Entries from diciembre 2014 ↓

Plantas transgénicas de Monsanto y Bayer se extienden sin control por Europa, a pesar de las prohibiciones

La mayor parte de los suministros mundiales de alimentos podrían estar ya contaminados por material transgénico

Por Sayer Ji, 25 de diciembre de 2014

GreenMedInfo

Como puede observarse en el gráfico, España es el país europeo donde existe una mayor superficie cultivada de maíz transgénico Bt.

Como puede observarse en el gráfico, España es el país europeo donde existe una mayor superficie cultivada de maíz transgénico Bt.

Las nuevas evidencias científicas desvelan que a pesar de las prohibiciones, la colza transgénica, y las plantas transgénicas de Monsanto y Bayer, se siguen diseminando por los campos.

El nuevo estudio publicado en PloS, titulado “Presencia inesperada de colza oleaginosa (Brassica napus L.) modificada genéticamente asilvestrada a pesar de la prohibición del cultivo e importación en Suiza”, es el primer estudio que se realiza sobre la dispersión de las plantas transgénicas, en concreto las semillas de las oleaginosas y otras plantas transgénicas de Monsanto y Bayer, a pesar de estar expresamente prohibido en Suiza. Esto confirma los temores de que una vez que el genio de los transgénicos ha salido fuera de la lámpara no se puede devolver de nuevo a su interior.

Las plantas transgénicas se están extendiendo a lo largo de las líneas de ferrocarril y en las zonas portuarias, donde se comprobó su presencia en 2011 y 2012, siendo los lugares donde se han observado más plantas transgénicas en el puerto del Rin de Basilea y la estación ferroviaria de St. Johann en Basilea, Suiza. Las plantas transgénicas que se han encontrado son las resistentes al glifosato, las conocidas como Roundup Ready, GT73 de Monsanto. Además, los investigadores encontraron otras plantas transgénicas resistentes al glufosinato, MS8xRF3, MS8 y RF3 (comercializadas como InVigor, de Bayer), en cinco lugares diferentes del puerto del Rin. Señalaron que esta es la primera vez que se han localizado de forma silvestre las plantas de Bayer en Europa, MS8xRF3, MS8 o RF3.

Otro hallazgo fue el descubrimiento de la polinización cruzada ( transferencia de material genético entre las cepas de diferentes plantas), en concreto entre la planta modificada genéticamente de Monsanto, GT73, y dos plantas de colza no modificadas genéticamente. Esto confirma los temores de que las plantas transgénicas son capaces de transformar las plantas convencionales, o producidas de forma ecológica, en transgénicas ( lo que se conoce como contaminación genética (biorape))

De hecho, el estudio iba dirigido hacia esta posibilidad:

Otra de las preocupaciones respecto al cultivo de oleaginosas transgénicas es la presencia de un flujo de genes no deseados hacia los cultivos convencionales o ecológicos, lo que podría conducir a conflictos de convivencia entre los diferentes sistemas de producción(10).

Lo que llama más la atención es el descubrimiento de plantas transgénicas silvestres en Europa cuyo cultivo ha sido prohibido:

En la Unión Europea, el cultivo de la colza transgénica está prohibido y la autorización para la importación de alimentos y alimentos procesados se limita a las variedades GT73 (Roundup Ready, Monsanto), MS8, RF3, MS8xRF3 y T45 (todas ellas comercializadas como InVigor, Bayer CropScience)[11]. Los cultivos transgénicos han encontrado muy poca aceptación en Suiza, donde ni la importación ni el cultivo de la colza transgénica está permitidos actualmente, al menos hasta finales de 2017 [12] [13]. Sin embargo, la propagación de la colza transgénica no ha podido prevenirse en Japón, donde está prohibido su cultivo pero no su importación. También se han localizado en repetidas ocasiones plantas transgénicas asilvestradas resistentes al glifosato y glufosinato en las zonas portuarias y a lo largo de las rutas de transporte[14] [17]. Las plantas transgénicas asilvestradas probablemente aparecieron a partir de semillas transgénicas importadas que se derramaron durante el transporte a las instalaciones de procesamiento de semillas oleaginosas. Dos estudios han informado que en Suiza existe contaminación por plantas resistentes al glifosato, GT73, encontradas en cuatro lugares durante 2011 y 2012 [18] [19]. El caso de Suiza es notable, porque la colza transgénica ni ha sido importada ni cultivada en el país”.

Si Suiza ha prohibido tanto el cultivo como la importación de la colza transgénica, entonces ¿cómo han aparecido allí?

Los autores del estudio proponen que la colza transgénica asilvestrada “probablemente procede de semillas convencionales de colza importadas que ya estaban previamente contaminadas con semillas transgénicas”.

Esto plantea una pregunta de mayor calado: ¿La mayor parte de los suministros alimentarios del mundo están ya contaminados con material transgénico?

Como ya se dijo el año pasado en un artículo titulado «Illegal StarLink™ GM Corn Resurfaces in Saudi Arabian Food Supply«, (El ilegal maíz transgénico StarLink aparece en los suministros alimentarios de Arabia Saudí), el primer organismo modificado genéticamente que se retiró del mercado debido a las preocupaciones de seguridad, y que se encontró contaminando los productos alimenticios de Arabia Saudí. Recientemente, el ilegal trigo transgénico de Monsanto se ha encontrado asilvestrado en Oregón, lo que ilustra el poco control y el escaso conocimiento que tenemos sobre el alcance de la contaminación tanto de la biosfera como de nuestro suministro de alimentos.

Más descubrimientos como éstos, la aparición de plantas transgénicas ilegales ( no aprobadas) asilvestradas, se pueden producir en Estados Unidos ( bien sea accidentalmente o de forma intencionada), y extenderse a nivel nacional o exportarse al exterior, mezcladas con plantas convencionales o con certificado ecológico.

————————

Procedencia del artículo:

http://www.greenmedinfo.com/blog/breaking-monsantobayers-gm-plants-contaminate-europe-despite-ban-1

y

http://www.greenmedinfo.com/blog/breaking-monsantobayers-gm-plants-contaminate-europe-despite-ban-1?page=2

—————————-

El estudio al que se hace referencia en el artículo anterior es éste:

Presencia inesperada de la colza oleaginosa (Brassica napus L.) modificada genéticamente asilvestrada a pesar de la prohibición de su cultivo e importación en Suiza

Juerg Schulze, Tina Frauenknecht, Peter Brodmann, y Claudia Bagutti *

PLoS One. 2014; 9 (12): e114477.

Publicado el 2 de diciembre, 2014. doi: 10.1371 / journal.pone.0114477

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4252112/

(Libre acceso)

Resumen

A pesar de la prohibición del cultivo e importación de semillas transgénicas, se ha comprobado la presencia de plantas oleaginosas (Brassica napus L.) modificadas genéticamente asilvestradas, creciendo a lo largo de las líneas de ferrocarril y en las zonas portuarias en cuatro sitios de Suiza, en 2011 y 2012. Todas las plantas transgénicas eran resistentes al glifosato, GT73 Roundup Ready de Monsanto. Los lugares más afectados son el puerto del Rin de Basilea y la estación ferroviaria de mercancías St. Johann en Basilea. Para evaluar la distribución y la variabilidad intra e interespecífica de las semillas de oleaginosas transgénicas, se realizó una comprobación de estos dos lugares en 2013. Las hojas y las semillas de la colza silvestre, las posibles hibridaciones y la detección de híbridos putativos [Una muestra se considera como un híbrido putativo si tiene al menos un alelo común con la variedad mejorada en cada locus evaluado, y tiene al menos un alelo diferente], se sometieron a un control a intervalos mensuales y analizamos la presencia de transgenes mediante PRC (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real.

Con el empleo de la citometría de flujo, se midió el contenido de ADN de los núcleos celulares para confirmar la presencia de los híbridos putativos. En total, se tomaron muestras de 2787 plantas. La presencia de las oleaginosas transgénicas GT73 se confirmó en lugares previamente documentados y se detectó, además, un nuevo punto de muestreo dentro del puerto del Rin. Las plantas transgénicas encontradas eran resistentes al glufosinato, MS8xRF3, MS8 y RF3, comercializadas bajo la marca InVigor, de Bayer, en cinco lugares del puerto del Rin. Entendemos que es la primera vez que se detectan estas plantas transgénicas, MS8xRF3, MS8 o RF3, asilvestradas en Europa. Mediante análisis de PRC se encontró un cruce de la planta transgénica GT73 con dos plantas de colza no modificadas genéticamente, pero no se observó ese cruzamiento de transgenes con otras especies silvestres relacionadas. No encontramos híbridos entre las semillas de oleaginosas y especies relacionadas. Las plantas transgénicas se encontraron con mayor frecuencia en los lugares de descarga de los barcos, lo que indica que el tráfico de mercancías de los buques es la principal vía de entrada de plantas oleaginosas transgénicas. Será de gran interés determinar la procedencia de estas semillas transgénicas de colza.

———————-

Recomendaciones de la Comisión Europea para la convivencia entre las semillas de los cultivos transgénicos y las semillas convencionales o de producción ecológica: http://ecob.jrc.ec.europa.eu.[PDF]

————————

¿Descubierta la base científica de la homeopatía?

Por Tony Isaacs, 24 de diciembre de 2014

alignelife.com

homeopatia3

(Health Secrets).- Mientras que la Asociación Médica Británica insiste en que se dejen de financiar con dinero público los tratamientos homeopáticos, y los detractores hablan de tonterías sobre zancos, un científico ganador del Premio Nobel de Medicina ha realizado un descubrimiento que puede asentar las bases científicas de la homeopatía. El profesor Luc Montagnier dejó sorprendidos a muchos compañeros de profesión cuando dijo que había descubierto que el agua tiene memoria, y que se mantiene incluso después de muchas diluciones.

Hasta ahora, científicos y médicos han sostenido que no había base científica para afirmar que las múltiples diluciones utilizadas en la homeopatía tuvieran propiedades terapéuticas. Pero este punto de vista se basa en su falta de comprensión, o una oposición ante la creciente popularidad de la homeopatía, que entra en competencia con la medicina convencional. Lo mismo ocurrió en Estados Unidos hace un siglo.

Luc Montagnier: “No puedo afirmar que la homeopatía tenga razón en todo. Lo que sí puedo decir es que las ultradiluciones (utilizadas en homeopatía) tienen efectos. Las ultra diluciones de algo no son nada. Son las estructuras del agua las que imitan las moléculas originales”.

Uno de los fundamentos de la homeopatía es que la potencia de una sustancia se incrementa con una mayor dilución. Montagnier descubrió que las soluciones que contienen ADN de un virus o de bacterias “emiten ondas de radio de baja frecuencia”, y que tales ondas influyen en las moléculas de agua que se encuentran en su entorno, presentando entonces estructuras organizadas. Estas moléculas organizadas emiten ondas a su vez, y Montagnier ha encontrado que estas ondas se siguen emitiendo incluso después de haberse diluido muchas veces. Quizás para nosotros, los no entendidos, esto no signifique nada, pero para un científico puede sugerir que sea la base científica de la homeopatía.

En Gran Bretaña se estima que el mercado de la homeopatía crece en torno a un 20% anual. Más de 30 millones de personas en Europa utilizan la medicina homeopática. El príncipe Carlos de Inglaterra utiliza la homeopatía, y el médico de la familia real siempre ha sido un médico homeópata, desde finales de 1800.

La homeopatía también está ganando en popularidad en Estados Unidos, mucho más popular que en otros lugares del mundo. En la India, unos 130 millones de personas la utilizan; en Brasil, la homeopatía está reconocida como especialidad médica, y unos 15.000 médicos están certificados como especialistas homeopáticos.

Brian Josephson: “Las críticas en torno a la cantidad extremadamente pequeña de las moléculas de soluto presentes en una solución después de que han sido diluidas repetidamente no vienen al caso, ya que los defensores de los remedios homeopáticos atribuyen sus efectos no a las moléculas presentes en el agua, sino a las modificaciones de la estructura del agua”.

