y en caso de que el niño no pueda decidir, son los padres quienes deben decidir el interés superior del niño, nunca la administración, sin embargo no se está aplicando, cada vez se va a dar más, cada vez se está hablando más de vacunación masiva. En psiquiatría no somos capaces, por ahora, de despegarnos de dosis, de tratamientos y tratamientos e internamientos involuntarios a través de procedimientos judiciales que no tienen ningún encaje procesal. Me gustaría algún día tener la oportunidad de contaros como hoy en día todo tratamiento e internamiento involuntarios se están haciendo en aplicación de una orden gubernativa de tratamientos e internamientos involuntarios psiquiátricos del año 1932, porque hoy en día no tenemos ninguna legislación ni sustantiva ni procesal que permita un procedimiento de internamiento involuntario, esta es la situación en la que estamos.

Con esto termino con las técnica de corrupción …..

PASAMOS AL VIDEO DE CASOS CONCRETOS

DEBATE I (preguntas):

DEBATE II (video y preguntas):

—————————–

Graves errores en el Informe de Salud Ambiental 2017 sobre los riesgos para la salud de los campos electromagnéticos

Por Mona Nilsson

Miljöhälsorapport 2017

Resumen

Anders Ahlbom y Maria Feychting

El Informe de Salud Ambiental 2017 publicado por las Autoridades de Salud Pública de Suecia contiene un capítulo sobre los campos electromagnéticos (páginas 200-208, capítulo 10). Esta sección ha sido redactada por Anders Ahlbom y Maria Feychting, ambos profesores en el Instituto de Medicina Ambiental, Instituto Karolinska. Anders Ahlbom y Maria Feychting tienen claros conflictos de interés de los que no informan.

El Informe de Salud Ambiental proporciona una descripción incorrecta de lo que las investigaciones han demostrado sobre los efectos en la salud de los campos electromagnéticos y radiación de microondas de la tecnología inalámbrica. Los errores son fáciles de demostrar, ya que hay evidencias que se han publicado en numerosos estudios científicos. Además cientos de expertos en el campo han informado de estas pruebas sobre los riesgos para la salud. El Informe de Salud Ambiental (Miljöhälsorapporten) debería informar al respecto y realizar una evaluación transparente e imparcial de los conocimientos, de acuerdo con las demandas del Gobierno sobre todas las actividades públicas que sean de interés para la gente. La Agencia de Salud Pública (Folkhelsomndigheet) se olvida de sus directrices sobre cómo actuar con los expertos externos, los dictámenes y el hecho de que hay diferentes posicionamiento al respecto (1).

La radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia emitidas por la tecnología inalámbrica aumenta el riesgo de cáncer, provoca trastornos del sueño, dolor de cabeza, cansancio anormal/fatiga, depresión, ansiedad, estrés, sensación, trastornos cardiovasculares, problemas de memoria y de concentración. Principalmente a través de la investigación se muestra que el usuario del teléfono móvil corre un mayor riesgo de contraer cáncer, y hay pruebas convincentes que demuestran que la radiación provoca estrés oxidativo y daño del ADN en las células.

Los campos magnéticos de baja frecuencia aumentan el riesgo de cáncer entre los niños y los adultos. A través de de las investigaciones se muestra que los campos electromagnéticos de baja frecuencia aumentan el riesgo de Alzheimer y de esclerosis lateral amiotrófica.

230 científicos observaron recientemente:

«Cada vez más estudios científicos demuestran los efectos biológicos y el aumento de los riesgos para la salud, incluso muy por debajo de las directrices actuales: el aumento de riesgo de cáncer, el aumento de la producción de radicales libres dañinos, daños genéticos, deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas, así como los efectos negativos sobre el bienestar».

La pregunta que debe plantearse es: ¿Quiénes son más creíbles, Anders Ahlbom y Maria Feychting, ambos financiados por la industria, o los 230 científicos?

El informe sobre la salud ambiental proporciona una imagen profundamente inexacta de la investigación, algo particularmente grave porque el informe es la base para muchas de las decisiones del gobierno, las autoridades sanitarias y los municipios, sobre la elección de las técnicas y las medidas necesarias para proteger a las personas contra los efectos en la salud de los campos electromagnéticos. También se refiere a la decisión relativa a los niños en la escuela y guarderías.

Informe sobre la salud ambiental 2017 debe ser revisado en colaboración con investigadores que sean capaces de proporcionar una descripción objetiva y una valoración objetiva e imparcial del estado de los conocimientos, de conformidad con los requisitos exigidos por el gobierno sobre todas las actividades públicas, en interés de la salud pública.

Conflictos de intereses de los autores/incompatibilidades

Anders Ahlbom y Maria Feychting tienen evidentes conflictos de intereses que no se presenta en el informe. Hacen referencia de forma reiterada a la ICNIRP (Autoridad de Seguridad de radiación y la autoridad de Medio Ambiente Laboral), sin mencionar que ellos mismos son o han sido miembros de la ICNIRP. La ICNIRP ha recomendado que los valores de referencia o directrices utilizados por las autoridades suecas (Strålsäkerhetsmyndige y Arbetsmiljöverket) no superen los límites máximos permitidos. Los valores de referencia de la ICNIRP son de gran importancia económica y estratégica para la industria, por ejemplo de las telecomunicaciones y TI. En contraste, Ahlbom, como miembro de la ICNIRP durante los años 1996-2008, también participó activamente en el establecimiento de los valores de referencia de la ICNIRP. Maria Feychting es ahora vicepresidenta de la ICNIRP y ha sido miembro de la organización durante muchos años. Se trata de un conflicto de intereses que debería haber aparecido en el informe, ya que se han basado en informes y evaluaciones publicados: todas las pruebas utilizadas para ignorar el valor de referencia de la ICNIRP son inadecuadas, se dice por ejemplo:

No hay evidencias científicas que apoyen que la exposición a campos de radiofrecuencia por debajo de los valores de referencia supongan un riesgo para la salud” (página 205).

La afirmación es manifiestamente incorrecta. Hoy hay amplio apoyo científico que señala que la radiación de radiofrecuencia y los campos magnéticos de baja frecuencia por debajo de los valores de referencia de la ICNIRP suponen un riesgo para la salud. 230 expertos en la materia así lo consideran consideran en EMFscientist 2015 (2).

En 2008, el Instituto Karolinska valoró a Anders Ahlboms (AA) por tener posibles conflictos de intereses por su pertenencia a la ICNIRP. El Consejo de Ética afirma que existe un documento común en el que se describe la forma en que las autoridades de los sectores sanitario y atención médica, incluida la autoridad de Salud Pública, deben tratar esta cuestión. El Consejo de Ética declaró:

Hay un vínculo que AA no puede negar. Para que la imparcialidad y la objetividad no sean anuladas, será necesario compartir distintos puntos de vista. El documento gubernamental hace hincapié que cuando hay disparidad en torno a una cuestión, se debe buscar la opinión de expertos que tengan posiciones diferentes. “Si hay resultados contradictorios, estos deben señalarse…”. Para que los responsables en la toma de decisiones y el público en general puedan extraer conclusiones fundadas, es necesario que todas las partes indiquen claramente las interpretaciones y otras condiciones, tales como las que puedan afectar a cualquier consideración. Por lo tanto, AA debiera señalar sus conexiones con la ICNIRP”.

Lo mismo podría decirse de Maria Feychting, que también debería mencionarse en el informe.

Tanto Anders Ahlbom como Maria Feychting reciben fondos de la industria afectada, especialmente de la industria de las telecomunicaciones (Ericsson, Telia y otros). También es un conflicto de intereses que debe ser comunicado. La industria de las telecomunicaciones se ve afectada en gran medida por las conclusiones extraídas y negativamente afectadas si se identifican riesgos para la salud, lo que generalmente se conoce como un riesgo de desarrollo de utilidades en los informes anuales de la compañía. Durante muchos años, el hermano de Anders Ahlbom ha trabajado en los grupos de presión para TeliaSonera en Bruselas. Durante un año, Anders Ahlbom estuvo en la junta de la compañía consultora de su hermano. La compañía dirigió sus servicios a la industria de las telecomunicaciones. Todo esto es distinto de la información aportada por Anders (3). Estas condiciones fueron evaluadas por la IARC en 2011 como un impedimento para evaluar el riesgo de cáncer por la exposición a la radiación de radiofrecuencia, por esta razón Anders Ahlbom no fue aceptado como experto en la evaluación de los riesgos de cáncer por radiación de radiofrecuencia / microondas.

Además, Ahlbom ha declarado que «el punto de partida es que no hay razón para creer que hay riesgo para la salud por la radiación del teléfono móvil (2012) (4). Se trata de una cuestión delicada, siendo necesaria una explicación transparente y objetiva de los riesgos para la salud y la investigación en este campo, en el sentido de que el año 2012 ya se habían observado implicaciones para el daño del ADN, riesgo de cáncer y otros efectos sobre la salud (véase más adelante).