La segunda mitad del siglo XIX es la época de mayor apogeo de la homeopatía en Estados Unidos. En aquella época los médicos difícilmente competían con ellos: en 1902, los médicos homeópatas obtuvieron siete veces más ingresos que los alópatas y había unos 15.000 médicos homeópatas en Estados Unidos. Durante la epidemia de cólera de 1849, los homeópatas de Cincinnati llevaron un control riguroso de los enfermos, pudiéndose comprobar que sólo el 3% de sus pacientes murieron, mientras que la medicina alopática registró peores datos, de 16 a 20 veces más.

Muchas personas han elegido la homeopatía como terapia, entre ellas varios presidentes de Estados Unidos, y escritores como Ralph Waldo Emerson, Henry Wadsworth Longfellow, Louisa May Alcott, Nathaniel Hawthorne, y Mark Twain, y también europeos, como Goethe, Sir Arthur Conan Doyle, Lord Alfred Tennyson, y George Bernard Shaw.

Luc Montagnier: “ Lo que hemos encontrado es que el ADN produce cambios estructurales en el agua, que persisten en las ultra diluciones, y que conducen a la producción de señales electromagnéticas en resonancia. Las señales de alta intensidad provienen del ADN bacteriano y viral”.

“Me han dicho algunas personas que han reproducido los resultados de Benveniste, pero que tienen miedo a publicarlos debido al terror intelectual que ejercen ciertas personas que no lo entienden”.

En el siglo XX, la Asociación Médica Americana (AMA) admitió que la medicina homeopática estaba disminuyendo los ingresos de los médicos alopáticos. Gracias a la financiación por parte de asociaciones como la Fundación John D. Rockefeller y Carnegie, la AMA fue capaz de desacreditar la homeopatía y deshacerse de la competencia de la medicina natural y alternativa. Las 22 escuelas de medicina homeopática que existían en 1900, se redujeron a sólo dos en 1923. En 1950, ya que no quedaba en Estados Unidos ningún centro de formación en homeopatía.

Irónicamente, John D. Rockefeller, el padre de actual medicina, creía firmemente en la homeopatía, y se refirió a ella como “un paso progresivo y agresivo de la medicina”. Rockefeller vivió hasta los 99 años de edad, utilizando la homeopatía durante los últimos años de su vida.

——————-

Tony Isaacs es un defensor de los tratamientos naturales, investigador y autor de varios libros y artículos sobre salud, longevidad y tratamiento del cáncer, incluyendo «Cancer’s Natural Enemy». Reside en Texas, donde da conferencias sobre salud. Actualmente trabaja en un libro cuya publicación está prevista para finales de este año. Pueden escuchar el programa de radio de Isaacs y su compañera Luella, todos los miércoles por la noche: «The Best Years in Life Radio Show«

——————-

Procedencia del artículo:

http://alignlife.com/articles/publicpolicy/scientific-basis-homeopathy-discovered-nobel-scientist

—————————–

Ensayo clínico a triple ciego sobre la eficacia de un tratamiento homeopático para el síndrome de fatiga crónica

Elaine Weatherley-Jones, Jon P Nicholl, Kate J Thomas, Gareth J Parry, Michael W McKendrick, Stephen T Green, Philip J Stanley, Sean PJ Lynch

Recibido: 11 de junio de 2002

DOI: http://dx.doi.org/10.1016/S0022-3999(03)00377-5

http://www.jpsychores.com/article/S0022-3999%2803%2900377-5/fulltext

Resumen

Objetivo: No se conoce ningún tratamiento para el síndrome de fatiga crónica (SFC) que se considere universalmente beneficioso, ni tampoco una cura (1). Los pacientes con el SFC pueden utilizar la medicina complementaria o alternativa (CAM) (1). Nuestro objetivo consistió en evaluar un tratamiento homeopático para reducir los síntomas subjetivos del SFC. Método: Utilizando un ensayo clínico a triple ciego (Ensayo clínico en el que sujeto participante, el investigador observador y el investigador que analiza de datos ignoran el tratamiento recibido. Se realiza cuando las variables clínicas examinadas son blandas, es decir, que pueden ser interpretadas de maneras diferentes), asignando de forma aleatoria a los pacientes el medicamento homeopático o un placebo. Ciento tres pacientes cumplían con los criterios de Oxford para ser diagnosticados con el SFC, obtenidos de dos consultas de especialistas de un hospital. Los pacientes acudieron a la consulta de un médico homeópata dos veces al mes durante 6 meses. Las medidas de los resultados se recogieron según la puntuación obtenido en las subescalas del inventario multidimensional de fatiga (IMF). Para la medida de los resultados secundarios se empleó la escala de impacto de fatiga (FIS) y el perfil de limitaciones funcionales (FLP). Noventa y dos pacientes completaron el tratamiento durante el ensayo (47 el tratamiento homeopático, 45 el tratamiento con placebo). Ochenta y seis pacientes regresaron, que habían cumplido completa o parcialmente las medidas posteriores al tratamiento ( 41 que habían realizado el tratamiento homeopático, 2 que no habían completado el tratamiento homeopático, 38 que habían completado el tratamiento con un placebo y 5 de este último grupo que no habían completado el tratamiento). Resultados: Diecisiete de los 103 pacientes abandonaron el tratamiento o no se supo más de ellos. Los pacientes del grupo que fue tratado con la medicina homeopática mostraron una mejoría significativa en la subescala de fatiga general IMF ( medición de los resultados primarios) y en la subescala del perfil de limitaciones funcionales (FLP), pero no en las otras subescalas. Aunque las diferencias no puedan ser estadísticamente significativas en cuatro de las cinco subescalas del IMF (la medida de los resultados primarios), más personas del grupo de tratamiento con la medicina homeopática mostraron una mejoría clínicamente significativa. Más personas del este mismo grupo mostraron una mejora clínica en los resultados primarios (riesgo relativo = 2,75, P =. 09).Conclusiones: Hay una débil pero inequívoca evidencia de que los efectos de la medicina homeopática son mejores que los del placebo. Los resultados también sugieren que se pueden dar beneficios inespecíficos de un tratamiento homeopático. Se necesitan estudios adicionales para determinar si estas diferencias se mantienen en una muestra de pacientes más amplia.

—————————————————–

Las diluciones de histamina modulan la activación de los basófilos

Belon P1, Cumps J, Ennis M, Mannaioni PF, Roberfroid M, Sainte-Laudy J, Wiegant FA.

Información del autor

(1)1Boiron, 20 rue de la Libération, 69110 Sainte-Foy-Les-Lyon, France.

Resumen

Antecedentes: Con la finalidad de demostrar que las ultradiluciones de histamina son capaces de inhibir la activación de los basófilos, de una manera reproducible, se utilizaron varias técnicas en distintos laboratorios de investigación. Objetivo: El objetivo del estudio consistía en investigar la acción de las diluciones de histamina en la activación de los basófilos. Métodos: La activación de los basófilos se evaluó mediante tinción con azul alcián, la medición de la presencia de histamina y la expresión de CD63 [gen que codifica el antígeno CD63]. El Estudio 1 utilizó un enfoque multicéntrico en 4 centros. El Estudio 2 estuvo relacionado con la confirmación del estudio multicéntrico por citometría de flujo, llevándose a cabo de forma independiente en 3 laboratorios. El Estudio 3 examinó la presencia de histamina ( en un laboratorio) y la actividad de los antagonistas de los receptores H2 y estructuras análogas (en dos laboratorios). Resultados: Las ultradiluciones de histamina (10(-30)-10(-38) M) influyen en la activación de los basófilos humanos medido por tinción de azul alcián. El grado de inhibición depende del nivel inicial de anti-IgE [anticuerpo monoclonal humanizado], inducida por estimulación, con una mayor inhibición en los niveles más bajos de estimulación. Este estudio multicéntrico fue confirmado en los tres laboratorios mediante citometría de flujo y en un laboratorio midiendo la presencia de histamina. La inhibición de la expresión del CD63 por ultradiluciones de histamina pudo revertirse empleando cimetidina ( efecto observado en dos laboratorios) y no por la ranitidina ( en un laboratorio). La histidina probada en paralelo con la histamina no mostró actividad en este modelo. Conclusiones: Los tres tipos diferentes de experimentos demostraron que las ultradiluciones de histamina ejercen un efecto sobre la actividad de los basófilos. Esta actividad observada mediante tinción con azul alcián se confirmó con la citometría de flujo. La inhibición de la histamina se invirtió con anti-H2 (antihistamínicos) y no se observó con histidina, lo que muestra la especificidad de este efecto. Nosotros no somos capaces de explicar estos resultados y animamos a otros científicos a que investiguen este fenómeno.

PMID: 15105967 [PubMed – Medline]

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15105967

——————————–

¿La termoluminiscencia a bajas temperaturas puede arrojar luz sobre la naturaleza de las ultradiluciones?

Rey L 1.

Homeopathy. 2007 Jul;96(3):170-4.

Información sobre el autor:

  • 1 Chemin de Verdonnet 2, CH-1010 Lausana, Suiza. louis.rey@bluewin.ch

Resumen

La termoluminiscencia a bajas temperaturas puede utilizarse como un intento para comprender la estructura particular de las ultradiluciones. Las muestras son activadas por irradiación después someterse a la temperatura de congelación del nitrógeno luido (77 grados K). Los resultados experimentales muestran que, en el curso de su calentamiento, la termoluminiscencia es sustancialmente diferente según se trate de una u otra ultradisolución. Se sugiere que la fase de dispersión del gas podría desempeñar un papel en este proceso.

PMID:
17678813
[PubMed – Medline]
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17678813
———————————-
Artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/24/termoluminiscencia-de-ultradiluciones-de-cloruro-de-litio-y-cloruro-de-sodio/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/06/01/el-efecto-fantasma-del-adn/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/08/28/%C2%BFla-secuencia-de-adn-se-reconstruye-por-la-memoria-del-agua/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/01/luc-montagnier-se-toma-en-serio-la-homeopatia/

—————————-

 

 

Envenenados: una bomba química nos extermina en silencio

Un libro de Patricio Eleisegui, primera investigación periodística sobre los efectos de los transgénicos y los productos químicos utilizados en la agricultura

Portada y contraportada del libro de Patricio Eleisegui, con la imagen de Fabián Tomasi, cuyo testimonio se recoge en el libro. Descarga del libro en pdf

Portada y contraportada del libro de Patricio Eleisegui, con la imagen de Fabián Tomasi, cuyo testimonio se recoge en el libro.

«Lo que hace el libro es trazar una suerte de mapeo y análisis del ADN del modelo de producción que incluye la siembra directa, la semilla transgénica y los productos químicos utilizados en la agricultura»

Información enviada por Meche Mendez

El testimonio

Me llamo Fabián Tomasi, tengo 47 años, y soy de Basavilbaso, provincia de Entre Ríos. Tengo una hija de 18 años, Nadia. En el 2006 empecé a trabajar en una empresa de acá, Basavilbaso, que se llama Molina & Cia. SRL., y se dedica a fumigar. Entré a trabajar como apoyo terrestre, o sea que era el encargado de cargar los aviones fumigadores y de llevar la gente del campo hasta los productos que se echaban, que estaban al costado de una pista improvisada en el medio de los lotes.

Una vez ahí, destapaba los bidones y el piloto dividía la cantidad de producto que iba a echar por vuelo. Esto último no estaba basado en una cuestión de medida exacta, sino que el criterio pasaba por la efectividad del producto.

El dueño decía “Echa todo, que no sobre nada, porque con lo que me costó… más vale que sea efectivo”. Con lo erróneo de pensar que echando más se logra más efectividad.

En Molina & Cia. SRL trabajé en dos etapas. En la primera, estaba el dueño de la empresa, que fallece de cáncer a raíz del trabajo que hacíamos. La familia desmiente esto. En la segunda etapa, el que toma el mando es el hijo, que ahí me pide que dé una mano y paso a trabajar como programador de vuelo.

En ese momento venían aviones de Córdoba; de todos lados. Yo organizaba el trabajo sin tener ya tanto contacto con los productos, aunque igual me tocaba convivir con las pilas de veneno en la oficina.

Me tocó enfermarme en la segunda etapa. Como soy diabético, mi sistema inmunológico está de por sí deprimido, y haberle puesto encima la cantidad de productos químicos con los que tuve contacto en esos años me trajo las consecuencias con las que cargo ahora.

En mi trabajo hacían uso de todos los productos que están prohibidos por lo tóxicos que son. Endosulfan, por ejemplo. También gran cantidad de 2,4-D. Se tiraba principalmente en el arroz, porque en esa época la empresa fumigaba sobre arroceras. Muchos de estos productos se traían de contrabando de Uruguay. El mercado negro de plaguicidas es muy importante.

Se echaban también muchos fungicidas para los hongos del campo, que son productos tremendamente tóxicos. Cuando llegó la soja a Entre Ríos, ahí apareció el glifosato. Nunca nos protegimos con nada y mucho menos cuando se empezó a usar el glifosato, ya que viene con una franja en el envase que dice que es levemente tóxico.

Con la soja empezamos a echar camiones y camiones de glifosato. Igual es un error cargar contra un solo producto, porque los insecticidas también son potentes y efectivos a la hora de causar malformaciones y cáncer.

En ese caso, se fumigaba con endosulfan, cipermetrina y gramoxone, que es una sustancia derivada del gamexane y se echa en los cultivos la noche anterior a la cosecha y a la mañana siguiente las plantas amanecen secas pero con la humedad exacta para poder hacer ese trabajo.

El cultivo que recibe gramoxone, que es extremadamente tóxico y por eso viene con una franja roja, llevará dentro de la semilla que se cosecha, almacenado, el veneno que recibió la planta. Eso queda en el arroz, por ejemplo, y en todo lo que uno come.

Hoy no hay cultivo que se salve de estos productos químicos. ¿Por qué? Porque el modelo de producción es ése. Te obligan a comprar la semilla para que luego vayas y compres los químicos que producen los mismos que te dieron esa semilla. Pero nadie sabe los resultados de la modificación genética que le están haciendo a los cultivos para aguantar los químicos.

Mientras tanto, los del campo, la provincia, el Gobierno nacional, ganan millones.

Con la llegada de la soja empezamos a usar mucho glifosato e insecticidas como el clorpirifos. También el endosulfan, que está prohibido en el mundo pero acá el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) hasta hace poco permitía que se siga usando porque hay mucho stock en el país. Se lo aplica sobre todo para eliminar la chinche que ataca la soja.

Por mi trabajo, ahora tengo problemas en la parte motriz y el aparato digestivo. Empecé a tener problemas de salud a los seis meses de estar trabajando en Molina & Cia. SRL. Al principio sufrí problemas en la punta de los dedos. Se me empezaron a lastimar.

Eso derivó en una neuropatía que el doctor Roberto Lescano, de Basavilbaso, empezó a tratar como si fuera diabetes.

Un día, el doctor Lescano me dice que me saque la remera que llevaba puesta, que había algo raro. Ahí nota que me estaba secando. Tengo el cuerpo seco de la cintura para arriba. Casi no tengo ningún músculo, sólo piel y huesos. Cuando empecé a trabajar pesaba 80 kilos. En este primer semestre de 2013, peso 58. Lescano me deriva a Puiggari, también en Entre Ríos, donde me hace atender con un doctor holandés, Bernhardt. Ahí ese otro doctor, un toxicólogo, dice que lo mío es precisamente una intoxicación por agroquímicos.

También dice que se agravó mi diabetes. En Puiggari me detectan disminución de la capacidad pulmonar. Mucho tiempo después, cuando logré jubilarme por incapacidad en el PAMI, los veinte médicos que me revisaron para ese trámite me decretaron polineuropatía tóxica y enfermedad del zapatero, entre otros problemas.

Hoy subsisto porque pude jubilarme por incapacidad. En Molina & Cia. SRL trabajé en negro y sin ninguna protección. Me jubilé gracias a mis trabajos anteriores.

La enfermedad del zapatero se llama así porque el fabricante de calzado, al igual que el despachante de una estación de servicio, aspira los solventes de los productos químicos todo el tiempo. Eso produce problemas en el sistema nervioso periférico. Ese es uno de los tantos problemas que tengo. No puedo coordinar los músculos, dejas de caminar y pierdes el equilibrio.

De mis compañeros de trabajo en la empresa de fumigaciones, uno hoy tiene el mismo problema que yo para tragar. Y otro quedó estéril. En el 2007 ya no podía caminar por las lastimaduras en mis pies y sólo podía dormir sentado en una silla. Tiempo después, el médico Jorge Kaczewer, que es como un Dios para mí, me regaló un tratamiento extremadamente caro que consistió en la aplicación de procaína en diferentes partes del cuerpo. Eso me permitió una cierta recuperación. Volví a caminar y se me cerraron las heridas. Tengo una rodilla operada de la que me sacaron más de un litro de líquido blanco. Cuando hicieron la biopsia en el hospital público de Basavilbaso, los resultados se perdieron y nunca supe qué fue eso.

Me dijeron que nunca me voy a recuperar del todo. Y la primera vez que me revisaron completamente me dieron 6 meses de vida. La medicina no sabe a lo que se enfrenta.

En Basavilbaso y la zona hay muchísimos casos como el mío. Acá murió un nene de cuatro años, Jeremías, por un cáncer en el estómago. Esto fue hace muy pocos meses.

El nene estuvo en el hospital Posadas de Buenos Aires. Cuando vieron cómo estaba el nene, al padre le preguntaron si vivía cerca de una planta atómica o de una fábrica de químicos por el grado de contaminación que presentaba el chico. El padre respondió que era encargado de campo, y que al lado de la casa en la que vivía tenía un depósito de agroquímicos.

Ese nene murió con cuatro años, en pañales, con morfina y retorciéndose del dolor por el cáncer en el estómago.

Acá hay muchas malformaciones, nenes que nacen con labio leporino. A dos casas de la mía vive una ingeniera agrónoma que secó el pasto de su casa con glifosato puro. Al glifosato lo usan para fumigar las vías del tren, los terrenos baldíos. Todo. Están haciendo de la agricultura un campo de concentración.

Molina & Cia. SRL sigue funcionando, aunque se fue de Basavilbaso por todo esto. La empresa se compró un campo entre Basavilbaso y la ciudad de Gilbert. Hoy hacen soja y todo lo que se les cruce. Fumigan, fertilizan, todo con equipos terrestres y aéreos.

Una de las dueñas, María Elena Spiazzi, viuda de Molina (fallecida días antes de ser impreso este libro), es la presidenta del ALCEC (Asociación de Lucha contra el Cáncer) de Undinarrain, un pueblo a 40 kilómetros de Basavilbaso. O sea que por un lado te mata y por el otro trata de curarte.

Hoy, con respecto a mi tratamiento, bueno, abandoné todo. Por una cuestión económica y de decisión. Abandoné todo el 3 de agosto de 2012. Ahora me duele otra vez todo el cuerpo y sufro una regresión muscular. Incluso, me volvieron los calambres en las piernas. A mí me tienen como un hito en todo esto porque los problemas y las enfermedades directamente se me notan.

Ahora estoy esperando, esperando que se termine todo.

Es una decisión que tomé. Mi hija ya está muy bien preparada. Tengo miles de problemas físicos, pero me siento mentalmente lógico y claro. Ya no tengo más fuerzas.

No le veo sentido a seguir peleando para vivir. “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer según establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y las Provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio Nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos y de los radioactivos.”

Constitución de la República Argentina. Artículo 41.

————–

Esto que acaba de iniciarse está hecho de nombres. De historias. Que bajo la pluma de este autor, la presión del tiempo –que corre, fatal, para muchos de los protagonistas de estas páginas–, y el peso de las circunstancias, tratarán de hacerse una sola.

Un relato común. Quien aquí escribe comienza esta investigación con dudas previsibles. Fluctuaciones lógicas de quien intentará llevar a cabo la difícil tarea de reflejar, desde los ángulos más incómodos, los aspectos de una problemática que afecta a millones de personas.

Con la intriga de no saber si, incluso, los mismos nombres que abarrotarán las páginas que siguen permitirán cumplir con una tarea que surgió así, espontánea, a la sombra de injusticias que cada vez se aceptan con mayor naturalidad.

Porque esta es una historia en la que muchos mueren Y aquellos que matan siguen, en su inmensa mayoría, gozando de todas las libertades conocidas para continuar una tarea avalada por quienes deben velar por la seguridad de todos.

Porque sobre esta práctica no sólo descansa un beneficio de unos pocos: paradójicamente, depende la supervivencia económica de todo un país. Las historias de este libro reflejan las contrariedades de un modelo que desde la retórica, desde el aspecto discursivo, se muestra contrario a lo que concreta en la práctica. Y renuevan la idea de que, a la hora de garantizar el rédito económico, poco importan las consecuencias negativas.

Aunque afecten a tantos.

Esta investigación se basa en nombres como Fabián Tomasi, Sofía Gatica, Estela Lemes, Jeremías Chauque, o Ailén Peralta. También de otras identidades: Monsanto, Syngenta, Bayer, Nidera, BASF, Du- Pont, Atanor y Dow, por citar algunas.

Está hecha de declaraciones como la concretada por la presidenta de la nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el 10 de diciembre de 2011 en lo que fue su discurso de reasunción: “No soy la Presidenta de las corporaciones”.

El trabajo que aquí exhibe sus primeros párrafos aborda un mal que ya afecta a más de 12 millones de argentinos distribuidos en 14 provincias.

Como quedará expuesto en páginas sucesivas, este escrito no dará lugar a las medias tintas. Sí habilitará espacios para expresiones malditas como cáncer de pulmón, malformación congénita, aborto espontáneo, diabetes, atrofia, intoxicación, alergia, leucemia.

Todo en derredor de un negocio que le asegurará a la Argentina, sólo durante 2013, ganancias superiores a los 34.000 millones de dólares. Y que en el último decenio aportó al proyecto político del kirchnerismo fondos por más de 170.000 millones de dólares.

Este autor tiene una identidad que no piensa ocultar. Mi nombre es Patricio Eleisegui. Soy periodista. Soy escritor.

La investigación que aquí se presenta habla de los que sufren hoy. De los que murieron, en su mayoría anónimos y acallados. Y de los que, de seguro, morirán mientras se escriben estas líneas. Esta historia tiene más de un punto de partida. El final, no lo sabemos…

—————-

Entrevista con Patricio Eleisegui

———————-

Envenenados: un abomba química nos extermina en silencio

———————

Comunicado urgente contra el Despilfarro

(fragmento)

De la Comuna Antinacionalista Zamorana

comunicado_urgente

[Nota: El Comunicado urgente contra el Despilfarro es uno de los tres panfletos publicados por la Comuna Antinacionalista Zamorana, éste de 1972, redactados por Agustín García Calvo, que como declara en su acta de fundación: “… su función esencial combatir de hecho y de palabra (y tanto mejor si en tanto los hechos y las palabras vienen a confundirse) por la desaparición del Estado Español y del Estados en general -entidades ambas suficientemente definidas en su realidad abstracta y administrativa-…”. El primero de estos panfletos fue publicado posteriormente, en 1987, por la Editorial Lucina: Manifiesto de la Comuna Antinacionalista Zamorana. Desde su aparición por primera vez, en los años 1970, su crítica a la realidad dominante creemos que sigue teniendo plena vigencia, con el endurecimiento penal (la reciente de Ley de Seguridad Ciudadana), el empeoramiento de las condiciones laborales (Ley de Reforma Laboral de 2012), una intromisión aún más ideológica en la educación ( la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, LOMCE), etcétera, etcétera… siendo incontables las leyes que como losas nos van cayendo encima Gobierno tras Gobierno]

———–

Primera visión del mundo: El Estado progresa en dureza

Animados pués con esta confianza, que sólo la desesperación más cuidadosa nos permite, examinamos el Mundo brevemente desde lo alto de la añoranza del campanario de la torre de Santiago de Zamora: y ve aquí lo que vemos. Por los catalejos de algunos lo primero que se ve es que el Orden acrecienta de día en día su presión y su violencia, hasta el punto de que muchos gritan al fascismo: pues no sólo ya los estados imperialistas y socialistas, sino igualmente los estados democráticos y liberales, como solían llamarlos, se ven obligados cada vez más a desenmascararse, y el miedo de verse descubierto le hace al Estado gastar cada vez más fuerza en proteger la evidencia de su debilidad.