La Agencia de Salud Pública olvida sus propias directrices sobre la forma en que la autoridad debe tratar a los expertos externos (5) y se dirige a Anders Ahlbom y a Maria Feychting, sin informar sobre esos conflictos de interés.

«Las autoridades tienen la responsabilidad de garantizar que se cumplan los requisitos legales de objetividad, imparcialidad en sus informes«. El capítulo del Informe de salud ambiental sobre campos electromagnéticos no es objetivo, objetivo e imparcial.

Las directrices establecen: «Es conveniente que las diferentes «escuelas» de un ámbito determinado estén representadas en el trabajo de las autoridades sobre el tema en cuestión». Por lo tanto, Anders Ahlbom y Maria Feychting pueden ser vistos como representantes claros de la industria (una escuela) en este importante campo de la salud pública.

Baja frecuencia y campos electromagnéticos

En las páginas 201-202 del Informe de Salud Ambiental, los riesgos para la salud se manejan con campos magnéticos de baja frecuencia. El valor de referencia de la ICNIRP de 100 μT dice proteger contra efectos agudos, moderados y protección exhaustiva contra los efectos de la exposición a largo plazo. En contraste, el valor de referencia de Ahlbom es varias veces más alto que los niveles que las investigaciones han observado que se incrementa el riesgo de leucemia y Alzheimer (de 0.3 a 0.5 μT).

Efectos sobre la salud: Alzheimer, ELA y cáncer

AA y MF afirman que la investigación epidemiológica dice que se aumenta el riesgo de leucemia a los niveles 0,3-0,4 μT, varias veces por debajo del valor de referencia de la ICNIRP de 100 μT. También:

«Paralelamente a la investigación epidemiológica, se está llevando a cabo una amplia investigación teórica y experimental, pero no ha sido posible identificar ningún mecanismo biológico que pueda explicar cómo podría producir la radiación electromagnética este tipo en leucemias u otras enfermedades».

Además, está claro que:

«Para los adultos, especialmente en los años ochenta y noventa, una gran cantidad de enfermedades se relacionaba con la exposición a los campos electromagnéticos. Esta investigación incluye una serie de enfermedades, como cáncer, varias enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson y ALS. También se han estudiado las enfermedades cardiovasculares, ciertas enfermedades psiquiátricas y los resultados del embarazo. La investigación en estas áreas fue originalmente contradictoria, y algunos estudios indicaron que habría una conexión con la exposición al campo magnético, pero la investigación ha avalado de manera inequívoca que no existe conexión entre la exposición al campo electromagnético y el riesgo de enfermedades «.

Estas afirmaciones son extremadamente erróneas y dan lugar a engaño.

Datos: hay muchos estudios que muestran que los campos de baja frecuencia causan daño en el ADN y estrés oxidativo, que son mecanismos conocidos para el desarrollo del cáncer y muchas otras enfermedades. En 2004, se informaron de los resultados del extenso proyecto europeo de investigación REFLEX, que constataba que los campos magnéticos de baja frecuencia causaron daños in vitro al ADN (investigación celular) y promovieron el crecimiento de células cancerosas muy por debajo de las pautas actuales de la ICNIRP actuales. Cita del Informe REFLEX (Traducción de protección radiológica):

«Los resultados de REFLEX que muestran efectos genotóxicos causados por campos electromagnéticos de baja frecuencia son hechos reales. Se observaron fragmentos de ADN simples y dobles en células humanas (fibroblastos) expuestas a campos magnéticos de baja frecuencia a niveles tan bajos como 35 μT, muy por debajo de los valores de referencia «. (6).

En 2014, se publicaron 49 estudios que mostraron los efectos genotóxicos de los campos magnéticos de baja frecuencia. Más de 90 estudios publicados entre 2007 y 2014 mostraron efectos sobre el sistema nervioso central.(7)

Las repetidas pruebas en animales han demostrado efectos dañinos en el cerebro, como los posibles mecanismos detrás de la enfermedad de Alzheimer (8).

En el Seminario del Consejo Científico de la Autoridad de Seguridad Radiológica de mayo de 2016, la propia experta de la Autoridad, Anke Huss, informó (véase el diagrama de la página siguiente) que las investigaciones epidemiológicas mostraron que, en general, aumentaba el riesgo de Alzheimer y ELA cuando se exponían a niveles elevados (más de 0,5 μT ) de campos magnéticos de baja frecuencia, es decir, 200 veces por debajo del valor de referencia de la ICNIRP.
Los estudios con resultados que están a la derecha de la línea central muestran un mayor riesgo.
Todos menos uno muestran un mayor riesgo de Alzheimer y todos menos dos riesgos elevados de ELA.

La mayoría de la investigación sobre leucemia en adultos muestra conexión y mayor riesgo. Esto aclara que la afirmación de AA y MF de que la investigación «reveló de manera inequívoca que no hay conexión entre el campo magnético y el riesgo de enfermedad» es obviamente falsa.
Los resúmenes de la investigación que Anke Huss mostró (vea los gráficos siguientes):

En marzo de 2017, varios meses antes de la publicación del Informe de Salud Pública, se publicó un nuevo estudio realizado en 100.000 mujeres y hombres. El estudio también mostró una correlación entre la mortalidad por ELA y la exposición a niveles elevados de campos electromagnéticos. El riesgo fue 93% elevado para el grupo de mayor exposición. Conclusión de los investigadores:


«Estos resultados refuerzan las evidencias que muestran una correlación positiva entre el campo electromagnético de baja frecuencia y la aparición de ELA«. (12)

También se puede agregar que en 2015 se publicó una encuesta sueca (no incluida en el cuadro anterior, que incluye la investigación publicada antes de 2014), de la que Maria Feychting es coautora. El estudio mostró una asociación positiva para personas expuestas en profesiones expuestas a campos electromagnéticos menores de 65 años y la enfermedad ELA. Del resumen:

«La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se ha relacionado consistentemente con las personas expuestas a los campos electromagnéticos, pero la exposición a los campos electromagnéticos es menos que la exposición de las personas que ejercen una profesión sometida a campos electromagnéticos” (13).

Esto deja claro que María Feychting debe saber que las investigaciones hasta el 2015 ya establecían un vínculo entre las profesiones expuestas a campos electromagnéticos y ELA y que también había evidencias de la exposición a los campos electromagnéticos.
Uno de los mayores estudios del riesgo de tumores cerebrales y la exposición a niveles elevados de campos magnéticos de baja frecuencia
relacionados con las profesiones, incluyendo más de 3700 pacientes con tumores cerebrales en siete países, es el publicado en 2014. Studien indicó un aumento en el riesgo de tumor cerebral para personal ocupacionalmente expuesto como la más expuesta al campo electromagnético de baja frecuencia durante el último año antes del diagnóstico. (14) Una encuesta sueca publicada en 2017 también mostró que los empleados en profesiones con niveles elevados de campos electromagnéticos de baja frecuencia tenían un mayor riesgo de tumor cerebral. (15)
Para el cáncer de mama, los resultados también son variados, sin embargo, muestran un riesgo incrementado
en la mayoría de los estudios. La siguiente tabla de abajo habla también de las falsas afirmaciones de María Feychting y Anders Ahlbom de que la investigación muestra cada vez más claras conclusión de que no es posible demostrar una asociación entre la exposición a campos magnéticos y el riesgo de enfermedad» . (16)

Los estudios han demostrado que los obreros que trabajan en entornos con niveles elevados de campos de baja frecuencia tienen niveles más altos de estrés oxidativo y alterados los niveles de melatonina, los cuales son posibles mecanismos para el desarrollo del cáncer (18).
El informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting afirma en la página 202 que: «una amplia investigación experimental y teórica no ha podido encontrar apoyo para estos riesgos». (para el cáncer, para la leucemia infantil).
La declaración es extremadamente errónea y da lugar a engaño.
Datos: solo entre 2014 y 2017 se publicaron, de acuerdo con un resumen de todas las investigaciones, 59 nuevos estudios científicos que estudiaron los efectos genotóxicos de los campos de baja frecuencia. De estos, 49 (83%) mostraron efectos y 8 no mostraron efectos (19%).

11 de 13 encuestas epidemiológicas publicadas de personas expuestas durante el trabajo o en el hogar han informado que niveles elevados de campos de baja frecuencia pueden causar una disminución o alteración de la producción de melatonina. Dado que se sabe que la melatonina tiene efectos protectores contra el cáncer y el Alzheimer, este es también un posible mecanismo subyacente para aumentar el riesgo de cáncer y riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer (21) (22).

Campos de radiofrecuencia
Informe sobre Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting dice en la página 203: «Aunque no se conoce ningún mecanismo de acción de los efectos en la salud a bajos niveles de exposición (es decir, por debajo de los niveles de referencia existentes / directrices de la ICNIRP) una amplia investigación experimental y epidemiológica llevada a cabo, pero no se han descubierto riesgos para la salud «.
La declaración es groseramente incorrecta.
Hechos: En la actualidad hay numerosos estudios científicos publicados que muestran posibles métodos de investigación, así como investigaciones experimentales y epidemiológicas que muestran efectos sobre la salud.
En la literatura científica, se ha hecho desde 1960-70, en los que se describe que la radiofrecuencias y microondas afectan principalmente el sistema nervioso central, que a su vez se manifiesta en la sintomatología descrita como síndrome de microondas y a menudo se hace referencia a él como «hipersensibilidad electromagnética». La radiación de microondas se ha demostrado que afecta a la producción de hormonas, incluyendo niveles alterados de melatonina durante el sueño, neurotransmisores como la serotonina y la dopamina (23).

Durante la década de 1990 se publicó una investigación que demostró que los animales tenían más tumores después de la exposición a la radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia (24). Muchos estudios de investigación publicados en el siglo XXI ya han demostrado que la radiación de microondas/radiación de radiofrecuencia provoca estrés oxidativo y daño del ADN.

El año 2004 se publicaron los resultados del proyecto europeo de investigación REFLEX, realizado en varios laboratorios diferentes, mostrando que la radiación de microondas/CEM de radiofrecuencia (RF) de baja frecuencia y campo electromagnéticos causan daño del ADN en la investigación in vitro (células). El informe que presenta el resultado dice:

«LOS RESULTADOS DE REFLEX apoyan la opinión de que los campos electromagnéticos y la radiofrecuencia tienen efectos genotóxicos, si bien no en todos los sistemas celulares”.

«No hay ninguna razón más para argumentar que desconocemos los mecanismos biológicos que pueden causar el desarrollo de trastornos funcionales y enfermedad crónica en los animales y el hombre” (25).
En 2015 se publicó un resumen de las investigaciones, informando que 93 estudios de 100 que estudiaron los efectos del estrés oxidativo de la radiación de radiofrecuencia / microondas demostraron que la radiación causa estrés oxidativo (26). El estrés oxidativo se ha convertido en un mecanismo conocido detrás del cáncer, Alzheimer, ELA y muchas otras enfermedades.

En 2009, se informó que la mayoría, 49 estudios, informaron de efectos genotóxicos de los campos de radiofrecuencia (mientras que 42 no observaron efectos genotóxicos). La conclusión es que hay amplias evidencias de que la radiofrecuencia puede alterar el material genético en las células expuestas y en los animales, que a su vez pueden ser causados ​​por la formación de radicales libres o un impacto en la capacidad de las células para reparar el daño del ADN (27).
En 2014 el informe BioInitiative señala que 144 estudios han demostrado los efectos genotóxicos de la radiación de radiofrecuencia / microondas. (La mayoría de todos los estudios, el 68% del total de 211 ensayos) (28).

En el mayor estudio en animales jamás realizado sobre los efectos cancerígenos de la radiación de radiofrecuencia / microondas por el Programa Nacional de Toxicología (PNT) de os Estados Unidos, se informaba que la radiación del teléfono móvil provocaba tanto una mayor incidencia de tumores en el cerebro y el corazón, y daño del ADN en las células de diferentes órganos. El estudio ha costado más de 200 millones y es el más conocido hasta el momento y fortalece significativamente el hecho de que la radiación de microondas de la tecnología inalámbrica causa cáncer (29).
Valores de referencia y exposición
El Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting informa en la página 203: «Para la población en general, el teléfono móvil es la fuente más importante de exposición. Cuando el teléfono móvil transmite a máxima potencia, el nivel de exposición se acerca a los valores de referencia recomendados por la ICNIRP, mientras que los campos de las estaciones base de telefonía móvil son al menos 1.000 veces más bajos”. Datos: 9 de 10 teléfonos móviles pueden exceder los valores de referencia, tal como recomienda la ICNIRP (es decir, Ahlbom y Maria Feychting) y 4 de 10 doblan el valor de referencia cuando los móviles transmiten a la potencia máxima y se colocan directamente contra el cuerpo. Disponemos de las mediciones realizadas por la Agencia Francesa de Correos y Telecomunicaciones, ANFR, en los últimos años. Los resultados fueron presentados en un informe de la Agencia Francesa ANSES en 2016 y los resultados parciales publicados en mayo de 2017 (30). El teléfono móvil es la mayor fuente de exposición cuando se utiliza, pero la estación base es a menudo la fuente suplementaria más importante, ya que a diferencia de los teléfonos móviles, exponen a la gente durante todo el día.

Según una encuesta realizada en Suiza en 2009, las estaciones base fueron la fuente más importante de exposición (31). Después de 2009, se han añadido routers WiFi y otros productos de consumo inalámbricos, lo que puede haber cambiado la imagen. A pesar de su responsabilidad de control ambiental, la Autoridad de Seguridad Radiológica no ha investigado cómo afecta a muchos hogares, escuelas, preescolares y lugares de trabajo.
Que la radiación de las estaciones base sea 1000 veces menor (= 10,000 μW / m2) no significa que la radiación no tenga riesgos para la salud. Por el contrario, la investigación ha demostrado que la exposición a niveles de 100 μW / m2, es decir, 1 millón de veces más bajo que los valores de referencia actuales, aumenta el riesgo de problemas de salud y cáncer. El Informe de Bioinitiative de 2012 que cubre el área de estudio de 1800 investigaciones publicadas entre 2007 y 2012 indicó lo siguiente:


«Hay efectos que se producen a niveles muy bajos de exposición a campos electromagnéticos y radiación de radiofrecuencia. Los efectos pueden ocurrir dentro de los primeros minutos de exposición a teléfonos móviles o teléfonos inalámbricos. Los efectos también pueden ocurrir en cuestión de minutos por la exposición a teléfonos móviles, WiFi y medidores de potencia inalámbricos que proporcionan una exposición total del cuerpo. La exposición crónica a estaciones base puede provocar problemas de salud «. (32).

Uso del teléfono móvil y tumores cerebrales

El informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting recoge en la página 203: «Hay bastantes estudios sobre el uso de teléfonos móviles y el riesgo de tumores cerebrales. Con algunas excepciones, los resultados no han mostrado un aumento en el riesgo de tumores cerebrales asociados con el uso de teléfonos móviles «.
La declaración es incorrecta.
Hechos: la mayoría de los estudios muestran que el uso de teléfonos móviles aumenta el riesgo de tumores cerebrales malignos y tumores en el nervio auditivo. Tres nuevos metaestudios, es decir, estudios que agregaron todas las investigaciones actuales y publicados en revistas científicas en la primera mitad de 2017, informan que la investigación muestra que el uso móvil está asociado con un mayor riesgo de tumor cerebral (13). En 2013, se publicó una compilación previa que también concluyó que el uso del teléfono móvil está asociado con un mayor riesgo de tumor cerebral.

La Fundación para la Protección Radiológica compiló los últimos 10 años de investigaciones en este campo en una hoja informativa que muestra claramente que actualmente hay una larga lista de resultados publicados que muestran un mayor riesgo de tumor cerebral (34). Según un destacado experto en cáncer, el Dr. Anthony Miller, ya no es posible ignorar las evidencias de que la radiación proveniente de los teléfonos móviles causa cáncer, porque cree que la radiación de la radiofrecuencia / telefonía móvil debe considerarse como «carcinógena para el ser humano» Grupo 1, según el sistema de clasificación de la IARC (35). La conclusión ya había sido tomada por el médico e investigador sueco Lennart Hardell y Michael Carlberg, como en estudios epidemiológicos repetidos, demostrando que el uso del teléfono móvil aumenta el riesgo de tumor cerebral y que el riesgo aumenta con el aumento de la exposición (36).

La conclusión extraída de los nuevos análisis es:

1) El uso móvil se asocia con un mayor riesgo de tumor cerebral siendo mayor si la exposición es más duradera: el riesgo aumenta cuanto más tiempo se usa el teléfono móvil (37).
2) «Concluimos que existe una relación significativa entre el uso durante diez años y el riesgo de tumor cerebral» (38).
3) «El riesgo de tumor cerebral varió con la calidad de las investigaciones. Los estudios de mayor calidad tienden a mostrar riesgos más altos y para los estudios de mayor calidad los riesgos varían entre + 21% y + 160% (39).


Los tribunales italianos han considerado que la investigación respalda que los teléfonos móviles pueden causar tumores cerebrales. En dos decisiones, se estableció que el uso de teléfonos móviles y el uso de teléfonos inalámbricos causaron tumores cerebrales (40).
Maria Feychting y Anders Ahlbom argumentan además sobre los riesgos para los niños:

«En él (el estudio del tumor cerebral para usuarios de dispositivos móviles), no se observó un mayor riesgo de tumores cerebrales entre los niños y jóvenes que usaban teléfonos móviles«.