Segunda visión: El Estado progresa en estupidez

Pero otros lo que divisan ante todo es un aumento estraordinario de la memez y la grisura en la administración de la Nueva Sociedad por todas partes; la estrema mediocridad de los gobernantes “occidentales” (mera contrapartida y complemento de los restos de culto apoteósico a lo Mao y a lo Castro en otros sitios) se les aparece como símbolo al fin y al cabo de los nuevos modos de miseria y de la cara baratura de la vida entera en los países progresados: así­ como el continuo aumento de poder de los negociantes se acompaña en ellos de una creciente grosería en sus procedimientos y pérdida de la ingeniosidad de los mercaderes de antaño, así el Poder mismo, vendido por entero a los negociantes, no puede sino estar hecho a la medida de esos embrutecidos nietos de los burgueses, y el Estado es ya por doquier (incluso allí donde sin más ha sustituido, por revolución, a los negociantes) un Estado de mercachifles de medias de nilón y de petróleo. Y en cuanto al resto de la población, aquello que antaño se decía el pueblo, apenas hace falta ya describirlo aparte; pues con decir que ellos son los clientes de tales comerciantes y los contribuyentes de tales administradores, ya se ha dicho bastante por el momento.

Del terror de la estupidez: El macho de la mantis religiosa y la cara del conductor de automóvil

Y en efecto, por vistoso que sea el terror de la violencia declarada, con sus bombardeos y sus fusilamientos y sus carromatos de Policía, los corazones se estremecen sobre todo a la visión de la faz de la trágica idiotez que gobierna todo y que indiferentemente produce bombas o lavadoras, tanques o cochecitos individuales; al modo que en la imaginación del coito de la mantis no es tanto lo que aterra las mandíbulas de la hembra comiéndose el abdomen del macho, sino la persistencia con que él sigue comiendo en torno yerbas con que alimentar el abdomen que Ella tiene medio devorado; y así como no es la peste y el ruido del Progreso la parte más espantable del automóvil, sino la cara del conductor, llena de aquella seriedad desconsoladora del que cree que está yendo a alguna parte.

Tercera visión del Mundo: El Estado progresa en desorden por vía de la racionalización

Pero aún hay otros terceros que lo que ven en la actual historia del Poder es justamente el caos y el desorden: como si el Estado estuviera ahora viviendo sólo de la corrupción, de la inseguridad, del cambio perpetuo y acelerado. Oponen éstos, en efecto, la inestabilidad de los Estados actuales al buen asiento y relativa solidez de los pasados; toman nota de la ansiosa necesidad que todos ellos sienten de hacerse cargo de todas las modas de cada año y de cada mes, pretendiendo usarlas para su propia sustentación; y no pueden menos de ver que, así como los géneros que los Estados producen suelen ser cada vez más efímeros y más incapaces de disfrute repetido (en tanto que, por el contrario, los cadáveres y basuras de esos géneros tienden hacia la inmortalidad) así los propios Estados productores parecen perderse en una fiebre de inestabilidad y de reproducción en cientos de nuevos Estatículos, aunque esa fiebre sirva para proporcionarle al Estado el único modo de subsistencia acorde con los tiempos. Y como nota importante nos hacen ver esos observadores que esa apariencia crítica de los Estados de hoy en día la consiguen ellos precisamente por medio de un proceso de racionalización y perfección del ordenamiento: cada alto funcionario que inventa un nuevo impreso que rellenar para facilitar los trámites o cada empresario que alquila una nueva máquina ordenadora para atender como Dios manda a su contabilidad están de hecho contribuyendo a la confusión y el caos administrativo; pero con todo, su fe en el proyecto de racionalización, aunque dé como fruto inmediato un aumento de la barahúnda, está en definitiva justificada: pues lo que importa, a costa de lo que sea, es que el Estado mantenga su razón de ser: y si para subsistir requiere la asimilación del caos mismo, no por ello va el Señor a arredrarse ante el proyecto (acaso en otras tales se ha visto ya el Señor), y el desorden establecido, como llamaban al Orden los personalistas, no dejará de seguirse arrancando todas las caretas que haga falta, sabiendo que el propio proceso de desenmascaramiento sucesivo y acelerado puede también usarse como máscara del Orden que es la máscara del caos.

El clamor de apocalipsis y la promoción política de los profetas

Ello no quita para que muchos de los observadores, ante esta visión de la confusión dinámica de los Estados, al ver las carreteras tragándose los pueblos, los peces ahogándose en gasolina, los sagrados bosques atiborrados de botellas blandas, la pedantería atómica que, al no poderse emplear en una guerra lo bastante total para sus necesidades, produce en la paz idénticos efectos que en la guerra, clamen a la Apocalipsis, al Armagedón y a la Fin del Mundo para dentro de veinte o treinta años. En efecto, ¿cómo no ver con algún terror que, en el momento que hasta los restos de Naturaleza Esterior no son más que reservas señaladas con el cartel de “Naturaleza”, la bola está literalmente convertida en Hombre, cosa que amenaza la esencia misma de ese Hombre, que en oposición a dicha bola se había costituido? Y en esto acaso lo más notable es que la relación entre los profetas y la política parece ciertamente haber cambiado, y así como hace unos pocos años los clamores ecológicos y antipolutivos y la defensa de la Naturaleza por su enemigo nato, el Hombre, eran cosas más bien, por así decir, de vegetarianos y desdeñadas por los políticos serios que estaban en el Poder o que iban a tomarlo, apenas hoy en día pueden los políticos serios echar a broma los clamores de los profetas, y la protesta ecológica se ha ganado su puesto en la militancia contra el Orden junto a la económica, ya tradicionalmente venerable.

Pero por si acaso, a pesar de todo, no pasara nada

Pero con todo eso, los más o menos miembros de la comuna desconfían sobre todo del Tiempo y de la Historia: ¿cómo pués van a creer ellos en el Juicio Final, si ni siquiera en la propia muerte pueden creer ellos? Así que, aun comprendiendo los terrores y las angustias que los tiempos pueden infundir en los corazones de cualesquiera más o menos miembros de la comuna antinacionalista –en vista de lo cual justamente se han sentido inclinados a distribuir entre ellos este comunicado urgente-, no por ello piensan que haya que ceder a la prisa y a la dinámica del Orden enemigo que Él suele imbuir en los propios militantes contra el Orden (por no hablar de aquéllos otros que, huyendo de toda prisa, han desertado de la política, así como también de la Ciencia misma, y por los caminos del humo y del Oriente han vuelto a caer en las redes de la Religión); no pués ceder en todo caso a esa dinámica del terror y de la prisa, sino más bien, aprovechándose de los restos de cazurrería y desconfianza provinciana que no pueden menos de quedarles a los más o menos zamoranos, andar con tiento, no vaya a ser que, después de todo, no pase nada.

Comunicado urgente contra el Despilfarro (completo)

———————————–

¿De dónde proceden los espumillones, arbolitos de plástico, gorros, luces y otros adornos de Navidad?

Por Abby Zimet, 19 de diciembre de 2014

Common Dreams

navidad6

Para que se sepa: Esas baratijas de la Navidad, que se dice traen alegría al mundo, las guirnaldas, las brillantes estrellas, los arbolitos y otras maravillas que adornan las casas, probablemente estén fabricados en Yiwu, también conocido como El pueblo chino de la Navidad, donde miles de trabajadores mal pagados, sudan y se las ven con pinturas y pegamentos en las 600 fábricas de la ciudad. Son en su mayoría trabajadores emigrantes que respiran un ambiente lleno de vapores tóxicos, y que no sueñan con una Navidad Blanca, de la que muchos no saben nada, sino que lo que quieren en hacer el suficiente dinero para salir de aquel infierno y volver a su casa de las provincias.

La Gran Máquina de fabricación de adornos de Navidad de Yiwu, situada al sur de Shanghai, forma parte de una región con 750 empresas que obtienen enormes beneficios por su venta en el Comercio Internacional de Yiwu, con cinco distritos, y más de 62000 puestos para el consumo mundial, y que la ONU ha declarado “el mayor mercado mayorista mundial de pequeñas mercancías”. En el Distrito 2 se fabrican más de 400.000 alegrías de Navidad, lo que supone más del 60% de todos los adornos navideños del mundo: pasillos interminables bordeados por montañas de muñecos de poliestireno, árboles de plástico, cuernos de reno, luces, ovejas de peluche, sombreros…Son talleres donde se explota a los trabajadores, inmersos en una atmósfera tóxica de pinturas y colas, de modo que necesitan hasta 10 mascarillas diarias para evitar respirarlos.

Trabajan 12 horas al día, seis días a la semana, y obtienen, en nombre de la buena nueva que traen a los hombres, de 200 a 300 dólares al mes. Un documental sueco, Santa’s Workshop, muestra las brutales condiciones laborales. El fruto de su trabajo va a parar en su mayoría a la exportación, pero también hay un creciente mercado en China, donde, como es de esperar, la estrella del espectáculo es Santa Claus, y no Jesús. Tanto allí como aquí, la Máquina rechina. Para no alimentar a la Bestia, si usted no quiere engrasarla aún más, y expandir su codicia y sus tóxicos vapores, compre, en todo caso, productos locales (O déjese de fruslerías).

navidad1

navidad3

navidad4

navidad5

———–

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/further/2014/12/19/makingselling-christmas-where-your-baubles-tinsel-santa-hats-and-led-reindeer

———

Artículos relacionados:

http://www.crecex.com/misioncomercial/misionyiwu/mercadoyiwu.html

————-

 

 

La caída del precio del petróleo, ¿una estrategia geopolítica?

Por Richard Heinberg, 19 de diciembre de 2014

Common Dreams

precio_petroleo

Los precios del petróleo han caído a la mitad desde finales de junio. Supone un importante beneficio para la Industria que depende del petróleo y para la Economía mundial, aunque nadie sabe cómo responderán tanto la Industria como la Economía a largo plazo. Ya que nos encontramos a finales de año, tal vez sea buen momento para hacerse algunas preguntas: (1) ¿Por qué está ocurriendo esto?, (2) ¿Quiénes ganan y quiénes pierden a corto plazo?, y (3) ¿Cuál será el impacto sobre la producción de petróleo en 2015?

1.- ¿Por qué está sucediendo esto?

Euan Mearns escribió un buen artículo en el que explicaba las razones para la caída del precio del petróleo. En pocas palabras, viene a decir que la demanda de petróleo, sobre todo de China, Japón y Europa, está cayendo porque el crecimiento económico está fallando. Al mismo tiempo, Estados Unidos está importando menos petróleo porque su producción nacional ha aumentado, sobre todo debido a la proliferación de pozos de extracción en Dakota del Norte y Texas, utilizando técnicas de fractura hidráulica y tecnologías de perforación horizontal, mientras que la demanda se ha estancado.

Por regla general, cuando hay un desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado mundial de petróleo, los productores de petróleo, como Arabia Saudí, el mayor exportador mundial, aumentan o disminuyen su producción con la finalidad de estabilizar los precios. Pero esta vez los saudíes se han negado a reducir la producción y en su lugar redujeron los precios a sus clientes de Asia, evidentemente porque a la familia real saudí le conviene unos precios bajos. Unos precios bajos tienen un beneficio adicional, la de poner en un aprieto a los productores del petróleo obtenido de las arenas bituminosas, de la fractura hidráulica o de aguas profundas, mejorando así la cuota de mercado de Arabia Saudí.

En los medios de comunicación se ha dicho que esta situación se debe a un exceso de petróleo, pero la causa no es únicamente esa: la producción mundial de petróleo convencional ( excluyendo el gas natural licuado, las arenas bituminosas, el petróleo obtenido a gran profundidad…) dejó de crecer en 2005, y va disminuyendo poco a poco. Casi todo el aumento de la oferta procede de los métodos más costosos de producción ( y los más desastrosos para el medio ambiente), como las arenas bituminosas y la fractura hidráulica. En consecuencia, los precios del petróleo han estado muy altos durante este período ( a excepción de los peores meses de la Gran Recesión). Incluso a su actual bajo nivel, de 55 a 60 dólares, los precios del petróleo se mantienen por encima de los precios previstos por la Agencia Internacional de la Energía para este período, según sus previsiones de hace una década.