La declaración es incorrecta

Datos: el estudio al que se hace referencia en la cita anterior muestra un mayor riesgo de tumor cerebral para los niños que usaron más el teléfono. Los riesgos incrementados se informan de manera consistente, aunque no se garantiza estadísticamente. El riesgo es más del doble y está estadísticamente comprobado para los niños que que utilizaron más el teléfono móvil (+ 115%).
Además, la encuesta actual subestima el riesgo ya que la exposición total de teléfonos móviles y teléfonos inalámbricos no se ha tenido en cuenta (41). Otros investigadores también han expresado su crítica a las conclusiones extraídas por Maria Feychting y Anders Ahlbom (42). Además, Maria Feychting y sus colegas de investigación, que realizaron el estudio, sólo consideraron los primeros tres años de uso del teléfono inalámbrico. no el total, aunque muchos niños / adolescentes en el estudio probablemente hayan usado el teléfono inalámbrico durante un número considerable de años.

Esto lleva a una subestimación del riesgo (43). El estudio fue financiado en gran parte por la industria de la telefonía móvil a través de una fundación suiza.
Las siguientes dos tablas del estudio actual de niños (CEFALO) aclaran que hay riesgos cada vez mayores (OR => 1). Una conclusión objetiva es que el estudio muestra riesgos elevados no asegurados estadísticamente (con un 95% de seguridad).

Cáncer, antenas de radio y televisión, así como las estaciones base de telefonía móvil
En la página 204 del Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting se dice que: «Hay varios estudios epidemiológicos de cáncer y la exposición de RF de los transmisores de radio y televisión y las estaciones base de telefonía móvil, no mostrando ninguna asociación entre la exposición y el cáncer»
La declaración es totalmente falsa ya que no proporciona una declaración objetiva de que la mayoría de los estudios muestran un mayor riesgo de cáncer.
Datos: estudios epidemiológicos repetidos muestran la conexión entre la exposición a las antenas de radio y televisión, así como a las estaciones base para telefonía móvil y el cáncer.
En el seminario de la Autoridad de Seguridad Radiológica de Suecia (SSM), en mayo de 2016, Martin Röösli dijo que la investigación constante hasta el año 2003 mostraba un aumento del riesgo de leucemia infantil en las proximidades de las antenas de radio / TV. Mostró la siguiente tabla con los resultados marcados en rojo que indicaban mayores riesgos y escribe en rojo y con signos de exclamación los resultados que indicaban ese mayor riesgo.

Por lo menos hay nueve estudios científicos publicados en revistas científicas que muestran un mayor riesgo de cáncer en las cercanías de antenas de radio o televisión. Además, hay al menos cinco estudios científicos que muestran un mayor riesgo de cáncer en las cercanías de las antenas de telefonía móvil (44).

Además otros 12 estudios científicos muestran que en las proximidades de las torres de telefonía móvil se produce un aumento del riesgo de los síntomas de síndrome de microondas o «hipersensibilidad electromagnética», es decir, insomnio, dolor de cabeza, depresión, memoria y problemas de concentración (45).
Hay muchos testimonios e informes de enfermedades relacionadas con antenas de telefonía móvil y estaciones base de telefonía móvil en Suecia. Un estudio realizado en Suecia examinó el estado de salud o el riesgo de cáncer entre las personas que viven cerca de los transmisores. Este es también un aspecto importante que debe mencionarse en el informe. La legislación ambiental contiene disposiciones sobre las medidas de protección que debe realizar el operador. También hay evidencias científicas de que no es seguro y supoone un mayor riesgo de cáncer el permanecer mucho tiempo a niveles de 1.000 veces por debajo de los niveles señalados por la ICNIRP (= 10 000 mW / m2), como Anders Ahlbom y Maria Feychting sugieren.

Estadísticas sobre tumores cerebrales
En la página 204, afirman Anders Ahlbom y Maria Feychting que la incidencia de nuevos casos de tumores cerebrales en las estadísticas de tumor cerebral se ha mantenido estable desde la introducción de los teléfonos móviles, y que esto indicaría que el teléfono móvil no aumenta el riesgo.
Datos: Las estadísticas sobre nuevos casos de tumores cerebrales son contradictorias y el número de muertes cerebrales está aumentando claramente en algunos países, incluida Dinamarca. Desde 2003 ha habido un claro cambio de tendencia y la incidencia está aumentando. El Registro Sueco de Cáncer no aumenta el número de muertes cerebrales. Sin embargo, es bien conocido entre los que trabajan con el registro de la Junta Nacional del Cáncer no se registran los tumores cerebrales, por lo que no es confiable para extraer conclusiones en cuanto a si los teléfonos aumentan aumentan el riesgo de tumor cerebral o no. Sin embargo se observa en otros registros un aumento alarmante, entre otras cosas, tumor cerebral de naturaleza incierta (D43), en el Registro de causas de muerte, y diagnósticos para la atención de pacientes internos y externos, según han informado científicos suecos (46) (47).
A continuación se muestra un gráfico del número de nuevas muertes cerebrales en Dinamarca entre 1990 y 2015. Las estadísticas están tomadas del Registro Danés de Cáncer (48).

Hipersensibilidad electromagnética / Síntomas no saludables relacionados con la radiación
El Informe sobre la Salud Medioambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting afirma que «no hay datos científicos que confirmen que la exposición a campos electromagnéticos causen o contribuyan a estos síntomas» (página 202) y «No hay evidencias científicas de que sean los campos electromagnéticos tales como radiofrecuencia y los campos asociados con la telefonía móvil o redes inalámbricas, que den lugar a los síntomas descritos por personas que se perciben a sí mismas como hipersensibles «(página 205).
Las afirmaciones son igualmente incorrectas.
Datos: Hay gran cantidad de datos científicos publicados y resultados, así como resúmenes de los resultados que confirman que los campos electromagnéticos e incluso campos de frecuencia de microondas causan o contribuyen a los síntomas de la enfermedad incluyendo trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas de concentración / memoria, mareos, depresión, ansiedad, alteraciones del ritmo cardíaco, dolor en las articulaciones, fatiga / fatiga anormal. El también se llama de hipersensibilidad o en inglés «electrohypersensitivity, EHS». Los síntomas reportados por un grupo cada vez mayor de personas, entre ellas el ex director general de la Organización Mundial de la Salud, la ex primera ministra de Noruega Gro Harlem Brundtand, como un efecto directo de la exposición a campos electromagnéticos y / o radiación de microondas de la tecnología inalámbrica.
El apoyo proviene de la investigación en animales y humanos expuestos a niveles elevados de dicha radiación (49).

La mayoría de los estudios de exposición a posibles sospechosos tienen serios errores por lo que pueden dar lugar a falsas interpretaciones. Una razón importante es que no existen criterios para distinguir a los sospechosos verdaderamente susceptibles de los no susceptibles, porque la mayoría de los estudios no aseguraron que las personas fueran sensibles a los factores medioambientales evaluados. Un ejemplo de ello es un estudio del Instituto Karolinska, donde los síntomas de electrosensibilidad (es decir, «EHS») consistía en una mayoría de personas que utilizan el teléfono más de 40 minutos al día, mucho más que el grupo asintomático. El estudio también mostró que la radiación móvil causaba dolores de cabeza y los efectos de estrés cerebral / impacto sobre el sueño, en ambos grupos, que apoya los síntomas derivados de la exposición a la radiación proveniente del teléfono móvil (50). Para una revisión minuciosa de las deficiencias en los estudios de exposición se hizo en base a una pregunta a la Asociación Nacional de Hipersensibilidad Electromagnética (51). Los científicos creen que los estudios de exposición no pueden dar respuestas precisas cuando se lleva a tal nivel de estrés en las personas hipersensibles que el resultado, inevitablemente, se verá afectado por el estrés (52).
El cerebro es muy sensible a la radiación electromagnética. Los efectos sobre la función del sistema nervioso central por la radiación electromagnética han sido reportados en la literatura científica desde hace medio siglo. El cerebro mismo usa señales electromagnéticas débiles para controlar funciones importantes. Por lo tanto, no es extraño que la función del cerebro se vea afectada por las señales significativamente más fuertes y alarmantes de la tecnología inalámbrica y de los equipos eléctricos.

Hipersensibilidad electromagnética

Los síntomas de la enfermedad llamada síndrome de microondas fueron reconocidos como un efecto de las microondas por la medicina soviética en la década de 1970 y eso que en Europa del Este tenía niveles 100 veces más bajos que los actualmente recomendados por la ICNIRP / Anders Ahlbom y Maria Feychting . Los efectos observados y descritos científicamente reportados desde hace 50 años sobre el síndrome de microondas o síndrome por radiación de radiofrecuencia de la tecnología inalámbrica incluyen: Dolor de cabeza, insomnio, fatiga, sudoración, mareos, alteraciones visuales, depresión, ansiedad, aumento de la sensibilidad al estrés, irritabilidad, trastornos del comportamiento, problemas de memoria, concentración y problemas de aprendizaje, trastornos del corazón / presión en el pecho y trastornos en la función tiroidea. También se han descrito en una compilación de investigaciones de Europa del Este llevada a cabo por el profesor Karl Hecht, Alemania (véase en particular las páginas 16-18) (53). Si la exposición persiste durante un tiempo prolongado, el sistema inmunitario finalmente se agota y se desarrollan enfermedades crónicas, incluido el cáncer. [5]
El científico americano, el Dr. Robert O Becker, escribió en 1990 que los efectos eran principalmente cambios en la función cerebral que resulta en un cambio de comportamiento, problemas de aprendizaje, depresión, y los efectos del estrés que finalmente conduce a un sistema inmune debilitado, enfermedades crónicas si la exposición dura más tiempo (54).

En 2015-2016, 223 científicos que trabajan sobre el terreno en una posición común han descubierto que los estudios más recientes de los últimos años han mostrado efectos negativos para la salud:


«Cada vez son más los estudios científicos que demuestran los efectos biológicos y el aumento de riesgos para la salud incluso muy por debajo de los valores de referencia: Incremento de las tasas de cáncer, aumento de la formación de radicales libres dañinos, daño genético, el deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas y efectos negativos sobre el bienestar».


Un Informe de Expertos Internacionales (Informe BioInitiative) informó en 2014 que la mayoría de las investigaciones publicadas entre 2007 y 2014 muestran que la radiación afecta el sistema nervioso. Un total de 234 estudios muestran que la radiación del móvil y los campos de baja frecuencia afectan negativamente al sistema nervioso central. Los experimentos repetidos en animales muestran que las células nerviosas mueren, la memoria se deteriora y alteran el comportamiento y tiene efectos hormonales.
La Agencia francesa para la seguridad del medio ambiente y en el trabajo en su Informe publicado en 2016, encontró que los niños expuestos a las radiaciones de radiofrecuencia / microondas tienen un mayor riesgo de problemas cognitivos (aprendizaje, memoria, concentración) y por el uso de la tecnología informática, el riesgo para la salud mental (55).

La Fundación para la Protección de la Radiación ha informado continuamente sobre nuevas investigaciones en los últimos años, incluidos los efectos negativos sobre la salud mental. La radiación de las redes móviles e inalámbricas (WiFi) y el uso de ordenadores con tecnología inalámbrica aumenta el riesgo de problemas de salud mental, problemas de sueño, concentración y memoria, depresión, fatiga, estrés y ansiedad, y dolor de cabeza. La investigación exhaustiva en humanos y animales confirma que los campos electromagnéticos y la radiación de microondas / radiofrecuencia causan síntomas nocivos y efectos adversos sobre el sistema nervioso central y afectan el sistema hormonal (56).

Evaluación de riesgos

En la página 205, el Informe de salud ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting argumenta: «No hay respaldo científico de que la exposición a los campos de radiofrecuencia bajo los valores de referencia actuales representen riesgos para la salud. Por supuesto, no se puede descartar que para tiempos de exposición más largos, los patrones de uso especiales o cualquier técnica específica estén asociados con riesgos para la salud o que existan riesgos en relación con enfermedades no estudiadas, pero no hay razones científicas para sospechar esto”.
La declaración es incorrecta.
Datos: la investigación exhaustiva muestra riesgos para la salud. La lista de resultados científicos publicados que muestran los riesgos para la salud en forma de cáncer, estrés oxidativo, daño en el ADN, daño en los espermatozoides, daño a los animales, síntomas no saludables entre los grupos altamente expuestos es muy extensa. La Radiation Protection Foundation compiló investigaciones publicadas entre 2008 y 2017 (ver apéndice).

El informe BioInitiative de 2012 presentó un total de 1.800 estudios publicados entre 2007-2012 sobre la investigación de riesgos para la salud de campos electromagnéticos y radiofrecuencias. La conclusión fue:


«En general, estos aproximadamente 1800 nuevos estudios informan la transcripción anormal de genes; la genotoxicidad y el daño del ADN de cadena doble y simple, acentúan las proteínas debido a la naturaleza fractal del ADN similar a la antena de RF; condensación de cromatina y pérdida de la capacidad de reparación del ADN en células madre humanas; reducción de eliminadores de radicales libres -particularmente melatonina, neurotoxicidad en humanos y animales, carcinogenicidad en humanos, impactos graves en la morfología y función de los espermatozoides humanos y animales, efectos sobre el comportamiento de los descendientes y efectos en el desarrollo cerebral y craneal en los hijos de animales que están expuestos a la radiación del teléfono celular durante el embarazo. … Se puede suponer razonablemente que muchos de estos efectos biológicos producen efectos adversos para la salud si las exposiciones son prolongadas o crónicas. Esto se debe a que interfieren con los procesos corporales normales, evitan que el cuerpo cicatrice el ADN dañado, producen desequilibrios del sistema inmune, trastornos metabólicos y una menor capacidad de resistencia a las enfermedades a través de múltiples vías. Los procesos corporales esenciales pueden eventualmente ser desactivados por tensiones externas incesantes y llevar a un deterioro generalizado de las funciones metabólicas y reproductivas «.

Además, se extrae la conclusión :

«Los efectos biológicos son claros y pueden ocurrir a niveles muy por debajo de los valores de referencia actuales … Se necesitan inmediatamente medidas de protección potentes y una advertencia clara al público». (57).

223 científicos han firmado conjuntamente una carta que establece que los valores límite actuales son demasiado altos y deben revisarse :

«Cada vez más estudios científicos demuestran los efectos biológicos y se corren mayores riesgos de salud muy por debajo de las directrices actuales: aumento de cáncer, aumento de la formación de radicales libres dañinos, daño genético, deterioro del aprendizaje y la memoria, enfermedades neurológicas y efectos negativos sobre el bienestar» (58).

También piden que a los niños y las mujeres embarazadas se les da una protección especial, el público esté informado acerca de los posibles riesgos para la salud de los campos electromagnéticos y entrenado sobre medidas para reducir los riesgos de salud, profesionales de la salud reciban información sobre efectos en la salud y el tratamiento de los pacientes con síntomas de malestar vinculados a los campos electromagnéticos, los gobiernos debieran financiar dicha formación e investigaciones sobre campos electromagnéticos y salud, independientemente de la industria; […].

En reiterados comunicados, investigadores, médicos y científicos han informado en los últimos años que los riesgos de salud están creciendo y que las personas necesitan estar informadas sobre los riesgos y medidas para proteger al público y especialmente a los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y los enfermos, así como «hipersensibilidad» (59), (60), (61), (62).

Conclusión

El Informe de Salud Ambiental de Anders Ahlbom y Maria Feychting proporciona una descripción groseramente incorrecta y sesgada de lo que las investigaciones muestran sobre los riesgos para la salud debido a la exposición a campos electromagnéticos. No se informa de las investigaciones que muestran riesgos para la salud e incluso se afirma que no hay tales investigaciones. Además, no se informa que varios cientos de científicos que trabajan en este campo hacen una evaluación completamente diferente. El Informe de Salud Ambiental no cumple con los requisitos básicos de objetividad imparcialidad y legitimidad, como lo explican los conflictos de intereses o ideas delirantes de los autores. El Informe de Salud Ambiental tampoco cumple con los requisitos propios de las autoridades sobre las investigaciones realizadas por expertos:

Si hay resultados contradictorios, estos deben señalarse… Para que los responsables en la toma de decisiones y el público en general puedan extraer conclusiones fundadas, es necesario que todas las partes indiquen claramente las interpretaciones y otras condiciones, tales como las que puedan afectar a cualquier consideración”.

El hecho de que el Informe de Salud Ambiental brinde una imagen profundamente inexacta del estado de la investigación es extremadamente grave porque el informe afecta en muchas decisiones sobre selección de tecnología y medidas para proteger a las personas de los efectos de los campos electromagnéticos, el gobierno y los municipios. También se refiere a las decisiones con respecto a los niños en la escuela y preescolar.
El Informe de Salud Ambiental debe retirarse y revisarse en colaboración con investigadores que puedan proporcionar una evaluación subjetiva e imparcial del estado del conocimiento de acuerdo con los requisitos del gobierno para las actividades públicas y los intereses del pueblo sueco: el interés de la Autoridad de Salud Pública.