Los costes de prospección y producción de petróleo han aumentado de forma espectacular ( Steve Kopits, un analista del mercado de la energía, estimaba que los costes estaban aumentando a un promedio de un 11% anual).

Durante la última década, la Industria petrolera ha visto cómo se han incrementado los costes de producción, un crecimiento más lento de la oferta, una disminución en la calidad de los recursos y unos precios más altos. De este contexto no se habla generalmente en las noticias sobre la caída de los precios, de modo que los recientes acontecimientos nos parecen incomprensibles. Si una característica tiene el actual mercado del petróleo es el de la saturación, lo que significa que en estos momentos, y a estos precios, hay más oferta que demanda. Por lo tanto, no debe considerarse como fundamental, a largo plazo, la abundancia de recursos.

2. ¿Quiénes ganan y pierden a corto plazo?

Gail Tverberg bromea en torno a las posibles consecuencias de la caída del precio del petróleo. Estados Unidos puede obtener algunos beneficios de un precio menor de la gasolina: los automovilistas tendrán más dinero en el bolsillo para gastárselo en Navidad. Sin embargo, la caída de los precios también supone un peligro, y cuanto más tiempo estén los precios bajos, mayor el riesgo. Durante los últimos años, la producción mediante la fractura hidráulica y del petróleo obtenido de las arenas bituminosas, han sido los factores más importantes del crecimiento de la Economía estadounidense, de 300 a 400 mil millones de dólares anuales adicionales al PIB. Los Estados donde existen este tipo de yacimientos han visto aumentar considerablemente los puestos de trabajo, mientras que el resto del país se mantiene en una situación de estancamiento.

El auge del gas de esquisto (fractura hidráulica) es una combinación de unos altos precios del petróleo y una fácil financiación: con unas tasas de interés muy cerca del 0%, de modo que decenas de pequeñas empresas petroleras y de gas han asumido enormes deudas con el fin de pagar los arrendamientos para realizar las perforaciones, el alquiler de equipos y el costoso proceso de fractura hidráulica. Son empresas frágiles incluso en los buenos tiempos: empresas que subsisten con la reventa de los contratos de arrendamiento, nuevas formas de financiación, y la venta de sus productos no tienen unos beneficios claros. Si los precios siguen bajando, se reducirá el número de perforaciones y muchas de ellas desaparecerán.

El mayor daño por los bajos precios del petróleo lo está sufriendo Rusia, quizás más que cualquier otro país. Es uno de los mayores productores del mundo, y el petróleo y el gas sus principales fuentes de ingresos. Como resultado de la caída de los precios y las sanciones impuestas por Estados Unidos, el rublo está en crisis. A corto plazo, las Empresas de petróleo y de gas de Rusia están tratando de amortiguar el impacto: obtienen dólares estadounidenses por la venta de sus productos, mientras que pagan en rublos, que ha perdido aproximadamente la mitad de su valor ( en comparación con el dólar) en los últimos cinco meses. Pero para los rusos y su Gobierno estos son tiempos difíciles.

La caída de los precios del petróleo también puede tener un significado geopolítico. Estados Unidos y Rusia están enfrentados en una guerra de baja intensidad por el control de Ucrania: Moscú entiende que son esfuerzos de aquél para arrebatar a ese país de su área de influencia y situarlo bajo el control de la OTAN; Washington por su parte, quiere a una Europa lejos de Rusia, sin posibilidad de que se establezca una integración económica en Eurasia, lo que socavaría su condición de única superpotencia (véase un análisis aquí). Washington también ve la anexión de Crimea como una violación de los acuerdos internacionales. Algunos argumentan que la caída del precio del petróleo puede deberse a la estrategia de Washington y Arabia Saudí para inundar el mercado con el objeto de hundir la economía rusa, neutralizando la resistencia de Rusia a las pretensiones de la OTAN (aunque unos precios bajos hacen resentirse a la Industria petrolera de Estados Unidos). Rusia ha consolidado recientemente sus relaciones económicas con China, tal vez como una respuesta. La decisión de los saudíes de vender petróleo a China a bajo precio puede entenderse como un intento más de Washington para evitar la integración económica euroasiática (a través de su apoderado de la OPEP).

Otros países exportadores de petróleo que también necesitan de un precio más elevado del petróleo, en particular Venezuela e Irán, en la lista de enemigos de Washington, están experimentando problemas económicos por la caída de los precios. Pero no son los únicos casos: Nigeria ha tenido que rehacer el presupuesto del próximo año, y la producción de petróleo en el mar del Norte se acerca a una situación insostenible.

Los acontecimientos se desarrollan con rapidez, mientras continúan las presiones económicas y geopolíticas . Históricamente, circunstancias similares a éstas han provocado graves conflictos, aunque una guerra entre Estados Unidos y Rusia parece impensable debido a las armas de disuasión nuclear que ambas naciones poseen.

Si efectivamente existen elementos de intriga geopolítica, liderada por Estados Unidos, aunque hay buena parte de especulación, hay riesgo de retroceso económico: la caída en los precios del petróleo puede hacer estallar una burbuja especulativa de bonos de altos rendimientos, relacionada con bonos basura, que junto al aumento en la producción de petróleo, que ayudó a la recuperación económica de Estados Unidos, podría dar lugar a una disminución del empleo en todo el sector energético y contagiar ese miedo al sector bancario. Las consecuencias finales de la caída de los precios del petróleo podrían generar pánico en los ámbitos financieros (John Michael Greer, analiza de forma persuasiva esa posibilidad de una forma entretenida), aunque todavía es demasiado pronto como para considerar esto como algo más que una posibilidad.

3.- ¿Cuál será el impacto en la producción de petróleo?

Hay buenas noticias para la Industria del petróleo a pesar de todo: los costes de producción es casi seguro que se reduzcan en los próximo meses. Las empresas reducirán los costes siempre que puedan (mantenimiento, gerentes). Como muchas plataformas de perforación estarán sin uso, los costes del alquiler de los equipos caerán. Dado que el precio del petróleo es un ingrediente del precio de casi todo lo demás, un petróleo barato puede reducir costes en el transporte y logística. Los productores retrasarán las inversiones. Las empresas sólo explotarán los yacimientos más rentables, de menor coste, y esto conlleva un menor gasto para la Industria. La Industria tendrá que explicárselo, no tardando, mucho a los inversores. Los costes en la producción aumentaron mucho en el último decenio debido a que los depósitos convencionales de petróleo se están agotando. Esos lugares más productivos requerían de menor coste para la extracción, ya muy limitados en tamaño y número.

Esta Industria hace frente como puede a esta nueva situación: la empresas de fractura hidráulica necesitan rentabilidad para evitar que el valor de sus acciones se evapore. Las principales empresas petroleras han participado en el auge del petróleo no convencional, sin embargo, unos precios bajos les obligará también a recortar inversiones. Las perforaciones no cesarán, pero los contratos se limitarán: en el mes de noviembre el número de permisos emitidos en Estados Unidos se redujeron en un 40% con respecto al mes anterior).

Muchas empresas no tendrán más remedio que llevar a cabo los proyectos en los que ya se han comprometido financieramente, por lo que la producción no disminuirá de forma sustancial durante varios meses. Las producción de las arenas bituminosas de Canadá probablemente continuarán al ritmo actual, pero no va a expandirse, ya que los nuevos proyectos necesitan de un precio del petróleo por encima del nivel actual para poder cubrir gastos.

Como señala en el análisis de David Hughes del Instituto Postcarbón, incluso sin que la caída de los precios tocase la producción en los yacimientos de Bakken y Eagle Ford, era previsible un pico en la producción y luego un rápido descenso en los próximos dos o tres años. La caída de los precios puede acelerar este punto de inflexión inevitable.

¿Cuánto caerá y con qué rapidez la producción mundial de petróleo? Euan Mearns ofrece tres escenarios: el más probable ( en su opinión) es que la capacidad de producción mundial se contraerá alrededor de dos millones de barriles diarios en los próximos dos años como consecuencia de la caída de los precios.

Podemos estar presenciando una de esas ironías de la historia: el inicio de un inevitable y persistente declive en la producción mundial de combustibles fósiles, que comienza no por unos precios altos del petróleo, como vimos en 1970 o en 2008, sino por la caída del precio, y que algunos expertos vaticinan como la muerte del pico del petróleo. Mientras tanto, los peligros económicos y geopolíticos que juegan con el precio del petróleo, han creado unas expectativas para la negocios en 2015 que quizás sean vanas.

————–

Richard Heinberg es miembro del Post Carbon Institute, autor de once libros, siendo el más reciente Snake Oil: How Fracking’s False Promise of Plenty Imperils Our Future. Sus libros anteriores incluyen: The Party’s Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Peak Everything: Waking Up to the Century of Declines, y The End of Growth: Adapting to Our New Economic Reality.

————

Procedencia del artículo:

http://www.commondreams.org/views/2014/12/19/oil-price-crash-2014

————–

Otra explicación:

La caída de los precios del petróleo obedece a que entramos en una nueva recesión mundial

————

 

 

Más de 268.000 toneladas de plástico en el mar

Por Magnus Johnson & Melanie Coull, 11 de diciembre de 2014

The Ecologist

Una cría de albatros en descomposición deja ver el plástico presente en su estómago. Chris Jordan, CC BY NC ND

Una cría de albatros en descomposición deja ver el plástico presente en su estómago.
Chris Jordan, CC BY NC ND

Los océanos están repletos de plástico, dicen Magnus Jhonson y Melanie Coull, con graves efectos sobre la fauna, al confundirlo con alimento. Pero no sólo afecta a los tiburones, tortugas y albatros, sino que las consecuencias más perjudiciales no se ven a simple vista: los productos tóxicos que los plásticos contienen.

Hay por lo menos 268 mil toneladas de plástico flotando en los océanos, según una nueva investigación realizada por un equipo internacional de científicos.

En el mundo se generan 288 millones de toneladas de plástico al año, más que el cultivo anual de hortalizas. Sólo el 0,1% de ese plástico se encuentra en el mar.

La nueva investigación muestra lo poco que sabemos de qué ocurre con los residuos plásticos una vez que nos deshacemos de ellos.

¿A dónde van? A la cadena alimentaria…

Lo más obvio son esos antiestéticos residuos que las olas arrastran hasta las playas. Estos grandes trozos de plástico son perjudiciales para las criaturas marinas, ya que no están acostumbrados a ellos. Las tortugas, por ejemplo, se comen las bolsas de plástico al confundirlas con medusas.

En las islas exteriores de Hawai, el albatros de Laysan se alimenta de los restos que se encuentran flotando en el mar. Si bien los adultos pueden regurgitar el plástico que ingieren, sus polluelos no pueden hacerlo. Es corriente encontrar a los jóvenes albatros muertos y con el estómago lleno de tapones de botellas, encendedores y otros desechos de plástico, muriendo de hambre.

Pero estos daños que son bien visibles sólo representan la punta del iceberg. Los trozos de plástico más pequeños, de menos de 2,5 mm de diámetro, que se han ido formando al separarse de los trozos mayores, son muy abundantes en las muestras de zooplancton del Pacífico Oriental.

En algunas regiones del Pacífico Central ahora hay seis veces más plástico que plancton. El plancton sirve de alimento a las aves, a los peces y las ballenas, confundiendo a menudo los trozos de plástico con el krill.

¿Puede distinguir el plástico? NOAA

¿Puede distinguir el plástico? NOAA

Cuanto más pequeños los pedazos, peor

Por razones técnicas, Eriksen y su equipo no consideraron las partículas más pequeñas todavía, que son las más perjudiciales de todas. Estamos hablando de los trozos de menos de 0,5 mm o mucho menos, no visibles a simple vista, que a menudo proceden de cosméticos o medicamentos que contienen nanopartículas o microperlas.

Estas nanopartículas de un tamaño similar a las formas más pequeñas de plancton ( pico y nanoplancton), es el grupo más abundante y el que más contribuye en términos de biomasa y a la producción primaria. Más a medida que es más pequeño.

Todavía no sabemos cómo interactúan las nanopartículas de plástico con la fauna marina, pero sabemos que pueden ser absorbidas por las células. Y lo que es peor, son portadores muy eficientes de moléculas orgánicas como el estradiol, un medicamento utilizado para el control de la natalidad y la fecundación in vitro, que llega al mar a través de nuestras aguas residuales.