—————————————–

Referencias:

1 http://www.socialstyrelsen.se/blanketter/Documents/jav-externa-information-sv.pdf

2 EMFScientist appeal 2015; https://www.emfscientist.org/index.php/emf-scientist-appeal

3 Svenska Dagbladet: Svensk mobilexpert utreds https://www.svd.se/svensk-mobilexpert-utreds

The press Conference of the Research Day of the Finnish Institute of Occupational Health. Risk and Precaution in the light of Electromagnetic Fields; 2012; https://www.youtube.com/watch?v=-bvIyxQxQwg

5 http://www.socialstyrelsen.se/blanketter/Documents/jav-externa-information-sv.pdf

6. REFLEX Final report 2004, https://www.itis.ethz.ch/assets/Downloads/Papers-Reports/Reports/REFLEXFinal-Report171104.pdf, sid 203

7 Bioinitative report, update 2014. http://www.bioinitiative.org/new-studies-show-health-risks-from-wireless-tech/

8 Jiang et al. 2013, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23523687; Jiang et al. 2016 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26972535

9 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

10 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

11 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

12 Koeman et al. 2017; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28356332

13 Fischer et al. 2015; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26414853

14 Interocc 2014: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4154968/

15 Carlberg et al. 2017 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28394434

16 Chen et al. 2013 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23869239

17 https://www.stralsakerhetsmyndigheten.se/om-myndigheten/organisation/rad-och-namnder/vetenskapligt-rad-for-elektromagnetiska-falt/#

18 Zhang et al. 2017 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28537898

19 Bioinitiative report: http://www.bioinitiative.org/conclusions/

20 Rondanelli et al. 2013: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3788186/

21 Halgamuge 2013; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24772943

22 Bioinitiative report: http://www.bioinitiative.org/conclusions/

23 Bland annat Buchner et Eger 2011 http://www.umg-verlag.de/umwelt-medizin-gesellschaft/111_be_z.pdf; Kim et al. 2015 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26189731; Qin et al. 2012; https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22891885; Burch et al. 2002 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12456290

24 Repacholi et al. 1997 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9146709; Chou et al. 1992 http://www.magdahavas.com/wordpress/wp-content/uploads/2010/09/Chou-CK-et-al.-Long-term-MW-rad-of-Rats-1992.pdf

25 Relfex Final report, sidor 216 samt 237 https://www.itis.ethz.ch/assets/Downloads/Papers-Reports/Reports/REFLEXFinal-Report171104.pdf

26 Yakymenko et al. 2015: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/15368378.2015.1043557

27 Ruediger, HW: Genotoxic effects of radiofrequency electromagnetic fields. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19285841

28 BioInitiative 2014: http://www.bioinitiative.org/new-studies-show-health-risks-from-wireless-tech/

29 Strålskyddsstiftelsen: Mobilstrålning orsakar tumörer och DNA-skador i största djurstudien. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/09/mobilstralning-orsakar-dna-skador-och-tumorer-i-storsta-studien/

30 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/06/vanliga-mobiltelefoner-kan-strala-langt-over-gransvardet/

31 Frei 2009: Temporal and Spatial Variability of personal exposure to radiofrequency fields https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19476932

32 Bioinitiative report 2012, Conclusions http://www.bioinitiative.org/conclusions/

33 Moskowitz, J.M: Long term cell phone use increases cell phone risks. http://www.saferemr.com/2017/02/long-term-cell-phone-use-increases.html

34 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad. Mobiltelefoner och risk för hjärntumör och tumör i huvudområdet. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2017/08/Faktablad-risk-f%C3%B6r-hj%C3%A4rntum%C3%B6r-och-tum%C3%B6r-i-huvudomr%C3%A5det-av-mobiltelefoner-2017-08.pdf

35 Strålskyddsstiftelsen: Cancerexpert: Bevisen kan inte längre ignoreras. Mobilstrålning orsakar cancer. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/08/cancerexpert-bevisen-kan-inte-langre-ignoreras-mobilstralning-orsakar-cancer/

36 Mobilstrålning orsakar cancer, Strålskyddsstiftelsen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2013/10/mobilstralning-orsakar-cancer/ samt Carlberg/Hardell 2017 https://www.hindawi.com/journals/bmri/2017/9218486/

37 Carlberg, Hardell 2017: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28401165

38 Bortkiewicz et al. 2017: http://ijomeh.eu/Mobile-phone-use-and-risk-for-intracranial-tumors-and-salivary-gland-tumors-A-meta-analysis,63713,0,2.html

39 Prasad et al. 2017: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28213724

40 Reuters: Italy court ruling link mobile phone use to tumor. https://www.reuters.com/article/us-italy-phones-idUSBRE89I0V320121019 ; Daily Mail: Cell phones do fuel tumors…. http://www.dailymail.co.uk/health/article-4432974/Italian-court-finds-link-cell-phones-tumors.html

41 Nilsson M, SVT Debatt: Karolinska manipulerade forskning om hjärntumörrisker för mobilanvändande barn. https://www.svt.se/opinion/karolinska-institutet-manipulerade-studie-om-hjarntumorrisker-for-mobilanvandande-barn?

42 Söderqvist et al. 2011 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3278351/

43 SVT Opinion: Karolinska manipulerade studie om hjärntumörrisker för mobiltelefonanvändande barn. https://www.svt.se/opinion/karolinska-institutet-manipulerade-studie-om-hjarntumorrisker-for-mobilanvandande-barn

44 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad Mobilmaster och hälsa. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2016/04/Faktablad_mobilmaster_halsa_2016_04.pdf

45 Strålskyddsstiftelsen: Faktablad Mobilmaster och hälsa. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/wp-content/uploads/2016/04/Faktablad_mobilmaster_halsa_2016_04.pdf

46 Hardell, Carlberg: Increasing Rates of Brain Tumours in The Swedish National …..https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4410216/

47 Strålskyddsstiftelsen: Antalet hjärntumörpatienter ökar mycket i Sverige, http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/10/antalet-hjarntumorpatienter-okar-mycket-i-sverige/

48 Strålskyddsstiftelsen: Hjärntumörer ökar i Danmark. http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/01/hjarntumorer-okar-i-danmark-mer-an-fordubbling-sedan-1990/

49 Strålskyddsstiftelsen, forskning publicerad mellan 2008-2017 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/forskning/ samt

50 Mobile phone radiation wrecks your sleep/The Independent 2008 http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/health-news/mobile-phone-radiation-wrecks-your-sleep-771262.html

51 Bemötande av svar från SBU:s upplysningstjänst den 25 mars 2013 om elöverkänslighet. Elöverkänsligas Riksförbund 2014. https://eloverkanslig.org/wp-content/uploads/2014/08/20140424-SBU-bemotande-av-svar-mars-2013-om-eloverkanslighet.pdf

52 Ljusglimten/M. Nilsson: Forskare hävdar: »Voodoo-forskning« om elöverkänslighet

53 http://kompetenzinitiative.net/KIT/wp-content/uploads/2016/07/KI_Brochure-6_K_Hecht_web.pdf

54 Becker, R. O.: Cross Currents, bok utgiven 1990

55 http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2016/08/fransk-myndighet-varnar-for-faror-for-barn-med-tradlos-teknik/

56 www.stralskyddsstiftelsen.se

57 BioInitiative.org

58 International Scientists Appeal https://emfscientist.org/index.php/emf-scientist-appeal

59 Reykjavikappellen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2017/04/anvand-inte-tradlos-teknik-i-skolan-forskare-och-lakare-oroade-for-barns-halsa/

60 Wiens läkarförbund http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2016/01/wiens-lakarforbund-varnar-for-mobiler-ger-rad-som-minskar-halsoriskerna/

61 Brysselappellen http://www.stralskyddsstiftelsen.se/2015/09/eloverkanslighet-bor-klassas-som-sjukdom-lakare-och-forskare-uppmanar-who/

62 Kanada: Doctors call for protection from Radiofrequency Radiation Exposure http://www.c4st.org/images/documents/hc-resolutions/medical-doctors-submission-to-health-canada-english.pdf

——————————–

Agroquímicos y corrupción institucional: suplicar al Dueño de los Esclavos no sirve de nada

Por Colin Todhunter, 5 de mayo de 2018

globalresearch.ca

La activista medioambiental Dra. Rosemary Mason acaba de escribir al Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al Vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y al Comisario de Sanidad, Vytenis Andruikaitis. Como se expone a continuación, les hace a estos altos funcionarios algunas preguntas muy pertinentes sobre la connivencia de la UE con las corporaciones agroquímicas:

1) Al autorizar el glifosato en nombre del Grupo de trabajo sobre el glifosato dirigido por Monsanto, ¿por qué el Presidente Juncker no ha considerado la evaluación completa de riesgos de la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA)?

2) ¿Por qué la UE se alió con corporaciones que fabricaron gases neurotóxicos para su uso en la guerra química de la Segunda Guerra Mundial y para su uso en los campos de concentración nazis? Estas empresas continúan utilizando productos químicos similares en la agricultura para matar a los `parásitos’, insectos beneficiosos, aves y personas.

3) ¿Podría ser que se deba a que las regulaciones de biocidas en la UE están diseñadas simplemente para que las Corporaciones hagan dinero y el control esté en última instancia en manos de la industria agroquímica?

4) ¿Por qué Monsanto, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la ECHA y el Science Media Centre del Reino Unido, financiado por la industria, no tuvieron en cuenta el estudio de dos años de duración realizado por Gilles-Eric Seralini sobre la alimentación de ratas con semillas transgénicas y Roundup, que produjo daños en órganos y tumores a los cuatro meses?

5) ¿Saben los comisarios que la organización Cancer Research del Reino Unido sufrió la apropiación por parte de la industria agroquímica en 2010 con el pleno conocimiento del gobierno británico? Michael Pragnell, ex presidente de Cancer Research UK (CRUK), fue fundador de Syngenta y ex presidente del grupo de presión de la industria CropLife International. El sitio web de CRUK dice que no hay evidencias convincentes de que los pesticidas causen cáncer. En cambio, CRUK relaciona el cáncer con las opciones de estilo de vida y el comportamiento individual y culpa al consumo de alcohol, la obesidad y el tabaquismo.

6) ¿Por qué los organismos reguladores de la UE y David Cameron, en nombre del gobierno británico, hicieron caso omiso de la Carta firmada por casi 60 milones de estadounidenses, advirtiéndoles que no autorizaran los cultivos transgénicos y Roundup debido a su toxicidad para la salud humana y el medio ambiente?

7) ¿Qué ha pasado con los insectos y aves como resultado de la agricultura química intensiva? El Reino Unido, Alemania, Francia, Dinamarca y Canadá están perdiendo rápidamente biodiversidad. Las tierras agrícolas de EE.UU. que cultivan cultivos transgénicos Roundup Ready se han convertido en un desierto biológico.

8) ¿Ocultaron Monsanto y el Presidente Juncker la clasificación de la ECHA del glifosato como «tóxico para la vida acuática con efectos duraderos» porque explicaría el deterioro acelerado del coral en la Gran Barrera de Coral?

Mason concluye su carta reiterando la condena por parte del Tribunal Internacional de Monsanto emitida en 2017. También envió a los comisarios una carta reciente firmada por 23 organizaciones destacadas en la que criticaba la decisión de la UE de renovar la licencia del glifosato y describía la influencia excesiva de Monsanto en la toma de decisiones.

Junto con su carta, Mason también envió un documento de 22 páginas con información detallada sobre:

Leer más: ¿Cuándo se llevará a los tribunales a ciertas autoridades y a los miembros de los consejos de administración de empresas como Monsanto y Bayer?

¿Cuándo se llevará a los tribunales a ciertas autoridades y a los miembros de los consejos de administración de empresas como Monsanto y Bayer?

– La renovación viciada de la licencia de glifosato por parte de la Comisión Europea

– Las causas de la disminución del coral en la Gran Barrera de Coral

– Legislación europea en beneficio de la industria agroquímica

– Contaminación por glifosato e insecticidas neonicotinoides que causa una disminución dramática en insectos y aves.

– El glifosato está presente en todas partes.

– El Tribunal Internacional de Monsanto y varios informes alarmantes sobre plaguicidas, su uso y sus impactos.

Hasta la fecha, no ha habido respuesta de los comisionados a Mason.

En 2003, el Fondo Mundial para la Naturaleza (Reino Unido) llegó a la conclusión de que todas las personas a las que realizó un análisis en el Reino Unido estaban contaminadas por un cóctel de productos químicos altamente tóxicos, cuyo uso se prohibió en la década de 1970. A lo largo de los años, Mason ha citado una serie de fuentes para demostrar el impacto perjudicial de los plaguicidas y que la cantidad y la variedad de residuos de plaguicidas en los alimentos británicos aumenta anualmente. También observa un aumento generalizado del uso del glifosato entre 2012 y 2014.

En sus numerosos y detallados documentos y cartas (que contienen sus propios puntos de vista sobre todas las cuestiones que plantea a los comisionados) que ha enviado a los responsables a lo largo de los años, Mason ofrece pruebas suficientes para demostrar que la influencia financiera y política de un grupo de poderosas corporaciones agroquímicas y agroindustriales garantizan que sus intereses se vean privilegiados por encima de la salud pública y el medio ambiente en detrimento de ambos. Mason ha hecho todo lo posible para describir los vínculos políticos entre la industria y varios departamentos gubernamentales, agencias reguladoras y comités clave que han asegurado de manera efectiva para que todo siga igual.

Las corporaciones que promueven la agricultura industrial contra los agroquímicos se han integrado profundamente en la maquinaria de elaboración de políticas tanto a nivel nacional como internacional. Desde la falsa consideración de que la agricultura industrial es necesaria para alimentar al mundo, hasta la provisión de generosas subvenciones para investigación y la captación de importantes instituciones encargadas de la formulación de políticas, la agroindustria mundial se ha asegurado una falsa `y excesiva legitimidad‘ dentro de la mentalidad y el discurso de los responsables de la formulación de políticas.

Al referirse al Tribunal de Monsanto, Mason insinúa que los gobiernos, los individuos y los grupos civiles que cooperan con las corporaciones para facilitar el ecocidio y los abusos de los derechos humanos resultantes de las acciones de las corporaciones agroindustriales, deben ser llevados a los tribunales. Tal vez sólo cuando los funcionarios y ejecutivos de la compañía reciban largas sentencias de cárcel por destruir la salud y el medio ambiente, algo es posible que cambie.

Desde Rachel Carson en adelante, el intento de menoscabar el poder de estas corporaciones y sus grupos de presión financiados a gran escala ha tenido un éxito limitado. Unos 34.000 agroquímicos permanecen en el mercado de los EE.UU, muchos de los cuales se encuentran allí debido a la debilidad de las normas regulatorias o al fraude descarado, y desde Argentina hasta Indonesia, el devastador impacto del modelo industrial de la alimentación y la agricultura dependiente de productos químicos sobre la salud y el medio ambiente ha sido documentado por varios informes y periodistas, en profundidad.

Lo que es preocupante es que estas corporaciones están siendo favorecidas por la » autorización del negocio de la agricultura » del Banco Mundial, los acuerdos comerciales como la US-India Knowledge Initiative on Agriculture, la » apertura » de la agricultura africana por parte de la Fundación Gates y la anulación de los procedimientos democráticos a nivel de estados soberanos para imponer monopolios de semillas e insumos patentados a los agricultores e incorporarlos a una cadena de suministro global dominada por estas poderosas empresas.

Por las razones expuestas en mi artículo anterior, en el que rogaba a los responsables públicos que no permitieran una influencia tan descarada de las corporaciones agroquímicas y de la agroindustria, sin embargo consideraba que eso no tendría más relevancia que suplicar al dueño de los esclavos para que los liberara.

En última instancia, la solución depende de que la gente se reúna para desafiar un sistema de capitalismo neoliberal que por diseño facilita la corrupción institucionalizada que vemos junto con la destrucción de la autosuficiencia y los sistemas alimentarios tradicionales. Al mismo tiempo, deben promoverse alternativas basadas en la localización, los principios de un modelo agroecológico (esbozado aquí, aquí y aquí) y un sistema alimentario que sirva al bien público y no a la codicia privada.

*

Colin Todhunter es un colaborador frecuente de Global Research y de Asia-Pacific Research.

————————————

¿Es culpa de la gente el fracaso de los cultivos transgénicos?

A medida que las universidades europeas abandonan sus programas sobre transgénicos, un investigador decide abandonar este campo de investigación, culpando de ello a la hostilidad pública en contra los transgénicos. Pero Claire Robinson dice que el motivo puede ser muy distinto.

Por Claire Robinson, 4 de mayo de 2018

GMWatch

El ingeniero en genética vegetal Devang Mehta ha abandonado la investigación sobre los transgénicos y quiere que todos sepamos por qué. En un largo artículo subtitulado, «Enfrentarme constantemente a la gente que piensa que mi investigación les hará daño es algo profundamente desesperante», se queja Mehta:

«Mi experiencia en la investigación de transgénicos, como en la creación de plantas resistentes a los virus, ha supuesto abordar las abrumadoras respuestas negativas que el tema suscita en tantas personas. Estas van desde conversaciones diarias que se interrumpen de repente hasta un silencio incómodo cuando surge el tema de mi trabajo, hasta odiosos trolls de Twitter e incluso el temor ocasional de que los manifestantes puedan destruir nuestra investigación».

Mehta, que trabaja en ETH Zurich en Suiza, dice que no está solo:

«Hasta una cuarta parte de las universidades europeas han cerrado sus programas de investigación sobre transgénicos, algunas debido a la privación de fondos y otras porque los científicos están abandonando la investigación sobre transgénicos, cansados de la reacción y las críticas».

Esto es una tragedia para Mehta, porque está convencido de que la tecnología de modificación genética puede «ayudar a alimentar a millones de personas». Señala dos proyectos de modificación genética que, en su opinión, no han sido aceptados por el público. El primero es el proyecto del Arroz Dorado transgénico, impulsado por Ingo Potrykus en el mismo laboratorio donde realizó su propia tesis doctoral. El arroz dorado transgénico está diseñado para expresar cantidades elevadas de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que puede convertirse en vitamina A en el cuerpo humano. El arroz dorado, dice Mehta, «tiene el potencial de aliviar el problema de la deficiencia de vitamina A».

El segundo proyecto es aquel en el que el mismo Mehta estaba trabajando, para «diseñar mejores variedades de mandioca para los agricultores de África y Asia del Sur». Según el sitio web de ETH Zurich, este proyecto «se centra en la producción de variedades de yuca con mayor resistencia a la enfermedad del mosaico de la yuca (CMD) y a la enfermedad de la raya marrón de la yuca (CBSD)». Mehta ha decidido abandonar el proyecto «a medio camino», lo que le lleva a sentir «un cierto remordimiento al abandonar este campo de investigación».