Las nanopartículas están siendo investigadas para la administración de fármacos, al considerarse que pueden ser mejor absorbidos los medicamentos por las células.

Por lo tanto, no sólo nos debe preocupar el propio plástico, sino lo que los plásticos llevan, sustancias como las nanopartículas de plástico que pueden dañar gravemente los ecosistemas marinos.

Otro problemas es que nos olvidamos de los daños en nuestra propia salud

Los disruptores endocrinos se pueden encontrar en mayores concentraciones en el fondo que en los plásticos que flotan en la superficie. Estos, los disruptores endocrinos, son ingeridos por los organismos, interfiriendo en el proceso reproductivo. En algunas especies, como los mejillones, se ha visto que los machos se convierten en hembras. ( Sobre los efectos en la salud de los disruptores endocrinos puede consultar: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2014/12/14/dos-nuevos-estudios-alertan-sobre-los-efectos-del-bisfenol-a-en-la-salud/)

Imagen: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0111913

Imagen: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0111913

Los trozos de plástico que flotan también son colonizados por diferentes organismos, tales como patógenos bacterianos, o insectos marinos que necesitan una superficie dura para poner sus huevos, de modo que el plástico favorece el crecimiento de sus poblaciones.

Estos desechos de plástico son muy persistentes en el tiempo, más que los restos flotantes de origen natural, por lo que podrían ser un vehículo ideal para la introducción de especies invasoras, potencialmente devastadoras.

La contaminación por plásticos del medio marino es la Cenicienta de los problemas medioambientales, con menos atención que sus otras feas hermanas, el cambio climático, la acidificación de los mares, la pesca, las especies invasoras, los residuos de alimentos, pero afecta a todos los ámbitos y merece una mayor atención por parte de la comunidad científica.

————

Magnus Jhonson es Profesor de Biología del Medio Marino en la Universidad de Hull

Melanie Coull es investigadora en Biología Ambiental Marina de la Universidad de Hull.

————-

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

————-

 Incluimos también la traducción de uno de los comentarios:

Christopher Seymour

“Mi tesis doctoral trató sobre la cantidad de microplásticos presentes en las arenas de la playa. En Escocia encontré de 60.000 a 110.000 trozos por metro cúbico. Estos resultados son similares a los encontrados por otros científicos en otros lugares, hablando por tanto de volúmenes superiores a los señalados en este artículo. En efecto, en la serie de documentos que consulté se hablaba de que la cantidad de plástico presente en el mar es de varios millones de toneladas. Los microplásticos son una balsa muy eficiente para especies invasoras, para bacterias y contaminantes. Parece ser que existe una elevada correlación entre ciertos contaminantes, como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH) y ciertos contaminantes orgánicos persistentes (POP) en el aumento de problemas endocrinos en delfines y ballenas. Tiene múltiples repercusiones; defectos de nacimiento, problemas de hígado y enfermedades de la piel. Todo ellas parecen estar relacionadas con estos contaminantes. Sin embargo, es un tema que parece que todavía no ha logrado despertar mucho interés, sobre todo porque estas cosas no se ven a simple vista. Yo no vi nada hasta que puse las muestras en el microscopio, entonces me di cuenta de la magnitud real del problema. No se trata de ninguna exageración, pero seguro que se convertirá en uno de los problemas ambientales más urgentes en los próximos diez años, pero para entonces ya se habrá hecho mucho daño”. http://theconversation.com/in-the-ocean-the-most-harmful-plastic-is-too-small-to-see-35336

——————

Dos nuevos estudios alertan sobre los efectos del Bisfenol A en la salud

Por el Dr. Sebastián Vignoli Carradori, 14 de diciembre de 2014

El recubrimiento interior de las latas de conserva suele contener importantes cantidades de Bisfenol A

El recubrimiento interior de las latas de conserva suele contener importantes cantidades de Bisfenol A

El bisfenol A (BPA) es un compuesto orgánico que se polimeriza para formar plástico (policarbonato y resinas epoxi fundamentalmente). Es uno de los productos químicos que más se fabrica en el mundo. La exposición humana se produciría a partir de la contaminación de alimentos en contacto con BPA, aunque también de podría producir inhalando polvo doméstico o a través de la piel1. Recientemente se ha publicado un artículo en la revista médica JAMA Pediatrics que dice que la exposición prenatal a BPA podría aumentar el riesgo de asma y broncoespasmo en niños2. Es una más en la larguísima lista de enfermedades y trastornos a las que se ha asociado el BPA en los últimos años.

Una vez en el interior del organismo, tiene actividad estrogénica y se comportaría como un xenoestrógeno y disruptor endocrino. Se le ha relacionado con problemas de fertilidad tanto en hombres como en mujeres3;4.

Como disruptor endocrino podría provocar obesidad5, diabetes6 y hipertensión arterial7;8.

También se ha postulado que podría provocar enfermedad cardiovascular9-11.

Como posible cancerígeno, podría aumentar el riesgo de cáncer de mama, próstata y testículo12.

Se han descrito varios mecanismos de acción para explicar cómo el BPA produciría su efecto biológico: como análogo estrogénico y antiandrogénico4 y cambios epigenéticos5;13, pero para poder explicar la gran variedad de efectos biológicos que parece tener y enfermedades que podría provocar, el mecanismo que mejor los explicaría todos es el aumento del estrés oxidativo11;14;15, mecanismo de acción que probablemente comparta con la gran mayoría de xenobióticos dañinos para el ser humano y el medio ambiente.

Un artículo científico reciente estima que hay 250.000 toneladas de plástico flotando en el mar16, o lo que es lo mismo 5.000.000.000.000 de pedazos de plástico surcando los mares. Es muy preocupante.

Referencias:

(1) Vandenberg LN, Hunt PA, Myers JP, vom Saal FS. Human exposures to bisphenol A: mismatches between data and assumptions. Rev Environ Health 2013;28:37-58.

(2) Spanier AJ, Kahn RS, Kunselman AR. Bisphenol a exposure and the development of wheeze and lung function in children through age 5 years. JAMA Pediatrics 2014.

(3) Lassen TH, Frederiksen H, Jensen TK et al. Urinary bisphenol A levels in young men: association with reproductive hormones and semen quality. Environ Health Perspect 2014;122:478-484.

(4) Peretz J, Vrooman L, Ricke WA et al. Bisphenol a and reproductive health: update of experimental and human evidence, 2007-2013. Environ Health Perspect 2014;122:775-786.

(5) Manikkam M, Tracey R, Guerrero-Bosagna C, Skinner MK. Plastics derived endocrine disruptors (BPA, DEHP and DBP) induce epigenetic transgenerational inheritance of obesity, reproductive disease and sperm epimutations. PLoS One 2013;8:e55387.

(6) Alonso-Magdalena P, Quesada I, Nadal A. Endocrine disruptors in the etiology of type 2 diabetes mellitus. Nat Rev Endocrinol 2011;7:346-353.

(7) Bae S, Kim JH, Lim YH, Park HY, Hong YC. Associations of bisphenol A exposure with heart rate variability and blood pressure. Hypertension 2012;60:786-793.

(8) Shankar A, Teppala S. Urinary bisphenol A and hypertension in a multiethnic sample of US adults. J Environ Public Health 2012;2012:481641.

(9) Lind PM, Lind L. Circulating levels of bisphenol A and phthalates are related to carotid atherosclerosis in the elderly. Atherosclerosis 2011;218:207-213.

(10) Melzer D, Rice NE, Lewis C, Henley WE, Galloway TS. Association of urinary bisphenol a concentration with heart disease: evidence from NHANES 2003/06. PLoS One 2010;5:e8673.

(11) Gao X, Wang HS. Impact of bisphenol a on the cardiovascular system – epidemiological and experimental evidence and molecular mechanisms. Int J Environ Res Public Health 2014;11:8399-8413.

(12) Rochester JR. Bisphenol A and human health: a review of the literature. Reprod Toxicol 2013;42:132-155.

(13) Singh S, Li SS. Epigenetic effects of environmental chemicals bisphenol a and phthalates. Int J Mol Sci 2012;13:10143-10153.

(14) Kaur K, Chauhan V, Gu F, Chauhan A. Bisphenol A induces oxidative stress and mitochondrial dysfunction in lymphoblasts from children with autism and unaffected siblings. Free Radic Biol Med 2014;76:25-33.

(15) Song S, Zhang L, Zhang H, Wei W, Jia L. Perinatal BPA exposure induces hyperglycemia, oxidative stress and decreased adiponectin production in later life of male rat offspring. Int J Environ Res Public Health 2014;11:3728-3742.

(16) Eriksen M, Lebreton LCM, Carson HS et al. Plastic Pollution in the World’s Oceans: More than 5 Trillion Plastic Pieces Weighing over 250,000 Tons Afloat at Sea. PLoS One 2014;9:e111913.

—————————————————————————-

El Bisfenol A (BPA) produce más daño de lo que se pensaba hasta ahora

Uno de los paradigmas de la toxicología: «la dosis hace al veneno», es completamente falso. Más bien sería que dosis diferentes provocan enfermedades diferentes. Incluso podría darse el caso que dosis pequeñas podrían tener un efecto biológico similar o superior a dosis muy elevadas. En el caso del bisfenol A, concentraciones bajísimas tienen efecto estrogénico.

Algo parecido pasa con la radiación electromagnética, donde campos de muy poca fuerza y pulsátiles (similares a los que se producen en los seres vivos de manera natural) tendrían tanto efecto o más que la exposición a campos continuos muy intensos.

Por Sayer Ji, 7 de diciembre de 2014

Activist Post

Un nuevo estudio revela nuestro desconocimiento sobre los efectos dañinos del Bisfenol A y sus análogos: son 100 veces más tóxicos de lo que se creía anteriormente.

El nuevo estudio señala que este producto químico, el Bisfenol A, que se utiliza en cientos de productos para el consumo, y cada vez más presentes otras sustancias análogas , como el Bisfenol S y el Bisfenol F, son mucho más perjudiciales para el sistema endocrino de los varones en el período prenatal de lo que anteriores estudios toxicológicos habían sido capaces de determinar.

Este nuevo estudio ha sido publicado en la revista Fertility and Sterility: “ Un nuevo capítulo en la historia del Bisfenol A: el Bisfenol S y el Bisfenol F no son alternativas seguras para sustituir a este compuesto”.

Debido a la toxicidad del Bisfenol A, los fabricantes están sustituyendo este compuesto por otros bisfenoles químicamente similares, cuyos efectos tóxicos todavía no se habían estudiado. Algunos consumidores habían tomado conciencia de este problema y adquirían productos libres de Bisfenol A, pero están siendo engañados al creer que ahora están libres de esta sustancia química y que por lo tanto eran más seguros.

En el nuevo estudio se ha empleado un innovador sistema de cultivo organotípico, que consiste en la toma de muestras de tejido de ratón, de ratas y testículo fetal humano, con la finalidad de crear un modelo experimental que reproduzca con precisión algunas de las dinámicas observables dentro de los sistemas in vivo, algo no comparable con los sistemas convencionales in vitro. A este entorno experimental se le denomina Sistema de ensayo con testículo fetal (FeTA).

Resulta preocupante lo que encontraron:

Con el empleo del sistema de cultivo que hemos desarrollado (ensayo con testículo fetal: FeTA) se ha comprobado que 10 nmol/L BPA (Nanomoles por litro, o sea,1×10-8 moles por litro) reduce la secreción basal de testosterona de los testículos fetales del ser humano y que la susceptibilidad por la exposición a BPA es de al menos 100 veces menor en los testículos fetales de la rata y el ratón”.

En otras palabras, el efecto perturbador endocrino del Bisfenol A, en particular por su capacidad para reducir la secreción de testosterona durante el desarrollo embrionario, puede ser de al menos 100 veces más tóxico de lo que se creía.

¿Cómo puede ocurrir algo así?