Según la narrativa de Mehta, las masas ignorantes, a través de sus actitudes anticientíficas irracionales, son responsables de impedir que los ingenieros genéticos, tan filantrópicos ellos, alimenten a los pobres. Pero los hechos cuentan una historia diferente. Y sugieren que no es la opinión pública sino el fracaso de la tecnología de modificación genética lo que ha impulsado a los científicos a abandonar el campo.

En este artículo veremos el primer ejemplo de Mehta, el arroz dorado transgénico (la mandioca será el tema de la Parte 2).

Mehta se lamenta de que 20 años después de que se iniciara la investigación sobre el arroz dorado, a pesar de que «ha pasado repetidamente las pruebas de seguridad reglamentarias», «todavía no está disponible para los niños que más lo necesitan».

Pero esta afirmación es falsa, por doble partida. En primer lugar, ningún regulador en la tierra ha sometido el arroz dorado transgénico a «pruebas de seguridad»; tampoco los desarrolladores han llevado a cabo pruebas significativas. Se llevó a cabo un ensayo de eficacia muy limitada en el que se alimentó a escolares chinos con arroz dorado para ver si el betacaroteno que contenía se convertía eficientemente en vitamina A. Sin embargo, surgió una controversia cuando se descubrió que los investigadores no habían obtenido el consentimiento informado de las familias de los niños para el ensayo. Dado que el arroz dorado nunca antes había sido sometido a pruebas de toxicidad en animales, no se trataba sólo de una omisión burocrática, sino que era peligroso e irresponsable. Los investigadores fueron destituidos por violar las leyes chinas y los estándares éticos y el documento que informaba de sus hallazgos fue retirado.

Mientras que las agencias de regulación australianas, neozelandesas y canadienses han aprobado el uso de arroz dorado en alimentos y piensos (véase más adelante), la cuestión de si el alimento es seguro para el consumo es abordada por los desarrolladores a través de argumentos teóricos, y no a través de «pruebas de seguridad» reales en animales vivos o seres humanos, como parece sugerir Mehta.

Problemas de desarrollo del arroz dorado

En cuanto al segundo punto de Mehta, el arroz dorado transgénico ha sido excluido de los campos de cultivo, no por «una prensa negativa impulsada por activistas contra los transgénicos» y » bloqueos normativos que ralentizaron la adopción de la tecnología en las variedades de arroz utilizadas por los agricultores asiáticos», como afirma Mehta, sino por repetidos problemas de investigación y desarrollo. Los datos publicados más recientes y revisados por expertos sobre el arroz dorado transgénico describen un intento de transformar el rasgo de vitamina A del arroz dorado en una variedad india de alto rendimiento, un paso necesario para que el cultivo sea distribuido a los agricultores en una forma que puedan utilizar. El resultado fueron plantas atrofiadas y deformadas y una drástica pérdida de rendimiento.

El antropólogo estadounidense Glenn Davis Stone ha confirmado que el activismo antitransgénicos no es la razón por la que el arroz dorado no se ha materializado como un cultivo viable. Stone dice que a pesar de que Filipinas es el país objetivo para la comercialización del arroz dorado, ha resultado difícil convertir el rasgo del arroz dorado en variedades que crezcan bien en ese país. Añade que el instituto encargado de desarrollar el arroz dorado transgénico, el IRRI, está apoyando ahora un plan para promover el arroz tradicional «heredado» adaptado localmente – los mismos tipos de arroz que el arroz dorado transgénico pretendía sustituir.

En contraste, Stone escribe que el programa de arroz dorado transgénico es el epítome de un enfoque » desarraigado y sin rumbo «, « una invención de biólogos europeos que utilizaron principalmente fondos estadounidenses para insertar ADN de lugares dispersos en los reinos biológicos para alterar el arroz de la Revolución Verde con el fin de tratar a los niños desnutridos de Asia, en parte para ayudar a combatir una guerra global de relaciones públicas«. Mientras tanto, Filipinas, añade Stone, «ha logrado reducir los niveles de desnutrición infantil con programas convencionales de nutrición, de la misma manera que el arroz dorado está siendo promocionado como la cura para un problema que de otra manera sería difícil de tratar«.

Australia, Nueva Zelanda y Canadá aprueban el arroz dorado transgénico

El fracaso del Arroz Dorado no se contradice con los recientes anuncios de que Australia, Nueva Zelanda y Canadá han aprobado el arroz dorado transgénico para uso alimentario. Ninguna de las aplicaciones contiene datos sobre el rendimiento agronómico o el rendimiento del cultivo, ni sobre su eficacia para aliviar la carencia de vitamina A. No se proporcionan datos de alimentación animal que demuestren que el arroz dorado es seguro para su consumo.

La solicitud de Australia/Nueva Zelanda fue presentada al regulador alimentario FSANZ por el Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz (IRRI), el organismo encargado del desarrollo del arroz dorado. El IRRI ha declarado que no tiene la intención de solicitar permiso para cultivar arroz dorado, o GR2E, en Australia o Nueva Zelanda. Admite que su motivo para solicitar la aprobación regulatoria es que es probable que este arroz transgénico contamine las importaciones de arroz en esos países [1].

También es probable que los defensores del arroz dorado hagan un buen trabajo de presión utilizando el «sello de seguridad» de aprobación por parte de Canadá, Australia y Nueva Zelanda para persuadir a los países a los que se dirige el cultivo de arroz dorado de que omitan hacer sus propias evaluaciones de seguridad.

FSANZ admite que es “poco probable” que el arroz dorado sirve para compensar las deficiencias de vitamina A

Como no se han realizado pruebas de seguridad del arroz dorado en animales o personas para detectar efectos a medio o largo plazo, nadie sabe si podría resultar tóxico o alergénico.

Aquellos que creen que vale la pena correr este riesgo a cambio de que la gente de los países en desarrollo se salve de la deficiencia de vitamina A se sienten muy desilusionados. El informe de aprobación de FSANZ para el arroz dorado afirma que es «improbable» que los proveedores de arroz dorado puedan hablar de las propiedades saludables o nutricionales porque «la cantidad de vitamina A (betacaroteno como equivalente de retinol) será insuficiente para cumplir las condiciones de la declaración».

FSANZ añade:

» Requerir una declaración en el sentido de que el alimento ha sido modificado genéticamente para contener vitamina A, ya que el betacaroteno podría implicar que el alimento aporta una cantidad nutricionalmente significativa de esta vitamina, cuando la cantidad real puede ser insignificante, y por lo tanto potencialmente equívoca».

En respuesta a las preocupaciones sobre el impacto potencial en la salud por ingerir vitamina A adicional, que puede ser tóxica para algunas personas, FSANZ respondió que sí abordaba este tema y encontró que el arroz dorado proporcionaría un aumento estimado en la ingesta equivalente a la cantidad de betacaroteno de «¡1 cucharadita o menos de jugo de zanahoria!”.

Estas declaraciones en boca del regulador de los organismos modificados genéticamente halan de que el arroz dorado modificado genéticamente no es una solución a la deficiencia de vitamina A. Pero hay pocas posibilidades de que estos sencillos hechos detengan a los defensores de los transgénicos que pregonan el arroz dorado como el salvador de los pobres y hambrientos.

Betacaroteno, una molécula muy común

Nadie necesita rediseñar el arroz con betacaroteno. Es una de las moléculas más comunes de la naturaleza y abunda en las frutas y verduras autóctonas de los países a los que se dirige el arroz dorado: Bangladesh, Indonesia y Filipinas, según FSANZ. La razón por la que algunas personas de esos países están desnutridas no se debe a la escasez de alimentos ricos en betacaroteno, sino a que son demasiado pobres para comprar los alimentos nutritivos que están disponibles en todos los mercados del mundo, incluso en los países más pobres.

Esto plantea un problema clave con el arroz dorado: los agricultores que lo cultivan necesitarán que se les remunere. ¿Cómo podrán comprarlo los pobres? ¿Y quién les suministrará la grasa dietética que necesitan para absorber la vitamina A?

Tales preguntas no en la mente de Mehta, ya que se aferra a su afirmación de que el público, y no el fracaso de la tecnología, es el culpable del alejamiento de la tecnología transgénica en Europa.

Notas:

(1). 1. IRRI (2016). Propuesta de enmienda a la Norma 1.5.2 – Alimentos producidos mediante tecnología genética. «Las variedades de arroz que contienen el evento GR2E están destinadas al cultivo y uso en varios países del sur y el sudeste asiático. Por lo tanto, se prevé que los productos agrícolas crudos y/o los productos alimenticios derivados de las variedades de arroz GR2E entren en el suministro de alimentos de Australia y Nueva Zelanda a través de las importaciones procedentes de los países de producción».

Parte II

——————————————