Las evaluaciones toxicológicas convencionales de riesgos de nuevos productos químicos, tales como el Bisfenol A, se realizan siempre en los roedores, con efectos ( dosis letal 50%/ DL 50) que se extrapolan a los seres humanos en relación a la diferencia de peso corporal. Lo que no se tiene en cuenta son las diferencias ontológicas entre las células de diferentes especies. Tampoco se tiene en cuenta que la respuesta no puede ser lineal entre dosis y efecto ( es decir, la monotonicidad) y que la aplicación de un DL 50 puede ser errónea. (DL= dosis letal. DL50: dosis necesaria para matar al 50% de la población expuesta al tóxico por un tiempo determinado).

Se van acumulando evidencias científicas que han llevado a reconocer que dosis muy bajas de sustancias químicas presentes en los sistemas hormonales producen una respuesta contraria a la que cabría esperar: una dosis más baja puede tener efectos más perturbadores en nuestro sistema hormonal que una dosis más alta. [Véase en este sentido el llamado efecto espectador].

Este concepto puede resultar tan contradictorio que requiere de una mayor explicación. Por ejemplo, si 1 miligramo de compuesto químico X induce la muerte celular de una célula expuesta a ese compuesto, y 0,01 miligramo de ese compuesto X induce un cambio en el fenotipo de la célula, consistente con la aparición del cáncer, este último efecto ( el de dosis más baja) puede ser más perjudicial a largo plazo, ya que las células muertas pueden ser reemplazadas por las células madre, mientras que la carcinogénesis inducida químicamente puede dar en la muerte de todo el organismo.

Este caso en cuestión:

Utilizando el sistema FeTA, del que se informó anteriormente, se descubrió que la secreción de testosterona basal por los testículos humanos no se vio afectada por una concentración de 10000 nmol/L DES, pero sí se reduce la concentración a cantidades tan bajas como 10 nmol/L BPA, el efecto es claro. Por el contrario, 10 nmol/l y 100 nmol/l BPA no afectaron a la secreción de testosterona de los testículos de la rata y el ratón, y 10000 nmol/l BPA fue la concentración necesaria para observar una reducción significativa”. (58)

Los investigadores también observaron que durante el desarrollo prenatal del varón entre las 6,5 y 14 semanas de gestación ( lo que se conoce como el período de masculinización) la exposición a los Bisfenoles puede estar dando lugar a un aumento alarmante de los trastornos reproductivos masculinos, como por ejemplo “ hipospadias ( una ubicación anormal del orificio urinario), criptorquidia ( ausencia de uno o de ambos testículos), desarrollo incompleto o agenesia de la próstata y vesículas seminales y la reducción de la distancia anogenital (distancia entre el ano y los genitales) y la longitud del pene”.

El ensayos toxicológicos convencionales dan por supuesto que una mayor concentración de una sustancia tóxica tiene una respuesta lineal adversa que es cuantificable. Esta suposición ya no puede ser mantenida por más tiempo. Los sistemas vivos son muy dinámicos y complejos, y nunca se puede predecir cómo afectará una sustancia química xenobiótica. Exponer durante el desarrollo embrionario a un producto químico biológicamente incompatible tiene una importancia crítica, puede dar lugar a efectos adversos incalculables. Es por tanto primordial eliminar las exposiciones innecesarias, en lugar de atenernos a las consideraciones de las Agencias de Regulación sobre ingesta diaria admisible.

Es el momento de pedir la prohibición de los productos que contienen Bisfenol. Se producen anualmente 3,4 millones de toneladas, de las cuales el 20% se destina a la resinas Epoxi, recubrimientos interiores de latas de conserva y envases metálicos de las bebidas. Dado lo conocido por las últimas investigaciones, este producto químico está causando un enorme daño a las personas expuestas a él. Los investigadores comentan lo siguiente:

El Bisfenol A (BPA) es un compuesto químico del que se sabe produce trastornos endocrinos, y una de las dudas es de si los nuevos compuestos que lo sustituyen son seguros. El Bisfenol S (BPS) y el Bisfenol F (BPF) ya están siendo utilizados como alternativas al BPA. Con el nuevo sistema de investigación que hemos desarrollado ( ensayo con testículo fetal), se ha comprobado que con sólo 10 nmol/l de BPA se reduce la secreción basal de testosterona en los testículos del feto humano y que la susceptibilidad al BPA de los testículos de las ratas y ratones es 100 veces menor. Se ha descubierto que al añadir hormona luteinizante (LH) al sistema FeTA, mejora mucho la concentración mínima efectiva de BPA en los ratones y los seres humanos, no así en los testículos de la rata. Si se utiliza el sistema FeTA sin LH ( las condiciones experimentales en las que los testículos fetales del ratón y de los seres humanos son más sensibles a BPA), encontramos que, tanto para el BPA, y una concentración de 10 nmol/l de BPS o BPF, es suficiente para disminuir la secreción basal de testosterona en los testículos fetales, con curvas dosis-respuesta no monotónicas. En los testículos fetales del ratón, las curvas dosis-respuesta eran en su mayoría monotónicas y las concentraciones mínimas eficaces fueron de 1000 nmol/l de BPA y BPF y de 100 nmol/l para el BPS. Finalmente, una concentración de 10000 nmol/l de BPA, BPS o BPF, reduce la expresión de Insl3 en los cultivos de células de los testículos fetales del ratón (Insulin-like 3 es una proteína que en los humanos está codificada por el gen INSL3. La proteína codificada por este gen es similar a la insulina y se produce principalmente en los tejidos gonadales de machos y hembras). Este es el primer estudio que describe los efectos adversos del BPS y del BPF en las funciones fisiológicas de los seres humanos y los roedores”.

Aspectos positivos…

Hay muchos productos químicos que como el BPA representan un riesgo elevado de producir daño, sin embargo disponemos de mucha información científica que nos pueda ayudar a mitigar o reparar ese daño asociado. De acuerdo con nuestra misión, hemos consultado la Biblioteca Nacional de Medicina para conocer aquellos sistemas biológicos que pueden atenuar los efectos adversos de estos productos químicos. Estas son algunas de las cosas que hemos encontrado:

  • Genisteína: es un compuesto químico que se encuentra en concentraciones fisiológicamente significativas en la soja, el trébol rojo y el café. Es capaz de mitigar los efectos negativos por la exposición al Bisfenol A. Leer los estudios.

  • Ácido alfa-lipoico: Se puede encontrar en las tiendas naturistas, y se ha comprobado que mitiga los efectos de toxicidad testicular del Bisfenol A. Leer el estudio.

  • Probióticos: Las cepas bacterianas de Bifidobacterium breve y Lactobaciluus casei reducen la absorción intestinal de Bisfenol A. Leer el estudio.

  • Ácido fólico: Esta vitamina ( aunque sea sintética; elegir folato siempre que sea posible) se ha comprobado que atenúa los efectos epigenéticos adversos del Bisfenol A,, tales como la hipometilación del ADN. Leer el estudio.

  • Té negro: Este compuesto natural reduce los efectos adversos del Bisfenol A en las células. Leer el estudio.

  • Kimchi: La cepa bacteriana que se encuentra en este extracto de col fermentada se ha descubierto que degrada el Bisfenol A. Leer el estudio.

  • La jalea real: Producida por las abejas obreras para la reina, también se sabe que inhibe los efectos estrogénicos y proliferativos ( potencialmente promotor del cáncer) del Bisfenol A. Leer el estudio.

Pero evidentemente lo mejor es evitar la exposición a los Bisfenoles siempre que sea posible. Pero simplemente en un ticket de compra, o los alimentos enlatados, son fuente de Bisfenol A que hay que evitar, pero es una propuesta muy difícil. Esperemos que estas investigaciones fomenten entre los fabricantes y las Agencias de Regulación la toma de medidas para poner freno a la utilización de los Bisfenoles.

————-

Este artículo apareció por primera vez en GreenMedInfo.

————

Procedencia del artículo:

http://www.activistpost.com/2014/12/research-bisphenol-bpa-causes-100x-more.html

————

El verdadero coste de la producción industrial de carne

por Martha Rosenberg, 10 de diciembre de 2014

Dissident Voice

granja_avicola1

No está permitido el acceso a la granja de pollos de Craig Watts que cría pollos para el gran productor avícola de Estados Unidos Perdue, en Carolina del Norte. Tampoco permiten que Watts pueda abrir las puertas para que entre el aire y la luz solar. Pero, harto de los abusos a los que se somete a los criadores de pollos, a los consumidores y a los propios animales, cosa que ha tolerado durante demasiado tiempo, Watts han decidido que las cámaras entren en la granja para que las gentes puedan ver lo que Perdue llama humano. “No es como lo anuncian, es un eufemismo”, dice Watts.

https://www.youtube.com/watch?v=YE9l94b3x9U

Hay una enorme diferencia entre lo que se publicita y lo que Perdue hace en realidad, dice Nicholas Kristof en The New York Times en un artículo publicado la semana pasada y en el que comentaba el vídeo, publicado por Compassion in World Farming, un grupo internacional que viene trabajando desde hace ya 47 años.

Muchas personas que han visto las imágenes de la cría moderna de pollos por parte de las grandes marcas dicen que esto no es verdad y que no representa lo que realmente ocurre en una de estas granjas. Quizás sea una de las primeras veces en las que se ofrecen y salen a la luz imágenes de un productor autorizado de Perdue. El vídeo no sólo muestra imágenes de pollos enfermos y moribundos que luego pasan a la venta, sino también acusa al Gobierno por permitir estas condiciones y que luego hable de procesos verificados y condiciones humanas.

¿Quién es Craig Watts? Es un criador de pollos de 48 años de edad, que se dedica a la cría de pollos en condiciones humanas con el permiso de Perdue. Leach Garcés, director de Compassion in World Farming, me dijo en una entrevista que granjeros como Watts entran más dentro de la categoría de sirvientes, y que el 71% de ellos viven en el umbral de la pobreza. Watts, que tiene 3 hijos y está casado con una maestra de escuela, firmó un contrato por valor de 400.000 dólares al año para terminar obteniendo el salario mínimo. No tiene control sobre la salud de las aves que recibe de Perdue o la forma en que debe criarlas o tratarlas. Recibe de Perdue 5 centavos de dólar por libra de peso de las aves (4 céntimos de euro por cada 450 gramos ).

Y la cosa no para ahí. Trabajando en las naves cerradas, con altas concentraciones de amoniaco, ha visto resentirse sus pulmones y tiene problemas respiratorios, dice Garcés. Además de Watts, sólo hay otro trabajador para el cuidado de todos los pollos, unos 120.000, con 30.000 en cada una de las naves.

Durante los meses en que Garcés trabajó con Watts, se hicieron amigos porque ambos querían que los pollos tuviesen una vida mejor. Estaban horrorizados por el enorme engaño del productor de pollos Perdue. Aves Perdue, según se muestra en el vídeo, cría todo tipos de pollos, los que no pueden ni sostenerse debido a la debilidad de sus patas y se arrastran produciéndose heridas en carne viva, o se revuelcan en la basura. Jadean, apenas pueden respirar y se ve claramente que sufren, como admite Watts. No es un buen alimento, no se trata de animales sanos, ni por supuesto es una producción en condiciones humanas.

¿Habrá perdido Watts su contrato con Perdue después de mostrar esto? Posiblemente, dice Garcés, pero puede llegar a servir de ejemplo a otros criadores de aves que ya no estén dispuestos a tolerarlo, el abuso con los animales en la cría moderna de pollos y la ínfima calidad de estos alimentos. “Nos hemos pasado, hemos ido demasiado lejos”, dice Watts sobre la producción moderna de pollos.

Para obtener más información acerca del criador de pollos Perdue, puede visitar la siguiente dirección: http://www.ciwf.com/

———

Martha Rosenberg es columnista y dibujante. Escribe sobre temas de salud pública. Su primer libro titulado Born with a Junk Food Deficiency: How Flaks, Quacks and Hacks Pimp the Public Health, ha sido publicado por Prometheus Books. Puede ponerse en contacto con ella en

martharosenberg@sbcglobal.net. Lea otros artículos de Martha Rosenberg.

¿Quiénes afirman que los transgénicos son seguros?

Por Claire Robinson, 8 de diciembre de 2014

Beyond-GM

transgenicos3

Ningún artículo que cuestione la seguridad de los transgénicos está completo si no incorpora  una refutación que incluya comentarios tranquilizadores por parte de organizaciones científicas o agencias gubernamentales, diciendo que los alimentos transgénicos son seguros.

Consideremos por ejemplo el reciente artículo publicado en el diario británico The Guardian, que informa del inicio del más amplio estudio de alimentación en animales a largo plazo con un maíz transgénico que ya lleva varios años consumiéndose. Entre los muchos comentarios se incluye un ejemplo típico:

¿Hay algún cultivo transgénico de uso generalizado que haya demostrado ser peligroso? Suponemos que no, ya que las siguientes organizaciones consideran los cultivos transgénicos como seguros:

  • La Asociación Americana para el Avance de la Ciencia

  • La Asociación Médica Americana

  • La Academia Nacional de Ciencias (Estados Unidos)

  • La Organización Mundial de la Salud

  • La Comisión Europea

  • La Royal Society

  • La Academia Internacional de las Ciencias”.

¿Quién se atreve a discutir con una lista tan impresionante de expertos?

Sin embargo, la afirmación de que estos organismos han dicho que “los cultivos transgénicos son seguros” es falsa.

Lo que hay de cierto en esta lista

Echemos un vistazo más de cerca a las posiciones de las organizaciones que supuestamente dicen que los transgénicos son seguros.

Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS)

En el año 2012, la Junta Directiva de la AAAS, encabezada por la valedora de los transgénicos Nina Fedoroff, emitió un comunicado en el que afirmaba que los transgénicos eran seguros y se oponía al etiquetado de los alimentos transgénicos porque “sólo sirve para confundir a los consumidores y crear falsas alarmas”.

Sin embargo, esta declaración de la Junta fue rápidamente contestada por 21 científicos, entre los que había miembros de la propia AAAS, diciendo “que este argumento orwelliano viola el derecho de los consumidores a estar informados”. Estos científicos advertían en particular que los herbicidas utilizados en los cultivos transgénicos “pueden inducir efectos perjudiciales en la salud, incluso a bajos niveles de exposición”.

Asociación Médica Americana (AMA)

El Consejo de Ciencia y Salud Pública de la AMA ha emitido un declaración oponiéndose al etiquetado de los transgénicos. Pero no dice que sean seguros. Reconoce “un pequeño riesgo potencial de efectos adversos… debido principalmente a la transferencia horizontal de genes, problemas alérgicos y de toxicidad”. Por todo ello, reclama evaluaciones obligatorias de seguridad antes del cultivo de los transgénicos, algo que no se está haciendo en Estados Unidos.

Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NAS)

La NAS no ha emitido ningún comunicado sobre la seguridad de los transgénicos. Sí publicó un informe en el que se analizaban diferentes técnicas de cultivo de las plantas y llegaba a la conclusión de que los transgénicos planteaba un mayor riesgo de introducir cambios no deseados en los alimentos que cualquier otro método de mejoramiento de los cultivos, distintos del de mutación, un método que consiste en bombardear el genoma de las plantas o con productos químicos para provocar mutaciones.

Muchos opositores a los transgénicos también se oponen al mejoramiento por mutación, aunque algunas crean que es un método seguro al reparar las plantas las mutaciones potencialmente dañinas, algo que no ocurre con los transgénicos. Los científicos no han determinado la seguridad relativa de estos dos métodos. Pero el hecho de que el método de mutación haya sido recogido es porque los científicos se han dado cuenta de los posibles efectos nocivos ( por ejemplo, la producción de nuevas toxinas y alérgenos), lo que justifica las pruebas de seguridad, también en los transgénicos. Argumentar que una vez el plomo estaba permitido su uso en las pinturas y la gasolina, no quiere decir que no haya que dudar de la seguridad de otros metales pesados, como el mercurio.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

La OMS ha dicho: “No se han observado efectos perjudiciales en la salud humana como resultado del consumo de alimentos transgénicos por las personas en los países donde se comercializan”.

Pero los que se agarran a esta declaración omiten lo que con anterioridad se dice: “Los transgénicos incluyen diferentes genes insertados. Esto significa que los alimentos transgénicos y su posible inocuidad debe ser evaluada caso por caso, y no es posible hacer afirmaciones generales sobre la inocuidad de los alimentos transgénicos”. Los científicos situados en ambos lados del debate sobre los transgénicos estarán de acuerdo con esta declaración.

La OMS también recomienda que se realice “una vigilancia adecuada posterior a la comercialización”, que se llevará a cabo para garantizar la seguridad de los alimentos transgénicos. Esto explicaría esa declaración de la OMS de que “No se han observado efectos perjudiciales en la salud humana como resultado del consumo de alimentos transgénicos”. Es difícil encontrar tales efectos si no se realiza un estudio epidemiológico.

Comisión Europea

La Comisión Europea no ha emitido, que se sepa, ninguna declaración en relación a la seguridad de los transgénicos. En el año 2010, dos de sus secciones, la de Investigación e Innovación y Biotecnología, y la de Agricultura y Alimentación, emitieron un Informe favorable a los transgénicos: Una década de investigación sobre los transgénicos financiada por la UE”, que llegó a la conclusión de que los transgénicos no son de por sí más inseguros que los alimentos no transgénicos.

Sin embargo, en el Informe no aparecen datos que aporten pruebas de tal afirmación, por ejemplo, de los estudios de alimentación realizados en animales. De hecho, el proyecto no fue diseñado para poner a prueba la seguridad de ningún alimento transgénico, sino para centrarse “en el desarrollo de enfoques de evaluación de seguridad”.

En el libro Transgénicos: mitos y verdades recogimos información de los estudios que sobre alimentación animal con transgénicos y revisados por pares se habían publicado, encontrando sólo cinco.

No se han realizado estudio para comprobar la seguridad de ningún alimento transgénico comercializado, ni se han probado sus efectos a largo plazo. Se han observado preocupantes diferencias en los animales alimentados con transgénicos, incluyendo alteraciones en la bioquímica de la sangre y en la respuesta inmune. Ninguno de ellos establece con claridad la seguridad de los transgénicos probados, y muchos menos de los transgénicos en general.

Así que el proyecto de investigación de la UE no ofrece las suficientes pruebas para asegurar que los transgénicos sean seguros y lo que sí aporta en realidad es que los alimentos transgénicos pueden ser tóxicos y provocar alergias.

Curiosamente, en 2013, otra sección de la Comisión Europea examinó la seguridad de un cultivo transgénico y llegó a una conclusión diferente, lo que a menudo se omite entre los argumentos de los valedores de los transgénicos.

En un Informe titulado “Lecciones tardías de alertas tempranas, la Dirección General de Medio Ambiente de la CE concluye: “Los riesgos y beneficios de los cultivos transgénicos están siendo verificados, con continuos llamamiento para un mayor control en el cultivo de los transgénicos, ya recalcado desde un principio por la FDA estadounidense… y en otros lugares… La literatura científica está acumulando pruebas de que se han subrayado mucho los beneficios y por el contrario, se han olvidado los efectos adversos”.

¿Qué vamos a decir de las contradictorias conclusiones de las diferentes secciones de la Comisión Europea? Esto indica que incluso dentro de la Comisión, como ya han dicho cerca de 300 científicos, no existe un consenso científico sobre la inocuidad de los transgénicos. [Véase: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2013/10/24/no-existe-consenso-cientifico-sobre-la-seguridad-de-los-transgenicos/]

Muchos expertos creen que no está probada la seguridad de los transgénicos

Existe, por supuesto, la otra cara de la historia, y es la de organizaciones de científicos que han emitido opiniones avisando sobre la seguridad de los transgénicos.

Un grupo estadounidense. GMO Free, ha compilado más de 120 organizaciones de científicos que han manifestado sus reticencias hacia la seguridad de los transgénicos y que han apoyado el etiquetado de estos alimentos. Por ejemplo.

  • International Assessment of Agricultural Knowledge Science and Technology for Development (IAASTD)

Este Informe que ha sido redactado por más de 400 expertos internacionales y patrocinado por la ONU y el Banco Mundial, dice:

La seguridad de los alimentos transgénicos es controvertida debido a los escasos datos disponibles, en particular en el consumo a largo plazo y la exposición crónica. El tema de la seguridad alimentaria de los transgénicos se encuentra en el centro del debate sobre los transgénicos… Los conceptos y las técnicas utilizadas para la evaluación de la seguridad de los alimentos y piensos transgénicos ya han sido esbozadas… pero el proceso de aprobación de los cultivos transgénicos es inadecuado”.

  • La Asociación Médica de Australia

Según esta asociación: “Los alimentos transgénicos se han desarrollado y comercializado sin tener en cuenta el parecer de las gentes, ni se han realizado pruebas de seguridad independientes completas y adecuadas para una evaluación rigurosa de los efectos en la salud”.

  • La Royal Society de Canadá

Esta Sociedad publicó un Informe muy crítico con los actuales sistemas de regulación de los alimentos y cultivos transgénicos. El Informe dice que es “científicamente injustificable” decir que los alimentos transgénicos son seguros sin aportar unas pruebas científicas rigurosas y sin conocer los efectos de los alimentos transgénicos, ya que la introducción de un nuevo gen puede provocar cambios imprevistos, tales como la producción de nuevos alérgenos.

  • Asociación Médica Británica (BMA)

Un Informe de la BMA concluye que con respecto a los efectos a largo plazo de los alimentos transgénicos en la salud humana y el medio ambiente, “todavía hay muchas preguntas sin respuesta y que los problemas de seguridad no pueden, por el momento, ser descartados por completo en base a la información de la que actualmente se dispone”.

  • Agencia francesa para la Alimentación, Medio Ambiente y Seguridad y Salud Laboral (ANSES)

Un reciente Informe de ANSES confirma que todavía existen pocos datos sobre la seguridad a largo plazo de los cultivos transgénicos más utilizados. Hay que destacar que este Informe llegue a este conclusión, ya que lo que pretendía era salvar la reputación de los transgénicos frente al estudio de alimentación a largo plazo realizado con maíz transgénico y el herbicida Roundup realizado por el equipo del Profesor Gilles-Eric Séralini. El estudio de Séralini descubrió que el maíz transgénico y pequeñas cantidades de este herbicidas tenía efectos tóxicos en las ratas así alimentadas durante un ensayo a largo plazo.

ANSES estuvo buscando literatura científica para encontrar estudios comparables de alimentación a largo plazo con el maíz transgénico tolerante a herbicidas, que supone más del 80% de los cultivos transgénicos de todo el mundo. Sorprendentemente, sólo encontró dos.

Uno realizado por un equipo de investigación italiano, que encontró efectos tóxicos en los ratones alimentados con soja transgénica tolerante a Roundup.

Y el segundo, realizado por un equipo japonés con soja soja transgénica tolerante a Roundup, en ratas. El estudio japonés dice no haber encontrado ningún efecto adverso en las ratas alimentadas con transgénicos, aunque sí observaron diferencias significativas. Sin embargo, los investigadores parece que utilizaron soja transgénica sin la presencia de Roundup, de modo que el glifosato se encontró en los límites mínimos de detección.

Así no es cómo se cultiva la soja transgénica tolerante a Roundup, que normalmente presenta residuos de herbicidas en el cultivo ya cosechado. Así que el estudio no tiene ningún valor para evaluar la toxicidad real de este tipo de soja transgénica.

Conclusión

Las afirmaciones que se hacen de que las Instituciones Internacionales dicen que los transgénicos son seguros, a menudo lo que hacen es repetir de segunda mano o dan confianza a lo que han dicho otros, sin molestarse en comprobar si tales afirmaciones son ciertas o no.

Sin embargo, esto es lo que debemos hacer nosotros si queremos inmunizarnos contra la corriente de desinformación generada por los que promueven los transgénicos.

—–

Claire Robinson es coautora de OGM: Mitos y verdades, un examen basado en pruebas científicas sobre las afirmaciones que se hacen de la seguridad y la eficacia de los cultivos y alimentos transgénicos, que está disponible para su descarga en earthopensource.org. También es editora de GMWatch, un sitio de noticias e informaciones que trata de enmendar la desinformación del lobby de los transgénicos.

——-

Procedencia del artículo:

http://beyond-gm.org/who-says-gmos-are-safe-and-who-says-theyre-not/